Tag

virus

Browsing

La Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió hoy mantener la pandemia de COVID como emergencia sanitaria internacional ante las incertidumbres que persisten, en particular la relativa a la evolución del virus, que podría mutar para ser más peligroso y evadir la inmunidad.

«Aunque es obvio que la situación global ha mejorado desde que empezó la pandemia, el virus sigue cambiando y siguen habiendo incertidumbre y muchos riesgos», declaró a la prensa el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Esta decisión fue recomendada por un grupo internacional de expertos que forman el Comité de Emergencia de la OMS, responsable de evaluar cada tres meses si la propagación de una enfermedad constituye una amenaza para la salud pública internacional.

Según los últimos datos notificados por los países a la OMS, las muertes por COVID-19 han bajado a un nivel comparable al inicio de la pandemia. Al mismo tiempo, dos tercios de la población mundial han recibido al menos la dosis inicial de alguna de las vacunas disponibles contra esta enfermedad.

No obstante, el Comité de Emergencia subrayó que las desigualdades en las tasas de vacunación no han desaparecido. Igualmente subsisten los problemas de acceso a los antivirales y otros tratamientos en países de bajos recursos.

El presidente del comité, Didier Houssin, explicó que levantar la declaración de emergencia relacionada con la COVID-19 podría llevar a que se levanten una serie de medidas sanitarias y sociales justo antes del aumento previsto de casos en el hemisferio norte en los próximos meses de invierno.

El Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) acordó seguir considerando al coronavirus como una emergencia de salud pública de preocupación internacional.

Esta decisión se debe a que los casos de coronavirus siguen incrementándose cada semana debido, en gran parte, a las subvariantes BA4 y BA5 de ómicron, así como por el levantamiento de las restricciones en muchas partes del mundo y la reducción en la realización de pruebas diagnósticas.

«La COVID-19 no ha terminado. Nos encontramos en una mejor posición que al inicio de la pandemia, pero el virus sigue corriendo a sus anchas en los países. Me preocupa que las muertes sigan en una tendencia al alza», dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

«Nuevas olas del virus demuestran una vez más que el COVID-19 está lejos de haber terminado», añadió Tedros, quien dijo que a medida que aumentan las hospitalizaciones y la transmisión de COVID, los gobiernos deben implementar medidas como el uso de mascarillas, una ventilación mejorada y protocolos de detección y tratamiento.

De hecho, alertó que el aumento de casos también se está traduciendo en una presión sobre los sistemas sanitarios.

Además, el organismo ha señalado que tanto la trayectoria de la evolución viral como las características de las variantes emergentes del virus siguen siendo «inciertas e impredecibles», por lo que ha llamado a incluir la vigilancia del COVID-19 en los sistemas de vigilancia de otros patógenos respiratorios.

«Los sublinajes son unas variantes de preocupación porque están aumentando su presencia en las últimas cuatro semanas. Cuanto más circula el virus, más oportunidad tiene de mutar», detalló la epidemióloga líder de la OMS, Maria Van Kerkhove.

Del mismo modo, ha destacado la necesidad de que se garantice la vacunación a los grupos prioritarios, si bien ha mostrado su preocupación por la falta de datos sobre la cobertura de vacunación en el 30% de los países.

Expertos han señalado que la repetición de contagios es cada vez más posible a medida que la pandemia se prolonga y el virus evoluciona.

Algunas personas van a contagiarse más de dos veces y ello podría hacerlas correr más peligros, según las últimas investigaciones científicas.

No hay datos acerca de cuántas personas se han contagiado más de dos veces. Algunas cifras que se manejan (en el estado de Nueva York, por ejemplo, hubo 5.8 millones de contagios durante la pandemia y unos 277,000 casos en los que una persona se contagió por segunda vez).

Se especula que esas cifras son inferiores a las reales ya que la gente no comunica los resultados cuando se hace pruebas en su casa.

Varias figuras públicas que estaban vacunadas se han contagiado por segunda vez en tiempos recientes, incluido el primer ministro de Canadá Justin Trudeau o el presidente López Obrador en nuestro país.

«Hasta hace poco, era algo inusual, pero hoy en día es bastante común» contagiarse dos, tres o incluso cuatro veces, de acuerdo con el doctor Eric Topol, director del Scripps Research Translational Institute. «Si no producimos mejores defensas, esto se va a dar con mayor frecuencia».

¿Por qué sucede esto? La inmunidad que genera una infección y la protección que ofrecen las vacunas se diluyen con el tiempo, según los expertos, y la gente vuelve a ser vulnerable.

Además, el virus evolucionó y se hizo más contagioso. El peligro de volver a infectarse fue siete veces mayor con las variantes del Ómicron que con la Delta, según una investigación hecha en el Reino Unido.

