La fracción parlamentaria de Morena en la Cámara de Diputados confiaba en reunir los votos necesarios para convocar a un periodo extraordinario, y así analizar y eventualmente aprobar la iniciativa de reforma que envío el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en materia presupuestaria.

Sin embargo, los grupos de oposición que integran la Comisión Permanente del Congreso, cerraron filas para no facilitar la intención de Morena y sus aliados.

Ante dicha situación, y al no reconocer la falta de apoyo, Mario Delgado anunció que por recomendación de las autoridades sanitarias, en el marco de la contingencia sanitaria por Covid-19, no habría sesiones extraordinarias.

Los líderes parlamentarios del grupo de contención aseguraron que a Morena no le quedó otra que aceptar que no podrían sesionar. «Un triunfo de la oposición unida!, dijo la líder del PRD en la Cámara de Diputados.

Por su parte la fracción parlamentaria del PAN aseguró que gracias al rechazo de la sociedad civil y de la oposición, se impidió que el presidente se apoderara del presupuesto. «Gracias a estos esfuerzos (…) No hay que bajar la guardia, la lucha por conservar la democracia es permanente»

Por si parte, el líder de la banca de Morena, Mario Delgado, llamó a la oposición a abordar con «responsabilidad» la reforma a Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y acotar la discrecionalidad con la que se manejaban anteriormente los recursos públicos.

Aseguró que ante la situación inédita que enfrenta el país, existe la necesidad de ajustar el presupuesto a la nueva realidad económica o a las nuevas prioridades

El líder parlamentario planteó los ejes en torno a los cuales debería girar la discusión: definir cuándo hay una emergencia económica; que la Cámara de Diputados pueda aprobar, a solicitud del Ejecutivo, el llamado a la emergencia económica; que se pongan reglas claras para la reasignación de presupuesto, incluyendo el que un cambio mayor tenga que regresar a la Cámara para ser nuevamente discutido y aprobado; y que se preserve el orden constitucional, la división de poderes y la facultad exclusiva de la Cámara de Diputados de decidir el destino del gasto público.

Recordó que el predictamen de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública contempla que si hay cambios en el presupuesto mayores al 10 por ciento, el Ejecutivo tendría que enviar un proyecto de presupuesto a la Cámara para que éste sea aprobado.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario