Tag

LÓPEZ-GATELL

Browsing

Suman cuatro semanas consecutivas con una reducción acelerada de casos positivos estimados de COVID-19, informó esta mañana el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

«Por cuarta semana consecutiva se mantiene y acelera la reducción de casos en el país», dijo el funcionario al intervenir en la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

López-Gatell detalló que la semana epidemiológica número 34 abrió con una reducción del 26% de positivos con respecto a la semana anterior y confió en que esta baja se mantenga esta semana.

Además, el subsecretario informó que el país avanza en la vacunación contra el COVID-19, apuntando que 66% de la población adulta, es decir, mayores de 18 años, ha sido vacunada con al menos con una dosis.

Asimismo, aseguró que continúa la vacunación con un promedio diario de más de 500,000 dosis aplicadas y reiteró que para el 31 de octubre se cumplirá con la meta de vacunar a toda la población de 18 años, con por lo menos una dosis.

Hasta ahora, dijo, 61% de la población mayor de 18 años ha recibido el esquema completo, mientras que el 39% solo tiene la primera dosis.

Además, señaló que la hospitalización se ha ido reduciendo, y tiene una tendencia clara de reducción; destacó que se empiezan a desocupar los hospitales e ingresan menos personas de las que se dan de alta.

Por su parte, el secretario de relaciones exteriores, Marcelo Ebrard, informó que México ha recibido más de 100 millones de dosis de la vacuna contra la COVID-19.

De ese total, 73% fueron importadas ya envasadas, desde países como Estados Unidos, Rusia, Argentina e Inglaterra, y el 27% restante fueron envasadas en el país. «Vamos en tiempo respecto a lo programado», aseguró el secretario.

Informó que esta semana se enviarán 300,000 dosis de vacunas a Honduras y Bolivia y «más adelante» se enviarán a otros países como Jamaica, Paraguay, Belice y Nicaragua.

Ebrard estimó que a finales de octubre se habrán recibido más de 120 millones de dosis y 150 millones para antes de que termine el año.

Adicional, recordó que este jueves se tendrá en Washington el Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN) entre México y Estados Unidos donde se abordarán diversos temas, entre ellos, la cooperación de vacunas. «Se buscará tener coordinación entre industrias críticas» para evitar que falten vacunas y mejorar la disponibilidad de insumos y equipos médicos durante la emergencia sanitaria, apuntó.

El gobierno federal insistió este martes que actualmente no existe evidencia científica «publicada, robusta y  consistente» que demuestre que las vacunas pierdan efectividad, y por ende, que sea necesaria la aplicación de dosis de refuerzo de las vacunas contra el COVID-19

Indicó que no hay información de que ninguna vacunas pierde su capacidad protectora contra los desenlaces que busca evitar ante un contagio: la muerte, la hospitalización, la enfermedad grave u otras complicaciones.

Y aunque dijo que que se ha observado en algunas de las vacunas que seis y ocho meses después de haber sido aplicadas los anticuerpos reducen con respecto a la cantidad máxima que se logró a las pocas semanas de la inyección, insistió que eso no es una demostración de que pierdan su efecto.

Al afirmar que al día de hoy no hay información que respalde una tercera dosis o pérdida de eficacia, López-Gatell señaló que estarán atentos a la evidencia científica que mostrara que se redujera la potencia protectora de las vacunas, lo que podría llevar a otra decisión.

En línea con el discurso que ha venido manejando el gobierno federal, López-Gatell aseguró que hay una gran cantidad de información, sobre la necesidad de dosis de refuerzo, que viene de las propias farmacéuticas, de sus áreas de mercadotecnia, cuyos directivos han hecho declaraciones que se sugieren las terceras o segundas dosis para el caso de vacunas de una sola aplicación.

Señaló que en el caso de la vacuna CanSino, una de las que se aplican en nuestro país, la propia representación comercial de la empresa en México anunció que presentaría un expediente técnico para solicitar un cambio en el registro sanitario para una eventual segunda dosis; sin embargo precisó que hasta este momento no ha presentado el expediente técnico, aunque la farmacéutica se ha encargado de publicitar una segunda dosis.

López-Gatell fue cuestionado sobre las vacunas para los jóvenes entre 12 y 18 años del país; se le cuestionó si es necesaria o no vacunación en menores de edad.

El funcionario sostuvo que vacunar a los menores de edad se ampararía en dos propósitos: si fuera una población que tiene un riesgo de desenlaces desafortunados como mortalidad, enfermedad grave, enfermedad complicada o riesgo alto.

Sin embargo, dijo que la información que hay hasta el momento, sugiere que el segmento poblacional de menores de 18 años no tiene riesgos altos de complicarse. Admitió que pueden contagiarse y presentar algunas complicaciones, aunque dijo, no de una magnitud alta.

«Un dato concreto de hoy, al corte de hoy. Menos de 1.6 por ciento de las personas que hoy están hospitalizadas por COVID en México, lo mismo aplica para el caso específico de la Ciudad de México, -que hoy algún periódico sacaba en primera plana información sobre esto- menos del 1.6 por ciento son menores de 18 años. Porque, porque en ese segmento de la población, y eso lo identificamos desde el inicio de la epidemia, afortunadamente no se presentan casos graves con una magnitud como se presentan en las personas adultas intermedias o adultas mayores», detalló López-Gatell.

La segunda potencial utilidad de vacunar a menores de 18 años es la idea de que se eviten contagios a partir de estas personas, de las adolescentes y niños, especialmente ante el inminente regreso a clases presenciales. En ese sentido, justificó que las vacunas, todas,  no han demostrado tener una capacidad sustantiva para reducir el riesgo de contagio, es decir, la persona vacunada puede seguir contagiando.

Lamentó que este dato se haya querido utilizar como argumento de que sólo si se vacuna a menores de edad se pueden abrir las escuelas. «No tiene sentido esto, sentido científico porque las vacunas, todas las existentes, no reducen la posibilidad de transmisión».

El gobierno federal señaló este martes que ve próximo el «declive» de la tercera ola de la COVID-19, pese a que apenas la semana pasada el país registró los mayores récords de contagios diarios toda la pandemia y superó al pico ocurrido en enero.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, argumentó que la semana abrió con una reducción de 1% en los contagios, al igual que la semana anterior.

«Cuando ya esta tendencia se establezca, lo cual seguramente ocurrirá dentro de los siguientes 15 días, estaremos viendo ya el declive de la tercera ola, seguramente rumbo a la estabilización», aseguró López-Gatell.

Recordemos que la semana pasada, México vivió los cuatro días con más contagios diarios de toda la pandemia: 24,975 el jueves; 23,642 el sábado; 22,758 el viernes y 22,711 el miércoles.

Aun así, el subsecretario López-Gatell insistió en que la «velocidad» e «intensidad» de la pandemia descienden. “Ya vemos signos preliminares, ahorita en cerca de la mitad de las entidades federativas, de un cambio en la velocidad de ocurrencia de nuevos casos”, señaló al intervenir en la conferencia matutina del presidente López Obrador.

El funcionario ha atribuido la situación a la vacunación, al reportar que 54.9 millones de personas, el 61% de la población adulta, ya tiene al menos una dosis de la vacuna. Sin embargo, menos de 30 millones de personas, de un total de 126 millones de habitantes, están completamente vacunados.

“Somos en este momento uno de los países de América Latina que tiene el mayor número promedio de inmunizaciones diarias, superamos por ejemplo a Estados Unidos en este momento”, sostuvo López-Gatell. El subsecretario reportó que 93% de los hospitalizados no estuvo vacunado y otro 4% solo tenía una dosis. También destacó que 95.5% de los muertos de enero a la fecha no habían recibido ni una sola dosis.

Claudia Sheinbaum dijo que naranja; Hugo López-Gatell dijo que rojo. Se refieren ambos al color del semáforo epidemiológico para la Ciudad de México. Y dejan a la vista las profundas incongruencias; improvisaciones y rencillas dentro del gobierno de la 4T. Además, nos han mostrado de qué lado está el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El semáforo epidemiológico se anunció en junio del 2020. El color lo definía la Secretaría de Salud en ese momento de acuerdo con varios lineamientos, entre ellos tasas y tendencias de contagios, hospitalizaciones y muertes. Al haber 93 mil casos y 10 mil muertes, el país entero arrancó en rojo, alerta máxima, salvo Zacatecas que estaba en naranja.

La Ciudad de México dejó de estar en rojo y pasó a naranja el 29 de junio del 2020 cuando había 220 mil 600 casos y 27 mil 121 muertes reportadas en el país. Todo para volver a regresar al rojo, con cierre de actividades, a partir del 19 de diciembre del 2020 ante el aumento de casos y muertes: 1 millón 313 mil y 117 mil 876 respectivamente.

Esto aún cuando apenas el 11 de diciembre López-Gatell había dicho que el color del semáforo era “hasta cierto punto intrascendente”, que estábamos en alerta por COVID19 y que por ello debíamos cuidarnos.

Ahora que estamos en la tercera ola con 3 millones de casos y casi 245 mil muertes el Subsecretario Hugo López-Gatell dijo que la CDMX y otros seis estados regresaban a rojo en el semáforo epidemiológico a partir del lunes pasado. Lo hizo utilizando datos de CONACYT que estima, entre otras cosas, la tasa de reproducción efectiva de COVID19. Los lineamientos completos para definir el color del semáforo se pueden encontrar aquí. Pero la Jefa de Gobierno dijo que no, que la CDMX se quedaba en naranja y que no habrá cierre de actividades.

¿Quién tiene la razón? ¿Sheinbaum o López-Gatell? Si nos atenemos a lo que dice el presidente López Obrador, la razón la tiene la Jefa de Gobierno. Ayer en la conferencia mañanera AMLO dijo: “Ya se decidió, porque corresponde al Gobierno de la Ciudad, que se tiene semáforo naranja, y eso es lo que se está llevando a cabo”. Pero si vemos los datos del gobierno que López Obrador preside, la CDMX está en rojo, de acuerdo con los lineamientos de la Secretaría de Salud que es la que tiene las atribuciones para determinar los colores del semáforo epidemiológico. Así que si consultamos los datos de la página web del gobierno, la CDMX está en rojo, pero si escuchamos al presidente, está en naranja.

La verdad es que el semáforo epidemiológico ha funcionado con una lógica política más que como una herramienta para manejar la emergencia de salud. Por un lado López-Gatell tiene meses que dijo que el semáforo es irrelevante. Por el otro, el presidente dice de el color lo pueden definir los gobiernos locales (quiero ver si eso pensaría si Alfaro cambia el color del semáforo en Jalisco a su antojo). Un presidente que debería preocuparse por la población antes que nada, está defendiendo a su jugadora consentida de cara al 2024 incluso si eso significa ir en contra de los lineamientos de salud que su gobierno fijó para lidiar con la pandemia.

En esas manos estamos.

Apostilla: Ante la derrota de Morena en la CDMX, la Jefa de Gobierno ha decidido que ni ve ni escucha a los alcaldes electos de la oposición. Claudia Sheinbaum no quiere reunirse con [email protected] En el caso de Álvaro Obregón, la alcaldesa electa Lía Limón ha reportado que se han negado a iniciar la transición. No entregan las cuentas. Ante ello la pregunta obligada es ¿qué ocultan en esa alcaldía que gobernó (es un decir) la próxima gobernadora de Campeche, Layda Sansores?

Columna completa en El Universal

Los dos son los encargados de hacerle frente a los grandes problemas de salud de sus países. Anthony Fauci lleva trabajando en el sector público de la salud de Estados Unidos desde hace 50 años. Hugo López-Gatell trabajó en el sector público primero en 1998 pero ha estado entre el público y el privado hasta 2018 que fue nombrado Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de esa secretaría.

Tienen trabajos similares pero Fauci y López-Gatell no podrían ser más distintos. Ambos enfrentan ataques de la opinión pública y de los medios, pero por distintas razones. En el caso de Fauci, lo atacan quienes creen que el doctor neoyorkino es uno de los principales responsables de la derrota de Trump en el 2020. Según esta visión Fauci volvió demasiado grande el tema de la COVID-19 cuando no era para tanto. Aún cuando más de 600 mil estadounidenses han muerto por el virus, hay amenazas de muerte no solo hacia él, también para su esposa e hijas.

A López-Gatell le llaman Dr. Muerte por la cantidad de personas que han fallecido no solamente por COVID, también debido al desabasto de medicinas y tratamientos oncológicos. En este último problema, López-Gatell tuvo el mal tino de llamar esta semana golpistas a los que ruegan por medicinas para salvar las vidas de sus hijos. Una muestra clarísima de como para él va primero la ideología y después la ciencia. Ya ayer, después de que AMLO reconoció el desabasto, López-Gatell trató de matizar sus dichos pero ¿cómo puedes matizar ante una declaración así, absolutamente insensible?

En el caso de las muertes por COVID-19, además de que rebasamos desde el año pasado el escenario catastrófico que había vaticinado López-Gatell de 65 mil muertes – ya vamos oficialmente en 232 mil fallecidos aunque los expertos apuntan a que estamos más cerca de 600 mil – el flamante subsecretario ha destacado por politizar el manejo de la pandemia.

Y ahí radica la principal diferencia entre Fauci y López-Gatell.

A ambos se le critica sus posturas para enfrentar la pandemia y que han dado mensajes contradictorios pero las razones para hacerlo son diametralmente distintas.

Fauci explica en una entrevista que dio para el podcast Sway del New York Times este fin de semana que a principios del 2020 su mensaje era no utilizar cubrebocas. Esta postura ha cambiado hacia la súplica a que sea utilizado. Cuánto más tiempo en lugares públicos, mejor. ¿Por qué el viraje? le preguntó la reportera Kara Swisher, y la respuesta de Fauci es que la ciencia funciona con la información disponible en cada momento. A principios de la pandemia no se sabía tan claro como ahora que la COVID19 se contagiaba principalmente por aire y en ese momento no había la producción de cubrebocas suficiente como para que todos los estadounidenses fueran a acapararlos sin generar un desabasto para la comunidad médica que los necesitaba con mayor urgencia. Sus virajes en las recomendaciones han sido sustentados por la información científica disponible cada momento, no por temas políticos.

En el caso de Hugo López-Gatell, aún cuando la OMS ha recomendado el uso de cubrebocas, el subsecretario se ha negado a hacer lo mismo. No ha rectificado ni en su postura hacia el cubrebocas, ni en la importancia de las pruebas y el rastreo de contactos. La razón para ello, habiendo tanta información disponible que sustente ambas recomendaciones, ha sido política. A su jefe, el presidente López Obrador, no le parece útil el uso del cubrebocas. De hecho, se niega a utilizarlo. Y por ello, López-Gatell no lo recomienda.

En Estados Unidos el encargado de lidiar con la pandemia es un científico que ha tenido que lidiar con un presidente, Donald Trump, que quiso politizar la salud. En México tenemos a un ex médico que ha decidido priorizar la política con consecuencias catastróficas para la salud del país.

 

Columna completa en EL UNIVERSAL

Pese a que el problema persiste, y los afectados y sus familiares han seguido denunciando el desabasto, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) garantizó el suministro de «casi todos» los fármacos oncológicos que se requieren en el país.

«Ya se va avanzando mucho en la compra consolidada de medicamentos y todo esto se origina porque en el gobierno anterior había un monopolio que controlaba la venta de medicamentos al gobierno. Un jugoso negocio de 100,000 millones de pesos», contestó AMLO al ser cuestionado sobre el tema.

Reiteró su discurso sobre que anteriormente tres distribuidoras controlaban el 70% de las ventas de medicamentos en el país; además de que dijo, eran «medicinas de baja calidad a precios elevadísimos».

«Cuando decidimos que se iba a acabar la corrupción en la compra de medicinas se lanzaron en contra nuestra. Y no han parado», justificó el presidente.

Por ello, aseguró que ahora se compran los medicamentos en el extranjero para romper con dicho monopolio, a través de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) . «Y ya estamos a punto de lograrlo», dijo López Obrador pese a los obstáculos que asegura han enfrentado.

Sobre los medicamentos oncológicos, dijo que algunos son «mucho, mucho, muy difíciles de conseguir», y detalló que de los 25 fármacos que son indispensables para tratar el cáncer, de acuerdo con la consulta que se le realizó en la mañanera, 21 ya se tienen adquiridos.

«Hasta ayer nos faltaban cuatro. Dos los van a hacer de manera especial por nosotros en Japón y todos los días estamos viendo esto. Se están distribuyendo, están llegando», dijo el mandatario. Incluso aprovechó para denunciar que en anteriores gobiernos se llegaron a «adulterar» medicinas.

«No descansamos» para tener los medicamentos y pronto «lo vamos a lograr», agregó.

Ante las declaraciones del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, quien acusó a los padres de los niños con cáncer de politizar el desabastecimiento de medicamentos y de intentar promover un golpe de Estado contra el gobierno mexicano, declaraciones que causaron un sin fin de críticas, el presidente dijo que los padres de los niños tienen todo el derecho a exigir, a demandar y a manifestarse.

«Los padres de los niños todo el derecho a exigir, a demandar, a manifestarse, pero aprovecho para decirles que no descansamos porque queremos que tengan sus medicamentos y que ya muy pronto lo vamos a lograr, aunque no les guste a los empresarios corruptos, políticos corruptos, dueños de medios de comunicación, que también estaban metidos en el enjuague, en el negocio de la venta de los medicamentos», sostuvo López Obrador.

Adelantó que la próxima semana se presentará un informe general sobre el tema, que involucra a la Secretaría de Hacienda y a la Secretaría de Salud.

Al término de la conferencia matutina, el subsecretario López-Gatell corrigió el sentido de sus declaraciones y aseguró que es “absolutamente legítima” la preocupación de sus familiares, y aseguró que el gobierno federal tiene un sentimiento de solidaridad y de empatía con los padres y madres de familia.

“Lo que dije y lo sostengo es: el fenómeno del cáncer en sí mismo es lamentable, es trágico, es doloroso, que lo padezcan niñas y niños es doblemente doloroso o múltiplemente doloroso, que esas mismas personas carezcan de medicamentos es también doloroso (…) Y en ese sentido considero absolutamente legítimo, lo he considerado siempre, lo he dicho múltiples veces, lo acaba de decir el Presidente, es la postura de nuestro gobierno, consideramos que los padres o madres o familiares de niños con cáncer tienen una legítima razón para tener esas preocupaciones, es absolutamente legítimo», declaró el funcionario.

Con dichas declaraciones contradice lo expresado anteriormente en las que había señalado que tras esos reclamos había una “narrativa golpista” y “una guerra psicológica” para atacar al gobierno federal.

Las autoridades sanitarias advirtieron este martes de un posible «cambio de tendencia» en la pandemia por un repunte de casos de COVID-19 después de cuatro meses consecutivos a la baja.

«Esto podría representar un cambio en la tendencia de la epidemia o podría no, como ha ocurrido a lo largo de la bajada, en donde encontramos esta suerte de zigzag o escalera», reconoció el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

El funcionario adelantó que el país podría registrar a finales de esta semana un incremento de hasta 15% en el número de casos estimados de COVID-19.

Recordemos que México es el cuarto país con más muertes por la pandemia, con más de 231,000 decesos y más de 2.4 millones de casos confirmados.

El repunte que se ha registrado en las últimas semanas se ha dado particular en estados turísticos como Quintana Roo y Baja California Sur, donde los nuevos casos superan los registrados durante la «segunda ola» en diciembre-enero pasado.

En ese sentido, recordemos que la Ciudad de México regresó esta semana al color amarillo del semáforo epidémico, que indica nivel de riesgo medio, después de dos semanas en verde por bajo peligro.

«Por momentos hemos tenido algunos repuntes, pero la tendencia general se ha mantenido a la baja, hay que mantenerse expectantes, la recomendación que hacemos siempre a todo el pueblo es seguir observando las medidas de precaución», comentó López-Gatell.

