La fiscal general de Nueva York (NY) anunció este jueves que alcanzó un acuerdo con la aplicación de videoconferencias Zoom para mejorar la seguridad de sus más de 200 millones de usuarios, luego de que se presentaran casos de irrupción de desconocidos gritando insultos y consignas nazis en conversaciones o clases en línea.

La fiscal Letitia James dijo que el acuerdo mejorará la seguridad de los datos y los controles de los usuarios en esta aplicación que ha tomado relevancia durante la pandemia de coronavirus que vive el mundo, y las medidas de confinamiento.

Zoom anunció que 300 millones de videoconferencias diarias realizadas durante abril, contra 10 millones que hizo en enero, lo que representa un alza de más de 3,000% en sólo cuatro meses, según la fiscalía.

Los estudiantes y las escuelas tendrán acceso a medidas de seguridad adicionales, indicó James en un comunicado.

«Este acuerdo implementa protecciones para que los usuarios de Zoom puedan controlar su privacidad y seguridad, y para que lugares de trabajo, escuelas, instituciones religiosas y consumidores no tengan que preocuparse cuando participan en una videoconferencia», dijo la fiscal.

La fiscalía investigaba desde marzo pasado a Zoom tras denuncias de usuarios que súbitamente vieron imágenes pornográficas y racistas en sus pantallas durante las videoconferencias.

Además del denominado «Zoombombing» (interrupciones en reuniones virtuales)  se revelaron fallas de privacidad y seguridad de datos: la información no estaba encriptada y se filtraron datos personales de usuarios a otros sin su consentimiento.

Zoom también compartía la información con Facebook, incluido la de aquellos que no tienen cuentas en la red social.

El acuerdo apunta a mejorar todas estas fallas y problemas de privacidad y seguridad.

Zoom no solo es utilizado por muchos particulares que trabajan desde casa y ahora están en cuarentena o mantienen medidas de confinamiento, sino también por empresas y escuelas que han cerrado sus puertas y dan sus clases en línea.

La empresa Zoom, basada en Silicon Valley, aseguró entonces «tomarse muy en serio la vida privada, la seguridad y la confianza de sus usuarios».

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario