Tag

pfizer

Browsing

Al recordar que el pasado 29 de enero se adoptaron medidas para exigir que las exportaciones de vacunas estén sujetas a una autorización por parte de los Estados miembros, la Comisión Europea indicó este martes que dicho mecanismo de transparencia y autorización no busca bloquear exportaciones, sino garantizar una distribución justa y equitativa de las vacunas contra la COVID-19.

Detalló que la información solicitada para las exportaciones se utilizará para determinar si la solicitud respeta el principio de que los retrasos en la producción se comparten de forma equitativa entre la Unión Europea y los destinos de exportación.

«Estas obligaciones se dirigen estrictamente a los fabricantes de vacunas y son aplicables hasta finales de marzo de 2021. Además, serán proporcionales y no frenarán el comercio de vacunas entre la Unión Europea y terceros países», señaló la Comisión en un comunicado.

Enfatizó que por regla general, las autorizaciones de exportación deben concederse siempre que se respeten los principios establecidos, teniendo en cuenta las especificidades de cada Acuerdo de Adquisición Anticipada (AAA), incluidos los celebrados con terceros países, que son debidamente tenidos en cuenta.

La Comisión aseguró que hasta la fecha se han autorizado todas las solicitudes de exportación realizadas a terceros países, y subrayó que ayer 8 de febrero, autoridades de la Unión Europea autorizaron un envío de vacunas contra la COVID-19 a México; de acuerdo a lo informado por el gobierno de México y por la farmacéutica Pfizer, se trata del cargamento de 491,400 dosis que llegarán la próxima semana.

Y pese a que el gobierno y el laboratorio indicaron que con este envío se retomarían las recepciones semanales de vacunas, la Comisión precisó que «esta es la única solicitud de envío hacia México recibida hasta el momento». Adelantó que en el futuro se seguirá trabajando para procesar de forma rápida las solicitudes de autorización.

La Unión Europea dijo que ha excluido del mecanismo de autorizaciones a los suministros de vacunas para ayuda humanitaria o aquellos realizados a través del Mecanismos COVAX, UNICEF o PAHO con destino a cualquier país que participe en dicho Mecanismo; recordó que la Unión Europea y sus Estados miembros son el principal contribuyente del Mecanismo COVAX. 

La precisión que hiciera la Comisión Europa, llega luego de que esta mañana el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, mencionara que las vacunas se atrasaron debido, en gran parte, a las  regulaciones establecidas por la Unión Europea, lo cual dijo, que restó el margen de maniobra de Pfizer por lo que no se pudo adelantar la recepción del cargamento a esta semana.

Sin embargo, en la misma conferencia, el canciller Marcelo Ebrard dijo que dichas regulaciones no estaban afectando los envíos a México.

«Hace un momento el doctor López-Gatell a lo de la Unión Europea. Bueno, quiero agradecer lo siguiente: la Unión Europea sí tomó medidas que tienen que ver con transparencia en la exportación, pero no está afectando a México. Hablamos, por indicaciones del señor presidente, a Josep Borrell, el ministro de Exteriores, y nos dijo que no se va a afectar a México en esa disposición», explicó Ebrard Casaubón.

El gobierno federal dio a conocer esta mañana que México comenzará a recibir dosis de la vacuna de Pfizer la próxima semana, esto luego de que la farmacéutica reanudara el envío del fármaco desde su planta de Bélgica, tras la suspensión que hizo por trabajos en la misma.

«Ya nos ha confirmado Pfizer también ayer en una carta dirigida al presidente (Andrés Manuel López Obrador) que llegarán las vacunas próximamente, 491,400, llegarán el 15 de febrero», informó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

López-Gatell dijo que el retraso en el envío de suministro, interrumpido el 19 de enero, se debió a la renovación de la planta de Pfizer en Bélgica y al mecanismo de control de exportaciones que la Unión Europea (UE) activó en enero.

«Existen regulaciones nuevas establecidas el 29 de enero en la Unión Europea que restan el margen de maniobra de Pfizer. No se pudo adelantar la recepción al 8 o 10 de febrero», indicó esta mañana el funcionario al intervenir en la conferencia del presidente en Palacio Nacional.

Por su parte el canciller Marcelo Ebrard compartió en redes sociales la carta que la presidenta y directora general de Pfizer México, María Constanza Losada, envió al presidente para informarle sobre la reanudación de llegadas de vacunas, así como para «reiterar su apoyo para la implementación exitosa del Plan Nacional de Vacunación». En la carta se hace mención de las 491,400 dosis que llegarán al país la próxima semana.

Sin embargo, la cifra no coincide con lo expuesto por Ebrard Casaubón el pasado 19 de enero, en la conferencia presidencial, cuando presentó un calendario sobre la recepción de las vacunas.

En ese calendario, se informó que la semana del 14 de febrero, la farmacéutica enviaría a nuestro país cerca de 782 mil dosis, al igual que la semana del 22 de este mes, esto con el fin de reponer las que se dejaron de recibir las tres semanas que no hubo envío.

«Lo que va a cambiar o lo que cambió es la distribución en el tiempo. Entonces, teníamos una distribución programada para febrero, este periodo donde no hay color azul, antes sí teníamos de Pfizer, pero se mueven hacia estos dos, que son de 781 mil y lo demás continúa como estaba previsto el mes de marzo; es decir, hay un cambio en la última de enero y en las dos primeras de febrero. En este periodo no vamos a tener Pfizer, pero a partir del día 15 tendremos más de las previstas, más de las previstas, hasta 781 mil 950 y después lo que ya teníamos programado; de manera que al terminar marzo estaremos en cinco millones 44 mil 650, eso significa un número de vacunados de dos millones 522 mil 325», declaró en la mañera el canciller.

Con la cifra presentada esta mañana por las autoridades, y que se indica en la carta que Pfizer envió al presidente, se confirma que no hubo la reposición de dosis como lo aseguró el gobierno federal.

El secretario de Relaciones Exteriores también informó de la llegada entre febrero y marzo de 8 millones de dosis de CanSino, que se envasarán en el estado de Querétaro, en el centro del país, esto luego de que reciba la autorización por parte de la Cofepris.

También reiteró para los próximos dos meses el arribo de 1.6 millones de vacunas vía el mecanismo COVAX y un adicional de 2 millones del Serum Institute of India (SII), que serán de AstraZeneca.

Y aunque dijo que ya está firmado el contrato con Rusia, el canciller comentó que aún no hay una fecha definida para la entrega de las dosis de la vacuna Sputnik V.

El lunes en la mañanera el presidente López Obrador declaró que la ONU le estaba haciendo caso a su sugerencia de evitar el acaparamiento de países ricos y dar vacunas a los países más pobres y que por ello Pfizer había anunciado un retraso en su suministro a países europeos y a México. Dijo que México, como país solidario, va a dejar que estas vacunas de Pfizer que no se entreguen ahora sean entregadas a países más pobres. Agregó que el país tiene convenios con otras farmacéuticas y que por ello no era un problema recibir menos vacunas de Pfizer.

Busqué entrevistar para mi podcast Broojula a un ex Subsecretario de Salud para preguntarle por esta versión del presidente y me comentó que habláramos de las vacunas y de otros temas sobre la pandemia, de lo que yo quisiera, pero que de la versión de que el freno del suministro de Pfizer se debía a la sugerencia de AMLO a la ONU prefería ni opinar porque eso era un cuento del presidente sacado de la manga.

La razón del retraso de Pfizer se debe a una reconfiguración de su planta en Puurs, Bélgica, para poder aumentar su capacidad de producción a 2 mil millones de dosis al año. Pero el presidente expresó, convencido, su propia versión en su conferencia desde Palacio Nacional. Tan convencido como lo hemos escuchado decir otras mentiras.

Desde abril López Obrador viene diciendo que la pandemia está domada. El 9 de junio del año pasado declaró que “México está dando un ejemplo en el mundo porque logramos aplanar esta curva y evitar que se saturaran los hospitales sin medidas coercitivas, sin el uso de la fuerza”. Ese día murieron en México 596 personas a causa de la COVID19. Ayer murieron 1,584 personas. Domada la pandemia no está, ni en México, ni en el mundo.

Pero hay casos mucho más exitosos que otros. Por ejemplo, en Vietnam se han contagiado en total, en todos estos meses, 1,539 personas y han muerto 35; en Corea del Sur se han contagiado 73 mil 115 personas y han muerto 1,283; en Australia se han contagiado 28 mil 731 personas y han muerto 909 personas. Si esas cifras las ponderamos por cada 100 mil habitantes, en Vietnam han muerto .04 personas; en Corea del Sur 2.48 y en Australia 3.64.

¿Cómo va México? Aquí, con datos oficiales que sabemos que muestran un subregistro, se han contagiado un millón 649 mil 502 personas; han muerto 141 mil 248 y por cada 100 mil habitantes han muerto 111.93.

¿Cómo puede decir el presidente que la pandemia está domada? En Vietnam, Corea del Sur y Australia, el buen manejo de la pandemia ha permitido que estos tres países no estén desesperados apostándole a la vacuna como solución nacional. Por el contrario en estos tres países, por ejemplo, el control sobre la pandemia permite que hoy la vacuna sea una elección y no una necesidad.

El Ministro de Salud de Corea del Sur declaró en diciembre que ellos, al haber controlado los contagios de COVID19, no están con prisa de empezar la vacunación. Prefieren tomarse su tiempo para descartar cualquier riesgo u efecto secundario de la inoculación y por ello estiman comenzar a hacerlo hasta otoño de este año.

El Ministro de Salud de Australia, Greg Hunt, declaró que el trabajo que está haciendo Gran Bretaña va a dar información y lecciones importantes respecto a la distribución y eficacia de las vacunas. En el país planean esperar y ver e iniciar la vacunación hasta marzo.

Haber manejado bien la pandemia desde el principio les da a estos países la oportunidad de no tomar medidas desesperadas y aceleradas. En México, en donde el presidente miente cuando dice que domamos la pandemia, la historia es otra.

Ante el escenario que atraviesa México, prefiero creer que el presidente se cree sus propias mentiras. La alternativa sería aun más desoladora.

Columna completa en El Universal

El consejero delegado de la farmacéutica Pfizer, Albert Bourla, dijo este miércoles que la vacuna contra la Covid-19 que han desarrollado junto con BioNTech ha mostrado una alta eficacia frente a las nuevas variantes del virus en los experimentos hechos hasta ahora, aunque enfatizó que deben analizarse resultados clínicos para tener certeza.

«Hemos hecho varios experimentos ‘in vitro’ y parece que hay una eficacia muy, muy alta de la vacuna de Pfizer/BioNTech frente a las dos nuevas variantes, tanto la del Reino Unido como la de Sudáfrica», dijo Bourla en una conferencia organizada por el Partido Popular Europeo (PPE).

Esta es «una indicación muy clara, pero tenemos que medir también resultados clínicos para estar seguros. Pero, en mi opinión, creo que los resultados serán muy positivos», añadió.

Bourla explicó que ahora mismo la farmacéutica está analizando si, además de proteger frente a la Covid-19, su vacuna evita la transferencia del virus, algo sobre lo que aún no hay resultados concluyentes. En animales, dijo, se ha detectado una «protección significativa» en cuanto a la transferencia del virus y, si bien aún no se ha probado en humanos, Pfizer tiene «datos alentadores» y podría saber más en este sentido el próximo mes.

El consejero delegado de la farmacéutica estadounidense dijo que están centrando sus esfuerzos en mejorar su capacidad de producir la vacuna en todo el mundo y confían en «aumentar drásticamente» la producción.

«Esperamos ser capaces de entregar este año 2,000 millones de dosis, frente a los 1,300 millones que teníamos antes, y los esfuerzos no paran», dijo Bourla, quien los contratiempos a que es la primera vez que se produce esta vacuna y se está haciendo en cantidades extraordinarias.

Una trabajadora del sector salud de Alaska, Estados Unidos, sufrió una fuerte reacción alérgica después de haber recibido ayer la vacuna de Pfizer contra el Covid-19 y tuvo que ser hospitalizado, explicaron este miércoles fuentes familiarizadas con lo sucedido a los diarios The Washington Post y The New York Times.

La trabajadora sanitaria, cuya identidad se desconoce, no había sufrido anteriormente reacciones alérgicas a ningún medicamento, aunque no se sabe si tenía otro tipo de alergias, dijo una persona con conocimiento del tema a The New York Times.

Después de haber recibido la vacuna el martes, la persona afectada se encontraba hoy, miércoles. aún en el hospital en condición estable, de acuerdo con The Washington Post.

Lo sucedido recuerda a otros dos casos similares que se registraron en Reino Unido, donde dos personas con historial de alergias severas sufrieron una reacción negativa a la vacuna desarrollada por Pfizer y su socio alemán BioNtech.

Al respecto, la agencia que regula los fármacos en Reino Unido emitió una advertencia para pedir que no se vacunen todas aquellas personas que en el pasado hayan experimentado reacciones alérgicas graves a fármacos, algunos alimentos u otra vacuna.

Sin embargo, en Estados Unidos, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) sí permiten que se vacunen las personas con alergias severas, pero les piden que se queden bajo supervisión médica 30 minutos después de recibir la inyección para poder verificar cualquier efecto adverso.

En una rueda de prensa, autoridades de Alaska informaron esta tarde que la trabajadora del sector sanitario presenta una anafilaxis, tal como sucedió como los dos empleados médicos del Reino Unido.

Todos ellos sufrieron una reacción anafiláctica, cuyos síntomas pueden incluir erupción cutánea, náuseas, vómitos y dificultad para respirar y que, de no tratarse de inmediato, generalmente con epinefrina, puede provocar pérdida de conocimiento y hasta la muerte.

En la rueda de prensa, el doctor Lindy Jones, que atendió a la mujer afectada, detalló que la reacción alérgica empezó unos 10 minutos después de que se le pusiera la inyección.

La paciente comenzó a desarrollar una sarpullido rojo y fue trasladada a la sala de emergencias del hospital regional Bartlett, de la ciudad de June, donde había acudido a inmunizarse dentro de la campaña de vacunación contra el Covid-19.

Una vez en urgencias, la mujer presentó dificultades para respirar, el sarpullido se le extendió por el rostro y el torso, y su ritmo cardíaco se aceleró, de manera que los médicos decidieron tratarla con epinefrina y otros medicamentos. Finalmente, determinaron que se trataba de una reacción anafiláctica y la dejaron ingresada en observación en la unidad de cuidados intensivos, aunque ya está casi recuperada.

«Durante todo ese tiempo, aún estaba entusiasmada por haberse puesto la vacuna y por los beneficios que le daría en el futuro», dijo Jones con una sonrisa durante la rueda de prensa.

Luego de haber recibido los primeros lotes durante el fin de semana, hospitales en Estados Unidos comenzaron este lunes a aplicar la vacuna contra el Covid-19, en un histórico intento por frenar la enfermedad que ha matado a casi 300,000 personas en el país.

«Se siente que la caballería llega al rescate», indicó Robert C. Garrett, director general de Hackensack Meridian Health, en momentos en que la mayor empresa de salud de Nueva Jersey esperaba la llegada del medicamento.

La vacuna, elaborada en conjunto por la estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech, es la primera en ser aprobada por el la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) y será usada en la mayor campaña de vacunación en la historia del país.

Otros países han aprobado la vacuna también, como por ejemplo Gran Bretaña que empezó a vacunar a su población la semana pasada.

En Estados Unidos, los primeros en ser vacunados serán personal médico y residentes de albergues de ancianos.

«Esto es como estar casi al final de un maratón: uno está exhausto pero a la vez sabe que se acerca el final», comentó el doctor Chris Dale, de Swedish Health Services en Seattle.

Las primeras de las 3 millones de dosis empezaron el domingo a ser transportadas por camión o avión desde la fábrica de Pfizer en Kalamazoo, Michigan. Todas son cuidadosamente empacadas en hielo seco a fin de garantizar que permanezcan en temperaturas bajas para que no pierdan su efectividad.

Una trabajadora de la salud de Nueva York se convirtió en la primera persona en ser vacunada contra el nuevo coronavirus en una ceremonia pública en Estados Unidos.

«La primera vacuna fue administrada. ¡Felicitaciones Estados Unidos! Felicidades a todo el MUNDO!», celebró el presidente Donald Trump a través de un mensaje en su red social.

Sandra Lindsay, una enfermera de una unidad de cuidados intensivos del Hospital Judío de Long Island recibió la inyección a las 09:30 hora local, en una ceremonia televisada en vivo.

Lindsay describió la experiencia como la de cualquier otra vacuna. «Me siento bien y me siento aliviada», afirmó. «Espero que esto marque el comienzo del fin de un periodo muy doloroso en la historia de nuestro país.

