La transmisión comunitaria de la variante Delta del coronavirus se mantiene «muy limitada» en el conjunto de las Américas, dijo este miércoles la directora a la OPS, oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«Si bien la variante Delta ya se ha detectado en 15 países o territorios (del continente americano), hasta el momento se ha asociado principalmente a casos en viajeros», señaló en rueda de prensa Carissa Etienne, titular de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Aseguró que la transmisión comunitaria de la variante Delta sigue siendo muy limitada, mientras que otras variantes siguen predominando, en alusión a Alfa y Gamma, detectadas inicialmente en Reino Unido y Brasil, respectivamente.

Delta, originalmente identificada en India, ya es la cepa dominante del virus del COVID-19 en Estados Unidos.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), principal agencia de salud pública estadounidense, reportaron un 51.7% de casos asociados a esta variante en las dos semanas anteriores al 3 de julio.

Etienne reconoció que Delta ha ido en aumento en Estados Unidos y se está volviendo predominante en algunos estados, pero destacó que ese patrón puede no replicarse en el resto de la región.

Según datos compilados por la OPS, al 6 de julio Delta había sido detectada en Estados Unidos, Canadá y México, así como en cuatro países sudamericanos: Argentina, Brasil, Chile y Perú.

En nuestro país, se ha comenzado a experimentar un repunte de casos, mayormente relacionados a la variante Delta. Al abordar el tema de México, la OPS aplaudió las donaciones que el gobierno federal ha hecho a varios países de Centroamérica y Jamaica. «La solidaridad regional ayudará a allanar el camino para salir de esta pandemia».

Ningún caso vinculado a Delta había sido reportado en Centroamérica, pero sí se habían notificado contagios de esta cepa en el Caribe en Aruba, Barbados, Guayana Francesa, Guadalupe, Martinica, Puerto Rico, Saint Maarten y Saba.

«Es difícil en este momento predecir cuál será el impacto de la variante Delta en nuestra región», insistió Etienne.

Por eso, independientemente de la variante que prevalezca, llamó a tomar todas las medidas de salud pública que han probado ser eficaces para reducir la transmisión del virus, como el uso adecuado de mascarillas, el distanciamiento social, la higiene de manos, «y, por supuesto, la vacunación».

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario