Los dirigentes nacionales del PAN, PRI y PRD, integrantes de la coalición Va Por México, anunciaron este mañana que solicitarán la nulidad y reposición del proceso electoral en los estados de San Luis Potosí, Campeche, Guerreo y Michoacán, pues aseguraron que se presentaron múltiples irregularidades, calificando los comicios como un «fraude a la ley, que atentó contra la certeza y equidad en la contienda».

Marko Cortés, Alejandro Morena y Jesús Zambrano encabezaron una conferencia de prensa esta mañana, en la que expusieron las anomalías en dichas elecciones, entre las que incluyeron acciones que van desde el rebase de topes de campaña, la promoción indebida del voto, la vulneración de la cadena de custodia, el uso de los programas sociales y las amenazas e intimidaciones de la delincuencia organizada a funcionarios y representantes de casilla.

El Presidente de Acción Nacional, Marko Cortés Mendoza, detalló que, en el caso de San Luis Potosí, uno de los aspectos más claros por los cuales se debe anular la elección es porque el candidato del Partido Verde, y actual gobernador electo, Ricardo Gallardo, rebasó los topes de campaña en al menos el 24%, al sumar 36.2 millones de pesos, 7 millones más del monto que marca la ley.

Además, mencionó el proselitismo electoral de los “influencers” del Partido Verde el día de la elección, que a su juicio influyó en la contienda, así como el extravío de 8 mil 814 boletas de la elección de gobernador y las múltiples irregularidades detectadas en las actas electorales, como la falta de folios.

“El conjunto de elementos que hemos presentado, las violaciones sistemáticas a la Constitución, a la normatividad, a la ley, a la cadena de custodia, generan todos los elementos suficientes para que quienes conformamos la coalición Sí por San Luis Potosí, digamos claro y fuerte que exigimos la nulidad de esta elección y que se reponga el proceso en una elección extraordinaria”, reclamó.

Por su parte el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, dijo que también se han detectado irregularidades en la elección a gobernador de Campeche, su estado natal y donde competía su sobrino, así como en la elección de Guerrero. Alito Moreno destacó la intervención del gobierno federal a través de los diferentes programas sociales.

«Los agravios que se presentaron para solicitar la nulidad a la elección de gobernador de Campeche es el principio histórico de separación Iglesia y Estado», pues dijo, existió una clara intervención a favor de la candidata a gobernador de Morena, Layda Sansores, además de otros candidatos del partido.

Indicó que también se detectó la intervención del Ejecutivo federal, mediante la difusión de programas sociales en el periodo de campaña, situación que ocurrió en el caso de Guerrero, donde aseguró que hubo un dispendio de recursos, así como una violación sistemática a los programas sociales, en el tema de conteo de actas electorales y en el tema de las casillas

Por su parte el dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, aseguró que en el caso de Michoacán, se presentaron irregularidades en el 80% de las casillas.

Indicó que hay causales suficientes acreditadas ante la autoridad electoral de votación atípica, de violaciones al artículo 134 constitucional, propaganda negra, guerra sucia y calumnias generadas en ruedas de prensa. También denunció que se documentó el embarazo de urnas.

Recordó que si se presentan irregularidades en el 20% de casillas, es causal suficiente de nulidad, siendo que en este caso, las irregularidades son en cerca del 80% de ellas.

«Nosotros estamos demandando, lo reiteramos, y hemos presentado los recursos correspondientes; la nulidad y la reposición correspondiente del proceso de elección a gobernador y de todo lo que ahí se pueda presentar», sostuvo el dirigente del partido del sol azteca.

Zambrano Grijalva llamó al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) a que asuma su responsabilidad y no sea omiso. Dijo que como jefe de Estado debe solicitar al fiscal general, Alejandro Gertz Manero, que indague las denuncias presentadas por la intromisión del crimen organizado durante la pasada elección.

Recordemos que el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, acudió ayer a la sede de la Suprema Corte para presentar las pruebas que asegura tener sobre los vínculos entre el crimen organizado y el partido oficialista, que ganó la elección estatal. Sin embargo no fue recibido por el ministro presidente.

Con anterioridad, se había presentado en Palacio Nacional para buscar un encuentro con López Obrador, pero tampoco fue atendido.

Cortés Mendoza recordó que la del 6 de junio fue una jornada electoral sumamente violenta, por lo que señaló que “no hay más ciego que el que no lo quiere ver”, esto en referencia a la autoridad electoral.

Dijo que fueron cuatro los momentos en los que participó la delincuencia organizada en la elección para amenazar y amedrentar a los actores: durante la postulación de candidatos, en la contienda electoral, el día de la jornada y en el periodo poselectoral.

El dirigente aseguró que lo más inequitativo de la pasada elección fue la injerencia de la delincuencia organizada para apoyar a los candidatos de Morena.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario