Las tarifas impuestas por Estados Unidos al acero y al aluminio que exportan sus aliados son ilegales y generarán represalias, dijo el gobierno de Canadá en el marco de la Cumbre del G7, a la que asiste el presidente Donald Trump.

«Canadá no cambiará de opinión ante la ilegal y absolutamente injustificada aplicación de aranceles al acero y al aluminio; no solo al de Canadá sino al de todos los aliados del G7 reunidos aquí», dijo la ministra canadiense de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland, en una conferencia de prensa.

Al respecto, una fuente del gobierno canadiense adelantó que Freeland se reunirá con el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, para debatir sobre el TLCAN y el acero al margen de la Cumbre del G7.

Por su parte el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que hubo progresos en temas comerciales con Canadá durante una reunión que sostuvo con el primer ministro Justin Trudeau.

«Justin aceptó cortar todas las tarifas y barreras comerciales», bromeó el republicano en conferencia de prensa conjunta con Trudeau.  «Logramos muchos avances hoy», dijo en un tono más serio e indicó que las relaciones bilaterales nunca han estado mejor.

«Podría ser que el TLCAN tenga una forma diferente», añadió al referirse a la renegociación de este tratado de libre comercio y predijo «algo muy importante» para ambos países.

 

Con información de Agencias / Foto: Twitter @BFMTV

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario