Tag

Fuerzas Armadas

Browsing

JORGE SUÁREZ-VÉLEZ

REFORMA

 

El Jenga se juega tratando de desplazar las piezas que arman una torre, evitando que ésta se colapse al prescindir de la parte movida. López Obrador lleva rato jugando. Como en esa frágil torre, los mexicanos hemos ido poniendo piezas para armar un país con aspiraciones de altura, que se construye a partir de instituciones nuevas, y por ende frágiles, de prácticas democráticas que garantizan que el acceso al poder pase por las urnas, de separación entre iglesia y Estado, y de una relación de respeto con Fuerzas Armadas agnósticas a ideologías políticas. Una a una, el Presidente quita esas piezas arriesgándonos al colapso.

En lo económico, México ganó credibilidad internacional, que se tradujo en inversión y acuerdos comerciales, gracias al desarrollo de una capaz tecnocracia profesional, mucha de la cual pasó por la escuela de Banco de México, quizá el banco central más respetado entre los de economías emergentes. Construir esa reputación tomó décadas, desde los días de Don Miguel Mancera, primer gobernador del banco central -autónomo desde 1994- y epítome de lo que un banquero central debe ser: inteligente, humilde, honesto y austero.

Cuando Alejandro Díaz de León deje de encabezar la junta de gobierno el último día de este año, por primera vez en ésta no habrá un sólo funcionario formado en Banco de México. Más aún, quizá desde la salida de Manuel Ramos Francia no ha habido un subgobernador con clara especialidad en política monetaria. Si bien no es necesario que todos la tengan, sería recomendable contar con ella. Tendremos el banco central más débil justo cuando enfrentamos la inflación más alta de este siglo, y cuando la Reserva Federal está por cambiar el rumbo que mantuvo desde 2008. Mal momento para poner el timón en manos inexpertas. Construir esa institución tomó décadas y generaciones de funcionarios capaces, destruirla toma medio sexenio.

En lo político, a diferencia del resto de América Latina, por décadas nuestras Fuerzas Armadas se mantuvieron al margen de la lucha política. Las desafortunadas declaraciones del general Luis Cresencio Sandoval arrodillándose ante el gobierno actual terminan con tan bienvenida separación entre poder civil y militar. Su querencia es más inoportuna porque ocurre cuando investigaciones hechas por el equipo de Carlos Loret revelan la opacidad y la seria sospecha de corrupción en las obras a cargo del Ejército, tal y como ya ocurrió con la barda perimetral del NAIM. La falta de rendición de cuentas del Ejército nos recuerda que en arca abierta el más justo peca. Decenas de miles de millones de dólares de presupuestos y la ausencia total de transparencia, sin contrapesos, corromperán a las Fuerzas Armadas hasta la médula, demoliendo la credibilidad que por tanto tiempo gozaron.

¡Y qué decir del decretazo! ¿Por qué es bueno para el pueblo esconder lo que el gobierno hace con sus recursos? ¿Cuál es la lógica de reservar esa información por años, como previamente se hizo con los Segundos Pisos? Si, los trámites para hacer una inversión son engorrosos para todos, algunos son incluso absurdos. Si es así, ¿por qué dispensar de éstos sólo a las obras capricho del Presidente? Recordemos que si no se hubieran saltado el estudio de impacto ambiental, que por ley les tocaba hacer en Dos Bocas, no hubieran hecho el colosal error de arrasar el manglar que parcialmente los protegía de fenómenos meteorológicos que ahora hacen que la obra viva inundada. ¿También detendrán las lluvias por decreto?

Decía el Presidente que «al margen de la ley nada». Hoy, él, sus obras, sus decretos y su Reforma Bartlett lo están. ¿Por encima de la ley nadie? Lo están él, su familia, su equipo y el Ejército. Pero, cámaras y cúpulas empresariales siguen en silencio. Dicen que corren el riesgo de que AMLO se radicalice si protestan. Quizá habría que preguntarles qué entienden por ese término, porque esa radicalización ya ocurrió y apenas vamos a medio sexenio.

Dice Enrique Krauze que «no se aprecia la libertad hasta que se pierde». Espero no reaccionemos cuando ya sea demasiado tarde.

@jorgesuarezv

Lejos quedó aquel López Obrador que, caminando por Tepetitán, Tabasco, prometía en 2017 que el poder no lo cambiaría. “Dicen que el poder, cuando no hay convicciones, cuando no hay principios, atonta a los inteligentes y a los tontos los vuelve locos”, declaró en el documental que le hizo Epigmenio Ibarra.

