Tag

Morena

Browsing

El dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, aseguró que, de acuerdo con los estatutos, el proceso para renovar a la dirigencia nacional del partido puede ser por encuesta o por elección de los miembros del Congreso Nacional, aunque señaló, se consultará con la virtual presidente electa, Claudia Sheinbaum.

“Tenemos las dos posibilidades porque tenemos congresistas nacionales vigentes, por lo tanto, son congresistas que tienen plenos derechos y que podrían ser convocados a hacer una elección”, indicó el morenista.

Al visitar la casa de transición de Sheinbaum, el dirigente comentó que lo ideal sería hacer el proceso de renovación durante la segunda quincena de septiembre. Sin embargo, dijo, aún es una fecha que se debe confirmar.

En ese sentido, indicó que pediría la opinión de la futura presidenta, quien recordemos, recibió el bastón de mando del movimiento que fundó López Obrador.

“Tenemos que resolver esto antes de octubre. Entonces, hay que platicarlo con nuestra dirigente, con la presidenta electa, Claudia Sheinbaum, para ver cuál va a ser la ruta”, dijo Delgado Carrillo.

Aunque afirmó que como presidente del Comité Ejecutivo Nacional debe mantener una postura totalmente imparcial, celebró que haya mujeres como la secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde, y la actual secretaria general del partido, Citlalli Hernández que quieran participar en el proceso.

“(Luisa María) es una compañera extraordinaria, ojalá se anime a participar. Yo creo que sería ella muy buena dirigente. También he escuchado a Citlalli que tiene aspiraciones. Qué bueno que haya mujeres levantando la mano para dirigir en Morena. Y bueno, vamos a ver quién más se anota. Yo como dirigente tengo que ser absolutamente imparcial”, expresó.

Sin embargo recordemos que Citlali Hernández se ha bajado de la contienda, asegurando que apoyaría a su compañera, Luisa María Alcalde.

Por otro lado, sobre su responsabilidad como próximo secretario de Educación Pública, Mario Delgado reconoció que la secretaria actual, Leticia Ramírez, ha tenido muy buena disposición de trabajar en conjunto.

“Ya estamos trabajando, estamos siendo muy responsables, informándonos de todo, todas las áreas de la Secretaría. Vamos a tener una transición muy ordenada. Yo le agradezco mucho a la secretaria Leticia Ramírez, su gran disposición que ha tenido con nosotros”, apuntó.

El Comité Ejecutivo Nacional del PAN denunciaron y rechazaron la persecución política que está enfrentando el senador electo por Veracruz, Miguel Ángel Yunes Márquez.

La dirigencia del blanquiazul indicó que el gobierno del estado, que dirige el morenista Cuitláhuac García, ha emprendido una campaña en contra del panista al pretender fabricarle delitos sin sustento, por lo que exigieron el  cese inmediato las represalias y persecuciones injustas.

“El respeto a la democracia y al Estado de derecho son fundamentales para garantizar un sistema político justo y equitativo”, indicó.

Acusaron que con las acciones del gobierno estatal, queda claro que el régimen pretende lograr el número de senadores que aprueben sus reformas totalitarias y regresivas fabricando delitos, persiguiendo “a nuestros compañeros y realizando investigaciones carentes de sustento, en contra quienes pensamos diferente”.

Al respaldo de la dirigencia nacional se sumaron los senadores electos, quienes solicitaron al Gobierno local, apegarse al Estado de Derecho y aplicar la ley sin intereses partidistas.

Y es que esta semana se informó que el Poder Judicial de Veracruz pidió la ayuda de la embajada de Estados Unidos en México para localizar al senador electo, quien no acudió a la audiencia que se celebró por diversos delitos de los que se le acusan. Y es que por cuestiones de salud, el panista se encuentra en el país vecino.

Desde el pasado proceso electoral, donde compitió en fórmula con su padre, el exgobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, al panista se le acusa de uso de documento falso, falsedad ante la autoridad y fraude procesal, delitos supuestamente cometidos durante su campaña para la alcaldía de Veracruz en 2021, donde se le señala de no cumplir con el requisito de residencia mínima y presentar información falsa para acreditar dicho requisito.

La virtual presidenta electa, Claudia Sheinbaum, anunció la creación de dos nuevas líneas de trenes de pasajeros, ambas partiendo de la Ciudad de México, una hacia Guadalajara y la otra hacia Nuevo Laredo, Tamaulipas. La morenista se refirió a estos proyectos como “similares al Tren Maya”.

“Nuestro objetivo es (hacer) trenes similares al Tren Maya hacia el norte”, explicó la futura mandataria en referencia al megaproyecto insignia del Gobierno actual en el sureste del país.

Sheinbaum detalló que la primera línea partirá de la capital hacia la ciudad de Guadalajara, Jalisco, pasando por otros estados como Querétaro y Guanajuato. “Eso conectaría en su momento, espero que nos dé tiempo a nosotros también, hacia Nogales (Sonora), por el Pacífico”, apuntó.

Asimismo, indicó que la otra ruta irá de la Ciudad de México hasta Nuevo Laredo, pasando por San Luis Potosí y Nuevo León.

“Ya estamos estudiando lo primero que es el derecho de vía. Tenemos que ponernos de acuerdo con los concesionarios, porque la idea es que ellos se queden con su concesión de carga, pero la idea es que en el mismo derecho de vía, podamos hacer los trenes de pasajeros”, detalló Sheinbaum.

No obstante, la futura mandataria, quien asumirá la presidencia a partir del 1 de octubre, dijo que también estudian otra vía, como se está haciendo en la construcción del tren México-AIFA de “mover las vías del tren de carga y poner el tren de pasajeros con nuevas vías”.

“Sería más costoso, pero de todas maneras le daría la posibilidad de ser un tren confinado, que pueda ser hasta 160 kilómetros por hora, tipo el Tren Maya, y que pueda llegar a Nuevo Laredo”, expuso.

En total, Sheinbaum dijo que el objetivo es habilitar más de 3,500 kilómetros de vías férreas con trabajos, que al igual que el Tren Maya, estarían divididos entre ingenieros militares y empresas privadas, lo que tardaría alrededor de 5 años. Esto permitiría que al finalizar su sexenio pueda tener concluidos los proyectos.

Adicional, la exjefa de Gobierno de Ciudad de México señaló que su Gobierno continuará con la conexión del AIFA hasta Pachuca, Hidalgo, luego de que el presidente López Obrador inaugure en las próximas semanas el primer tramo desde Buenavista.

Una primera estimación de los costos de estos proyectos ferroviarios alcanza los 26,000 millones de dólares, una cifra que pequeña si se tiene en cuenta que el Tren Maya, el megaproyecto estrella de López Obrador todavía sin acabar y con más de 1,500 kilómetros, que suma una inversión de más de 30,000 millones de dólares.

Horas antes de los comentarios de Sheinbaum, el actual mandatario adelantó los planes de su sucesora y dijo que durante el próximo sexenio se construirían 3,000 km de trenes de pasajeros, el doble de los que él proyectó durante su mandato.

Otro tren de pasajeros de la actual administración cuya construcción todavía no ha concluido son el que conecta la capital del país con con Toluca.

Finalmente, Claudia Sheinbaum, reiteró su intención de “marcar muy clara la distancia entre Gobierno y partido”, esto de cara al proceso de renovación de la dirigencia nacional de Morena.

“No creo que yo deba opinar, ya estamos en otra condición, ya es un asunto de la militancia (del partido)”, dijo quien será la primera mujer al frente del Ejecutivo federal.

Sin embargo, dijo tener “la mejor de las opiniones” de Luisa María Alcalde, actual secretaria de Gobernación que ha anunciado su deseo de dirigir el partido. Sheinbaum también expresó su opinión positiva sobre Citlalli Hernández, actual secretaria general del partido, quien también quería ir por la presidencia del partido, aunque en los últimos días ha dado un paso atrás e incluso ha apoyado las aspiraciones de la actual secretaria de Gobernación.

“Tengo la mejor de las opiniones de Citlalli (Hernández), y la mejor de las opiniones de Luisa María (Alcalde), pero una parte es Gobierno y otra parte es partido”, reiteró.

Sheinbaum aprovechó para destacar que Mario Delgado hizo “un gran trabajo” en Morena, junto con Hernández, pues el partido sumó 24 estados, incluida la Ciudad de México, en las últimas elecciones.

El PVEM no es un partido; no es ecologista y entre sus preocupaciones no está la de lograr un mejor México. Es un negocio de una familia y de sus amigos.

Por ello no sorprende que su porcentaje de votación no sea tan grande. Lo que sí sorprende es que, a pesar de ello, ahora va a ser la segunda fuerza en el poder legislativo. Ha pasado de ganar un 6 por ciento en el 2012, al 8 por ciento de votos que recibió en las elecciones del 2 de junio pasado. Un crecimiento de apenas el 2 por ciento. Pero aun así, sin crecer en votos de manera significativa, ha crecido mucho en el número de escaños que tiene en el Poder Legislativo desde 1986 que se fundó como Partido Verde de México a la fecha.

En 2018 no superaban el 5% de representatividad en el legislativo. En 2021 llegaron al 9-10% y para 2024 lograron un 15%. Si lo comparamos con Movimiento Ciudadano, por ejemplo, que logró en las elecciones pasadas un millón y medio más votos que el PVEM (8.4% vs 10.9%), el partido que encabeza Dante Delgado va a tener 50 diputaciones menos.

Así el PVEM ha crecido mucho en curules pero marginalmente en votos. ¿Cuál es su secreto? Como bien sabemos, en los últimos años el PVEM se ha aliado primero con el PAN, luego con el PRI y ahora con Morena.

En México existen tres tipos de coaliciones políticas. Las parciales; las totales y las candidaturas comunes. Para las coaliciones parciales, que son las que ha hecho el PVEM, existe un concepto que se llama nomenclatura. En los distritos en los que hay coaliciones parciales se le debe asignar a algún partido el lugar en caso de que la coalición lo gane. Y ahí el PVEM ha sido el rey de la negociación. El secreto del avance del PVEM en representación legislativa a pesar de no crecer significativamente en votos está en las negociaciones que ha logrado en las coaliciones y sus nomenclaturas.

De los 183 distritos en los que el PVEM hizo coalición con Morena y PT en las elecciones del 2021, negociaron quedarse con 51 distritos. Es decir recibieron un 27% de los distritos que ganaron. Ahora, en el 2024, el PVEM fue coaligado en 260 distritos. Y de esos 260 distritos al PVEM se le asignaron 71 en caso de ser ganados.

