Tag

Economía

Browsing

El Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó este martes tres décimas la proyección de crecimiento de la economía mexicana para 2024, último año de la presidencia de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), y la situó en el 2.4% del PIB.

El organismo actualizó los datos de enero pasado con la publicación este martes del informe de perspectivas económicas globales, presentado en Washington con motivo de las reuniones de primavera del FMI y el Banco Mundial.

El Fondo también revisó a la baja la previsión de crecimiento del PIB para 2025, que será del 1.4%, una décima menos de lo pronosticado en enero pasado.

Las previsiones para los próximos dos años están por debajo del crecimiento del 3.2% que experimentó la economía en 2023 e indican una progresiva desaceleración económica.

El FMI atribuyó esta revisión a la baja a que la economía mexicana ha experimentado resultados más débiles de lo esperado a finales de 2023 y principios de 2024 que atribuye a la contracción del sector manufacturero.

Además, espera que México endurezca su política fiscal, lo que derivará en un menor crecimiento en 2025.

Según el mismo informe, la inflación mejorará respecto al 5.5% de 2023, y será del 4% en 2024 y del 3.3% en 2025, mientras que se espera una tasa del desempleo del 2.8% para este año y del 3.2% para el próximo año.

En cuanto a la región de América Latina y el Caribe, el Fondo pronostica un crecimiento del 2% en 2024 y del 2.5% en 2025.

El secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, afirmó este lunes que la economía del país es “extremadamente sensible” a los problemas globales como las tensiones geopolíticas por el conflicto en Oriente Medio.

Durante un foro del Atlantic Council de Washington con motivo de las reuniones de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI), Ramírez de la O fue cuestionado por las disrupciones económicas que puede causar el reciente ataque de Irán contra Israel.

El secretario explicó que el enfoque del Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) es el de construir “una economía para el pueblo”, pero a la vez tiene una de las economías más abiertas de América Latina, dado que las exportaciones suponen cerca del 35% de su PIB.

“Esto nos hace extremadamente sensibles, afecta a nuestro pueblo y a cómo podemos resolver los retos globales”, afirmó.

El secretario aseguró que los problemas que tiene el mundo son “inesperados y sin precedentes” y eso hace que “la respuesta política de México sea de suma importancia”.

“Queremos remarcar que somos muy receptivos a todo lo que pase en el mercado mundial y a todo lo que pase con el riesgo global”, expresó Ramírez de la O.

La producción industrial creció un 3.3% interanual en febrero impulsada en particular por la construcción aunque con un retroceso en la minería, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El dato fue resultado del alza interanual, con base en cifras originales, de la construcción (10.4%), la manufactura (2.3%), y la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica y suministro de agua y gas (2.3%). En contraste, la minería cayó un 0.9% ante el mismo mes de 2023.

De esta manera, en el primer bimestre de 2024 la producción industrial de México creció un 3.3% interanual.

Esto se debe a aumentos acumulados en la construcción (13.5%), la generación de electricidad y suministro de agua y gas (1.2%), y la manufactura (1.2%). Solo la minería presenta una contracción del 1.2%.

En tanto, el indicador mensual de la actividad industrial (IMAI) se redujo un 0.1% con cifras desestacionalizadas en febrero pasado frente al mes anterior.

Esto por los retrocesos mensuales en la construcción (2.5%), y la minería (0.8%), contrarrestados por los avances de la manufactura (0.5%) y la generación de energía eléctrica y suministro de agua y de gas (0.7%).

Las cifras reflejan el comportamiento de la economía, que creció un 3.2% anual en 2023, según las cifras definitivas del INEGI. Recordemos que la producción industrial aumentó un 3.5% anual en 2023, en particular por la construcción y con incrementos en todos los rubros.

La inflación general se aceleró en marzo pasado, mientras que el índice subyacente continuó moderándose, alimentando la especulación de que el Banco de México (Banxico) mantendría sin cambios la tasa clave de interés en su próxima decisión de política monetaria.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó en un 4.42% a tasa interanual, ligeramente arriba del 4.40% de febrero, de acuerdo con cifras divulgadas este martes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Aunque hubo una aceleración, el dato se encuentra por debajo de las proyecciones; analistas consultados por Reuters proyectaban una tasa de un 4.50%.

La inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina productos de alta volatilidad, descendió por decimocuarto mes consecutivo a un 4.55%, su menor nivel desde mayo de 2021.

En marzo, los precios aumentaron un 0.29% respecto al mes previo, mientras que el índice subyacente se ubicó en una tasa del 0.44%.

Al interior del índice subyacente, a tasa mensual, los precios de las mercancías subieron 0.22% y los de servicios, 0.69%. Dentro del índice no subyacente, a tasa mensual, los precios de los productos agropecuarios disminuyeron 0.53% y los de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno crecieron 0.16%.

Los productos que más incrementos sufrieron en el mes fueron el pollo, el transporte aéreo y la gasolina de bajo octanaje, mientras que la cebolla, el jitomate y el gas doméstico LP fueron los que más descendieron.

Recordemos que el mes pasado, el Banco de México rebajó la tasa de interés por primera vez desde que comenzó a endurecer su política monetaria en 2021 para hacer frente a las presiones derivadas del impacto de la pandemia en las cadenas globales de producción.

Sin embargo, algunos miembros de la junta se han mostrado cautelosos sobre futuros recortes adicionales. Hace unos días, la gobernadora Victoria Rodríguez Ceja dijo que la reducción al costo de los créditos no significaba que se hubiera dado por concluido el combate contra la inflación.

El próximo anuncio de política monetaria de Banxico está programado para el 9 de mayo y, según una encuesta de reciente del grupo financiero Citibanamex, la mayor parte del mercado espera que mantenga la tasa en su actual nivel de un 11% aunque volvería recortarla en su reunión junio.

La candidata de Morena, PT, PVEM a la Presidencia, y puntera en las encuestas, Claudia Sheinbaum, no llevaría a cabo una reforma fiscal en los primeros años de su eventual gobierno en caso de ganar, aunque no la descartó para más adelante.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien apuntaló a Sheinbaum para que dé continuidad al proyecto que inició en 2018 y que califica como la Cuarta Transformación del país, ha rechazado realizar cualquier modificación del régimen fiscal. Pero esto no precisamente será repetido en caso de que Morena se mantenga en el poder.

“No habrá una reforma en fiscal en el corto plazo, no por ello significa que se dejará de invertir tanto en obra pública, pero también de coinvertir con privados”, afirmó Altagracia Gómez Sierra, coordinadora de Desarrollo Económico Regional de la candidata de la coalición Sigamos Haciendo Historia, en una entrevista para Norte Económico, podcast de Grupo Financiero Banorte.

 La colaboradora de la aspirante de Morena añadió que habrá muchísima responsabilidad fiscal y que no se incrementará la deuda.

Altagracia Gómez Sierra explicó que cuando se habla de la economía informal, se habla del 50-55 por ciento de la economía en México, que es informal, donde la la gran mayoría son PyMEs. En ese sentido, dijo que antes de hablar de formalizarlos, hay que ayudarlos.

“Para eso no se requiere una reforma fiscal o al menos no en el corto plazo. Desde luego tenemos que ser muy conscientes del ratio entre el PIB y la deuda. Desde luego habrá muchísima responsabilidad fiscal, no se incrementará la deuda. Y también no se va a dejar de invertir, porque se requieren inversiones estratégicas prioritarias, pero también urgentes, en temas de transmisión, en temas de distribución, en temas de resolución de proyectos de agua”, sostuvo.

Llamó la atención la afirmación de que se apostará “decididamente” hacia una transición de energías renovables. Recordemos que Sheinbaum dijo a mediados de marzo que en su administración las energías renovables serían “un sello” y que su eventual gobierno mantendría “fuertes y sanas” a las empresas estatales del sector energético, la petrolera Pemex y la generadora de electricidad, CFE.

Sobre el papel de la banca, la asesora de la exjefa de Gobierno de la Ciudad de México dijo que “es un rol fundamental”, tanto la Banca Privada, la Banca de Desarrollo, y también el Mercado de Valores, pues enfatizó, tienen el poder de transformar y de contribuir a que aterrice de forma adecuada el nearshoring, pero también a que las empresas que hoy se tienen, sobre todo las PyMEs, puedan acceder a capacitación, a crédito, a capital y a canales de comercialización.

Indicó que en la propuesta de la candidata de Morena hay tres programas específicos que se están pensando tanto para los sectores prioritarios como para los proyectos de infraestructura estratégicos que se realizarán, además de que habrá políticas públicas y estratégicas que consideren los distintos valores que puede aportar cada una de estas instituciones.

La Inversión Fija Bruta creció un 15.3% interanual en enero pasado, impulsada en particular por el sector de la construcción, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Este resultado del primer mes de 2024 fue por los avances anuales de 20.8% en la construcción y de 9.7% en la maquinaria y equipo, detalló el instituto con base en cifras originales. La inversión privada se elevó en un 16.3% interanual y la pública en un 7.8%.

Por otro lado, la inversión avanzó un 0.1% en enero frente al mes precedente, según datos ajustados por estacionalidad.

Esto ocurrió por el incremento mensual del 0.3% en la construcción, pero contrarrestado por el retroceso del 0.2% en la maquinaria y equipo.

Las cifras son un reflejo del comportamiento de la economía de México, que creció un 3.2% en 2023 impulsada por todos los sectores.

Recordemos que la Inversión Fija Bruta se disparó un 19.7% en 2023 ante el auge del fenómeno de relocalización de cadenas o ‘nearshoring’, en el que empresas trasladan al país líneas de producción que tienen en otras regiones, sobre todo de Asia.

Antes, subió un 6% anual en 2022 y en 2021 repuntó un 10% tras la peor etapa de la pandemia del coronavirus, que provocó una contracción de 18.2% en la inversión en 2020.

La Inversión Fija Bruta permite conocer el comportamiento de la inversión en el corto plazo, según el INEGI, y está integrada por los bienes utilizados en el proceso productivo durante más de un año y que están sujetos a derechos de propiedad.

Especialistas del sector privado redujeron al 2.36% su pronóstico de crecimiento para 2024 desde la estimación previa del 2.39%, según reveló este martes la encuesta mensual del Banco de México (Banxico) correspondiente a marzo.

La previsión para 2025 decreció al 1.92% tras una estimación anterior del 1.94%, de acuerdo con la media de los 40 grupos de análisis y consultoría nacionales y extranjeros consultados por el banco central entre el 15 y el 27 de marzo.

Estas proyecciones se difunden tras confirmarse en febrero que el PIB creció un 3.2% anual en 2023, según las cifras definitivas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Por otro lado, los expertos mejoraron la perspectiva de la inflación general para el cierre de 2024 al bajarla a una estimación del 4.10% desde una proyección previa del 4.14%.

Esta previsión llega después de que la tasa de inflación decreció en febrero al 4.4%, con lo que rompió con tres meses al alza.

Aún así, para 2025, los especialistas consultados por el Banxico elevaron la proyección de la inflación a un 3.73 , todavía por encima de la meta del 3% del banco central.

Como factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico en los próximos seis meses, los expertos destacaron a nivel general la gobernanza (58%), las condiciones económicas internas (15%) y las condiciones externas (12%).

A nivel particular resaltaron los problemas de inseguridad pública (22%), la corrupción (12%), problemas de falta de Estado de derecho (10%), la ausencia de cambio estructural (9%) y la impunidad (8%).

Sobre el tipo de cambio, los analistas estimaron que la moneda cierre 2024 en 18.12 unidades por dólar, menor a la proyección anterior de 18.33 pesos por billete estadounidense. En 2025, los analistas calculan que la moneda se intercambiará en 18.8 unidades por dólar, un dato menor al estimado de 18.99 del mes anterior.

En cuanto al sector externo, para 2024, las expectativas sobre el déficit comercial bajaron a 15,394 millones de dólares desde las anteriores de 17,870 millones de dólares.

El pronóstico de la inversión extranjera directa (IED) para 2024 descendió a una proyección de 39,205 millones de dólares desde una anterior de 40,094 millones de dólares.

La Secretaría de Hacienda entregó al Congreso los pre criterios de política económica para 2025, donde se señala que las finanzas públicas permanecerán estables, en línea con el cumplimiento de las metas fiscales planteadas para 2024.

En el documento entregado, se anticipa un nivel sostenible de la deuda pública como porcentaje del PIB.

La dependencia recortó que en 2023, la economía mexicana registró un crecimiento real anual de 3.2%, impulsada por la creación de empleo y el incremento de los salarios, factores que fomentaron el mayor consumo privado. A la par, se observaron mayores niveles de inversión, en un ambiente de reconfiguración del comercio mundial y de mayor infraestructura pública.

Apuntó que el sector externo contribuyó de manera positiva al crecimiento económico a través de un aumento de la Inversión Extranjera Directa, el crecimiento del flujo de remesas y el mayor envío de productos mexicanos al exterior, lo que favoreció el posicionamiento de México como principal socio comercial de Estados Unidos.

De acuerdo con las previsiones, se estima que la actividad económica en México continuará creciendo en 2024 y 2025, impulsada por una sólida demanda interna, cuyo comportamiento seguirá reflejando el dinamismo del mercado laboral y la transformación de los patrones de consumo de los hogares con las nuevas tendencias globales, particularmente en materia tecnológica y medioambiental.

Se anticipa que la economía crecerá en rangos de 2.5 a 3.5% en 2024 y de 2 a 3% en 2025, en línea con las estimaciones presentadas en el Paquete Económico 2024.

En el caso de las finanzas públicas, hacia el cierre de 2024, se anticipa el cumplimiento de las metas fiscales, así como un nivel estable de la deuda pública.

Al interior de la proyección de cierre, se prevé que los ingresos presupuestarios se mantengan ligeramente por arriba de lo previsto en la LIF 2024, impulsados por mayores ingresos petroleros, en un entorno de precios del petróleo más altos que lo programado, así como mayores ingresos tributarios, cuyo crecimiento se verá beneficiado por el mejor cierre observado en 2023 respecto a lo estimado en el Paquete Económico 2024.

En ese sentido, se indicó que la recaudación alcanzará un nivel de 14.6% del PIB al final de 2024, impulsada por el desempeño de la recaudación del Impuesto sobre la Renta.

Hacia 2025, se prevé un mayor nivel de los ingresos presupuestarios respecto a lo estimado para 2024, derivado de la evolución estimada de la actividad económica y el empleo, así como de los efectos de las medidas de eficiencia recaudatoria.

En materia de gasto público, en lo que respecta al cierre de 2024, se proyecta un incremento respecto a lo programado. Hacia 2025, en cambio, se anticipa un menor gasto derivado de una reducción del costo financiero, en un entorno de menores tasas de interés a nivel internacional.

Considerando lo anterior, se prevé que los Requerimientos Financieros del Sector Público alcancen niveles equivalentes a 5.9 y 3% del PIB en 2024 y 2025, respectivamente. La deuda pública alcanzará 50.2% del PIB al cierre de este año, el cual se mantendrá constante hacia 2025.

Los pre criterios se entregaron a la par de que la Secretaría de Hacienda informara sobre la situación de las finanzas públicas y deuda pública con corte a febrero 2024.

Detalló que en el primer bimestre, los ingresos presupuestarios registraron un incremento anual de 6.8% en términos reales, cifra que se compara positivamente con el crecimiento promedio de 1.6% observado en los últimos diez años.

Entre enero y febrero, la recaudación tributaria se ubicó 8.2% por arriba de lo observado en el primer bimestre de 2023, en términos reales. Resaltó que ducho aumento fue el más alto desde 2015 para el periodo.

La recaudación del IVA registró un crecimiento de 4.1% real anual al cierre de febrero, mientras que los ingresos por concepto del ISR representaron el 54.8% del total de la recaudación tributaria entre enero y febrero, y registraron un incremento anual de 0.5%, en términos reales.

En el acumulado a febrero, la recaudación del IEPS creció 74.1% respecto al mismo periodo de 2023, en términos reales.

Los ingresos petroleros, dijo Hacienda, se mantuvieron constantes respecto al acumulado de enero a febrero de 2023. Al interior, los ingresos propios de Pemex registraron un aumento de 31.8%, en términos reales.

También se informó que al cierre de febrero, los ingresos del IMSS y el ISSSTE registraron aumentos de 8.5 y 6.3% real anual, respectivamente. En el caso de la CFE, sus ingresos propios se mantuvieron prácticamente constantes respecto al primer bimestre de 2023, en términos reales.

En el primer bimestre, el gasto público mostró un aumento de 30.5% respecto al mismo periodo de 2023. Lo anterior fue resultado, principalmente, del incremento real anual de 47.9% del gasto programable del gobierno federal. El gasto en desarrollo social registró un incremento anual de 44.5%, en términos reales, con aumentos en todos sus componentes, entre los que destacaron protección social, educación y salud.

China “valora positivamente” la postura del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) que desestimó posibles tensiones comerciales entre ambos países ante presiones por parte de Estados Unidos.

El portavoz de la Cancillería china Lin Jian subrayó este miércoles que tanto México como China “abogan por una globalización económica inclusiva”.

Y es que recordemos que López Obrador descartó el pasado lunes una “guerra comercial” con China a pesar de que el Gobierno de Estados Unidos ha amenazado a México con aranceles por presuntas triangulaciones de productos chinos.

“Nosotros no queremos eso, ningún tipo de guerra, ni siquiera la comercial, nada más cuidar que se mantenga nuestra relación comercial con Estados Unidos, con Canadá y también con China”, dijo AMLO.

En ese sentido, el vocero chino aseguró que su país y México son “buenos amigos y socios en el desarrollo” y que su relación comercial destaca por su “cooperación”.

El portavoz reafirmó el compromiso de China de trabajar junto con México para “implementar los consensos” alcanzados durante la reunión de López Obrador con su homólogo chino, Xi Jinping, en San Francisco, EUA, en noviembre pasado.

La Representante Comercial de Estados Unidos (USTR), Katherine Tai, ha alertado sobre la posibilidad de imponer aranceles a México porque, según denunció, hay una triangulación comercial de productos chinos que primero pasan por territorio mexicano y luego van al país estadounidense.

Las declaraciones de AMLO llegan en un momento en el que México ha superado a China como principal socio comercial de Estados Unidos en 2023, cuando exportó más de 475,600 millones de dólares a su vecino del norte.

Esto sucede también mientras México aprovecha el auge del ‘nearshoring’, fenómeno de relocalización de cadenas de valor, con un récord de más de 36,000 millones de dólares en inversión extranjera directa (IED) en 2023.

López Obrador afirmó que “sí va a continuar” la inversión china en México pese a la polémica porque “hay un reacomodo en el mercado mundial y muchas empresas se están viniendo a México”.

La tasa de desempleo se ubicó en febrero pasado en 2.5% de la Población Económicamente Activa (PEA), según informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El dato es menor al 2.8% del mismo mes de 2023, y también menor al del 2.6% de diciembre pasado, segín el reporte del organismo.

“La población desocupada fue de 1.5 millones de personas y la Tasa de Desocupación (TD), de 2.5% de la PEA. Respecto a febrero de 2023, la población desocupada descendió en 137,000 personas y la TD fue menor en 0.3 puntos porcentuales”, detalló el INEGI.

La PEA del segundo mes del año llegó a 60.9 millones de personas de 15 años y más, lo que representó una tasa de participación de 60.2% y una población activa superior en 917,000 personas a la de febrero de 2023.

De la PEA, 59.4 millones de personas estuvieron ocupadas durante febrero, 1.1 millones más que en el mismo mes de un año antes.

Las personas subocupadas, es decir, quienes declararon tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, fueron 3.8 millones, el 6.5% de la población ocupada, un decrecimiento de 464,000 personas ante febrero de 2023.

Los trabajadores informales en febrero totalizaron 32.4 millones, lo que redujo la tasa de informalidad al 54.5%.

En tanto, la población ocupada por sector de actividad se distribuyó con 44.3% del total en servicios, en comercio 19.6%, en manufacturas el 16.7%, en actividades agropecuarias 10.3% y en construcción 7.7%.

Mientras que en ‘otras actividades económicas’, que incluyen minería, electricidad, agua y suministro de gas, estuvo ocupada el 0.8%, y otro 0.6% no especificó actividad.

Por género, la PEA femenina en febrero fue de 24.5 millones y la masculina de 34.9 millones, con una tasa de participación de 46.6% en mujeres en edad de trabajar y de 75.8% en hombres.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) descartó este lunes una “guerra comercial” con China aunque en Estados Unidos, el Gobierno y el expresidente y aspirante presidencial Donald Trump, han amenazado a México con aranceles por presuntas triangulaciones de productos chinos.

“Nosotros no queremos eso, ningún tipo de guerra, ni siquiera la comercial, nada más cuidar que se mantenga nuestra relación comercial con Estados Unidos, con Canadá y también con China”, expresó el mandatario este lunes.

AMLO se refirió a las advertencias de Trump, quien la semana pasada afirmó que, si vuelve a la Casa Blanca, impondrá un arancel del 100% a los automóviles chinos elaborados en plantas mexicanas.

Esto se suma a los avisos de la Representante Comercial de Estados Unidos (USTR), Katherine Tai, quien alertó de aranceles a México porque, según denuncia, hay una triangulación comercial de metales chinos que primero pasan por territorio mexicano y luego van a Norteamérica.

“Todavía no hay nada sobre eso, la Secretaría de Economía está tratando este tema, se tiene que ver si está incluido en el Tratado (T-MEC), y sin llegar a la guerra comercial”, mencionó López Obrador.

La tensión ocurre después de que México superó a China como principal socio comercial de Estados Unidos en 2023, cuando exportó más de 475,600 millones de dólares al vecino del norte.

También sucede mientras México aprovecha el auge del ‘nearshoring’, el fenómeno de relocalización de cadenas de valor, con un récord de más de 36,000 millones de dólares en inversión extranjera directa (IED) en 2023.

López Obrador afirmó que “sí va a continuar” la inversión china en México pese a la polémica porque “hay un reacomodo en el mercado mundial y muchas empresas se están viniendo a México” y “es muy atractivo México para cualquier país extranjero”.

“No existe (ninguna controversia), todo está claro. Nosotros no tenemos ninguna protesta de China, ni tenemos ninguna protesta en el caso de Estados Unidos. Están muy bien las relaciones comerciales con Estados Unidos y también con China”, remarcó.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) celebró el recorte a la tasa de interés que anunció ayer el Banco de México (Banxico), aunque lo consideró un “atrevimiento” por contrastar con la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) de mantenerla igual.

“Fue un atrevimiento. Demostraron, y estoy de acuerdo, que son autónomos y profesionales, pero fue un atrevimiento porque las tasas en Estados Unidos no las quieren mover y acá ya las bajan, aunque sea poco”, dijo.

El mandatario se refirió a la decisión del banco central, que bajó la tasa de interés en 25 puntos base hasta el 11%, el primer recorte tras un año de haber estado en el máximo nivel de su historia.

La decisión contrastó con la de la Fed, que el miércoles conservó por quinta vez la tasa en un rango del 5.25% al 5.5%, aunque anticipó tres recortes durante el año.

El mandatario reprochó que la decisión de recortar la tasa de interés “pudo llevarnos a una depreciación del peso con relación al dólar”.

Aunque expresó su preocupación por el posible efecto de la política monetaria del Banxico sobre el tipo de cambio, matizó que “no pasó nada, no se movió” al situarse ahora en 16.71 pesos por dólar, un 1.94% menos que en la primera jornada del año.

Asimismo, AMLO opinó que ayuda el bajar las tasas porque eso significa que se puede invertir y ayuda a que la gente y empresarios inviertan.

“Y a nosotros también nos ayuda, a todos los mexicanos, en el caso de las finanzas públicas, porque el 70% de la deuda contratada por México está en pesos y, al bajar la tasa, baja, en el caso de intereses variables, el monto de nuestra deuda, aunque sea poco, entonces fue buena decisión”, apuntó.

López Obrador ha criticado en repetidas ocasiones la política “ortodoxa” de subir las tasas para combatir la inflación, que repuntó en la primera quincena de marzo al 4.48% anual, con lo que rompió con tres quincenas de descenso, según informó este viernes el INEGI.

La inflación se aceleró más de lo esperado en la primera quincena de marzo, reforzando el argumento de que la reciente baja a la tasa clave de interés por parte del Banco de México (Banxico) no sería el inicio de un agresivo ciclo de recortes.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó en un 4.48% en la primera mitad de marzo, por arriba del 4.35% de la segunda mitad de febrero, aunque por debajo del récord máximo en más de dos décadas del 8.77% que había tocado en 2022, según cifras oficiales divulgadas el viernes por el INEGI.