Y ahora, cuatro años después y harto de no poder hacer su santa voluntad, como si la presidencia fuese una oficina sin contrapesos para que él pueda hacer y deshacer a su antojo, vino el decretazo. Para justificar firmar el decreto que permita que las obras de infraestructura puedan brincarse normas y requisitos de transparencia bajo la premisa de seguridad nacional el presidente dijo que en su gobierno no hay corrupción y no hay impunidad.

Si le creemos a la palabra de López Obrador respecto a que en su gobierno ya no hay corrupción, el decretazo sigue siendo un escándalo porque no sabemos qué otro presidente venga después. Quizás no es tan impoluto como López Obrador dice ser, pero el decreto seguiría vigente. Además, este decreto se publica cuando no se han aclarado la investigación de mi colega Carlos Loret de Mola que encontró entre los contratos que han obtenido las Fuerzas Armadas para la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles empresas fantasmas beneficiadas.

¿Cómo quiere el presidente que confiemos en su decretazo si implica la violación de la división de poderes y disposiciones en materia de Derechos Humanos?

¿Cómo pide que no se vea con suspicacia si se firmó dos días después de que el Secretario de la Defensa, el General Luis Crescencio Sandoval, decidió tomar partido a nombre de las Fuerzas Armadas y con ello politizar al ejército? ¿Cómo no sospechar que este decreto es un regalazo para el General por la lealtad, no al Comandante Supremo, sino al proyecto de Andrés Manuel López Obrador?

El presidente le ha dado trabajos y presupuesto a las Fuerzas Armadas bajo la premisa de que son incorruptibles. En tanto no se aclare la investigación arriba mencionada, no podemos darle cheque en blanco al Ejército. Más bien parece que el presidente le ha dado dinero y poder a las Fuerzas Armadas no por ser incorruptibles sino porque son leales y obedientes a él.

Las trabas que presentan los múltiples trámites que debe cubrir cualquier obra de infraestructura son un obstáculo para el desarrollo del país. Si eso le molesta al presidente López Obrador ¿por qué no busca disminuir y eliminar tantas trabas para que las obras de infraestructura, no solo del gobierno, también de privados, puedan concretarse con seguridad y apego a normas ambientales pero en tiempos y formas razonables?

¿Por qué solamente las obras del gobierno federal gozarán de la posibilidad de ser aprobadas por afirmativa ficta si no reciben respuesta de las instancias involucradas en los cinco días posterior a que se presenta la solicitud?

El presidente López Obrador se queja constantemente de la corrupción y la señala como la razón principal de que México se rezague. Pues una de las ventanas que más le abre la posibilidad a cochupos y mordidas es precisamente la cantidad de trámites que cualquier obra de infraestructura debe cumplir.

Columna completa en El Universal

La Agencia Nacional de Aduanas de México (ANAM) estará a cargo de las Fuerzas Armadas, informó esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien reconoció problemas de contrabando de combustibles, introducción de armas y de drogas en las aduanas.

“Ya se publicó el decreto, vamos a reforzar las aduanas terrestres, marítimas con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y con el apoyo de la Secretaría de Marina (Semar). Tenemos que combatir el contrabando, seguir combatiendo el contrabando la introducción de drogas, la evasión fiscal y limpiar todas las aduanas del país.

El mandatario señaló que ante las problemáticas que se presentan, tomó la decisión de crear la ANAM, que dijo, trabajará en coordinación con el SAT, actualmente encargado de la Administración General de Aduanas (AGA), y por ende con la Secretaría de Hacienda, aunque en lo operativo serán las Fuerzas Armadas quien la administrarán.

«Ellos van a estar a cargo de las aduanas, porque hay problemas, de contrabando, de combustibles y desde luego, la entrada de armas, fentanilo, y necesitamos poner orden en todo lo relacionado con aduanas”, añadió.

Sobre quienes estarán al mando en la ANAM, AMLO dijo que en la nueva estructura no se admitirán perfiles recomendados, pues señaló, las aduana siempre han sido “un botín” y una área de codicia para llevar actos de corrupción.

“No se admiten a recomendados. Siempre las aduanas son codiciadas por la corrupción, ya habíamos iniciado con la entrega de los puertos a la Marina antes. Los puertos eran un botín, y estamos poniendo orden y nos toca ahora lo de las aduanas”.

Y es que el gobierno federal publicó ayer en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el decreto por el que se crea la Agencia Nacional de Aduanas de México, como un órgano desconcentrado de la Secretaría de Hacienda.

El decreto señala que la ANAM «tendrá autonomía técnica, operativa, administrativa y de gestión, además de que tendrá el carácter de autoridad fiscal y aduanera y facultades para emitir resoluciones en el ámbito de su competencia».

Será el Congreso quien legislará para implementar una reforma legal que permita el traspaso de funciones.

«El presente Decreto entrará en vigor en la fecha en la que inicie la vigencia de las reformas legales que otorguen la competencia que actualmente tiene el Servicio de Administración Tributaria en materia fiscal y aduanera al órgano desconcentrado previsto en este Decreto», se señala en los artículos transitorios.

Para cumplir sus objetivos, la Agencia Nacional de Aduanas de México contará con los bienes muebles e inmuebles, recursos materiales, tecnológicos y financieros que le sean asignados. Además de los fondos y fideicomisos que se constituyan o en los que participe en representación de la SHCP, los ingresos que obtenga por la prestación de servicios y gastos de ejecución, y las asignaciones que establezca el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Recordemos que en julio del año pasado, López Obrador anunció que el Ejército y la Marina estarían al mando de los puertos y las aduanas a fin de erradicar la corrupción y frenar la entrada de drogas al país. En abril de 2020, López Obrador nombró a Horacio Duarte como titular de la Administración General de Aduanas, el tercer nombramiento al frente de este organismo desde que asumió el poder en 2018.

En el marco del primer aniversario de que entrara en vigor el acuerdo presidencial que dispone la participación de las fuerzas armadas en tareas policiales hasta 2024, la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) advirtió que a 15 años del recrudecimiento de la guerra contra la delincuencia en nuestro país, situación que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha criticado constantemente, con su llegada al poder la desmilitarización no llegó, y por el contrario se han profundizado diversos aspectos de un modelo militarizado.

Desde diciembre de 2006 a la fecha, México registra aproximadamente 350,000 homicidios, además de los 85 mil desaparecidos o personas no localizadas que el propio gobierno reconoce.

WOLA recuerda que el ahora presidente afirmó en 2012 que, en caso de llegar al poder, sacaría al Ejército de las calles, mientras que en 2016 criticó el modelo de seguridad propuesto por el presidente Felipe Calderón al asegurar que no se resolvía nada con medidas coercitivas y militarizadas. Incluso en 2018 reiteró en campaña que reorientaría la estrategia de seguridad.

El análisis que realiza Stephanie Brewer apunta que también se cumplen dos años de la Ley que creó la Guardia Nacional, el cuerpo de seguridad que López Obrador impulsó.

A pesar de depender orgánicamente de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), la Guardia Nacional opera bajo la coordinación de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena); si el gobierno retirara a las fuerzas armadas de las tareas policiales para el fin del sexenio, las tareas de seguridad quedarían en manos de una  institución militarizada.

«Con variaciones, la militarización se ha convertido de supuesta medida transitoria en estrategia de largo plazo», advierte la especialista de WOLA.

El análisis realizado a la situación en México, enfatiza que el actuar de las fuerzas federales han dado paso a una disminución en la estrategia de combate frontal a los grupos criminales, aunque no se ha acompañado de medidas idóneas y suficientes para hacer frente a la violencia, lo que ha provocado que los grupos criminales sian victimizando a la población.

Otro punto que destaca WOLA, es que López Obrador no sólo consolidó el papel de las fuerzas armadas como pilar de la estrategia de seguridad, sino también les ha asignado otras funciones; y es que si bien las fuerzas armadas habían participado en proyectos de infraestructura en sexenios pasados, ahora son responsables de obras como la construcción de las sucursales del Banco del Bienestar, el aeropuerto de Santa Lucia y otros más, el Tren Maya, el Corredor Interoceánico (Transístmico), por mencionar algunas.

Un punto que llama la atención, es lo que señala sobre los golpes de Estado. El análisis refiere si bien a lo largo de la ola de dictaduras en la región, México no ha sufrido ningún golpe militar, dado el peso de las fuerzas armadas dentro y fuera del ámbito de la seguridad, puede no hacer falta un golpe de Estado para que las instituciones militares ejerzan altos niveles de poder sin constituir un gobierno militar.

La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos concluye indicando que el modelo militarizado que ha instaurado el gobierno de la Cuarta Transformación, ha detonado más violencia sin dar paso a estrategias efectivas de seguridad.

«Mientras no se priorice la reforma de las corporaciones civiles de seguridad; mientras las instituciones del país no avancen de manera trascendental en la investigación de los fenómenos delictivos; y mientras se toleren violaciones de derechos humanos por parte de las instituciones encargadas de velar por el estado de derecho», remata WOLA.

Análisis completo AQUÍ

Los coordinadores parlamentarios del PAN, PRI, PRD presentaron, junto a la bancada de Movimiento Ciudadano, una iniciativa para regular el uso de las fuerzas armadas en tareas de seguridad.

Laura Rojas, diputada del PAN, explicó que se propone la expedición de una nueva “Ley Federal que regule la Colaboración de las Instituciones de la Fuerza Armada Permanente en Tareas de Seguridad Pública”, ya que no hay una adecuada regulación de las fuerzas armadas en tarea de seguridad.

