Tag

LÓPEZ-GATELL

Browsing

A uno le encantan los reflectores; el otro les huye. Uno lleva poco tiempo en la política, pero ya le gustó; el otro lleva décadas y con grandes aspiraciones. La verdad es que ambos tienen aspiraciones y por ello, parte de las tensiones. Me refiero al subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, y al Canciller, Marcelo Ebrard, a quienes el presidente López Obrador ha encargado parte importante de las tareas que enfrenta México ante la pandemia.

Y aquí arranca el problema. Hugo López-Gatell quisiera ser la única figura que destaque en la estrategia para enfrentar al COVID. O si no la única, sí la principal y cuyas ideas sean las que prevalezcan en la toma de decisiones. Pero desde que el presidente López Obrador decidió, por motivos de austeridad, eliminar las ventanillas de Asuntos Internacionales de las Secretarías, la cancillería ha asumido un papel fundamental en la pandemia.

Primero para negociar la llegada apresurada de insumos médicos a México. Segundo para la repatriación de mexicanos varados o que murieron en el extranjero a causa de la enfermedad. Y tercero y más importante en estos momentos, para negociar el acceso a una vacuna cuando ésta esté disponible.

Estos trabajos que podrían haber recaído en el área de Asuntos Internacionales de la Secretaría de Salud, se han vuelto responsabilidad de Relaciones Exteriores. Y por ello están obligados a trabajar en conjunto a dos políticos que se pelean por darle gusto al presidente pero cuyas personalidades no podrían ser más distintas.

Por un lado está el dogmático Hugo López-Gatell y por el otro el pragmático Marcelo Ebrard. López-Gatell ha decidido enfrentar a los empresarios del sector alimentos al señalar que sus productos “chatarra” son los culpables del mal estado de salud de los mexicanos y de ahí tantas muertes.

El subsecretario se ha negado a repensar la ‘estrategia’ de salud para enfrentar la pandemia. Prefirió burlarse irónico de las recomendaciones de los ex Secretarios de Salud. No ha sido claro sobre la importancia de utilizar mascarillas. El semáforo epidemiológico no ha sido una guía confiable. Ha virado entre querer todo el poder de decisión sobre como enfrentar la pandemia, pero al momento de revisar los contagios y las muertes ha eludido toda responsabilidad sobre sus lineamientos prefiriendo señalar una conspiración de medios de comunicación, empresarios y gobernadores en contra de la estrategia de comunicación de la Secretaría de Salud que él de facto encabeza.

Por el otro lado está el Canciller Marcelo Ebrard quién ha decidido trazar tres caminos para lograr que México tenga una vacuna. Uno, el multilateral, a través de la negociación con COVAX que debe formalizarse mañana. Dos, el bilateral, que son negociaciones directas con farmacéuticas de otros países como Janssen y Novavax, de EUA; Sputnik V, de Rusia; CanSino de China; CureVac de Alemania; Sanofi-Pasteur de Francia y ReiThera de Italia. Y tres, buscar recursos para producir una vacuna mexicana.

La idea es traer el menú de países y de relaciones a la puerta de la Secretaría de Salud para que de ahí tome el balón López-Gatell para aprobar la vacuna más segura y planee y organice la estrategia de distribución.

Pero ¡oh problema! El ego del Subsecretario y sus dogmas entran en acción. Veremos si como ha hecho tropezar al gobierno mexicano al lidiar con el coronavirus, no provoca también un desastre a la hora del acceso a tratamientos o vacunas.

Columna completa en El Universal

Las y los senadores de Acción Nacional presentaron esta tarde una denuncia de hecho en contra del subsecretario Hugo López-Gatell, por las omisiones y negligencias en que ha incurrido en el manejo de la pandemia.

«Sus intereses personales han causado pérdidas irreparables y una crisis sanitaria de la que aún no logramos recuperarnos como país», dijo la senadora Lilly Téllez, quien en recientes semanas se sumó a la bancada blanquiazul tras su renuncia a Morena.

Los legisladores señalaron que la denuncia de por actos, omisiones y negligencias en la atención y manejo de la pandemia, también es en contra de las autoridades federales administrativas que resulten responsables o que se relacionen con la comisión de algún delito que, inclusive, pueden ser de aquellos que se persiguen de oficio.

Acusaron que el manejo y atención de las autoridades federales que se encuentran obligadas a atender la emergencia sanitaria, especialmente el de Hugo López-Gatell, han sido deficiente, incurriendo en actos, omisiones y/o negligencias que atentan contra la vida y la salud de las personas.

Aseguraron que resultó increíble que a pesar de lo que sucedía en otros países y que ocurriría algo parecido en México, el Gobierno Federal decidiera vender millones de cubrebocas a China y luego, recomprarlos a un precio mucho mayor que el se vendieron originalmente.
.
De igual forma, acusaron que no se tomaron las precauciones para capacitar al personal médico y hospitalario en todo el sistema de salud público para brindar la atención adecuada a las personas enfermas de COVID-19, ni mucho menos se les entregó el equipo adecuado de protección.

«Esto es negligencia y ha costado la vida de miles de personas al igual que ha afectado la salud de muchas otras».

Lamentaron que ante la situación, en marzo pasado el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) pidiera a los mexicanos que cargaran consigo amuletos y estampitas de santos y vírgenes para hacer frente al coronavirus.

En la denuncia se señala que López-Gatell Ramírez informó a la población mexicana que las mascarillas o cubrebocas no evitan contagios de la enfermedad y que otorgan “una falsa sensación de seguridad”.

Afirmaron que existe una grave omisión al no recomendarse, o deseablemente, obligarse mediante acto administrativo alguno el uso de cubrebocas en determinados contextos, tanto para servidores públicos como a particulares.

Se dijeron en contra de que se esté ordenando una apertura apresurada de actividades no esenciales, pues ponen en situación de riesgo a la población.

«El número de personas fallecidas han hecho que México ocupe el tercer lugar a nivel mundial, tan sólo debajo de Estados Unidos y Reino Unido. Esto se debe las reiteradas acciones, omisiones y negligencias de las autoridades encabezadas por el C. Hugo López-Gatell Ramírez que han costado la vida de más de 47 mil personas», precisaron los  senadores.

Los panistas indicaron que aún se puede dar un giro en la estrategia de control del COVID-19 en México, empezando con que se sancione penalmente a los responsables de las miles de muertes y de las afectaciones a la salud de las personas y se ponga al frente a personas con capacidad técnica que eviten que lleguemos al pronóstico que elaboró la Universidad de Washington, en donde indican que en nuestro país habrá más de 118,000 fallecimientos, al próximo 1 de diciembre.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, insistió este martes en que hay una evolución favorable de la pandemia de COVID-19 en México, con «indicadores consistentes» que refieren una disminución en la incidencia de la enfermedad.

«Todos los indicadores son consistentes: la ocupación hospitalaria, la ocupación de camas de medicina crítica, el porcentaje de positividad, el porcentaje de casos recientes y el número tanto confirmado como estimado de casos nuevos de enfermedad» para afirmar que los casos van a la baja en nuestro país.

El encargado de la estrategia federal para enfrentar la pandemia enfatizó que el índice de positividad en los casos estudiados está en el 38%, lejos del punto máximo del 57% en la semana 27 de la epidemia.

El subsecretario aclaró también que solamente el 5% del total de casos confirmados) son en este momento casos activos, y reveló que solo dos estados del país, Colima y Nuevo León, tienen una ocupación hospitalaria por encima del 50%.

En tanto, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, respaldó lo expuesto por su colaborador, y se sumó al decir que «vamos bien».

«Tenemos un mensaje general. El hecho de que vamos bien, esto sustentado en dos elementos, dos notas. Uno: 25 estados del país se encuentran desde hace dos o hasta diez semanas con sus curvas epidemielógicas hacia abajo, en descenso, y ningún estado está en riesgo máximo».

Recordemos que esta semana, 24 estados de México siguen en semáforo epidemiológico naranja, es decir, en riesgo alto de contagio, mientras las 8 entidades federativas restantes se encuentran en semáforo amarillo o riesgo moderado.

México es el séptimo país con mayor número absoluto de casos y el cuarto con más muertes, de acuerdo con la Universidad Johns Hopkins y, además, es el duodécimo con más muertes en proporción a sus habitantes. Al día de hoy suman 671,716 contagios y 71,049 decesos a causa del virus.

Sobre la denuncia que el PAN presentó en contra de los tres (AMLO, Alcocer y López-Gatell), el presidente López Obrador aseguró que no les quitaba el sueño, pues reiteró que se ha actuado de manera muy profesional durante toda la pandemia, ya que se dejó la conducción de la situación a especialistas, expertos, médicos y científicos.

«Estos señores tienen mucho conocimiento y el equipo que ha marcado la pandemia es lo mejor que ha tenido este país», opinó antes de recordar que encontró un sistema de salud «en el suelo», el cual fue «levantado» por su gobierno. Resaltó que se ha ofrecido atención gratuita durante toda la contingencia.

El Partido Acción Nacional (PAN) presentó este lunes, ante la Fiscalía General de la República (FGR), una denuncia penal contra el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el Secretario de Salud, Jorge Alcocer; y el Subsecretario Hugo López-Gatell, por la labor deficiente y omisa en el manejo de la pandemia.

La denuncia que Acción Nacional interpuso es por los delitos de sabotaje y ejercicio indebido del servicio público.

El recurso legal fue presentado por el coordinador general jurídico del PAN, Raymundo Bolaños Azócar, quien afirmó que el “buen juez por su casa empieza”, esto en relación a la intención del gobierno federal de enjuiciar a los ex presidentes.

“Todas las acciones omisivas, toda la falta de hacer del gobierno federal, se concluye que ha saboteado las instituciones de salud del Estado mexicano, la falta de realización de pruebas del Covid, la terquedad de aferrarse a un modelo centinela que no trae certeza ni seguridad en la cantidad de contagios y muertos, la falta de lineamientos administrativos que obliguen a los ciudadanos, que orienten a los ciudadanos a la necesidad del uso de cubrebocas” sostuvo el panista.

Indicó que se denunció también la falta de reorientación de los recursos hacia la atención de la pandemia y en su lugar dirigirlos a las obras faraónicas de la 4T, como lo son el aeropuerto Felipe Ángeles, la refinería Dos Bocas y el Tren Maya.

“Lo que estamos pidiendo son peritajes que nos ayuden por vía de especialistas epidemiológicos, por vía de especialistas socioeconómicos a saber cuáles eran las causas reales y por eso es que ofrecemos estas periciales para que se investigue, se diga a partir de expertos cuáles son las omisiones y los alcances de esas omisiones también”, indicó.

El dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, señaló que la denuncia se presentó ante la negativa del gobierno federal de realizar una auditoría externa por especialistas al manejo del Covid en México.

Indicó que a pesar de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y del Consejo de Salubridad General, las autoridades federales, especialmente el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, han sido por demás deficientes y negligentes en su actuación.

Cortés Mendoza destacó que las contradicciones que se suscitaron entre las autoridades administrativas federales, porque mientras las autoridades sanitarias recomendaban mantener la «sana distancia» y no abrazar, ni saludar con la mano, además de permanecer en casa, AMLO hacía lo contrario en sus giras de trabajo al mantener la cercanía con las personas e inclusive, invitando a la población a salir.

«Cada decisión y cada contradicción», sostuvo, «nos han llevado a la crisis sanitaria actual y debe investigarse y sancionarse a los responsables, empezando por Hugo López-Gatell, persona a cargo del manejo de la pandemia, lo cual constituye un hecho notorio».

La epidemia de Covid-19 en México se encuentra en una fase de descenso de acuerdo con el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

“Buenas noticias. El aspecto de la epidemia en México es muy positivo; está en una fase clara de descenso. Como recordarán hace dos o tres semanas indicamos que veíamos señales claras de descenso pero siempre somos cautelosos y hasta que no vemos una tendencia clara, no consideramos que ya estamos en ese proceso de descenso”, explicó el funcionario al participar en la conferencia matutina del presidente López Obrador.

El subsecretario justificó sus dichos al decir que en la mayoría del territorio nacional ha estado disminuyendo gradualmente la cantidad de casos diarios, la cantidad de muertes y la ocupación hospitalaria.

Al disminuir el número de casos, dijo, disminuye el número de pruebas que se realizan. Actualmente hay un abastecimiento de más de 300 mil pruebas que se envían a las entidades federativas.

Informó que se han hecho casi un millón 200 mil pruebas de laboratorio en todo el país, y dijo que “conforme se necesiten más, habrá más pruebas”.

Ante las críticas que se han hecho a la estrategia de salud, López-Gatell reiteró que las pruebas se realizan a partir de la identificación de personas enfermas y no a partir de la demanda voluntaria de saber si se tiene la enfermedad aunque no se tengan síntomas.

“En México tenemos una política de pruebas claramente establecida. Está en los manuales de vigilancia epidemiológica de febrero (…) la política consiste en las personas que tengan síntomas hay que hacerles pruebas; independientemente del momento en que se tiene el resultado de la prueba, inmediatamente se tienen que poner en aislamiento preventivo y se tienen que estudiar sus contactos”, explicó.

En ese sentido, detalló que 8 de cada 10 personas se recuperan del COVID-19 y egresan de hospitales o incluso no lo requirieron. Añadió que quienes han estado hospitalizados por periodos prolongados requieren un proceso de rehabilitación pulmonar, musculo-esquelético o psicoemocional.

Afirmó que diariamente se revisa el equilibrio entre el cuidado de la salud y la actividad económica, debido a que al transitar a la fase de desconfinamiento existe riesgo de rebrote como ha ocurrido en otros países.

Por su parte el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, dijo que el descenso de la epidemia significa una buena noticia para todo el país.

“Nos pone en evidencia que trabajando juntos, con el apoyo de la población y desde luego con los héroes de la patria, próximamente condecorados, es como se ha enfrentado esta situación de incertidumbre ante la visita de un virus del cual no podemos conocer totalmente su accionar”, aseveró.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) insistió esta mañana que la conducción de la pandemia de Covid-19 ha sido técnica y no política, por lo que afrimó que no habrá cambios en la estrategia para afrontarla.

En ese sentido, reiteró su confianza al secretario de Salud, Jorge Alcocer, y al subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez.

“Este equipo especial ha estado a la altura de las circunstancias y tienen todo nuestro respaldo”, remarcó.

Sobre los señalamientos al subsecretario, dijo que todo se debe a cuestiones políticas, «yo diría por politiquería»; indicó que sus adversarios, quienes no han estado de acuerdo con la estrategia que se ha establecido, han lanzado una campaña en contra del López-Gatell; sin embargo dijo, lo considera un profesional de primer orden.

Fue en ese punto donde afirmó que sin López-Gatell al frente de la estrategia, reinaría el caos.

«¿Saben por qué quisieran que ya no estuviese Hugo López-Gatell? Porque entonces no habría información y reinaría el caos. ¿Para qué también se inventó la política? Para poner orden en el caos. Entonces, nuestros adversarios, si no informáramos, imagínense», sostuvo el mandatario.

A quienes critican al subsecretario de salud, AMLO dijo que deberían de remitirse a los «resultados» de la lucha contra la pandemia. Destacó que México está en el quinto lugar en fallecimientos, por detrás de Estados Unidos, Brasil, Chile y Perú; y comparado con países de Europa, afirmó que son más los fallecidos en España, en Francia e Inglaterra.

«¿Qué hicimos bien?, ¿qué hicieron bien los profesionales, los expertos en salud? Pues se aplanó la curva. Sí, nos llevó más tiempo, pero no se saturaron los hospitales, no ha habido casos de saturación de hospitales, nadie se ha quedado sin ser atendido», expuso el presidente.

No dejó pasar la oportunidad para atacar a los medios. Recordó que algunos medios como Reforma o Proceso han caído en el amarillismo en cuanto a la cobertura de la pandemia. Ante eso, hizo un llamado a que se actúe de manera responsable y que entre todos sigan haciéndole frente a la pandemia.

Señaló que en febrero pasado, cuando llegó la pandemia al país, había apenas 2 mil 800 camas de terapia intensiva para atender a pacientes de Covid-19. Ahora dijo, hay 12 mil aparatos, además de que apenas el 40% de las camas están ocupadas.

“El sistema de salud no estaba preparado para atender una emergencia de esta magnitud. ¿Qué hemos hecho? Hemos levantado el sistema de salud. No teníamos qquipos, no teníamos ventiladores, no teníamos infraestructura hospitalaria. Tuvimos que reconvertir hospitales, hacer hospitales para atender enfermos de COVID-19 (…) además se contrató y capacitó en terapia intensiva a personal de la salud para atender a personas enfermas de coronavirus».

Finalmente, López Obrador recordó que enfermedades crónicas como la diabetes, hipertensión y obesidad han influido en la mortalidad por COVID-19 en nuestro país.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) volvió a defender este lunes al encargado de diseñar la estrategia contra la pandemia de Covid-19 en el país, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

La defensa de AMLO a López-Gatell llega luego de que, nuevo gobernadores pidieran su renuncia ante el fracaso de la estrategia contra el coronavirus, y el avance de la pandemia.

«Nosotros apoyamos al doctor López-Gatell; ha hecho un buen trabajo y vamos saliendo de un tema muy doloroso que es el de la pandemia», expresó López Obrador en su conferencia matutina.

Y es que el pasado viernes, nueve de los 32 gobernadores del país suscribieron un documento en el que pedían «la salida inmediata» del subsecretario López-Gatell, porque su estrategia «no ha dado resultado y que ha costado la vida a decenas de miles de mexicanos».

Más tarde, el gobierno de Chihuahua, que encabeza el gobernador Javier Corral, se desmarcó de dicho comunicado y dijo que «no participó en la discusión ni conoció el texto en el que, por error, se incluyó su firma».

López Obrador admitió que «hay diferencias políticas» con estos los gobernadores firmantes, y reconoció que «es legítimo y normal» que haya oposición en una democracia.

«Nosotros estamos construyendo una democracia, no una dictadura. Se tiene que garantizar el derecho a disentir, pero debe haber ciertos límites», expresó el mandatario.

Como ya se ha hecho costumbre, López Obrador arremetió una vez más contra el periódico Reforma, por haber publicado la noticia bajo el título «Fuera López-Gatell, exigen 9 estados».

«¿Cómo es eso? Exigen nueve gobernadores, pero no nueve estados. El estado es la entidad federativa completa. ¿Hicieron una consulta en las nueve entidades federativas?», cuestionó el presidente.

Acusó que lo publicado por el diario, son «errores que se cometen por el enojo» contra su gobierno.

El mismo viernes, el subsecretario descartó su renuncia. Dijo que los gobernadores tienen ante el coronavirus distintos sentimientos, distintas percepciones que pueden causar «frustración, angustia y preocupación ante la realidad».

Pese al llamado de los mandatarios locales, el subsecretario dijo que les sigue expresando su respeto, además de que confiaba que pudieran seguir colaborando como hasta ahora lo han hecho.

Y es que la gestión de López-Gatell ha sido criticada por su rechazo a realizar pruebas masivas a la población, puesto que defiende que es «imposible» conocer la magnitud real de la epidemia y prefiere atender otros parámetros.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, dijo no conocer a profundidad la demanda que presentó en su contra la dirigencia nacional de Movimiento Ciudadano, quien lo acusa de posibles omisiones, negligencias y mal desempeño de funciones en el manejo de la pandemia de Covid-19.

«No tengo una opinión específica sobre la denuncia, puesto que no la conozco. Sí supe que la presentaron y estaré pendiente de lo que instruya la Secretaría de la Función Pública. Todas y todos los funcionarios siempre tenemos que estar listos para responder a cualquier cuestionamiento», dijo el funcionario encargado de la estrategia para atender la pandemia en el país.

López-Gatell indicó que aunque respeta a Movimiento Ciudadano, al igual que el resto de los partidos políticos, la demanda responde a los periodos políticos; en ese sentido recordó que los partidos políticos tienen a hacer política, y «en este momento seguramente los tiempos políticos ya están en cierta manera invitándoles a tomar acciones políticas demostrativas, quizá para posicionarse, quizá para mostrar alguna clase de intensidad o fuerza».

El subsecretario de Salud aseguró que él no se mete en temas de política, y debe ser respetable que los partidos tengan deseos de ser visibles, para lo que cada quien buscará el medio de hacerlo.

Recordemos que el Coordinador Nacional y el Secretario General de Movimiento Ciudadano, Clemente Castañeda Hoeflich y Jorge Álvarez Máynez, presentaron una denuncia ciudadana ante la SFP, acusando las decisiones «negligentes» de López-Gatell al frente de la estrategia nacional contra el Covid-19.

Expusieron que las decisiones de López-Gatell han tenido severas consecuencias en la salud y la vida de las y los mexicanos.

“La negligencia de López-Gatell ha costado vidas al pueblo de México; ha sido negligente al no observar los principios de profesionalismo, disciplina, honradez, eficacia, eficiencia, imparcialidad y de integridad, de acuerdo al Artículo 109 Constitucionales y séptimo de la Ley General de Responsabilidad Administrativas: López-Gatell ha sido el doctor más negligente en la historia de México, sus decisiones han rebasado ya un costo humano de 40 mil vidas”, dijo Álvarez Máynez después de presentar la denuncia.

En la demanda se señala que Hugo López-Gatell ha sido negligente cuando a pesar de las recomendaciones de la OMS de aplicar de manera masiva pruebas diagnósticas como una acción indispensable para prevenir, identificar y controlar brotes, negó su utilidad. Negligente cuando a pesar de la evidencia científica aportada por países de todo el mundo que implementaron el uso obligatorio de cubrebocas como una medida para contener la propagación del virus, él recomendó a las y los mexicanos no hacer caso de esta medida, incluso la calificó como un mito.

En la denuncia, Movimiento Ciudadano, se solicita a la SFP una investigación por probable incumplimiento a los principios que rigen a los servidores públicos y que pudieran derivar en una o varias faltas administrativas.

Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab

Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación, dio a conocer este lunes que los gobernadores le solicitaron que el semáforo epidemiológico por la pandemia del Covid-19, se actualice cada 15 días.

“El semáforo, por petición expresa de los señores gobernadores, expresada al señor subsecretario (Hugo López-Gatell), en una videoconferencia, se le dijo expresamente que querían un semáforo cada 15 días”, dijo Sánchez Cordero.

Recordemos que hasta esta semana, el semáforo epidemiológico se venía actualizando de manera semanal; sin embargo, los gobernadores habrían expresado que es «complicado» establecer políticas públicas semanales si el semáforo conservaba dicha periodicidad.

Según lo expuesto en su momento al subsecretario de salud, Hugo López-Gatell, tener un semáforo quincenal permitiría programar la apertura o cierre de actividades y servicios, en función de cómo evolucione la pandemia.

Y aunque reconoció que existe una corresponsabilidad para enfrentar la pandemia e informar a la población, la funcionaria indicó que hay gobernadores que no envían en tiempo y forma sus reportes.

En ese sentido, llamó a los mandatarios locales a actuar con responsabilidad, y generar sus informes pues digo, todos tienen la obligación y la corresponsabilidad de informar las realidades que están
sucediendo en cada uno de los estados y en el país.

Informó que será el próximo jueves cuando encabece una videoconferencia con todos los gobernadores y la jefa de gobierno, para abordar el tema de la pandemia, y llegar a un acuerdo sobre el semáforo y su implementación a partir del 20 de julio.

Pese a haberlos descartado hace un mes, cuando llamó a recuperar poco a poco la libertad «a plenitud», el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reconoció esta mañana que ya «se han presentado» rebrotes de Covid-19 en algunos estados del país.

«Hay que cuidar nada más que no haya rebrotes, porque ya se nos ha presentado eso en algunos estados donde ya iba en descenso la pandemia. Hubo demasiado relajamiento y volvió a levantarse el contagio», admitió el mandatario en su conferencia matutina.

El 12 de junio pasado, AMLO afirmó que según los informes de las autoridades sanitarias «no pensamos que vaya a haber rebrotes», situación que ahora ha quedado en el olvido.

El mandatario insistió en que «hay que tener cuidado con los rebrotes y estar pendientes», y aprovechó para recordar que la gestión del desconfinamiento corresponde a cada estado, una idea similar a la expresada en un inicio por el subsecretario Hugo López-Gatell.

López Obrador sostuvo que «a pesar de los pesares, va perdiendo fuerza la pandemia». En un video difundido este domingo, el mandatario señaló que en el país se está reduciendo la intensidad de la transmisión de la epidemia, y explicó que debido a que no es uniforme en todo el país, solo 9 de 32 estados de la República presentan incremento en contagios mientras que en 23 entidades federativas van en descenso.

Y aunque reconoció los rebrotes en algunos estados, insistió en su llamado a salir a la calle y confiar en la reapertura para recuperar la actividad en la economía, sobre todo la informal.
«Tenemos que ir saliendo a la calle y que comprendan quienes quisieran que siguiera el confinamiento o el retiro que son situaciones distintas», en referencia a quienes viven al día.
Sobre la crítica que se le ha hecho en los últimos días al subsecretario Hugo López-Gatell, encargado de la estrategia nacional contra el coronavirus, AMLO refrendó su confianza y respaldo al funcionario. Dijo es un profesional de primer orden.
Incluso AMLO aseguró que López-Gatell ha sido un «gran maestro», quien ha enseñado a la población cómo debe de cuidarse ante la pandemia.
«Ya nos han enseñado mucho -un gran maestro ha sido precisamente el doctor Hugo López-Gatell- de cómo cuidarnos, de la sana distancia, de la higiene personal. Que nosotros actuemos con absoluta libertad, que sí hay que seguir las recomendaciones médicas pero depende mucho de nosotros», dijo el mandatario.

La metodología del subsecretario Hugo López Gatell para informar y enfrentar al COVID19 ha sido un desastre para México y los mexicanos. Pero, como dijera el presidente en una de sus mañaneras a López-Gatell: “¡No estás solo! ¡No estás solo!”. En la fila del desastre que está siendo la planeación e implementación de una estrategia para enfrentar la pandemia está también la Cofepris y su titular, José Alonso Novelo Baeza.

Y es que, al parecer, el hombre que fuera el pediatra de la familia del presidente llegó a la Cofepris sin conocer el tamaño de la institución que encabeza ni el papel de este órgano regulador. Para dimensionar, de cada peso que gastamos los mexicanos, la Cofepris regula 45 centavos. Ya sea por lo que compramos para comer; para beber; para el cuidado de la salud; cuidado personal o, para quien fuma tabaco, pues también eso. Todo es regulado por la Cofepris.

Cuando la Cofepris hace bien su trabajo, los mexicanos tenemos acceso a alimentos y medicinas a mejores precios. Cuando no, empieza el alza en los precios, la necesidad de ir al mercado internacional a conseguirlos, usualmente a precios más altos, y, en el extremo, la escasez. Esto era algo que bien sabemos ya ocurría antes de la pandemia. El mejor y más lamentable ejemplo es la situación que enfrentan los padres de los niños con cáncer por la escasez de medicamentos oncológicos. Con la llegada del COVID, la situación ha empeorado notablemente.

En lugar de que la Cofepris creara un área COVID especial para lograr que en México tuviéramos rápidamente insumos disponibles, de calidad y a buen precio para poder enfrentar la pandemia, ha ocurrido lo contrario. Por ello hace unos días se hizo viral el video del Dr. Francisco Moreno, médico internista e infectólogo del hospital ABC, suplicando a la Cofepris que permitiera la liberación del medicamento tocilizumab que, siendo fundamental para el tratamiento del COVID, permanecía atorado en la aduana.

La Cofepris que encabeza el Sr. José Alonso Novelo Baeza simplemente está pasmada. Y esto está costando vidas. El domingo pasado México fue el país que más muertes registró en todo el mundo. Ya tenemos más de 20 mil mexicanos muertos. Y eso que la contabilidad no es certera porque muchos muertos por COVID no se cuentan como tal. Si no se le practicó la prueba a la persona, se le cataloga como muerte por neumonía atípica, no por COVID19.

También está costando dinero. La Cofepris regula el 10 por ciento del PIB de México. Es el regulador más poderoso dentro del gobierno por el tamaño de lo que regula y porque su titular es nombrado por el presidente sin que el legislativo participe en el proceso. Quizás por ello es al único regulador al cual el presidente no ha atacado ni descabezado. Además, no existe un Consejo que lo supervise como sí lo hay en otros reguladores autónomos.

 

Columna completa en El Universal

En una carta dirigida al Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Partido Acción Nacional (PAN) solicitó reconsiderar la postulación de Hugo López-Gatell como parte del grupo de expertos que formularán el Reglamento Sanitario Internacional.

El PAN argumenta en su carta que las decisiones del Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud del gobierno mexicano han ignorado las recomendaciones de la propia OMS.


El partido denuncia la resistencia López-Gatell a realizar pruebas de detección, al punto de que en México se realizan 0.6 test por cada mil habitantes, la cifra más baja de los países integrantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y ha hecho imposible el control de los contagios.

Además, refieren al titular de la OMS, que el personal médico en México no cuenta con el material necesario para atender a pacientes con Covid-19, lo que ha provocado el incremento de contagios entre médicos, enfermeras y camilleros.

Prueba de ello es que los contagios de COVID-19 a trabajadores del sector salud se incrementaron 341% en tan sólo 15 días, pasando de 1,934 el 25 de marzo a 8,594 el 11 de mayo.

El documento afirma que México cuenta con expertos en salud de calidad excepcional, por lo que hacen un respetuoso llamado a considerar a otro mexicano o mexicana que colabore con dicha organización internacional.

La carta es firmada por Marko Cortés Mendoza, Presidente del Comité Ejecutivo Nacional, el Diputado Juan Carlos Romero Hicks, Coordinador del PAN en la Cámara de Diputados y el Senador Mauricio Kuri González, Coordinador del PAN en el Senado de la República.

Durante su conferencia de prensa vespertina diaria, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, reconoció que la pandemia de Covid-19 en el país no se ha acabado, y por el contrario, se encuentra en el punto máximo de intensidad.

Aseguró que las próximas dos semanas, es el periodo máximo de incubación del virus.

“La epidemia está en su máximo nivel de intensidad. Tenemos a la Zona Metropolitana Del Valle de México que es la que con la mayoría de casos, hospitalizaciones y defunciones que se encuentra en un nivel muy alto», indicó Lóepz-Gatell.

Indicó que si bien se ve una tendencia sostenida a disminuir en el número de contagio, la velocidad de la reducción no es clara y eso explica que la cantidad de casos superen lo que al principio habían proyectado para la fase de descenso.

Lóepz-Gatell reiteró que a pesar de haber finalizado la Jornada Nacional de Sana Distancia, no se ha acabado la epidemia, «la epidemia de Covid sigue».

Incluso, en entrevista con El Universal, el subsecretario reconoce que a diferencia de lo que ha dicho el presidente López Obrador, la pandemia no ha logrado «domarse».

Doctor, ¿ya está domada la pandemia?, se le cuestionó al funcionario. «Todavía no, en México ni en el mundo».

Y para evitar una confrontación con el presidente, añadió que cuando se hbla de que se está domando la pandemia, se refieren técnicamente al hecho de que la Jornada Nacional de Sana Distancia logró que se redujera la cantidad de casos por día, y que en lugar de que se presentara una alta demanda de servicios hospitalarios, éstos se fueran difiriendo en el tiempo.

«A eso nos referimos con que se está domando la epidemia, que logramos administrar el riesgo», aclaró.

Aunque el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, quien está al frente de la estrategia para enfrentar la pandemia de Covid-19 en el país, aseguró que la decisión de que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) retomé sus giras aún no está tomada, el mandatario afirmó esta mañana que él ya «tomó su decisión».

«La decisión no está tomada, él mismo lo dijo está mañana. La decisión no se ha tomado», dijo López-Gatell en conferencia de prensa, indicando que para el día de mañana habría una decisión, pues el tema se platicará en la reunión que sostendrán hoy.

Destacó que si las giras se retoman se tratarán de reuniones con alrededor de 40 personas y ocurrirán en sitios restringidos. Negó que se estén considerando concentraciones masivas.

Sin embargo, «ya tomé la decisión de salir, porque necesitamos reiniciar nuestra vida pública e ir hacia la nueva normalidad con todos los cuidados», dijo el mandatario esta mañana en su conferencia de prensa.

López Obrador explicó que reiniciará sus giras la próxima semana, fecha en que se tiene previsto comenzar a aplicar un sistema de semáforos con el que relajará las restricciones en distintas zonas de la nación, en función del avance regional de la pandemia.

Antes de detener sus giras por decisión de sus asesores, el mandatario recorría el país los fines de semana, aún y cuando la pandemia ya estaba en México y ya se habían implementado las medidas de Sana Distancia.

En el reinicio de sus viajes, AMLO empezará el sur del país para inaugurar las obras del Tren Maya, y supervisar algunas obras como la refinería de Dos Bocas.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, reconoció que «hay cifras ocultas en el número exacto de decesos y contagios por SARS-CoV-2».

López-Gatell destacó que “ningún país sabe exactamente cuántos casos tiene de Covid-19”, ni siquiera Estados Unidos, que ha sido hasta ahora el país que mayor número de pruebas aplica entre su población.

Además, expuso que aplicar pruebas para detectar el nuevo coronavirus a toda la población sería “un desperdicio de tiempo, de esfuerzo, de recursos».

Afirmó que el no saber cuántos son los casos, reales, de contagios y muertes que hay en su país no debe considerarse una negligencia.

“Se ha manejado que sólo México no tiene un registro completo de casos, falso, pero la diferencia estriba en que el Gobierno mexicano ha declarado que no tiene como propósito contar cada uno de los casos, sino acudir a los mecanismos eficientes modernos y probados para atajar la pandemia”, respondió a los cuestionamientos.

En comparecencia virtual ante legisladores y la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado, dijo que en México se descartó el uso de la fuerza para que la población mantuviera el confinamiento y se logró 60% la reducción de movilidad por convencimiento para evitar confrontaciones y polarizaciones entre gobierno y ciudadanos.

«La mitad de la población vive en condiciones de pobreza, reconociendo estos elementos, consideramos que intentar enfocar los esfuerzos hacia las personas llevaría a la confrontación del gobierno con la ciudadanía, la ciudadanía tiene importantísimo y además legítimo derecho para salir a buscar el sustento diario, iba a ser difícil que por un mecanismo distinto a la convicción lograr que la población se quedara en su casa», expresó el funcionario.

López-Gatell indicó que, el número de casos es inconmensurable porque los esfuerzos se concentran en salvar vidas, cuando los pacientes han fallecido y no se ha hecho la prueba para determinar si el coronavirus provocó el deceso.

«En términos de tiempo, la epidemia dura 14 días, ocho mil 134 defunciones representan un subconjunto de las muertes que posiblemente han ocurrido por COVID. La vigilancia de mortalidad centinela, la intensidad de ocurrencia de los casos graves que llegan a ser fatales. Sabemos que existe la particularidad de la fase Tres personas críticamente enfermas no se les pueda tomar muestras. Es deseable que a un post mortem intente tomar un espécimen y lo envíen al laboratorio, sin embargo, por la naturaleza la operación es inmanejable y se prioriza rescatar vidas», justificó.

Sostuvo que este martes se dio el pico mayor de número de decesos en poco más de 500 pacientes, aunque explicó que no se ha rebasado el número de 280 muertes diarias, porque el número citado corresponde a la fecha en que se comprueba que el deceso fue provocado por Covid-19

Cuestionado sobre los ataques en contra de Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud y vocero de los especialistas que enfrentan el Covid-19, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que algunos señalamientos son irresponsables y un exceso.

Sobre las declaraciones del viernes pasado en el noticiero estar de TV Azteca, aseguró que pese a que no es adecuado descalificar a la autoridad sanitaria, también se debe garantizar la libertad de expresión.

“En el caso de Azteca, la Secretaría de Gobernación tuvo que presentar una sanción; mi recomendación es que no haya ninguna sanción, que quede siempre por encima de cualquier acto, aún cuando se trate de un exceso, una irresponsabilidad, que quede a salvo la libertad de expresión», declaró esta mañana el presidente López Obrador.

Y es que recordemos que TV Azteca, propiedad del empresario Ricardo Salinas Pliego, se volvió tendencia en redes sociales el pasado fin de semana luego de que el titular del noticiero nocturno de la televisora, Javier Alatorre, afirmara que hay una pérdida de confianza en las autoridades de Salud en el tema del Covid-19, e incluso llamó a no hacerles caso.

Alatorre dijo en su programa que las conferencias y las cifras dadas a conocer cada noche por el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, «ya se volvieron irrelevantes». «Es más, se lo decimos con todas sus palabras, ya no le haga caso a Hugo López-Gatell», sugirió el conductor.

Afirmó que gobernadores de diferentes estados del país han desmentido los datos del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud e incluso afirmó que López-Gatell «se fue de bruces en una entrevista con el Wall Street Journal y aceptó sus falsedades».

Al respecto, el sábado a través de un videomensaje, el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que los comentarios que realizó Alatorre sobre la labor del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, fueron erróneos; sin embargo, llamó a no lincharlo políticamente.

El mandatario aseguró que el presentador de noticias es una buena persona y que hizo uso de su derecho a la libertad de expresión, aunque su mensaje haya sido con una actitud poco pensada y dañina para la colectividad.

“Creo que se equivocó mi amigo Javier Alatorre anoche que llamó a no hacerle caso a el doctor Hugo López-Gatell, creo que fue una actitud no bien pensada porque Javier es una persona buena, creo que cometió un error como los cometemos todos y además hizo uso de su libertad y cada uno puede expresarse, no debe de haber de ninguna manera linchamiento político por alguien que no comparta nuestro punto de vista», dijo el jefe del Ejecutivo.

Tras el mensaje de López Obrador, Alatorre agradeció el presidente su defensa permanente de la libertad de expresión y la democracia, pero sostuvo que el miedo no puede ser más fuerte que un país entero.

La Secretaría de Gobernación también reaccionó; emitió un apercibimiento público a TV Aztca para que emita su respaldo a las autoridades sanitarias que hacen frente a la pandemia.

La dependencia conminó a la televisora a cumplir con las disposiciones del Consejo de Salubridad General en el marco de la emergencia sanitaria del Covid-19 y se le solicita a la televisora manifestar públicamente su respeto a las disposiciones sanitarias implementadas en la Declaratoria de Emergencia Sanitaria.

En el apercibimiento público se especifica que el Artículo 4to Constitucional establece que toda persona tiene derecho a la protección de la salud; el 6to de la Carta Magna garantiza que la manifestación de ideas no será objeto de inquisición judicial o administrativa a menos que perturbe el orden público.

La Segob reiteró que en caso de incumplimiento se iniciará un procedimiento administrativo sancionatorio establecido en la Ley; agregó que tiene facultades para vigilar el cumplimiento irrestricto de las transmisiones de radio y televisión para que no se violenten los derechos de terceros, en este caso específico, el derecho a la salud.

Las reacciones no se hicieron esperar; diversos políticos y líderes de opinión comentaron sobre el tema. La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, calificó como grave que se utilice el tema de la emergencia sanitaria por Covid-19 como un tema político.