El INPC presentó una variación de 0.27 % respecto a la quincena anterior. En la misma quincena de 2023, la inflación quincenal fue de 0.15 % y la anual, de 7.12%.

La inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina productos de alta volatilidad, aumentó 0.33% a tasa quincenal y 4.69% a tasa anual.

Al interior del índice subyacente, a tasa quincenal, los precios de las mercancías incrementaron 0.10% y los de servicios, 0.61%.

En tato, el índice de precios no subyacente registró un crecimiento de 0.09% quincenal y de 3.84% a tasa anual. Dentro de este índice, a tasa quincenal, los precios de los productos agropecuarios subieron 0.34% y los de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno bajaron 0.12%.

Los rubros que más incrementos sufrieron en la quincena fueron el pollo, el transporte aéreo y los servicios turísticos en paquete, mientras que la cebolla, el gas doméstico LP y los nopales fueron los que más descendieron.

Banco de México, que tiene una meta de inflación del 3%, redujo ayer su tasa de referencia por primera vez desde que comenzó su endurecimiento monetario a mediados de 2021, en una decisión que si bien estuvo dividida cumplió con las expectativas del mercado.

En su aviso, la Junta de Gobierno de Banxico afirmó que, pese al ajuste, la postura monetaria continuaba siendo restrictiva y advirtió que en futuras decisiones tomaría en cuenta el panorama inflacionario y los retos que aún prevalecen, lo que fue interpretado por analistas como que este no sería el inicio de un ciclo continuo de recortes.

El Banco de México (Banxico) bajó este jueves la tasa de interés en 25 puntos base para ubicarse en 11%, confirmando así el primer recorte tras un año de haber estado en el máximo nivel de su historia.

En su anuncio de política monetaria, que estuvo dentro de las expectativas del mercado, Banxico “reconoció el proceso desinflacionario desde la última vez que se ajustó la tasa de referencia”, aunque advirtió de que “persisten retos y riesgos que ameritan continuar con un manejo prudente de la política monetaria”.

La decisión se aprobó con cuatro votos a favor y uno en contra; se trata de la primera vez que el Banco de México modifica la tasa de interés desde el pasado 30 de marzo de 2023.

Por otro lado, la decisión de la Junta de Gobierno contrastó con la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed), que ayer conservó por quinta vez su tasa de interés en un rango del 5.25% al 5.50%, aunque anticipó tres recortes a lo largo del año.

Analistas ya anticipaban una bajada en la tasa por parte de Banxico tras difundirse que la inflación general descendió en febrero al 4.4%, rompiendo con tres meses al alza.

“Se prevé que el proceso desinflacionario continúe, ante la postura de política monetaria y la mitigación de los choques derivados de la pandemia y de la guerra en Ucrania”, argumentó la Junta de Gobierno del Banco.

Banxico también elevó su pronóstico sobre la inflación general para fin de año, al estimar que promediará un 3.6% en el último trimestre, pero conservó su expectativa para el cierre de 2025, cuando espera que la inflación promedie un 3.1%, un nivel cercano a la meta del 3% del banco central.

El organismo autónomo adelantó que en las siguientes reuniones “tendrá en cuenta el progreso en el panorama inflacionario y los retos que aún prevalecen” para considerar “la incidencia de la postura monetaria restrictiva que se ha mantenido”.

Como riesgos al alza, señaló la persistencia de la inflación subyacente, la depreciación cambiaria, mayores presiones de costos, que la economía muestre una resiliencia mayor a la esperada, afectaciones climáticas, y escalamiento de conflictos geopolíticos.

La próxima decisión sobre política monetaria del Banco de México será el 9 de mayo, donde se espera continúe con el recorte de las tasas.

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos mantuvo este miércoles su tasa de interés de referencia sin cambios, en un rango de entre 5.25% y 5.50%, y confirmó que conserva la expectativa de realizar tres recortes en este 2024.

Mantener las tasas altas permite a los miembros del Comité de Política Monetaria (FOMC) “evaluar cuidadosamente los datos que llegan, la evolución de las perspectivas, y el balance de riesgos”, indicó el organismo en un comunicado tras dos días de reunión.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, reiteró que la inflación en Estados Unidos sigue siendo “demasiado alta”. Aunque el alza de precios se contuvo y el mercado laboral sigue fuerte, “los esfuerzos actuales para bajar” esa inflación “no son garantía de éxito”, matizó.