Se busca revisar los principios mínimos, condiciones, procedimientos, límites, responsabilidades y sanciones en cuanto a la disposición de los integrantes de la Fuerza Armada permanente.

Recordó que durante la LXIV Legislatura se aprobó la creación de la Guardia Nacional y su permanencia en las tareas de seguridad, por lo que es necesario hacer una ley que “claramente regule todos los procedimientos por los cuales las Fuerzas Armadas van a participar en ese tipo de tareas, así lo ha señalado la CNDH y una serie de especialistas”.

La diputada Verónica Juárez Piña  del PRD destacó que la iniciativa pretende generar un instrumento por el que no sólo se establezcan reglas claras para la participación de las Fuerzas Armadas en materia de seguridad pública, sino para que la sociedad civil, la academia, los organismos públicos de derechos humanos establezcan una supervisión constante de las acciones que se implementen, así como un «proceso evaluativo que nos permite saber si estamos caminando en el sentido correcto o debemos reflexionar estas acciones”.

De esta manera, añadió, no sólo se evitarán las violaciones a los derechos humanos, también será más eficiente el proceso de diseño y planificación de las políticas públicas.

“Desde el PRD estamos conscientes de que dejar la problemática de la seguridad a las instituciones policiales en las lamentables circunstancias en las que se encuentran sería irresponsable, no podemos simplemente retirar a las y los militares en tareas, sería un alto costo, por lo que nos parece importante el que podamos contar con instrumentos necesarios para regular, cómo sería su participación”.

El diputado del PRI, René Juárez Cisneros, consideró que esta propuesta de la oposición es clara, precisa, y otorga certidumbre, certeza jurídica, basamento legal, regulación, fronteras, observancia plena y respeto a los derechos humanos, para que las Fuerzas Armadas puedan seguir contribuyendo a la paz, a la tranquilidad y a la seguridad pública, pero también tengan la confianza y la certidumbre de que están actuando dentro del marco legal.

“Hoy lo que se pretende con esta iniciativa, es precisamente darle esa certeza jurídica, esa regulación necesaria, con plena observancia y respeto a los derechos humanos, para que nuestras Fuerzas Armadas puedan tener ese sustento legal para cumplir con esta tarea que se les ha encomendado, de ayudar a la consolidación de la paz, a través de tareas de seguridad pública”.

Juan Carlos Romero Hicks del PAN sostuvo que cuando la legisladora Laura Rojas presentó una controversia constitucional en torno al acuerdo del Ejecutivo Federal sobre la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, el Gobierno de la República dijo que harían una propuesta de legislación, la cual no llegó.

“En el camino nosotros fuimos construyendo lo que hoy estamos presentando, porque creemos que hay que llenar ese vacío”, dijo el panista.

La propuesta, detalló, tiene como fin darle certeza a la población y contar con todos los instrumentos viables para que la autoridad local como la federal, puedan estar interviniendo.

Los mandatarios que integran la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN) plantearon este viernes que sea el Sistema Nacional de Vacunación quien coordine la aplicación de la vacuna contra el Covid-19, y no las Fuerzas Armadas como sucede hasta el día de hoy.

«Federación y estados cuentan con infraestructura y personal médico capacitado y con experiencia para aplicar las vacunas. Año con año se aplican millones, en un esfuerzo de coordinación conjunta donde la especialización y experiencia son insustituibles”, señaló la GOAN.

Los gobernadores de Acción Nacional presentarán esta propuesta ante la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), que sostendrá este viernes una reunión virtual. 
 

Y es que dijeron que ante el repunte de casos, se enfrenta el desafío de aplicar de manera eficiente, pronta y segura la vacuna a la población, conforme al calendario que ha determinado la autoridad federal. 

Recordaron que desde 1986 se creó a nivel nacional el Consejo Nacional de Salud, con el propósito de coordinar los esfuerzos públicos, privados y sociales para controlar y eliminar enfermedades transmisibles, como es el caso del Covid-19.

Aseguraron que el Sistema Nacional de Vacunación, existe y opera con éxito, ya que cada entidad federativa posee, a su vez, un Consejo Estatal de Vacunación que articula, año con año, las campañas en la materia.

Y es que el gobierno federal ordenó que elementos del Ejército y la Marina se hicieran cargo de la vacunación, bajo el argumento de que de esa manera se mantendrían las vacunas en estricta seguridad.

La GOAN está integrada por los estados de Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Querétaro, Quintana Roo, Tamaulipas y Yucatán.

La alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, dijo hoy que la expansión del rol de las fuerzas armadas en México ha tenido un impacto negativo en los derechos humanos y reveló que ha pedido al gobierno que dé marcha atrás en esta estrategia.

El entorno de seguridad se ha deteriorado en nuestro país por la proliferación del crimen organizado, el aumento del tráfico ilícito de droga y la alta incidencia de asesinatos de activistas, periodistas y mujeres.

La alta comisionada enfatizó que ha pedido al gobierno de México que reconsidere sus decisiones en relación con las fuerzas armadas ya que actualmente no se ajustan a las normas internacionales.

Sostuvo que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) «se ha caracterizado por un aumento en la atribución de poderes a las fuerzas armadas, incluyendo en asuntos de seguridad interna mediante la creación de la Guardia Nacional».

Como parte de la misma estrategia, agregó, se han ampliado las competencias de la Secretaría de la Defensa Nacional, aumentando su presupuesto y sus tareas en el desarrollo de infraestructura pública.

«Al haber sido yo misma ministra de Defensa (en Chile) entiendo que las fuerzas armadas pueden tener un rol importante en muchos asuntos, como por ejemplo en la respuesta a epidemias porque son muy buenas en logística e infraestructuras, pero tienen que ser guiadas por civiles. Son los políticos quienes tienen que dar las órdenes», recalcó Bachelet.

En una rueda de prensa en el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos, que se celebra cada 10 de diciembre, la alta comisionada también externó su preocupación por el gran número de periodistas asesinados o que han sufrido ataques en México.

Los primeros han llegado a veinte en lo que va del año, mientras que los periodistas agredidos o acosados se elevan a 224 en el mismo periodo, según las cifras reportadas a la ONU. Un total de 138 reporteros han muerto de forma violenta en la última década.

«Llamamos a que se tomen medidas para investigar y castigar estos ataques. La prevención y la protección es lo más importante para la libertad de expresión», recalcó Bachelet, quien sostuvo que su preocupación en torno a la inseguridad en la que trabajan los periodistas se extiende a los líderes sociales.

Como aspecto positivo, la alta comisionada mencionó que México haya aceptado la competencia del Comité de la ONU sobre Desapariciones Forzadas, lo que permitirá a las víctimas de este crimen, a sus familiares o representantes en caso de que sigan desaparecidos, denunciar sus casos ante dicha instancia.

«Creo que se trata de un paso muy importante para las familias y las víctimas. Les permite acceder a un mecanismo de protección internacional. Cuando fui a México me reuní con las madres de algunos desaparecidos y para ellas éste será un paso muy importante», recalcó.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) encabezó este viernes la ceremonia de conmemoración por el 110 Aniversario del inicio de la Revolución Mexicana.

“Hoy conmemoramos 110 años del inicio de la Revolución Mexicana, todo un acontecimiento. Se trata de la primera revolución social del siglo XX en el mundo, es un movimiento de gran trascendencia porque el pueblo de México luchó por dos grandes demandas: la justicia y la democracia”, afirmó el mandatario.

López Obrador aprovechó la conmemoración para revindicar su proyecto de la llamada Cuarta Transformación de la vida pública del país.

Por su parte el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, el general Luis Cresencio Sandoval afirmó que hoy más que nunca las fuerzas armadas están comprometidas con la transformación que está en marcha. «Hoy más que nunca el Estado mexicano puede confiar en la lealtad institucional que durante más de un siglo han hecho patentes».

En el evento que se realizó en el Monumento a la Revolución participaron 396 elementos de las Fuerzas Armadas, 11 jinetes charros, dos vehículos y 189 caballos, además de ciudadanos que tuvieron la tarea de una representación de cinco pasajes históricos del inicio del movimiento.

Se incluyó una bandera de guerra, una bandera monumental, 15 estandartes y 70 banderas nacionales.

Además de reiterar su lealtad al presidente, Cresencio Sandoval destacó la participación de militares en la construcción de obras emblemáticas del gobierno de López Obrador, como el Tren Maya, el nuevo aeropuerto de Ciudad de México o la refinería Dos Bocas, Tabasco.

“Apoyamos los proyectos prioritarios de su gobierno con todos los recursos humanos, materiales y financieros que la nación nos provee en aras del bienestar de los mexicanos. nuestra lealtad institucional es a toda prueba; 107 años de institucionalidad, desde el nacimiento de las actuales Fuerzas Armadas de la nación hablan por sí solos”, expresó. sostuvo Sandoval.

El titular de la Sedena fue el encargado de pronunciar el único discurso que hubo durante la ceremonia.

Al recordar que la Revolución mexicana fue la «tercera transformación» de México, en la que más de 1 millón de mexicanos perdieron la vida, AMLO dijo que su gobierno va a seguir cuidando que la Cuarta Transformación de la vida pública de México, misma que él encabeza, siga siendo de manera pacífica.

