Tag

crisis hídrica

Browsing

El estrés hídrico y las sequías severas están afectando incluso a países tradicionalmente frescos, que han impuesto restricciones de consumo de agua para asegurar el abastecimiento por un fenómeno que empieza a tener carácter global.

En Europa, países como Alemania o el Reino Unido, más allá de los del sur del Mediterráneo y de las regiones más cálidas de América, Oriente Medio y la castigada África, están padeciendo temperaturas mucho más altas de lo normal, con efectos en sus reservas de agua y el suministro hídrico y también en la actividad económica y social, entre otras.

Además, proliferan los megaincendios, avivados por las altas temperaturas, que este verano se repiten en el mundo, y que contrastan con las lluvias torrenciales en otros puntos.

«Las sucesivas olas de calor este verano pueden considerarse excepcionales, sin duda. Es bastante extraordinario que coincidan valores tan altos en los tres parámetros con las que medimos la gravedad de una ola de calor: la intensidad, la extensión y la duración», explicó la catedrática española de Geografía Humana de la Universidad y responsable del Observatorio Humano de la Sequía, Pilar Paneque, en entrevista con la agencia Efe.

En Europa meridional, tras tres olas de calor desde que empezó el verano, España ha visto ya mermado el volumen de agua en sus pantanos hasta alrededor del 40% de su capacitad total y son varias las comunidades autónomas con restricciones al consumo del agua, no solo en la tórrida Andalucía.

En Portugal, casi la mitad del territorio padece sequía extrema, y el actual año hidrológico es, hasta la fecha, el segundo más seco desde 1931. En Italia, la ribera del Po sufre la peor sequía de los últimos setenta años y se acaba de aprobar el estado de emergencia en cinco regiones, con 36 millones de euros destinados sobre todo a los agricultores.

En Francia, el territorio metropolitano se encuentra oficialmente en estado de sequía, con 57 de los 96 departamentos del mismo en alerta roja y 32 en naranja. En Alemania la sequía complica la navegación por el Rin, cuyo caudal es menor del habitual aunque sin llegar al mínimo histórico de 2018.

En Polonia cientos de municipios tienen restricciones a ciertos usos del agua y su río más largo, el Vístula, se aproxima a niveles mínimos históricos de caudal. En Reino Unido, según la agencia meteorológica Met Office, el pasado mes fue el julio más seco en Inglaterra desde 1935.

Pero no solo es Europa, en Estados Unidos la sequía sigue haciendo estragos, aunque existen grandes diferencias en cuanto a estrés hídrico. En uno de los estados más afectados, California, varios territorios del sur han establecido límites al consumo de agua este verano.

En nuestro país, el mes pasado se declaró la emergencia por sequía, y como un claro ejemplo de la situación, Nuevo León, más específicamente en Monterrey, más de 5 millones de habitantes carecen de suministro de agua potable gran parte del día porque las presas se han secado.

Según el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), no se harán más concesiones de explotación de agua a empresas privadas en los estados con sequía.

En Broojula, Ana Paula Ordorica platica con Mario Campa, economista y politólogo, especialista en temas de justicia social, fiscal y ambiental, sobre las altas temperaturas en Europa y Estados Unidos y si tienen relación con el calentamiento global.

Ante la falta de acceso al agua potable en distintas parte del país, la bancada del PRI en la Cámara de Diputados presentó una iniciativa con proyecto de decreto que busca declarar de interés público, la seguridad hídrica de la Nación en el catálogo de definiciones de la Ley de Aguas Nacionales.

El diputado Jaime Bueno Zertuche detalló que se busca gestionar el recurso para el abastecimiento humano, los usos de subsistencia, la protección de los ecosistemas y la producción de forma sostenible.

La propuesta tiene como objetivo salvaguardar el acceso sostenible del líquido vitalicio y así garantizar la protección contra su contaminación y sus desastres relacionados.

El priista explicó que la seguridad en relación al agua implica tener en cuenta los riesgos por su escasez o exceso, el acceso, su rol en la superación de la pobreza y el desarrollo económico, así como de asegurar las necesidades de los ecosistemas.

“El enfoque deber ser integral, incluir las dimensiones ecológicas, económicas y sociales de la gestión integral de los recursos hídricos, para la generación de políticas y programas que permitan el acceso al agua para todas y todos”, subrayó Bueno Zertuche.

En ese sentido, recordó que de acuerdo con el Centro Virtual de Información del Agua y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 1950 se tenían 18,000 m3 de agua renovable disponibles por habitante, mientras que en 2019 había sólo 3,596 m3.

Por ello, recalcó que el panorama no resulta alentador, pues, advirtió, para 2030, aproximadamente 75 por ciento de la población estará en localidades urbanas y el incremento de la población ocasionará la disminución del agua renovable per cápita a nivel nacional.

La iniciativa propone adicionar la fracción XLIX al artículo 3, recorriéndose las ulteriores; así como la fracción I al artículo 7 bis y modifica el primer párrafo del artículo 84 bis de la Ley de Aguas Nacionales.