Tag

semáforo

Browsing

Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionado sobre el regreso a clases presenciales que se ha planteado en Baja California, esto luego de que el gobierno estatal informara sobre un proyecto de ensayo que implicaría que dos escuelas por municipio retomen actividades a finales de este mes.

AMLO indicó que aunque hay libertad para que cada gobierno estatal tome sus decisiones, cada quien debe de asumir su responsabilidad.

«No podemos regresar a clases presenciales si no tenemos vacunados a los maestros, al personal educativo y también a los adultos mayores. Cuando menos para el regreso a clases se requiere de la vacunación, a clases presenciales, de maestros, del personal educativo y de los adultos mayores, ya eso nos daría una garantía de protección ante la pandemia», dijo López Obrador.

Al respecto, se informó que el secretario de Educación de Baja California envió a la Secretaría de Salud un padrón de 45 mil maestros prioritarios para la vacunación en este estado.

Y aunque el mandatario aseguró que el gobierno federal no prohibirá, por lo que cada gobierno puede tomar sus decisiones, incluso hasta los colegios particulares, esto luego de que la Asociación Nacional de Escuelas Particulares (ANEP) asegurara que cerca de 300 de sus agremiados sí regresaron a clases presenciales este lunes.

«La instrucción que tiene la secretaria de Educación es que se respete la decisión de padres de familia, de maestros y de directivos de las escuelas», indicó AMLO.

Explicó que en el caso de Campeche ya están prácticamente todos los maestros vacunados, lo que permitiría que una vez que los adultos mayores de la entidad sean vacunados, se van a poder reiniciar las clases presenciales.

Aseguró que en la medida que se tengan vacuna contra el COVID-19 disponibles, se puede revisar en qué otros estados se puede dar paso a la vacunación de maestros.

Sobre el regreso a clases presenciales, el presidente de la ANEP, Alfredo Villar Jiménez, aseguró que 300 escuelas abrieron ayer en toda el país, luego de que la semana pasada advirtiera que ya no era posible seguir con clases a distancia, por lo que las escuelas particulares tomaron la decisión de regresar a las aulas pese a que no hubiera semáforo epidemiológico en color verde, tal como lo estableció la Secretaría de Salud para retomar actividades presenciales.

«No les puedo dar los nombres para evitar problemas y arbitrariedades (…) lamentamos diálogo con Sheinbaum, nos amenazaron que sólo en verde se puede abrir escuelas o habrá cierres y clausuras», declaró el presidente de la ANEP en entrevista con LatinUS.

Tan solo en la Ciudad de México, dijo que serían 15 escuelas las que retomarían actividades presenciales, aunque a lo largo del mes seguirán sumándose más planteles.

Aseguró que lo mejor es retomar clases presenciales poco a poco, y que no sea cuando se pase a semáforo verde que las 270 mil escuelas que hay en todo el país regresen de golpe a actividades, pues implicaría que más de 37 millones de estudiantes regresen a las aulas al mismo tiempo.

Precisó que la iniciativa de regresar a clases presenciales fue un planteamiento de los propios padres de familia y no de los directivos de los planteles.

El gobierno de la Ciudad de México informó esta tarde que la capital del país permanecerá una semana más en semáforo epidemiológico naranja bajo el mismo lema “Sin Bajar la Guardia”, esto ante la pandemia de Covid-19.

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, indicó que va bien el proceso de vacunación, aunque pidió no bajar la guardia.

«Estamos vacunando, recuerden que quien se vacuna tiene que esperar a la segunda dosis y seguirse cuidando 15 días después de la segunda dosis es cuando hay el mayor… la mayor protección a las personas vacunadas. Y, en general, a toda la ciudadanía, pues mantenernos con todas las medidas de protección que son fundamentales».

Eduardo Clark García, director general de gobierno digital de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP) dijo que la ocupación hospitalaria presentó una mejoría esta semana, al registrar 4 mil 393 personas hospitalizadas en la Ciudad de México, de las cuales mil 361 requieren un ventilador.

Considerando el máximo de 7 mil 401 el 21 de enero, señaló que se ha tenido una reducción muy importante: 3 mil 8 personas menos en la Ciudad de México, aunque reconoció que en los últimos días se ha desacelerado un poco la disminución.

En cuanto al Área Metropolitana, informó que hay 6 mil 195 personas hospitalizada, de los cuales mil 660 requieren uso de ventilación mecánica.

En ese sentido, dijo que la ocupación hospitalaria es del 53.26% global en los hospitales públicos de la Ciudad de México; hay 3 mil 854 camas disponibles para pacientes con COVID o sospechosos de COVID, 891 camas con ventilador libres; la ocupación de camas con intubación es del 59.18% y del 51.13% en camas generales, con 2 mil 963 camas disponibles.

Sobre el avance de la vacunación en la Ciudad de México, se informó que se han aplicado 232 mil 712 dosis de la vacuna contra el COVID-19. 131 mil 782 personas ya vacunadas, de las cuales el 77% (100 mil 930) ya cuentan con su segunda dosis. Del total de un millón 650 mil adultos mayores de la capital, con primera dosis hay 128 mil 106 personas

Mencionaron que sigue la vacunación en las alcaldías Iztacalco, Tláhuac y Xochimilco, la cual se estima termine el día 5 de marzo. Para esa fecha, calculan que tendrán con primeras dosis al 17% de los adultos mayores de la ciudad, que representan cerca de 284 mil 338 personas.

Sobre las actividades que retomarán operaciones la próxima semana están: cines y teatros, que van a poder operar al 20% de aforo al interior, con la última función siendo a las 20 horas, con uso riguroso de cubrebocas todo el tiempo por parte de los asistentes, así como el personal que labora, además de medidas adecuadas de ventilación y filtros en el aire acondicionado.

También reabrirán museos al 20% de aforo con operación hasta las 19 horas. Gimnasios podrán operar al 20% de aforo, acceso únicamente con cita, entrenamientos individuales y uso de cubrebocas riguroso.

De igual forma se permitirá la operación de juegos mecánicos de manera aislada; es decir, no eventos multitudinarios, sino el uso de juegos mecánicos al aire libre; «ningún tipo de fiesta, carnaval ni festividad; las personas que los usen así como el personal, uso riguroso de cubrebocas, solo se puede hacer uso de los juegos mecánicos, atracciones que se encuentran al aire libre, como tiro al blanco, canicas, juegos de pesca; es decir, no espacios cerrados».

Ls autoridades capitalinas señalaron que a partir de la próxima semana se incrementa el porcentaje de aforo para el servicio en interiores: aforo de 30% al interiores con operación en interiores hasta las 19 horas, en exteriores pueden continuar el servicio hasta las 22 horas y, posterior a esa hora, únicamente servicio para llevar. Tendrán que hacer uso obligatorio del código QR por parte los establecimientos.

Finalmente,  el comercio en toda la Ciudad de México podrá operar de lunes a domingo; es decir, todos los días de la semana.

Enfatizaron que continúan sin autorización esta semana todavía: casinos y casas de apuestas, boliches, casas de cultura, centros de convenciones y exposiciones, parques de diversiones, circos tradicionales, espectáculos y eventos masivos, eventos deportivos, eventos sociales, antros, bares y cantinas, oficinas y corporativos, masajes y spa, baños públicos y centros educativos.

ANA PAULA ORDORICA

THE WASHINGTON POST

 

 

En México, incluso en los estados más afectados por el COVID-19, ya han reabierto restaurantes, tiendas departamentales, centros comerciales y gimnasios. Pero las autoridades han señalado que las escuelas seguirán cerradas hasta que el semáforo epidemiológico esté en verde y, por el momento, solo una de las 32 entidades está en esa situación.

Para las escuelas particulares la situación es insostenible y esta semana advirtieron que reabrirán el lunes 1 de marzo. La Secretaría de Educación Pública (SEP) contestó que eso no sucederá. Sin embargo, en estos meses las escuelas han desarrollado formas de poder atender a sus estudiantes y asegurar su supervivencia económica.

Lo que está ocurriendo con la educación en México en torno a la pandemia es una tragedia y el gobierno debe actuar en consecuencia. Hay 25 millones de estudiantes que llevan un año sin ir a la escuela, y millones de madres y padres que deben intentar ser profesores, además de sus trabajos dentro y fuera de casa.

Gloria es dueña de una escuela privada que suspendió clases presenciales, como todas en México, desde marzo de 2020. Me dijo que la escuela no ha dejado de ofrecer algunas clases presenciales, a pesar de lo dicho por las autoridades, para poder sobrevivir como negocio y atender las necesidades de aprendizaje de las y los alumnos: ha reducido el costo de las colegiaturas y, de manera clandestina, enviado a maestras que aceptaron ir a distintas casas a dar clases en “burbujas” de máximo 10 estudiantes.

Madres de alumnos de otras escuelas me confirmaron que también han movido las clases del recinto escolar a casas particulares o salones en edificios. Me dijeron que no se aprende igual en un esquema en donde las y los estudiantes se sientan frente a la computadora o la televisión, que con una maestra en un aula.

En otros casos, han sido padres y madres de familia los que han creado sus propios grupos “burbuja”. Un grupo pidió a la escuela Kangaroo Forest, de Texas, Estados Unidos, que acondicionara un salón de clases en el jardín de la casa de uno de ellos, en Ciudad de México. Acuden dos maestras y pocos niños. Estos siguen inscritos a su escuela mexicana, la cual conoce este esquema y, a cambio de seguir recibiendo el pago de la colegiatura, entrega cuentas a la SEP como si los estudiantes estuvieran tomando sus clases vía internet.

Esto sucede en ambientes privilegiados, pero la historia para estudiantes de escuelas públicas es diametralmente distinta. Hablé con la profesora Ana —quien me pidió no publicar su nombre completo —, asesora técnica de la SEP con 13 escuelas bajo su cargo (3,515 alumnos). De ellos, solo 30% cuenta con conexión a internet —en el país, 76.6% de la población urbana y 47.7% de zonas rurales tiene acceso— y casi ninguno tiene computadora ni tablet. Quienes aún toman clases, porque muchos las han abandonado —la SEP señaló en agosto que 2.5 millones de estudiantes habían desertado—, lo hacen utilizando los datos de los teléfonos celulares de sus papas; se conectan una vez por semana y reciben tareas por mensajes de WhatsApp o Facebook.

Texto completo en The Washington Post

Ante los señalamientos de la Asociación Nacional de Escuelas Particulares (ANEP), sobre un posible regreso a clases presenciales en las escuelas privadas afiliadas el próximo 1 de marzo, la Secretaría de Educación Pública (SEP) indicó que será cuando el semáforo epidemiológico se encuentre en color verde.

La dependencia, que encabeza Delfina Gómez, enfatizó que la apertura de los planteles educativos dependerá de las disposiciones sanitarias vigentes.

Reiteró que es competencia de las autoridades sanitarias federales y locales, las disposiciones relativas al semáforo epidemiológico vigente, así como de la Ley General de Salud.

Recordó que es la SEP y las autoridades educativas locales quienes tienen la facultad de autorizar y reconocer la validez oficial de estudios en los planteles de Educación Básica.

«El regreso a clases presenciales será seguro, ordenado, gradual y cauto, siempre y cuando el semáforo epidemiológico esté en verde, y conforme lo determinen las autoridades locales», indicó la SEP, quien dijo que se deberán respetar las intervenciones establecidas por las autoridades sanitarias y educativas federales, que incluyen, entre otras, la limpieza profunda de los planteles escolares; aplicar filtros de corresponsabilidad sanitaria; guardar sana distancia y usar cubrebocas.

Sobre los dichos de la ANEP sobre que esperaban fueran recibidos por la titular de la SEP, la dependencia aseguró que se recibirán y escucharán las demandas y planteamientos de autoridades, asociaciones, así como de cualquier actor educativo que desee opinar sobre el regreso a clases, siempre y cuando lo soliciten formalmente a la oficina de la titular.

La Asociación Nacional de Escuelas Particulares (ANEP) anunció este lunes que las poco más de 8 mil 190 escuelas que la conforman regresarán a clases presenciales a partir del 1 de marzo de 2021.

La decisión que se indicó ha sido tomada, se da a pesar de que el semáforo epidemiológico por la pandemia de Covid-19 todavía no permitiera el regreso, según a lo expuesto por el gobierno federal, quien ha dicho que las clases presenciales se retomarán hasta que las entidades se encuentren en semáforo verde.

Alfredo Villar Jiménez, presidente de la ANEP, dijo que el próximo 1 de marzo volverán a sus actividades las escuelas particulares, por lo que exigió el apoyo de los gobernadores, las secretarías de Educación locales y federal, la SEP, así como de la Secretarías de Salud, Hacienda y Crédito Público y Economía.

“La educación, lleva detenida un año y va para año y medio, ya que se propone iniciar clases hasta el mes de agosto, pero es posible que se prolongue hasta enero o más. Lo cual creará más problemas de todo tipo”, dijo el representante de las escuelas particulares en conferencia de prensa.

Villar Jiménez indicó que se tomarán todas las precauciones y medidas de salud, tanto en las casas, como en las escuelas, para garantizar la seguridad de los niños y los docentes.

Sobre si habrá sanciones o multas contra las escuelas particulares que retomen las clases presenciales, el líder indicó que “no puede haber multas, se tiene que motivar y fundamentar en qué lo están haciendo, el Estado ha estado violando los derechos de la sociedad, sobre todo el materia educativa y no se dan cuenta que violan el derecho a la salud, a través de que hay trastornos emocionales, mentales, de obesidad y de todo tipo, en estudiantes”.

Indicaron que aunque querían que las clases presenciales se retomarán desde inicios de este mes, lo habían logrado tener contacto con la Secretaría de Educación Pública; señalaron que Esteban Moctezuma era muy «cerrado» y no quería abrirse para el diálogo, lo que impidió que se llegará a algún acuerdo.

En ese sentido, señalaron que se está buscando ahora un acercamiento con la nueva secretaria de educación, Delfina Gómez, esperando acceda a brindar las facilidades necesarias.

La ANEP enfatizó que la participación en el regreso a clases presenciales será «voluntario» para todas las instituciones que la conforman. Precisaron que en cada plantel acudirá el 60% de los estudiantes.

Advirtió que por el el cierre de las escuelas a causa de la emergencia sanitaria podría llevar a 20,000 instituciones a estar en riesgo de cerrar definitivamente.

El gobierno de la Ciudad de México (CDMX) informó que la capital del país permanecerá una semana más en semáforo epidemiológico naranja, debido a que continúa de manera muy acelerada la reducción de la ocupación hospitalaria.

«Pues esta semana, como es normal y natural, continuamos en Semáforo Naranja, en Semáforo Naranja, bajo el lema ‘Sin Bajar la Guardia’, al igual que la semana previa», dijo Eduardo Clark García, director general de gobierno digital de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), quien encabezó la conferencia de prensa diaria.

El funcionario informó que ayer en la noche se tenían 5 mil 59 personas hospitalizadas en centros hospitalarios de la Ciudad de México, tanto públicos como privados, de los cuales, mil 498 eran en espacios de terapia intensiva, es decir, que necesita ventilador mecánico. En el Área Metropolitana del Valle de México, se añadió que hay 6 mil 816 hospitalizados, de los cuales mil 814 requieren un ventilador. «Seguimos bajando a tasas muy, muy grandes de decrecimiento, que es una buena noticia».

Así, indicó que la ocupación hospitalaria en hospitales públicos de la Ciudad de México es del 58.65%, que enfatizó, es la disponibilidad más grande que se ha tenido en la capital desde inicios de diciembre, la cual ha venido disminuyendo de manera importante.

Clark García dijo que aunque se sabe de la importancia de seguir haciendo pruebas para poder identificar casos de COVID-19, la última semana el promedio de pruebas bajó con cerca de 15 mil diarias, cuando venían siendo arriba de 20 mil.

El funcionario aprovechó para informar que ayer concluyó la primera fase de la Primera Etapa del Programa Nacional de Vacunación en la Ciudad de México con 83 mil 37 vacunas aplicadas a adultos mayores en las alcaldías Cuajimalpa, Magdalena Contreras y Milpa Alta. Aseguró que se cumplió la meta que el propio gobierno informó el pasado domingo,

Se informó que, aprovechando la infraestructura que existe en la ciudad en términos de farmacias privadas y las instalaciones en centros comerciales, así como los flujos de personas que suelen visitar estos espacios en fines de semana, se implementarán módulos en los centros comerciales, que buscan aumentan en 2 mil pruebas que se realizan al día en la capital.

La Asociación Nacional de Distribuidores de Medicinas A.C. (ANADIM) y la Asociación Nacional De Tiendas De Autoservicio Y Departamentales (ANTAD) van a permitir incrementar el número de puntos de toma de muestra, a donde el gobierno enviará las pruebas, de modo que se garantice su aplicación gratuita a quienes acudan.

El plan de colaboración también incluye que las farmacias ofrecerán el kit médico que la Ciudad de México pone a disposición de las personas positivas, según sus cuadros de sintomatología, a bajo costo.

Adicional, se informó que el programa de reapertura “Reactivar sin Arriesgar” continuará la próxima semana, ya que a partir del lunes se permitirá el servicio de restaurantes en espacios interiores respetando un aforo del  20%. Dicho servicio se podrá ofrecer hasta las 19:00 horas, y después de ese horario y hasta las 22:00 hrs, podrán ofrecer el servicio en exteriores.

Otras actividades que reanudarán bajo un esquema de citas y riguroso uso de cubrebocas durante toda la permanencia, así como de las medidas generales de sanidad son: archivos históricos, bibliotecas y galerías para venta de arte.

Recordaron que casinos y casas de apuesta, boliches, cines, museos, casas de cultural, centro de convenciones y exposiciones, parques de diversiones, circos tradicionales, espectáculos y eventos masivos, eventos deportivos con público, eventos sociales, antros, bares y cantinas, oficinas y corporativos, masajes y spa, baños públicos y centros educativos siguen sin poder operar.

Los gobiernos de la Ciudad de México y el Estado de México informaron que ambas entidades regresarán a semáforo epidemiológico naranja la próxima semana, debido a una disminución de contagios y hospitalizaciones por la pandemia de Covid-19.

«Les tenemos una buena noticia. El día de hoy entramos ya al semáforo naranja», expresó este viernes en conferencia de prensa la Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, aunque dijo, el semáforo será naranja “sin Bajar la Guardia”.

El gobierno explicó el cambio de semáforo gracias a a una reducción «sostenida» en la ocupación hospitalaria durante las dos últimas semanas. Se indicó que la capital registra actualmente 5,860 hospitalizados, una reducción del 21% respecto al pico de 7,401 ingresados que hubo el pasado 21 de enero.

Se detalló que los hospitales de la capital tienen una ocupación del 68%, ya lejos del 90% que se registraba dos semanas atrás. En cuanto a los hospitales de la Zona Metropolitana, hay 7,873 pacientes, 2,198 menos que los 10,071 que se llegaron a tener.

A partir del próximo lunes, los restaurantes capitalinos podrán extender su horario de apertura, pasando de las 21:00 de cierre actual, a las 22:00 horas; seguirán operando únicamente en espacios al aire libre y se permitirán mesas con un máximo de cinco comensales.

Una de las actividades que se reactivará es la de los gimnasios en espacios cerrados, que podrán abrir con entrenamientos individuales sin actividades grupales, con una estancia de máximo 40 minutos al interior del inmueble, y con una distancia de 4 metros entre zona de entrenamiento. Adicional, se autorizó la apertura de iglesias y templos, mismos que no podrán celebrar ceremonias.

También abrirán las albercas en interiores, que deberán brindar clases individuales y con una distancia de dos carriles entre los nadadores. Se permitirán los espectáculos teatrales al aire libre, con sus debidas medidas sanitarias.

Se detalló que en la capital seguirá prohibida la operación de casinos, cines, escuelas, museos, bares, discotecas, oficinas, espectáculos masivos, eventos deportivos y parques de diversiones.

En tanto, el gobernador Alfredo Del Mazo informó que a partir del próximo lunes, el Estado de México pasa de igual forma a semáforo naranja, ya que el ritmo de contagios y hospitalizaciones por COVID-19 ha disminuido.

«En el Estado de México el ritmo de contagio ha comenzado a disminuir, al igual que el número de hospitalizados, gracias al esfuerzo de todas y de todos podemos avanzar en la reactivación responsable y segura. La próxima semana el Estado de México pasa a semáforo naranja», dijo a través de un mensaje compartido en redes sociales.

Explicó que al pasar a semáforo naranja, a partir del próximo lunes se permitirá la ampliación de aforos, horarios y días de operación en los establecimientos que ya están abiertos.

Explicó que comercios, tiendas departamentales, plazas y centros comerciales podrán abrir todos los días de la semana, respetando un aforo del 30% y podrán cerrar a las 21:00 horas; mientras que los restaurantes podrán operar con un aforo del 30% en espacios interiores y del 40% en exteriores, y de la misma forma podrán abrir todos los días hasta las 22:00 horas.

Del Mazo Maza añadió que se podrá continuar con la realización de actividades de esparcimiento y deportivas al aire libre, y precisó que para evitar contagios deberán permanecer cerrados establecimientos como salones de fiestas y centros nocturnos, además de que no está permitida la realización de eventos masivos.

“Tenemos que ser muy responsables con la reapertura, tenemos que encontrar el equilibrio que nos permita seguir cuidando la salud, que es la mayor prioridad y al mismo tiempo apoyar también a la economía de las familias», remató.

Recordemos que la Ciudad de México y el Estado de México permanecían en semáforo rojo desde el 18 de diciembre, cuando las autoridades decretaron el cierre de las actividades no esenciales para frenar un incremento acelerado de ingresos hospitalarios de cara a las festividades navideñas.

El gobierno de la Ciudad de México (CDMX) anunció esta tarde que a pesar de que la capital del país continuará en semáforo epidemiológico rojo, y a partir del próximo lunes habrá nuevas actividades que retomarán operaciones, y se modificarán los lineamientos para otros que ya operan.

«Pues el anuncio del día de hoy 5 de febrero es que para la semana próxima continuamos en Semáforo Rojo y continuamos bajo el esquema Reactivar sin Arriesgar», dijo Eduardo Clark, director general de Gobierno de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP).

El funcionario fue el encargado de compartir el informe del avance de la pandemia en la Ciudad, y dijo que la ocupación hospitalaria mantiene una tendencia de reducción importante. Dijo que en la Ciudad de México, al día de ayer, se tenía 6 mil 638 personas hospitalizadas por COVID o sospecha del mismo, de las cuales 4 mil 848 estaban en camas de atención general y mil 790 en camas con ventilador.

En el caso del Área Metropolitana del Valle de México, se tiene el registro de 9 mil 45 personas hospitalizadas, 6 mil 777 en camas generales y 2 mil 268 en camas con ventilador. Enfatizó que la saturación hospitalaria en la Ciudad de México es del 77%, con mil 910 camas libres, de las cuales 495 son camas con ventilador.

«Entonces seguimos enfatizando, que haya bajado la ocupación hospitalaria no significa que bajemos la guardia, de hecho significa que es más importante porque si identificamos a los casos de manera temprana podemos atajar cualquier posible repunte de casos por eso, por favor apóyennos mucho de la importancia de seguir haciéndonos la prueba hoy», dijo Eduardo Clark.

Entre las medidas que se anunciaron como parte del programa «Reactivar sin arriesgar», incluyen las siguientes actividades/giros y la modificación de las reglas para algunos de los que ya operaban.

Los restaurantes que venían operando hasta hoy con un horario de cierre a las 18:00 hrs, podrán ampliar su servicio hasta las 21:00, respetando la indicación de que el servicio se dará únicamente en espacios al aire libre (exteriores), utilizando banquetas y partes de la zona de tránsito vehicular.

Los comercios de todos los giros, que ya venían operando con venta en exteriores hasta las 17:00 hrs, seguirán funcionando de la misma forma, pero se agregará un día más a sus actividades; se agrega los días domingos, y solo permanecerán cerrados los días lunes.

En cuanto a nuevos giros que podrán reabrir, están las tiendas departamentales y centros comerciales, que podrán operar de martes a domingo al igual que el comercio local. Los inmuebles tendrán que respetar un aforo máximo del 20% y todos los asistentes tendrán que hacer uso de cubrebocas.

Los responsables de las tiendas y centros comerciales, tendrán que exhortar a los asistentes a que respeten un tiempo de permanencia máximo de 30 minutos.

Adicional se tendrá que aplicar pruebas semanales al 20% de los vendedores de piso que laboren en los establecimientos, y se tendrá que implementar obligatoriamente para todos los negocios, el uso y registro del código QR. Adicional, se tendrá que instaurar mecanismos de venta en línea, que permitan recoger los productos en en estacionamientos.

Otra de las actividades que podrá operar es el transporte turístico (Turibus), que podrá brindar servicio en la parte correspondiente a lugares al aire libre, aunque en todo momento sus usuarios deberán portar cubrebocas.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció esta tarde que la capital del país permanecerá una semana más en semáforo epidemiológico rojo, debido al avance de contagios y hospitalizaciones a causa de la Covid-19.

En su conferencia diaria se informó que al día de hoy hay 7 mil 319 hospitalizados en hospitales COVID de la capital,  de los cuales 5 mil 462 no requieren ventilador, es decir corresponden a camas de atención general, y mil 857 de terapia intensiva, aquellas que cuentan con ventilador.

Para el Valle de México hay 10 mil 7 hospitalizados, 7 mil 624 de atención general y 2 mil 383 en camas con ventilador.

En cuanto a la saturación hospitalaria, los hospitales públicos de la Ciudad registran un 87.92% de ocupación, lo que equivale a que haya únicamente 968 camas disponibles. En el caso de camas de atención general, la ocupación es del 89.2%, con  641 camas libres. En el caso de camas para intubación hay una ocupación del 84.3%, con 327 camas libres.

En términos de las hospitalizaciones, en los 20 días del mes, el 25.1% de los ingresos hospitalarios de la Ciudad de México han sido pacientes que tienen residencia en el Estado de México, el 3% en otras entidades federativas, mientras que el 71.85% de los pacientes son de la capital.

El director general de gobierno digital de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), Eduardo Clark, fue el encargado de detallar las actividades/giros que podrán retomar actividades esta semana, pese a permanecer en semáforo rojo.

A partir de este lunes, se permitirá la incorporación de negocios como papelerías, pues se consideraron debido al regreso de las clases remotas en muchos niveles de escolaridad; negocios de venta de artículos de cocina para los que tienen como justificación abonar a la cadena productiva de los restaurantes; ópticas para efectos de homologar con otros giros de atención médica; y tiendas de acabados para construcción, que están asociados a la cadena de proveeduría del centro de construcción.

Los cuatro giros tendrán que respetar un aforo del 20%, acceso de sólo una persona por familia, uso obligatorio de cubrebocas, de careta para trabajadores que atienden el negocio, uso de gel antibacterial y acatar medidas de ventilación.

También se permitirá la operación de autocinemas, ya que dijeron, son actividades que se hacen al aire libre.

Adelantaron que siguen las pláticas para que los centros comerciales y tiendas departamentales puedan retomar actividades el próximo 1 de febrero, siempre y cuando la trayectoria de hospitalizaciones y contagios en la Ciudad lo permitan. También se mantienen mesas de trabajo con comerciantes del Centro Histórico para un plan gradual de apertura.

Todo parece indicar que el gobierno de la Ciudad de México ha cedido ante la presión de los restauranteros, pues se ha señalado que los restaurantes podrán reabrir este lunes.

«Parece que sí vamos a poder abrir a partir del lunes 18, los puntos para poder operar los dará Claudia Sheinbaum el viernes. Gracias a quienes (lo) hicieron posible», compartió en redes el chef Édgar Núñez, miembro del Colectivo Mexicano de Cocina.

Hasta ahora, los restaurantes sólo pueden vender comida para llevar, esto desde el pasado 19 de diciembre, cuando la Ciudad de México y el Estado de México ordenaron el cierre de actividades no esenciales ante el cambio del semáforo epidemiológico a rojo, debido al incremento de casos de Covid-19.

Y aunque Sheinbaum Pardo ha señalado el riesgo que existe de contagios en restaurantes por ser espacios cerrados, el gremio ha protestado esta semana con «cacerolazos», ya que aseguran que no es posible seguir prolongando el cierre de sus negocios, luego de que se extendiera el semáforo rojo al menos una semana más.

Algunos restaurantes abrieron esta semana pese a violar el decreto sanitario, argumentando que darían servicio así como los comerciantes informales sí estaban operando.

Sin embargo, algunos establecimientos como Sonora Grill, sufrieron clausuras por parte de las autoridades capitalinas, pese a presentar toda la documentación que se les requirió.

«Lamentamos profundamente que exista el criterio para clausurar un establecimiento que se preocupa por conservar en EXCELENCIA todas las medidas de inocuidad ante la crisis sanitaria y que da empleo directo a más de 110 familias y 100 de manera indirecta; en contraste, existen diferentes espacios con ambulantes sin ninguna protección ni cuidado, en donde se acumula gente con el riesgo de proliferar los contagios y que no tienen sanción ni supervisión absoluta», expresó el grupo en un comunicado.

Tras negociaciones, la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) y la asociación de Directores de Cadenas de Restaurantes (Dicares) enviaron una circular a sus agremiados en la que presumieron la primera victoria.

«Si bien la apertura es parcial y en esta primera semana se permitirá, logramos que se establecieran mesas de negociación cada miércoles en las que podremos seguir presionando para llegar a mejores condiciones de operación en semáforo rojo», indicó el texto.

Los detalles preliminares sugieren que los restaurantes podrán abrir hasta las 18.00 horas. Los clientes deberán estar en terrazas y espacios al exterior, con una distancia de 1.5 metros entre ellas. Para los negocios que carecen de ventilación y mesas al aire libre, la Canirac y Dicares prometieron gestionar opciones con los alcaldes de las demarcaciones de la capital.

«Se comprometieron a encontrar alternativas creativas para permitir la operación de restaurantes en lugares con los que no se cuente con terraza. Se habló de aprovechar pasillos en centros comerciales o incluso estacionamientos», añade el documento.

En su conferencia diaria, Sheinbaum Pardo fue cuestionada sobre la reapertura de los restaurantes; y aunque no compartió detalles, no negó que esto sucedería.

«Si… permítanos mañana cuando anunciemos el Semáforo (…) han sido muy fructíferas las reuniones con los restauranteros, con este sector, también con comerciantes del Centro Histórico, con otros sectores también de comercio que se ha estado reuniendo (…) mañana vamos a informar ya con todo detalle y agradecemos esta apertura, que siempre vamos a estar abiertos al diálogo en nuestro caso».

Al inicio del cierre, en diciembre pasado, la Canirac advirtió de la posible quiebra de ocho de cada 10 restaurantes. Estimó pérdidas por 48,554 millones de pesos en ventas hasta el 10 de enero.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, informaron que ambas entidades permanecerán en semáforo epidemiológico rojo durante la próxima semana.

En su conferencia de prensa diaria, Sheinbaum Pardo advirtió que la capital el país se encuentra en el máximo nivel de hospitalización desde el inicio de la pandemia, por lo que llamó a la ciudadanía a seguir las recomendaciones sanitarias, principalmente el quedarse en casa si no es necesario salir.

Con el anuncio hecho por las autoridades, el periodo de cierre de actividades no esenciales que vencía este domingo, sigue vigente.

La jefa de Gobierno calificó como «indispensable mantener la situación de disminución de movilidad» en la capital, con el fin de impedir la propagación del virus a una mayor velocidad. De otra manera, dijo, «estando en el pico más alto en este momento sería muy difícil regresar a una situación de apertura, particularmente de los espacios cerrados. Como ustedes saben, son las zonas de mayor contagio, está demostrado científicamente», expresó.

Y es que la Ciudad acumula más de 354,000 contagios y cercar de 23,000 defunciones por Covid-19, mientras que a nivel nacional, se tienen cerca de 1.5 millones de casos y más de 131,000 muertos.

La ocupación hospitalaria en Ciudad de México es del 86%, un porcentaje idéntico tanto para camas de hospitalización general como de intubación, se detalló en la conferencia de prensa.

«Al día de hoy, en la Ciudad de México hay 6.681 personas hospitalizadas, de las cuales 5.007 están en camas generales y 1.674 personas están en camas con intubación», precisó Sheinbaum Pardo. En cuanto al Valle de México, que incluye la zona metropolitana, hay 9,212 personas hospitalizadas, 7,040 en camas de atención general y 2,172 con intubación.

Pese a la recomendación a la ciudadanía de quedarse en casa, la jefa de Gobierno insistió que lo importante es «evitar aglomeraciones» y acudir a espacios cerrados, aunque recomendó «salir a dar una vuelta, se puede caminar» pues no era necesario estar en casa las 24 horas del día.

Por su parte el gobernador Alfredo del Mazo, informó que el Estado de México registra un 83% de ocupación hospitalaria, cifra que representa un 30% por encima del máximo histórico que se registró en junio del año pasado,.

Indicó que en la entidad se están realizando 12 mi pruebas diarias para detectar casos Covid-19, lo cual ayuda a rastrear e identificar cadenas de contagio.

Del Mazo Maza indicó que se deberán seguir las medidas preventivas que se dictaron en diciembre pasado, cuando se activó el semáforo rojo en la entidad. Añadió que las medidas restrictivas se mantendrán al menos una semana más.

«Reconozco el enorme esfuerzo que todas y todos están haciendo para disminuir la movilidad, y con ello el riesgos de contagio. Estamos conscientes delas implicaciones que tienen estas medidas en la economía de las familias, sin embargo tenemos que priorizar la salud y la vida de todos (…) seguimos en un momento de alto riesgo de contagio, no bajemos la guardia», dijo el gobernador en un video difundido en sus redes sociales.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, se negó a informar cuál es el color del semáforo epidemiológico en el que se encuentra la capital del país ante la pandemia de Covid-19. Se apegó a decir que la Ciudad está en ‘alerta por COVID-19.

«Es muy importante, más allá del Semáforo, esta Alerta que estamos haciendo a la población, a la ciudadanía. Como siempre lo hemos dicho, más allá de las condiciones y todo lo que hace el Gobierno, si no hay colaboración y corresponsabilidad ciudadana y apoyo mutuo, difícilmente vamos a poder disminuir la curva de contagios. El día de hoy lo que queremos hacer, es este llamado a la ciudadanía, Alerta por COVID-19, Emergencia por COVID-19 en la Ciudad de México».

La mandataria local indicó que en la última semana hubo un crecimiento muy acelerado en las hospitalizaciones, lo que lleva al día de hoy a tener 4 mil 454 personas hospitalizadas, cifra muy cercana a lo que se tuvo en el mes de mayo, punto más álgido de la pandemia.

Dijo que la capital está en 74% de ocupación hospitalaria, 78% en camas generales y 62% en camas de terapia intensiva, es decir aquellas que cuentan con lo necesario para intubación.

Detalló que mientras en noviembre habían 297 ingresos diarios promedio, en la última semana se alcanzaron los 400 ingresos diarios tanto en hospitales públicos como privados.

Sheinbaum Pardo informó que el gobierno de la Ciudad ha aumentado el número de pruebas que se realizan para detectar Covid-19, y hoy se están realizando 20 mil 338 pruebas al día. La positividad en la aplicación de pruebas se encuentra en 24.8%, a diferencia de mayo que se registró un 50%.

Entre las acciones que implementará o reforzará el gobierno capitalino está la realización de pruebas a 20 mil en 229 puntos de toma de muestra; el aumento en la capacidad hospitalaria tanto de la Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad, del CCINSHAE, del IMSS y SEDENA. Otras son la atención y despacho de ambulancias, el aislamiento de positivos y la verificación e inspección del cumplimiento de medidas sanitarias en establecimientos.

Al decir que una parte muy importante de los contagios que se han presentado en los ´últimos días se deben al incremento de fiestas y reuniones familiares, la Jefa de Gobierno indicó que el principal mensaje de hoy era un llamado urgente a la población a que ayude a cortar la curva de contagio. Para ello, presentó cinco reglas:

«Estamos convencidos que esto solo es a través de la educación, del convencimiento y de la corresponsabilidad entre Gobierno y ciudadanía. Es la única manera, como lo hemos demostrado hasta ahora (…) necesitamos un esfuerzo mayor y por eso Quédate en Casa, si sales usa cubrebocas y Sana Distancia; no fiestas ni posadas ni reuniones con amigos y familia», añadió la Jefa de Gobierno.

Finalmente, Claudia Sheinbaum indicó que esta semana se han llevado a cabo reuniones entre el secretario de Desarrollo Económico, la ADIP y otras instituciones del Gobierno local, con comercios y cámaras empresariales, ya que mañana se van a anunciar algunas medidas adicionales para las zonas en donde ha habido alta movilidad, especialmente un operativo especial para el Centro Histórico de la Ciudad de México y algunas otras zonas de la ciudad.

«Estamos en Alerta por COVID-19 en la ciudad, la última semana tuvimos un incremento mayor de hospitalizaciones y con esta información es fundamental que la ciudadanía participe aún más, que no bajemos la guardia aún más y que hagamos este esfuerzo, particularmente en diciembre de no realizar fiestas, no realizar reuniones familiares», remató.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció esta tarde que pese al aumento en el número de hospitalizaciones y contagios de Covid-19, la capital de país se mantendrá una semana más en semáforo epidemiológico naranja al límite.

«Más allá del color del semáforo, lo que es muy importante es que es un llamado distinto a partir de hoy a la ciudadanía», dijo la mandataria local al anunciar nuevas medidas, sin que ellas representen cambio de color en el indicador de salud.

La mandataria presentó las nuevas medidas, que se basan en un llamado a la sociedad, para que, entre otras medidas, los capitalinos salgan a la calle solo si es indispensable, y que los empresarios instruyan regresar al trabajo remoto.

Aunque enfatizó que en los últimos dos días ha habido una estabilización en el número de hospitalizaciones, la Jefa de Gobierno indicó que se tienen 3 mil 917 personas hospitalizadas en la Ciudad de México, de las cuales, 3 mil 19 son personas que están en camas de atención generales y 898 en camas de terapia intensiva, es decir, con intubación.

Detalló que los últimos siete días se registró un aumento de 285 camas ocupadas, respecto a lo que se tenía la semana pasada.

Sobre la ocupación hospitalaria, indicó que en camas generales es de 61.4%, mientras que en camas de intubación es del 43%. En general, la capacidad hospitalaria es 56.29%.

Ante la situación, Sheinbaum Pardo presentó las nuevas medidas y acciones para evitar los contagios de Covid-19, y que en algunos puntos coincidió con el exhorto que esta mañana presentó el presiente López Obrador.

  1. Llamado a la población a volver a quedarse en casa, salir solo lo necesario y a espacios abiertos, uso de cubrebocas, respetar la Sana Distancia y mantener el lavado de manos.
  2. Reducir al mínimo, a partir del próximo lunes, la operación del Gobierno de la Ciudad, es decir, el cierre de oficinas con atención al público.
  3. Fortalecer el trabajo desde casa en oficinas privadas. Un llamado a los empresarios a que a partir del lunes instruyan regresar a trabajar desde casa.
  4. Campaña intensiva de comunicación para alertar a la población.
  5. Vigencia y fortalecimiento de las medidas sanitarias actuales que hemos planteando en las últimas semanas y un llamado al cumplimiento por parte de las empresas (aforo, filtros, uso de cubrebocas, caretas, etc.).
  6. Filtros dosificadores en el Centro Histórico, la Central de Abasto, tiendas y centros comerciales.
  7. Fortalecimiento del trabajo territorial y medidas para comercios en las colonias en emergencia sanitaria.
  8. Incremento en el número de pruebas para aislar casos. Detalló que se busca llegar a las 20 mil diarias la próxima semana.
  9. Recuperación y ampliación de la capacidad hospitalaria.

«Ya no estábamos insistiendo en llamar a quedarnos en casa, en solamente salir a lo necesario, en salir al aire libre, todas estas medidas que pusimos justo cuando salimos del emergencia sanitaria y pasamos al color naranja estamos regresando a estas medidas. Hay un cambio digamos en las semanas pasadas a esta. ¿En qué sentido? A no cerrar una cosa, cerrar otra y otra… no, esté llamado a la población es un llamado distinto», enfatizó.

Dio a conocer que se comenzará con el programa de Navidad, poniéndose énfasis en centros comerciales y tianguis y la implementación de protocolos sanitarios. En ese sentido informó que sostuvo una reunión con los 16 alcaldes y alcaldesas y están trabajando también de manera conjunta para conducir dicho programa. Informó que se van a posponer las ferias y las romerías, además de que pidió que las celebraciones deberán ser reducidas a 10 personas.

Sobre el uso del sistema de Código QR para identificación de casos, dijo que a partir de la próxima semana se extenderá su uso en el transporte público; especificó que en una primera etapa se implementará en el Metro, Trolebús, RTP y en el Metrobús, y en una segunda fase se usará en el transporte concesionado.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbuam, informó que la capital del país permanecerá una semana más en semáforo epidemiológico naranja, aunque enfatizó que será con alerta «Límite del Semáforo Rojo».

Indicó que la decisión se tomó luego de que ayer el gobierno federal a través de la Secretaría de Salud les entregara su recomendación de semáforo, el cual coincidió con el que presentaron localmente. Dijo que aunque  han crecido las hospitalizaciones, se mantendrá el semáforo naranja.

«Están creciendo, el número de hospitalizaciones, y requerimos el apoyo de la ciudadanía, ya conocemos cuales son las medidas, y en la medida de lo posible pues evitar salir a lugares concurridos y mantener la Sana Distancia y el uso de cubrebocas».

La mandataria local detalló que al día de hoy en el Valle de México hay 4 mil 886 hospitalizaciones, registrando un aumento de 290 camas en los últimos siete días. En el caso de la Ciudad de México, hay 3 mil 632 hospitalizaciones, de las cuales, 2 mil 746 son en camas generales y 886 en espacios de terapia intensiva, es decir, se encuentran intubadas, un aumento de 205 camas en los últimos siete días.

Sheinbaum Pardo enfatizó que la red hospitalaria de la capital tiene un 52% de ocupación hospitalaria: 56% en camas generales y 43% en camas con intubación.

Señaló que aunque las proyecciones indican que de mantenerse la tendencia se podría llegar a niveles como los que se presentaron en mayo pasado, el momento más crítico de la pandemia, actualmente no se ha alcanzado dicha cifra, la cual dijo podría presentarse a principios de enero.

Añadió que en noviembre hubo un incremento en los ingresos hospitalarios, pasando de 227, cifra más bajo de septiembre, a 292 personas que ingresan a hospitales en la Ciudad de México este mes.

Claudia Sheinbaum destacó el «éxito» que ha tenido el uso del Código QR en establecimientos de la capital. Indicó que son 92 mil 54 establecimientos los que ya cuentan con su código, mientras que el registro en establecimientos de personas que ya lo han utilizado es de un millón 859 mil. Los números telefónicos confirmados con COVID-19, aquellos que hicieron el check-in, es de 440, mientras que las personas a las que se les enviado una alerta de que estuvieron en el mismo lugar que una persona positiva es de 16 mil 782.

Se anunció que a partir de la próxima semana el Código QR se implementará en giros mercantiles como supermercados, tiendas de autoservicio y farmacias.

 Precisó que se mantendrán los horarios para los establecimientos de actividades no esenciales, tales como tiendas departamentales, gimnasios, boliches, casinos, casas de apuestas, cines, teatros, circos, museos, acuarios, parques de diversiones, entre otros, hasta las siete de la noche. Para restaurantes, que deberán cumplir con el 30%de aforo, el cierre será a las 10 de la noche, aunque la venta de alcohol terminará a las 19 horas.

El programa «Reabre», que permitía que bares y antros funcionaran como restaurantes, sigue suspendido por 15 días más; añadió que siguen sin autorización los conciertos, eventos masivos, billares, eventos deportivos con público, eventos sociales, convenciones, congresos, baños públicos, oficinas, corporativos, guarderías, estancias infantiles y escuelas.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó este viernes que la capital del país permanecerá una semana más en semáforo epidemiológico naranja con alerta, pues dijo, se ha mantenido el incremento en las hospitalizaciones por Covid-19.

«Bueno, como pueden ver, los 10 últimos días, más o menos, hemos tenido un ligero crecimiento en las hospitalizaciones. El día de ayer realmente, entre antier y ayer hubo una estabilización, pero ha habido un ligero crecimiento en hospitalizaciones, como lo hemos venido mencionando», señaló la mandataria capitalina.

Sheinbaum Pardo aclaró que pese al incremento registrado, aún se está lejos del pico más alto de hospitalizaciones que se tuvo en mayo. Informó que la ocupación hospitalaria, en camas de terapia intensiva, es del 36.15%, mientras que en el caso de camas generales es del 43.75%

Ante la situación que se vive, la Jefa de Gobierno dijo que se van a seguir haciendo verificaciones, especialmente se van a intensificar para evitar las fiestas, particularmente bodas, bautizos, etcétera, en lugares que hoy deberían permanecer cerrados.

Puntualizó que no deben realizarse eventos con más de 10 personas. Recordó que los panteones van a estar cerrados este fin de semana, por lo que llamó a la ciudadanía a no asistir a los panteones para no hacer aglomeraciones.

Detalló que continúan sin autorización conciertos y eventos masivos, bares, antros y cantinas, billares, baños públicos, eventos deportivos, eventos sociales, oficinas de corporaciones, escuelas y guarderías.

Reiteró que en caso de que se siga incrementando el número de hospitalizaciones durante la próxima semana, el gobierno estaría anunciando para el próximo viernes medidas de restricción de horarios a establecimientos y actividades.

SheInbaum Pardo insistió en el uso del cubrebocas. «Estamos convencidos que es fundamental, la Sana Distancia y el lavado de manos. Ayuda a que inclusive en caso de contagio, la carga viral sea menor y por lo tanto, los efectos que pueda tener uno frente a la enfermedad sean menores que si uno tiene una carga viral mayor».

La Jefa de Gobierno e la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, aseguró que no contemplan que la capital del país pase a semáforo epidemiológico rojo, aunque advirtió que se mantiene el color naranja con alerta, ya que esta semana crecieron las hospitalizaciones.

«No vamos a pasar a Semáforo Rojo mañana, estamos evaluando alguna posibilidad de restricción en algunos horarios, lo estamos evaluando a partir del incremento, no solo en hospitalización sino en ingresos hospitalarios, que es distinto porque hospitalización son camas ocupadas, depende también del tiempo de residencia del paciente, el número de altas, también lamentables defunciones», indicó la mandataria.

Adelantó que pese a la solicitud de diversos sectores, como los empresarios de fiestas y banquetes o los corporativos, la próxima semana no se abrirá ninguna nueva actividad.

Sobre las medidas que se han tomado, Sheinbaum Pardo adelantó que el día de ayer hubo una aglomeración mucho mayor de la que se esperaba en la Iglesia de San Hipólito, situación que atribuyó a una falta de coordinación y comunicación entre el gobierno y las autoridades eclesiásticas.

La mandataria local aclaró que no se tiene pensado aplicar medidas autoritarias, como multas, a quienes no acaten las medidas sanitarias. Recordó que hasta ahora ha habido mucha participación de la ciudadanía, por lo que se le seguirá apostando a esa vía; aunque adelantó que si las cifras de hospitalizaciones siguen incrementando, se implementarán restricciones.

«No, no vamos a llegar a multar a las personas, no vamos a llegar a hacer toques de queda, eso está descartado completamente en la Ciudad de México. Lo que sí puede llegar a haber si vemos que sigue aumentando el número de hospitalizaciones pues es algunas restricciones en los horarios o en todo caso algunas actividades económicas».

Ante los rumores de que hay diferencias entre el gobierno local y la autoridad sanitaria federal, específicamente con el subsecretario Hugo López-Gatell, Sheinbaum Pardo aseguró que hay una coordinación permanente con el subsecretario de Salud para definir el tema de semaforización.

Aclaró que ante las restricciones que se analizan, se actúa con toda responsabilidad, sin ninguna presión y poniendo siempre en balance la actividad económica, los empleos, los ingresos familiares y la protección de la salud.