El presidente se congratuló de «ir consiguiendo este propósito de transformar a México sin violencia», y acusó a los conservadores de buscar la confrontación y añorar los años de dictadura. «Hay insensatos que dicen que estaba muy bien el régimen porfirista, los conservadores desde luego», manifestó.

El colectivo Seguridad Sin Guerra lamentó el acuerdo presidencial que se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF), que faculta a las Fuerzas Armadas para realizar detenciones, ejecutar órdenes de aprehensión, asegurar bienes, resguardar y procesar escenas del crimen y hacer labores de seguridad publica.

Acusaron que el acuerdo del presidente López Obrador normaliza la práctica establecida desde el Gobierno de Felipe Calderón: la militarización de la seguridad pública sin control alguno y fuera del mandato constitucional.

«El acuerdo pone en evidencia  lo que a lo largo del último año ha sido una realidad evidente: la Guardia Nacional es una etiqueta para disfrazar a las Fuerzas Armadas de cuerpos civiles. Eso, quizá sea el único cambio: el militarismo salió del clóset», indicó el colectivo.

Según lo publicado en el DOF, el transitorio quinto de la reforma constitucional en materia de la Guardia Nacional establece que «durante los cinco años siguientes a la entrada en vigor del presente Decreto, en tanto la Guardia Nacional desarrolla su estructura, capacidades e implantación territorial, el Presidente de la República podrá disponer de la Fuerza Armada permanente en tareas de seguridad pública de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria».

Lamentaron que el acuerdo establezca una vigencia hasta el 27 de marzo de 2024, pues quiere decir que no se trata de una medida excepcional sino de una facultad abierta.

Aseguraron que con el acuerdo, se pone de manifiesto que la seguridad publica en México está militarizada. Lamentaron que bajo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, las Fuerzas Armadas continúen realizando tareas de Seguridad Pública y se les ha sumado la detención de migrantes.

«Un gobierno que esté verdaderamente comprometido con la desmilitarización del país y la construcción de paz, no debería emitir un acuerdo de este tipo, sino reglas claras, objetivos precisos y un sistema de fiscalización y rendición de cuentas mientras continúen en las calles»

Hicieron un llamado para que la situación actual derivada de la pandemia de Covid-19 no sirva de cortina de humo para aprobar leyes que menoscaban el sistema constitucional de frenos y contrapesos o para avanzar el militarismo en el país. «Este gobierno se ha quitado la máscara», remató el colectivo.

 

El Gobierno de México anunció el lunes que sacará de nuevo a las Fuerzas Armadas a las calles para ayudar a las labores de seguridad pública.

La decisión de usar a las Fuerzas Armadas es algo a lo que se había opuesto López Obrador en campaña y que criticó de sus antecesores. La orden de AMLO ha sido rápidamente señala por la oposición como un reconocimiento tácito del fracaso de la estrategia del presidente para bajar los niveles de criminalidad.

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar

En un acuerdo publicado en el Diario Oficial, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ordenó que las Fuerzas Armadas (FA) participen “de manera extraordinaria, regulada y complementaria con la Guardia Nacional” en labores de seguridad pública. Las FA estarán bajo el mando de la Guardia Nacional.

Las nuevas funciones de las FA permanecerán hasta marzo de 2024, prácticamente lo que resta del gobierno de López Obrador.

Recordemos que AMLO criticó duramente la decisión del expresidente Felipe Calderón de involucrar a marinos y soldados en la seguridad pública.

López Obrador apostaba a que la criminalidad y la violencia bajarían con su política de no confrontación con grupos armados y con la presencia de la Guardia Nacional, algo que no ha sucedido.

Marzo ha sido el mes más violento durante el nuevo gobierno, pese al confinamiento en buena parte del país por el brote de coronavirus. En dicho mes hubo 2,585 homicidios dolosos, con un promedio diario de 83 asesinatos. En febrero, la cifra había sido de 2,352 homicidios dolosos, según cifras oficiales.

El mandatario reconoció recientemente que la criminalidad no se ha reducido de acuerdo con sus expectativas, así como la persistencia de la violencia y la confrontación entre las bandas criminales.

Altos mandos del Ejército mexicano ofrecieron hoy un desayuno al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en el marco del 105 aniversario de la Fuerza Aérea Mexicana.

El jefe del Ejecutivo estuvo flanqueado por los secretarios de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, y el almirante y secretario de Marina, Rafael Ojeda Durán. También le acompaño Manuel de Jesús Hernández González, comandante de la Fuerza Aérea Mexicana.

El mando militar señaló que la lealtad hacia el proyecto de transformación que encabeza el presidente tiene el respaldo inquebrantable de esta corporación.

“Nos llena de júbilo porque representa un recibimiento a la labor al servicio de la patria», dijo Hernández en un mensaje conmemorativo ante López Obrador.