Es decir al PVEM le dieron más nomenclaturas, muchas más que al PT. Y eso es lo que le permitió crecer primero en el 2021 y mucho más ahora en el 2024.

La pregunta es ¿por qué le deja Morena esta cancha tan amplia al PVEM? Y la respuesta es que a Morena le conviene tener aliados porque si hubiera competido solo no lograría tantos escaños en el legislativo por la cláusula de sobrerrepresentación y su tope del 8 por ciento.

Si Morena hubiera ido solo en el 2024, sin coaligarse con el PT y PVEM, solo habría obtenido entre el 48-49% de las curules en el legislativo. Al ir en coalición, ese 8 por ciento se aumenta para el PT y para el PVEM. Así, Morena, junto con sus aliados, logran un 74% de representatividad en el Poder Legislativo.

Para Morena el PVEM ha sido un socio muy cómodo. Tiene mejores resultados electorales que el PT y es más disciplinado a la hora de votar con ellos en la Cámara de Diputados y en el Senado. Le aceptan prácticamente todo, así sean iniciativas que vayan en contra de la ecología.

Además el PVEM ha logrado colocar por sí solo gubernaturas en Chiapas y en San Luis Potosí. Esto le ha permitido construir bastiones propios y por ello tiene legitimidad para exigir más de la coalición al argumentar que el PT no es tan estable ni tan redituable para la coalición.

Es así, mediante la negociación que hace en las coaliciones que un Partido que se dice verde pero que no se preocupa por la agenda ecológica, ha podido crecer hasta llegar a ser la segunda fuerza en la Cámara de Diputados que arrancará en septiembre sin importar que sea incongruente e indiferente en su desempeño como partido político.

Apostilla: En el episodio de hoy de mi podcast Broojula se puede escuchar el análisis completo del crecimiento del PVEM en la plática que tuve con Sergio Bárcena, de Buró Parlamentario, quién ha hecho este estudio sobre el desempeño del PVEM.

Columna publicada en El Universal

Luego de que esta semana la dirigencia nacional de Morena denunció campañas que dijo, son alimentadas por estructura digitales construidas desde hace años en el campo conservador, en contra de Sergio Mayer, futuro diputado federal, quien ha recibido fuertes críticas que acusan su “deslealtad” con el movimiento de la 4T, fue el también empresario quien salió a hablar del tema.

La dirigencia del partido señaló que diferentes campañas, que en su momento buscaron presionar a la Presidenta electa Claudia Sheinbaum, se volcaron ahora en contra de Sergio Meyer, que dijo, han ocasionado que muchas personas “de buena voluntad, militantes y simpatizantes de Morena y del gobierno del presidente Andrés Manuel, López Obrador, se han hecho eco de la andanada en curso, sin reparar en el daño que ésta puede causar”.

En un comunicado, Morena “exhortó” a Meyer Bretón a comprometerse, de manera pública e equivoca a cumplir como diputado en el mandato que recibió del pueblo como candidato, a acatar la disciplina de la banca de Morena y hacer fiel a los principios del movimiento.

En ese sentido, ayer, el futuro legislador, emitió un pronunciamiento en video, en el que recordó que el triunfo de Morena el pasado 2 de junio, es una victoria que fortalece el movimiento y los compromete a construir juntos el segundo piso de la autollamada Cuarta Transformación bajo el liderazgo de Claudia Sheinbaum.

“Como diputado federal de Morena, formaré parte del grupo parlamentario en la próxima legislatura en Cámara de Diputados, desde donde me comprometo a trabajar, cerrando filas con mi bancada para lograr sacar adelante las reformas del Plan C, para apoyar el proyecto de nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador y de la doctora Claudia Sheinbaum”, sostuvo el también actor.

Ante la ola de ataques, aseguró que éstos no modifican ni modificarán su postura y compromiso con el movimiento.

“Reitero mi compromiso a cumplir a cabalidad dicho mandato que recibo como Diputado y acatar la disciplina de la bancada de Morena, y ser fiel a los principios de nuestro movimiento”, añadió.

Pese a que ha afirmado que no interviene en las decisiones del futuro Gobierno, y que no da ninguna instrucción a Claudia Sheinbaum, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmó que ayer asistió a una reunión con gobernadores de Morena, en funciones y recién electos.

El mandatario aseguró que hay “bastante unidad” en su partido.

“Muy bien, nos reunimos ayer (jueves), nos invitó la presidenta electa, y estuvimos en compañía de gobernadoras, gobernadores, y la presidenta electa, y fue una muy buena conversación, una buena plática de todos, no faltó nadie, hay bastante unidad en el movimiento”, declaró el mandatario.

El encuentro se llevó a cabo en un hotel cercano a Palacio Nacional, a donde se llegaron los gobernadores actuales y electos de Morena. Uno de los objetivos, dijo, era celebrar los resultados de la elección del 2 de junio, en la que el oficialismo ganó la presidencia y siete de los nueve Gobiernos estatales que estaban en disputa.

Recordemos que de no gobernar en ningún estado antes de la elección de 2018, el partido fundado por López Obrador controlará a partir de este año 23 de las 32 entidades del país, más otra de su aliado, el Partido Verde, en San Luis Potosí.