Ante este panorama, el gobierno federal anunció esta mañana que se abría el registro de personas de 30 a 39 años para recibir la vacuna contra el COVID-19.

«En unos días habremos vacunado a uno de cada tres mexicanos mayores de 18 años, al menos con una dosis, pero verán ustedes que mayoritariamente son dos dosis», aseveró Jorge Alcocer, secretario de Salud.

Este fin de semana se rebasaron las 40 millones de dosis aplicadas en el país, así como las 50 millones de dosis recibidas.

De los 32 estados del país, Baja California lidera la cobertura de vacunación en México, con 57% de la población adulta que ha recibido al menos una dosis después de la aplicación de más de 720,000 vacunas de Janssen donadas por Estados Unidos en los últimos días. Le siguen Ciudad de México con 49% y el estado de Zacatecas con 40%.

López-Gatell volvió a negar las acusaciones que se han hecho sobre la disminución en el ritmo de vacunación tras las elecciones del pasado 6 de junio. «Lo que llega cada semana se está terminando de poner a la semana siguiente, todo lo que llega se distribuye y se pone, no hay rezago alguno», sostuvo.

El Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados propuso al Congreso la creación de un grupo de trabajo que investigue la actuación del subsecretario Hugo López-Gatell al frente del combate a la pandemia del COVID-19 y, de ser el caso, fincarle las responsabilidades legales correspondientes.

Por medio de punto de acuerdo que presentó ante la Comisión Permanente, los legisladores del PRD consideraron un rotundo fracaso la actuación del subsecretario, lo cual se reflejó en un «contagio masivo, pérdida de miles de vidas, cierre de empresas, desempleo y mayor pobreza en todo el país».

El PRD lamentó el ambiente festivo con el cual López-Gatell dio por terminadas las conferencias de prensa vespertinas en las que informaba a la población sobre la evolución de la pandemia y las medidas para prevenir sus daños.

La bancada señaló que, debido a las medidas aconsejadas por el doctor López Gatell, el país perdió más de 12 millones de empleos, casi 10 millones de mexicanas y mexicanos pasaron a la pobreza, mientras que un millón de micro, pequeñas y medianas empresas (20.8% del total nacional) cerraron de manera definitiva y el 86.6% de las restantes tuvo una afectación por la pandemia.

“Los datos no son resultado de la desgracia o de una catástrofe inevitable. El gobierno quedó rebasado y durante toda la pandemia trató de minimizar sus efectos (…) desde un principio encomendó a un funcionario de segundo nivel el control total de las decisiones de política de salud pública y de comunicación ante la pandemia”, afirmó.

Agregó que, contrario a lo que dicta la Constitución, las acciones de contención de la emergencia sanitaria no estuvieron a cargo del Consejo de Salubridad General, ni siquiera del secretario de Salud, sino de López-Gatell, quien actuó al margen de la legalidad, la ciencia y la técnica para complacer a las ocurrencias del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Lo cierto es que el gran epidemiólogo no acertó a ninguna de sus previsiones, entre otras razones porque ni él mismo cumplía sus propias recomendaciones de ‘quedarse en casa’, como se evidenció cuando, en plena pandemia, se fue de vacaciones a playas de Oaxaca», agregaron los diputados.

Acusó que movido por ambiciones políticas y protagonismo, López-Gatell dejó que el COVID-19 rebasara al sistema salud, Y prefirió ver cómo se incrementaban cifras que él mismo daba sobre los contagios y los decesos, en vez de dar un viraje en la política sanitaria.

López-Gatell también informó que el gobierno federal busca vacunar a 500,000 personas al día, esto tras el récord de dosis aplicadas el miércoles pasado, cuando se registraron 360,600 dosis aplicada.

«Ayer logramos cifra récord de vacunas en un día, 360,600 dosis y hoy (jueves) muy posiblemente logremos otro récord porque a las 16:00 horas habíamos aplicado 208.330 dosis, más los datos de las próximas horas», comentó el funcionario en la conferencia vespertina en Palacio Nacional.

Consideró que si se logra concretar esta cifra diaria, se terminaría de vacunar a toda la población adulta de México a mitad del año.

Sin embargo, dijo que eso depende de la fabricación de las vacunas y su envío a México porque una vez que llegan al país se cuenta con la capacidad dentro del programa nacional de vacunación, para ponerlas de manera expedita.

El subsecretario anunció que en próximas fechas el país recibirá «embarques de mayor tamaño», y detalló que tan sólo el próximo sábado se recibirán un millón de dosis de la vacuna de Sinovac y el próximo martes las 600,000 vacunas de Pfizer.

«Esperamos que al finalizar abril o en la primeras semanas de mayo hayamos logrado vacunar a todas la personas adultas mayores y con ello habrá concluido la etapa 1 del plan de vacunación y pasaremos a la etapa 2 con el bloque de personas entre 50 y 59 años», apuntó el funcionario.

Lo expuesto por el responsable de la estrategia contra la pandemia en el país, difiere de lo expuesto por el presidente López Obrador, quien esta mañana reiteró que sería a más tardar en abril que estarían vacunados los adultos mayores.

