Como ya se ha hecho costumbre, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se lanzó una vez más contra los organismos autónomos, específicamente contra el Instituto Nacional de Transparencia (INAI).

El mandatario dijo que durante los gobiernos anteriores, el INAI se hizo de la «vista gorda» en diversos casos, tales como Odebrecht, condonación de impuestos, entre otros.

Defendió su intención de revisar la permanencia de los organismos, que planteó a inicios de mes, pues dijo que garantizar la transparencia no significa tener un aparato que cuesta tanto. Dijo que dichos aparatos los crearon para simular; se refirió a ellos como «organismos alcahuetes» y «paleros». Sostuvo que es hora de acabar con la simulación.

Aseguró que si llegar a a desaparecer el INAI, y sus funciones pasaran a alguna secretaría del gobierno, se va a dejar establecido en la ley que se garantice el acceso a la información, aunque ya no se estará  pagando por un organismo que solo simula y que sirve para esconder prácticas corruptas.

«No podemos estar destinando mil millones de pesos al año y que los consejeros de ese organismo ganen 300 mil pesos mensuales y se den la gran vida, que es dinero del presupuesto, que es dinero del pueblo».

Y aunque la prensa le indicó que el INAI ha logrado brindar información para que diversos trabajos periodísticos salieran a la luz y con eso se esclarecieran casos de importancia nacional, el presidente aseguró que eso no es así, y que él no conoce nada relevante que se haya dado a conocer por parte el INAI. Incluso dijo que fue ese Instituto el que ocultó los expedientes de Odebrecht y las listas de las grandes corporaciones que fueron beneficiadas con condonaciones de impuestos.

Enfatizó que habrá un gran ahorro principalmente en el tema de los altos sueldos que reciben los funcionarios de los organismos autónomos. Sobre ello dijo, ha habido un ahorro equivalente a setenta y cinco mil millones de pesos por los fideicomisos que desaparecieron, a lo cual también hubo una fuerte oposición.

Finalizó reiterando que la reforma administrativa que se prepara no implicará despedir a trabajadores, pues a ellos se les estaría reacomodando en otras áreas.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario