Tag

migración

Browsing

El presidente Donald Trump dijo que suspenderá «temporalmente» la migración hacia Estados Unidos debido al «Enemigo Invisible» que representa el nuevo coronavirus, Covid-19.

Indicó que su decisión responde a un deseo de «proteger los empleos» de los ciudadanos y la economía del país; recordemos que Estados Unidos es actualmente el país más afectado por la pandemia, que ya ha causado más de 170,000 muertos en el mundo.

Trump, quien busca permanecer en la presidencia por un periodo más, y que ha recurrido al tema migratorio como bandera de campaña, no ha dado ningún detalles sobre la manera en la que pretende aplicar la medida, ni ha precisado la duración.

En enero ya había restringido los viajes con China, antes de prohibir los desplazamientos entre Estados Unidos y la mayor parte de países europeos a mediados de marzo.

Al respecto, el canciller de México, Marcelo Ebrard, indicó que no tiene todavía una «traducción legal» del anuncio que hizo el presidente Donald Trump, aunque dijo, imagina que eso no cambia el régimen seguido hasta ahora en la pandemia.

Ebrar aprovechó para informar de la muerte por coronavirus de más de 300 mexicanos o ciudadanos de origen mexicano en territorio estadounidense.

«El grupo mayor por entidad federativa es Puebla, 120, por razón de que en Nueva York hay una población muy importante de ese origen», indicó en la conferencia del presidente López Obrador.

Ebrard explicó que todos los consulados mexicanos tanto en Estados Unidos como en Canadá siguen operando, sobre todo para orientar a los ciudadanos documentados e indocumentados en materia de salud y para facilitar repatriaciones de fallecidos.

En ese sentido, el canciller anunció una ampliación de fondos dedicados al retorno de los cadáveres a territorio mexicano de 75 a 325 millones de pesos, lo que permitirá «apoyar aproximadamente a 5,500 familias».

El diputado Porfirio Muñoz Ledo consideró que el reporte que ofreció el canciller Marcelo Ebrard sobre la política migratoria la mañana de ayer en el que informó sobre una reducción del 74.5% en el desplazamiento de migrantes en la frontera entre México y Estados Unidos, como parte del plan migratorio. fue “una confesión de servidumbre”.

“Me da mucha pena por Marcelo, porque es una confesión de servidumbre, porque ese no es el interés nacional, ni siquiera el interés norteamericano, es el interés del Presidente de EUA, Donald Trump”, indicó en una breve conferencia de prensa.

Muñoz Ledo dijo que las declaraciones del canciller son “una vergüenza, no está mintiendo, está diciendo lo que él cree, está mal informado, está sirviendo a los interese de otro país, no a los de México. Los intereses históricos de México son exactamente contrarios”.

Acusó que servir a los intereses de otro país, no es incurrir en alguna responsabilidad administrativa o política, no está entre delitos graves del orden común. «No es un delito, es una toma de posición política”, agregó.

Insistió en que la política del canciller es claramente contraria a los derechos humanos, porque es la política norteamericana a quienes les vale el tema, mientras que a la política mexicana sí cree y trata de respetar los derechos humanos.

Al ser cuestionado sobre si la visita de los diputados a Tapachula, Chiapas resolverá algo a corto y mediano plazos, el diputado confió en que así será y cambiará la política del canciller en este gobierno.

“Se resolverá todo, en eso cada quien está tomando su posición. Yo no estoy haciendo apuestas, no es una casa de juego, no es las Vegas, es otra cosa. Es política nacional y latinoamericana, yo apuesto y pongo todo mi empeño en que cambie la política del canciller en este mismo gobierno”, añadió.

Por otra parte, Muñoz Ledo recordó que en octubre de 2018 presentó la iniciativa para expedir la nueva Ley del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos y en agosto de 2019 la refrendó, “desde entonces venimos arrastrando esta ley que debe ser dictaminada por la Comisión de Régimen, Reglamentos y Prácticas Parlamentarias”.

