Tag

Economía

Browsing

La inflación interanual de México se aceleró más de lo esperado durante la primera quincena de enero debido a un incremento en los precios de los energéticos y algunos alimentos, disminuyendo expectativas de una baja en la tasa de interés referencial en febrero.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publicó los datos del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) correspondientes a la primera mitad de enero, el cual presentó un aumento de 0.51% respecto a la quincena inmediata anterior, con lo que la inflación anual se colocó en 3.33%.

En el mismo periodo de 2020 las cifras fueron de 0.27 por ciento quincenal y de 3.18% anual. El dato contrasta con el 3.08% de la segunda quincena de diciembre.

La inflación subyacente interanual, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina algunos productos de alta volatilidad, registró un alza de 0.24% quincenal y de 3.83 por ciento anual.

Al interior del índice de precios subyacente, los precios de las mercancías se incrementaron 0.39% y los de los servicios 0.06% quincenal.

En tanto, el índice de precios no subyacente subió 1.37% quincenal y 1.84% anual. Dentro de dicho índice, los precios de los productos agropecuarios crecieron 0.31% quincenal y los de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno 2.17%.

Una encuesta publicada esta semana por Citibanamex anticipó que el Banco de México (Banxico) retomaría su ciclo de relajación monetaria y recortaría en febrero su tasa clave en 25 puntos base. Banxico mantuvo en diciembre su tasa de referencia en un 4.25% y dijo que la «pausa» en su ciclo de recortes brindaba el espacio para confirmar una trayectoria convergente de la inflación hacia su meta permanente del 3% +/- un punto porcentual.

La titular de la Secretaría de Economía, Tatiana Clouthier, presentó el Plan de reactivación económica que aplicarán desde la dependencia para ayudar a hacer frente a la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19.

Dicho Plan de compone de cuatro ejes: mercado interno, empleo y empresa, facilitación de la inversión, el comercio internacional y la regionalización y los sectores.

La funcionaria explicó que en el primer eje, correspondiente al mercado interno, el empleo y la empresa, se buscará tener una política industrial y la política tecnológica, además de que se explorarán vías para lograr el incremento al valor agregado local. Se trabajará con sectores innovadores, altamente exportadores, como lo son el del calzado, los textiles, el sector agroindustrial, la industria siderúrgica, la química, la eléctrico-electromecánica, plásticos, dispositivos médicos, automotriz y aeroespacial.

«Una parte fundamental es el desarrollo de cadenas productivas y plataformas de proveedores nacionales, en ellos logrando vincular a las grandes empresas y medianas con las pequeñas, teniendo programas de garantías, créditos y fondos de inversión sectorizados, integración productiva, agropecuaria y agroindustrial», dijo Clouthier Carrillo.

Fue en este punto donde mencionó que se impulsará el apoyo a las MiPyMEs, para lo cual habrá financiamiento con apoyos Covid, capacitación digital, reconversión en el tema de capacitación y actualización, especialmente a las mujeres, y la promoción del consumo local. Mencionó apoyos a pequeñas empresas y a las microempresas familiares, los conocidos ‘Créditos a la Palabra’.

Explicó que el objetivo de ellos es apoyar a microempresas o microemprendedores que se vieron afectados por el impacto de la contingencia sanitaria por la Covid-19 en nuestra economía, y garantizar que sigan operando y mantengan los empleos.

Detalló que los recursos que tienen presupuestados alcanzarían para dar 60,000 créditos, mismos que esperan estar dispersando antes de que inicie la veda electoral, y que estará dirigido a tres sectores: 20,000 para mujeres o cabezas de negocios de mujeres; 20,000 para rezagos y 20,000 para instituciones o empleadores cumplidos.

Llamó la atención el hincapié que hizo de un programa emergente de reactivación económica que habrá para las tortillerías del país, específicamente para aquellas que tengan de uno hasta 50 empleados. El programa se complementa con otro de modernización, transformación y equipamiento de tortillerías.

Mencionó también un programa de apoyo a la industria restaurantera, que dijo, ha sido una de las industrias que más afectadas se ha visto por la pandemia.

En cuanto al eje dos, de fomento y facilitación a la inversión, se buscará la facilitación y mejora de los trámites, y que pueda lograrse una mejora de costos hasta del 14%, dependiendo de las áreas en las que éstos se realicen. También incluye la atracción de inversión extranjera, para que la que se recurrirá a los consulados y embajadas, a las cámaras empresariales y a los fondos de inversión.

El tercer eje, referente al comercio internacional, la secretaria de Economía dijo que buscan la promoción del comercio exterior, la defensa de los intereses comerciales de México, la negociación de acuerdos comerciales y la implementación y administración de acuerdos comerciales y se trabajará para incrementar las exportaciones a mercados nuevos y mercados existentes.

Se incluirá la revisión y negociación de acuerdos comerciales, es buscar los acceder a otros mercados, para lo que se creará el Comité Nacional de Facilitación del Comercio, que permitirá la optimización de tiempos y facilitación de trámites internacionales.

Finalmente, en el eje cuatro que se refiere a la regionalización y sectorización, que permitirá conocer las necesidades de cada una de las siete regiones del país, «saber qué es lo que les duele», dijo Tatiana Clouthier. En ese sentido, dijo que ya se tiene una estrategias para el sur-sureste del país, en la que se encuentran proyectos como: Dos Bocas, el Tren Maya, el Transístmico.

La también excoordinadora de campaña del ahora presidente de la República, hizo hincapié en el tema de las mujeres.

«Consideramos aquí que las mujeres jugarán un papel preponderante en la recuperación económica y que, si nosotros somos capaces de proveerles capacitación a través de diferentes vertientes, podemos hacer que ellas se reincorporen a la brevedad con estas nuevas circunstancias del teletrabajo y de tener a los hijos en casa».

BBVA alertó sobre un posible «caudal de demandas» contra empresas en territorio mexicano tras la llegada a La Casa Blanca de Joe Biden, porque sería más estricto con el cumplimiento del nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

«Las nuevas disposiciones laborales podrían traer un caudal de demandas laborales en contra de empresas operando en México. El relativo activismo de la administración de Biden con respecto a castigar el incumplimiento de estas nuevas disposiciones jugará un papel clave», indica un análisis.

El reporte que el banco publicó previo a que Joe Biden asumiera como nuevo presidente de Estados Unidos, advirtió que el demócrata podría ser más riguroso en la aplicación de las normas contenidas en el tratado comercial, que exige salarios más altos, libertad sindical y más derechos laborales para los mexicanos.

«La relación económica entre México y Estados Unidos dependerá fundamentalmente de la flexibilidad que demuestre el gobierno de Biden en el cumplimiento de disposiciones comerciales, laborales y ambientales que han sido suscritas en el T-MEC», se lee en el texto.

En particular, BBVA destacó la nueva política energética del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien favorece las energías fósiles de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), empresas del Estado.

La institución bancaria consideró que Biden «podría velar» por un cumplimiento más estricto del Acuerdo de Cooperación Ambiental en el T-MEC. Señaló que la Administración del presidente demócrata podría defender inversiones estadounidenses afectadas por políticas mexicanas como la cancelación de las subastas de electricidad, el cambio en los Certificados de Energías Limpias (CEL) y mayores tarifas para conectarse a la red de transmisión.

BBVA advirtió que «este tipo de políticas energéticas nacionalistas a favor de la CFE podrían estar violando el capítulo de Empresas Propiedad del Estado y Monopolios Designados contenido en el T-MEC»; por ello, añadió, «un activismo de la administración de Biden en apoyo a empresas estadounidenses afectadas podría ayudar a empezar a revertir este tipo de políticas».

Como otro punto de atención, enunció las nuevas reglas del T-MEC sobre la industria automotriz, que ahora deben alcanzar un contenido regional de 75% en vehículos ligeros en 2023 y de 75% para vehículos pesados en 2027.

«Una mayor flexibilidad por parte de la nueva administración estadounidense en la aplicación de estas nuevas regulaciones permitirá que continúe la producción eficiente de la industria automotriz en la región de Norteamérica», apunta el informe.

La economía de México se habría contraído en diciembre un 5.4% en comparación con el mismo mes del año anterior, según una estimación preliminar publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La estimación del INEGI se da en el marco de los nuevos confinamientos que se dieron en diferentes partes del país a finales del año pasado, ante el repunto de contagios de Covid-19.

Principalmente, las restricciones a la actividad económica se incrementaron en diciembre en la Ciudad de México y el Estado de México, donde viven alrededor de 25 millones de personas.