Los científicos creen que las mutaciones de Ómicron responsables de la mayoría de las infecciones de Estados Unidos burlan la inmunidad derivada de una infección previa y de las vacunas. Es por ello que las autoridades sanitarias estadounidenses analizan la posibilidad de modificar las vacunas de refuerzo para adaptarse mejor a las nuevas variantes del virus.

Los científicos no saben exactamente por qué algunas personas vuelven a contagiarse y otras no. Pero sospechan que entran en juego varios factores: la salud y la biología, la exposición a ciertas variantes, el grado de expansión del virus en una comunidad, el que alguien no esté vacunado y el comportamiento.

Investigadores británicos comprobaron que una persona tiene más probabilidades de volver a infectarse si no se vacunó, es joven o tuvo una infección leve la primera vez.

Los médicos dicen que la vacuna, con sus refuerzos, es la mejor protección contra los casos severos de COVID-19 y hay alguna evidencia de que también reduce las probabilidades de volver a infectarse.

Todavía no hay suficientes casos documentados de infecciones múltiples, por lo que «cuesta saber las consecuencias a largo plazo», manifestó el doctor Peter Hotez, decano de la facultad de medicina tropical de la Baylor University.

Un nuevo estudio que usa datos del Departamento de Asuntos de los Veteranos de Estados Unidos, que no ha sido analizado por la comunidad científica todavía, ofrece algunas pistas de las infecciones múltiples. Dice que las posibilidades de volver a infectarse aumentan el peligro de un contagio severo y de problemas de salud, incluso con los pulmones, el corazón y la diabetes.

El gobierno de la Ciudad de México informó esta tarde que la capital continúa registrando una mejoría sostenida en la ocupación hospitalaria de casos de COVID-19. Se indicó que en el Valle de México hay mil 277 hospitalizados, mientras que en el caso de la Ciudad de México hay 974 hospitalizados.

«Es la primera vez que estamos abajo de los mil hospitalizados, desde los primeros días de enero; vemos, entonces también aquí una reducción sostenida, ha bajado cerca de mil 500 el número de hospitalizados en la Ciudad de México, que llegó a estar en 2 mil 500 hospitalizados, el 30 de enero, también. Entonces, es una reducción que ya se acerca casi al 70 por ciento en términos de la ocupación hospitalaria», dijo director general de Gobierno Digital de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP).

Delas 974 personas hospitalizadas, 688 se encuentran en espacios generales y 286 hospitalizados requieren intubación mecánica.El funcionario indicó que también hay una mejoría en los positivos COVID identificados; precisó que hay una reducción de cerca del 93% respecto al máximo de positivos identificados diario, que se dio a mediados de enero cuando se  identificaron, en promedio diario semanal, 7 mil 800 positivos; hoy estamos, indicó, abajo de los 500 al día.«Afirmar que esta reducción que estamos viendo está ligada, efectivamente, a una menor propagación del virus en la ciudad», añadió Eduardo Clark, al señalar que la positividad sigue bajando; hoy hay una positividad de 15% en los últimos siete días. «Nos habla que esta tendencia descendente, en realidad tiene que ver con la trayectoria subyacente de la propagación del virus en la ciudad».Sobre el avance del Plan Nacional de Vacunación contra la COVID-19 en la Ciudad de México, se informó que al corte del día de ayer, se tiene un 72% de las personas de 15 años y más de la ciudad con su dosis de refuerzo, lo que equivale a 5 millones 382 mil 147 personas, de un total de 7.5 millones de personas en este rango de edades.Indicó que confían en los próximos dos días, aplicar un poco más de 400 mil dosis, con lo que se estaría llegando a una cobertura del 78%, lo que convertiría a la CDMX en una de las ciudades líderes en vacunación de refuerzo.El funcionario adelantó que el domingo se estará dando a conocer la jornada de vacunación de la próxima semana, la cual estaría arrancando el miércoles, y donde se estará atendiendo a rezagados,

«El Plan de Vacunación en la Ciudad de México no acaba, lo que sí acaba es este gran proceso masivo de refuerzo, sí es muy importante que nos ayuden a comunicar que oportunidades continuará habiendo», remató.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, descartó este viernes que la «nueva normalidad» sea que el COVID-19 «esté aquí para quedarse», esto en medio de un repunte de contagios en varios países del mundo provocado principalmente por la nueva variante del SARS-CoV-2, Ómicron.

«No. No creo que la COVID-19 esté aquí para quedarse», dijo el mandatario en declaraciones ante la prensa, donde ha insistido en que, con las medidas que se están tomando actualmente, la enfermedad «no está aquí para quedarse». «La nueva normalidad no tiene por qué ser (así)», agregó.

En este contexto, ha defendido que los países han desplegado «muchas más herramientas» para atajar la propagación de la enfermedad y ha garantizado que continuarán desplegándose para contener la COVID-19 y otras variantes que puedan surgir.

«No creo que sea así», ha insistido, remarcando que la situación actualmente «es muy diferente» a la del año pasado.

Y es que un gran número de países alrededor del mundo, incluido México, contabilizan estos días cifras récord de contagios, no vistas durante la pandemia, que las autoridades han atribuido a la circulación de Ómicron del virus.

Estados Unidos no ha sido una excepción y a principios de semana registró más de un millón de nuevos contagios diarios, una cifra sin precedentes en el mundo. Es el más golpeado por la pandemia del mundo y, hasta el momento, ha contabilizado más de 58.6 millones de contagios, incluidas más de 834,300 víctimas mortales a causa de la enfermedad.

Desde que supimos de la existencia del virus que salió de Wuhan, en China, comenzó a circular un video de Bill Gates del 2015 en el que pronosticaba que en los siguientes cinco años podría venir una pandemia. Como tuvo razón, el video se volvió viral. El año pasado el mismo Bill Gates publicó un libro que es a la vez esperanzador y tétrico al hablar de lo que viene para la humanidad si no hacemos hasta lo imposible para frenar nuestras emisiones de carbono que están calentando el planeta.

Entre las conclusiones de Gates en su libro How to Avoid a Climate Disaster, el empresario y filántropo pronosticó que la pandemia terminaría en el 2021 gracias a las vacunas. Esto, como bien sabemos, no ha ocurrido. Está arrancando el 2022 y los contagios por la variante ómicron obligaron a detener la euforia que tuvimos el último trimestre del año y a preguntarnos, si no fue en el 2021 ¿será el 2022 cuando le digamos adiós a la pandemia?

Vuelvo a Bill Gates. Escribió el 22 de diciembre un hilo en twitter en el que volvió a dar su punto de vista sobre la pandemia, señalando que estamos en el momento más complicado. Lo malo, escribió Gates, es que ómicron llegará a todas nuestras casas. Lo bueno es que es tan contagioso que una vez que es dominante en un país, la ola dura aproximadamente 3 meses. Si tomamos las medidas necesarias, veremos el fin de la pandemia en el 2022.

Esperemos que Bill Gates esté en lo correcto y que este sea el año en que termine la pandemia y el SARS-COV2 sea una enfermedad más.

En Sudáfrica la ola ómicron ya pasó. Fue una ola tremendamente alta, pero también muy rápida. Los casos llegaron a ser de 23 mil al día a mediados de diciembre y ahora siguen bajando en picada, ayer fueron 8 mil al día. Las muertes y hospitalizaciones por esta variante fueron mucho menores que con las anteriores. Si vemos las gráficas de Our World In Data se ven las cuatro olas de infecciones clarísimas, pero no hay una cuarta ola de muertes.

Los estudios apuntan que ómicron es un virus que se queda generalmente en la nariz y garganta. En la parte alta de nuestro sistema respiratorio. Por ello es menos grave, ya que no causa el daño en nuestros pulmones que sí causaban las variantes anteriores. Pero también se cree que esto lo hace más transmisible ya que el virus lo tenemos en nariz y boca (saliva) y por ello la persona infectada lo pasa más fácilmente a quienes estén cerca. Además, en pruebas de laboratorio se ha visto que la variante ómicron es más fuerte para infectar que la delta. Por ello ómicron está ganado la batalla de contagios.

Ante tantos contagios, para mediados del 2022 la mayoría de la gente tendrá algún tipo de inmunidad, ya sea por vacunación o por infección. Con ello vendrá la famosa inmunidad de rebaño y el fin de la pandemia. Para julio-agosto el Covid será endémico. Esta es la predicción del Dr. Anthony Fauci, el director de Epidemiología y Enfermedades Infecciosas de La Casa Blanca.

En medio de esta predicción hay que apuntar una gran interrogante: ¿existe la posibilidad de que surja una nueva variante, igual o más contagiosa que ómicron, pero que además sea más grave?
Apostilla:

Estas predicciones son con los datos disponibles. México no hace un buen acopio de datos y tenemos a un encargado de la pandemia, Hugo López-Gatell, que no nada más no se encarga de ella, sino que obstaculiza las medidas para mitigarla. Es el caso en su empecinamiento de no vacunar a menores. Criminal.

Columna completa en El Universal

Investigadores mexicanos crearon un novedoso cubrebocas con nanocapas de plata y cobre que, aseguran, es capaz de inactivar el SARS-CoV-2, virus causante del COVID-19.

El proyecto se desarrolló en colaboración con la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México.

El equipo de científicos, que trabaja en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), bautizó el cubrebocas como SakCu, un acrónimo del vocablo maya Sak, que significa plata, y Cu, que es el símbolo químico del cobre.

SakCu está hecho de tres capas. La externa y la interna son de algodón y la intermedia está formada por nanocapas de plata-cobre depositadas en polipropileno.

Para probar la mascarilla, los investigadores tomaron gotas con el virus de pacientes positivos y las colocaron sobre la película de plata y cobre, explicó la Máxima Casa de Estudios.

Añadió que se utilizaron esos metales por sus comprobadas propiedades antivirales, antibacteriales e incluso antifúngicas. Recordó que como se publicó en The New England Journal of Medicine, las superficies de cobre son las que más rápidamente reducen al virus que causa la infección por la COVID-19.

Especificaron que en colaboración con el Hospital Juárez de México, el equipo de la UNAM demostró que la nanocapa de plata y cobre inactiva al SARS-CoV-2, y que al usar una mezcla de plata-cobre formando una nanocapa de espesor entre 30 y 40 nanómetros, se ofrece una doble protección contra el virus y bacterias.

La institución agregó que, si la concentración viral era alta, el virus desaparecía en más del 80% en unas ocho horas y, si la carga viral era baja, en dos horas no se detectaba ningún ARN del virus.

«Al contacto con la nanocapa de plata-cobre, la membrana del SARS-CoV-2 se rompe y se daña su ARN», agregaron los desarrolladores. «Así, aunque el SakCu se deseche de manera inadecuada, no será un problema al no permanecer contaminado, como muchos de los cubrebocas que se tiran a la basura».

La mascarilla antimicrobiana es reutilizable y puede ser lavada hasta 10 veces sin que pierda sus propiedades. La UNAM dijo que actualmente tiene capacidad para producir 200 piezas por día.

La variante Delta del coronavirus puede escapar a algunos anticuerpos monoclonales de laboratorio, pero las dos dosis de Pfizer o AstraZeneca generan una repuesta neutralizante en el 95% de las personas.

Un estudio que publica la revista Nature, encabezado por científicos franceses, indica que Delta es menos inhibida por los anticuerpos presentes en las personas que han pasado la COVID-19 o que han recibido una sola dosis de las citadas vacunas.

La variante Delta es ya predominante en países como India , donde surgió, Reino Unidos o Portugal, y se estima que, «en algunas semanas o meses», será la mayoritaria en toda Europa, señala el Instituto Pasteur, cuyo investigador Olivier Schwartz encabezó el equipo.

Los investigadores estudiaron la reactividad de los anticuerpos monoclonales y de los anticuerpos del suero sanguíneo de 103 personas con una infección previa por SARS-CoV-2 y de 59 vacunadas con una o dos dosis.

La variante Delta del coronavirus es «menos sensible a los anticuerpos neutralizantes que la Alfa», según los resultados del estudio, y sugiere que consigue escapar de los anticuerpos que se dirigen a ciertas partes de la proteína Spike, que es la que usa el virus para entrar en las células.

El estudio también señala que una sola dosis de las vacunas Pfizer-BioNTech o AstraZeneca fue poco o nada eficaz contra las variantes Beta y Delta; solo alrededor del 10% de los individuos fueron capaces de neutralizar la variante Delta después de una dosis.

Sin embargo, la administración de las dos dosis de esa vacunas generó una respuesta neutralizante en el 95% de los individuos, aunque es «de tres a cinco veces menos potente contra la variante Delta en comparación con la Alfa».

Sobre la vacuna de Pfizer y BioNTech, los laboratorios anunciaron este jueves que buscarían la autorización regulatoria para una tercera dosis del fármaco.

«Las empresas esperan publicar datos más definitivos pronto, así como en una revista revisada por pares, y planean enviar los datos a la FDA (agencia estadounidense de Alimentos y Drogas), a la EMA (Agencia Europea de Medicamentos) y otras autoridades reguladoras en las próximas semanas», indicaron en un comunicado.

Pfizer y BioNTech enfatizaron que están desarrollando una dosis de refuerzo contra la variante Delta; expresaron su creencia de que una tercera inyección de su actual vacuna, que requiere dos dosis, tiene el potencial de mantener los «niveles más elevados» de protección contra todas la variantes actuales.

Sin embargo, apuntaron que se mantienen vigilantes y que desarrollan una versión actualizada de la vacuna.

«Como se ve en las evidencias del mundo real publicadas por el Ministerio de Salud de Israel, la eficacia de la vacuna ha disminuido seis meses después de la vacunación, al mismo tiempo que la variante delta se está convirtiendo en la dominante en ese país», dijeron las compañías en un comunicado recogido por varios medios locales.

En más de vacunas, este jueves se informó que la vacuna china CoronaVac es segura y proporciona un 83.5% de protección contra la COVID-19 sintomática tras dos dosis y un 100% de protección contra la hospitalización, según un análisis intermedio.

Estos resultados se han publicado en la revista The Lancet y se han presentado en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID).

Se trata de un ensayo en fase III realizado en Turquía que pone de manifiesto, además, que los efectos adversos de CoronaVac (de Sinovac) fueron principalmente leves y se resolvieron en un día.

Investigadores de la Universidad de Burgos, España, y de la Universidad Federal brasileña de Santa Catarina han llevaron a cabo un estudio que demuestra la presencia del virus SARS-CoV-2 en aguas residuales en Brasil en noviembre de 2019.

Según informó la institución española, el estudio, publicado en la revista Science of the Total Environment, ha analizado la presencia del virus SARS-CoV-2 en aguas residuales en Florianópolis, una ciudad de Brasil a finales de noviembre de 2019.

Los resultados señalan que el SARS-CoV-2 probablemente circulaba sin ser detectado en Brasil desde noviembre de 2019, casi dos meses antes del primer caso notificado en el continente, el 21 de enero de 2020, y un mes antes de la notificación de los primeros casos clínicos en Wuhan, China, a finales de diciembre de 2019.

En el estudio se analizaron aguas residuales humanas de Florianópolis recogidas directamente del sistema de alcantarillado para la detección del virus SARS-CoV-2 desde octubre de 2019 hasta marzo de 2020. El virus se detectó mediante diferentes sistemas de RT-qPCR recomendados por el centro de control de enfermedades americano y las autoridades europeas, y los resultados de todas las muestras positivas se confirmaron además en un laboratorio independiente.

Para corroborar la veracidad de los resultados, se secuenciaron los productos de RT-qPCR para confirmar la identidad con SARS-CoV-2 y se realizó un estudio de secuenciación directo y completo de las muestras de aguas residuales positivas a la presencia del virus.

El ARN del virus SARS-CoV-2 se detectó el 27 de noviembre de 2019, y la detección fue confirmada en un laboratorio independiente y mediante el análisis de secuenciación de la muestra de agua residual. Las muestras en los tres análisis posteriores (diciembre de 2019, febrero de 2020 y marzo de 2020) dieron resultado positivo en todos los ensayos de RT-qPCR, incluso con un fuerte incremento en las muestras tomadas a principios de marzo.

La relevancia de este estudio radica en que se trata de la primera detección de la presencia de ARN del virus SARS-CoV-2 a nivel mundial, el 27 de noviembre de 2019 e implica además la presencia y circulación del virus en el continente americano al menos desde esa fecha, 56 días antes de la primera notificación oficial de un caso clínico de covid-19 en ese continente y más de 90 días antes en el caso de Brasil.

De esta manera, los hallazgos encontrados apuntan a que el SARS-CoV-2 circulaba desapercibido en la comunidad durante algunos meses antes de que se declarara el estado de pandemia. Los resultados también muestran que la carga viral de SARS-CoV-2 se mantuvo constante hasta principios de marzo, luego aumentó coincidiendo con el inicio de los casos de covid-19 en la región de Santa Catarina, donde se encuentra Florianópolis.

La Organización Mundial de la Salud (AMLO) aseguró este lunes que es «prematuro» e «irrealista» creer que la pandemia del coronavirus podría ser contenida para finales de este año.

Sin embargo, la Organización reconoció que la reciente llegada de las distintas vacunas efectivas podría al menos ayudar a reducir drásticamente las hospitalizaciones y las muertes.

Michael Ryan, director del programa de emergencias de la OMS, indicó que el principal objetivo en todo el mundo en este momento debería ser mantener los contagios de COVID-19 lo más bajo posible.

«Si somos sensatos, podremos poner fin a las hospitalizaciones, las muertes y la tragedia relacionadas con esta pandemia» para fines de año, expresó Ryan en una sesión informativa con reporteros. Añadió que la OMS se siente alentada por resultados preliminares que indican que las vacunas parecen estar ayudando a frenar la explosiva propagación del virus.

«Si las vacunas empiezan a surtir efecto no sólo en cuanto a decesos y no sólo en cuanto a hospitalizaciones, sino también en cuanto a la dinámica de contagio y a los riesgos del mismo, creo que entonces estaremos encaminados a controlar esta pandemia», aseveró el experto.

Sin embargo, advirtió que se debe evitar la complacencia, pues nada está garantizado ante una epidemia en evolución. «Justo ahora el virus es el que controla la situación», afirmó.

Por su parte el director general de la OMS declaró que es «lamentable» que adultos jóvenes y saludables en los países ricos están siendo vacunados antes que el personal de salud en los países en desarrollo.

Tedros Adhanom Ghebreyesus afirmó que esta semana comenzaron las campañas de vacunación con la iniciativa COVAX en Ghana y Costa de Marfil, pero lamentó que ello esté ocurriendo sólo tres meses después que países como Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá comenzaron las inoculaciones de su propia población.

«No se trata de una carrera entre países», señaló. «La carrera es de todos contra el virus. No le vamos a pedir a los países que pongan en riesgo a su población, lo que le pedimos a todos los países es que sean parte de un esfuerzo global para combatir el virus en todas partes».

El grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de misión en China anunciaron este martes que no encontraron pruebas contundentes sobre el origen de la pandemia por Covid-19, y destacaron que no hay nada que indique el virus que causa la enfermedad haya sido creado en un laboratorio del país asiático, tal como se especuló en un inicio.

Evitar nuevas epidemias similares era el objetivo de la misión de la OMS en China para identificar el origen del nuevo coronavirus, pero, más allá de descartar casi por completo que el virus se fugara de un laboratorio de Wuhan, no logró identificar el animal que pudo transmitirlo al hombre.

Una transmisión del coronavirus de un animal a otro y después al hombre es la hipótesis «más probable», dijo en rueda de prensa Peter Ben Embarek, jefe de la delegación; pero se necesitarán investigaciones más específicas.

El experto apuntó también a una posible transmisión «a través del comercio de productos congelados». «Sería interesante examinar si un animal salvaje congelado que fue infectado podría haber sido el vector potencial», aseguró.

La transmisión a partir de un animal es probable, pero «no ha sido aún identificado», dijo por su parte Liang Wannian, jefe del equipo de científicos chinos que trabajaron junto a los de la OMS en Wuhan, donde se registraron los primeros casos a fines de 2019.

Entre los resultados del estudio se encuentra que un coronavirus con gran similitud con el nuevo coronavirus en las secuencias genéticas aparece en murciélagos y pangolines. Pero la similitud no es suficiente para convertirlo en un ancestro directo del nuevo coronavirus.

Los murciélagos, los pangolines, las comadrejas, los gatos y otras especies podrían ser potenciales huéspedes naturales, indicaron los expertos que asistieron a la rueda de prensa celebrada en Wuhan.

El virus fue hallado en las pruebas ambientales en el mercado de mariscos Huanan después de su cierre, especialmente en sus puestos de productos acuáticos. El coronavirus en el mercado podría haberse introducido a través de canales como personas contagiadas, productos contaminados de la cadena de frío y productos animales, pero aún es incierto.

En las pruebas a gran escala de productos animales en el mercado no se produjeron resultados positivos. No se detectó al nuevo coronavirus en muestras de murciélagos en la provincia de Hubei ni en grandes cantidades de ganado, aves de corral y animales silvestres en toda China.

En diciembre de 2019, el nuevo coronavirus se extendió entre las personas a cierta escala en Wuhan, y la mayoría de los casos ocurrieron en la segunda mitad del mes. Un estudio sobre los primeros mostró que, al igual que había casos de nuevo coronavirus en el mercado, también los había en otras zonas de Wuhan de manera simultánea.

Así, los expertos identificaron cuatro hipótesis sobre el origen de la transmisión del nuevo coronavirus a la población humana, entre las que se encuentran la propagación zoonótica directa, los alimentos de la cadena de frío, especies huéspedes intermediarias y un incidente relacionado con un laboratorio. Sin embargo precisan que un incidente de laboratorio es «extremadamente improbable» como la causa de la COVID-19. La introducción a través de especies huéspedes intermediarias es vía «más probable». La transmisión directa o la introducción a través de alimentos de la cadena de frío también son probables.

El equipo estudió una gran cantidad de datos relacionados con la epidemia y visitó nueve instalaciones, entre ellas el Hospital Jinyintan de Wuhan, el mercado de mariscos Huanan y el Instituto de Virología de Wuhan adscrito a la Academia de Ciencias de China. El equipo realizó amplios intercambios con trabajadores médicos, investigadores de laboratorio, científicos y administradores de mercado locales. También entrevistaron a trabajadores sociales, trabajadores comunitarios, residentes, pacientes recuperados y familiares de trabajadores médicos que perdieron la vida en la epidemia.

La misión de la OMS tuvo dificultades para concretarse, ya que China era renuente a dejar entrar al país especialistas mundiales de diferentes disciplinas como la epidemiología pero también la zoología. La OMS ya ha advertido que habrá que tener paciencia para encontrar respuestas.

Al respecto, el gobierno de Estados Unidos espera poder analizar los datos incluidos en el informe de la OMS presentado este martes, el cual concluye que el virus COVID-19 no se originó en un laboratorio en Wuhan, China, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Psaki dijo a los periodistas en una conferencia de prensa el martes que el gobierno no participó en la «planificación e implementación» de la investigación y quiere realizar una revisión independiente de sus hallazgos y datos subyacentes.

Asimismo, agregó que aunque Washington se reincorporó a la OMS, es «imperativo que tengamos nuestro propio equipo de expertos sobre el terreno».

El jefe del equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que investiga el origen de la pandemia en Wuhan calificó este jueves como «poco creíble» que el coronavirus haya salido de un laboratorio, una tesis que sería un «excelente guión» para una película.

Peter Ben Embarek forma parte de la decena de investigadores de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que llegaron a China en enero para investigar la aparición del Covid-19.

El equipo visitó ayer el Instituto de Virología de Wuhan desde donde, según algunas acusaciones y el propio expresidente estadounidense Donald Trump, habría salido el virus.

Se trata del lugar más controvertido que ha visitado hasta ahora la delegación. «Si empezamos a seguir y perseguir fantasmas aquí y allá, nunca llegaremos a ninguna parte», dijo Ben Embarek en entrevista con la agencia AFP.

Sin embargo, la visita al Instituto fue «un paso importante para entender de dónde vienen estas historias», según este especialista en seguridad alimentaria, que estuvo trabajando para la OMS en Pekín a principios de la década de 2010.

Sobre dichas historias hay que ser capaces de «explicar por qué algunas de ellas son totalmente irracionales, por qué algunas de ellas podrían tener sentido, y por qué algunas de ellas pueden ser explicadas o no».

El Instituto de Virología de Wuhan cuenta desde 2012 con un laboratorio de alta seguridad para patógenos muy peligrosos, que puede albergar cepas de virus como el del Ébola y que la OMS ha podido visitar.

Ben Embarek dijo que había mantenido «conversaciones muy francas» con sus interlocutores chinos.

Antes de dejar el cargo de jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo había vuelto a señalar al Instituto a mediados de enero. Sin embargo, hasta ahora no se han encontrado pruebas que apoyen esta hipótesis.

Todas estas conjeturas serían «excelentes guiones para películas y series», dijo el jefe de los expertos de la OMS, prometiendo sin embargo «atenerse a la ciencia y a los hechos» para sacar una conclusión definitiva sobre el origen de la pandemia.

Según Ben Embarek, la delegación debe concluir su misión en Wuhan la próxima semana. «No obtendremos respuestas completas sobre el origen del virus, pero será un buen primer paso», aseguró. «Será una forma muy sólida y clara de cómo avanzar».

De acuerdo al más reciente corte del monitoreo epidemiológico que realizan las autoridades sanitarias del país, al día de hoy se tienen un millón 641 mil 428 casos confirmados de Covid-19, de los cuales se estima 108 mil 550 sean los casos activos.

Se da seguimiento a 416 mil 205 casos sospechosos en total, mismos que incluyen los casos sospechosos sin muestra, los casos sospechosos sin posibilidad de resultado y los sospechosos con posibilidad de resultado.

Se han descartado dos millones 064 mil 296 casos de Covid-19, mientras que un millón 223 mil 108 personas se han recuperado de la enfermedad.

Sobre el número de muertes asociadas al virus, se tiene el registro de 140 mil 704 defunciones confirmadas por coronavirus, y 18 mil 818 defunciones adicionales clasificadas como sospechosas, es decir, se encuentran en espera de un resultado de laboratorio o que están en proceso de asociación-dictaminación clínico–epidemiológica.

En las últimas 24 horas se reportaron 463 nuevas muertes, así como 11 mil 170 nuevos casos de coronavirus. Cuatro millones 121 mil 929 personas han sido estudiadas desde que comenzó la pandemia en México.

Los cinco estados que más casos de Covid-19 registran son: Ciudad de México con 407,254 casos; Estado de México con 168,194; Nuevo León con 94,939; Guanajuato con 94,365, y Jalisco con 60,269 casos.

Respecto a la ocupación hospitalaria, se informó que a nivel nacional, 41% de camas de hospitalización general están disponibles y 59% se encuentran ocupadas. En cuanto a camas de terapia intensiva, es decir, aquellas que cuentan con ventiladores, 49% están disponibles y 51% ocupadas.

Se detalló que a partir de este 18 de enero, el semáforo epidemiológico se encuentra de la siguiente manera:

  • ROJO: Ciudad de México, Coahuila, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Morelos, Nuevo León, Querétaro y Tlaxcala.
  • NARANJA: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Colima, Durango, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.
  • AMARILLO están Chiapas y Chihuahua.
  • VERDE: Campeche, el único estado en este color de semáforo.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, informó que este domingo se vacunaron 5,378 trabajadoras y trabajadores de la salud como parte de la fase expansiva del Plan Nacional de Vacunación, con lo que hasta el día de hoy suman 468,708 personas vacunadas. Del total, tres mil 484 ya tienen completa la vacuna, es decir, las dos dosis.

El gobierno de Reino Unido anunció este jueves que prohibirá la llegada de vuelos procedentes de Portugal y de catorce países de Sudamérica, con el fin de evitar la propagación de una nueva variante del coronavirus que se detectó en Brasil.

El ministro británico de Transporte, Grant Shapps, informó de que estarán suspendidas las llegadas a partir de esta madrugada desde Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guayana Francesa, Guyana, Panamá, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Indicó que los vuelos de Portugal también se restringirán debido a sus fuertes vínculos de viaje con Brasil. Sin embargo, aclaró que existirá una exención para los transportistas que viajan desde Portugal, para permitir el transporte de bienes de primera necesidad.

Detalló que la medida no se aplicará para los ciudadanos británicos e irlandeses ni a los nacionales de terceros países con derechos de residencia en Reino Unido, aunque dichas personas que regresan de los destinos identificados deberán auto aislarse por diez días.