“Se mantiene el compromiso de que para finales de abril vamos a tener vacunados, aun con una dosis, a todos los adultos mayores de 60 años. Vamos a cumplir”, dijo en su conferencia matutina.

El funcionario también confirmó que una mujer, de 75 años, perdió la vida tras recibir la vacuna contra la COVID-19, por lo que podría tratarse de la primer víctima mortal vinculada a la reacción del fármaco.

López-Gatell, explicó que el caso, que se presentó en el municipio de Metepec, en el estado de Hidalgo, se estudia dentro de los Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación o Inmunización (Esavi).

«Este lamentable evento fatal se presentó en una mujer, de 75 años, residente de Metepec, quien fue vacunada ayer casi al mediodía del miércoles». Señaló que la persona «permaneció en observación por cerca de 40 minutos y desafortunadamente al salir de la unidad de vacunación presentó un evento de muerte súbita».

El funcionario comentó que este jueves se llevó a cabo la autopsia que puede ayudar a identificar algunas señales de evidencia para esclarecer la posible causa de muerte. Dijo que en ella participaron especialistas de los Institutos Nacionales de Enfermedades Respiratorias, de Cardiología y Neurología para un estudio anatomo-patológico.

«Hasta el momento no existe ningún hallazgo evidente de cuál podría ser la causa directa de muerte, tampoco hay evidencia que sugiera que la vacuna pudiera haber participado en la causa de muerte de esta persona. Lo que sí se encontró fue una enfermedad cardiaca crónica», expuso López Gatell.

La Secretaría de Salud informó la noche de ayer que el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, quien se encuentra en aislamiento debido a su contagio de Covid-19, presentó una disminución en sus niveles de oxigenación, lo que hizo necesaria la administración de oxigeno complementario.

«Sobre la salud del doctor Hugo López-Gatell Ramírez, nuestro subsecretario de Salud, de Prevención y Promoción de la Salud, el doctor presentó el día de ayer una disminución leve en sus niveles de oxigenación, y por recomendación de su médico está recibiendo una oxigenación suplementaria», informó Ricardo Cortés Alcalá, director de Promoción de la Salud.

El funcionario aprovechó para indicar que tal como se ha dicho en diversas ocasiones, la atención temprana de los cuadros que pudieran transitar de leves a moderados es de gran ayuda para que no se compliquen y retornen a un cuadro leve.

Recordemos que fue el fin de semana pasado, cuando el también encargado de la estrategia nacional contra la pandemia infirmó que tras presentar síntomas leves, se realizó una prueba de antígenos la cual salió positiva a COVID-19.

«Comparto públicamente que tengo Covid-19. Inicié con síntomas ayer por la noche, afortunadamente son leves. La prueba de antígenos dio resultado positivo y espero el de la PCR. Estaré trabajando desde casa, pendiente de la estrategia de vacunación», compartió López-Gatell en sus redes sociales.

Cortés Alcalá precisó que subsecretario de salud se encuentra recibiendo atención médica, y está «bien controlado», aunque confirmó que ha presentado fiebre intermitente. «El doctor López-Gatell se encuentra con un cuadro leve de sintomatología, muy poca fiebre y no es constante».

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell informó que el presidente sigue evolucionando de manera favorable a su contagio de Covid-19, indicando que él ya quiere «salir» del aislamiento en que se encuentra.

«La salud del presidente, excelente, excelente, y esto lo digo como uno de sus subordinados porque hoy tuve varias llamadas relacionadas con las instrucciones que él nos ha estado dando», dijo el funcionario.

Añadió que el mandatario «no ha parado», pues desde su aislamiento sigue atendiendo diversos asuntos del gobierno.

Indicó que, basado en la información que le comparte el titular de la Secretaria de Salud, Jorge Alcocer, quien es el coordinador del equipo médico que atiende al presidente, oficialmente se puede decir que su estado de salud es bueno y ha estado evolucionando muy bien.

Enfatizó que el presidente ha estado prácticamente asintomático desde que se confirmó su contagio. Recordó que en los primeros dos días de su contagio presentó febrícula (fiebre), situación que ya se había hecho pública, además de algunos periodos de dolor de cabeza.

«Y después ha sido nada. Y pues ya quiere salir, ya quiere salir y esperemos que muy pronto esté aquí con nosotros para seguir coordinando y también comunicando», remató el subsecretario.

Sobre la salud del presidente, y si tal como ella lo adelantó pudiera ser este lunes que el presidente retome actividades y vuelva a las mañaneras, la secretaria Sánchez Cordero dijo esta mañana que aún no es seguro, y que depende de la evaluación de su salud que hagan los médicos.

“¿Regresa el Presidente el lunes?», se le preguntó a la funcionaria. «No sé cómo sus médicos lo vayan a evaluar, si puede estar pues yo feliz de la vida que el Presidente regrese aquí a las mañaneras porque le da un toque personal muy importante, pero depende de sus médicos», respondió.

El gobierno federal espera que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), autorice «en las próximas horas» el uso de emergencia de la vacuna rusa contra el COVID-19, Sputnik V.

Así lo indicó esta mañana el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, tras anunciar la firma de un acuerdo para formalizar su adquisición.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó la semana pasada que, tras una llamada telefónica con su homologo ruso, Vladimir Putin, acordó el envío de 24 millones de dosis del fármaco para aplicar a 12 millones de personas en el país.

«Seguramente en las próximas pocas horas se emitirá la autorización de uso de emergencia», estimó López-Gatell en rueda de prensa, tras anunciar que ayer el secretario de Salud, Jorge Alcocer, firmó el contrato de compra.

El subsecretario detalló que, para empezar, México espera recibir 400,000 dosis de la Sputnik V en febrero, un millón en marzo y seis millones en abril.

Ante las dudas surgidas en el país sobre la eficacia del fármaco, López-Gatell sostuvo que «la vacuna rusa Sputnik V es segura».

Y es que el anunció «coincidió» con que la publicación de los resultados de la última fase de su ensayo clínico en la revista médica internacional The Lancet, los cuales refieren que el producto ruso tuvo una eficacia del 91.6% en la prevención del desarrollo del COVID-19.

En la misma rueda de prensa, el canciller Marcelo Ebrard informó que el país latinoamericano acordó con el Instituto Serum, de India, la recepción de dos millones de vacunas de AstraZeneca contra el COVID-19 en febrero y marzo.

En la conferencia matutina, Ebrard Casaubón indicó que el gobierno federal expresó su «preocupación» a la Unión Europea (UE) por sus nuevas limitaciones a la exportación de vacunas de farmacéuticas localizadas en territorio europeo.

«El día viernes hablé con mi homólogo de la Unión Europea, que es Josep Borrell, para externarle la gran preocupación de México y de toda América Latina y el Caribe para que esta medida no se vaya a convertir en un obstáculo al envío de vacunas», reveló el canciller.

El reclamo de México ocurre ante el nuevo mecanismo que la UE activó este sábado para el control de las exportaciones de vacunas de covid-19 en Europa, que estará vigente hasta el 31 de marzo y afectará a laboratorios con los que la Comisión Europea firmó acuerdos de compra anticipada.

Y es que dicho mecanismo podría afectar a México, que recibe dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech que se fabrican en una planta en Bélgica. «Nos han asegurado que no será así, pero vamos a estar vigilantes de que efectivamente no nos restrinjan el acceso a las vacunas, sería contradictorio con la política que ha seguido la Unión Europea», declaró el canciller mexicano.

Esta mañana, durante la conferencia de prensa en Palacio Nacional, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, informó sobre la salud del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien se encuentra aislado y en recuperación tras haber contraído Covid-19.

«Está muy tranquilo, está descansando por el tema de la enfermedad, pero está muy contento y está muy optimista», dijo la funcionaria.

Sánchez Cordero aseguró que admira el optimismo permanente del presidente, quien ha mantenido dicha actitud pese a estar en medio de un contagio del nuevo coronavirus.

Señaló que el equipo médico que encabeza el secretario de Salud, Jorge Alcocer, lo está tratando con los «medicamentos» idóneos, sin detallar el tratamiento que el mandatario sigue.

«Su salud va mejorando rápidamente, en unos cuantitos días que apenas pase el periodo (aislamiento) podrá estar con nosotros, lo cual nos va a dar muchísimo gusto», remato.

Al respecto, ayer por la tarde, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, indicó que el presidente ha evolucionado muy bien, incluso enfatizó que está prácticamente asintomático y sumamente activo, asegurando que le está dando un seguimiento «muy estrecho» a todo el tema de la adquisición de las vacunas contra el Covid-19.

«En general su salud es muy buena, está tranquilo, está de buen humor, está deseoso de volver ya, a incorporarse a sus actividades cotidianas, desde luego todavía tiene que permanecer unos días más en aislamiento y en reposo relativo», sostuvo.

El también encargado de la estrategia nacional para enfrentar la pandemia de Covid-19, desmintió información que comenzó a circular en redes sociales y en cadenas de WhatsApp, la cual señalaba que el presidente había tenido un problema neurológico, posiblemente hemorrágico o que tenía una parálisis facial o de alguna parte del cuerpo a causa del coronavirus.

«Esto es absolutamente falso, es completamente absurdo y es claramente un mensaje que busca dañar, no solamente la imagen del presidente de México, sino la integridad del Estado mexicano. Entonces, hay que tener muchísimo, muchísimo cuidado con este tipo de desinformación», remató.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmó este viernes que los resultados de la vacuna rusa SputnikV son favorables y que el cargamento de la británica AstraZeneca podría adelantarse, por lo que el país contará pronto con ellas.

«Al parecer son buenos resultados de la vacuna que se está elaborando en laboratorios de Rusia y se puede contar también pronto con esa vacuna», dijo AMLO esta mañana, luego de que ayer informara que funcionarios del gobierno federal, entre ellos el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, viajaron a Argentina para explorar traer la vacuna rusa Sputnik V y aplicarla en territorio nacional.

En tanto, la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford, que México y Argentina producirán para el resto de América Latina, tenía previsto su primer cargamento para marzo, pero con lo anunciado por el mandatario su fecha de llegada se adelantará a la última semana de febrero.

Paralelamente, López-Gatell compartió un mensaje en sus redes sociales, en los que reportaba sobre las reuniones que sostiene con el gobierno de Argentina y representantes de Rusia.

Por otro lado, López Obrador mencionó que pasa «lo mismo para la vacuna de China (de la farmaceútica CanSino)» porque han mantenido comunicación con la Cancillería de ese país para asegurar el cargamento del fármaco con el que pretende inmunizar a todos los adultos mayores a finales de marzo.

La 4T ha reiterado su intención de vacunar a los adultos mayores con la fórmula de CanSino, pese a que diversos especialistas han asegurado que no es la vacuna más adecuada para este grupo poblacional.

«Seguimos siendo el país que aplica más vacunas en América Latina y el martes nos van a llegar más de 400,000 dosis de Pfizer y ya cada semana 400,000», añadió el mandatario, quien dice que solo dependen de la disponibilidad de los fármacos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reveló este jueves que funcionarios del gobierno federal viajaron a Argentina para explorar traer la vacuna rusa Sputnik V y aplicarla en territorio nacional.

“Sí, está Hugo (López-Gatell, subsecretario de Salud) en Argentina. Lleva esa misión porque estamos buscando resolver lo de las vacunas. Lo va a recibir el presidente Alberto Fernández, presidente de Argentina”, dijo López Obrador en su rueda de prensa matutina.

El mandatario mexicano detalló que el viaje de López-Gatell a Argentina fue para ver la experiencia, los protocolos y elementos técnicos para ver si se puede adquirir la vacuna rusa.

Los fabricantes de la vacuna Sputnik V presentaron la solicitud y documentación necesaria a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), el pasado 14 de diciembre para realizar estudios clínicos en México, según informó entonces el canciller Marcelo Ebrard.

Los ensayos clínicos de fase III fueron aprobados en países como Bielorrusia, los Emiratos Árabes Unidos, Venezuela y otros países, así como la fase II-III en la India.

Hasta ahora, Argentina cumple una semana desde que el personal de salud está siendo vacunado con la primera remesa de 300,000 dosis de la Sputnik-V rusa llegada de Moscú el 24 de diciembre, que comenzó a aplicarse en todas las provincias argentinas, de forma gratuita.

El Ministerio de Salud argentino notificó el pasado 1 de enero 317 eventos adversos posteriores a la aplicación de 32,013 dosis de la vacuna Sputnik V, en los dos primeros días de la campaña nacional de vacunación contra la Covid-19.

Otro de los países que registró la vacuna rusa de emergencia fue Bolivia, según informó el Fondo Ruso de Inversiones Directas.

Recordemos que México cumple dos semanas de iniciar su vacunación, tras haber recibido un total de alrededor de 100,000 dosis del antídoto de Pfizer y BioNTech.

El presidente presumió en su rueda de prensa que «México es el primer lugar en América Latina» en vacunación, pero que urge acelerar la inmunización para cumplir con su promesa de cubrir a todos los 15 millones de adultos mayores de 60 años para marzo.

En total, México tiene contratos para 34.4 millones de dosis de la estadounidense Pfizer, 77.4 millones de la británica AstraZeneca, 35 millones de la china CanSino y 34.4 millones de la plataforma Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se refirió a las peticiones que han hecho diversos líderes de opinión, analistas e incluso algunos periodistas, de que el subsecretario Hugo López-Gatell debía presentar su renuncia si es que «tuviera honor profesional», esto tras confirmar sus vacaciones de fin de año en una playa del país.

El presidente aseguró que los llamado de diversos personajes y grupos conservadores para que el subsecretario de salud renuncie, no son más que politiquería.

Dijo que para el gobierno ha sido de mucha ayuda la participación de López-Gatell, incluso dijo que no cree que «haya un funcionario en el mundo con esas características, aunque se enojen y ya sé lo que me van a contestar, a replicar. Es de primera el doctor Hugo López-Gatell, preparado, es un gran profesional».

AMLO pidió a Jesús Ramírez proyectar el currículum del subsecretario, para señalar que la preparación y trayectoria de López-Gatell no se puede comparar con los que anteriormente estuvieron al frente de la Secretaría de Salud.

Resaltó que el subsecretario es especialista en pandemias, además de que es una persona preparada, con cultura general y con capacidad de exposición, además de que es honesto y honrado.

El presidente dijo que con toda la capacidad y conocimiento que tiene López-Gatell «¿cómo vamos nosotros a deshacernos del doctor?», incluso cuestionó quiénes son los que piden su renuncia. Dijo que uno de los que la ha solicitado es el historiador Enrique Krauze.

Insistió en que hay toda una campaña de desprestigio en contra del subsecretario, la cual consideró injusta, ya que aseguró que el funcionario ha estado aplicado de tiempo completo a atender el tema de la pandemia.

«Imagínense la presión, lo que significa estar conduciendo acciones en contra de la pandemia con todo el dolor, con toda la tristeza, porque él es un hombre sensible, humano. Y golpes y golpes y golpes. Entonces, se me hace injusto».

López Obrador finalizó indicando que su administración considera un extraordinario servidor público a López-Gatell.