El INEGI informó que la estimación para el último mes de 2020 se basó en que las actividades terciarias, que engloban al sector servicios, que habrían caído un 6.6%, mientras que las secundarias, que incluyen las manufacturas, descendieron un 4.9% interanual, según las cifras preliminares.

De acuerdo con el Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE), la contracción registrada en diciembre, es mayor a la que se estima para el mes de noviembre que es del 4.3%.

El INEGI detalló que el IOAE permite contar con estimaciones «econométricas muy oportunas» sobre la evolución del IGAE (Indicador Global de la Actividad Económica).

Mientras que el IGAE y sus actividades económicas se dan a conocer aproximadamente 8 semanas después de terminado el mes de referencia, el IOAE presenta sus estimaciones apenas tres semanas después del cierre del mes, y se da a conocer 5 semanas antes de la salida de los datos oficiales.

Recordemos que las estimaciones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público refieren que en el 2020, ante la crisis sanitaria que golpeó fuertemente la económica del país, caerá 8%; sin embargo, diferentes organismos e instituciones tienen proyecciones que anticipan una contracción mayor.

La economía de México podría crecer entre un 3% y 4% en 2021, aunque el escenario está sujeto a los esfuerzos por contener los contagios de Covid-19, así como del flujo de inversión privada, indicó el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

El presidente del organismo, Carlos Salazar, precisó que hasta ahora el sector exportador está actuando como la «principal máquina» en apoyo a la economía, apoyado en la recuperación en Estados Unidos, el principal socio del país en negocios.

«La reactivación económica no se va a dar sin el sector privado, sin inversiones y sin reglas de juego», explicó Salazar en una videoconferencia, acompañado por otros líderes empresariales. «La economía nacional podría crecer entre tasas de 3 a 4 por ciento, pero podríamos crecer más», agregó el dirigente de la principal cúpula empresarial del país.

En opinión del CCE, la recuperación económica de México podría observar un lento proceso mientras persistan los contagios de la Covid-19, que llevaron al país a observar un «pésimo desempeño económico» en el 2020.

Una forma de acelerar la economía, explicó Salazar, sería poner una mayor atención en las localidades donde el virus se propaga de forma más acelerada, y permitir la operación de los negocios que cumplan con las medidas sanitarias. «Si esos lugares están cumpliendo con la normativa, podrían seguir trabajando», explicó el líder. «Tenemos menor probabilidad de contagio en un restaurante que sigue las normas de seguridad, que el contagio que se puede tener en un tianguis, donde la comida se está obteniendo sin tener el seguimiento de estas normas», agregó.

Salazar Lomelín aprovechó para indicar que el sector privado puede ayudar a la aplicaciones de vacunas contra el coronavirus, y así lograr la meta de vacunación, misma que permitirá al país retomar actividades y con ello apuntalar la reactivación económica.

El líder empresarial indicó que sería “absurdo” que la iniciativa privada no fuera invitada a participar en el proceso de vacunación, pues cuenta con la infraestructura necesaria, así como la experiencia en logística que se requiere.

«Esto podría ser factible para el mes de marzo, tenemos que prepararnos en logística, distribución y aplicación de la vacuna, así como del seguimiento que se le tiene que dar a quienes necesiten la vacuna en dos ocasiones y el seguimiento para grupos de edad o trabajo», dijo el presidente del CCE.

El líder del CCE afirmó que, tal como sucede en Estados Unidos, es necesaria la organización entre sector público y privado para alcanzar la meta de vacunación.

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, presentó las líneas generales de su paquete de estímulo económico por 1.9 billones de dólares que pondrá a consideración del Congreso e incluye millonarios recursos adicionales para la vacunación y las pruebas de la Covid-19.

A escasos seis días de asumir el cargo, el líder demócrata da a conocer el llamado «Plan de Rescate Estadounidense», con el que espera reanimar al aparato productivo del país más golpeado por la pandemia, con 23.3 millones de casos positivos y 387,103 muertes, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

La iniciativa, que deberá recibir el aval del Congreso al igual que los paquetes aprobados previamente, incluye una ronda de pagos directos por 1,400 dólares, un suplemento de seguro de desempleo de 400 por semana hasta septiembre, una ampliación de la licencia pagada y aumentos en el crédito tributario por hijos, según un resumen adelantado a los periodistas.

De igual forma, destina 160,000 millones de dólares para el programa de vacunación en el país, 20,000 millones para las tareas de distribución de las dosis, así como 50,000 millones de dólares para pruebas.

También propone invertir 170,000 millones en escuelas e instituciones de educación superior, incluido un monto de 130,000 millones para asegurar que los establecimientos educativos puedan reabrir de manera segura pese a la pandemia de coronavirus.

La propuesta contempla aumentar el salario mínimo federal a 15 dólares por hora y estipula 350,000 millones de dólares en fondos de emergencia para gobiernos estatales y locales, señalaron los informes.

En diciembre pasado, el Congreso aprobó un paquete de estímulo económico por 900,000 millones de dólares, que incluyó el pago de 300 dólares a la semana a cada desempleado y prorrogó hasta el 31 de enero una norma que suspendía los desahucios y que iba a expirar a finales de año.

Además, incluyó 325,000 millones de ayuda a pequeñas y medianas empresas, 45,000 millones a los sistemas de transporte público, 13,000 millones en asistencia alimentaria y 82,000 millones para que las escuelas puedan reparar sus instalaciones y adecuarlas a la enseñanza en medio de la pandemia. Para las aerolíneas destinó 15,000 millones para pagar los salarios de sus trabajadores.

En marzo del año pasado, cuando el país sufrió el mayor impacto de la pandemia, el Congreso avaló otro paquete de ayuda, por valor de 2.2 billones de dólares, el mayor de la historia del país.

La agencia calificadora Moody’s dijo este martes que las expectativas de crecimiento económico de mediano plazo para México han continuado deteriorándose por la pandemia del coronavirus, y añadió que las políticas gubernamentales podrían retrasar la recuperación.

La firma, que mantiene la calificación crediticia del país en Baa1 con perspectiva negativa, también cuestionó los supuestos establecidos en el Presupuesto para 2021 aprobado por el Congreso local, pues aseguró que subestima los ingresos.

«La pandemia ha exacerbado las tendencias negativas de crecimiento que se habían hecho evidentes en 2019 y que persistirán más allá de 2020», aseguró Moody’s tras proyectar que el Producto Interno Bruto (PIB) mexicano crecerá un 3.5% este año, tras una contracción estimada del 9% en 2020.

La respuesta del gobierno a la pandemia, añadió Moody’s, ha sido limitada en el apoyo para empresas y hogares y, por lo tanto, ha hecho poco para contrarrestar el impacto económico, lo que dificulta su capacidad para recuperarse más rápido.

Moody’s añadió que el presupuesto para este ejercicio está basado en una previsión optimista de un crecimiento del 4.6%, sobreestimando, por un lado, los ingresos del gobierno provenientes de la producción de petróleo, y subestimando el apoyo que requerirá la endeudada petrolera estatal Pemex.

«Para cumplir con sus metas fiscales para 2021 y cubrir el apoyo subestimado relacionado con Pemex, esperamos que el gobierno reasigne recursos dentro del sector público», dijo la agencia calificadora.

La Inversión Fija Bruta cayó un 14.7% en octubre de 2020 frente al mismo mes del año anterior arrastrada aún por la crisis de la pandemia de Covid-19, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Inegi indicó que se obtuvo dicho resultado por los decrementos de 17% en el gasto de maquinaria y equipo total y de 12.7% en la construcción.

De esta manera, en el acumulado de enero a octubre, la Inversión Fija Bruta acumula una disminución del 19.5%.

En contraste, según datos ajustados por estacionalidad, la Inversión Fija Bruta creció 2.8% en octubre pasado frente al mes precedente, gracias a los aumentos de 4.7% de la construcción, y de 0.1% de la maquinaria y equipo.

«Después del rebote de junio 2020 al iniciar la nueva normalidad, la recuperación de la inversión fija bruta se ha ralentizado», observó Julio Santaella, presidente del Inegi.

Octubre fue el quinto mes de la llamada nueva normalidad, una gradual reapertura social y económica del país tras el cierre de actividades en abril y mayo por la pandemia de coronavirus.

En 2019 la Inversión Fija Bruta se contrajo 4.9%, mientras que creció 0.6% en 2018 y disminuyó un 1.5% en 2017.

La Inversión Fija Bruta permite tener «un amplio conocimiento» sobre el comportamiento de la inversión en el corto plazo, de acuerdo con el Inegi. Está integrada por los bienes utilizados en el proceso productivo durante más de un año y que están sujetos a derechos de propiedad.

El secretario de Hacienda y el gobernador del Banco de México (Banxico) coincidieron este viernes en que la economía del país podría crecer más rápido de lo previsto este año si el plan de vacunación frena los contagios de coronavirus y ayuda a agilizar la reactivación de los sectores más afectados por la pandemia.

Durante el Seminario de Perspectivas Económicas 2021 organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), el gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, dijo que el PIB podría crecer hasta un 5.3% en 2021, aunque el escenario central de la entidad es de una expansión económica de un 3.3%.

«Dependiendo de si hay afectaciones adicionales o si el periodo y el proceso de vacunación da confianza y agiliza la normalización en los sectores más afectados, (…) el crecimiento podría llegar a ser hasta de 5.3% para el presente año», dijo Díaz de León en su presentación.

En la misma línea, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, dijo que si bien la proyección de la dependencia que él encabeza, que es de un 4.6% de crecimiento, no depende del despliegue y aplicación de las vacunas, aclaró que los pronósticos podrían mejorar según cómo se ejecute el plan.

«Si el despliegue de la vacuna empieza a ganarle al repunte de la pandemia estos números pueden mejorar», explicó Herrera, y agregó que se verá una «carrera» para ver si se puede aplicar la vacuna a una velocidad suficiente para aplanar la curva de contagios y, luego, bajarla de manera definitiva.

«Eso es lo que va a determinar cuáles son las condiciones en las que puede operar la economía», dijo Herrera, y agregó que cuando entre 65% y 70% de la población esté vacunada, se podrá comenzar a definir la estrategia de recuperación económica tras la epidemia.

Herrera añadió que tenía la seguridad de que un porcentaje «muy alto» de la población del país estaría vacunado hacia mayo y junio de este año.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) subió 0.38% en diciembre, frente al mes previo y con ello la inflación anual se ubicó en 3.15%, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La inflación de 2020 es mayor a la registrada en 2019 que fue de 2.83%, y menor a la de 4.83% de 2018, indicó el Instituto.

El índice de precios subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la carestía general debido a que elimina artículos de alta volatilidad en sus precios, como los agropecuarios, energéticos y tarifas del gobierno, avanzó 0.55% mensual y dejó la tasa anual en 3.80%.

Dentro del subgrupo de bienes y servicios subyacentes, las mercancías tuvieron un aumento mensual en diciembre de 0.77% y los servicios 0.30%, mes contra mes. En términos anuales, las mercancías subieron 5.52% y los servicios 1.95%.

«Apoyado en caídas de los precios de frutas y verduras, en diciembre 2020 el Índice Nacional de Precios al Consumidor registró un alza de 0,38 % mes contra mes, la menor para dicho mes en 8 años», apuntó Julio Santaella, presidente del Inegi. Precisó que la inflación anual alcanzó la menor tasa desde mayo 2020.

La tasa de los no subyacentes bajó 0.13% mensual en diciembre y alcanzó un incremento anual de 1.18%. Al interior del índice no subyacente, los precios de los productos agropecuarios crecieron un 3.96% en 2020, mientras que los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno bajaron 0.81%.

Los datos presentados son cercanos a la meta del Banco de México (Banxico) de una inflación anual de 3% con un rango de más/menos un punto porcentual.

Por otro lado, el Inegi informó que durante diciembre de 2020, el Índice Nacional de Precios Productor (INPP) presentó un incremento de 0.27% mensual, con una tasa anual de 3.71%. Esto fue «impulsado principalmente por los precios de bienes y servicios de uso intermedio», indicó Santaella.

En el mismo mes de 2019 incrementó 0.45% mensual, mientras que aumentó 1% anual.

Por grupos de actividades económicas, los precios de las actividades primarias en 2020 aumentaron 7.44%, mientras que los de las secundarias crecieron 4.60% y los de las actividades terciarias 1.55% a tasa mensual.

Las reservas internacionales del Banco de México (Banxico) crecieron 8.18% en 2020 hasta sumar 195,667 millones de dólares pese a la crisis de la pandemia de Covid-19, informó este martes el banco central.

Las reservas de 2020 implican un aumento de 14,790 millones de dólares frente al cierre de 2019, cuando Banxico reportó 180,877 millones de dólares.

Con estas cifras, México se acerca a su máximo histórico de reservas internacionales de 196,010 millones de dólares, reportado en enero de 2015.

Las reservas internacionales del Banxico se calculan al restar la reserva bruta, que en 2020 alcanzó 199,056 millones de dólares, del total de los pasivos a menos de seis meses, que ascendieron a 3,389 millones de dólares.

De los 14,790 millones de dólares que se sumaron a las reservas, 5,148 millones de dólares correspondieron a Petróleos Mexicanos (Pemex) y 4,960 millones de dólares al gobierno federal.

Banxico precisó que las reservas internacionales están conformadas por divisas y oro propiedad del banco central, la posición a favor de México con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y divisas de financiamientos obtenidos para regulación cambiaria del FMI y otros organismos.

El reporte de las reservas internacionales llegan luego de que ayer, Banxico reportara que México recibió 36,945 millones de dólares en remesas entre enero y noviembre de 2020, un aumento del 10.88% con respecto al mismo periodo de 2019.

Aunque aún faltan los datos de diciembre, con estas cifras México ya rompió el récord en remesas recibidas en cualquier año, alcanzado en 2019 por un monto histórico de 36,048 millones de dólares en todo el año.

El Banco Mundial (BM) rebajó este martes su previsión de crecimiento mundial para 2021, al considerar que las perspectivas económicas son «altamente inciertas» ante los nuevos contagios de Covid-19 y las recién iniciadas campañas de vacunación.

El PIB mundial crecerá un 4% este año, 0.2 puntos porcentuales menos que lo proyectado en junio pasado (4.2%), según un comunicado en el que la institución señala, no obstante, que la caída de la economía en 2020 podría ser «menos fuerte» de lo esperado.

Señaló que la economía global se contrajo este 2020 un 4.3%, contra los pronósticos que había de una caída del 5.2%.

Adicional, el BM prevé una expansión económica del 3.7% en Latinoamérica y el Caribe este año, mejorando su previsión anterior de un crecimiento de 2.8% para la región, una de las más golpeada por la pandemia del coronavirus.

«Se espera que la actividad económica regional crezca un 3.7% en 2021, a medida que se flexibilicen las iniciativas para mitigar la pandemia, se distribuyan vacunas, se estabilicen los precios de los principales productos básicos y mejoren las condiciones externas», dijo el organismo multilateral al revelar sus perspectivas económicas mundiales.

En el caso de las economías de países en desarrollo, el Banco Mundial indicó que crecerán 5% en 2021, tras una contracción del 2.6% que registraron este año.

Detalló que la economía estadounidense se expandirá 3.5% en 2021, mientras que la de la Zona Euro lo hará 3.6%, la japonesa 2.5% y la china 7.9%. En cuanto al volumen de comercio global, proyectaron que se incrementará 5% en 2021, tras una baja del 9.5% este año.

Luego del anuncio del pasado lunes 7 de diciembre, donde el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció cambios en su gabinete, Tatiana Clouthier  tomó posesión como nueva secretaria de Economía.

La dependencia informó a través de un comunicado, que Clouthier Carrillo asumió la titularidad de la dependencia, en sustitución de Graciela Márquez Colín, quien se integró como miembro de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La SE destacó que Clouthier Carrillo es maestra en Administración Pública por la Universidad Autónoma de Nuevo León y licenciada en Lengua Inglesa por el Tec de Monterrey (ITESM). Tiene estudios en: Cultura de la Legalidad por The George Washington University; en Gobernanza por Harvard University y en Perspectivas Económicas y Políticas para México por Harvard University.

Recordemos que Tatiana Clouthier se desempeñó como coordinadora de la campaña del actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

A través de sus redes sociales, la diputada con licencia confirmó que hoy iniciará el encargo que le encomendó el presidente López Obrador. Aseguró que trabajará para garantizar «el bienestar de todos los [email protected], a través del diálogo, la inclusión, la diversificación y la innovación».

Finalmente, agradeció a su antecesora, por el trabajo realizado al frente de la Secretaría.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que la economía mexicana cayó por debajo del 8.9% en 2020, pese a las proyecciones de diversos analistas, y anticipó que habrá una recuperación en los primeros tres meses de 2021.

“Los analistas calculaban que se iba a caer la economía en el año de 12% a 15% y no fue así, hasta ahora (fue) 8.9%, y yo calculo que va a ser menos porque en el último trimestre ya hubo más crecimiento de la economía”, sostuvo AMLO.

Además de los más de 1.44 millones de casos y cerca de 127,000 muertes, la pandemia causó una contracción de 9.6% del PIB en los primeros nueve meses de 2020 y la pérdida de casi 1.1 millones de empleos formales. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) estima una contracción del 8% del PIB en 2020, y pronostica un repunte del 4.6% para 2021.

«Acaba de dar a conocer el gobernador del Banco de México que hay signos de recuperación de la economía mexicana y coincidimos con eso, tenemos elementos para poder afirmar que en estos tres meses, en este primer trimestre, va a crecer la economía», añadió López Obrador.

El mandatario reiteró lo expresado en su mensaje de Año Nuevo en el que dijo que México había recuperado cerca de 600,000 empleos formales de agosto a septiembre, aunque reconoció que en diciembre perdió casi 277,000 por «culpa» del «outsourcing», esquema de subcontratación laboral.

Aún así, insistió en que a finales de marzo el país ya tendrá registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a 20.5 millones de trabajadores formales, cifra que se tenía antes de la pandemia. «En enero ya vamos a empezar a recuperarlos porque empieza una recontratación de estos mismos empleos y a esto hay que añadir el crecimiento de la economía, que se está dando y se va a dar para este año», comentó.

Como indicadores positivos, el mandatario destacó el aumento del salario mínimo del 15% para este año y la estabilización del tipo de cambio, en cerca de 20 pesos por dólar.

En el marco de lo expresado por AMLO, se informó que las remesas aceleraron su ritmo de crecimiento en noviembre y ligaron siete meses al alza, impulsadas tanto por un mayor número de envíos como por un aumento en el monto promedio de operaciones.

Los capitales recibidos durante el penúltimo mes de 2020 sumaron 3,381 millones de dólares, un 15.6% más que en noviembre del año anterior, según cifras divulgadas este lunes por el Banco de México (Banxico), lo que representó su mayor incremento anual desde marzo.

El número de transacciones, principalmente desde Estados Unidos, se elevó un 9.2% interanual, mientras que el monto promedio por operación creció un 6.1%.

En cifras acumuladas, las remesas aumentaron un 10.9% interanual entre enero y noviembre a 33,946 millones de dólares, dijo el banco central.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, afirmó este jueves que la economía rusa ha soportado mejor que otras la pandemia del corononavirus, al destacar que la contracción del producto interior bruto (PIB) es actualmente del 3.6%, inferior a la de muchos países.

«En este momento la caída del PIB es del 3.6%. Es menor que la de prácticamente en todos los países más importantes de Europa, de la Unión Europa. Es menor que la de Estados Unidos», dijo Putin en su tradicional rueda de prensa de fin de año.

Subrayó que en algunos países de la Unión Europea «la caída del PIB ronda el 9%». Y es que Rusia entró en recesión técnica en el tercer trimestre tras registrar su PIB una contracción del 3.6% después de la caída del 8% entre abril y junio.

Putin indicó que la economía rusa recuperará el nivel previo a la pandemia a fines de 2021 o el primer trimestre de 2022, aunque advirtió de que la salida de la crisis dependerá del éxito de la lucha contra el coronavirus.

Vladimir Putin aprovechó su mensaje para indicar que no ha sido inoculado aún con la vacuna producida por su país contra el COVID-19, pero que lo hará cuando sea posible.

Putin indicó que ciudadanos de otros grupos poblaciones están recibiendo la vacuna rusa contra el COVID-19 antes de que él pueda tener acceso a ella. «Soy una persona que se ajusta bastante a la ley», afirmó al ser preguntado sobre si se había administrado la vacuna. «Escucho las recomendaciones de nuestros especialistas. Así que no he recibido la inyección aún, pero la recibiré, por supuesto, en cuanto sea posible». Aseguró que la vacuna rusa es eficaz y segura.

Putin afirmó que Rusia necesitaba concentrarse en aumentar la capacidad de producción mediante la construcción de fábricas, equipos y empresas. «Nada nos impide producir los componentes de la vacuna en instalaciones en el extranjero».

Durante su mensaje, Putin aseguró que si alguien hubiera querido envenenar a Alexei Navalni, este habría acabado muerto, al tiempo que ha admitido que los servicios de  seguridad «vigilan» al dirigente opositor ruso.

El mandatario ruso ha asegurado que Navalni tiene el apoyo de los «servicios especiales de Estados Unidos» y ha negado que los servicios de seguridad rusos hayan intentando envenenarle.

Admitió que «nuestros servicios de seguridad le vigilan pero eso no significa que tuviéramos que envenenarle».

El mandatario hizo hincapié en que los servicios de seguridad rusos no envenenaron a Navalni. «Nosotros no le envenenamos. ¿Quién le necesita? Si alguien quisiera envenenarle,  probablemente habría terminado el trabajo».

Por otra parte, Putin también se ha referido a los cambios en la Constitución que le permitirán seguir siendo presidente del país más allá de 2024. Dijo que todavía no ha decidido si volverá a presentarse como candidato ese año.

«¿Mereció la pena o no cambiar la Constitución? Tengo un mandato universal. Ustedes deben preguntarse: ¿Será esto por el bien del país? Si lo es, entonces merece la pena hacerlo. Todavía no he decidido si me presentaré de nuevo en 2024. Hacerlo o no hacerlo, ya veré. Mi prioridad es el desarrollo estable del país», contestó.

Ante una pregunta sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016, el mandatario ruso ha negado que hubiera interferencia por parte de hackers rusos para que Donald Trump saliera elegido.

En su opinión, las relaciones entre Estados Unidos y Rusia «se han convertido en rehenes de la situación política» estadounidense. «Confío en que Biden entienda lo que está ocurriendo. Es una persona experimentada», señaló.

Por otro lado, el mandatario ha afirmado que Rusia seguirá apoyando al este de Ucrania y aumentará su respaldo económico en esta zona controlada por milicianos separatistas prorrusos. «Rusia ha apoyado a Donbás y seguirá haciéndolo. Incluso aumentaremos nuestro apoyo a Donbás», remató.

Expertos del sector privado mejoraron el pronóstico de contracción del PIB para el cierre de 2020, ante la crisis económica que ha generado la pandemia del Covid-19.

De acuerdo a la encuesta correspondiente a diciembre hecha por el Banco de México (Banxico) entre especialistas del sector privado, la contracción de la economía mexicana se situará en 8.99%.

La caída estimada es ligeramente inferior a la prevista en noviembre, cuando los especialistas calculaban una caída del 9.10 % para este año, mientras en octubre las expectativas eran de un decrecimiento del 9.44%.

Según datos oficiales, tras el desplome de un 18.7% interanual de la economía en el segundo trimestre del año por la pandemia, el PIB rebotó un 12.1% el tercer trimestre, frente a los tres meses anteriores, gracias a la reactivación social y económica del país.

Los analistas consultados en el estudio mejoraron ligeramente sus previsiones para 2021, que ahora son de un crecimiento del 3.54%, por encima de la proyección previa del 3.29%.

Ese pronóstico sigue alejado del presentado por el gobierno federal, que proyecta un aumento en el PIB del 4.6% para el próximo año.

Dicha encuesta fue recabada por el Banco de México entre 38 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado nacional y extranjero. Las respuestas se recibieron entre los días 8 y 13 de diciembre.

El sondeo de Banxico también reflejó una rebaja en el pronóstico de la inflación general para el cierre de 2020. Cuando acabe el año, los expertos consultados esperan que la inflación general se sitúe en el 3.38%, frente al 3.63% estimado hace un mes.

Para 2021, la nueva expectativa es que la inflación general cierre en el 3.57%, una cifra ligeramente inferior al 3.61% proyectado por los especialistas en noviembre.

En cuanto al tipo de cambio de cambio, el sector privado calculó que el peso cerrará el año intercambiándose en 20.12 unidades por dólar, desde un 20.57 pesos por dólar de la encuesta anterior. El pronóstico también mejoró para 2021, ya que los analistas calculan que el peso se intercambiará en 20.65 unidades por dólar.

Sobre las cuestiones que los analistas consultados por el Banco de México mencionaron entre los factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico del país en los próximos seis, a nivel general, los principales factores se asocian con las condiciones económicas internas (46%), la gobernanza (26%), y las condiciones externas (15%).

A nivel particular, los principales factores son: la debilidad en el mercado interno (22% de las respuestas); la incertidumbre sobre la situación económica interna (19% de las respuestas); la debilidad del mercado externo y la economía mundial (14% de las respuestas); la incertidumbre política interna (11% de las respuestas) los problemas de inseguridad pública (7% de las respuestas); y la política de gasto público (7% de las respuestas).