Y es que la inflación se ha moderado en el marco de la política monetaria de tasas elevadas promovida por la Fed para la mayor economía mundial. Tasas altas encarecen el crédito y desestimulan así el consumo y la inversión, lo cual permite reducir presiones sobre los precios.

Recordemos que la inflación en Estados Unidos llegó a alcanzar 9.1% en junio de 2022 y el descenso del índice en el marco de la política monetaria restrictiva adoptada por el banco central no llevó la economía a una recesión ni a un aumento relevante del desempleo.

Desde estos máximos, el índice de inflación PCE, que es el más seguido por la Fed, se ha moderado a 2.4% en la medición a 12 meses en enero, frente a 2.6% del dato de diciembre.

Sin embargo, este año, la inflación ha cobrado un pequeño impulso y el mercado temía que el banco central resolviera reducir su expectativa de recortes de tasas, cosa que finalmente no ocurrió.

Los miembros del FOMC mantuvieron sus pronósticos para la inflación general, pero aumentaron su previsión para la inflación subyacente, que excluye los precios volátiles de alimentos y energía, a 2.6%. No prevén cambios en la proyección para los tipos de interés para fines de 2024 en un rango de 4.50% a 4.75%.

Esto significa que esperan reducir las tasas en 0.75 puntos porcentuales en total en lo que resta del año. En diciembre, la idea de la Fed de realizar tres recortes en 2024 levantó gran expectativa en los mercados, que evaluaron que una primera reducción podría darse este mes.

Ahora los mercados esperan recortes a partir de junio próximo, o incluso en los últimos anuncios del años.

La Reserva Federal ofreció también este miércoles sus previsiones para la economía de Estados Unidos. Revisó al alza su pronóstico de crecimiento del PIB a 2.1% para 2024. La tasa de desempleo aumentará menos de lo que esperaba la Fed, a 4% este año y 4.1% el año que viene.

La iniciativa privada realizó 73 anuncios de inversión en México del 1 de enero al 15 de marzo de 2024, equivalentes a 31,512 millones de dólares, informó la Secretaría de Economía (SE).

“Se espera que dicho monto ingrese al país en los siguientes dos o tres años”, precisó la dependencia, quien precisó que con estos anuncios también se tiene la expectativa de que se generen 39,192 empleos directos.

La SE destacó que seis de los 10 principales países de origen con mayor inversión extranjera directa (IED) en México al cierre de 2023 concentran el 90% del total de los anuncios de inversión.

“Se observa la diversificación con las inversiones provenientes de países con menor participación de la IED en México, como China, Taiwán, Francia y Suiza”, agregó la nota.

Entre los países de origen, Estados Unidos encabezó la lista con el 57% del total de los anuncios de inversión en el periodo del 1 de enero y el 15 de marzo pasados. Detrás le siguieron Alemania, con 17%, Argentina, con 14%, y China, con 6%.

Por sectores, el 54% de los anuncios de inversión correspondieron al sector manufacturero, seguido de los medios masivos, con el 16%; el comercio, con 15%; y el transporte, con 14%.

La inversión más grande anunciada en el mismo periodo de referencia fue el que hizo Femsa, que anticipó la inyección de 9,965 millones de dólares en el país para una nueva embotelladora.

Le siguió la construcción de una nueva región de centros de datos en el centro del país por el brazo de servicios en la nube de Amazon, Amazon Web Services, por 5,000 millones de dólares. Asimismo, los anuncios de la alemana DHL y la argentina Mercado Libre por 4,000 y 2,450 millones de dólares, respectivamente.

Según los datos de la SE, 15 entidades concentran tres cuartas partes de la inversión anunciada en México, mientras que el 40% del empleo anunciado se concentraría en Coahuila, Quintana Roo y San Luis Potosí.

Recordemos que en 2023, la expectativa de inversión ascendió a los 110,744 millones de dólares a través de 52 anuncios, mientras que la IED que se registró al cierre del año pasado fue de 36,058 millones de dólares, anotando un nuevo máximo histórico para este indicador en el país.