Recordemos que una nueva variante, originaria de la Amazonía brasileña, cuyo hallazgo anunció el domingo pasado Japón, está siendo analizada y podría impactar la respuesta inmunitaria, según ha indicado la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se refiere a ella como una «variante preocupante».

El Reino Unido ya había suspendido los viajes directos procedentes de Sudáfrica, a raíz del descubrimiento de otra variante del virus en ese país.

De acuerdo al más reciente corte del monitoreo epidemiológico que realizan las autoridades sanitarias del país, al día de hoy se tienen un millón 534 mil 039 casos confirmados de Covid-19, de los cuales se estima 91 mil 773 sean los casos activos.

Se da seguimiento a 410 mil 574 casos sospechosos en total, mismos que incluyen los casos sospechosos sin muestra, los casos sospechosos sin posibilidad de resultado y los sospechosos con posibilidad de resultado.

Se han descartado un millón 924 mil 348 casos de Covid-19, mientras que un millón 150 mil 422 personas se han recuperado de la enfermedad.

Sobre el número de muertes asociadas al virus, se tiene el registro de 133 mil 706 defunciones confirmadas por coronavirus, y 18 mil 383 defunciones adicionales clasificadas como sospechosas, es decir, se encuentran en espera de un resultado de laboratorio o que están en proceso de asociación-dictaminación clínico–epidemiológica.

En las últimas 24 horas se reportaron 502 nuevas muertes, así como 10 mil 003 nuevos casos de coronavirus. Tres millones 868 mil 961 personas han sido estudiadas desde que comenzó la pandemia en México.

Los cinco estados que más casos de Covid-19 registran son: Ciudad de México con 367,491 casos; Estado de México con 156,494; Nuevo León con 89,581; Guanajuato con 88,669, y Jalisco con 56,111 casos.

Respecto a la ocupación hospitalaria, se informó que a nivel nacional, 43% de camas de hospitalización general están disponibles y 57% se encuentran ocupadas. En cuanto a camas de terapia intensiva, es decir aquellas que cuentan con ventiladores, 51% están disponibles y 49% ocupadas.

Se informó que la vacunación contra Covid-19 avanza, y hasta el corte de este 10 de enero se aplicaron 6 mil 326 dosis. El acumulado es de 81 mil 300 vacunas aplicadas a personal de salud.

Reino Unido vuelve al estricto confinamiento del pasado marzo, por la alarmante expansión de la nueva variante del coronavirus, que amenaza con colapsar los hospitales, una noticia que se conoce el mismo día en que el país empezó a administrar la vacuna contra la covid-19 de Oxford/AstraZeneca.

En un mensaje dirigido a la nación, el primer ministro Boris Johnson remarcó que la nueva cepa, entre un 50% y un 70% más contagiosa, se está propagando «de manera frustrante y alarmante» y dijo de que los hospitales «están soportando más presión por el Covid que en cualquier momento desde el principio de la pandemia».

Entre las nuevas directrices detalladas hoy, que forman parte del tercer confinamiento, Johnson instruyó a los ciudadanos a quedarse en sus casas y solo salir «por motivos limitados», entre ellos comprar productos esenciales, buscar ayuda médica, como solicitar una prueba Covid-19-, trabajar si es absolutamente necesario, hacer ejercicio o escapar de situaciones de abuso doméstico.

En cuanto a los colegios y universidades, estos centros impartirán sus clases a distancia desde mañana y hasta mediados de febrero aunque se mantendrán operativos los servicios de cuidado de los más pequeños, como guarderías.

Pese a las nuevas pautas, Johnson destacó como «gran diferencia» entre este nuevo confinamiento y el anterior el hecho de que el país está en esta ocasión sumido «en la mayor campaña de vacunación de la historia» del Reino Unido.

Recordemos que Brian Pinker, de 82 años, fue la primera persona en ser vacunada con el compuesto desarrollado por la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca, después de que la vacuna recibiese el visto bueno de los reguladores el pasado 30 de diciembre.

La nueva vacuna, que se añade al programa de inmunización iniciado el 8 de diciembre con el de Pfizer/BioNTech, fue suministrado a Pinker por la enfermera Sam Foster en el hospital universitario Churchill de Oxford, antes de que medio millón de dosis sean suministradas esta semana a los grupos más vulnerables.

El gobierno confía en acelerar las vacunaciones ante el inquietante aumento de los contagios, que las autoridades sanitarias relacionan con la nueva variante del coronavirus, tras registrarse hoy en el conjunto del país 58,784 nuevos casos, la cifra más alta desde el comienzo de la pandemia.

También los principales asesores médicos del país recomendaron hoy elevar el nivel de alerta, de 4 al 5, y señalaron que el sistema sanitario público «podría verse desbordado en 21 días» a menos que se adopten medidas más duras.