Tag

Aeropuerto

Browsing

Cientos de abandonaron precipitadamente este lunes el aeropuerto internacional de Cancún, que paralizó temporalmente su actividad, después de escucharse supuestas detonaciones de armas de fuego, lo cual fue denunciado por los usuarios en redes sociales, aunque más tarde las autoridades descartaron los señalamientos.

«No existen indicios de detonaciones de arma de fuego o explosiones en ningún área del aeropuerto», informó el Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur) en un comunicado.

«El Centro Operativo de Emergencias del Aeropuerto Internacional de Cancún informa que a las 11:23 de la mañana se decretó la alerta por reporte de un incidente en el que se manejaron múltiples versiones de lo que sucedía, se aplicaron los protocolos de seguridad del establecidos para estos temas», subrayó Asur, que gestiona el aeropuerto de Cancún.

Explicó que en el Centro Operativo de la emergencia (COE) se reunieron representantes de la Agencia Federal de Aviación Civil, la Guardia Nacional, Secretaria de Marina, y ASUR entre otras autoridades, para dar seguimiento a los acontecimientos e iniciar las investigaciones.

Aunque descartaron un ataque con armas de fuego, las operaciones de la Terminal 3, «fueron suspendidas momentáneamente para garantizar la seguridad de los pasajeros, misma que nunca estuvo en riesgo, reanudándose minutos después».

Según la Guardia Nacional, los ruidos escuchados no fueron provocados por disparos de arma de fuego, y pudieron haber debido a la caída accidental de unos anuncios.

«La información disponible nos indica que el sonido pudo ocasionarse por la caída de tres anuncios derribados de manera accidental por un turista. Se continúa investigando», informó la Guardia Nacional en su cuenta de Twitter.

Otras versiones no oficiales señalaban que los ruidos escuchados se debieron a que situaciones mecánicas en algunas máquinas dentro del aeropuerto.

Según imágenes de redes sociales, en la terminal 3, que es la más utilizada por las aerolíneas internacionales, se reportaron detonaciones de fuego en una de las puertas de embarque, lo que llevó a centenares de turistas a resguardarse fuera del recinto o incluso en los aviones.

Ello obligó a activar el llamado código rojo en la zona y en cuestión de minutos arribaron cuerpos de seguridad de la Guarida Nacional y el Ejército.

Cancún y sus alrededores, que reciben cada año miles de turistas de todo el mundo, han sido escenario en los últimos meses de varios enfrentamientos a tiros entre grupos criminales que se disputan el control de actividades ilícitas en la zona.

En noviembre, el gobierno anunció el despliegue de 1,500 efectivos de la Guardia Nacional en Cancún y ciudades aledañas para hacer frente al crimen organizado, tras varios incidentes violentos que golpearon la imagen del popular destino turístico.

En octubre, una turista canadiense falleció en un tiroteo entre bandas criminales en Tulum, y a principios de noviembre un incidente armado en el que murieron dos narcomenudistas sembró el pánico en la zona hotelera de Cancún.

Según cifras oficiales, en Quintana Roo se reportan en lo que va de año 75 homicidios dolosos. A mediados de enero, un tiroteo ocurrido en el interior de un hotel ubicado en Playa del Carmen, de la prestigiosa cadena Xcaret, dejó dos canadienses muertos y un herido, presuntamente involucrados en el tráfico de drogas.

Y una semana después se produjo la muerte a tiros del argentino Federico Mazzoni, quien era gerente de un popular establecimiento de Playa del Carmen.

RICARDO ROCHA

EL UNIVERSAL

 

La apresurada inauguración del nuevo aeropuerto no fue un acto de gobierno, fue pura propaganda. Todo ha estado fríamente calculado por el presidente implacable: AMLO, el Estodo soy yo.

Por supuesto que no es casual, sino causal que haya ordenado que “lloviese o tronase” fuera este 21 de marzo. Justo 20 días antes de su polémica Consulta de Revocación de Mandato que él solicitó y ha promovido enfermizamente; y de cara a los comicios de junio.

A ver: al presidente López Obrador lo único que le interesa es ganar elecciones; enterado de su baja en las preferencias, le apura evitar la caída; él no gobierna, él siempre está en campaña y, por tanto, cuidando su imagen y su popularidad. Ni siquiera sus seguidores más rabiosos se atreverían a responder a esta pregunta tan simple: ¿De las mañaneras, cuánto tiempo dedica a defender su egolatría y cuánto a los grandes temas naciones como el decrecimiento económico, el desabasto de medicamentos o la criminalidad explosiva? Por eso, acaba de ordenar a sus huestes echar atrás la estúpida cancelación del programa de Escuelas de Tiempo Completo que ha generado un rechazo absoluto hasta de algunos morenistas. O sea, nada de convicción, pura conveniencia.

Hay que decirlo con todas sus letras: aquel prometedor luchador social derivó fanático: AMLO cree que volar es un lujo. Así lo dijo cuando señaló que Texcoco sería para los ricos. Como si el transporte aéreo no fuera una auténtica necesidad para profesionistas, empleados y familias en clase turista. Por eso, en el pecado original del NAIM se desechó lo que pudo haber sido —además de su inmensa capacidad operativa— un enorme atractivo turístico y un referente en el tráfico aéreo global. En cambio, optó por un adefesio austero, pero absolutamente insuficiente, que es lo que él cree que nos merecemos los mexicanos. Qué grave que nunca haya viajado, salvo para conocer a sus ancestros españoles de los que ahora reniega. Porque en su microuniverso macuspánico, nunca cupo un macroaeropuerto como el de Texcoco y, en cambio, sí este tubular y chiquito con todo y sus tlayudas y otras fritangas y la venta de muñequitos a su imagen y semejanza, pero eso sí, a ras de suelo.

El AIFA será el primer gran fracaso del lopezobradorismo por dos razones fundamentales:

-Ninguna entidad internacional ni línea aérea alguna lo han certificado. Las tres nacionales que tendrán unos cuantos vuelos, lo han hecho por presiones del gobierno; lo del vuelo quincenal a tierras de su carnal Maduro para darle el carácter de Aeropuerto Internacional, es un mal chiste que se cuenta solo. Sus mismos constructores militares, a los que el presidente les regaló el AIFA —como si fuera de su propiedad— dicen que será rentable hasta 2026. Yo creo que en solo seis meses, se comprobará que es un elefante, o mamut, completamente blanco.

-A propósito, el AIFA no será el mejor, pero sí el aeropuerto más caro del mundo. De 80 mil millones subió a 120 mil millones, además del costo de 280 mil de la cancelación del NAIM.

Por último y en lo mediático, el asombro de testimoniar dos realidades paralelas: lo que los asistentes estaban viendo y lo que el gurú les ordenó que mirasen. Nadie con el valor de aquel niño. Por el contrario, el coro convenenciero: “¡El emperador va vestido!”.

Aunque no tuvo participación con algún mensaje, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) firmó este lunes el acta de entrega-recepción de las instalaciones del nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

Acompañado de su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, integrantes del Gabinete Legal y Ampliado, gobernadoras y gobernadores, así como representantes de los poderes Legislativo y Judicial, el mandatario constató el aterrizaje de una aeronave comercial desde la torre de control y develó la placa inaugural de la nueva terminal aeroportuaria.

López Obrador afirmó que el inicio de operaciones en el AIFA, en la fecha prometida, es “una misión cumplida” en beneficio del pueblo de México.

Durante sus participaciones, el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, sostuvo que el nuevo aeropuerto tendrá un impacto inmediato en la generación de oportunidades y en la calidad de vida de las familias mexicanas. Se refirió al AIFA como una obra de calidad mundial, eficiente y sustentable, construida sin endeudamiento y en tiempo récord gracias a la labor del Ejército.

Por su parte la jefa de Gobierno e la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, aseguró que el AIFA, junto con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y el de Toluca aumentará el arribo de millones de personas, mejorará la conectividad y el ordenamiento urbano.

Sheinbaum polemizó en su intervención al invitar a los escépticos a que conozcan el AIFA y valoren la magnitud del complejo aeroportuario.

«Que se integren al proyecto donde los intereses de la Nación y el pueblo están por encima de la corrupción y de los privilegios del ayer. Estoy convencida, inclusive, que algunos de nuestros adversarios, cuando usen el AIFA, lo disfrutarán, aunque sea en silencio», sostuvo la morenista.

Calificó el lugar como una «deslumbrante obra» y su finalización como una «verdadera hazaña». «No debemos olvidar todo lo que se dijo: que era imposible construir un aeropuerto en esta ciudad, que era imposible que funcionaran dos aeropuertos», sentenció la mandataria capitalina, quien es una de las favorita para sustituir a López Obrador en 2024.

En tanto, el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, indicó que el AIFA amplía las soluciones aeroportuarias del país, especialmente en la región metropolitana. Además, destacó que impulsa la competitividad económica al sector aeroportuario, integrando un nuevo actor: una empresa de aviación a cargo del Ejército.

Otro de los funcionarios que tomó la palabra durante el acto de inauguración fue el secretario de la Defensa Nacional, quien afirmó que “hoy está presente en nosotros la satisfacción del deber cumplido al hacer entrega de este conjunto aeronáutico al pueblo de México que entregará a la industria aérea nacional una nueva plataforma para atender el creciente mercado de pasajeros y carga del país y de otras naciones”.

El comandante del Agrupamiento de Ingenieros del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, Gustavo Ricardo Vallejo Suárez, indicó que el AIFA operará bajo estándares de eficiencia, calidad y seguridad; alineará la posición geoestratégica de México en el mundo con el aumento de la capacidad instalada para el transporte aéreo de mercancías, acotó.

El director general del AIFA, general brigadier Isidoro Pastor Román, informó que el aeropuerto será competitivo a nivel mundial por su modernidad tecnológica, de diseño y sustentabilidad Recordó que el inicio de la construcción del AIFA fue el 17 de octubre de 2019, por lo cual en dos años y medio se logró concretar la nueva terminal.

Destacó que el AIFA generará 5 mil empleos directos y 160 mil indirectos en promedio, y atenderá en su primera fase una demanda de 20 millones de pasajeros; para la segunda fase, 40 millones y en 2052 prestará servicio a alrededor de 90 millones de pasajeros al año.

Detalló que el completo tiene una superficie total de 2 mil 487 hectáreas, cuenta con su propia terminal de combustibles y contempla el uso de energías limpias y renovables. Enfatizó que no es un aeropuerto concesionado, y recordó que se construyó con inversión pública, es decir, recursos del pueblo. También mencionó que será administrado por la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA).

El nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, una de las obras emblemáticas del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), se inaugura de manera oficial esta mañana, pese a que las operaciones de vuelos comerciales comenzó desde primeras horas de este lunes-

Pasadas las 6:30 am despegó del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) un vuelo de Aeroméxico con destino a Tabasco, que marcó el arranque de las operaciones de la terminal aérea.

El nuevo aeropuerto se construyó en menos de tres años, con la participación de Ejército mexicano, en medio de cuestionamientos de opositores que rechazan que el gobierno entregara a los militares esa obra así como otros grandes proyectos de su administración.

El AIFA iniciará operaciones con 20 vuelos de Aeroméxico, Volaris y Viva Aerobús y de la estatal venezolana Conviasa, más dos vuelos de carga y particulares de Estados Unidos, indicó esta mañana el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, quien agregó que se espera movilizar a 2,022 pasajeros.

La ubicación del nuevo aeropuerto, a 43 kilómetros del centro de la Ciudad de México, ha desatado críticas toda vez que los pasajeros enfrentarán dificultades para llegar a la terminal debido al tráfico y las limitaciones del transporte público o de vías de acceso.

En el acto que está por arrancar, el presidente López Obrador solo estará como testigo, ya que no tendrá participación alguna en el programa, debido a la veda que se encuentra vigente por la consulta de Revocación de Mandato que se realizará el próximo 10 de abril.

El 47% de la población en México califica como bien o muy bien las obras del nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) que será inaugurado el próximo lunes 21 de marzo, revela una encuesta publicad en El Financiero este viernes.

El 32% de los consultados consideró que dichas obras están mal o muy mal.

El estudio, realizado con entrevistas telefónicas a 500 ciudadanos, indica además que el 45% de las personas cree que con el nuevo aeropuerto la aviación comercial en el país va a mejorar, frente al 15% que opina que va a empeorar, mientras que 33% cree que va a seguir igual.

El AIFA está programado para inaugurarse oficialmente el lunes, y según el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, ya cuenta con certificación para su operación.

El funcionario reveló este viernes que para la inauguración se tiene estimado que habrá 1,400 invitados, entre los que se encuentran miembros del gabinete, gobernadores y empresarios.

También detalló que las instalaciones que hay en torno al nuevo aeropuerto son un centro de desarrollo infantil, un banco, un hospital, escuelas, un centro comercial, un hotel, una estación de autobuses y otras de infraestructura de la Base Aérea Militar Número 1.

El AIFA reemplaza desde 2018 al Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), una obra del sexenio de Enrique Peña Nieto que a su vez despertaba críticas por construirse sobre el lago de Texcoco y con contratos cuestionados por presunta corrupción.

López Obrador ha asegurado que con la obra en Santa Lucía se han ahorrado 125,000 millones de pesos.

El Gobierno afirmó la semana pasada que el AIFA tendrá un costo oficial de casi 75,000 millones de pesos, aunque una investigación de El Universal calculó el precio en casi 116000 millones de pesos.

Por el momento, el AIFA no contará con operaciones de aerolíneas extranjeras; hasta ahora solo contará con nueve operaciones áreas de cuatro aerolíneas, de las que tres son nacionales: Aeroméxico, Volaris y Viva Aerobus, que volarán a Tijuana, Cancún, Monterrey, Guadalajara, Mérida y Villahermosa.

La única ruta internacional será a Caracas con la aerolínea venezolana Conviasa, aunque se ha acusado que el vuelo que tiene programado es un vuelo «fantasma».

Sin embargo, este viernes el presidente López Obrador reveló que sostuvo pláticas con el director general de Air France, quien le indicó que analizaba volar a Estados Unidos desde el AIFA.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha expresado sus dudas sobre la conectividad área y terrestre del nuevo aeropuerto, que operará de forma simultánea con el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

El gobierno federal negó este miércoles que el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) cueste un 36% más de lo inicialmente presupuestado, tal como lo reveló una nota publicada por el periódico El Universal el pasado lunes.

«El diario hace sus cuentas y suma 115,000 millones de pesos (…) más de lo presupuestado lo cual no es verdad», puntualizó Ana Elizabeth García Vilchis, encargada de la sección Quién es Quién en las mentiras que se presenta en la mañanera.

La investigación de El Universal reveló que el gobierno federal ha ejercido más de 104,000 millones de pesos para la construcción del AIFA, una de las obras insignia de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

En total, según el reportaje, el nuevo aeropuerto ha costado 115,981 millones de pesos, lo que significa un sobreprecio de 36% adicional a la inversión original planteada por las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Hacienda y Crédito Público (SHCP) que era de 84,000 millones de pesos.

Ante ello, García Vilchis aseveró que de acuerdo con lo informado por la Sedena, el costo total del aeropuerto alcanzará los 74,535 millones de pesos, un monto «por debajo de lo programado».

«Hasta el 15 de marzo en la obra se han ejercido 61,739 millones de pesos y cuenta con 9,773 millones de pesos en bancos, se generaron 162,000 empleos a lo largo 880 días que lleva la construcción», afirmó la colaboradora de Presidencia.

Dijo que la construcción de «esta magna obra» no tuvo sobrecostos ni dispendios. «Por el contrario, se trata de un aeropuerto moderno, construido por ingenieros militares a tiempo récord, a un bajo costo y con la más avanzada tecnología y materiales de calidad lo cual es una gran noticia», apuntó.

García Vilchis acusó que hay «muchos» que quieren manchar el inicio de las operaciones del AIFA por lo que «no les importa distorsionar ni mentir».

López Obrador ha asegurado que con la obra en Santa Lucía se han ahorrado 125,000 millones de pesos. Sin embargo, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha expresado sus dudas sobre la conectividad área y terrestre del nuevo aeropuerto, que operará de forma simultánea con el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

En más del tema, el presidente dijo que ya no pasará la noche del domingo en el hotel del AIFA, pues dijo, no cuenta con la certificación necesaria.

«Por cierto, ya no me voy a dormir allá, no, no; porque está terminado el hotel, pero no está certificado, es un procedimiento y no quiero verme influyente. Además, me voy a dormir aquí porque les voy a demostrar que voy a hacer media hora desde aquí hasta el aeropuerto. Bueno, media hora, 40 minutos, porque, o 40 minutos, porque me voy a ir a las 4:00 de la mañana. No a las 4:00 no, a las 4:00 me voy a levantar, pero me voy a ir como a las 5:00, o sea, que estar a las 6 allá. Entonces, me voy a quedar a dormir aquí», dijo el mandatario.

Reiteró que la reunión de seguridad de seguridad y la conferencia matutina del próximo lunes se llevarán a cabo desde el AIFA.

También reiteró que no se estará violando ninguna disposición de la veda electoral, pues quienes van a hablar son el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo; la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum; el general Vallejo, y el general secretario Sandoval.

Precisó que su participación se limitará a estar presente, como un invitado más, de los muchos que se tendrán, entre autoridades, gobernadores, empresarios, trabajadores y ciudadanos.

La Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) publicó electrónicamente las cartas de navegación aérea en el manual de Publicación de Información Aeronáutica (PIA), que contienen, entre otros, los procedimientos de llegada, salida y aproximación para las operaciones civiles en el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), de Santa Lucía.

Este documento electrónico que, según la dependencia federal, consta de más de 900 páginas, es de difusión internacional por lo que pilotos, líneas aéreas y proveedores de servicios aeronáuticos pueden consultar la información relativa a las rutas, procedimientos y aeropuertos en los que pretenden operar.

La SICT enfatizó que las nuevas rutas aéreas fueron diseñadas en estricto apego a las normas nacionales e internacionales en materia de seguridad aérea, por lo que las separaciones entre aeronaves, obstáculos y el terreno cumplen con lo establecido en las normas aplicables.

Además, señaló, permiten incrementar la capacidad del espacio aéreo del Valle de México y optimizar rutas de vuelo.

La secretaría aclara que las rutas y procedimientos fueron consensadas y coordinadas a través de múltiples reuniones de trabajo con la comunidad aeronáutica de México, con actores entre los que destacan las líneas aéreas nacionales e internacionales; la Fuerza Aérea Mexicana; la OAC); la IATA; la Administración Federal de Aviación en los Estados Unidos (FAA); el Colegio de Pilotos Aviadores de México (CPAM); la ASPA;  la CANAERO, entre otras, teniendo a la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) en su calidad de autoridad rectora.

Sostuvo que se desarrollaron procedimientos de vuelo seguros, eficientes y apegados a la normatividad nacional e internacional vigente, que garantizan la interacción simultánea de los aeropuertos del Sistema Aeroportuario Metropolitano (SAM), entre los cuales se encuentran los aeropuertos internacionales de la Ciudad de México (AICM), Toluca, Puebla, Cuernavaca y el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

De forma paralela a la implementación de las nuevas rutas aéreas, la SICT dijo que se realizó un proceso de capacitación teórica y práctica, que incluye cursos por parte de la empresa NAVBLUE con instructores de la Agencia Federal de Aviación (FAA), cursos en línea de Navegación Basada en la Performance (PBN), y en simulador de control de tránsito aéreo, que en su conjunto sumarán más de 500 horas de capacitación para el personal de Controladores de Tránsito Aéreo, que operará las nuevas rutas a Santa Lucía.

Luego del anuncio que hiciera ayer Volaris, sobre su inicio de operaciones en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), este jueves Viva Aerobus, la línea aérea de bajo costo en México, confirmó que también volará desde Santa Lucia, aunque estaba por definir detalles.

En una conferencia de prensa para hablar obre su asociación con Viva, aerolínea colombiana con la cual estarán  operando la ruta Ciudad de México-Bogotá, el director de Viva Aerobus, indicó que únicamente esperan a que definan las tarifas aeroportuarias.

Juan Carlos Zuazua, director general de la aerolínea, indicó que una vez que las tarifas sean públicas podrán definir las rutas e itinerarios con que operaran en Santa Lucía.  Precisó que inicialmente contemplan operar únicamente rutas nacionales.

«Viva Aerobus fue la primera aerolínea en anunciar su interés de operar desde el aeropuerto de Santa Lucía en la Ciudad de México desde el día uno», dijo Zuazua.

Recordemos que fue una aeronave de Viva Aerobus, de tipo comercial, la primera que aterrizó en el aeropuerto Felipe Ángeles, en febrero pasado, como parte de aterrizó la inauguración de la base aérea de Santa Lucía.

El avión de Viva Aerobus despegó desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) para después aterrizar en Santa Lucía, sin pasajeros, únicamente con una tripulación de cuatro miembros.

El directivo añadió que se encuentran en permanente comunicación con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para dar seguimiento a la construcción del AIFA y al desarrollo del espacio aéreo.

 

FOTO: Twitter xrysw_vam vía @VivaAerobus

Volaris se convirtió este miércoles en la primera aerolínea mexicana en anunciar su decisión de iniciar operaciones en vuelos comerciales desde el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, a partir del 21 de marzo de 2022, fecha en que el gobierno federal ha prometido será inaugurada la nueva terminal aérea.

Volaris indicó que después de un amplio análisis acerca del progreso de la construcción, en los que se incluyó los servicios a pasajeros, operacionales y de mantenimiento, así como el avance en los procesos de certificación, los procesos de despegue y aproximaciones; el desarrollo en las vías de acceso terrestre; los esfuerzos en los tarifarios y la seguridad aeronáutica y operacional, concluyó que es viable operar desde Santa Lucía, Estado de México.

«Al actualizar nuestra estrategia de expansión y crecimiento continuo en México, donde transportamos anualmente alrededor de 25 millones de pasajeros, hemos visto que solo en la zona inmediata al nuevo aeropuerto existe un mercado de 4.8 millones de clientes potenciales», afirmó Enrique Beltranena, director general de Volaris.

La aerolínea destacó que mantendrá sus operaciones en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), así como en los otros 42 aeropuertos donde tiene presencia en el país. Serán dos las rutas con las que comenzará a operar desde el AIFA: Tijuana y Cancún, ambas con frecuencias diarias. Los itinerarios están a la venta a partir de hoy en volaris.com.

En tanto, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), a través del General Gustavo Ricardo Vallejo Suárez, responsable de la construcción del AIFA e integrante del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, reconoció el anuncio de Volaris, y lo calificó como un primer paso formal de la industria.

El funcionario se comprometió a terminar los procesos en curso y agregó que “es un honor» recibir el respaldo de la aerolínea de mayor crecimiento en territorio nacional.

DENISE DRESSER

REFORMA

 

O cooperas, o te corto el cuello. O juegas conforme a mis reglas, o te arruino. O haces lo que yo te ordene, o tu sufrimiento será aun mayor. Ese es el mensaje que la administración de López Obrador manda todos los días y es amenazante. No busca crear incentivos para la colaboración; lo suyo siempre acaba siendo una estrategia de intimidación. No gobierna convenciendo, gobierna amedrentando. Y el ejemplo más reciente es lo que anuncia sobre el aeropuerto Felipe Ángeles. Esa obra de infraestructura tan moderna, tan eficiente, tan a la altura de los estándares internacionales, que se obligará a las aerolíneas a usarla aunque no quieran. Aunque aumente costos, produzca peligros, coarte la competencia y dañe a los consumidores, obsesión presidencial mata planeación racional. El 21 de marzo de 2022 no se inaugurará ni siquiera un elefante blanco. Se exhibirá una nueva estirpe de obra pública disfuncional y defectuosa: el mamut mexicano.

Una especie extinta, que sólo vemos recrear en salones lúgubres de museo de historia natural. Una especie de Plioceno de cuya existencia nos enteramos por el montaje museográfico, iluminado e escenificado para quien lo quiera ver. Tal y como será Santa Lucía en el magno momento de su develación, frente a las cámaras de televisión. con el Presidente parado al lado de las Fuerzas Armadas, los verdaderos beneficiarios de su construcción. Tal y como la emperatriz Catalina de Rusia, el presidente López Obrador recorrerá y aplaudirá un paraje Potemkin, amado para complacer, no para funcionar. Basta con mirar la fotografía de Santa Lucía que publica el arquitecto Axel Belfort hace aproximadamente una semana, donde augura que el aeropuerto no será terminado a tiempo. Sólo están trabajando lo mínimo necesario para montar un «show» de presentación, y de su uso limitado. Un uso político y escenográfico pensado para complacer al Presidente, pero no para beneficiar a la población.

La fotografía evidencia de lo que falta, lo que el pasajero no ve, lo que las aerolíneas internacionales saben y de ahí el anuncio de Air Canadá sobre cómo no tiene contemplado volar a Santa Lucía. No se ha construido lo indispensable. No se ha demolido lo necesario. La atención del Ejército está centrada en la edificación de aquello que saldría en la foto, de aquello quedaría la nota periodística, de aquello que el Presidente pondría como un triunfo: la terminal de pasajeros, la pista civil 2 y la torre de control. Aún falta el 90 por ciento de la lista que cualquier aeropuerto requiere para ser viable. operativo y seguro.

Una larga lista de lo ausente, de los problemas evidentes. Señalados e ignorados. Advertimos y subestimados. Todo lo que asesores de aeropuertos expertos en aviación, aerolíneas nacionales e internacionales y asociaciones de pilotos han reiterado. El Mamut Mexicano de Felipe Ángeles es una obra atávica que generará complejidades innecesarias en cuanto a operación, no resolverá la saturación del sistema aeroportuario, no llevará a que la aviación recupere la categoría I que perdió hace poco, y no podrá operar de manera simultánea el aeropuerto actual. Estas son especulaciones que puedan contrastarse con «otros datos». Son los datos. Y el gobierno ha empezado a cobrar conciencia de ello para jamás lo admitirá.

Por eso intenta resolver el problema que ha generado, creando otros. Anuncia que recortará el número de vuelos del AICM, para que Santa Lucía pueda ser utilizado al mismo tiempo. Decreta que obligará a las aerolíneas a usarlo aunque eso entrañe aumentar sus costos y transferírselos al ciudadano. otra vez exprimido por el gobierno, informa que el tiempo de traslado de un aeropuerto a otro -en caso de una conexión- será de dos horas dada la distancia. lo cual desincentivará el turismo nacional e internacional, así como la transportación aérea en general. Una administración incompetente producirá una realidad contraproducente. Menos vuelos en el AICM, más costos para moverlos a Santa Lucía. Menos operaciones, más tiempo utilizado para poderlas tomar. Menos seguridad, más inexperiencia. En pocas palabras, un caos caro, un peligro producido para 102.5 millones de pasajeros al año, un capricho cargado a los consumidores. Y los únicos ganadores: el Presidente y el Ejército al que han enriquecido. Ambos montados a la macha sobre el lomo de un arcaico -pero muy fotogénico- mamut.

Cerca de 200 personas, entre ellos estadounidenses, fueron evacuadas este jueves desde el aeropuerto de Kabul, en el primer vuelo con extranjeros en despegar desde la capital de Afganistán luego de que las últimas tropas estadounidenses salieran del país a finales de agosto.

Se trató del vuelo de Qatar Airways con destino a Doha, y que es el primero desde que el 30 de agosto finalizara la caótica evacuación de más de 120,000 personas.

Este vuelo se lleva a cabo cuando los talibanes intentan afianzar su régimen, a poco menos de un mes de que tomaran el control de Kabul.

Imágenes difundidas por la televisión catarí Al Jazeera mostraron a varias familias esperando con maletas en el aeropuerto de Kabul. «Estamos muy agradecidos con Catar», dijo uno de los pasajeros, diciendo que tenía pasaporte canadiense.

Doha, y su aliado turco, han trabajado desde hace días para arreglar las estructuras aeroportuarias, que estaban muy dañadas.

Muchos de los afganos evacuados en aquellos días de agosto huían tras la vuelta de los talibanes por temor a las represalias si habían trabajado con organismos extranjeros en las últimas dos décadas.

Aunque los talibanes no dejan de reiterar que han cambiado y ya no son aquel régimen represivo, especialmente con las mujeres, que gobernó entre 1996 y 2001, sus primeras semanas en el poder muestran que no tolerarán ningún tipo de oposición.

Este jueves, varias protestas en favor de la libertad fueron anuladas en la capital afgana, luego que el nuevo gobierno prohibiera este tipo de actos. Además, durante la semana, talibanes armados habían dispersado concentraciones de cientos de personas en varias ciudades del país, entre ellas Kabul, Faizabad y Herat, donde murieron dos personas por disparos.

Recordemos que los talibanes anunciaron su gobierno de transición formado por miembros ultraconservadores, algunos de los cuales ya gobernaban durante el régimen fundamentalista y brutal de los años 1990. Varios de los ministros figuran en las listas de sanciones de la ONU y no hay ninguna mujer en el gabinete.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, advirtió al nuevo gobierno talibán que debe «ganarse» su legitimidad ante la comunidad internacional, tras el anuncio de este gabinete que incluye miembros buscados por Washington.

A pesar de que los talibanes habían prometido que incluirían a miembros de otros grupos en el gobierno, la realidad es que los puestos clave anunciados están en manos de líderes talibanes: el ministerio del Interior está dirigido por Sirajuddin Haqqani, jefe de la temida red Haqqani, calificada de terrorista por Estados Unidos, y el de Defensa por el mulá Yaqub, hijo del mulá Omar, fundador del movimiento.

El Pentágono señaló este viernes que finalmente concluyó que hubo una única explosión fuera del aeropuerto Kabul, y no dos como informó ayer, o varias como algunas agencias internacionales reportaron tras escuchar estallidos a lo largo del día.

El subdirector de Logística del Estado Mayor de Estados Unidos, el general Hank Taylor, dijo en una rueda de prensa que finalmente no creen que hubiera otras explosiones «en o cerca» del Hotel Baron, próximo al aeropuerto.

«Por tanto, solo hubo un único suicida con una bomba», indicó Taylor, quien agregó que todavía no están seguros de cómo se cometió este error de información, pero que posiblemente se produjo en medio de «la confusión durante unos eventos dinámicos».

La información del Pentágono surge cuando los vuelos de evacuación desde Afganistán se reanudaron este viernes con mayor urgencia después de los ataques suicidas.

Aunque funcionarios locales dijeron que los afganos muertos suman 169, aclarando que el recuento final tomaría tiempo debido a la confusión y los cuerpos mutilados o aún no identificados; otras fuentes como el Ministerio de Salud aseguran que el número de fallecidos es de 95, además de los 13 soldados estadounidenses que perdieron la vida.

Mientras los llamados a la oración del viernes se mezclaban con el rugido de los aviones que partían, las multitudes desesperadas en el perímetro del aeropuerto parecían tan grandes como siempre, a pesar del peligro.

Y es que el Talibán, que recuperó el control del país dos décadas después de ser derrocado en una invasión liderada por Estados Unidos tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 20001, insiste en los plazos fijados.

La administración de Joe Biden dijo que más de 100,000 personas habían salido ya de Kabul. El general Frank McKenzie, quien está a cargo del operativo, dijo que unas 5,000 personas permanecen a la espera de un vuelo en el aeropuerto.

Al respecto, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas expresó este viernes su condena de los atentados suicidas que se produjeron ayer.

«Los miembros del Consejo de Seguridad condenan en los términos más enérgicos los deplorables ataques cerca del aeropuerto internacional Hamid Karzai en Kabul, ocurridos el 26 de agosto de 2021 (…) Los miembros del Consejo de Seguridad reafirman que el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones constituye una de las amenazas más graves contra la paz y la seguridad internacionales. Atacar deliberadamente a civiles y al personal que ayuda en la evacuación de civiles es especialmente aborrecible y debe ser condenado», dijo a través de un comunicado.

La consultora británica Oxford Business Group (OBG) destacó este jueves el «impacto económico positivo» de las mayores obras de infraestructura del actual gobierno federal, entre los que se encuentran la refinería de Dos Bocas en Tabasco, el nuevo aeropuerto Felipe Ángeles en Santa Lucía, Estado de México, así como el Tren Maya.

«Las inversiones en infraestructura y tecnología que planea México tienen el potencial de acelerar el crecimiento económico en estas dos áreas cuya actividad se vio ralentizada debido a la crisis», aseguró Harry Van Schaick, editor regional de OBG en América Latina.

La firma lanzó el informe «Covid-19 response report» sobre la economía de México, que tuvo una contracción histórica de 8.2% del PIB en 2020 por la crisis de la pandemia del COVID-19, que ha dejado en nuestro país casi 2.7 millones de contagios y más de 237,000 muertes.

El reporte consideró clave el ritmo de vacunación para la recuperación económica de México, pero también la capacidad de abordar sus «vulnerabilidades y desigualdades estructurales».

Aunque la refinería, el aeropuerto y el Tren Maya han despertado críticas de la oposición y activistas, principalmente por su impacto ambiental y concentración desproporcionada del presupuesto público, OBG destacó su potencial.

«La inversión público-privada en estos proyectos contribuirá a la integración de la región en las cadenas de valor globales y a la reducción de las diferencias regionales», indicó la firma, que también mencionó el Corredor Transístmico del sureste que se desarrolla.

El documento además enunció las «políticas fiscales caracterizadas por su austeridad» y el haber mantenido «una economía abierta durante la pandemia» para conservar la actividad económica en áreas fundamentales como el turismo, la manufactura y el comercio exterior.

Fue justo la apertura lo que permitió que nuestro país se convirtiera en el tercer país más visitado del mundo en medio de la pandemia, recordó la consultora.

El informe también observó una recuperación de la industria automotriz, el principal sector de la manufactura de México, que «será también muy importante para la salud a largo plazo del sector manufacturero y de la economía en general».

«La digitalización en varios sectores, tal como el sector energético y bancario, pueden corregir vulnerabilidades estructurales en el país y aprovechar nuevas tendencias económicas globales», añadió Van Schaick.

Justo esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) defendió el ambiente de inversión en medio de reclamos de empresarios mexicanos y congresistas estadounidenses para garantizar certeza en medio del nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El mandatario presumió del nuevo pronóstico de crecimiento del banco BBVA, que este miércoles elevó a 6.3% su estimación de aumento del PIB para 2021, en línea con organismos como el Banco de México, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“El decir que hay problemas, que hay desconfianza en la inversión, es un discurso que tiene que ver más con la politiquería, con los que no están de acuerdo con nosotros, con la oposición”, sostuvo AMLO.

López Obrador afirmó que va muy bien la economía en el país, indicando que «nos estamos recuperando». Para justificar sus dichos, mencionó la recuperación de empleos perdidos por la pandemia, que dijo, se está muy cerca de volver a niveles precios a la pandemia en cuanto a número de trabajadores inscritos en el Seguro Social.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) publicó la tarde de ayer el decreto por el que se expropian 109 hectáreas para la construcción del Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles, ubicadas en tres municipios del Estado de México.

Se trata de una superficie total de 109-66-87.671 hectáreas de terrenos de propiedad privada ((ciento nueve hectáreas, sesenta y seis áreas, ochenta y siete centiáreas, seiscientos setenta y uno miliáreas)), a favor de la Federación.

En los considerados, se menciona el artículo 1o. fracciones I y VI de la Ley de Expropiación, donde se prevén como causas de utilidad pública, para la expropiación de terrenos, el establecimiento, explotación o conservación de un servicio público y los medios empleados para la defensa nacional o para el mantenimiento de la paz pública; que en la especie comprende la construcción del Aeropuerto Internacional Civil y Militar «General Felipe Ángeles», en la Base Aérea Militar de Santa Lucía, Municipio de Zumpango, Estado de México.

Se precisa que la Sedena llevó a cabo los trabajos técnicos e informativos y proyectos conforme a los cuales se determinó que los bienes inmuebles que fueron objeto del Decreto, tienen la naturaleza jurídica de propiedad privada, resultando ser los adecuados e idóneos para las obras e instalaciones necesarias para la construcción del Aeropuerto Internacional, ya que por su ubicación estratégica reúnen las características específicas que se requieren para este tipo de infraestructura.

Las expropiaciones ocurrirán en el Ejido de Santiago Atocan, ubicado en el municipio de Nextlalpan; en el Ejido de San Lucas Xoloc, ubicado en el municipio de Zumpango y en el Ejido de Xaltocan, ubicado en los municipios de Nextlalpan y Tecámac.

Se detalla que la Secretaría de la Defensa Nacional procederá de inmediato a tomar posesión definitiva de los bienes materia de la expropiación, además de que con cargo a su presupuesto, cubrirá el monto de la indemnización que en los términos de Ley deba pagarse a quienes acrediten su legítimo derecho, de conformidad con los avalúos emitidos por el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales.

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

De los ocho módulos para la toma de prueba COVID-19 en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), cuatro subcontratan a laboratorios autorizados por el InDRE para procesar las muestras, mientras que uno más las analiza por sí mismo sin tener esa autorización sanitaria.

De acuerdo a una investigación de la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), cinco de los establecimiento, ni el AICM, pudieron detallar cómo fue que lograron la autorización para hacer pruebas COVID-19 en las instalaciones aeroportuarias. El módulo que no cuenta con autorización del InDRE es de extrabajadores de Mexicana de Aviación.

Sin embargo, destaca que uno de los módulos de la Terminal 1 es de la Clínica del Viajero de la UNAM, que lleva más de diez años operando ahí. Los otros espacios son de las empresas: KWB Medical, Laboratorio Médico Tadeo, MDT Laboratorio Clínico, DRM Health SA de CV y AS Team (Mexicana de Aviación).

En la Terminal 2 se instalaron dos módulos más: LAPI S.A. de C.V. y MDS Medical Devices Supplier. Este último factura a nombre de Distribuidora de Dispositivos Médicos de México S.A. de C.V., una empresa que vende insumos médicos y que ha ganado unos 795 millones de pesos en contratos públicos del 2010 a la fecha.

De esos ocho establecimientos, solo La Clínica del Viajero y LAPI S.A. de C.V. aparecen en la lista de laboratorios autorizados por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) para realizar el diagnóstico de COVID-19.

De los otros seis, hay uno que se anuncia con el nombre de MDT Laboratorio Clínico, que no solo no está autorizado por el InDRE sino que procesa por sí mismo sus pruebas. En el AICM, hay seis sin autorización del InDRE, pero al menos cuatro de ellos subcontratan a laboratorios que sí cuentan con ella.  

El 3 de abril, el periódico Reforma publicó que los laboratorios del aeropuerto operan sin las medidas de bioseguridad necesarias; al respecto, el director de Epidemiología, José Luis Alomía dijo que las prácticas representan un riesgo de transmisión y que es competencia de Cofepris regularlo. 

Más tarde se confirmó que la Agencia de Protección Sanitaria de Ciudad de México suspendió el módulo para toma de pruebas de “Laboratorio Médico Tadeo”, que se ubicaba en la puerta F3 de la Terminal 1 del AICM.

Alrededor de las 3 de la tarde personal de la agencia colocó sellos para clausurar el establecimiento, luego de una verificación sanitaria realizada por el gobierno capitalino. La Secretaría de Salud de la ciudad no ha dado más detalles sobre la clausura. 

Investigación completa en MCCI

Foto: MCCI