Por ello, el mandatario expuso que se reunieron para “analizar resultados de lo que fue la elección”.

“Afortunadamente, como ya es de dominio público, el pueblo votó por la transformación, por continuar con la transformación, votó por Claudia Sheinbaum como presidenta”, manifestó.

Adelantó que habrá otra reunión con los gobernadores de Morena antes de que concluya su administración.

Pese al triunfalismo electoral, existen dudas sobre el futuro de Morena una vez que el actual mandatario se retire.

López Obrador confió en la trascendencia de su movimiento con Sheinbaum en el poder. “No se planteó más que la unidad que se logró, también ejemplar, y toda la confianza que tenemos a Claudia Sheinbaum por las razones que expuse, coincidimos, hay gobernabilidad en el país”, indicó.

López Obrador insistió en destacar las cualidades de Sheinbaum y la naturaleza histórica de su victoria, con un récord de casi 36 millones de votos que la convirtieron en la primera presidenta electa de México.

“Es todo un acontecimiento histórico, ahora todavía no alcanzamos a internalizarlo, pero después se va a entender que fue toda una hazaña, el pueblo de México actuó de manera ejemplar, esto no sucede en otros países del mundo”, remató AMLO.

La virtual presidenta electa, Claudia Sheinbaum, descartó una vez más que el actual mandatario, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), le “dé instrucciones” una vez ocupe la silla presidencial, a partir del próximo 1 de octubre.

Consultada sobre si el presidente saliente tendría algún cargo en su Gabinete, explicó que, en una de las “pláticas recientes” entre ambos, le planteó que, “si se aburre” en su retiro, le podría encargar algún proyecto.

“Fue una plática informal, se rio y me dijo ‘eso no te lo voy a aceptar’”, relató, por lo que descartó una futura intromisión de López Obrador en sus futuras responsabilidades al frente del Ejecutivo.

Indicó que sus conversaciones “no tienen nada que ver” con las acusaciones de la oposición, que asegura que el mandatario “va a tener un teléfono rojo desde Palenque (Chiapas)”, donde vivirá a partir de su adiós, para “dar instrucciones” de cómo tiene que gobernar.

“Son pláticas que tenemos en esta transición histórica que estamos teniendo porque, con el presidente López Obrador, tengo el privilegio de que nos conocemos desde hace tiempo. Hemos trabajado casi 24 años”, recordó Sheinbaum.

La que será la primera presidenta del país añadiendo que, “en algún otro momento”, le insistió a López Obrador si se incorporaría en su equipo si algo “terrible” afectase al país. “Le dije ‘la patria es primero’ y me dijo ‘la patria es primero’”, aseguró, sonriente.

Este fin de semana, ambos viajarán al sureste del país, concretamente a Campeche, Yucatán y Quintana Roo, para visitar, entre otras cosas, el Tren Maya.

“El presidente nos va a mostrar con su equipo de trabajo los avances, las fechas de inauguración y los pendientes”, expuso, entre los que destacó el convertirlo, también, en un tren de carga.

La bancada del PRI acusó que en la próxima Legislatura, en especial en la Cámara de Diputados, es probable que haya una sobrerrepresentación de Morena que, aprovechando vacíos y malas interpretaciones de la ley, quiere imponerla, lo que es un atraco en contra de los principios de la Constitución Política.

El diputado Rubén Moreira Valdez, actual coordinador del Grupo Parlamentario del tricolor, expuso que el espíritu de la Carta Magna es que en las Cámaras se vea reflejada la proporción de votos de las y los mexicanos.

Por ello, señaló, las listas de representación proporcional garantizan a los partidos que obtuvieron menos votos su participación en la integración del órgano legislativo.

Sin embargo, explicó que Morena trata de inflar su porcentaje para quedarse con el 75% de las y los diputados, cuando en realidad en su alianza con el PT y el PVEM obtuvo 54% de los sufragios, mientras la coalición opositora 46%.

‘No sacaron los mismos votos que la Presidenta, fue una elección más o menos pareja, que la oposición con otros puntos la empataba”, puntualizó.

En ese sentido, Moreira Valdez sostuvo que con ese artilugio Morena no cumple con la sobrerrepresentación del 8 por ciento y lo va sumando de manera incorrecta hasta llegar al 75 por ciento.

“Dicen tener mucho porcentaje, pero pocos diputados para exigir que le completen esos lugares y ahí le rascan de los que le tocarían a la oposición, incluso a Movimiento Ciudadano”, indicó el priista.

El líder parlamentario aseveró que si no se corrige lo anterior, la democracia mexicana estará en peligro y seguramente Morena se aprovecharía de esa falsa mayoría para trastocar todas las grandes instituciones de este país.

Finalizó haciendo un llamado a magistradas y magistrados, y consejeros del INE, a quienes dijo, “es muy importante que asuman su responsabilidad y que pongan alto a este fraude a la ley”.

La futura presidenta de México, Claudia Sheinbaum, presentó esta mañana a los primeros integrantes de su Gabinete, tal como lo anunció al cierre de sus actividades ayer por la noche.

El Gabinete presidencial está integrado por 19 secretarías de Estado y la Consejería Jurídica, a los que se suman otros 20 organismos como Petróleos Mexicanos (Pemex), la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), entre otros, lo que es conocido como Gabinete ampliado.

La semana pasada, Sheinbaum, quien presidirá al país en el periodo 2024-2030, dijo que el gabinete tenía que ser “por lo menos paritario”, lo que va en línea con los anuncios que hizo hoy, de tres hombres y tres mujeres.

La ganadora de la elección presidencial anunció las siguientes designaciones:

  • MARCELO EBRARD: Secretario de Economía.
  • ALICIA BÁRCENA: Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales
  • JUAN RAMÓN DE LA FUENTE: Secretario de Relaciones Exteriores.
  • JULIO BERDEGUÉ: Secretario de Agricultura y Desarrollo Rural.
  • ERNESTINA GODOY: Consejera jurídica de la Presidencia.
  • ROSAURA RUIZ: Secretaria de Humanidades, Ciencias y Tecnologías (CONAHCYT), que se elevará de rango.

“Presentamos a 3 mujeres y 3 hombres que formarán parte de nuestro gabinete. Todas y todos creen en la Cuarta Transformación, en el servicio al pueblo y tienen muy claro que nuestra tarea es seguir avanzando en el desarrollo con bienestar, justicia y la protección del medio ambiente. No le vamos a fallar a nuestro pueblo”, indicó Sheinbaum Pardo.

La virtual presidenta electa ocupó un fragmento de su breve discurso para asegurar que se avanzará a partir de lo logrado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La integración del futuro Gabinete ha generado altas expectativas, principalmente sobre la repetición de perfiles que acompañaron al actual presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO); además por el llamado balance entre los “radicales y técnicos”, así como la presencia de mujeres en puestos clave.

Ayer, la próxima presidenta insistió ante las principales organizaciones de empresarios que no busca el poder absoluto, esto en medio de la incertidumbre que ha generado la polémica reforma al Poder Judicial por suponer riesgos a los contrapesos.

“De ninguna manera esta reforma (judicial) va a representar autoritarismo, una concentración del poder. Ese no es el objetivo”, aseguró Sheinbaum en un evento del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), su primera reunión con el sector privado desde su triunfo en los comicios del 2 de junio.

Claudia Sheinbaum finalizó su mensaje adelantando que será el próximo jueves 27 de junio cuando haga un nuevo anuncio sobre otros perfiles que sumará a su Gabinete.

El coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, Ignacio Mier, informó que la próxima semana iniciarían los diálogos y foros de Parlamento Abierto en torno a la reforma del Poder Judicial, planteamiento que hizo la virtual presidenta electa, y que fue acordado con el actual mandatario, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

El morenista indicó que se prevé inicien estos diálogos nacionales con la inauguración y una reflexión que tiene que ver con el diagnóstico del Poder Judicial.

Insistió que una vez que la Comisión Permanente apruebe hoy el exhorto que se planteó, entonces ya se configuran los tiempos, la forma, la mecánica, el procedimiento en el que se van a desarrollar los foros regionales y nacionales.

Explicó que en “el propio desarrollo de los foros van a ir conociendo al detalle, más allá de especulaciones, una información certera sobre el proceso de elección, que es la parte toral, cuáles van a ser los métodos, cuáles van a ser los criterios de idoneidad y elegibilidad que deberán observar, tanto la Cámara de Senadores, la de Diputados”, por lo que hace a que entre los dos órganos legislativos hagan 10 propuestas.

Reiteró la necesidad de celebrar este ejercicio abierto para definir mecanismos, tiempos, plazos, de qué manera se va instrumentar, cuáles serán elecciones por circuito, cuáles serán nacionales.

Confió en que a finales de julio o la primera semana de agosto, se puedan tener las conclusiones de los foros, y así comenzar a analizar cuáles serían las modificaciones en la instrumentación que se propone para llevar a cabo el primer eje, que es la elección directa, popular, de los integrantes de los órganos del Poder Judicial.

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) informó que procederá a la asignación de diputaciones federales electas por el principio de Representación Proporcional (RP), una vez que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resuelva todas las impugnaciones interpuestas, a más tardar el próximo 23 de agosto.

La autoridad electoral indicó que atenderá lo expuesto en el artículo 44, numeral 1, inciso u), en relación con el artículo 327, ambos, de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE).

Precisó que la RP busca que la composición del Congreso de la Unión sea lo más parecida a la votación que alcanzó cada partido político. Es decir, el objetivo es asegurar la representación de las minorías para garantizar la pluralidad política.

Recordemos que la Cámara de Diputadas y Diputados está conformada por 300 diputaciones de Mayoría Relativa (MR) y 200 de RP.

La asignación de las 200 diputaciones federales de RP se realiza con base en el porcentaje de votos obtenidos por cada partido político en cada circunscripción. Por ello, los partidos políticos que obtengan, al menos 3% de la votación válida emitida, tendrán derecho a participar en el procedimiento de asignación de estas diputaciones.

De acuerdo con un reporte circulado entre los consejeros electorales del INE, la coalición Morena, PT y PVEM tendrá 364 curules en la Cámara de Diputados. Esto le dará al bloque oficialista para reformar la Constitución sin necesidad de negociar con la oposición.

Tan solo Morena, según la más reciente proyección del INE, tendrá 236 diputados, 161 de MR y 75 pluris. Tal como se había advertido, el Partido Verde se convertirá en la segunda fuerza de San Lázaro, con 77 legisladores, 57 de Mayoría Relativa y 20 pluris. El PT, el último aliado de la bancada oficialista, tendría 51 espacios, 38 de Mayoría y 13 pluris.

Del lado de la oposición, el PAN se quedará con 72 espacios, el PRI 35 curules, mientras que el PRD se perfila a quedarse con un escaño. Movimiento Ciudadano alcanzaría 27, uno de MR y 26 pluris. Habrá una diputada independiente por el distrito 9, de Uruapan, Michoacán.

En tanto, en el Senado, el bloque que encabeza Morena tendría 83 de los 128 espacios en el Senado. Así, se quedarían a solo dos votos de alcanzar la mayoría calificada, por lo que para sacar adelante cambios constituciones tendrán que conseguir el apoyo de dos legisladores.

Morena tendría 60 escaños, el Partido Verde 25 y el PT 9 espacios. El PAN sería la segunda fuerza en la Cámara Alta con 22 escaños, el PRI 16 y el PRD dos lugares más. Cabe aclarar que en caso de confirmarse la pérdida del registro del partido del Sol Azteca, sus senadores tendrían que quedar sin bancada o incorporarse a otra.

El INE señaló que en caso de que se presente sobrerrepresentación, el artículo 54 de la Constitución, establece que si algún partido político excede 300 diputaciones por ambos principios o su porcentaje de curules del total de la Cámara de Diputadas y Diputados sea mayor en ocho puntos al de su votación nacional emitida, le serán restadas el número de diputaciones de RP hasta ajustarse a los límites establecidos.

Por consiguiente, se asignarán las diputaciones excedentes a los demás partidos políticos que no se ubiquen en estos supuestos.

El dirigente nacional de Morena, Mario Delgado confirmó que este fin de semana realizarán un ejercicio a nivel nacional para conocer la opinión de las y los mexicanos en torno a la reforma al Poder Judicial.

“Será domiciliaria y realizada con encuestadoras que cuentan con credibilidad. Van a ser dos casas encuestadoras- las que más se acercaron a los resultados de la elección presidencial- y la encuestadora de Morena. Todas con el mismo cuestionario para tener certeza sobre los resultados”, indicó Delgado.

Todo esto surgió de una propuesta de la virtual presidenta electa, Claudia Sheinbaum, quien a inicios de semana planteó la posibilidad de levantar una encuesta para conocer la opinión de los mexicanos, esto en medio de la discusión que se ha generado en torno a la iniciativa de reforma de López Obrador, que se discutirá en el Congreso.

Luego de su reunión con Sheinbaum Pardo, el líder de Morena explicó que se trabajará únicamente con encuestadoras que cuenten con credibilidad. “No vamos a hacer encuestas con aquellas que erraron por completo el resultado (de las elecciones)”, aunque no reveló el nombre de las firmas seleccionadas.

Asimismo, comentó que una vez hechas las encuestas los resultados se los entregará de manera personal a la presidenta electa para que ella tome una decisión con base en dicha información. “Vamos a entregarle los resultados a la presidenta electa en cuanto los tengamos, vamos a empezar lo más pronto posible”.

En ese sentido, Claudia Sheinbaum adelantó que el lunes próximo estará en posibilidad de dar a conocer los resultados.

“El fin de semana creo que van a estar haciéndose (las consultas), el lunes se sabrían los resultados, exactamente”, dijo Claudia Sheinbaum.

La ganadora de la elección presidencial detalló que en el ejercicio se aprovechará para conocer la opinión de los mexicanos en torno a la elección presidencial.

Finalmente, Mario Delgado agregó que las encuestas, aunque no serán vinculantes si serán un elemento clave para la toma de decisiones de los legisladores dado que éstas serán un reflejo de la opinión del pueblo de México.

Claudia Sheinbaum ganó con el voto de las mujeres; los hombres; de los jóvenes de los que tienen entre 25 años en adelante; de las clases bajas, media-baja, media y de la clase alta.

Así lo revela una encuesta de salida de El Financiero. Votaron por ella de todos los estratos sociales, educativos y de género. Entonces ¿por qué ahora se escucha a tantos decir que los resultados fueron producto de los programas sociales? Si. La explicación que más he escuchado sobre el triunfo de Sheinbaum y de Morena es que los votos los recibieron gracias a los programas sociales.

En efecto, entre quienes son beneficiarios directos o indirectos de los programas sociales, un 69 por ciento votó por Sheinbaum mientras que un 23 por ciento votó por Xóchitl. Pero simplificar el resultado electoral a que la gente voto porque reciben unos cuantos miles de pesos me parece un error.

Por Sheinbaum votaron muchos más que los beneficiarios de los programas sociales. Aun cuando Mario Delgado salió la noche de las elecciones a decir que el resultado electoral era un golpe para la oligarquía; para los clasistas y los racistas, parte de esa oligarquía también votó por Morena y por su candidata.

Esa oligarquía que ha recibido cuantiosos contratos de construcción del Tren Maya; del AIFA y de otros proyectos de infraestructura, que lo han logrado sin licitaciones públicas, sino con adjudicaciones directas, también forma parte del grupo de votantes pro-Sheinbaum.

