El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió este viernes seguir dándole una «voz» a sus seguidores, un día después de sus promesa de una transición ordenada luego de que el Congreso certificó a Biden como presidente electo.

«Los 75,000,0000 de personas que votaron por mi, tendrán una VOZ GIGANTE a futuro. No se les faltará el respeto ni se les tratará de forma injusta en ninguna forma, manera o vía», escribió Trump en Twitter, sin dar ningún otro detalle.

Paralelamente, un portavoz del equipo de transición, dijo que el presidente electo, Joe Biden, está concentrado en prepararse para asumir el cargo y dejará que el Congreso, el vicepresidente Mike Pence y el gabinete del presidente Donald Trump «actúen como mejor les parezca» en los asuntos de la acusación y la 25a Enmienda.

El portavoz Andrew Bates hizo la declaración en respuesta a una pregunta de Reuters sobre los llamados para que Trump sea acusado luego del ataque del miércoles contra el edificio del Capitolio de Estados Unidos por partidarios de Trump.

En un segundo mensaje, Trump rechazó que vaya a acudir a la toma de posesión de Biden el próximo 20 de enero.

Según informes no oficiales, la Cámara de Representantes asegura que iniciará un juicio político a mediados de la próxima semana si el vicepresidente Mike Pence y el Gabinete no invocan la Enmienda 25 para destituir al presidente.

Adicional, se ha señalado que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos no descarta presentar cargos en contra del presidente Trump por incitar y motivar a los manifestantes a que asaltaran el Capitolio.

Medios estadounidenses reportan que un grupo de miembros del gabinete de Trump han sostenido reuniones informales para discutir el uso de la Enmienda 25 y remover al presidente de su puesto. Entre los funcionarios que habrían participado se encuentran el secretario de Estado, Mike Pompeo, y secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

 La cadena CNBC informó que de acuerdo a tres fuentes consultadas, no hubo un avance formal sobre el tema, ya que consideraron que el proceso legal tomaría más de una semana, lo que significa que el esfuerzo probablemente no tenga un efecto inmediato. 

También se debatió si los encargados de oficina de algunos de los departamentos podrían participar en una votación de este tipo. También había preocupaciones de que presionar al presidente Trump a dejar el cargo empeoraría las tensiones entre la base del partido, lo que podría causar más daño a largo plazo.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario