Tag

aprobación

Browsing

La aprobación del presidente de Donald Trump se situó en junio en el 39%, 10 puntos menos respecto al récord que el mandatario registró en mayo (49 %), según la encuesta mensual de Gallup difundida este miércoles.

El dato vuelve así a ser el mismo que el registrado en octubre pasado, poco tiempo después de que la Cámara de Representantes iniciara la investigación para el juicio político contra el gobernante por presuntas presiones al presidente Ucraniano, Volodimir Zelensky.

El trabajo del mandatario en La Casa Blanca perdió adeptos entre todas las ideologías políticas, pues bajó en 9 puntos entre los republicanos, hasta el 85%, e independientes, entre los que el apoyo descendió hasta el 39%, y en 5 puntos entre los demócratas, de los que solo un 5% dijo aprobar la gestión de Trump.

Sin embargo, el dato más relevante es el nivel de aprobación que los estadounidenses dan a la gestión económica del mandatario, pues alcanzó solo un 47%, su segundo peor registro, por lo que por primera vez en más de dos años se encuentra por debajo del 50%.

El sondeo fue realizado entre el 28 de mayo y el 4 de junio, en el marco de las protestas contra la brutalidad policial hacia la comunidad negra del país tras la muerte en Mineápolis de George Floyd a manos de la policía, ante lo que Trump ofreció una respuesta de mano dura que ha sido reprobada por numerosas personalidades y políticos, incluidos algunos de su propio partido.

A estas manifestaciones se le suman además la creciente tasa de desempleo y la contracción de la economía debido a la pandemia del coronavirus.

En ese sentido, sobre la gestión de la crisis del Covid-19, solo el 42% de los encuestados creen que el presidente ha hecho un buen trabajo, lejos del 60% que lo opinaba lo mismo en marzo, cuando los casos apenas comenzaban a crecer en Estados Unidos.

El presidente Donald Trump anució este miércoles que reanudará próximamente los mitines de su campaña por la reelección en los estados de Florida, Arizona, Caroline del Norte y Oklahoma.

Su equipo no ha indicado aún cuáles serán las exigencias sanitarias bajo las que se celebrarán estas grandes aglomeraciones, suspendidas desde marzo debida a la pandemia del nuevo coronavirus.

De acuerdo a la más reciente encuesta publicada por El FINANCIERO, el nivel de aprobación del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) bajó ocho puntos en mayo, llegando al 60%, cuando en un mes antes se situaba en 68%.

Con el nuevo dato, alcanzó la cifra que registró en marzo 2020. Es el nivel más bajo en la medición que el diario ha hecho desde diciembre 2018.

La probación del presidente contrasta con el 37% de entrevistados que desaprueban la labor que AMLO al frente del país. En el mes previo, abril 2020, la desaprobación fue del 29%, es decir, 8 puntos más.

La caída en la popularidad presidencial se da en el mes en que se han registrado mayor número de contagios y fallecimientos por Covid-19.

Según la encuesta, el 48% de los consultados opina favorablemente de la manera en que el gobierno está abordando el tema de la salud en el país; un 37% desaprueba la dirección que se le está dando.

En cuanto al desempeño de la economía, el 57% opina de manera negativa, mientras que solo el 28% opina favorablemente; en cuanto al empleo, 62% califica como malo el trabajo que hace el gobierno federal, y solo el 22% opina que ha sido bueno.

Sin embargo, la encuesta de EL FINANCIERO no fue la única que se dio a conocer este lunes. EL ECONOMISTA publicó la medición de CONSULTA MITOFSKY.

Para ellos, la aprobación presidencial también se encuentra en el peor nivel desde noviembre 2018, al registrar una opinión positiva del gobierno de 50.1%.

La aprobación del gobierno de la 4T se encuentra tan solo un punto por encima de su desaprobación, que alcanzó un 49.2%.

La aprobación tuvo un ligero repunte, al pasar de 47.8% registrado el mes pasado, cerca de tres puntos más. La desaprobación de su parte, tuvo un ligero descenso al pasar del 52% al 49.2%.

De acuerdo a la más reciente encuesta de El Financiero, la aprobación ciudadana al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) alcanzó su punto más bajo desde que tomó posesión del cargo, en diciembre de 2018.

La encuesta muestra de su aprobación cayó ocho puntos porcentuales en un mes, al pasar de 71% que registró en enero a 63% en febrero; adicional, el nivel de desaprobación subió seis puntos, de 28% a 34% en el mismo lapso de tiempo.

Al preguntar sobre cómo calificarían el desempeño del gobierno federal a temas concretos, el peor descalabro se presenta en el rubro de seguridad, donde 70% afirman que el trabajo ha sido malo o muy malo; le siguen el combate a la corrupción con 61%, pobreza con 57% y lo relacionado a salud con el 53%.

Obtiene una calificación positiva en economía y educación con 41% y 56% respectivamente.

La encuesta refiere que por primera vez, la opinión positiva de las conferencias matutinas va a la baja, pues en enero registró un apoyo del 54% y en febrero solo alcanzó un 44%, su peor nivel desde enero del año pasado.

Previo al paro nacional convocado para el próximo lunes contra la violencia de género y feminicios, el 82%de los entrevistados calificó como mala o muy mala la manera en que el gobierno de López Obrador está atendiendo el asunto de los feminicidios y la violencia contra las mujeres.

Gráfico: El Financiero

Hay tres tipos de reacciones a las encuestas de opinión respecto a la popularidad de Andrés Manuel López Obrador. Por un lado están los que aplauden que el presidente tenga tanta aprobación; por el otro los que se impresionan que ante tanto error, siga teniendo popularidad elevada; y, por último, los que descalifican a las encuestas como inválidas. ¿Por qué creerles si a mi nunca me han encuestado?, es la duda de algunos.

Lo cierto de las encuestas es que 1) para el país es mejor tener un presidente con alto nivel de aprobación que con bajo, tomando en cuenta que 2) alto nivel de aprobación no necesariamente significa buenos resultados, pero, como dirían los economistas, la popularidad es una condición necesaria más no suficiente para que las cosas caminen en mejor dirección.

Dicho lo anterior, ante un político como Andrés Manuel López Obrador, que llevaba años queriendo ser presidente y finalmente lo logró con una votación muy favorable, el estar perdiendo popularidad no parece que lo va a llevar a un análisis de lo que está haciendo bien y mal, para corregir lo segundo. Parece más un político que, ante la pérdida de popularidad, dobla sus cartas hacia la ruta que le está quitando simpatías y simplemente excusa sus fracasos en conspiraciones en su contra. Lejos de buscar mayor legitimidad democrática – que sería lo deseable – aumenta su impulso autoritario.

En estos días, más de una casas encuestadoras muestran una baja en la popularidad del presidente debido, principalmente a dos razones: su mal manejo de la violencia hacia la mujer y su falta de cumplimiento en materia de combate a la corrupción.

Lejos de preocuparse y corregir, ayer el presidente anunció que la venta de los boletos de la rifa del avión presidencial arrancará el lunes 9, mismo día del movimiento #UnDiaSinNosotras. Así o más claro.

En el combate a la corrupción en el sector salud, el presidente tiene un Secretario de Salud ausente; escasez de medicamentos y explicaciones francamente hostiles hacia, por ejemplo, los padres de niños con cáncer a quienes acusa de dejarse manipular por alguna fuerza contraria al presidente cuando lo único que piden es medicinas para salvar la vida de sus hijos.

En cuanto a sus planes de apoyos a poblaciones vulnerables (algunos dirían que son planes de generación de clientelas), el tiro le está saliendo por la culata. En Sembrando Vida es tal el fracaso que su paisano tabasqueño, Javier May, le renunció. El presidente declaró que no acepta esta renuncia, pero ahora tendrá que permitir que May avance y no sea obstaculizado por la Secretaria del Bienestar, María Luisa Albores.

El fin de semana en Tabasco, la tierra del presidente, sus paisanos lo abuchearon y le reclamaron que las ayudas prometidas no les están llegando.

La respuesta de López Obrador ante estos reclamos y ante la baja en su popularidad es de campeonato: “Estamos bien, tenemos mayoría, la gente nos está apoyando. Y también hay desgastes porque imagínense enfrentar a los conservadores corruptos que no quieren dejar de robar, están molestísimos, no los calienta ni el sol, y desquiciados”.

La baja en la aprobación presidencial es lo de menos. Su respuesta y su falta de autocrítica para mejorar, al ver que hasta sus aliados más fieles y naturales le reclaman los fracasos, es lo que llama la atención.

 

Columna completa en El Universal

De acuerdo a la más reciente encuesta del periódico Reforma, la aprobación del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha registrado una fuerte caída a lo largo del último año.

Hoy en día, AMLO cuenta con el 59% aprobación y con el 35% desaprobación. En marzo del año pasado, su aprobación era del 78% y su desaprobación apenas del 18%, es decir, ha perdido 19 puntos de aprobación, mientras que su desaprobación creció 17 puntos.

Sobre si AMLO está tomando decisiones que le beneficien al país, 55% de los consultados indicaron en que confían en que así es, mientras que 42% lo dudan.

Las áreas en las que la ciudadanía percibe que AMLO y su gobierno han dado resultados son: combatir la corrupción (50%) y mejorar el ingreso de las familias (49%); mientras que en temas como generar bienestar al país, 45% de los encuestados creen que no lo ha logrado. Reducir la pobreza (49%); mejorar la economía del país (51%); combatir al crimen organizado (62%) y reducir la violencia (67%), son otros temas en los que se considera que AMLO no ha podido dar resultados.

Sobre cómo ha abordado el gobierno federal diversos asuntos, los mexicanos le dan una calificación aprobatoria a temas como educación; combate a la pobreza y cuidado al medio ambiente. Sin embargo, en temas como el combate a la corrupción, economía, salud, seguridad, combate al narcotráfico y crimen organizado, consideran que los ha manejando mal.

Tal como ha sucedido en el último año, la inseguridad sigue siendo señalado como el principal problema que el país enfrenta (70%).

Pese a que su aprobación cayó considerablemente en un año, la imagen de López Obrador sigue siendo buena; los mexicanos lo consideran simpático (67%); justo (60%); honesto (58%); capaz de gobernar (58%); que gobierna para todos (54%); que habla con la verdad (53%) y que quiere unir al país (48%).

Además, la ciudadanía sigue confiando en que al final de su sexenio, AMLO va a lograr mejorar diversos temas en el país: educación, salud, pobreza, justicia, corrupción y violencia.

Y aunque el presidente ha expresado su rechazo a hacerlo, 88% de los mexicanos estarían a favor de investigar por corrupción al expresidente Enrique Peña Nieto.

Pese al desecantado que podría haber con el presiente, la oposición sigue sin captar la simpatía de la sociedad. Si hoy fueran las elecciones para diputados federales, 46% votaría por Morena (11 puntos menos que en marzo de 2019); 16% por el PAN (4 puntos más que hace un año) y por el PRI 16% (3 puntos más).

El presidente Andrés Manuel López Obrador agradeció a su homólogo Donald Trump y a los legisladores de ese país, así como a los funcionarios mexicanos, incluidos los de la pasada administración, tras la aprobación del T-MEC en el Senado de Estados Unidos la mañana de ayer.

López Obrador reiteró que la aprobación con 89 votos a favor y 10 en contra por parte del Senado estadounidense genera mucha confianza y certidumbre para que se invierta en México, haya más empleo y mejores salarios para los trabajadores.

“Solo falta la firma del presidente Trump. Estoy seguro que va a firmar. Quiero agradecer a los legisladores de Estados Unidos, a los representantes de cámaras, a senadores por confiar en esta opción de comercio libre entre las tres naciones, y también agradecerles por confiar en México», expresó.

El mandatario mexicano expresó en particular su agradecimiento a Donald Trump, pues aseguró que ayudó a que se concretara el acuerdo que considero es benéfico para los tres países.

De manera especial, agradeció a Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores; Jesús Seade, subsecretario para América del Norte; Graciela Márquez Colín, secretaria de Economía; Martha Bárcena, embajadora de México en Estados Unidos, e, incluso, a los funcionarios de la administración pasada.

“Agradecer a los que participaron en esto e incluso con quienes participaron en el gobierno anterior (…) A nosotros nos tocó una etapa, a lo mejor la más complicada, pero también participaron funcionarios de la administración pasada», comentó.

López Obrador mencionó que solo falta la aprobación de Canadá, aunque este proceso tardará un poco por la situación especial en el parlamento de ese país. Al respecto dijo que ayer habló con el primer ministro, Justin Trudeau, quien le confirmó que ellos también apoyarán.

Expuso que la aprobación de ayer en el Senado estadounidense se convirtió en un evento muy importante, pues en cuanto a tratados comerciales, este es el segundo más votado por el Congreso del país vecino del norte; el primero fue uno que hicieron con Israel.

En cuanto al sector empresarial, López Obrador sostuvo que están contentos porque se resuelven temas arancelarios. “Estuve hablando con empresarios mexicanos del acero que ahora se benefician porque no van a tener esos obstáculos de aranceles en sus exportaciones hacia Estados Unidos», indicó.

El embajador de Estados Unidos, Christopher Landau, festejó la aprobación del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) en el Senado de su país.

«Me da enorme placer informarles que el Senado de EEUU acaba de aprobar el #TMEC, lo que nos acerca un paso más a finalizar este importante acuerdo que beneficiará a nuestras naciones por generaciones», escribió Landau en su cuenta de Twitter.

El diplomático, quien se ha caracterizado por su actividad en redes sociales, agregó que la aprobación del T-MEC por los legisladores de su país es «otro hito en la relación entre las tres potencias de Norteamérica».

El Senado estadounidense aprobó este jueves el renovado acuerdo comercial, el cual quedó listo para entrar en vigor cuando se efectúe el mismo procedimiento parlamentario en Canadá.

La votación fue de 89 a favor y 10 en contra; ahora el acuerdo será remitido a la oficina del presidente Donald Trump para su promulgación.

Por su parte Larry Rubin, presidente de la comunidad americana en México, aseguró que finalmente es una realidad el T-MEC y ahora solo faltará la aprobación del congreso canadiense, aunque confió en que «podemos ya darlo como un hecho”.

«El beneficio que este nuevo tratado generará para México, es un crecimiento de inversión y una gran generación de empleo, ya que solo el comercio bilateral entre México y Estados Unidos irá de 600,000 millones de dólares a más de un trillón de dólares en menos de 5 años”, finalizó Rubin.

El Senado estadounidense aprobó este jueves el nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, T-MEC.

Por 89 votos a favor y 10 en contra, el Senado se sumó a la Cámara de Representantes, que ya dio su visto bueno en diciembre al pacto, que ahora solo necesita la firma de Trump, que se espera para la próxima semana.

Ahora que el T-MEC recibió el visto bueno del Congreso estadounidense, se espera la ratificación por parte del gobierno de Canadá, lo que permitirá la entrar en vigor del acuerdo.

A través de un video, el presidente López Obrador celebró la aprobación del T-MEC en Estados Unidos, y aseguró que es una buena noticia ya que significará mayor confianza para las inversiones, así como para la instalación de empresas en nuestro país.

El negociador en jefe del acuerdo por parte del gobierno actual, Jesús Seade, reaccionó en sus redes sociales a la aprobación del T-MEC.

Aseguró que el acuerdo mejoró el tratado para los tres países, en particular para México. «Atentos a nuestros amigos en Canada», dijo el también subsecretario de la cancillería.

Por su parte el vocero de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Roberto Velasco, indicó que con la aprobación del T-MEC en el Congreso de EUA se da un mensaje de certidumbre en la región, además de que propicia una mayor integración económica para las siguientes décadas.

Quien también reaccionó fue la Secretaria de Economía, Graciela Márquez, quien calificó la aprobación del T-MEC como una buena noticia para México y para sus socios comerciales.

«El T-MEC es un tratado amplio y poderoso que coloca a México como un socio comercial a la par de EE.UU. y Canadá, e inicia una nueva etapa de inversión y crecimiento para la región», indicó la dependencia en un comunicado conjunto con la cancillería.

Se agregó que la plena instrumentación del T-MEC traerá beneficios a todos los mexicanos al ser un factor esencial para el crecimiento de las exportaciones, generación de empleo y la atracción de inversiones, todo lo cual garantizará el desarrollo económico de México.

Añadieron que ahora, la región económica de América del Norte se consolida como la economía más importante del mundo con más de 22.2 billones de dólares de Producto Interno Bruto y más de 490 millones de habitantes.

El coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, celebró la ratificación y dijo que estarán atentos al proceso de ratificación en el Congreso de Canadá.

De acuerdo a la más reciente encuesta de El Financiero, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) alcanzo un nivel de aprobación de 72% en diciembre 2019, con lo que cerró el año con una alza, respecto al 68% que registró en noviembre.

Según el estudio, la desaprobación al mandatario registró 27 por ciento, la más baja desde abril de 2019, y la primera medición por debajo de 30 por ciento desde mayo pasado.

La mitad del año pasado, junio-julio, fue el periodo en que la aprobación del mandatario registró su punto más bajo, al descender a 66%. En febrero de 2019 fue cuando alcanzó su punto más alto con un 83%

La encuesta también revela que el presidente registró una mejora de seis puntos en su imagen de liderazgo, pasando de 52% a 58% en opinión favorable de noviembre a diciembre.

También hubo una mejora en la percepción de capacidad para dar resultados, al subir 7 puntos la opinión favorable, de 44% a 51%, su punto más alto registrado hasta ahora.

En cuanto al atributo de honestidad, si bien no ha alcanzo los niveles (63%) que llegó a registrar, presentó una mejoría al avanzar 2 puntos porcentuales, llegando a 57%.  En cuanto al liderazgo del presidente, el indicador avanzó seis puntos,  pasando de 52% a 58%.

El sondeo también registró una ligera mejora respecto al manejo de la economía, al pasar de 39% a 43%. En contraste, en seguridad pública predomina la opinión desfavorable, la cual registró se situó en 51%.

En lo que respecta al combate contra la corrupción, hubo una tendencia favorable para el Presidente, al pasar de 34 a 41% la opinión positiva.  En el combate a la pobreza también hubo una ligera mejoría al alcanzar un 40% de opinión favorable.

Sobre cómo votarían en una consulta de revocación de mandato, 70% dijo que daría su apoyo a que el presidente continúe, el porcentaje más alto hasta ahora registrado en este indicador desde junio pasado, mientras que 29% votaría por que no continúe.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó esta tarde el tratado comercial con México y Canadá, T-MEC, que reemplazará al TLCAN.

Con 385 votos a favor y 41 en contra, el proyecto fu enviado al Senado para su tratamiento a comienzos del próximo año.

Los votos en contra fueron de 38 demócratas, dos republicanos y un independiente.

Al respecto, el canciller Marcelo Ebrard indicó que con la aprobación del T-MEC en el Congreso de EUA está por iniciar nueva etapa de inversión y crecimiento para México.

Afirmó que la fase de incertidumbre que se venía viviendo desde que se alcanzó el acuerdo comercial entre los tres países, debido a la prolongación de la ratificación, llegaba a su fin. «Avanzamos. Buena noticia», dijo el canciller mexicano.

Por su parte subsecretario para América del Norte de la SRE, y negociador en jefe en el T-MEC por parte del gobierno mexicano, Jesús Seade, indicó que la aprobación de esta tarde era algo histórico, pues las disputas entre republicanos y demócratas retrasaron un año la ratificación del acuerdo.

Con 107 votos a favor y uno en contra, el Senado de la República aprobó el Protocolo Modificatorio al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), suscrito por las tres naciones el pasado 10 de diciembre en la Ciudad de México.

Asimismo, ratificó dos acuerdos paralelos: uno en materia de cooperación ambiental y verificación aduanera, firmado por México y la Unión Americana, y otro sobre el Capítulo de Medioambiente del Tratado, suscrito entre nuestro país y Canadá.

Los documentos aprobados por la Cámara de Senadores fueron enviados al Ejecutivo Federal para sus efectos constitucionales.

La presidenta de la Mesa Directiva, Mónica Fernández Balboa, consideró que la aprobación del Protocolo Modificatorio del T-MEC representa un hecho histórico que da confianza y certidumbre a la economía, al empleo y a los derechos laborales.

“Este es un momento fundamental para nuestro país y para el fortalecimiento para el Estado mexicano”, porque muestra al entorno internacional y a los mexicanos el frente parlamentario común y de unidad que se formó en uno de los temas más importantes para el futuro de nuestro país.

Al presentar el dictamen, el senador Héctor Vasconcelos, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, destacó que el protocolo, resultado de una compleja y difícil negociación, mejora el T-MEC, fortalece la competitividad de la economía mexicana, de la región de América del Norte y deja a salvo la soberanía nacional.

Vasconcelos mencionó que, en tanto se hace posible la aprobación del T-MEC en el congreso estadounidense, la ratificación del adendum por el Senado mexicano garantiza un marco de certidumbre para el comercio e inversión que requiere la economía nacional.

Por la Comisión de Relaciones Exteriores América del Norte, su presidenta Gina Cruz, expuso que es necesario dar una señal clara a los mercados, socios comerciales y a los grandes inversionistas, de que en una era de proteccionismo, México apuesta por el libre comercio.

Por la Comisión de Economía, el senador Gustavo Madero coincidió en que la aprobación del Protocolo manda una “potente señal de confianza”, pues a pesar de las presiones político-electorales en las tres naciones, México logró “cerrar un acuerdo comercial” con Estado Unidos y Canadá, que representan el 80% de nuestro comercio exterior.

El legislador propuso la creación de una comisión especial para dar seguimiento al impacto de los cambios sobre reglas de origen, plazos de patentes de productos biotecnológicos, convenios ambientales y solución de controversias.

A nombre de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, el senador Napoleón Gómez Urrutia asentó que “la incorporación de paneles laborales generará beneficios a empleadores y trabajadores, ya que mejorará las condiciones de trabajo y recuperará la confianza de la inversión”.

El próximo 1 de diciembre, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) cumplirá su primer año en el poder, por lo que la firma De las Heras Demotecnia levantó una encuesta para conocer el balance que los ciudadanos hacen del gobierno del morenista.

Durante su primer año al frente del gobierno de México, distintos acontecimientos han marcado la gestión, entre ellos: el combate al huachicoleo; la creación de la Guardia Nacional; el desabasto de medicamentos; recortes presupuestales a dependencias de gobierno y a programas sociales; el fallido operativo para capturar a Ovidio Guzmán; el atentado contra la familia LeBarón; y la decisión de brindarle asilo político a Evo Morales, ex presidente de Bolivia, entre otros.

Aunque a los 100 días de gobierno, López Obrador gozaba de una aprobación del 80%, al día de hoy ha perdido 12 puntos, quedando con un 68% de aprobación por parte de los mexicanos. Por otro lado, del 14% que desaprobaba el desempeño del ejecutivo federal a los 100 días de su gobierno, hoy esa cifra aumentó hasta los 25 puntos porcentuales.

Su imagen también han mostrado algunos cambios significativos; actualmente, el 61% de los mexicanos tienen una imagen positiva de él. Esto representa una baja de 19 puntos porcentuales respecto a la cifra de los 100 días.

La calificación de su trabajo a lo largo de 365 días ha ido cambiando. En su momento (100 días de gobierno) un 42% le dio calificaciones de 8 a 9. Hoy, a casi un año de haber tomado posesión del cargo, un 40% le otorga esta misma calificación; ell 28%, de los entrevistados de la primera medición le habían dado un 10 de calificación; hoy sólo el 21% le otorga esta puntuación.

Respecto a las características con las que identifican a Andrés Manuel López Obrador, el 72% cree que es una persona sincera, el 79% cree que es un líder, el 80% lo considera como una persona cercana a la gente, el 73% lo ve como alguien que tiene experiencia para gobernar, el 67% tiene la percepción de que es alguien capaz de resolver problemas y el 78% considera que es un persona que toma sus propias decisiones.

Sin embargo, hay gente que tiene una concepción negativa de él, pues el 25% tiene la idea de que es incapaz de resolver problemas, el 23% lo ve como alguien sin experiencia para gobernar, el 21% lo considera como una persona falsa, el 15% como alguien sin liderazgo, otro 15% cree que es alguien lejano a la gente, y por último, otro 15% lo considera una persona fácil de manipular.

Hablando de la percepción que se tiene de México a un año de gobierno de la Cuarta Transformación, el 74% ve al país como un lugar más abierto al diálogo, el 51% cree que se vive un periodo liberal, el 58% como una nación preocupada por el desarrollo social, y el 46% como un país clásico.

El 48% cree que la economía ha mejorado con AMLO, aunque no así la seguridad, pues el 46% considera que ésta no ha mejorado a lo largo del último año. Respecto a las expectativas sobre estos dos temas en particular, el 66% considera que la economía del país mejorará en su segundo año de gobierno y el 63% de los mexicanos cree que para 2020 el tema de la seguridad tendrá buenos resultados.

Al reconocer que no se han logrado acuerdos respecto al Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020, la presidencia de la Cámara de Diputados informó que la sesión programada para este miércoles 20 de noviembre, se reprogramará para el próximo viernes 22 de noviembre.

Señalaron que la decisión se tomó debido a que «no existen las condiciones para sesionar en el Palacio Legislativo de San Lázaro».

Indicaron que durante el proceso de discusión PEF 2020, la Cámara de Diputados ha privilegiado en todo momento el diálogo y los acuerdos a fin de avanzar en las negociaciones con quienes tienen bloqueados los accesos a la Cámara.

«Como representantes populares nos debemos a la ciudadanía y por ella estamos dispuestos a trabajar en favor de México, sin poner en riesgo la vida de las personas», indicaron los diputados en un comunicado.