La enfermera quiso destacar a la opinión pública que la vacuna es «segura». «Estamos en una pandemia así que todos tenemos que poner de nuestra parte», agregó.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, que participó virtualmente a la ceremonia, le dijo a Lindsay que esperaba que la vacuna le diera a ella y a otros trabajadores una sensación de mayor «seguridad».

«El proceso de que la vacuna llegue a una masa crítica va a tardar meses. Entonces, esta es la luz al final del túnel, pero es un túnel largo», indicó el gobernador, que reiteró el mensaje de que la población debe continuar respetando las medidas de distanciamiento social.

Un comité independiente de expertos estadounidenses se reunió este jueves para evaluar si se debe conceder la aprobación de emergencia para la vacuna contra el Covid-19 de Pfizer-BioNTech, y así permitir que Estados Unidos comience con la vacunación masiva.

El comité, convocado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), celebrará una votación no vinculante al final del día, y después de eso la institución reguladora determinará si se debe emitir la autorización.

Los argumentos a favor parecen ser abrumadores: la vacuna ya obtuvo luz verde en Reino Unido y Canadá y los resultados completos de un enorme ensayo clínico se publicaron este jueves en The New England Journal of Medicine, la revista médica más reconocida de Estados Unidos.

La publicación científica estima en un editorial que los resultados confirman un «triunfo» del inmunizante, que presenta 95% de efectividad sin problemas serios de seguridad. «Los resultados del ensayo son lo suficientemente impresionantes como para sostenerse ante cualquier análisis», indica el editorial.

No obstante, se espera que las dos docenas de miembros con derecho a voto del Comité Consultivo sobre Vacunas y Productos Biológicos (VRBPAC) discutan detenidamente algunas interrogantes sobre la vacuna.

Esto incluye debates sobre si las personas que recibieron placebo durante el ensayo deberían ser vacunadas, lo que llevaría a cuestionar la necesidad de datos más controlados y el pago a los voluntarios.

Si el panel vota a favor, como se espera, la aprobación de la FDA podría llegar en cualquier momento. «Podríamos tener una autorización de emergencia en pocos días y estar administrando dosis de vacunas a nuestros (habitantes) más vulnerables la próxima semana», dijo el miércoles el secretario de Salud, Alex Azar.

Recordemos que en un ensayo con casi 44,000 personas, hubo dos muertes en el grupo que recibió la vacuna y cuatro en el de placebo, sin evidencia de que se relacionaran con el BNT162b2, el nombre técnico de la sustancia; los efectos secundarios más comunes fueron reacciones en el lugar de la inyección, fatiga y dolor de cabeza.

Aunque ayer, Reino Unido informó que dos trabajadores de la salud desarrollaron importantes reacciones alérgicas a la vacuna, luego que el país lanzó su campaña masiva de vacunación el martes.

Si el panel de Estados Unidos votara a favor de la vacuna, seguramente recomendaría que las personas con predisposición a las reacciones alérgicas pospongan la vacunación por ahora. Y, de acuerdo con la FDA, hubo cuatro personas en el grupo que recibió la vacuna que desarrollaron la parálisis de Bell, una condición de parálisis facial que suele ser temporal. Ninguna de las personas en el grupo del placebo desarrolló este padecimiento.

La FDA ha sido reconocida por su diligencia y transparencia, lo que ha ayudado a restaurar su reputación, que se vio afectada al principio de la pandemia por la percepción de que el presidente Donald Trump se había apoyado en ella para emitir autorizaciones apuradas y cuestionables. Esto incluye a la hidroxicloroquina como tratamiento del Covid-19, que posteriormente fue revocado.

La autoridad sanitaria de Canadá aprobó este miércoles la vacuna contra el Covid-19 desarrollada por la farmacéutica estadounidense Pfizer y su socia alemana BioNTech, abriendo la vía para el inicio de la inmunización en todo el país.

Canadá es el tercer país en el mundo, después de Reino Unido y Bahréin, en otorgar luz verde a la fórmula de Pfizer y BioNTech.

La primera autorización de una vacuna contra el virus en el país norteamericano ocurre luego de que Canadá emitió una orden de acelerar el procedimiento nacional de revisión sanitaria, de manera similar al sistema implementado por la Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos (FDA).

«La aprobación de la vacuna está respaldada en evidencia de que es segura, efectiva y de buena calidad», dijo el regulador de salud Health Canada en un comunicado. Inicialmente, fue autorizada para su uso en personas de 16 años o más.

La noticia se produce un día antes de que un grupo de consejeros externos de la FDA revise y emita su recomendación a la agencia estadounidense sobre la eventual autorización de la vacuna de Pfizer.

Dicho grupo de expertos, denominado Comité Asesor de Productos Biológicos de la FDA, tendrá que determinar si la vacuna de Pfizer recibe la aprobación de emergencia para su distribución y, justo una semana después, el 17 de diciembre, tendrá que decidir lo mismo sobre el suero de la farmacéutica Moderna.

Antes del encuentro del jueves, la FDA ha considerado que la vacuna de Pfizer «es muy eficaz» para prevenir el Covid-19 y que no existen problemas de seguridad que impidan que se le conceda una autorización de uso de emergencia.

En ese sentido, el gobierno ultima los preparativos para la distribución de la vacuna y planea entregar por todo el país 3 millones de dosis en las 48 horas después de la aprobación de emergencia.

El general Gustave Perna, encargado de la operación logística de distribución, dijo en una rueda de prensa telefónica este miércoles que repartirán primero 3 millones de dosis de la vacuna de Pfizer, y 21 días después facilitarán una segunda tanda.

