El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, fue reelegido este martes para un segundo mandato de 5 años, lo que ha sido tomado como una aprobación a su gestión contra la peor pandemia en los últimos 100 años, pese a las críticas recibidas y al rechazo de su propio país, Etiopía.

El político de 57 años, exministro etíope de Salud y de Asuntos Exteriores, fue reelegido en una votación a puerta cerrada celebrada hoy en la asamblea anual de la OMS, algo que no fue una sorpresa, pues desde octubre del año pasado se sabía que era el único candidato a director general.

Tras anunciarse su nombramiento, Tedros juró el cargo y en un mensaje posterior aseguró que interpreta la reelección como «un apoyo para todo el trabajo reciente de la OMS».

El experto etíope recordó principalmente la labor incansable de la organización desde que el 31 de diciembre de 2019 el gobierno chino les notificara la aparición de casos de una nueva enfermedad que más tarde sería bautizada como COVID-19.

«Cuando fui notificado ese día acababa de pasar dos semanas de vacaciones, las primeras desde mi nombramiento como director general, y también fueron las últimas que he tenido», recordó Tedros, quien aseguró que la prioridad para sus próximos cinco años al frente de la OMS «no será lidiar con las enfermedades, sino promover la salud».

La «financiación sostenible» de la organización, actualmente muy dependiente de donaciones y aportaciones no estatales, será otra de las prioridades, dijo Tedros.

El director general de la OMS recibió para su nombramiento el apoyo expreso de 27 países, pero no el de su propio país, Etiopía, donde las autoridades no aprueban las críticas que Tedros ha lanzado públicamente en varias ocasiones sobre la actual guerra del Tigray.

Tedros también ha mantenido en su primer mandato tensiones con Estados Unidos, específicamente durante la presidencia de Donald Trump, cuando Washington estuvo a punto de abandonar la organización; además de con China, por los obstáculos de ésta a la investigación de los orígenes del coronavirus causante de la COVID.

Recordemos que el cargo de director general de la OMS sólo puede ser renovado una vez, por lo que el periodo máximo al frente de la organización son 10 años, un tiempo que en las últimas dos décadas sólo ha completado la antecesora de Tedros, la hongkonesa Margaret Chan.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario