El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) presentó este jueves el documento: Panorama de los programas y acciones sociales en las entidades federativas para dar respuesta a los efectos de la pandemia, en el que hace un análisis y revisión de los programas que se han implementado para apoyar a la población de las entidades del país, ante la pandemia de Covid-19.

El Coneval señala que la distribución de casos de Covid-19 reportados en México se ha desarrollado de forma heterogénea, principalmente relacionada a factores de la población, conectividad carretera, características socioeconómicas o movilidad de las personas. Sin embargo, la mayor concentración de casos se ha dado en las grandes ciudades.

En el documento, que abarca de marzo a agosto de 2020, se identificaron 667 programas y acciones sociales estatales que contribuyeron a la atención de los derechos sociales y otorgan algún bien o servicio directo a la población. Sin embargo, advierte que el número de intervenciones implementadas varía en las entidades federativas.

Hay estados como el caso de Tamaulipas que implementó 72 programas, seguido de Morelos con 59, Campeche con 43, Hidalgo con 35, Guanajuato con 31 y Zacatecas con 30. En contraste, los cinco estados que menos apoyos implementaron son: Tlaxcala con 5; Veracruz y Durango con 8, Sonora con 9 y Coahuila con 11.

El ranking se conforma de la siguiente manera (por orden alfabético):

  • Aguascalientes 15
  • Baja California: 16
  • Baja California Sur: 19
  • Campeche: 43
  • Chiapas: 12
  • Chihuahua: 13
  • CDMX: 15
  • Coahuila: 11
  • Colima: 15
  • Durango 8
  • Guanajuato: 31
  • Guerrero: 29
  • Hidalgo: 35
  • Jalisco: 11
  • México: 20
  • Michoacán: 13
  • Morelos: 50
  • Nayarit: 14
  • Nuevo León: 11
  • Oaxaca: 21
  • Puebla: 16
  • Querétaro: 14
  • Quintana Roo: 21
  • San Luis Potosí: 23
  • Sinaloa: 17
  • Sonora: 9
  • Tabasco: 23
  • Tamaulipas: 72
  • Tlaxcala: 5
  • Vercaruz: 8
  • Yucatán: 27
  • Zacatecas: 30

Pese al número que cada estado implementó, el Coneval precisa que un mayor número de programas y acciones de desarrollo social no necesariamente generarán un mejor resultado; y apunta que por el contrario, cuando existe coordinación, coherencia y complementariedad entre las intervenciones se puede hacer un uso más efectivo de los recursos para atender una situación problemática.  Incluso dice que la existencia de un mayor número de programas y acciones puede reflejar una mayor desagregación de un problema público.

Se señala que las entidades federativas reorientaron algunos de los programas o acciones que estaban implementado previamente y, al mismo tiempo, crearon nuevas intervenciones que permitieran dar respuesta a la crisis.

Del total de programas identificados, 42.7% tuvieron algún tipo de ajuste y 50.1% son intervenciones nuevas. Los principales ajustes que se hicieron fueron ampliaciones presupuestales y de cobertura, adelantos de apoyos, entre otras modificaciones.

En la revisión que hizo Coneval se identificó la diversidad de tipos de apoyos que se dieron a través de las intervenciones. La mayor parte fueron apoyos en especie (44.1%), seguido de apoyos monetarios (17.7%), incentivos fiscales (12.9%), créditos (11.1%), entre otros instrumentos de política pública.

El Coneval indica que se observa que existe variedad y dispersión en los programas y acciones sociales que se están implementando en las entidades federativas para dar respuesta a la crisis.

«Es evidente la respuesta inmediata por parte de los gobiernos; por otro, esta diversidad y dispersión muestra también que la respuesta de las entidades federativas se centró en la generación de intervenciones específicas y que hace falta una política coordinada e integral que dé una respuesta más eficaz a los temas de atención prioritaria», señala el documento.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario