Tag

reforma electoral

Browsing

El coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier, anunció que propondrá a la Junta de Coordinación Política (Jucopo) que, una vez concluido el proceso electoral en seis entidades del país, inicie el análisis y discusión de la reforma electoral que presentó el presidente López Obrador.

“Nuevamente vamos a solicitar que haya Parlamento Abierto, debates, que se confronten en el diálogo todas las posturas; que la ciudadanía se entere por todos los medios el contenido de esta iniciativa y que no haya duda de la forma de pensar y actuar de todos los partidos en el Congreso”, señaló el diputado.

Dijo que serán bienvenidas todas las propuestas que se hagan en la materia. “A Morena nos va a tocar defender el contenido principal de la reforma del Presidente, la reforma madre, porque consideramos que se apega a los ideales por los que hemos luchado para consolidar una auténtica democracia en México”.

El líder parlamentario explicó que Morena está a favor de solidificar a un organismo autónomo e imparcial, que garantice el ejercicio del libre deseo de ser votado y de votar, que es el INE, por lo que en ningún momento se ha planteado la necesidad de que desaparezca.

“Es necesario un órgano electoral que garantice el libre ejercicio del voto y la legalidad, la imparcialidad, equidad y la transparencia», precisó el mandatario.

El morenista dijo que en términos generales, lo que conoce de las contrapropuestas que se han presentado por parte de la oposición, se coincide en lo sustantivo: disminuir el número de legisladores en ambas Cámaras; fortalecer un organismo imparcial y verdaderamente ciudadano, no militante; reducir sustancialmente el costo de los procesos electorales y el financiamiento a los partidos políticos y garantizar la representación pura eliminando la sobrerrepresentación.

“Tenemos más de 100 días para que inicie nuevamente el periodo ordinario. Vienen en los próximos días elecciones en seis estados del país, va a estar calientito el ambiente; creo que no es prudente empezar a hacer juicios con relación a la reforma cuando todo se va a politizar de manera normal”, indicó.

Al respecto, el coordinador de la bancada del PAN, Jorge Romero, coincidió en que, tanto la iniciativa del Ejecutivo, la del PRI y la de su partido, las tres que se han presentado hasta ahora, coinciden en que es urgente fortalecer la democracia en el país.

«Las tres iniciativas coincidimos en que queremos para México que se implemente un voto electrónico. Ello va a lograr que se fortalezca la democracia y así lograremos que los votos de la ciudadanía se cuenten casi de manera automática», destacó.

Pese a ello, dijo, en Acción Nacional y en la coalición “Va por México”, no se va a permitir que pase ninguna reforma regresiva y que atente contra la democracia.

El líder parlamentario recordó que el PAN y el PRI ya presentaron, cada uno, sus iniciativas de reforma electoral, y de igual manera lo hará el PRD. Por consiguiente, «como coalición legislativa se buscarán la manera de construir una propuesta de iniciativa de reforma que beneficie totalmente al fortalecimiento y desarrollo de la democracia.

Romero Herrera cuestionó a las y los diputados del oficialismo, al señalar que la reforma electoral es su prueba de fuego para ver si quieren seguir avanzando con el autoritarismo o transitar a la democracia.

La propuesta de Reforma Electoral del Partido Revolucionario Institucional (PRI), “iniciativa sólida y de gran valor para nuestra democracia”, plantea en cuatro ejes una democracia más representativa, más ciudadana, más barata y en paz, afirmó Rubén Moreira Valdez, Coordinador del Grupo Parlamentario del PRI (GPPRI) en la Cámara de Diputados.

Está orientada “a fortalecer nuestra democracia, las instituciones y el sistema de partidos políticos”, aseguró, al encabezar en la sede nacional del tricolor, en compañía de integrantes de su bancada, una conferencia de prensa. Moreira Valdez recalcó que, en contraste, la propuesta de Reforma Electoral de Morena “es poco seria y no abona a resolver problemas político-electorales del país; fractura a la sociedad mexicana, atenta contra las instituciones y frena el proceso democrático”, por lo que adelantó que “no vamos a permitir la destrucción del árbitro electoral”. Luego de señalar que el PRI “es un partido de propuestas”, que “actúa de manera responsable” y como un partido histórico, sin caer en ejercicios de antagonismo, el también Presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara Baja, sintetizó en 10 puntos la propuesta del Revolucionario Institucional. 1 Reducción de 500 a 300 diputaciones, para evitar la sobrerrepresentación y la conformación de mayorías artificiales, además de ahorrar mil 730 millones de pesos. 2 Segunda vuelta para la elección presidencial. 3 Crear la Vicepresidencia de la República, cargo electo por el mismo término del Presidente, para desahogar asuntos de política interior. 4 Mayor libertad de expresión durante las campañas electorales. 5 Reducción del financiamiento público a partidos. 6 Combate frontal a la injerencia del crimen organizado en los procesos electorales. 7 Voto en modalidad de urna electrónica. 8 Nacionalización plena de los comicios federales y locales. 9 Fortalecimiento del nombramiento de los consejeros electorales. 10 Fortalecimiento de la autonomía y eficiencia de la justicia electoral y del Tribunal Electoral. Finalmente, Rubén Moreira sostuvo que con la propuesta de Reforma Electoral del PRI “disminuiríamos costos, daríamos certeza, dejaríamos de vulnerar la soberanía de los estados y construiríamos una democracia mejor, pacífica, más barata, más cívica y más con la participación de la sociedad civil”.

El presidente nacional del PAN, Marko Cortés, encabezó la presentación de la la propuesta de reforma electoral de su partido, a la que calificó de seria, moderna e innovadora y que dará certeza a los resultados electorales.

“Impulsamos una propuesta electoral que fortalece nuestra democracia, que pone controles al gobierno, logra una correcta representación del mandato popular en la Cámara de Diputados y genera mejores condiciones de gobernabilidad”, puntualizó.

Acompañado de los coordinadores en la Cámara de Diputados, Jorge Romero; en Senado, Julen Rementería, y la diputada Joanna Felipe Torres, señaló que la propuesta responde a la necesidad de fortalecer las instituciones electorales, y no desaparecerlas como propone el gobierno federal.

Cortés Mendoza afirmó que lo que se busca es construir un marco político-electoral que represente mejor manera el mandato popular de la gente, que estimule mayores consensos electorales y de gobierno; que reduzca la polarización electoral y social, y que dé mayor certeza y confianza en los procesos electorales.

Indicó que también busca inhibir el involucramiento de la delincuencia organizada en los procesos electorales; que se use la tecnología para que haga menos manipulable y más rápida y eficaz la jornada electoral; que se respete y fomente la pluralidad en las ideas, y que le ponga controles al poder, a la difusión gubernamental y al uso electoral de los programas sociales.

El presidente del PAN aprovechó para reiterar que la propuesta de reforma electoral del presidente López Obrador es regresiva y autoritaria, y “no cuenta con el voto de Acción Nacional, porque es un dardo envenenado contra la democracia, porque atenta contra la autonomía y la independencia del Instituto Nacional Electoral, el árbitro electoral en el país, por lo que esa propuesta no pasará”.

Fue el diputado Jorge Romero quien detalló que la propuesta de reforma electoral será presentada formalmente mañana ante la Comisión Permanente.

Debido a que en la presentación se enfatizó que era una propuesta del PAN, el diputado aclaró que una vez que esté en el Congreso, se habrá de fusionar con las propuestas electorales del PRI, PRD, Movimiento Ciudadano.

Entre otros puntos, la iniciativa propone la necesidad de que exista elecciones primarias, es decir, que dejen de ser la elección de candidatas o candidatos, decisiones meramente cupulares de partidos; la regulación formal de los gobiernos de coalición; impulsar la segunda vuelta en la elección presidencial; eliminar la sobrerrepresentación legislativa; establecer como delito penal el violar el artículo 134 Constitucional, que señala: “si eres Gobierno federal, estatal o municipal y estás en medio de un proceso electoral, no te puedes referir a esa elección”.

También se propone que sea causal de nulidad absoluta y automática de cualquier elección, el más mínimo indicio de la participación de delincuencia organizada; la introducción de la urna electrónica para dar mayor certeza a los resultados; regular la figura de declinación entre candidatos, a fin de que esos votos se sumen al candidato al que se declinó; lista B para candidatos plurinominales; segundos mejores lugares, e intercalar las listas del partido más las mejores candidaturas «perdedoras» de mayorías relativas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró esta mañana que hay mucha desinformación en torno a la iniciativa de reforma electoral que envió la semana pasada al Congreso, y acusó a la oposición de engañar a la ciudadanía calificándolos de «chuecos y mentirosos».

«He estado yo viendo eso. Dicen: ‘Yo no estoy a favor de la reforma porque quieren desaparecer al INE’. Pues no es cierto», dijo López Obrador.

El mandatario explicó que lo que se propone es un cambio de estructura, pues en el fondo seguiría el modelo que hoy emplea el INE, solo que con un consejo más reducido; que en lugar de tener 11 integrantes de su Consejo General, pase a siete, quienes serían elegidos por voto directo de la ciudadanía.

«Para que no haya tanto aparato; y que en vez de ser impuestos por los partidos en arreglos cupulares, que los elija el pueblo, que es el soberano, que es el que manda. Eso es, no desaparece, tampoco el Tribunal (Electoral)», añadió el mandatario.

AMLO acusó que a los integrantes del Tribunal Electoral, en su composición actual, responden  los intereses de quienes los impusieron y no al pueblo; explicó que lo que sucede es que los partidos se reparten las posiciones. ¿A qué le tienen miedo?, cuestionó.

También dijo que la iniciativa busca eliminar posiciones en el Congreso, de 500 diputados actuales a 300, reducción que también se haría en el Senado, en los Congresos locales y en los cabildos municipales.

Indicó que esto ayudará a que el presupuesto de un gobierno municipal, que de por sí es escaso, llegue al pueblo, pues debido a la plantilla que se tiene hoy en día, el dinero se queda en mismo gobierno.

Dijo que detrás de la oposición a la iniciativa, tal como sucedió con la reforma eléctrica, están quienes los «aprietan» u obligan a que todo lo que proponga el gobierno se vote en contra. Señaló a los «representantes de los grupos de poder económico» que se sentían los dueños de México.

Partidos de oposición anunciaron este lunes una contrapropuesta a la polémica iniciativa de reforma electoral del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que incluye primarias obligatorias y balotaje o segunda vuelta para elecciones presidenciales.

La alianza «Va por México», que conforman el PAN, PRI y PRD, llamó «dardo envenenado contra la democracia» a la iniciativa que el mandatario envió al Congreso la semana pasada. “Lo decimos con absoluta claridad: no permitiremos retrocesos ni autoritarismos. No permitiremos que México sea una autocracia donde todo lo decida un solo hombre”, dijo Marko Cortés, dirigente nacional del PAN.