Expuso que la Fuerza Aérea es garante de los ejes rectores de su administración tales como la vigilancia de los ductos de Pemex, el transporte de libros de texto gratuitos y la construcción del Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles.

Tenemos como objetivo «cumplir de manera segura y normatividad su propósito de aliviar al sistema aeroportuario y fortalecer la economía del país. “Esta obra potencializará las actividades de la Base área número 1, lo que incrementará su alcance estratégico en sus misiones en beneficio del pueblo de México», afirmó.

Indicó que los elementos que conforman la Fuerza Aérea son garantes que coadyuban en el mantenimiento de la seguridad interior y fortalecen el marco de colaboración entre los tres ordenes de gobierno en programas como: Plan DN-III de auxilio a la población en desastres naturales y combate a incendios forestales, así como el combate a sembradíos de drogas en diversos estados del país.

Por su parte el presidente López Obrador agradeció la lealtad y compromiso de las fuerzas armadas en el combate a la inseguridad en el país.

En la base aérea de Santa Lucía, el mandatario enfatizó que esta problemática, heredada de administraciones pasadas, necesita la colaboración de todos, en especial, dijo, de los elementos del Ejército mexicano.

López Obrador dijo que su trabajo se ve reflejado en el bienestar de México, en la estabilidad y prosperidad de la nación. Expuso que para proteger su labor, el año pasado se reformó la Constitución para que su actuación en trabajos de procuración de la seguridad pública.

“Ahora se logró algo histórico, que se reformara la Constitución para permitir que las fuerzas armadas participen en labores de seguridad pública. Esto es de gran apoyo porque se trata de enfrentarlo todos juntos el flagelo de la violencia y garantizar la paz y tranquilidad en nuestro país», dijo el jefe del Ejecutivo.

El comandante supremo de las Fuerzas Armadas enalteció los trabajos que realizan en procurar el bienestar de los mexicanos y en casos de auxilio a la población a través del Plan DN-III.

También agradeció la lealtad y compromiso que han expresado con su política de transformación de la vida pública de México.

Las Fuerzas Armadas de México refrendaron este miércoles su lealtad al presidente y comandante supremo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Durante la Ceremonia de Entrega de Condecoraciones y Ascensos en el Marco del 109 Aniversario de la Revolución Mexicana, los secretarios de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval González y de Marina, José Rafael Ojeda Durán, indicaron en un mensaje conjunto que las Fuerzas Armadas “somos leales y respetamos la institución presidencial que usted representa al ser elegido de manera democrática».

«No buscamos beneficios personales ni protagonismos, lo hacemos por el bien de México», dijo el titular de la Defensa Nacional, quien respaldó a nombre de las Fuerzas Armadas, el proyecto de gobierno que encabeza el Ejecutivo federal.

Resaltó que las Fuerzas Armadas están conscientes que se debe legar un mejor país a las nuevas generaciones, por lo que asumían las responsabilidades que les corresponden.

En este contexto, resaltó que en este gobierno se les han encomendado nuevas tareas, por lo que los soldados y marinos se sienten orgullosos y honrados que así sea, pues saben que dichos esfuerzos están encaminados a la transformación de México.

«Las Fuerzas Armadas respaldan su proyecto de gobierno con lealtad, profesionalismo y honestidad, porque somos leales y guardamos profundo respeto a la institución presidencial que usted representa al haber sido elegido en un proceso democrático y transparente», sostuvo el funcionario.

El titular de la Sedena sostuvo que las Fuerzas Armadas actúan con honor, lealtad, honestidad y respeto a los derechos humanos.

El titular de Marina, José Rafael Ojeda Durán, informó que, con base a la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército, Fuerza Aérea y Armada de México, en esta fecha ascienden al grado inmediato seis mil 479 hombres y mil 699 mujeres entre generales, almirantes, jefes, capitanes, oficiales, tropa y marinería.

Además, se otorgaron a 22 mil 166 hombres y tres mil 601 mujeres navales y militares, condecoraciones de perseverancia por el tiempo de servicio prestado dentro de las Fuerzas Armadas. “Con esto, patentizamos el compromiso que tenemos los integrantes de las Fuerzas Armadas para seguir preparándonos y servir a México y a sus instituciones, mencionó.

Al menos 15 personas, entre ellas seis niños, murieron la madrugada de este sábado en un operativo de las fuerzas de seguridad de Sri Lanka, a menos de una semana de los ataques suicidas que dejaron 253 muertos.

En una acción en que militares y policías intentaban entrar en lo que según información que poseían era un refugio del grupo Estado Islámico (EI) en Kalmunai, tres hombres se inmolaron, matando a tres mujeres y seis niños.

A estos muertos se añaden «otros tres hombres» hallados sin vida fuera de la casa, sospechosos también de ser kamikazes, agregó la policía.