Hicieron un llamado a quienes mantienen los bloqueos a las afueras del Poder Legislativo de San Lázaro para que permitan que discutir y eventualmente aprobar el presupuesto de egresos del próximo año.

De acuerdo la más reciente encuesta de El Universal, la aprobación del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) registró una abrupta caída de 10 puntos, al pasar del 68.7% que registró en agosto pasado, a 58.7%.

Según el diario mexicano, la violencia registrada en las últimas semanas sería el factor que afectó la popularidad del mandatario, pues la encuesta se realizó tres semanas después del fallido operativo en Culiacán y dos días después del ataque a la familia LeBarón.

El tema de la seguridad sigue siendo el aspecto que más afecta la imagen del mandatario,pues mientras en marzo pasado el 53% de los encuestados respaldaba el manejo al combate a la delincuencia, y ahora, dicho respaldo cayó al 31%.

En ese sentido, los puntos que más preocupan a los mexicanos son: el combate a la delincuencia (21.2%); el combate al narcotráfico (8.2%) y la viiolencia en el país (6%).

En contraste, los encuestados indicaron que los principales logros de AMLO son los programas sociales (27.4%); combate al robo de combustible (11.5%) y la lucha contra la corrupción (7.8%).

Pese al panorama que se observa, el 55.5% de los consultados creen que el país mejorará con López Obrador al frente del gobierno federal. 49.6% confían en que AMLO cumplirá sus promesas de campaña.

Al respecto, 45.4% de los mexicanos creen que se debe «ser pacientes» con el gobierno, antes de exigir resultados.

De acuerdo a la más reciente encuesta de El Financiero, pesar de las reacciones negativas de la opinión pública ante el manejo de los hechos de Culiacán de la semana pasada, el nivel de aprobación del presidente Andrés López Obrador (AMLO) se mantiene sin cambios significativamente.

En el seguimiento mensual que se hace a su desempeño, en octubre registró 67% de aprobación y 31% de desaprobación. En septiembre su aprobación fue de 68% y la desaprobación de 30%.

Sobre la detención y posterior liberación de Ovidio Guzmán, hijo de «El Chapo» Guzmán, el 51% de los entrevistados opinó que liberar a Ovidio fue una decisión equivocada; el 39% cree que fue una decisión correcta.

El 56% de los encuestados señaló que el crimen organizado fue el que salió ganador de lo hechos de violencia de la semana pasada en Culiacán; el 25% cree que la ganadora fue la sociedad y solamente el 8% indicó que el ganador fue el gobierno.

Respecto a la estrategia de seguridad del gobierno federal, el 60% de los entrevistados dijo que la prioridad es el combate al crimen organizado, frente a un 35% que opinó que la prioridad debe ser evitar la violencia.

El coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado, afirmó que será mañana cuando se ponga fin al “huachicoleo fiscal”, dado que se discutirá y aprobará la minuta que se aprobó en el Senado, y que sanciona la expedición de facturas falsas y a las empresas fantasma.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) aclaró que con dicha reforma “sólo se sancionará a las empresas que venden o compran facturas que amparan operaciones falsas», más no busca criminalizar al empresario como se ha hecho creer.

“Tampoco sanciona al contribuyente que cumple con sus obligaciones fiscales, ni al que, por descuido, deja de informar sobre sus contribuciones, o al que fue engañado por su contador declarando datos incorrectos”, explicó el morenista.

La minuta del Senado reforma la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, la Ley de Seguridad Nacional, el Código Nacional de Procedimientos Penales, el Código Fiscal de la Federación y el Código Penal Federal.

Delgado Carrillo se dijo satisfecho de que desde el poder Legislativo se estén sentando las bases “para acabar con todo este huachicoleo fiscal, esta forma de evadir impuestos y robarle a los mexicanos”.

Insistió en que la corrupción le ha causado graves daños al país, y acusó que diversos entramados gubernamentales permitieron su extensión, profundidad y enraizamiento, lo que provocó frenos en la economía, debilitamiento de las instituciones y el incremento de la desigualdad.

“Tenemos prisa en esta Cuarta Transformación por terminar con tanta injusticia y corrupción que dejaron las administraciones pasadas. Vamos muy bien y hemos logrado un avance importante en la aprobación de reformas que impulsa el presidente Andrés Manuel López Obrador”, finalizó Delgado Carrillo.