El secretario de Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, rechazó hoy que la Guardia Nacional (GN) sea el “muro fronterizo de Estados Unidos», y que sea México quien paga esta medida para evitar el paso de migrantes, tal como lo declaró Donald Trump.

El funcionario federal dijo que el tema migratorio tiene un componente humanitario muy importante, que una visión humanitaria y que el objetivo es proteger a los migrantes de las organizaciones criminales dedicadas al tráfico de seres humanos.

Recordó que fue dos veces migrante, a los 15 años y 17 años, “y tengo una visión humanitaria de la migración; pero no puedo ser ingenuo, el 80 por ciento de la movilización organizada de migrantes hay atrás tráfico de personas, y nosotros somos responsables de garantizar la seguridad».

Reiteró que en la vigilancia de migrantes habrá un uso responsable de la fuerza pública, que invariablemente será en un marco de respeto a los derechos humanos.

En otro tema, se le preguntó por qué se redujeron los recursos del programa de Fortalecimiento y Capacitación de los Cuerpos de Seguridad locales, principalmente en estados con alta incidencia delictiva, como Durango, Guanajuato, Chihuahua y Baja California.

Indicó que la distribución de esos recursos se hace sobre la base de un acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, y que no es una decisión personal o unilateral.

“Es una decisión del Consejo y se hace sobre la base de una fórmula establecida en la ley, se una variable y se altera, pero hemos buscado, invariablemente, primero asignar los recurso sobre la base del esfuerzo que hacen estado y municipios», explicó.

En relación con los resultados, señaló que 2019 fue un año en el que se construyeron instituciones imprescindibles para ser efectivos en el combate de la inseguridad y violencia como la Guardia Nacional.

Bajo el lema «Un EUA acogedor y seguro para todos» (“A Welcoming and Safe America for All”), el senador demócrata y aspirante a la Presidencia Bernie Sanders presentó hoy su plan migratorio para transformar ese sistema en el país y revertir todas las iniciativas que ha lanzado el presidente Donald Trump.

Entre sus ideas, Sanders crearía un camino «rápido y justo» hacia la ciudadanía estadounidense, despenalizaría la inmigración, desmilitarizaría la frontera con México y protegería y fortalecería los derechos laborales de los inmigrantes en Estados Unidos.

«Mi padre vino a Estados Unidos como refugiado sin una moneda de cinco centavos en el bolsillo, para escapar del antisemitismo generalizado y encontrar una vida mejor. Como orgulloso hijo de un inmigrante, sé que la historia de mi padre es la historia de muchos estadounidenses hoy en día», argumentó Sanders en un comunicado.

Las principales claves de su plan migratorio que se han revelado son las siguientes:

REVOCAR TODAS LAS INICIATIVAS DE TRUMP
Sanders usaría la autoridad ejecutiva del cargo de presidente para revertir las acciones «dañinas» de Trump sobre inmgiración, incluyendo garantizar que los solicitantes de asilo puedan presentar sus peticiones en Estados Unidos, poner fin a la detención y separación familiar, reunir a las familias, eliminar el veto a viajeros de países musulmanes y detener la construcción del muro fronterizo.

ACCESO A LA CIUDADANÍA A LOS «SOÑADORES»
Desde La Casa Blanca, Sanders restauraría y expandiría el plan de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), promulgado por el expresidente Barack Obama (2009-2017) para ofrecer amparo a miles de jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos de niños, conocidos como «soñadores».

«DACA se ampliaría para incluir a todos aquellos que fueron traídos a Estados Unidos antes de cumplir 18 años, eliminando fechas de corte y de solicitud arbitrarias», detalla el plan.

PONER FIN A LAS REDADAS MIGRATORIAS
Uno de los primeros puntos del programa migratorio de Sanders apunta a una moratoria sobre las deportaciones en curso y finalizar las redadas del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE). Además, pretende reestructurar el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y comenzar a tratar la inmigración «fuera del contexto de la seguridad nacional».

SOLUCIONAR LA SITUACIÓN DE BENEFICIARIOS DEL TPS
El objetivo final del ahora senador por Virginia con los beneficiaros del Estatus de Protección Temporal (TPS) es proponer un camino legal hacia la ciudadanía estadounidense. Las designaciones de TPS se ampliarían, se otorgaría un amplio alivio administrativo y Bernie Sanders presionaría por un camino hacia la ciudadanía que incluya a los titulares de TPS.

AMPARO A LOS REFUGIADOS VENEZOLANOS
Como parte de su estrategia, facilitaría el acceso al amparo del TPS a aquellos venezolanos que tuvieran que huir de su país por culpa de la crisis humanitaria que existe actualmente.

El presidente Donald Trump, llamó este martes «marioneta de Cuba» a su homólogo de Venezuela, Nicolás Maduro, y prometió que Estados Unidos seguirá del lado del pueblo venezolano «hasta que se restaure la democracia» en el país.

«El dictador Maduro es una marioneta cubana protegida por guardaespaldas cubanos», sentenció Trump durante su discurso ante la Asamblea General de la ONU.

Además denunció que Cuba saquea la riqueza de Venezuela para mantenerse a flote, y pidió a los venezolanos atrapados en dicha «pesadilla» que no olviden que Estados Unidos está apoyándoles, con grandes cantidades de ayuda humanitaria.

«Estamos siguiendo muy de cerca la situación en Venezuela. Esperamos el día en que se restaure la democracia y Venezuela sea libre», agregó.

El mandatario dijo que la situación en Venezuela es un recordatorio de que el socialismo y el comunismo no se tratan de justicia ni de sacar a la gente de la pobreza, un mensaje que pareció estar dirigido al ala de la izquierda del Partido Demócrata de su país.

Donald Trump definió el socialismo como «el destructor de las naciones y de las sociedades» y advirtió de sus efectos nefastos «cuando se combina con las nuevas tecnologías», sin dar más detalles.

Trump también aprovechó su intervención para reconocer las acciones del gobierno mexicano y en especial del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) respecto al flujo migratorio.

“Me gustaría agradecer al presidente López Obrador de México por la gran cooperación que estamos recibiendo y por poner 27,000 efectivos en nuestra frontera sur”, dijo Trump ante los líderes del mundo en la 74 Sesión de la Asamblea General de la ONU.

“México nos está mostrando gran respeto y yo lo respeto de vuelta”, enfatizó el republicano al decir que trabaja coordinadamente con «amigos» como México, Canadá, Guatemala, Honduras, El Salvador y Panamá para defender la integridad de las fronteras y asegurar la seguridad y prosperidad los habitantes de la región.

En ese tema, Trump advirtió que pese a pagar a contrabandistas que les prometan introducirlos en su país, a los migrantes que lleguen de manera ilegal no se les permitirá entrar y se les regresará a sus países de origen.

Esta mañana, durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el canciller Marcelo Ebrard ofreció un informe sobre la reunión que sostuvo este martes en La Casa Blanca con funcionarios de los Estados Unidos, en relación al acuerdo migratorio que se alcanzó en junio pasado.

Ebrard indicó que el primer dato que se presentó por parte de la delegación mexicana fue el correspondiente al flujo migratorio, el cual desde el mes de junio a la fecha, presenta una reducción del 58.7%. En el caso de personas provenientes de Centroamérica, dijo que la reducción es de 70.3%, mientras que en el caso de mexicanos es del 7.2%.

«El punto en el que nos encontrábamos en el mes de junio era de que había habido un incremento de más del 300 por ciento, y ahora estamos en un punto en donde ha habido una reducción del 58.7 por ciento, y en el caso de personas provenientes de Centroamérica o de otras regiones del mundo del 70 por ciento. Por lo tanto, consideramos que la estrategia migratoria de México ha sido exitosa», dijo el canciller.

Marcelo Ebrard detalló que lo que se expuso en la reunión es que la estrategia que está llevando a cabo México está centrada en el combate a las redes de tráfico de personas, además de que se han mejorado los servicios de inteligencia de distintas instituciones, y que las tareas de la Guardia Nacional se han llevado a cabo en apego a los derechos humanos y a las leyes mexicanas.

Añadió que otro punto que se  puso sobre la mesa fue el esfuerzo de México por crear 60 mil empleos en El Salvador, Honduras y Guatemala.

Indicó que se hizo una revisión al promedio histórico de los flujos migratorios hacia Estados Unidos, el cual entre los años 2014 y 2019 fue en promedio de 23 mil 157 de nacionalidad principalmente de Centroamérica; en ese sentido adelantó, para el mes de octubre se estaría alcanzado dicha cifra.

Respecto a los compromisos que contrajo Estados Unidos, Ebrard señaló que a la fecha se han desembolsado 126 millones de dólares para microfinanciamiento a pequeñas y medianas empresas en el sur de México; se firmaron dos cartas de intención para proyectos de infraestructura en el sur del país por 800 millones de dólares y hay tres proyectos en proceso de integración ya muy avanzada por 330 millones de dólares.

Recordó que el compromiso de Estados Unidos fue el 18 de diciembre del año pasado que habría una inversión de dos mil millones de dólares.

Ebrard dijo que México puso sobre la mesa que el control de tráfico de armas en la frontera tiene la misma prioridad que para EUA tiene el tema de la migración.

En ese sentido informó que el 70% de los delitos que se cometen en México con armas están relacionados con compras en los Estados Unidos; es decir, se adquieren en el país vecino e ingresan a nuestro territorio.

«Se manifestó que el objetivo de México sería congelar el tráfico de armas en la frontera. Nuestro objetivo último no es nada más reducirlo, sino congelarlo, y para eso necesitamos la participación de las autoridades norteamericanas», precisó el funcionario.

Al respecto, informó que el pasado lunes 9 de septiembre se instaló el grupo binacional sobre tráfico de armas; que lo integran de la parte mexicana la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, la Secretaría de Gobernación, Relaciones Exteriores, Defensa Nacional, la Marina, Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y la Fiscalía General de la República.

Detalló que se acordó hacer una revisión mensual de los avances de dicha tarea (trafico de armas); para ello, México propuso operaciones para el control de armas en cinco puntos a lo largo de la frontera: San Diego, El Paso, Laredo, McAllen y Brownsville, pues dijo, el 41% de las armas involucradas en crímenes que se cometen en nuestro país y que fueron recuperadas proceden de Texas, el 19% de California y el 15% de Arizona.

«Consideramos que la reunión fue una reunión productiva y que estaremos muy pronto ya alcanzando los números en el flujo migratorio que han sido históricamente los que hemos observado en los últimos años; es decir, saldremos de una circunstancia de incremento mensual considerable y, por otro lado, eso nos va a abrir espacio para que México pueda avanzar y exigir que se congele el tráfico de armas, entre otras cosas», sostuvo el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Finalmente, Ebrard confirmó que al término de la reunión pudo saludar al presidente Donald Trump, encuentro que describió como un «breve saludo, en donde externo que reconocía los esfuerzos que México está llevando a cabo y la importancia de lo que estamos planteando nosotros también en materia de armas».

Este miércoles el presidente de México, Andres Manuel López Obrador informó que, a través de una llamada telefónica con su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, se reafirmó la voluntad de mantener una relación de amistad entre ambos países.

El martes pasado, el presidente norteaméricano destacó el «increíble progreso en la frontera sur” con una gráfica en la que se muestra que el número de aprehensiones de migrantes de mayo a septiembre tuvo una caída del 92.2 por ciento.

Luego de una reunión entre el vicepresidente de EU, Mike Pence, y el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, Tump mostró los números que demuestran que “el número de migrantes que se encuentran en Estados Unidos está disminuyendo rápidamente”.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador destacó que fue exitosa la reunión del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, calificando el ambiente como «satisfactorio» para ambos gobiernos.

Durante su conferencia de prensa, AMLO dijo que según el reporte inicial del canciller Marcelo Ebrard, fue una reunión cordial, distinta «diametralmente» a la reunión de hace tres meses cuando se alcanzó el acuerdo migratorio, pues dijo que en aquella ocasión, aunque no fueron groseros, sí estaban en una postura más rígida.

El mandatario sostuvo que en el encuentro de ayer entre los equipos mexicano y estadounidense sí hubo un acuerdo en el tema migratorio, en el sentido de que se debía mantener la misma política de cooperación, “para el desarrollo, de amistad, de hacer a un lado la confrontación”.

Señaló que la delegación estadounidense reconoció que se cumplieron los compromisos que nuestro país contrajo, por lo que se alejó la amenaza de imponer aranceles de manera unilateral a las mercancías mexicanas.

Adelantó que será este miércoles cuando se reúna con el canciller Marcelo Ebrard, que regresa de Washington, que tendrá los pormenores de la reunión.

López Obrador aprovechó para agradecer a Donald Trump por su disposición al diálogo y por su voluntad a que haya entendimiento en el tema migratorio.

«Agradecerle al presidente Donald Trump por tener esta actitud respecto a México, una actitud de respeto a México, considero que es muy importante que se mantengan y se fortalezcan las relaciones con Estados Unidos y con Canadá», dijo AMLO.

En ese sentido señaló, se está a la espera que en breve los Congreso de Estados Unidos y Canadá aprueben el T-MEC, pues afirmó, es un tratado que le conviene a las tres naciones, además de que pidió acelerar la aprobación debido a que hay procesos electorales en Estados Unidos, y no quiere que la ratificación del acuerdo comercial se mezcle con las diferencias naturales que se presentan cuando hay una contienda electoral.

La alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, denunció este lunes que al menos 35,000 solicitantes de asilo han sido bloqueados en las zonas fronterizas de México en lo que va del año, además de que aumentaron las detenciones y deportaciones de migrantes tanto en nuestro país como en Guatemala y Honduras.

«Las políticas actualmente en marcha en Estados Unidos, México y varios países centroamericanos ponen a muchos migrantes en peligro de sufrir violaciones de derechos humanos y abusos», afirmó la alta comisionada en la apertura de la 42ª sesión del Consejo de Derechos Humanos.

Bachelet subrayó que estas políticas podrían violar los derechos de colectivos vulnerables como los menores de edad, en un momento en el que «niños migrantes continúan siendo recluidos en centros de detención de Estados Unidos y México», al tiempo que Washington considera cambios legales para permitir que estas detenciones sean permanentes.

Lamentó que en Estados Unidos, una nación construida a base de recibir migrantes, las recientes medidas adoptadas han reducido la protección que se le da a los migrantes, generando una preocupación específica la separación de niños migrantes de sus padres.

Bachelet aseguró que el endurecimiento de las políticas migratorias en la región no detendrá el movimiento de familias que huyen de problemas causados por la inseguridad, la corrupción o las consecuencias del cambio climático en sus lugares de origen, sino que abocará a muchos a emprender rutas más peligrosas.

En ellas «podrían exponerse a la violencia física y sexual» y caer en manos de redes de tráfico de personas, advirtió la alta comisionada.

Bachelet dijo que además de los casos de separación familiar en el contexto de la privación arbitraria de libertad; han observado falta de evaluación individual; denegación de acceso a servicios y asistencia humanitaria, y uso excesivo de la fuerza contra los migrantes.

Recordemos México alcanzó en junio pasado un acuerdo con Estados Unidos para endurecer su política migratoria, que incluyó el despliegue de militares en las fronteras, con el fin de evitar una probable guerra comercial con la administración del presidente Donald Trump.

Según datos del Instituto Nacional de Migración (INM) este año ha habido una reducción del 56% en el flujo migratorio, y se deportaron en lo que va de 2019 más de 100,000 indocumentados, más de la mitad de ellos en los tres meses transcurridos desde el acuerdo migratorio entre México y Estados Unidos.

Al plantear que será este próximo 9 de septiembre en Washington que se reúna con el vicepresidente Mike Pence en la Casa Blanca, para hacer una revisión a los avances que se tienen respecto al acuerdo migratorio que se firmó, el canciller Marcelo Ebrard reveló que México ya ha definido lo que planteara y pedirá al país vecino.

Indicó que la primer petición que harán es que se cumplan las metas de inversión pactadas, que asciende a 5.8 billones de dólares.

En ese sentido recordó que la inversión pactada es para proyectos en Guatemala, El Salvador y Honduras, países con quienes México es solidario.

«Entonces, que se cumplan las metas de inversión para el desarrollo en esos tres países y en el sur de México. Cifras: 5.8 mil millones de pesos, de dólares en los tres países y dos mil millones de dólares en el sur de México», añadió Ebrard.

La segunda petición que harán a Estados Unidos es su participación y cooperación en la lucha contra los terroristas que tienen como objetivo a la comunidad México-norteamericana o mexicanos en Estados Unidos, en este sentido recordó el tiroteo de El Paso, Texas.

La tercera petición será controlar el tráfico de armas hacia México, pues dijo que así como a ellos les preocupa el tráfico de fentanilo u opioides hacia a Estados Unidos, a nuestro país le preocupa el tráfico de armas a México.

Indicó que se les exhortará a que se ratifique la Convención Interamericana sobre el Tráfico Ilegal de Armas y Explosivos, instrumento que firmaron todos los países de América y que firmó el presidente de Estados Unidos, pero no ha sido ratificado por el Senado.

Indicó que dicho instrumento significará un cambio drástico, pues si bien no es una regulación interna, que es una materia que México no pretende determinar, ayudará a la relación con México, es decir, que ese tráfico que es ilegal también asuma Estados Unidos la responsabilidad de regularlo, controlarlo e impedirlo.

Esta mañana, durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el canciller Marcerlo Ebrard fue consultado sobre si existe la posibilidad de que se ponga sobre la mesa de negociación con Estados Unidos que México se convierta en Tercer País Seguro.

Indicó que en efecto, la delegación estadounidense puso sobre la mesa en las reuniones de junio pasado que se firmase un acuerdo entre México y Estados Unidos de Tercer País Seguro, que en esencia lo que implicaría es que en México se procesen las solicitudes de asilo de cuanta persona llegue a su país por la frontera sur.

«Nosotros desde un principio les dijimos que eso es inaceptable para nuestro país, no lo vamos a hacer. El argumento nuestro fue:  Hay una estrategia propia mexicana que puede dar resultados y no estamos dispuestos a implementar ese Tercer País Seguro», respondió Ebrard.

En ese sentido dijo, México ha mostrado que tuvo la razón, pues dijo que la estrategia mexicana está funcionando y que los números lo demostraban. Indicó que los números se verifican diariamente entre ambas partes (México y Estados Unidos), por lo que descartó que las autoridades del país vecino pueda desestimar las cifras.

«Tienes una reducción en tres de más del 56 por ciento, evidentemente está funcionando, según cualquier estándar. No consideramos que el tercer país seguro sea aceptable para México y menos aún con los resultados que se tienen», enfatizó.

El canciller dijo que al consultar con el Senado de la República, a quienes les planteó una diplomacia de unidad nacional en dicho tema, le fue informado que la posición de todos los grupos parlamentarios que están representados en el Senado es que por ningún motivo aceptarían un tratado de Tercer País Seguro.

Y es que recordó que dicho acuerdo, al ser un tratado oficial, tendría que ser aprobado por el Senado.

Finalizó indicando que desconoce si el próximo martes que visitará La Casa Blanca se encuentre con dicho planteamiento. «Desconozco si sea uno de sus objetivos en esa reunión plantearlo, pero la respuesta nuestra ellos ya la conocen».

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrad dio a conocer que entre mayo y agosto disminuyó un 56% el flujo migratorio hacia Estados Unidos, como resultado de la estrategia implementada por el gobierno mexicano para atender el fenómeno migratorio.

La cifra que se tiene es que se pasó de 144 mil 266 migrantes detenidos en la frontera de Estados Unidos con México en mayo pasado a 63 mil 989 en agosto.

Al presentar un informe de las medidas implementadas del Plan de Desarrollo y Migración, el canciller detalló que un total de 25,451 elementos de la Guardia Nacional participan en las acciones de migración y seguridad.

Detalló que 14 mil 951 elementos apoyan en la frontera norte del país y 10 mil 500 en la frontera sur. Sobre la actuación que han tenido, Ebrard señaló que sólo se han recibido siete quejas, por lo que se puede considerar un despliegue exitoso y con respeto a los derechos humanos.

El titular de la SRE destacó que se han logrado tres cosas: recudir el flujo migratorio que ponía en tensión la política migratoria mexicana; el respeto a los derechos humanos de los migrantes, y que México da el ejemplo de que con poco dinero se pueden generar empleos en países como El Salvador, Honduras y Guatemala, lo que “es mejor que cualquier otra política” para atender la migración.

Durante la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el canciller refirió que hasta ahora cuatro mil 300 migrantes han sido integrados al programa Sembrando Vida, principalmente en estados como Chiapas, Tabasco, Campeche y Oaxaca.

Sobre las acciones que ha tenido la Fiscalía General de la República (FGR), Ebrard señaló que se han abierto 778 carpetas de investigación, además de que hay mil 99 imputados por tráfico de personas de los cuales se ha vinculado a proceso a 357 por el delito de tráfico de personas. 622 personas han sido puestas a disposición de un juez.

Adicional informó que elementos de la Policía Federal han rescatado a 2 mil 186 personas que eran transportadas de forma ilegal en 35 tractocamiones. 40% de dichas personas han sido menores de edad.

Estados Unidos impulsará negociaciones para alcanzar más acuerdos migratorios con El Salvador, Costa Rica, Honduras y Panamá, en línea con el que se firmó la semana pasada con Guatemala, con la intención de frenar la migración irregular desde Centroamérica.

El secretario interino de Seguridad Nacional estadounidense, Kevin McAleenan, quien visita Guatemala para dar seguimiento al pacto de tercer país seguro, dijo a periodistas que con más convenios «similares» se detendría la trata de personas y la migración irregular hacia su país.

«Ahora estamos tratando de conversar con Honduras y El Salvador para tener arreglos similares a los de Guatemala. El presidente Trump también invitó a Costa Rica y Panamá porque esto lo vemos como una responsabilidad regional», declaró McAleenan.

Recordemos que el viernes pasado, Guatemala firmó en Washington un acuerdo que, según La Casa Blanca, lo convierte en «tercer país seguro». Bajo el convenio, quienes aspiran a pedir asilo en Estados Unidos y pasen antes por este país centroamericano, deberán hacer allí su solicitud.

McAleenan insistió en que el fenómeno migratorio es «una responsabilidad regional» y por ello Washington firmó también «un acuerdo importante con México para abordar temas de seguridad para atacar los contrabandistas» de personas.

Aseguró que con los convenios, los centroamericanos podrán optar a visas agrícolas temporales.

El funcionario señaló que lo que se busca es trabajar con la región, para dar más acceso a empleo legal en los Estados Unidos. Comentó que Guatemala es un país «crucial» para atacar el tráfico de personas debido a su posición geográfica.

Y es que Estados Unidos detuvo un récord de 144,000 inmigrantes indocumentados en la frontera con nuestro país en mayo pasado. En junio la cifra se ubicó en 104.000. La mayoría son familias del llamado Triángulo Norte de Centroamérica: Guatemala, Honduras y El Salvador, que huyen de las condiciones de pobreza y violencia en sus países.

McAleenan enfatizó que su país no dará asilo a personas que hayan migrado por cuestiones económicas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, agradeció este jueves a México y a su presidente, Andrés Manuel López Obrador, el despliegue de tropas en la frontera con Guatemala.

Indicó que dicho despliegue  ha provocado una «tremenda» diferencia en el número de inmigrantes que entran en suelo estadounidense de manera irregular.

«Como saben, México ha desplegado 21,000 soldados, lo cual es algo que nunca antes había hecho, y eso ha  supuesto una tremenda diferencia en los números rápidamente», dijo el mandatario durante una ceremonia en honor del nuevo secretario de Defensa, Mark Esper, en el Pentágono.

El mandatario expresó su agradecimiento «a México y a su presidente» por ayudar a atajar la que calificó como «la gran crisis de seguridad nacional en la frontera sur».

El republicano remató asegurando que ninguna nación puede gozar de seguridad si no logra controlar sus fronteras.

Y es que recordemos que a inicios del mes pasado, México y Estados Unidos alcanzaron un acuerdo en materia migratoria, en el que México se comprometió a implementar medidas para reducir el flujo migratorio, entre las que se encontraba el despliegue de la recién creada Guardia Nacional en la frontera sur.

Al afirmar que México seguirá su estrategia para ordenar la migración, que además de respetar los derechos humanos, se centra en atender las causas, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) habló sobre el trabajo que se está haciendo con los gobiernos de Centroamérica.

Indicó que se están apoyando actividades productivas en los lugares de origen de los migrantes, con la idea de que tengan oportunidades de empleo, haya bienestar y seguridad, y que la migración se opcional y no forzada.

Al respecto, indicó que será el próximo sábado cuando se reúna con el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández,en Minatitlán, Veracruz.

«Ese es el informe que tengo de la Secretaría de Relaciones Exteriores, porque estamos trabajando en el apoyo a actividades productivas en países de Centroamérica. Queremos apoyar y seguir insistiendo en que Estados Unidos ayude a los países centroamericanos, que haya inversión para que la gente no se vea obligada a emigrar», dijo AMLO.

Recordó que ya se ha avanzado con el gobierno de El Salvador, por lo que ahora se hará lo correspondiente con el gobierno de Honduras.

Sobre la relación que se mantiene con Estados Unidos, señaló que se ha procurado que se mantengan buenas relaciones, por lo que hoy en día hay una actitud de respeto hacia México de parte del gobierno de presidente Donald Trump.

López Obrador dijo que se está a la espera de que los congresistas del país vecino aprueben el tratado comercial, el T-MEC, pues con la ratificación de parte de Estados Unidos y de Canadá,  habrá más confianza en nuestro país, y eso propiciará que lleguen más inversiones y tener mayor crecimiento económico y más empleos.

«Ya nosotros hicimos lo que nos correspondía y depende de ellos básicamente. Yo espero que a más tardar en septiembre se apruebe en Estados Unidos este acuerdo (…) yo tengo información que los legisladores en Estados Unidos están viendo con buenos ojos la aprobación del tratado».

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este martes que está considerando aplicar una «prohibición», aranceles y comisiones a las remesas, a Guatemala, esto luego de que decidió que no avanzaría con un acuerdo para designarla tercer país seguro.

«Guatemala … ha decidido romper el acuerdo que tenía con nosotros de suscribir como un necesario acuerdo de tercer país seguro. Estábamos listos para avanzar», dijo Trump en su cuenta de Twitter.

«Ahora estamos analizando la ‘PROHIBICIÓN’, aranceles, comisiones a remesas, o todas ellas. Guatemala no ha sido buena», recriminó Trump.

Y es que ser un tercer país seguro supone que una nación de paso para los solicitantes de asilo en Estados Unidos los albergue mientras se realiza el proceso.

Trump ha hecho de las restricciones a la inmigración un punto clave de su mandato y de su campaña por la reelección.

El republicano ha instado a Guatemala, México y otros países de la región a actuar como zonas intermedias y acoger a los solicitantes de asilo que, de otra manera, ingresarían a Estados Unidos.

El gobierno de Guatemala tenía previsto sostener una cumbre con Trump en la cual el presidente Jimmy Morales firmaría el acuerdo de tercer país seguro, pero la corte constitucional del país bloqueó la idea del mandatario de hacer la declaración.

México, en voz del canciller Marcelo Ebrard, también ha dicho que nuestro país no cederá a la petición de Estados Unidos de firmar una acuerdo de tercer país seguro.