La tensión sigue viva desde los ataques del pasado fin de semana, que han dejado al menos 74 personas arrestadas.

Por razones de seguridad, se cerraron las iglesias católicas hasta nuevo aviso, y algunas mezquitas anularon la oración del viernes. En las que se celebró, la asistencia no fue numerosa y el rezo se llevó a cabo en medio de fuertes medidas de seguridad.

«Ahora disponemos de información según la cual hay alrededor de 140 personas en Sri Lanka vinculadas al Estado Islámico; podemos y vamos a erradicarlas a todas muy rápido», afirmó el viernes el presidente, Maithripala Sirisena, anunciando una ley para prohibir a los grupos islamistas.

La tarde de ayer, la policía anunció que se incautaron 150 cartuchos de dinamita y una bandera del grupo EI durante un registro en Sammanthurai, una ciudad cercana. En este lugar se habría grabado el video de reivindicación de los atentados del Domingo de Pascua, según las investigaciones.

El presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a referirse al dictamen que aprobaron los diputados sobre la Guardia Nacional. Dijo que como ya lo ha expresado con anterioridad, no está satisfecho con lo aprobado.

“Eso es una reedición de un plan fallido. Se creó la Policía Federal hace 20 años y miren el resultado. Al final de cuentas, la reforma terminó en lo mismo. Entonces no lo acepto, o sea, no lo considero conveniente”, dijo AMLO.

Refirió que como siempre lo ha hecho, prefiere hablar claro, por lo que dijo buscan convencer a los Senadores de rescatar el artículo transitorio que quedó fuera del dictamen, ya que aseguró se necesita el apoyo de las Fuerzas Armadas en el combate a la inseguridad y la violencia.

“Quitaron un transitorio. Ya había un acuerdo y de repente aprueban sin ese transitorio y pensaron que, como ya está aprobado, iba yo a decir: ‘Muy bien, ya se aprobó la Guardia Nacional’”, dijo el mandatario.

López Obrador sostuvo que se necesita crear un nuevo cuerpo que funcione y que permita garantizar la paz y la tranquilidad, sin violar los derechos humanos. Sobre las críticas que ha recibido la Guardia Nacional y el uso de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad, afirmó que no tiene ningún problema de conciencia de que el Ejército y la Marina ayuden a dichas tareas.

Insistió en que así como fue aprobado el dictamen, es un instrumento que “no nos ayuda del todo’.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó este domingo la Salutación a las Fuerzas Armadas en el Campo Marte, acompañado de los secretarios de la Defensa Nacional (Sedena), general Luis Cresencio Sandoval González, y de la Marina Armada de México (Semar), almirante José Rafael Ojeda Durán.

Tras recorrer el Campo Marte a bordo de un vehículo militar, López Obrador recibió los saludos de los comandantes y jefes de las regiones, zonas militares y navales de todo México.

El secretario Cresencio Sandoval fue el primero en tomar la palabra, asegurando que todos los militares del país hacen extensiva «al señor presidente su lealtad, respeto y subordinación”, confiando en que el proyecto de seguridad de López Obrador velará cabalmente por la seguridad del país y que “juntos haremos historia por el bien de México”.

Por su parte, el titular de la Marina, José Rafael Ojeda Durán, resaltó que la democracia le devolvió la esperanza al pueblo y agradeció a AMLO que le confiara tan importante cargo. El funcionario aseguró que trabajará con “amor patrio”.

En su discurso, Andrés Manuel López Obrador resaltó que la Sedena y Semar son dos de las más grandes instituciones de seguridad del país, apelando a la creación de la Guardia Nacional, dijo que ambas secretarías ayudarán “a garantizar la seguridad y la paz” en México.

“El pueblo de México necesita a las Fuerzas Armadas; el soldado, el marino, es pueblo uniformado. Les convoco para que todos juntos logremos resolver el problema de la inseguridad y de la violencia“, reiteró AMLO.

Este viernes por la noche, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, asumirá el alto mando de las Fuerzas Armadas.

Este acto tiene lugar antes de la toma de protesta formal del presidente en el Congreso de la Unión. Poco antes de la medianoche será la ceremonia de Entrega y Recepción de Alto Mando del Ejército y la Fuerza Aérea mexicanos.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que la ceremonia se llevará a cabo a las 23:40 horas en la Plaza de la Lealtad de dicha dependencia, que se localiza en Lomas de Sotelo.

Cabe recordar que este sábado, dará inicio a las 09:00 horas la sesión general en la Cámara de Diputados, en la que representantes de los partidos realizarán posicionamiento al respecto y a las 11:00 horas, López Obrador y el mandatario saliente, Enrique Peña Nieto, serán recibidos por un grupo de legisladores.