El responsable militar de la Operación Warp Speed (más rápido que la luz) aseguró que entre 24 y 48 horas todo el país debería tener acceso simultáneo a la vacuna de Pfizer.

El personal sanitario, de emergencias, así como las residencias de ancianos, serán los primeros en recibir las primeras dosis para progresivamente ampliar a la población general la campaña de vacunación. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estiman que hay unas 21 millones de personas que trabajan como personal médico y unos 100 millones de adultos con antecedentes médicos de alto riesgo.

Ayer, ciudadanos británicos se convirtieron en los primeros en el mundo en recibir dosis de una fórmula contra el Covid-19.

Responsables del servicio de sanidad pública británico advirtieron este miércoles de que las personas con un historial de reacciones alérgicas significativas no deberían recibir de momento la vacuna contra el Covid-19 desarrollada por Pfizer/BioNTech.

La advertencia se produjo después de que dos trabajadores del Servicio Nacional de Salud (NHS) británico, que estuvieron entre los primeros en recibir la vacuna el martes, sufrieran reacciones alérgicas y necesitaran tratamiento.

El director médico del NHS en Inglaterra, Stephen Powis, explicó que ambas personas, que tenían un historial de alergias, se estaban recuperando correctamente.

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA), organismo independiente británico que la semana pasada se convirtió en el primero del mundo en autorizar esta vacuna, ha aconsejado ahora que «las personas con un historial significativo de reacciones alérgicas no la reciban» como precaución, añadió.

Las reacciones alérgicas «significativas» incluyen medicamentos, alimentos o vacunas, según la MHRA.

El martes, miles de habitantes del Reino Unido se convirtieron en los primeros del mundo occidental en recibir una vacuna contra el Covid-19, cuando el NHS comenzó la mayor campaña de vacunación desde su creación en 1948.

La vacuna de Pfizer/BioNTech se administra en dos dosis, con 21 días de diferencia.Las personas mayores de 80 años, sus cuidadores y el personal sanitario son los primeros designados para ser vacunados.

El país ha recibido unas 800,000 dosis de la vacuna en el primer lote de un pedido total de 40 millones que debe ir llegando en los próximos meses.

El director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, dijo el martes que entendía la inquietud internacional por la velocidad con la que las compañías farmacéuticas han producido vacunas contra el coronavirus. Pero insistió en que se respetaron todos los protocolos de seguridad.

Pfizer afirmó que el MHRA les había informado de las reacciones alérgicas, pero que durante los ensayos clínicos de fase 3 en más de 40,000 personas, la vacuna fue «generalmente bien tolerada, sin que se hayan registrado problemas de seguridad graves».

El gobierno federal presentó esta mañana el plan de vacunación, el cual indica que al menos el 75% de la población mayor de 16 años podría estar vacunada contra la Covid-19 para marzo de 2022.

«Si todo marcha como se ha planteado y como lo hemos venido platicando con Pfizer, tanto en el ámbito de lo regulatorio como en el ámbito operativo del Programa Nacional de Vacunación, tendremos las vacunas en los penúltimos o los últimos días de la tercera semana de diciembre y en cuanto llegue empezará a utilizarse», afirmó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

El funcionario indicó que el hecho de que el país y el mundo tenga la vacuna contra el coronavirus «permite tener nuevos horizontes de esperanza», aunque por sí sola no acabará con la pandemia.

López-Gatell estima que 24 horas después de que la vacuna de Pfizer sea aprobada por la agencia regulatoria en Estados Unidos se tendrá la autorización sanitaria en México, la cual será otorgada por la Cofepris.

Detalló que el gobierno federal calcula que en la tercera semana de diciembre se empiece a vacunar al primer grupo de prioridad con un total de 125,000 mexicanos. Las vacunas se aplicarán en su mayoría en la Ciudad de México, principal foco de la pandemia, en Coahuila, otro de los estados con alto números de contagios, y en otros dos centros de aplicación, aunque todavía se estudia su ubicación.

La logística de distribución estará a cargo de las Fuerzas Armadas y en esta primera etapa solo recibirá estas vacunas el personal de salud de la primera línea de combate contra la Covid-19.

El plan de vacunación contempla un total de cinco etapas, y las cuatro primeras podrían estar completadas en junio del próximo año. En una primera fase, que irá de diciembre de 2020 a febrero de 2021, se vacunará al personal de salud de primera línea de control de la Covid-19.

En la segunda fase, que irá de febrero a abril de 2021, se contempla al personal de salud restante y a las personas de 60 y más años, mientras que de abril a mayo, se vacunará a personas entre los 50 y 59 años.

Entre mayo y junio del próximo año se hará lo propio con el grupo de 40 a 49 años y en la última etapa, de junio de 2021 a marzo de 2022, se estaría vacunando al resto de la población.

Para la vacunación también se tendrán en cuenta las comorbilidades y enfermedades. «Hay algunas razones biológicas, como la edad, como la presencia de enfermedades crónicas: diabetes, hipertensión, obesidad, tabaquismo, inmunodeficiencias y varias otras que hemos estado comentado desde el inicio de la pandemia», puntualizó.

López-Gatell reconoció que uno de los mayores retos para la vacunación será la ultracongelación que requiere que la vacuna de Pfizer, que necesita estar a -70 grados centígrados, aunque aseguró que «los retos están para vencerse» por lo que contarán con cajas de congelación avanzada.

Aunque López-Gatell subrayó que el proceso será largo, el plan de vacunación y los logros conseguidos hasta el momento son vistos como un gran avance por parte del Ejecutivo. El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, señaló que, con su integración al mecanismo COVAX, la plataforma de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para garantizar el acceso equitativo a vacunas contra la Covid para todos los países, México tendrá vacunas garantizadas.

Además resaltó que México tiene convenios con AstraZeneca, Pfizer y CanSino. «Hoy, con el plan que nos acaban de presentar, estamos en vísperas de que esto sea una realidad. Misión cumplida», indicó el canciller.

Por su parte el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que la vacuna se va a aplicar de manera universal. «Es un derecho de todos los mexicanos, va a ser gratuita. Se va a priorizar a médicos y enfermeras, los que están atendiendo enfermos COVID y a las personas mayores. (…) Es para todo el país, hasta las comunidades más apartadas».

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmó esta mañana que será el Ejército y la Marina quienes estarán encargadas de definir la operación y distribución de la vacuna contra el Covid-19, que se espera inicie su aplicación este mismo mes en el país.

«El Ejército y la Marina (participarán). Estamos ya definiendo toda la operación», señaló el mandatario durante su conferencia de prensa matutina.

Se mostró confiado en que la vacuna de Pfizer comience a ser distribuida en el país en los próximos días.

Al recordar que ya se aprobó en Reino Unido el uso de emergencia de la vacuna, se tiene contemplado que la próxima semana, posiblemente el 10 de diciembre, se estaría analizando y eventualmente aprobando en Estados Unidos.

En ese sentido dijo que sería días después que se apruebe en nuestro país, y se comience la distribución de la vacuna.

Recordemos que apenas ayer, el gobierno federal anunció la firma de un contrato con la farmacéutica estadounidense para adquirir 34.4 millones de dosis de la vacuna contra el Covid-19, de las cuales se espera recibir 250,000 dosis este mismo mes.

AMLO dijo que será el próximo martes cuando las autoridades de salud, encabezadas por el secretario Jorge Alcocer, en conjunto con el canciller Marcelo Ebrard, den a conocer detalles del plan de vacunación y de cómo estará organizada la distribución de la vacunación y quienes serán los grupos prioritarios para ser inoculados.

Al ser cuestionado sobre si él recibirá la vacuna tan pronto esté disponible, aseguró que solamente en el caso de que los especialistas indiquen que le corresponda a él ser de los primeros en ser vacunados, lo hará. «Si se decide que tienen que ser a los médicos y enfermeras, que están salvando vidas (a quienes se les vacune), no le toca al presidente, primero a los más necesitados», afirmó.

Sin embargo, resaltó que está dentro de los grupos de riesgo ya que padece hipertensión y también tiene más de 60 años. «Yo podría entrar en el grupo de enfermos crónicos por mi hipertensión y por la edad pero antes están las enfermeras, los médicos y los maestros», enfatizó.

Al hablar de las vacunas que México obtendrá en los próximos días para comenzar a inmunizar a los primeros grupos de la población, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dio a conocer que se obtuvieron gracias a la ayuda del gobierno de Estados Unidos.

El mandatario reveló que en el viaje que hizo a Washington en julio pasado, habló con Donald Trump y con el vicepresidente Mike Pence sobre el tema, por lo que «ellos ayudaron y facilitaron a que México fuese tomado en cuenta y contara con la vacuna».

Incluso López Obrador dijo que la autorización para la vacuna de Pfizer se dará tan pronto los reguladores estadounidenses aprueben la fórmula.

La ayuda que México habría recibido de Trump sobre la vacuna contra el Covid-19, podría ser uno de las razones por la que López Obrador se ha abstenido de felicitar al presidente electo, Joe Biden, pues en «apoyo» al republicano se niega a reconocer su derrota.

En más temas de Trump y la elección presidencial, el magnate aseguró este jueves que le ha «decepcionado» el fiscal general de su país, William Barr, quien esta semana declaró que no habían encontrado pruebas de fraude en las elecciones del pasado 3 de noviembre.

Preguntado por si sigue teniendo confianza en Barr, Trump dijo simplemente: «Pregúnteme eso de nuevo dentro de unas semanas (…) Deberían estar investigando todo este fraude (…) y no han mirado demasiado, lo cual es una decepción, para serle honesto, porque hay un fraude masivo», añadió Trump en declaraciones a los periodistas durante un acto en el Despacho Oval.

Sus declaraciones llegaron poco después de que el diario The Washington Post informara de que Trump sigue «furioso» con Barr por sus declaraciones, y que es posible que le despida.

Trump acostumbra a despedir de manera fulminante a miembros de su gabinete cuando percibe que su lealtad puede haber disminuido. Después de perder las elecciones de noviembre ya ha procedido contra su secretario de Defensa, Mark Esper.

El despido del fiscal general sería sumamente polémico, porque históricamente, el Departamento de Justicia que lidera Barr ha operado con independencia de las directrices políticas de la Casa Blanca, por lo que los presidentes no deben influir en sus investigaciones.

El director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, se dijo confiado en que para fines del 2021 habría más dosis de vacunas de las necesarias para combatir la pandemia de COVID-19.

«Me siento muy cómodo de que para fines del 2021 tendremos más dosis de las que necesitaremos», dijo Bourla en una conferencia virtual organizada en Atenas.

«Estamos haciendo todo lo posible para aumentar la capacidad de fabricación… pero el desafío es que necesitamos aumentarla en los próximos meses».

La declaraciones del director de la farmacéutica llegan en luego de que se informara que el gobierno federal firmara un contrato con Pfizer para que su vacuna pueda aplicarse a la población lo antes posible, idealmente este mismo, según explicó la Secretaría de Salud.

La dependencia informó en Twitter que su titular, Jorge Alcocer ya había suscrito el convenio de fabricación y suministro de vacuna contra el Covid-19 con Pfizer para adquirir 34.4 millones de vacunas. Detalló que «la expectativa es recibir 250,000 dosis este mismo mes para proteger a las y los mexicanos, con prioridad en el personal de salud que está en la primera línea de atención a esta enfermedad».

La noticia ya se había adelantado ayer por parte del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, quien en su conferencia de prensa vespertina habló sobre dicho contrato, y dijo que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público estaba haciendo todo lo necesario en cuanto a planes presupuestales y financieros para tener la suficiencia presupuestal y adquirir las vacunas.

Además, López-Gatell refirió que la farmacéutica Janssen empezó su ensayo clínico en México, siendo este el noveno país en el que se llevarán a cabo pruebas.

Este mismo miércoles se dio a conocer que el Reino Unido empezará a comienzos de la próxima semana a vacunar contra el Covid-19 a los grupos más vulnerables después de que los reguladores británicos aprobaran la fórmula do desarrollada por Pfizer y su socio alemán BioNTech.

«Autoriza el Reino Unido la vacuna desarrollada por Pfizer. En México ya tiene la autoridad regulatoria la solicitud correspondiente. Lo que muchos suponían imposible ahora es una realidad: la vacunación está por iniciar en diciembre 2020», escribió en Twitter el canciller Marcelo Ebrard.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmó que se está revisando «a diario todo lo relacionado con la vacuna» e indicó que el próximo martes se presentará el plan de vacunación que ya se tiene listo por parte de la Secretaría de Salud.

«No quiero generar falsas expectativas en un asunto tan delicado. Nos importa mucho tener la vacuna lo más pronto posible, ya tenemos acuerdos con las farmacéuticas y con Gobiernos de otros países. Vamos bien», puntualizó AMLO.

Sobre Pfizer, explicó que para el contrató se disponen, de entrada, de 20,000 millones de pesos para la compra de las vacunas. También dijo que se busca simplificar el proceso de autorización ante la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris). «Este un asunto de urgencia».

Reino Unido autorizó este miércoles el uso de emergencia de la vacuna contra el Covid-19 desarrollada por la farmacéutica estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech, dando luz verde a la primera del mundo contra el coronavirus que está respaldada por ciencia rigurosa y que busca ayudar a poner fin a la pandemia que ha golpeado el mundo.

El visto bueno a la vacuna coincide con un repunte de los contagios en Estados Unidos y Europa, que eleva la presión sobre hospitales y morgues en algunos lugares y obliga a imponer nuevas restricciones que han afectado en gran medida a las economías.

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA), encargada de conceder las licencias a los fármacos en Gran Bretaña, recomendó el uso de la vacuna tras revisar los resultados de los ensayos clínicos que mostraron que tenía una efectividad general del 95%, y que ofrecía una protección significativa a los ancianos, que están entre los grupos de riesgo.

«La ayuda está en camino», dijo el secretario británico de Salud, Matt Hancock, a la BBC, agregando que la situación podría comenzar a mejorar en los próximos meses. «Ahora tenemos una vacuna. Somos el primer país del mundo que tiene una autorizada formal y clínicamente, pero hasta entonces tenemos que aguantar, tenemos que mantener nuestra determinación», afirmó.

Recordemos que Estados Unidos y la Unión Europea también están revisando el fármaco de Pfizer, además de uno similar de su competidor Moderna Inc. Los reguladores británicos evalúan además otra fabricada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Gran Bretaña espera recibir el primer cargamento de 800.000 dosis «en unos días», dijo Hancock, señalando que la campaña de vacunación comenzará en cuanto el Servicio Nacional de Salud tenga el fármaco. Se espera que este mismo miércoles se presenten los detalles del plan de vacunación, aunque Hancock adelantó que los residentes en centros de mayores, las personas de más de 80 años y los trabajadores de la salud estarán entre los primeros en inmunizarse.

El director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, calificó la decisión británica como «un momento histórico». «Nos estamos centrando en avanzar con el mismo nivel de urgencia para suministrar de forma segura una vacuna de alta calidad en todo el mundo», afirmó Bourla en un comunicado.

Sobre la autorización en Reino Unido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo este miércoles que recibió datos de Pfizer y BioNTech sobre su vacuna contra el COVID-19 y que la está revisando para una «posible inclusión en una lista de uso de emergencia», un referencial para que los países la autoricen a nivel nacional.

La MHRA afirmó que la OMS está en discusiones con la agencia sobre la posibilidad de acceder a parte de la información de su evaluación, que podría acelerar su inclusión en el listado de emergencia.

En el marco del anuncio del gobierno de Reino Unido, el presidente ruso, Vladimir Putin, pidió a las autoridades sanitarias que comiencen a finales de la próxima semana las vacunaciones «a gran escala» contra el coronavirus en el país.

«Les pediría que organicen el trabajo para que a finales de la semana que viene comencemos la vacunación a gran escala», declaró el mandatario en una videoconferencia, dirigiéndose a su vice primera ministra, a cargo de la Salud, Tatiana Golikova, estimando que «la industria y las infraestructuras están listas».

Por su parte el ministro de Salud ruso, Mikhail Murashko, aseguró que más de 100,000 personas ya han sido vacunados contra el COVID-19, esto durante una presentación por parte de Moscú de su vacuna Sputnik V ante Naciones Unidas.

El canciller Marcelo Ebrard también se refirió a la autorización que la vacuna de Pfizer-BioNTech recibió en Reino Unido.

Indicó que en México la autoridad regulatoria, la Secretaría de Salud a través de la Coferpis, ya tiene la solicitud correspondiente de autorización para la vacuna contra el nuevo coronavirus, reiterando que la vacunación en nuestro país comenzará este mes.

«Lo que muchos suponían imposible ahora es una realidad: la vacunación está por iniciar en diciembre 2020», indicó Ebrard.

La Casa Blanca anunció este viernes que habrá unos 40 millones de dosis disponibles de la vacuna contra el Covid-19 en Estados Unidos a finales de este año, gracias a los avances de las farmacéuticas Pfizer y Moderna.

«Respecto a la vacuna, creemos que habrá 40 millones de dosis disponibles hacia finales de año», dijo la portavoz de La Casa Blanca, Kayleigh McEnany, en una rueda de prensa, la primera que da desde el pasado 1 de octubre.

Recordó los avances anunciados por Pfizer y Moderna, que han informado de «resultados exitosos» en sus vacunas: «Cada una ha logrado una vacuna para la Covid que es en torno al 90% efectiva. Sabemos que la de Moderna es un 94,5 % efectiva y la de Pfizer 95 %, esto es extraordinario», dijo la funcionaria.

McEnany insistió en atribuir el progreso en las vacunas a la gestión del presidente Donald Trump, pese a que al comienzo de la pandemia minimizó intencionalmente la importancia de la enfermedad al reconocer que lo hizo para que no cundiera el pánico entre la población. Adempas, Trump se negó a usar mascarilla en público durante varios meses.

La portavoz de La Casa Blanca subrayó que «este progreso realmente extraordinario del que ustedes ya han escuchado al doctor (Anthony) Fauci (el principal epidemiólogo del Gobierno) y a otros hablar fue solo posible debido al presidente, quien dijo al mismo tiempo ‘voy a buscar una vacuna, voy a hacer algo nuevo, voy a fabricarla’ para que muchas vidas estadounidenses sean salvadas, gracias al presidente Trump y al gran trabajo de la operación Velocidad de la luz».

Sobre las vacunas, este viernes, Pfizer y su socia alemana BioNTech pidieron autorización de emergencia al regulador del medicamento de Estados Unidos, la FDA, para poder comenzar a distribuir su vacuna, que podría suministrarse a población de riesgo a partir de diciembre.

Sobre el tema de las vacunas, este viernes, el presidente Donald Trump denunció una presunta conspiración respecto a que los datos preliminares de la vacuna para la Covid-19 no se hayan publicado hasta después de las elecciones para perjudicarlo políticamente.

La Casa Blanca anunció una una rueda de prensa para anunciar una disminución en el precio de los medicamentos, pero visiblemente enfadado, Trump arremetió contra la farmacéutica Pfizer y no aceptó preguntas de los periodistas.

«Se me puso aquí para hacer un trabajo, y Pfizer y otros iban adelante con las vacunas, ustedes no tendrían una vacuna en otros cuatro años si no fuera por mí, porque la FDA nunca hubiera sido capaz de hacer lo que ha hecho si yo no los hubiera forzado a hacerlo», lanzó Trump.

«Y Pfizer y otros incluso decidieron no evaluar los resultados de su vacuna, en otras palabras, no sacaron una vacuna hasta después de las elecciones», denunció el republicano sin aportar pruebas.

Trump sostuvo que Pfizer «y otros» decidieron intencionadamente no publicar los datos preliminares de su vacuna en octubre, como él lo tenía previsto.

«Decidieron atrasarlos por lo que estoy haciendo, y está bien para mí, porque francamente esto es algo muy grande, muy grande, no sé si alguien lo va a apreciar, así que esperaron, esperaron y esperaron y pensaron que iban a salir en unos pocos días después de las elecciones, probablemente habría tenido algún impacto ¿Quién sabe?».

A partir de ahí Trump comenzó a mezclar sus teorías de supuestas papeletas electorales desaparecidas a su favor con «los juegos corruptos» de los demócratas» y el resultado de los comicios presidenciales, en los que ganó Joe Biden.

Pfizer anunció este miércoles que los estudios más recientes demuestran que su vacuna contra el coronavirus es efectiva en un 95%, además de que protege a las personas de edad avanzada, las más vulnerables a morir por Covid-19.

El anuncio, una semana después de difundir los primeros resultados prometedores, llega días antes de que la compañía pida a los reguladores estadounidense una aprobación urgente de la vacuna.

Pfizer inicialmente estimó que la vacuna, desarrollada en coordinación con la compañía alemana BioNTech, tenía una eficacia de más del 90% al detectarse 94 infecciones.

Con el anuncio de hoy, la compañía ha acumulado ahora 170 infecciones en su estudio y destacó que sólo ocho de ellas eran en voluntarios que recibieron la vacuna en lugar de un placebo. Una de esas ocho personas se enfermó de gravedad, indicó la empresa.

La firma no ha difundido datos detallados de su estudio, que tampoco ha sido evaluado por expertos independientes.

Pfizer aseguró que la vacuna tiene una eficacia de más de 94% en adultos mayores de 65 años, aunque no queda claro cómo supo la eficacia en adultos mayores si sólo tuvo ocho infecciones entre los vacunados y no ha desglosado los resultados por edad.

Recordemos que días atrás otra compañía farmacéutica, Moderna Inc., anunció que su vacuna tenía una eficacia del 94.5%.

Pfizer afirma que ahora cuenta con los datos necesarios para pedirle aprobación a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA).

La empresa no difundió detalles sobre posibles efectos secundarios, pero afirmó que no se había detectado ninguno de consideración. El más común, dijo, fue fatiga después de recibir la segunda dosis, detectándose en un 4% de los participantes.

El estudio abarcó casi 44,000 personas en Estados Unidos y otros cinco países, y continuará por otros dos años. Pfizer y BioNTech calculan que en 2020 producirán unas 50 millones de vacunas y 1,300 millones en 2021.

Foto: Twitter @Pfizer