México es un país tremendamente desigual. Pero los extremos se tocan. Y en el voto por Morena y por Sheinbaum ambos extremos se tocaron. Por un lado vemos un estado como Chiapas, sumido en la pobreza y en una inseguridad trágica, que votó abrumadoramente por Eduardo Ramírez, el candidato de Morena a la gubernatura. Ramírez recibió el voto del 78.6 por ciento del electorado. En segundo lugar quedó Olga Luz Espinoza con apenas el 12.6 por ciento del voto. Es decir, Morena arrasó. Si vemos los distritos electorales, los mejores resultados para la coalición Sigamos Haciendo Historia (SHH) fueron en Chiapas y Oaxaca en donde ganaron distritos con promedios cercanos al 80 por ciento.

Para el segmento más pobre de la sociedad los programas sociales han hecho una diferencia. Para ellos que salga una clase política a querer ganar su voto asustando con que la democracia está en riesgo es un sin sentido. Si tienes que ver como tener lo suficiente para sacar lo del día, esa cosa abstracta llamada democracia no te va a resolver como poner comida en la mesa para la familia.

Pero cuando vemos que un 49 por ciento de los que no son beneficiarios sociales y un 49 por ciento de la clase alta también votó por Sheinbaum y su coalición, es evidente que no se puede simplificar su triunfo al dinero repartido.

Sí, fue mucho el dinero de los programas sociales. Sí, hizo que la elección fuera tremendamente inequitativa. Como no veíamos desde las décadas del PRI hegemónico. Pero en la cual se contaron bien los votos y en esa bolsa de simpatizantes también están clases altas que han resultado sumamente beneficiadas del gobierno de López Obrador.

Creo que sería un error simplificar el triunfo de Sheinbaum a que ganó porque la apoyaron quienes reciben dinero del gobierno. Hay otro segmento mucho más beneficiado con las decisiones de López Obrador, ese al que él como opositor llamó La Mafia del Poder, que el 2 de junio votó por Sheinbaum y está contenta y a la expectativa de seis años más de lo mismo.

Por cierto, en esos extremos, esto de los mercados financieros es algo que les tiene sin cuidado. A unos porque no tienen nada invertido en ellos y a otros porque están tan diversificados que lo perdido en una parte es lo ganado en otra.

Apostilla: Ya pasaron diez días de la debacle de la oposición y Alito y Marko siguen tan campantes en sus dirigencias esperando asumir su pluri en el Senado. Incomprensible que los Prístas y los Panistas se queden conformes con esta desvergüenza.

Columna completa en EL UNIVERSAL

El denominado ‘Plan C’, que tiene el objetivo de aprobar sin trabas de la oposición las reformas constitucionales del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), estaría materializándose con una amplia mayoría del oficialismo, según dijo Mario Delgado, dirigente nacional de Morena.

Así lo compartió en sus redes sociales, donde celebró que la coalición oficialista Sigamos Haciendo Historia ganó la mayoría calificada en la Cámara de Diputados, equivalente a dos terceras partes, y una amplia mayoría en el Senado.

Con la mayoría de dos terceras partes el oficialismo, equivalente a 372 escaños de la Cámara baja, podrá aprobar cambios a la constitución y cualquier ley, norma o reglamento sin la necesidad de negociar con la oposición.

En cambio, la mayoría que alcanzó en el Senado solo le dio 83 de los 85 votos que exige la mayoría calificada de la Cámara alta; es decir, se quedó a dos asientos del Senado para tener la mayoría calificada.

Sin embargo, Delgado aseguró que el ‘Plan C’ “está en camino” y aseguró que se aprovechará a fin de profundizar el legado del presidente López Obrador, que él llamó, la Cuarta Transformación.

“¡Gracias a todas y todos el Plan C es una realidad! Con mayoría calificada en la Cámara de Diputados y mayoría en el Senado, profundizaremos la transformación para seguir construyendo un país con bienestar y prosperidad compartida”, publicó el morenista.

El mensaje del dirigente partidista está en línea con lo anticipado por el mandatario, quien advirtió el viernes pasado que impulsará sus polémicas reformas como la relativa al Poder Judicial, la reforma electoral, entre otras, pese al nerviosismo en los mercados.

“El pueblo quiere cambios, está demostrado, quiere que se vaya purificando la vida pública, eso fue lo que se manifestó el domingo, y se alarman los que se sentían dueños de México”, declaró.

Y es que López Obrador consideró “natural, normal, que se den estos vaivenes” en los mercados, en los que la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) presentó una caída semanal 3% y el peso se depreció un 8%, tras los más grandes comicios de la historia de México.

El temor entre los inversores creció el jueves pasado, cuando el líder en el Congreso de Morena, Ignacio Mier, avisó que el oficialismo aprovecharía su nueva mayoría a partir del 1 de septiembre para impulsar las 20 reformas anunciadas por López Obrador, antes de que Claudia Sheinbaum asuma la Presidencia de México.

El triunfo de Morena el domingo 2 de junio fue mucho más amplio del que esperaban muchos ciudadanos. La emoción de tantos que veían el posible triunfo de la oposición – difícil, más no imposible en la presidencia – pero sí en las distintas gubernaturas, Jefatura de Gobierno y desde luego en el legislativo, se tornó en shock al conocer la contundente victoria de Morena y sus aliados del PVEM y PT.

Ese shock ha llevado al enojo; a señalamientos de fraude; a gente queriendo comparar las sábanas de sus casillas con los resultados del PREP; a decir que la compañía del hijo de Bartlett metió mano en el software del INE y a un sinfín de teorías de la conspiración para ver si de alguna forma se sostiene que ese resultado estuvo mal.

Estamos hablando de una diferencia de más de 30 puntos porcentuales. Claudia Sheinbaum recibió 17 millones de votos más que Xóchitl Gálvez. Si multiplicamos los votos de Gálvez por dos, se sigue quedando corta frente a los votos de Claudia. Y si vemos el mapa de México, Morena solo perdió en Aguascalientes. El país se pintó de guinda. Fue una paliza.

¿Cómo pudo arrasar así Morena en la CDMX si llevamos días y días de contingencias por la mala calidad del aire? ¿Cómo pudo ganar Clara Brugada si ya no es solo Iztapalapa la alcaldía que no tiene agua? ¿Cómo se reeligió Abelina López Rodríguez en Acapulco después de su lamentable desempeño tras el paso de Otis? ¿Cómo ganó por una ventaja de dos dígitos Rocío Nahle en Veracruz si ni siquiera es veracruzana y sus escándalos de corrupción marcaron la campaña? ¿Quiénes son los que le dieron 78.5% de la votación a Eduardo Ramírez en Chiapas si en ese estado reina la inseguridad; la falta de oportunidades y la pobreza?

Podríamos seguir con este tipo de preguntas y con las teorías de la conspiración. Podemos hablar de los programas sociales y de la intervención presidencial, que sin duda influyó.  Pero es mejor aprender lecciones y voltear a ver hacia adelante.

¿Qué pasó el 2 de junio? La elección ha dejado en claro que México es un país muy complejo y que ni la oposición ni nosotros como analistas y observadores de la política hemos sabido transitar con un importante segmento de los mexicanos.

Por más escritos y publicaciones sobre los elefantes blancos disfrazados de obras de infraestructura; por más que le dimos voz a los que se han quedado sin medicinas; con todo y los reportajes tan documentados sobre la corrupción de los cercanos al presidente, la votación arrojó un claro SÍ para AMLO y un SIGAMOS ADELANTE para Claudia.

La oposición, mientras tanto, decidió no apoyar a su candidata a la presidencia y colocó a amigos y familiares para ocupar posiciones de poder sin importar cual fuera el resultado. Ante la derrota determinante, hoy Marko Cortes y Alejandro Moreno están tranquilos porque tendrán su escaño plurinominal en el Senado. No han tenido la decencia de renunciar a sus dirigencias ni de hablar de un mea culpa.

Además de intentar entender qué pasó, la pregunta pertinente es ¿qué sigue? ¿qué le espera a México bajo la presidencia de Claudia Sheinbaum? Estamos en sus manos. En su decisión de qué tomar y qué dejar de la agenda de López Obrador. En su visión de a qué ala de Morena escuchar y a cuál apaciguar. Hereda un país dividido con una larga lista de pendientes. ¿Qué camino tomará para enfrentarlos? ¿El de la confrontación o el de la reconciliación?

¿Qué va a hacer la primera presidenta con México y para los mexicanos? En eso toca concentrarnos ahora.

Columna completa en El Universal

El peso y la bolsa registraron su peor sesión desde la pandemia luego de que Claudia Sheinbaum y Morena obtuvieron una aplastante victoria en la jornada electoral de ayer.

Sin embargo, de acuerdo a los especialistas, no es el triunfo de Sheinbaum Pardo lo que desató la incertidumbre, si no el hecho de que Morena y aliados se encaminaban a obtener una mayoría calificada en el Congreso, que los mercados temen que pueda traer radicales reformas constitucionales.

El índice líder S&P/BMV IPC, que agrupa a las acciones más negociadas del mercado doméstico, perdía un 1.71% a 54,232.93 puntos, poco después de la apertura.

El peso mexicano también resintió los resultados electorales; se depreció debido a un mayor riesgo. La moneda cotizaba en 17.5810 por dólar, con una depreciación de un 3.46% frente al precio de referencia de Reuters del viernes.

Con eso, se apunta la mayor pérdida diaria desde junio de 2020, cuando los estragos del COVID-19 tenían cautelosos a los inversionistas.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Grupo Financiero Base, recordó que el 80% de las transacciones del peso contra el dólar son especulativas y el balance de riesgo-rendimiento en el que se fijan los inversionistas ha cambiado con el resultado de la elección.

Aunque en un primer momento el peso se fortaleció, luego de unas horas y perfilándose la mayoría de Morena y aliados en el Congreso, la moneda se depreció frente a la divisa estadounidense, cotizándose en niveles de 17.41 pesos por billete verde.

Así, el peso perdía casi 3% frente al dólar en la madrugada de hoy tras avanzar el cómputo de los resultados.

De acuerdo al conteo rápido difundido por el INE, Morena y aliados se encaminan a tener una mayoría calificada, lo cual les permitiría aprobar reformas constitucionales sin necesidad de negociar con la oposición.

En el caso de la Cámara de Diputados, las proyecciones oficiales son las siguientes:

Para el Senado, la proyección es la siguiente: