Tag

reforma electoral

Browsing

El coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier Velazco, informó que el próximo martes o miércoles se discutirá en el Pleno la reforma constitucional en materia política-electoral, pues insistió en que se insistirá hasta el último momento en el llamado ‘Plan A’.

“El plan B, va a estar una vez que concluya el plan A, que será la próxima semana. El martes por la mañana sesiona la Junta de Coordinación Política para definir los días que se van a habilitar para sesionar martes, miércoles y jueves (para) desahogar la agenda incluida la que se refiere a la reforma política-electoral”, indicó el legislador.

Mier Velazco dijo que esperan que el ‘Plan B’ se analice antes del 10 de diciembre, para que dé oportunidad a que la minuta la reciba el Senado de la República, aunque fue enfático al decir que el plazo para sacar adelante las reformas a las leyes secundarias es hasta abril del próximo año.

Recordó que suman 200 días discutiendo la reforma a la Constitución, que conllevará a una reforma a las leyes secundarias. «Se conoce la reforma y en toda ley secundaria deriva de lo que establece la Constitución y los límites y márgenes que establece».

También detalló que la columna vertebral de la reforma política-electoral se reflejará en 6 leyes secundarias, que van desde la Ley de Partidos Políticos, hasta la Ley de Comunicaciones.

“Si no se puede lo ideal se tiene que lograr lo posible, por eso decía que los ideales y los principios no se negocian, el ideal vamos a defenderlo en el Plan A, y el posible está en el Plan B”, reconoció.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) indicó que el término para la renovación de los consejeros electorales será el mismo 3 de abril, aunque señaló que «nosotros esperamos que la votación de los consejeros se esté realizando el día 30 de marzo» del siguiente año.

«Lo que vamos a hacer es que el Comité Técnico, a través de un proceso de evaluación riguroso sobre atributos, habilidades, capacidades y criterios, lo mayor claro posible que garanticen la objetividad, legitimidad, transparencia, legalidad y certeza en el proceso electoral sean los que sean los consejeros electorales que pasen a formar parte de las cuatro quintetas”, añadió.

Explicó que sólo los que alcancen los dos tercios sin llegar a negociaciones son los que resultarán electos, sino logran el consenso y el acuerdo de por lo menos 334 votos de los diputados presentes, advirtió, «recurriremos a la insaculación tal y como lo prevé el artículo 41 constitucional».

El coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier, aseguró que la decisión de posponer para la próxima semana la discusión y votación de la reforma electoral, que se tenía prevista para ayer, fue para dar mayor tiempo a los legisladores para analizar el dictamen, y así puedan tener más elementos para el debate.

Ante los señalamientos que se han hecho por parte de la oposición, el morenista rechazó que se pretendan “dar largas a este dictamen” o busquen convencer al PRI, pues están conscientes de la postura de rechazo a la reforma por parte de la oposición.

«Decidimos que valía la pena ser prudentes y dar oportunidad para que se pudiera discutir el dictamen en el Pleno el próximo martes, miércoles», señaló.

Insistió en que el dictamen presentado recoge 62 iniciativas, tanto la del presidente López Obrador, como las que presentaron en lo particular los grupos parlamentarios, especialmente, el PT, el Verde Ecologista y Partido Acción Nacional; y las otras 58 correspondían a iniciativas que presentaron diputadas y diputados por separado.

Cuestionado sobre si existe un posible amago del PVEM para condicionar esta votación, el líder parlamentario aseveró que eso es falso, y añadió que la oposición sólo pretende desviar la atención con sus acusaciones.

«Eso están diciendo los otros para desviar la atención, eso es falso. Se los digo puntualmente, no hay que olvidar que de lo que está plagado programáticamente la oposición a nosotros, es de mentiras. ¿Quién les puede creer? A ver, ¿quién les cree? Hagan una encuesta a ver quién les cree», expresó Mier Velasco.

Aseveró que esos rumores de dividir a la coalición “Juntos Hacemos Historia” no van a prosperar pues «no somos iguales».

«No es un asunto del pragmatismo que vivía en este país, es un asunto de convicciones, es un asunto de defender los ideales. Las convicciones no se negocian, ni se pactan, ni se suscriben en un Pacto por México, que tanto daño le hizo a nuestro país», señaló.

Al respecto, el coordinador de la bancada del PVEM, Carlos Puente Salas, se sumó al morenista al decir que «son especulaciones» que el bloque de Morena, PT y PVEM tenga problemas internos, tras el aplazamiento de la discusión de reforma electoral.

Refrendó el apoyo del PVEM al proyecto de la Cuarta Transformación, y aseguró que ante el anuncio de la oposición de que van a votar en contra de la reforma electoral; consideró que ya se trata de una posición política, no de redacción legislativa.

«Nosotros queremos decir, de manera muy clara, que refrendamos nuestro compromiso con el Presidente de la República, que refrendamos nuestro compromiso con México. Sabemos que los votos (para la reforma electoral) no van a ser suficientes, pero se requiere una o varias adecuaciones legales a nuestro modelo electoral», sostuvo.

Dijo que en efecto se tiene que revisar el modelo electoral actual, para tener uno más claro, más justo y que permita fortalecer la participación ciudadana.

Rechazó “la especulación» de que estén valorando irse a la alianza «Juntos Hacemos Historia», ya que el PVEM en los proyectos en los que se ha unido, siempre ha sido hasta el final y, en este caso, no va a ser la excepción.

Finalmente, Ignacio Mier destacó que están a la espera de que llegue la propuesta de reformas a las leyes secundarias, el Plan B del presidente López Obrador, las cuales se pretenden discutir antes de que concluya el periodo ordinario.

El diputado Ignacio Mier, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), afirmó que cada quien deberá asumir su responsabilidad y la consecuencia que deriva de votar en contra del dictamen de reforma constitucional en materia electoral, el cual sostuvo, tiene el respaldo popular.

El morenista señaló esta mañana que a pesar de que era hoy cuando se planeaba discutir en el Pleno de la Cámara de Diputados el dictamen aprobado ayer en comisiones, será hasta el próximo martes 6 de diciembre que se discute y eventualmente se vote.

Sin embargo, Mier Velazco aseguró que el 86% de los mexicanos está a favor de una reforma electoral y el 61% de mexicanos quiere que permanezca el Instituto Nacional Electoral (INE) ciudadanizado, “alejado de cuotas y de cuates, que ya no tengamos, producto de los acuerdos de los partidos políticos, como sucedió en el 2013-2014”.

Recordó al PAN, PRI y PRD que dicha minuta la “suscribía Lorenzo Córdova, entonces un consejero electoral, verdaderamente consistente y congruente, lo que pasó años después que finalmente fue contagiado con lo que él mismo estaba en contra”.

Acusó que a los diputados y diputadas del PRI los llamaron y los condicionaron para que se mantenga la coalición Vamos Por México, para ello «es necesario que voten en contra, aun cuando saben que es en beneficio de México, aun cuando fortalece el régimen democrático de los partidos, aun cuando garantiza un organismo electoral más ciudadanizado, aun cuando garantiza reducir los costos y todos están de acuerdo, aun cuando le da certeza a las acciones afirmativas y a las cuestiones de equidad de género», añadió.

En ese sentido, el diputado Alejandro Moreno, presidente de la Comisión de Gobernación y Población, y también dirigente nacional del partido, reiteró que su grupo parlamentario votará, en el Pleno, en contra del dictamen.

«La posición del PRI ha sido clara, ese proyecto de dictamen que era estructuralmente la iniciativa del Presidente de la República para nada generaba transparencia, autonomía, fortaleza al INE o al Tribunal Electoral, y por ello la posición del PRI será en contra (…)  la posición nuestra será muy clara y muy firme de votar en contra», externó.

Adelantó que ya se vio en comisiones cuál es la postura de las bancadas del PAN, PRI, PRD y MC, por lo que dijo que el proyecto no alcanzará la mayoría calificada requerida en el Pleno.

Tal como lo habían adelantado diversos diputados de Morena, esta tarde, las comisiones unidas de Reforma Política-Electoral, de Puntos Constitucionales, y de Gobernación y Población, aprobaron con 62 votos a favor y 48 en contra, el dictamen con proyecto de decreto de la reforma electoral.

La votación de la Comisión de Reforma Política-Electoral fue de 20 votos a favor, 17 en contra y cero abstenciones. De la Comisión de Puntos Constitucionales, 21 votos a favor, 14 en contra y cero abstenciones, y en la de Gobernación y Población se emitieron 21 votos a favor, 16 en contra y cero abstenciones.

Morena ya había adelantado que contaba con los votos necesarios para lograr que el dictamen llegara al Pleno, pues en comisiones requería mayoría simple.

La presidenta de la Comisión de Reforma Política-Electoral, la diputada Graciela Sánchez Ortiz, señaló que por acuerdo de los diferentes grupos parlamentarios las reservas se presentarán y desahogarán ante el Pleno, por lo que señaló que el dictamen se remitió a la Mesa Directiva para los efectos de programación legislativa.

Morena y aliados buscan que se mañana mismo cuando suba al Pleno, en donde será analizada y votada.

El dictamena reforma, adiciona y deroga diversos artículos de la Constitución, y plantea un nuevo diseño constitucional e institucional en materia política-electoral.

Menciona que los ejes temáticos son: financiamiento de partidos políticos, acceso de los partidos a radio y televisión con fines electorales, unificación de las autoridades electorales administrativa y jurisdiccional y extinción de los organismos públicos locales y los tribunales electorales de las entidades federativas.

Además, contempla la conformación del Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC) en reemplazo del INE, y de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, para ambos propone la selección mediante sistema de listas por entidad federativa y reducción del número de legisladoras y legisladores, voto electrónico, y reducción de integrantes de congresos locales, ayuntamientos y alcaldías.

En el marco de la discusión de hoy, se informó que a las tres comisiones les fueron enviadas 62 iniciativas, hasta el 16 de noviembre de 2022, entre ellas, la del titular del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), de los grupos parlamentarios del PT, PAN y PVEM, las presentadas por legisladoras y legisladores integrantes de los diferentes grupos parlamentarios y las de algunos congresos estatales.

Cynthia López Castro, diputada del PRI, mencionó que su grupo parlamentario ratificaba un rotundo no al proyecto, al considerarlo un atentado contra la democracia.

«Hoy quedará asentado que la ciudadanía ganó, que el INE no se toca y quedará fuerte porque la oposición lo defendió. Hoy el PRI hace una alianza con la ciudadanía y por la democracia. Daremos la pelea en el Pleno; la reforma no pasará porque se buscaba debilitar al Instituto y garantizar el proceso de 2024».

En tanto la diputada María Elena Pérez-Jaén Zermeño del PAN sostuvo que en Acción Nacional “votaremos en contra de la destrucción del Instituto Nacional Electoral y en contra del que atente contra las instituciones democráticas de nuestro país, especialmente las autónomas, y en contra de que terminen con nuestros derechos democráticos”.

Enfatizó que al suprimir quieren destruir al INE, desparecen su Consejo General, desaparecen el servicio profesional de carrera y le quitan el control del listado de electores.

Finalmente el diputado Eduardo Zarzosa Sánchez del PRI resaltó que este dictamen presentado y aprobado no pudo lograr los consensos que requiere una reforma de tal envergadura porque “pone en riesgo el avance institucional que se ha logrado a través de las más de 11 reformas que se han aprobado en los últimos 30 años, poniendo en un grave dilema a nuestro actual sistema político-electoral”.

Recalcó que la postura del PRI “es en contra de este nefasto dictamen y a favor del fortalecimiento de nuestra democracia”.

El coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier, adelantó que mañana martes 29 de noviembre presentarán la iniciativa de reforma política-electoral, la cual someterán a consideración del Pleno, para que «cada quién asuma su papel frente a la historia».

Al arribar al Zócalo de la Ciudad de México luego de haber participado en la marcha de los cuatro años de la Cuarta Transformación, recordó que las bancadas del PAN, PRI y PRD se han opuesto a diversas reformas importantes para el país, como lo hicieron con la reforma eléctrica y más reciente el Presupuesto para el 2023.

«Quedó demostrado que la oposición de nuestro movimiento está a favor de intereses extranjeros y de hipotecar la soberanía nacional», acusó el morenista.

Mier Velazco señaló que es muy probable que las y los legisladores de la oposición voten nuevamente en contra de esta reforma que brinda la consolidación de un organismo electoral ciudadanizado.

Insistió en la reforma electoral busca que no haya costos onerosos u ofensivos en la democracia en México, «como el salario de los consejeros que anda alrededor de los 400 mil pesos al mes, mientras que un maestro de la escuela pública en México gana 8 mil 300 pesos», apuntó.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) apuntó que, en caso de que sea rechazada la reforma electoral, se informará sobre un “Plan B” que serían adecuaciones legales propuestas por el Ejecutivo. «El Plan ‘B’ lo vamos a presentar una vez concluido el ‘A’”, sostuvo.

Al respecto, el diputado Jorge Romero Herrera, coordinador de la bancada del PAN, afirmó que el proyecto de dictamen de reforma electoral que comenzó a circular en Comisiones Unidas , y que es el que se prevé sea presentado mañana en el Pleno, «pretende destruir la democracia en México”, por lo cual expresó el rechazo de su fracción parlamentaria.

Acusó que el anteproyecto es una copia idéntica de la iniciativa del Ejecutivo Federal, “que pretende a todas luces suprimir al Instituto Nacional Electoral (INE)”.

«Este (proyecto de) dictamen sólo comprueba y reafirma una cosa: el servilismo de las y los legisladores del oficialismo, que nuevamente no movieron ni una sola coma a lo que propuso el Presidente de la República. No nos sorprende que el oficialismo en el Poder Legislativo esté a la merced del Poder Ejecutivo en su intento por acabar con los contrapesos democráticos», manifestó.

Dijo que en Acción Nacional defienden la democracia y a un órgano electoral independiente y autónomo, donde no sea el gobierno quien organice las elecciones.

Romero Herrera recordó que «el oficialismo se sabe derrotado», por lo que ya está preparando su Plan B mediante una reforma a las leyes secundarias.

«Nada demuestra más el sentimiento de derrota de la ‘Oficialía de Partes’ del Presidente que haber anunciado la preparación de una reforma a la ley secundaria, que seguramente será inconstitucional. No obstante, de una vez advertimos que no permitiremos el debilitamiento de nuestra democracia por medio de ninguna reforma, sea cual sea su naturaleza», sostuvo.

El coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier Velazco, adelantó que la reforma constitucional en materia político-electoral será discutida y votada en el Pleno la próximo semana, ya sea el martes 29 o miércoles 30 de noviembre.

“Vamos a pedir a la Mesa Directiva nos obsequie que podamos sesionar la próxima semana, del 28 de noviembre al primero de diciembre, para que se pueda desahogar el día 29, 30 el dictamen en el Pleno”, comentó el también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

En conferencia de prensa, luego de concluir una reunión de la Jucopo, recordó que esta mañana las Comisiones Unidas de Reforma Política-Electoral, Gobernación y Población y Puntos Constitucionales circularon el proyecto de dictamen de la citada reforma.

Indicó que, por el momento, sólo se pretende discutir las modificaciones constitucionales y, en caso de que sea rechazada, se informará sobre un “Plan B” que serían adecuaciones legales propuestas por el Ejecutivo.

“El Plan ‘B’ lo vamos a presentar una vez concluido el ‘A’, hasta la próxima semana. El lunes puedo dar un adelanto”, sostuvo el morenista.

Ante el anuncio de la oposición de votar en contra del dictamen, el diputado afirmó que «se están dando un balazo en el pie», ya que si se revisa bien el dictamen las modificaciones propuestas convienen más a las minorías.

«Privaron más los intereses partidarios, la partidocracia, y ellos han anunciado que no van a ir a favor de la iniciativa de reforma constitucional que tiene como propósito disminuir los costos de la democracia, como ya se ha señalado, y darle más poder a los ciudadanos para la elección de consejeros, verdaderamente imparciales, capacitados, profesionales, que sea un árbitro que le dé certeza a los procesos electorales», aseveró.

Mier Velasco dijo que hasta ahora los partidos políticos son los que han determinado quiénes integran el consejo del Instituto Nacional Electoral; en ese sentido, sobre la elección de cuatro nuevos consejeros, dijo que “seguramente los nuevos consejeros que sustituirán a cuatro tendrán una vocación más democrática, austera, republicana, desligada de intereses partidarios o de intereses que los vinculen a una dirigencia de cualquiera de los partidos políticos”.

Por su parte el diputado Juan Ramiro Robledo, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales antes de la reunión de Comisiones Unidas, adelantó que el dictamen es «voluminoso, son muchas páginas» pues hay una descripción integral de todas las iniciativas, que son más de 100, entre reforma constitucional y legal.

Cuestionado sobre si el secretario de Gobernación tuvo injerencia en la elaboración del dictamen, aseguró: “El dictamen lo propone, en este caso, la Comisión de Reforma Política-Electoral. Exclusivamente las y los diputados de las comisiones son los que hemos participado en este tema. Yo creo que no lo conoce el propio secretario de Gobernación ni nadie del Ejecutivo, es un proyecto de dictamen que hemos elaborado exclusivamente en la Cámara”.

En tanto, Rubén Moreira, coordinador de la bancada del PRI, acompañado del diputado Alejandro Moreno, reiteraron que su fracción parlamentaria votará en contra de la reforma electoral que modifica varios artículos de la Constitución, la cual confirmaron, se prevé discutir la próxima semana en el Pleno.

«La posición es clara, la del PRI, votaremos en contra de dicho proyecto en la iniciativa de reforma constitucional”, aseveró Alito Moreno, también dirigente nacional del tricolor.

Finalmente, la diputada María Elena Pérez-Jaén del PAN aseveró que las modificaciones a las leyes secundarias en materia electoral que pretende enviar el Presidente al Congreso, tras el anunciado rechazo de la oposición a su reforma constitucional, sólo son “patadas de ahogado” que tampoco van a prosperar.

«El Presidente está viendo que no tendrá éxito en sus reformas constitucionales y ante esa circunstancia quiere aplicar el Plan B, que tampoco creo que vaya a prosperar (…) el Ejecutivo creo que está dando patadas de ahogado, está desesperado porque su capricho electoral no va tener éxito”, sostuvo la legisladora.

CONSULTA EL DICTAMEN AQUÍ

Durante su intervención en la conferencia del presidente, la gobernadora de Colima, Indira Vizcaíno, se lanzó en contra de quienes salieron a marchar el pasado 13 de noviembre, al señalar que quienes se movilizaron repudian que su opinión no valga más que la que de los menos tienen.

La mandataria estatal indicó que ha causado mucho «ruido mediático» la reforma electoral que se discute en el Congreso, así como la marcha en defensa del INE, que dijo «parece más bien un intento desesperado por articular a una oposición que no encuentra liderazgos valiosos y que, más allá de los intereses de las élites, no encuentra causas, porque el pueblo respalda el proyecto de transformación»:

Hizo referencia a los señalamientos que se han hecho sobre la propuesta de que sea la gente la que defina quiénes deben ser consejeros electorales.

«¿Cómo va a ser más imparcial un consejo general integrado por consejeros electos por los partidos, que uno con consejeros electos por la ciudadanía; la verdad, es que no tiene ningún sentido. Como tampoco tiene sentido considerar un atentado para la democracia querer hacer que los partidos que la conforman le cuesten menos a la sociedad», cuestionó la gobernadora.

Indira Vizcaíno dijo que la mayoría de las y los mexicanos no quieren que los partidos cuesten tanto, por lo que buscar reducir ese costo de la democracia no es ponerla en riesgo.

Fue en ese punto donde afirmó que quienes están en contra de esta reforma electoral, lo que realmente tienen es miedo al pueblo.

«Los comprendo, es normal temer lo que no se conoce. Le temen al pueblo y en el fondo repudian el principio básico de la democracia: que cada voto vale lo mismo, que la opinión del más rico y del más pobre vale exactamente lo mismo. En el fondo se visten de rosa y marchan para decir que repudian que su opinión no valga más que la que de los menos tienen. Repudian a la democracia y eso es repudiar al pueblo. Por eso, deberían quitarse las máscaras», enfatizó.

No es la primera vez que los gobernadores y gobernadoras afines a la 4T se manifiestan sobre la reforma electoral.

El pasado 9 de noviembre, los 20 mandatarios estatales de Morena, junto a Cuauhtémoc Blanco del PES y Ricardo Gallardo del Partido Verde, manifestaron su apoyo a la iniciativa del presidente, que dijeron, busca fortalecer la democracia con una mayor participación del pueblo y reducir los altos costos de la de los procesos electorales para que sean destinados al bienestar social.

A través de un comunicado, señalaron que contrario de lo que han expresado los conservadores, la reforma electoral no propone el debilitamiento del Instituto Nacional Electoral (INE), sino su fortalecimiento y anclaje en la voluntad ciudadana.

Consideramos que los planteamientos hechos en la iniciativa presidencial «son fundamentales para que nuestras instituciones y procesos electorales respondan con claridad y transparencia al mandato ciudadano y ya nomás a arreglos populares o bajo la mesa, de intereses particulares y complicidades que distorsionan la limpieza, la equidad y la justicia, en la transparencia que deben caracterizar a nuestra democracia».

Las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales, de Reforma Política-Electoral y de Gobernación y Población convocaron a reunión ordinaria este miércoles, a fin de circular el dictamen de la iniciativa sobre la reforma electoral, con lo que Morena aprovechará para sacar adelante el proyecto y llevarlo a Pleno.

«Está confirmada la reunión, a través de correo electrónico institucional de la Comisión de Puntos Constitucionales y también de la comisión de la Reforma Política-Electoral. Estamos citados a las 10 de la mañana para recibir el dictamen de la reforma constitucional en materia electoral y ya entraremos de lleno a la discusión de este asunto de relevancia nacional”, indicó el diputado Hamlet García Almaguer de Morena.

El legislador expuso que a partir de la entrega del dictamen, las y los integrantes de las Comisiones Unidas tendrán cinco días para analizarlo y con ello llevarlo a Pleno.

Sin embargo, enfatizó que en Comisiones sólo se requiere mayoría simple, por lo que con Morena y las bancadas aliadas bastaría para avalarlo y turnarlo al Pleno de la Cámara de Diputados.

Ante un eventual rechazo de la oposición a la reforma electoral, Morena ya alista un Plan B con modificaciones a las leyes secundarias en materia electoral y buscarán que sean avaladas y turnadas al Senado de la República antes de que termine el periodo ordinario, es decir, el próximo 15 de diciembre.

García Almaguer indicó que este Plan B puede ser para rescatar en la medida de lo posible la iniciativa del Presidente López Obrador, esperar que envíe una propuesta o revisar lo que es compatible de las iniciativas que han presentados los legisladores y trabajarlas a la par.

Señaló que podría haber cambios hasta en siete leyes, aunque se las principales serían las leyes General del Sistema de Medios de Impugnación, General de Partidos, General de Instituciones y Procedimientos Electorales e incluso la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, por la distribución de competencias de los tribunales federales.

Detalló que los temas que pudieran tocarse en la legislación secundaria son aspectos de telecomunicación, propaganda gubernamental, reducción de gastos y de rentas de inmuebles o módulos, aspectos referentes a las presidencias de comisiones al interior del Consejo General del INE.

También se abordaría la reducción de áreas administrativas y dependencias internas, el voto electrónico, el uso de inmuebles de dominio público y la duplicidad de funciones, entre otros.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) invitó este lunes a todos los ciudadanos que están a favor de la transformación que encabeza, a que se sumen a la marcha del próximo domingo 27 de noviembre que saldrá del Ángel de la Independencia y que culminará a en Zócalo capitalino.

«Es una marcha y un acto por los avances que se han logrado en los últimos cuatro años en el marco de la Cuarta Transformación de la vida pública del país, una marcha festiva, alegre, no diría triunfal, pero sí de mucha satisfacción, de dicha, de felicidad, por estar viviendo estos tiempos interesantes, momentos espectaculares de la historia de México, el estar enfrentando a el conservadurismo rancio», dijo el mandatario.

Sobre la convocatoria, el presidente aclaró que la marcha movilización no será en defensa de la reforma electoral que se discute en el Congreso, sino para fortalecer el movimiento de transformación y celebrar los logros alcanzados a cuatro años del inicio de su administración.

En ese sentido, señaló que hay mucho que celebrar, pues la mayoría de la gente está contento, pues se actuó con otro proyecto contrapuesto al que se impuso en los últimos tiempos, donde solo las minorías y las élites eran beneficiadas.

Fiel a su estilo, insistió en que los conservadores «están a favor de las minorías, a favor de las privatizaciones, a favor de la corrupción, están a favor de que se margine al pueblo. No le tienen amor al pueblo, son partidarios de la hipocresía, de la simulación. Son racistas, clasistas, discriminan».

Eso le sirvió para apuntar que el movimiento que encabeza es distinto. Busca un México para todos, que no sea propiedad de unos cuantos y en el que el presupuesto se distribuya con justicia para que llegue a todos.

Sobre la convocatoria, que ha sido respaldada por legisladores y por liderazgos de Morena y partidos aliados, López Obrador apuntó que no es necesario acudir vestidos de un solo color. «Que si se van a vestir de blanco, de rosa, azul, pues cada quien es libre».

Fue en ese punto donde rechazó que los asistentes vayan a ser acarreados.

«¿Que va a haber acarreados? No vengan acarreados. La gente viene por su propio pie, por su propia voluntad, porque son millones de mujeres, de hombres libres, conscientes, que respaldan este movimiento», dijo el presidente.

Enfatizó que su movimiento no necesita de acarreados pues es apoyado por cerca del 70% de la población, es decir, entre 80 y 90 millones de mexicanos.

«No sé de dónde sacan de que vamos a hacer un acto con acarreados, si tenemos de aprobación 70 por ciento (…) laro que no pueden venir todos, no van a estar todos, pero así estamos. Si no tuviésemos 70 por ciento de aprobación, pues ya nos hubiesen derrotado», señaló.

López Obrador dijo que le han llegado reportes de que mexicanos que viven en Estados Unidos, a los que ha llamado heroes, estarán sumándose a la movilización del próximo domingo,.

«Vienen desde Estados Unidos, paisanas, paisanos migrantes. Y es fiesta, bandas, batucadas, tamborileros, marimba, porque sí tenemos mucho que celebrar, sobre todo por el cambio de mentalidad que hemos logrado con la revolución de las conciencias. Ha sido como una gran campaña de alfabetización política y ya México ya puede sacar la banderita, pañuelito. Es de los países del mundo con menos analfabetismo político, y eso es un gran logro».

AMLO finalizó respondiendo a sus adversarios quienes dicen que México está polarizado, que no es así, que más bien se tiene un pueblo unido, como nunca, y que existe una única inconformidad, la cual está en la élite.

El coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier, advirtió que la vanidad política de la oposición busca impedir que avance una reforma constitucional en materia electoral, por lo que dijo que de no alcanzar las dos terceras partes de los votos necesarios para aprobarla, se implementará un ‘plan B’.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) explicó que en comisiones se avanzará en la dictaminación de la propuesta del Ejecutivo si no se llega a algún acuerdo con los otros grupos.

Sin embargo, al haber declarado la oposición que votarán en contra de cualquier reforma, “estaremos trabajando el plan B, como lo hicimos con la eléctrica. En plan B ya teníamos la de litio cuando sabíamos que ya habían manifestado públicamente, en esa actitud, diría yo, de vanidad política, tan natural en los políticos, por cierto”, dijo.

La oposición, abundó, sabe que con la reforma electoral se va a fortalecer la democracia y sería menos costosa, además, la elección de los consejeros no quedaría en manos de la partidocracia;

Tal como lo hicieran con la reforma eléctrica, Mier Velasco sostuvo que que cada legislador asuma su posición y también las consecuencias, y que enfrente al pueblo sobre la decisión que va a tomar con su voto, de manera individual y respetuosa.

“Representamos a dos proyectos distintos, empezando por el concepto de democracia y de respetar la voluntad popular”, subrayó.

Mier Velasco detalló que el anteproyecto de dictamen será presentado a consideración de las comisiones Político Electoral, de Puntos Constitucionales y de Gobernación el próximo miércoles 23 de noviembre para que circule; de ahí, cuentan con cinco días para estudiarla y el día 28 sesionarían para que el 29 sea discutida en el Pleno; y antes del 7 de diciembre, añadió, estaría la reforma a las leyes secundarias.

Las bancadas del PAN, PRI y PRD en la Cámara de Diputados anunciaron que votarán en contra de la reforma electoral presentada por el Presidente de la República, ya que aseguraron vulnera la autonomía del INE y del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Fueron los coordinadores parlamentarios de las bancadas quienes hicieron el anuncio, con lo que confirmaron el «reencuentro» de la coalición ‘Va por México’, que se había fracturado luego del apoyo que el tricolor dio al gobierno federal para alargar la permanencia de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad hasta 2028.

El coordinador del Grupo Parlamentario del PAN, Jorge Romero Herrera, indicó que en esta ocasión no habrá reforma constitucional en materia electoral, pues es preciso cuidar a los árbitros electorales como el INE, las 32 OPLE’s o l Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), como lo demanda la ciudadanía.

“Nosotros lo que hacemos es cumplir con esa demanda ciudadana y lo hacemos con miras a lo que más nos importa, no nos interesa estar contradiciendo a nadie, sino cuidar, insisto, a las instituciones que no se le ocurrieron a un gobierno en específico, son producto de décadas de esfuerzo, de mujeres y de hombres, para que las reglas electorales estuvieran en manos de los ciudadanos”, comentó.

El panista saludó que la coalición parlamentaria ‘Va por México’ tuviera su reencuentro, pues dijo, son tiempos de mucha dificultad y pese a todo lo que ha sucedido, se ha mantenido como una alianza que entiende que antes que nada están los intereses del país.

«Celebro mucho este reencuentro, insisto, por llamarlo así, sobre todo, porque gira en torno a un tema que es crucial para la vida pública de este país», expresó.

Rubén Moreira Valdez, coordinador del Grupo Parlamentario del PRI, reiteró que su bancada votará junto con el PAN y el PRD en contra de la reforma electoral, y reconoció que aunque existe un grupo de trabajo para analizar el tema, no ha habido avances, lo mismo que ha sucedido en las comisiones que tienen la responsabilidad de dictaminar.

El priísta subrayó que nunca se rompió el diálogo en la coalición ‘Va por México’, y señaló que es normal que en un lugar donde hay procesos legislativos, haya diferencias, pues los partidos tienen historias e ideologías distintas, pero también muchas coincidencias.

Por su parte, el diputado coordinador del Grupo Parlamentario del PRD, Luis Espinosa Cházaro, aseguró que su bancada votará en contra de la reforma electoral y de las modificaciones constitucionales que presente Morena que vayan en contra de la vida democrática del país.

«Caminaremos juntos en rechazar cualquier reforma constitucional que le haga daño a la nación, me refiero en materia electoral», dijo.

Celebró que los coordinadores del PAN, PRI estén presentes y que en los momentos difíciles siempre haya habido diálogo y respeto entre los tres.

Finalmente, rechazaron que exista una negociación respecto de las leyes secundarias, toda vez que no las conocen aún.

El diputado Sergio Gutiérrez Luna de Morena afirmó que México contará con una reforma electoral que refuerce el poder del pueblo, independientemente de que la oposición contribuya o no en favor de la democracia.

El legislador expresó que la reforma responderá a las exigencias de la gente, que ha sido clara en señalar que «no quiere árbitros electorales vendidos o que le deban el cargo a una facción política».

«Queremos una reforma electoral para acabar con los gastos excesivos que ustedes están defendiendo, que se acaben sus viáticos, su atención hospitalaria privada, el seguro de separación y hasta su dote matrimonial», sostuvo el diputado.

Gutiérrez Luna puntualizó que las modificaciones que se buscan realizar de ninguna manera pretenden desaparecer al Instituto Nacional Electoral (INE) como la oposición ha difundido, sino simplificar su estructura administrativa, eficientar su labor para que ofrezca las garantías de imparcialidad a todos los actores y reducir el financiamiento de los partidos políticos.

En ese sentido, afirmó que lo que se defendió el pasado domingo en la marcha, fueron los privilegios de los consejeros del INE. «Por eso su marcha fue racista y clasista (…) eso sólo evidenció su sometimiento al poder económico, los dibujó de cuerpo entero».

Al respecto, esta mañana el presidente López Obrador insistió en su llamado ‘plan B’ ante el eventual fracaso de la reforma electoral que mandó al Congreso.

Dijo que sigue «viendo sin violar la Constitución» qué cambios se pueden realizar a la ley electoral con el fin de «avanzar en la democracia».

Recordemos que desde ayer, López Obrador planteó esta posibilidad debido a que reconoció que Morena y alidos no cuentan con los votos necesarios para aprobar una reforma constitucional, que necesita el aval de las dos terceras partes de los legisladores.

«¿Hasta dónde puedo con la nueva iniciativa? Pues solo lo que signifique reformar la ley, estoy analizando porque estos coparon todo, por ejemplo en la Constitución está el mecanismo para la elección de los consejeros y si no se reforma la constitución no se puede en una ley secundaria», dijo AMLO, descartando así modificar ese punto.

Sin embargo, dijo que algo que sí se podría hacer, sin tocar la Constitución, es reducir el presupuesto del INE sin violar la Constitución, algo que ha sido señalado por la oposición como una medida para ‘estrangular’ a la autoridad electoral.

Otro de los cambios que dijo está considerando proponer a la ley secundaria es lo relativo a la compra de votos.

«Dejaron abierta la puerta para la compra de los votos, ese es un mecanismo, el otro mecanismo es la manipulación en los medios y eso aunque no haya reforma nosotros vamos a continuar concientizando pero el dinero si se puede controlar y eso sí puede ir a la ley secundaria, los monederos electrónicos, la compra de los votos, no les va a servir su dinero además ya está establecido en la Constitución y eso lo logramos de que es delito grave el fraude electoral», añadió.

Recordemos que las reformas a las leyes secundarias requieren del aval de la mayoría simple, algo que Morena y partidos aliados sí reúnen en ambas Cámaras.

López Obrador parece haberse apropiado de una de las demandas de la marcha del pasado domingo, pues llamo a todos lo mexicanos a defender la democracia, aunque para él, eso es defender la reforma constitucional en materia electoral.

El coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier, advirtió este martes a la oposición que si no se alcanza un acuerdo a más tardar el 23 de noviembre, fecha en que pretenden iniciar formalmente el análisis de la reforma electoral, se dictaminará la propuesta del presidente López Obrador.

«Ya no hay tiempo, el tiempo es ahora, porque el próximo año ya estará la efervescencia electoral, entonces, si por parte de la mayoría y de la coalición ‘Juntos Hacemos Historia’ no tenemos un acuerdo, a más tardar el 23 de noviembre, se dictaminará por mayoría en las comisiones, se presentará el Pleno y que cada quien asuma su responsabilidad con relación al proceso electoral”, amagó el legislador.

En línea con el discurso presidencial, Ignacio Mier dijo que el pueblo quiere que se «reduzca el número de consejeros electorales, menos partidocracia, que sean personas con honorabilidad y que no salgan de las catacumbas o de las propuestas históricas».

Apuntó que el 70% de las iniciativas de reforma electoral que se han presentado son de Morena y de la coalición “Juntos Hacemos Historia”, y la otra es la del Ejecutivo Federal, por lo que han trabajado en la construcción de una reforma y si no hay acuerdo, se presentará como un plan B.

Recordó que se creó un grupo de trabajo con 21 diputadas y diputados de todas las bancadas, que tenían la responsabilidad de analizar la reforma electoral, pero acusó, no ha habido avances y la propuesta ya lleva 200 días en la Cámara de Diputados.

Sobre proceso de renovación de los cuatro consejeros del INE que terminan su periodo constitucional el próximo año, el morenista aseguró que no habrá negociación, ni concertación ni reparto de cuotas e incluso sería preferible que se diera por insaculación.

“Será el Pleno el que vote a las quintetas y aquellos que garanticen una verdadera representación de los ciudadanos, para garantizar la legalidad, la certeza, la equidad y la máxima transparencia en los procesos electorales, y de ser necesario, preferimos cien veces o más que sea insaculación y no producto de una concertación o concertacesión”, indicó.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reveló que ya contempla presentar una iniciativa a la ley electoral si la reforma constitucional que presentó al Congreso, y que ya se analiza, fracasa.

López Obrador confirmó la existencia de un ‘plan B’ luego de las movilizaciones de este fin de semana en las que se rechazó la iniciativa presidencial y se manifestó apoyo al Instituto Nacional Electoral (INE).

«Como es tan importante que haya democracia, es probable que yo envíe una reforma a la ley que no requiere de dos terceras partes (del Congreso), un plan B (…) Es posible que sin violar la Constitución se pueda proponer en una ley o alguna reforma a la ley electoral», señaló el mandatario.

López Obrador reconoció que lo ideal sería la reforma constitucional, pero ante el rechazo de quienes verían sus intereses afectados, los oligarcas que no quieren la democracia, habría esta segunda opción para lograr el cambio que se requiere.

«Todo aquello que se pueda sin violar la Constitución, pero no dejar de luchar», añadió.

Y es que a raíz de las marchas, los partidos de oposición reiteraron que no respaldarán la iniciativa, e incluso llamaron a que se discute y vote a la brevedad, confiando en que no la propuesta de reforma no alcance los votos necesarios para su aprobación.

Específicamente, AMLO dijo que lo que buscaría con su propuesta a la ley electoral iría encaminada en que se elija a consejeros del INE y a los magistrados del Tribunal Electoral a través del voto popular, así como eliminar a los Diputados y Senadores plurinominales, ambos cambios incluidos en la reforma electoral.

Y aunque dijo que ahora la reforma electoral que presentó es un asunto del Congreso, insistió en que México sí necesita una reforma electoral.

«Yo sostengo que es algo que le conviene al país tiene que haber democracia, aunque no lo quieran los mapaches, pero es necesario que haya una autentica democrática en México que se aleje un vez y para siempre cualquier posibilidad de fraude electoral, porque eso es lo que está en el fondo. Eso y el que hayan perdido sus privilegios, el que ya no puedan robar porque son muy corruptos, y son muy clasistas y son muy racistas, entonces eso los trae molestos y quieren regresar por sus fueros y son capaces porque ya lo ha hecho de imponerse mediante el fraude», dijo.

Explicó que para una reforma constitucional, como la que se busca, se requiere mayoría calificada, es decir, dos terceras partes del pleno. Por lo que si son 500 legisladores se necesitan 334 votos.

Lamentó que la oposición busque repetir lo que hicieron con la reforma eléctrica, que era una reforma constitucional que necesitaba también la mayoría calificada, pero los conservadores votaron en favor de Iberdrola.

Luego del cambio que hicieran los organizadores de la marcha en defensa del INE que se llevará a cabo el próximo domingo en la Ciudad de México, para concentrarse en el Monumento a la Revolución, y que se replicará en más de 30 ciudades del país, el presidente celebró que haya manifestaciones por parte de la oposición.

Al ser cuestionado sobre el tema, López Obrador dijo que se darán todas las facilidades para que la movilización puedan concentrarse en el Monumento a la Revolución. Dijo que el derecho a manifestación se garantiza para todos los mexicanos, reconociendo que «costó mucho conseguirlo».

Dijo que por mucho tiempo no se permitía la libre manifestación de las ideas ni de libre tránsito para expresar posturas distintas a las del gobierno, por lo que ahora se garantizarán estos derechos. «Sabemos lo que es que bloqueen plazas y que prohíban hacer manifestaciones. Nosotros no podemos hacer lo mismo».

«Yo celebro que hay estas manifestaciones por dos razones; primero, porque se demuestra que vivimos en un país democrático y se garantiza el derecho a disentir; y segundo, porque se quitan máscaras, se combate la simulación, hay definiciones», sostuvo el presidente.

Sobre la participación de José Woldenberg, como único orador de la marcha del próximo domingo, AMLO dijo que no es ninguna novedad, pues acusó, «forma parte del grupo, es el maestro político de Lorenzo Córdova y de todo ese grupo».

El mandatario aprovechó para reiterar que su opinión es que sí hace falta una reforma electoral, pues insistió en que se gasta mucho en la organización de las elecciones: 20,000 millones de pesos, más lo que se le da a los OPLE’s y a los partidos políticos.

En ese sentido, volvió a reiterar que está demostrado que los consejeros del INE y los magistrados del TEPJF no garantizan imparcialidad ni elecciones limpias y libres. «Forman parte del fraude electoral que hemos padecido históricamente en México. Es una vergüenza que México sea de los países con más fraudes electorales en la historia».

Pese a que «celebra» la movilización de la oposición, acusó que los del bloque conservador no quieren que la democracia se consolide y que no existan los fraudes electorales. «Están muy molestos porque se acabaron los privilegios y ya no se permite robar. Se sentían los dueños de México y sobre todo les molesta mucho que se diga lo que antes se ocultada, les molesta mucho decir que hay racismo, clasicismo».

Habló sobre lo sucedido ayer en el vuelo a Yucatán, donde pasajeros del avión en que viajaba lo criticaron y le lanzaron consignas. Dijo que está muy consciente de que no todos los mexicanos comparten postura con él y con el gobierno.

Insistió en que en México había mucha simulación, al grado que había partidos paleros para simular que había democracia. «Puro choro mareador; ahora no, ahí van a estar agarrados, de la mano todos y eso es muy bueno porque mediatiza la simulación. Son tiempos de definiciones».

Afirmó que no todos los mexicanos deben pensar de la misma manera, pues eso si sería dictadura, tal como lo acusan erróneamente sus detractores. 

Sin embargo, aseguró que es claro que en México hay dos proyectos distintos y contrapuestos: el de sus adversarios, a quienes mueve el interés y el dinero, que es su verdadero Dios, «nada más que son muy hipócritas y son, repito: clasistas, racistas, aspiracionistas; se creen superiores, sabiondos, son también déspotas, son de los que maltratan a sus trabajadores».

Aun así, dijo que ve con mucho respeto a sus adversarios, y sostuvo que aunque los reaccionarios también son mexicanos, ellos (partidarios de la 4T) son distintos. «Vamos a estar pendientes de la movilización y que les vaya bien», finalizó.

El dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, presentó los resultados de la encuesta que el partido decidió mandar a hacer, para medir el sentir ciudadano respecto a reforma electoral que presentó el presidente López Obrador.

El ejercicio estuvo a cargo de Parametria y a diferencia de los realizados por el INE, esta encuesta fue hecha en vivienda. Se levantó entre el 5 y el 7 de noviembre en 800 hogares.

Según la encuesta presentada, el 60% de las y los mexicanos consideran que es necesario llevar a una reforma electoral, mientas que 34% indica que no lo es.

El dato contrasta con la encuesta del INE en septiembre, donde 51% veía necesaria la reforma y un 44% decía que no.

Los otros rubros que se midieron en la encuesta fueron:

  • Destinar menos recursos a los partidos políticos: 80% a favor y 16% en contra
  • Disminuir el número de diputados y senadores a nivel federal: 79% a favor y 16% en contra
  • Reducir los recursos que se le otorgan al INE: 75% a favor y 20% en contra
  • Que los consejeros y magistrados electorales sean elegidos directamente por la ciudadanía: 88% a favor y 8% en contra.
  • Ampliar el uso del voto electrónico: 60% a favor y 35% en contra
  • Desaparecer los institutos electorales estatales y tribunales locales: 49% a favor y 42% en contra.
  • Sustituir al INE por el INEC: 62% a favor y 29% en contra

«Decidimos repetir la encuesta que ya había hecho el Instituto Electoral, porque la derecha, los conservadores y algunos consejeros electorales han montado una campaña falsa de mentiras y desinformación, diciendo que nuestro Movimiento quiere atentar en contra de la democracia y que quiere desaparecer al INE. Eso es absolutamente falso; los resultados que hoy se están presentando son contundentes, el pueblo de México está en favor de la reforma del presidente Andrés Manuel López Obrador”, dijo Mario Delgado.

El morenista sostuvo que la reforma que busca fortalecer la vida democrática del país, y tener un nuevo arbitro electoral, que deje de ser una institución «plagada de burócratas millonarios, que se creen los ángeles de la democracia pero que en lo oscurito siguen obedeciendo a los partidos que lo pusieron en el cargo”.

En la encuesta también destacó la evaluación que la ciudadanía hace el INE. Si bien apoya en gran medida las propuestas de la reforma electoral, también califica positivamente el desempeño del Instituto.

76% califica como muy bueno o bueno la labor del INE, mientras que solo 12% lo califica como malo o muy malo. Un 11% lo califica como regular.

El dato sirvió para que el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, festejara que en la encuesta que levantó Morena, se confirmara que la «confianza ciudadana en el INE crece cada día», y es que en la encuesta que el Instituto mandó hacer en septiembre, la calificación era de 65% a favor, lo que representa un aumento de 11 puntos.

Mario Delgado no tardó en responder y dijo que si bien el INE cuenta con una opinión positiva, el tema central es que el «pueblo concuerda en que debe reformarse», pues el 75% está de acuerdo en terminar con el despilfarro en el INE y el 88% quiere que puestos como el de Consejero Presidente sean votados por el pueblo.