La reforma constitucional que López Obrador planteó la semana pasada causó polémica porque crearía el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC) para sustituir al Instituto Nacional Electoral (INE), órgano autónomo que surgió para quitar el control de las elecciones al Gobierno. También eliminaría 200 diputados y 32 senadores, reduciría el financiamiento de los partidos políticos y redefiniría el concepto de «propaganda» para que el gobierno se pronuncie durante las elecciones.

Ahora, la contrapropuesta de la oposición pide crear la segunda vuelta electoral para elegir al presidente, eliminar la «sobrerrepresentación» en la Cámara de Diputados e instaurar elecciones primarias organizadas por el INE el mismo día para todos los partidos.

Además, plantea la «prohibición total con sanciones graves» a quienes usen los programas sociales con fines electorales, propone la nulidad electoral en casos donde participe el crimen organizado y regula las conferencias matutinas del presidente durante las campañas.

Por ser reformas constitucionales, tanto la propuesta del presidente como la de la oposición requieren la mayoría calificada de dos tercios del Congreso, donde la alianza oficialista solo tiene mayoría simple. Y la oposición se encuentra aún más lejos de tenerla.

Los líderes del PRI, PAN y PRD también informaron de denuncias que presentarán ante la ONU, la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por la presunta campaña de «persecución política» del gobierno.

La oposición ha acusado al presidente López Obrador y su partido de promover el «autoritarismo» y la violencia política por llamar «traidores a la patria» y pedir «fusilar» de manera simbólica a los diputados que el mes pasado votaron contra la reforma eléctrica del Gobierno.

«México se está convirtiendo en la nueva cara del autoritarismo en Latinoamérica y si no ponemos un alto, nuestro país se convertirá en una dictadura», afirmó Alejandro Moreno, dirigente del PRI.

El dirigente tricolor acusó a Morena y el gobierno federal de pretende intimidar a cualquiera que no comparta sus proyectos, y alertó que en México quieren instaurar una dictadura. “Es una amenaza manifiesta contra todas las personas que se atreven a alzar la voz contra este gobierno autoritario y represor. Su único pecado es alzar la voz y no pensar como ellos”, aseguró, al participar en una conferencia de prensa de la coalición “Va por México”. Lamentó que a los opositores “les han abierto investigaciones y se les ha llamado traidores a la patria, por buscar tener un gobierno mejor”, por lo que exigió un alto a la judicialización de la política y a la politización de la justicia. “Morena muestra su ADN como el gobierno más corrupto. Jamás habíamos visto un ataque tan brutal desde el gobierno de la República contra todos aquellos que piensan distinto, a quienes estigmatizan y tachan de reaccionarios, de no querer construir por el país”, subrayó.

El dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, reiteró este viernes que la iniciativa de reforma electoral que presentó el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) es un intento por debilitar la democracia en México. Aseguró que la reforma no aporta nada para el fortalecimiento democrático; sino al contrario, representa un enorme peligro de desaparecer el régimen democrático. Por ello, advirtió, “está destinada al fracaso”. Moreno advirtió que el gobierno federal y Morena pretenden tener un distractor de los problemas nacionales que preocupan a los mexicanos, como el encarecimiento de la canasta básica, la inseguridad y la crisis de salud por la falta de medicamentos. Expuso que la iniciativa no impulsa la fortaleza y la autonomía del Instituto Nacional Electoral (INE) para seguir garantizando elecciones limpias, transparentes y equitativas, ni atiende preocupaciones sociales.

En ese sentido, al INE, a sus consejeros electorales, así como al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y sus magistrados, les expresó que tienen todo el apoyo y el respaldo del PRI y de la coalición Va por México. El líder nacional del tricolor explicó que no le ven nada positivo a la iniciativa. «Vemos una bandera electoral más; querer construir una narrativa», añadió al decir la reforma atenta contra el sistema de partidos, contra la representación en el Poder Legislativo, y para nada alienta la participación real.

«Es querer darle más poder al poder, desde el poder”, remató el priísta.

Luego de que diera detalles de ella en su conferencia matutina, la Cámara de Diputados confirmó que recibió y turnó a comisiones la iniciativa enviadas por el presidente en materia electoral, junto a una más que recibió del Ejecutivo, por el que se expide la Ley de Protección del Espacio Aéreo Mexicano.

En la reforma electoral, señaló que fue remitido a las comisiones unidas de Puntos Constitucionales y de Reforma Política-Electoral. Entre los principales puntos destacan: trasformar al INE por el Instituto Nacional Electoral y de Consultas (INEC); federalizar las elecciones; desaparecer los OPLES; elegir mediante voto secreto, directo y universal a las máximas autoridades electorales administrativas y jurisdiccionales, por postulación de candidaturas a cargo de los poderes de la Unión; eliminar 200 diputados federales y 32 senadores para dejar en 300 el número de integrantes de la Cámara de Diputados y en 96 el del Senado; limitar el financiamiento de los partidos políticos solamente para gastos de campaña electoral y suprimir el llamado financiamiento ordinario, entre otras.

Al respecto, el grupo parlamentario de Morena informó que propondrá un debate y análisis amplio de la iniciativa, por lo que se realizarán foros y asambleas informativas como sucedió con la reforma eléctrica.

Ignacio Mier Velazco, coordinador de la bancada, resaltó que México requiere tener un organismo ciudadanizado, revisar todos los procedimientos para la elección de los consejeros que integran a la autoridad electoral, “porque se convierten en feudos, y lo peor, solo dos o tres son los señores feudales que tienen el control, guía y conducción del instituto”.

Los diputados de Morena también destacaron que la iniciativa de reforma significa ahorros “sustanciales” que se emplearían en favor del pueblo. “El fundamento principal de esta iniciativa es que el principio de austeridad republicana permee en nuestro sistema electoral”, señalaron.

El diputado García Almaguer, también integrante de la Comisión de Puntos Constitucionales, comentó que la propuesta se traduce en un ahorro de 11 mil millones de pesos en prerrogativas para los partidos políticos nacionales; un ahorro de 5 mil 300 millones de pesos en prerrogativas para los partidos políticos locales; y un ahorro de 13 mil 261 millones de pesos por la extinción de los 33 organismos públicos locales electorales, “que tiene una burocracia dorada”.

Las y los diputados de Morena llamaron a las y los integrantes de las bancadas de oposición a revisar la propuesta, antes de expresar su rechazó. El líder de la bancada enfatizó en que la coalición Morena-PT-PVEM invitará a todos los partidos a construir un dictamen que recoja todas las visiones.

Al respecto, la oposición recordó que siendo una reforma a la Constitución, requiere necesariamente de un diálogo con las fuerzas políticas pues se requiere de las dos terceras partes del Pleno para ser aprobada.

Luis Espinosa Cházaro, líder del PRD en San Lázaro, dijo que se debe hacer un análisis más profundo de dicha ley para que no desaparezca el Instituto Nacional Electoral (INE), no dejar fuera la representación proporcional de las minorías, y “lo demás se revisará con responsabilidad y cautela”.

El coordinador del PAN, Jorge Romero Herrera, reiteró que no hay condiciones para analizar la reforma electoral, porque “la mandan el último día de un periodo. Así la coalición Va por México reiteró que no habrá lugar a un periodo extraordinario para “albazos legislativos”, en referencia a la reforma electoral.

“Lo que hay en la mesa se tiene que reflexionar y, en todo caso, ver si se discute en el mes de septiembre lo que se pueda y lo que se deba discutir”, señalaron.

Sin embargo, las dirigencias de los partidos ayer sostuvieron que la reforma electoral no contará con el apoyo de sus diputados, y por el contrario, anunciaron que presentarán su propia iniciativa.

Luego de que se presentaran los detalles de la reforma electoral que el presidente envió este jueves a la Cámara de Diputados, la oposición reaccionó e indicó que presentarán una contrapropuesta.

El coordinador de la bancada del PAN, Jorge Romero Herrera,  señaló que su bancada analizará la propuesta presidencia, aunque advirtió que no permitirán ninguna reforma que represente un retroceso y ponga en riesgo la democracia.

«Presentaremos nuestra iniciativa de reforma electoral que busca fortalecer instituciones y mira hacia adelante», dijo el panista en sus redes sociales. Adelantó que la propuesta será a nombre de la coalición legislativa Va por México, y se basará en tres ejes: elecciones primarias; segunda vuelta presidencial y gobiernos de coalición.

También advirtió que aunque la iniciativa fue recibiera este jueves, la reforma electoral que envió el Ejecutivo no será abordada en este periodo ordinario de sesiones, pues hoy concluye.

Jorge Romero también advirtió que en la propuesta que presentarán se buscará combatir la sobrerrepresentación, un problema con el que han lidiado con Morena y sus bancadas aliadas. También advirtió que cualquier reforma electoral que atente en contra de los institutos electorales, desapareciéndolos, afecte su autonomía o ataque la democracia, no contará con el respaldo de la oposición.

“A diferencia de la que va a presentar el Presidente, regresiva, destructiva, como todo aquello que ha presentado últimamente, nosotros la tenemos con miras hacia adelante, con un afán de modernizar nuestro esquema electoral”, dijo en declaraciones a la prensa.

La bancada del PRD afirmó que la reforma electoral de López Obrador no va a pasar. «La resistencia democrática no permitirá ningún intento autoritario que debilite al INE y se regrese a un pasado autoritario donde el Estado organizaba las elecciones», advirtió.

El dirigente nacional del partido, Jesús Zambrano, indicó que la reforma electoral de AMLO es regresiva, retrógrada y antidemocrática, por lo que se sumó a las advertencias de que «no va a pasar». Señaló que no permitirán que desaparezca el INE.

Finalmente, Alejandro Moreno, dirigente nacional del PRI, indicó que como está, sin consenso, sin diálogo y sin compromiso, la reforma electoral que anunció hoy el presidente, «no pasa» en el Congreso, al considerar que «no innova en nada» y es «demagógica».El dirigente nacional puntualizó que se trata de ocurrencias del gobierno de Morena, para tener una bandera rumbo a las elecciones, al mismo tiempo que tender una «cortina de humo» para ocultar los problemas que enfrenta el país. Señaló que la iniciativa de reforma en nada fortalece al Instituto Nacional Electoral (INE).

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y miembros de su gabinete, anunciaron esta mañana que en las próximas horas enviará al Congreso una propuesta de reforma constitucional del sistema electoral.

López Obrador ha acusado en repetidas ocasiones al Instituto Nacional Electoral (INE) de estar a favor de sus opositores, de no ser imparcial y estar en contra de la democracia.

La propuesta busca, entre otros puntos, federalizar las elecciones, por lo que se eliminarían las autoridades electorales locales los llamados OPLES y los Tribunales Electorales locales.

Los árbitros de las elecciones, es decir los consejeros electorales y magistrados del Tribunal Electoral, serán elegidos por los ciudadanos, de forma directa o por voto popular, de una lista de propuesta que hagan los tres poderes de la Unión. Con esto. En el caso del Consejero General del INE, habrá disminución de consejeros, de 11 a 7 consejeros.

Además se propone reducir el número de legisladores, a 300 en el caso de Diputados y a 97 en el caso de Senadores; mientras que los Congresos locales también reducirán el número de diputados, de un mínimo de 15 a un máximo de 45, dependiente su población.

La iniciativa propone crear un nuevo organismo federal que sustituiría al actual Instituto Nacional Electoral (INE). Se trataría del Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC).

«No hay la intención de que se imponga un partido único», dijo el mandatario. «Lo que queremos es que haya una verdadera democracia en el país y que se termine con los fraudes electorales (…) Dejar establecido un verdadero estado democrático», agregó.

Se contempla que el financiamiento a partidos políticos sea exclusivamente para campañas electorales, es decir, que no tengan financiamiento en periodos ordinarios como sucede hoy en día. Al mismo tiempo, se redefine la propaganda gubernamental para que funcionarios del gobierno puedan pronunciarse durante las campañas, algo que ahora está prohibido por las vedas electorales.

También se propone instaurar el voto electrónico, pues señalaron que en muchas de las ocasiones, la distancia a donde se colocan las casillas, hace que los ciudadanos no ejerzan su derecho al voto, y facilitar el sufragio de los ciudadanos en el extranjero.

Los encargados de presentar la reforma, Adán Augusto López, Horacio Duarte y Pablo Gómez, apuntaron que con la reforma se estima un ahorro de 24 mil millones de pesos, y se reformará en total 18 artículos constitucionales y 7 transitorios. Se contempla hacer una sola legislación electoral.

López Obrador justificó que la reforma elimina el fraude, algo que insiste padeció en 2006, cuando perdió la elección presidencial ante Felipe Calderón.

«Nosotros venimos de una lucha por la democracia, y hemos padecido durante años de fraudes electorales, de imposiciones, somos víctimas de la antidemocracia, del fraude, llegamos a la presidencia por voluntad del pueblo», indicó.

Sin embargo, especialistas ya adelantan que será difícil que la reforma consiga el apoyo suficiente en el Congreso, porque Morena y sus aliados no tienen la mayoría calificada de dos tercios necesaria para aprobar tales cambios. Los partidos de oposición, PRI-PAN-PRD y MC han dicho que no apoyarían la propuesta.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció este lunes que propondrá, como parte de la reforma electoral, reducir el porcentaje de participación necesario para que la consulta de Revocación de Mandato sea vinculante, a un 20%, y no al 40% que aplicó ayer.

«Con la reforma que vamos a presentar, la reforma electoral, se van a considerar algunos aspectos para facilitar el que pueda ser vinculatoria, pensamos que es muy alto lo del 40% de participación», apuntó el mandatario durante su conferencia matutina de este lunes.

López Obrador dijo que aunque en la consulta de Revocación de Mandato realizada AYER participó mucha gente, el porcentaje de participación no pasó del 18% “sí podría reducirse, a que no sea el 40, que sea el 30 y si se puede el 20%”, insistió.

Según resultados preliminares del INE, en la consulta de Revocación de Mandato del domingo se registró una participación de entre el 17% y 18.2% de los electores, una cifra muy lejana al 40% necesario para que la consulta fuera vinculante.

Entre un 90.3% y 91.9% de los electores que acudieron a las urnas votaron a favor de que el presidente continúe en su cargo los tres años que le restan de mandato, mientras que entre un 6.4% y un 7.8% prefirieron la revocación.

En números, dijo que 16 millones 392 mil 522 personas participaron en el ejercicio, de las cuales, 15 millones 060 mil 746 le dieron su apoyo y 1 millón 056 mil 778 optaron por revocarle el mandato. Por estado, indicó que Tabasco, Chiapas, Campeche, Veracruz, Tlaxcala, Guerrero y Oaxaca fueron las entidades en donde más gente salió a votar.

López Obrador aceptó que en la consulta solo participó el 18% de la ciudadanía, pero insistió en que “hay que tomar en cuenta” que solo fueron instaladas un tercio de las casillas (mesas) electorales.

“En 2018 se instalaron alrededor de 160 mil casillas y ahora fueron 56 mil, 57 mil, un tercio. También lo digo porque nuestros adversarios, que se enojan mucho, dicen: es la mitad de los votos que obtuvo el Presidente en la elección del 2018”, dijo.

Como era de esperarse, acusó al INE de haber realizado un boicot para evitar la participación de los ciudadanos. “Con todas las trampas o boicot del INE, que no se aplicó para poner casillas en todos lados, hubo municipios en donde no hubo casillas. En mi pueblo (…) Tepetitán, no instalaron casillas, las instalaron a 30 o 40 kilómetros”, acusó.

Agregó que el INE pudo haber promovido mejor la consulta, pero se excusaron en que no había dinero.

Sin embargo, celebró que la consulta haya sido «un éxito completo» y algo inédito en la historia de México.

«Fue un éxito completo. La gente actuó con mucha responsabilidad, millones de mexicanos. Estamos ante un hecho histórico, es algo inédito en la historia de nuestro país, por primera vez se hace una consulta a los ciudadanos para que decidan sobre el Gobierno del presidente», manifestó.

Recordó que “es el pueblo el que manda, es el pueblo el soberano para que quede claro y eche raíces para que nadie se sienta absoluto”, zanjó.

Y agradeció a la gente por el apoyo mostrado. “Muchas gracias de todo corazón y vamos a seguir adelante hasta septiembre del 24 si lo decide el creador, la naturaleza, la ciencia, porque ya lo quiso el pueblo», declaró.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció este miércoles que en la eventual reforma electoral que presentará en las próximas semanas, se incluirá eliminar a diputados y senadores de representación proporcional, los llamados plurinominales, y reducir a la mitad el presupuesto para elecciones.

“Sí, es reducir, nada más que todavía estamos en eso, en el análisis, si quedan nada más legisladores electos. Se está viendo eso, pero de que va a haber una disminución, sin duda, y lo mismo en el caso del presupuesto a los partidos y en el funcionamiento del INE (Instituto Nacional Electoral)», dijo.

Con esto, la iniciativa de López Obrador buscaría eliminar 200 diputados de los 500 actuales y a 32 senadores de los 128 que hay en este momento.

Recordemos que los legisladores plurinominales se eligen por representación proporcional con base en los votos totales de los partidos, por lo que eliminarlos favorecería a las fuerzas oficialistas, en este caso al partido de López Obrador, Morena.

El mandatario reiteró este miércoles en su conferencia matutina que presentará la reforma electoral después del 10 de abril, es decir luego de que se realice la consulta de Revocación de Mandato, con la promesa de reducir el presupuesto del INE.

“Es el organismo electoral más caro del mundo y además sin confianza, necesitamos dejar establecido un órgano que haga valer la democracia en el país, que es fundamental, no regresar a los tiempos del fraude electoral”, dijo AMLO, con lo que propondría crear un solo órgano electoral federal, desapareciendo los llamados Oples, los organismos públicos locales electorales.

La propuesta del mandatario también crearía un mecanismo para que los mexicanos en el extranjero puedan votar.

López Obrador justificó la reforma al citar el presunto fraude que él padeció en la contienda de 2006, cuando perdió ante Felipe Calderón.

Ante las críticas recibidas, AMLO defendió su propuesta de que sean los ciudadanos quienes elijan con el voto directo a los consejeros del INE y a los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). “Sí, mi propuesta es de que se elija primero, que el pueblo elija a los jueces, que se propongan como candidatos a ser consejeros y a ser magistrados a gente con vocación democrática e inobjetable honestidad”, reafirmó.

Aunque el TEPJF y el INE surgieron en los 90’s como órganos autónomos para quitar el control de las elecciones a los gobiernos en turno, López Obrador ha cuestionado el rol de estas instituciones.

Como ejemplo, el mandatario citó la sentencia del Tribunal Electoral que lo obligó a ofrecer una disculpa pública en sus redes sociales para evitar que colaboradores suyos pisaran la cárcel por hacer propaganda para que la gente vote en la Revocación de Mandato, que él impulsa.

“Están muy sensibles, no los quiero ni testerear (tocar), están muy molestos», remató.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) indicó esta mañana que tan pronto pase el proceso de Revocación de Mandato, presentará una reforma para que sea «el pueblo» quien elija de forma directa a los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) y a los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

“Voy a proponer que sea el pueblo el que elija a los consejeros electorales y a los magistrados de manera directa con voto abierto. El pueblo va a elegir de forma directa. Se acabó, o espero que se acabe, lo de los acuerdos cupulares contrarios al interés del pueblo», expuso.

Aunque el TEPJF y el INE, surgieron en los años 90’s como órganos autónomos para quitar el control de las elecciones a los gobiernos en turno, que en ese momento eran controlados casi en su totalidad por el PRI, López Obrador insistió en la urgencia de una nueva reforma constitucional.

«Vamos a enviar una iniciativa de reforma a la Constitución para garantizar la democracia en México, que ya no haya jueces con actitudes tendenciosas en lo electoral, esto es que no haya consejeros, que no haya magistrados, que no tengan vocación democrática», manifestó.

Según explicó, la iniciativa plantea crear dos listas de 60 personas cada una para escoger a los consejeros del INE y a los magistrados del TEPJF. «Y esos 60 van a ser votados, elecciones abiertas, el que saque más votos, ese va a ser el presidente”, indicó.

Para ello, dijo AMLO, los tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial van a presentar ciudadanos verdaderamente independientes, de inobjetable honestidad; cada poder va a presentar a 20 ciudadanos.

El presidente propuso esta reforma tras expresar su malestar con el Tribunal Electoral por declarar «inaplicable» el decreto que permitía a los funcionarios públicos promover la Revocación de Mandato, que fue avalado por el Congreso en días pasados.

“¿Cómo se va anular un acuerdo del Poder Legislativo que tiene que ver con la promoción a la democracia? Y cómo un Tribunal Electoral de que se difunda una consulta, un plebiscito, un referéndum? Es una paradoja, es contradictorio, es un absurdo», cuestionó López Obrador.

El coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier Velazco, reiteró que la reforma político-electoral que ha sugerido el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), es junto a reforma la eléctrica y las modificaciones al marco jurídico de la Guardia Nacional, una de las prioridades de su bancada.

El morenista sostuvo que prevén que esta reforma esté lista para después del proceso electoral de este año, que se llevará a cabo en el mes de junio.

“Vienen las tres grandes reformas para consolidar la transformación: la eléctrica, la reforma a la Guardia Nacional para que quede garantizada en el proceso de pacificación, y la consolidación del sistema electoral”, indicó Mier Velazco.

El legislador señaló que Morena trabaja en una propuesta que buscará garantizar que el Instituto Nacional Electoral (INE) no sea tan “obeso” ni una carga fiscal para los mexicanos, pues aún sin proceso electoral le cuesta al país 20 mil millones de pesos al año.

Detalló que la reforma implicará revisar el tema del financiamiento a los partidos políticos. Coincidió con el líder de los diputados del PRI, Rubén Moreira, quien señaló que es necesario realizar una reforma electoral que plantee la descentralización del INE y la federalización de los procesos electorales, así como reducir los costos y revisar el tema de la fiscalización de los recursos.

Recordó que todos los entes gubernamentales constitucionalmente autónomos tienen que entregar cuentas a la Auditoría Superior de la Federación (ASF); solo el INE no lo hace, «está en un estado de excepción», acusó.

Las declaraciones del diputado de Morena llega luego de que el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello participara en el Foro Reforma Política en la Cuarta Transformación, organizado por senadores de Morena y la secretaria general del partido, Citlalli Hernández.

El consejero presidente defendió al INE, que dijo, es una de las instituciones más confiables, tanto a nivel nacional como a nivel internacional, por lo que dijo, una posible reforma electoral debe cuidar que no se retroceda en lo que se ha logrado, y se descuide el sistema democrático mexicano y se ponga en riesgo el voto libre y la equidad de condiciones.

«México cuenta con un sistema electoral robusto, sólido y con gran reconocimiento internacional que, si bien es mejorable, debe avanzar hacia su consolidación y no hacia su reinvención (…) lo que funciona no se arregla porque se puede descomponer. Yo creo que sí hay que mejorar nuestro sistema electoral, pero bajo la premisa de que es un sistema perfectible que no hay que reinventar. Reconozcamos lo que hemos hecho y apostemos a mejorarlo, pero no a tirar, como suele decirse, el niño con el agua sucia”, sostuvo Córdova Vianello ante los legisladores de Morena.

En el marco del foro, el consejero presidente dio a conocer seis propuestas que desde el INE ponen sobre la mesa para ser consideradas en la eventual reforma electoral:

  • Mejorar y perfeccionar el sistema representativo que se tiene en el país.
  • Conquistar el financiamiento público para poder evitar que los partidos busquen recursos con intereses corporativos.
  • Transitar hacia el voto electrónico para poder reducir el alto costo que tienen actualmente los procesos electorales.
  • Abrir la información por parte de las autoridades ministeriales y considerar la necesidad de que las medidas cautelares salgan completamente del INE.
  • Simplificar el sistema, ya que hay demasiadas previsiones que el INE debe cumplir, así como prohibiciones a los actores políticos.
  • Que las medidas afirmativas que se han instrumentado desde el INE sean adoptadas a nivel legislativo.

El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Sergio Gutiérrez, defendió este martes una reforma electoral que abarate el costo de las elecciones, los partidos y las autoridades electorales, pues en línea con el discurso del presidente López Obrador, afirmó que la democracia mexicana «es una de las más caras del mundo».

«Una premisa fundamental es el tema de la austeridad. Tenemos una de las democracias más caras del mundo, una democracia que puede simplificarse. Los partidos políticos reciben mucho dinero y las autoridades electorales deben simplificarse para una democracia más barata», dijo Gutiérrez Luna.

En entrevista con la agencia Efe, el diputado indicó que la reforma electoral es una de las tres reformas constitucionales que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha prometido enviar al Congreso durante esta legislatura, junto con la reforma energética y la de la Guardia Nacional, aunque no se ha aclarado del todo su contenido.

Gutiérrez, quien antes de presidir la cámara fue representante de Morena ante el Instituto Nacional Electoral (INE), opinó que en el sistema electoral hay cosas «que son óptimas y hay que salvaguardarlas y otras que hay que replantear», como su costo.

El diputado aseguró que Morena volverá a impulsar una reducción de las subvenciones a los partidos y, aunque en el pasado acusó en reiteradas ocasiones al árbitro electoral de ir contra del gobierno, ahora tiene «una relación institucional» con el INE.

Para aprobar cualquier modificación a la Constitución, López Obrador requiere de una mayoría calificada de dos tercios del Congreso, por lo que necesita forzosamente el apoyo de los partidos de la oposición, que se presentaron en bloque en las pasadas elecciones del 6 de junio.

Pero Gutiérrez sostuvo que en este arranque de legislatura, el PAN y el PRI se han expresado «en buen tono» y que de momento hay «buen ánimo». Recordó que en la legislatura pasada, el Congreso aprobó por unanimidad la reforma constitucional que creó la Guardia Nacional, un nuevo cuerpo de seguridad pública.

Así, se dijo convencido de que dialogando, buscando puntos de coincidencia y escuchando a la oposición se puede llegar a buenas soluciones para todos los mexicanos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) lamentó que la oposición le tenga «miedo al pueblo», esto luego de que ayer los partidos de oposición bloquearan en el Congreso la discusión de la Ley de Revocación de Mandato, que busca se realice el próximo año.

«Ya no quieren. Le tienen miedo al pueblo, entonces están poniendo obstáculos en el Congreso, ahí están unidos todos», criticó AMLO en su conferencia matutina.

Recordemos que López Obrador promulgó una reforma constitucional que creó la figura de Revocación de Mandato en 2019, con la intención de «legitimar» su presidencia, la cual prometió sería a mitad de su sexenio, y que definiría si terminaba su periodo, que concluye en 2024.

Pero la ley reglamentaria necesaria está frenada en el Congreso, donde ayer Morena fracasó en su intento de sacar adelante, al no conseguir los votos necesarios para convocar a un periodo extraordinario, donde se discutiría dicho dictamen.

«Ahora resulta que no quieren que el pueblo participe y decida si quieren que el presidente continúe o que se vaya. Porque el pueblo pone y el pueblo quita, y esa es la verdadera democracia», recriminó el presidente López Obrador.

Indicó que lo que querían era arrebatarle la mayoría en la Cámara de Diputados a Morena y aliados, para entonces sí consultar a la población sobre su permanencia en el cargo; pero como no lograron hacerse de la mayoría, ahora prefieren bloquear el proyecto.

Por su parte los opositores han acusado al presidente de «echar el dinero a la basura» con la consulta de Revocación de Mandato, pues el Instituto Nacional Electoral (INE) ha solicitado 4 mil millones de pesos para organizar la votación.

También han denunciado que López Obrador pretende estar en campaña permanente, luego de que el pasado 1 de agosto se realizara la consulta popular para definir acciones legales contra exfuncionarios de administraciones anteriores, un ejercicio que costó 522 millones de pesos, y que tuvo una participación de apenas el 7% de la lista electoral.

«Todo este bloque conservador, reaccionario, corrupto, se agrupa», lanzó López Obrador.

Al respecto, el presidente reiteró una vez más que presentará una reforma para renovar al Instituto Nacional Electoral (INE) y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), organismos autónomos a los que ha cuestionado en repetidas ocasiones.

«Sí necesitamos una reforma electoral, a fondo, entonces voy a invitar a un grupo de ciudadanos, a quienes saben de esta materia, a quienes han padecido de fraudes electorales, porque se han burlado de los mexicanos, el fraude se ha impuesto en México por siglos», anunció López Obrador.

Indicó que previo a enviar la propuesta al Congreso, la hará del conocimiento público para que la ciudadanía sepa qué es lo que propone.

El el senador Ricardo Monreal Ávila dijo este lunes que está listo el proyecto para iniciar el proceso de desaparición de Poderes en Tamaulipas e, incluso, no habría dificultad para alcanzar los votos requeridos para que la Comisión Permanente convoque al Senado a un periodo extraordinario de sesiones para conocer la petición.

“Incluso estoy muy avanzado con algunos compañeros de la Permanente para lograr el voto que nos falta para la convocatoria y no tendríamos dificultad para hacerlo”, dijo el senador en conferencia de prensa.

Y aunque se dijo confiado de que el proceso avanzaría, indicó que esperarán a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se pronuncie antes de que el Senado intervenga, “porque ellos fueron los que nos metieron en este problema al emitir una resolución ambigua, fuera de todo contexto y proporción”.

El legislador reveló que intentaron acudir al diálogo con diversos actores y autoridades para resolver la crisis institucional en la entidad, pero no hubo un acuerdo. Sin embargo, dijo que esta ruta no está cerrada: “aún estamos a tiempo de lograr acuerdos por Tamaulipas”.

El coordinador parlamentario de Morena, no se activará este mecanismo hasta después del proceso electoral.

Sobre el proceso electoral, el morenista recordó que las elecciones del próximo domingo serán las más grandes de la historia, por lo que hizo un llamado a celebrar el próximo proceso electoral en paz y que la voluntad popular se respete, coincidiendo con lo expuesto esta mañana por el presidente López Obrador.

Al señalar que es la primera ocasión que se celebran comicios de esta dimensión bajo un gobierno de izquierda, puntualizó que el gobierno federal no utilizó dinero, programas sociales o funcionarios públicos para apoyar a las y los candidatos del partido en el gobierno como se hacía en administraciones anteriores.

«No se utilizaron las instituciones del Estado como maquinaria electoral”, sostuvo el coordinador de Morena, pese a que distintas voces aseguran que la Fiscalía General de la República (FGR) se ha utilizado con fines electorales, sobre todo en el caso de Nuevo León y Tamaulipas.

Y fue justo en un análisis interno de Morena en el Senado que se indicó que tres de las 15 gubernaturas que están en disputa se ven “difíciles” para que el partido gane: Querétaro, Nuevo León y San Luis Potosí. En cuatro gubernaturas: Campeche, Baja California Sur, Chihuahua y Michoacán, se señala que la elección será muy competida, mientras que en las ocho restantes, Morena confía en alzarse con el triunfo.

Respecto a la reforma electoral que Morena ha anunciado impulsará, Monreal adelantó que trabaja en el proyecto, el cual incluye una redefinición de facultades y funciones de los órganos, la austeridad, el voto y las urnas electrónicas, así como los delitos electorales.

Aclaró que el INE no perderá autonomía, sino que se obligaría a que sus funcionarios acaten la norma jurídica, el principio de neutralidad y que no se conviertan en legisladores. En el caso del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) también se plantearían nuevas facultades, mayor autonomía de las salas regionales, de los tribunales locales electorales, y de los organismos públicos locales.