Tag

pandemia

Browsing

El Gobernador Alfredo Del Mazo Maza informó que, gracias a la disminución de los contagios por COVID-19, a partir de la próxima semana el Estado de México pasará a color amarillo en el semáforo epidemiológico.

El avance en el semáforo permitirá incrementar los aforos permitidos en distintos comercios y en otras actividades, para continuar con la reactivación de la economía en la entidad.

«Esto nos permite continuar trabajando en la reactivación de la economía, en la apertura de los comercios, negocios, establecimientos y las actividades, por eso, a partir del próximo lunes se incrementarán los aforos en todos los comercios, hasta el 70 por ciento, esto nos permite seguir retomando las actividades», indicó el gobernador a través de un video publicado en sus redes sociales.

Se informó que en el EdoMex se han aplicado más de 12 millones 400 mil vacunas, destacando que las personas mayores de 30 años tienen una amplia cobertura de vacunación, mientras que un millón 300 mil jóvenes, menores de 18 años, ya recibieron su primera dosis.

Sobre el regreso a clases presenciales, indicó que al día de hoy han regresado a sus planteles más de 2 millones 400 mil estudiantes.

Por su parte el gobierno de la Ciudad de México informó que para la próxima semana, se mantiene en semáforo epidemiológico color amarrillo, por lo que continuarán las mismas medidas sanitarias, aforos máximos permitidos y horarios para la apertura de actividades económicas y establecimientos mercantiles.

Recordó que este viernes 17 de septiembre continúa el Plan Nacional de Vacunación en la Ciudad de México para las personas cuya letra inicial del primer apellido es H, I, J, K, L y M: primera dosis a adultos de 18 a 29 residentes de Cuajimalpa; segunda dosis a personas de 18 a 29 años de Benito Juárez, Miguel Hidalgo y Tláhuac; y segunda dosis a adultos de 30 a 39 años de Benito Juárez, Miguel Hidalgo, Coyoacán, Azcapotzalco, Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza y Tláhuac.

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, destacó que en junio pasado ni las elecciones estuvieron en riesgo por la pandemia, ni la misma se agravó por la celebración de los comicios.

“La tercera oleada de la pandemia, en la que todavía estamos inmersos, comenzó el domingo 16 de mayo, pero la tendencia ascendente de los contagios se mantuvo sin alteraciones en las tres semanas posteriores a la Jornada Electoral, esto es la mayor prueba de que si bien había una tendencia al alza que no era atribuible a la elección, la Jornada Electoral no alteró esa tendencia como sí lo hubiera hecho si la misma hubiera sido un centro de contagio”, dijo.

Al participar en la presentación del informe “Comportamiento Electoral en Tiempos de Pandemia 2020-2021”, del observatorio Electoral de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal), el consejero presidente afirmó que esto fue posible gracias a la eficacia de las medidas implementadas por la autoridad electoral y a la responsabilidad de la ciudadanía.

Resaltó que todo esto demuestra que las medidas que se tomaron fueron eficaces y que hubo una gran responsabilidad de los actores políticos, y sobre todo de la ciudadanía al momento de acudir a votar.

Lorenzo Córdova detalló las medidas implementadas por el Instituto el día de la jornada electoral; dijo que se aplicaron protocolos elementales como el uso obligatorio del cubrebocas, caretas para funcionarios, representantes de partidos y observadores electorales, la sanitización periódica de los centros de votación y se estableció que dentro de las casillas sólo podían permanecer dos electores de forma simultánea.

Ante especialistas y representantes de autoridades electorales de otros países, Córdova recordó que los retos de las democracias en el mundo, además de la pandemia, aún son muchos.

“La democracia no goza de su mejor momento, no sólo por la pandemia, sino por fenómenos que aquejan a todas las democracias, nuevas o añejas”.

Entre estos fenómenos, explicó, se encuentran la insatisfacción con las promesas incumplidas de la democracia, como la desigualdad y la pobreza que aumentan; un descrédito de los órganos o instituciones democráticas como los partidos y parlamentos, así como el fenómeno de la desinformación o noticias falsas que desde 2016 ha sido uno de los grandes desafíos y, finalmente, sociedades crecientemente polarizadas.

De acuerdo al más reciente corte del monitoreo epidemiológico que realizan las autoridades sanitarias del país, al día de hoy se tienen tres millones 549 mil 229 casos confirmados de COVID-19, de los cuales se estima 79 mil 983 sean los casos activos, también cifra récord de toda la pandemia.

Se da seguimiento a 506 mil 147 casos sospechosos en total, mismos que incluyen los casos sospechosos sin muestra, los casos sospechosos sin posibilidad de resultado y los sospechosos con posibilidad de resultado. Se han descartado seis millones 246 mil 776 casos de COVID-19.

En las últimas 24 horas se reportaron 7 mil 040 nuevos casos de coronavirus, así como 435 nuevas muertes.

El número de muertes totales asociadas al virus es de 270 mil 346. Adicional hay 13 mil 350 defunciones clasificadas como sospechosas, es decir, se encuentran en espera de un resultado de laboratorio o que están en proceso de asociación-dictaminación clínico–epidemiológica.

México se mantiene en el cuarto sitio de los países del mundo con más muertes por COVID-19, por detrás de Brasil, India y Estados Unidos, y en el decimoquinto en número de contagios confirmados, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

De acuerdo al último informe disponible, 61 millones 573 mil 170 personas han sido inmunizadas; 40 millones 997 mil 724 personas tienen esquema completo de vacunación, equivalente al 32.53% de la población, mientras que 20 millones 575 mil 446 personas solo tienen una dosis de la vacuna, es decir, el 16.33% de los mexicanos.

La Secretaría de Salud informó que el pasado miércoles 15 de septiembre fueron aplicadas 555 mil 532 dosis de la vacuna contra el COVID-19.

México ha recibido un total 109 millones 473 mil 465 vacunas vacunas contra el COVID-19, de la cuales han sido aplicadas 94 millones 144 mil 251, por lo que hay en tránsito o detenidas 15 millones 329 mil 214 vacunas.

De acuerdo al más reciente corte del monitoreo epidemiológico que realizan las autoridades sanitarias del país, al día de hoy se tienen tres millones 542 mil 189 casos confirmados de COVID-19, de los cuales se estima 83 mil 834 sean los casos activos, también cifra récord de toda la pandemia.

Se da seguimiento a 506 mil 818 casos sospechosos en total, mismos que incluyen los casos sospechosos sin muestra, los casos sospechosos sin posibilidad de resultado y los sospechosos con posibilidad de resultado. Se han descartado seis millones 232 mil 916 casos de COVID-19.

En las últimas 24 horas se reportaron 13 mil 217 nuevos casos de coronavirus, así como 898 nuevas muertes, rebasando la barrera de los mil decesos de nueva cuenta.

El número de muertes totales asociadas al virus es de 269 mil 912. Adicional hay 13 mil 352 defunciones clasificadas como sospechosas, es decir, se encuentran en espera de un resultado de laboratorio o que están en proceso de asociación-dictaminación clínico–epidemiológica.

México se mantiene en el cuarto sitio de los países del mundo con más muertes por COVID-19, por detrás de Brasil, India y Estados Unidos, y en el decimoquinto en número de contagios confirmados, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

De acuerdo al último informe disponible, 61 millones 407 mil 799 personas han sido inmunizadas; 40 millones 532 mil 86 personas tienen esquema completo de vacunación, equivalente al 32.17% de la población, mientras que 20 millones 874 mil 930 personas solo tienen una dosis de la vacuna, es decir, el 16.57% de los mexicanos.

México ha recibido un total 109 millones 473 mil 465 vacunas vacunas contra el COVID-19, de la cuales han sido aplicadas 93 millones 588 mil 719, por lo que hay en tránsito o detenidas 15 millones 884 mil 746 vacunas.

De acuerdo al más reciente corte del monitoreo epidemiológico que realizan las autoridades sanitarias del país, al día de hoy se tienen tres millones 528 mil 972 casos confirmados de COVID-19, de los cuales se estima 84 mil 785 sean los casos activos, también cifra récord de toda la pandemia.

Se da seguimiento a 505 mil 023 casos sospechosos en total, mismos que incluyen los casos sospechosos sin muestra, los casos sospechosos sin posibilidad de resultado y los sospechosos con posibilidad de resultado. Se han descartado seis millones 209 mil 352 casos de COVID-19.

En las últimas 24 horas se reportaron 12 mil 929 nuevos casos de coronavirus, así como 1,046 nuevas muertes, rebasando la barrera de los mil decesos de nueva cuenta.

El número de muertes totales asociadas al virus es de 269 mil 015 . Adicional hay 13 mil 315 defunciones clasificadas como sospechosas, es decir, se encuentran en espera de un resultado de laboratorio o que están en proceso de asociación-dictaminación clínico–epidemiológica.

México se mantiene en el cuarto sitio de los países del mundo con más muertes por COVID-19, por detrás de Brasil, India y Estados Unidos, y en el decimoquinto en número de contagios confirmados, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

De acuerdo al último informe disponible, 61 millones 175 mil 097 personas han sido inmunizadas; 39 millones 850 mil 745 personas tienen esquema completo de vacunación, equivalente al 31.62% de la población, mientras que 21 millones 324 mil 352 personas solo tienen una dosis de la vacuna, es decir, el 16.92% de los mexicanos.

México ha recibido un total 106 millones 804 mil 865 vacunas vacunas contra el COVID-19, de la cuales han sido aplicadas 92 millones 749 mil 295 , por lo que hay en tránsito o detenidas 14 millones 055 mil 570vacunas.

El gobierno federal indicó este martes que la transmisión del COVID-19 se reduce en todo el país a tres meses del inicio de la tercera ola de contagios, que ha traído los mayores contagios diarios de toda la pandemia.

“Continúa la reducción de la epidemia a nivel nacional y son ya las 32 entidades federativas las que tienen una clara tendencia de reducción de los casos», aseguró el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

Y es que nuestro país superó este fin de semana los 3.5 millones de casos y acumula casi 268,000 muertes, la cuarta cifra más alta del mundo, con registros diarios superiores a los 15,000 contagios en las últimas semanas.

Sin embargo, López-Gatell aseguró que el 95% de los casos son leves al apuntar que la hospitalización por COVID-19 muestra una reducción de 59% respecto al punto máximo.

“Continúa a la baja ya por seis semanas consecutivas, se están empezando ya a desocupar los hospitales COVID en la medida en que hay más personas que se dan de alta con recuperación que personas que ingresan”, dijo el subsecretario.

El funcionario también defendió que el regreso a clases presenciales, desde hace dos semanas, no ha provocado un repunte de contagios.

Se indicó que hasta ahora han reabierto 138,000 escuelas a las que han regresado 1.26 millones de maestros y 13.2 millones de estudiantes, de un total de más de 30 millones que había inscritos antes de la pandemia, según presentó la Secretaría de Educación Pública (SEP) en la conferencia.

“No se muestra que haya incremento en los casos de menores de edad, a pesar de que llevamos ya dos semanas desde que se abrieron las escuelas, el 20 de agosto, no ha repuntado la epidemia en personas menores de edad, en general va a la baja», sostuvo López-Gatell.

El subsecretario indicó que la estrategia esencial ha sido la vacunación, de la que México ha aplicado más de 92 millones de dosis en total.

Aseguró que el gobierno aplica en promedio más de 500,000 dosis diarias, además de que tan solo esta semana, llegarán mas de 5.6 millones de dosis a nuestro país.

“Seguimos en buen camino para lograr que el 31 de octubre toda la población adulta esté vacunada con al menos una dosis”, manifestó López-Gatell.

Una revisión de expertos realizada por un grupo internacional de científicos, incluidos algunos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA), concluye que, incluso para la variante Delta, la eficacia de la vacuna contra el COVID grave es tan alta que las dosis de refuerzo para la población general no son apropiadas en esta etapa del pandemia.

La revisión, publicada en ‘The Lancet’, resume la evidencia actualmente disponible de ensayos controlados aleatorios y estudios observacionales publicados en revistas revisadas por pares y servidores de preimpresión. Un hallazgo constante de los estudios es que las vacunas siguen siendo muy eficaces contra la enfermedad grave, incluida la de todas las principales variantes virales.

Haciendo un promedio de los resultados informados de los estudios observacionales, la vacunación tuvo una eficacia del 95% contra la enfermedad grave tanto de la variante Delta como de la variante Alfa, y más del 80% de eficacia en la protección contra cualquier infección por estas variantes. En todos los tipos y variantes de vacunas, la eficacia de la vacuna es mayor contra la enfermedad grave que contra la enfermedad leve.

Aunque las vacunas son menos efectivas contra la enfermedad asintomática o contra la transmisión que contra la enfermedad grave, incluso en poblaciones con alta cobertura de vacunación, la minoría no vacunada sigue siendo la principal causa de la transmisión, además de correr el mayor riesgo de contraer una enfermedad grave.

«Tomados en su conjunto, los estudios actualmente disponibles no proporcionan evidencia creíble de una disminución sustancial de la protección contra enfermedades graves, que es el objetivo principal de la vacunación», señala la autora principal, la doctora Ana-Maria Henao-Restrepo de la OMS.

A su juicio, el suministro limitado de estas vacunas salvará la mayor parte de vidas si se pone a disposición de las personas que corren un riesgo apreciable de padecer una enfermedad grave y que aún no han recibido ninguna vacuna. «Incluso si en última instancia se puede obtener algún beneficio con el refuerzo, no compensará los beneficios de brindar protección inicial a los no vacunados. Si las vacunas se implementan donde serían más beneficiosas, podrían acelerar el final de la pandemia al inhibir la evolución de variantes», añadió.

Los autores señalan que incluso si los niveles de anticuerpos en los individuos vacunados disminuyen con el tiempo, esto no necesariamente predice reducciones en la eficacia de las vacunas contra la enfermedad grave. Esto podría deberse a que la protección contra enfermedades graves está mediada no solo por respuestas de anticuerpos, que pueden ser de duración relativamente corta para algunas vacunas, sino también por respuestas de memoria e inmunidad mediada por células, que generalmente tienen una vida más larga.

Por tanto, el informe afirma que si finalmente se van a utilizar refuerzos, será necesario identificar circunstancias específicas en las que los beneficios superen los riesgos.

Sin embargo, incluso sin que se pierda la eficacia de la vacuna, un mayor éxito en la administración de vacunas a grandes poblaciones conducirá inevitablemente a un aumento de la cantidad de personas vacunadas, a una disminución de la cantidad de personas no vacunadas y, por lo tanto, a una proporción cada vez mayor de todos los casos que serán casos innovadores, especialmente si la vacunación conduce a los cambios de comportamiento en los vacunados.

«Pero la capacidad de las vacunas para provocar una respuesta de anticuerpos contra las variantes actuales indica que estas variantes aún no han evolucionado hasta el punto en el que es probable que escapen de la respuesta inmune de memoria inducida por las vacunas», advierten. Incluso si van a evolucionar nuevas variantes que pueden
escapar de las vacunas actuales, es más probable que lo hagan a partir de cepas que ya se han vuelto ampliamente prevalentes.

Por lo tanto, la eficacia de los refuerzos desarrollados específicamente para coincidir con posibles variantes más nuevas podría ser mayor y más duradera que los refuerzos que utilizan las vacunas actuales.

Así, recomienda una estrategia similar para las vacunas contra la gripe, para la cual cada vacuna anual se basa en los datos más recientes sobre las cepas circulantes, lo que aumenta la probabilidad de que la vacuna siga siendo efectiva incluso si hay una mayor evolución de la cepa.

«Las vacunas que están disponibles actualmente son seguras, efectivas y salvan vidas. Aunque la idea de reducir aún más el número de casos de COVID-19 mejorando la inmunidad en las personas vacunadas es atractiva, cualquier decisión al respecto debe basarse en pruebas y considerar los beneficios y riesgos para las personas y la sociedad. Estas decisiones de gran importancia deben basarse en pruebas sólidas y debates científicos internacionales», añade el coautor, el doctor Soumya Swaminathan, científico jefe de la OMS.

De acuerdo al más reciente corte del monitoreo epidemiológico que realizan las autoridades sanitarias del país, al día de hoy se tienen tres millones 516 mil 043 casos confirmados de COVID-19, de los cuales se estima 82 mil 203 sean los casos activos, también cifra récord de toda la pandemia.

Se da seguimiento a 499 mil 020 casos sospechosos en total, mismos que incluyen los casos sospechosos sin muestra, los casos sospechosos sin posibilidad de resultado y los sospechosos con posibilidad de resultado. Se han descartado seis millones 186 mil 484 casos de COVID-19.

En las últimas 24 horas se reportaron 4 mil 161 nuevos casos de coronavirus, así como 221 nuevas muertes.

El número de muertes totales asociadas al virus es de 267 mil 969. Adicional hay 13 mil 256 defunciones clasificadas como sospechosas, es decir, se encuentran en espera de un resultado de laboratorio o que están en proceso de asociación-dictaminación clínico–epidemiológica.

México se mantiene en el cuarto sitio de los países del mundo con más muertes por COVID-19, por detrás de Brasil, India y Estados Unidos, y en el decimoquinto en número de contagios confirmados, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

De acuerdo al último informe disponible, 60 millones 921 mil 47 personas han sido inmunizadas; 39 millones 319 mil 931 personas tienen esquema completo de vacunación, equivalente al 31.20% de la población, mientras que 21 millones 601 mil 539 personas solo tienen una dosis de la vacuna, es decir, el 17.14% de los mexicanos.

La Secretaría de Salud informó que ayer lunes 13 de septiembre se aplicaron 668 mil 700 dosis de vacunas contra el COVID-19.

México ha recibido un total 106 millones 576 mil 715 vacunas vacunas contra el COVID-19, de la cuales han sido aplicadas 92 millones 749 mil 295 , por lo que hay en tránsito o detenidas 13 millones 827 mil 420 vacunas.

El festival Corona Capital se celebrará este 20 y 21 de noviembre en la Ciudad de México marcando el regreso de los conciertos masivos en la capital, pese a que la pandemia de COVID-19 no se ha superado por completo, detallaron este lunes los organizadores del evento.

De acuerdo con la información revelada, el evento contará en su cartel con figuras de la talla de Tame Impala, Disclosure, St. Vincent, The Kooks, LP y Twenty One Pilots.

Recordemos que el pasado viernes, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, adelantó que estaba en conversaciones con organizadores de eventos masivos para la reactivación de este sector económico. En particular, según explicó, de la Fórmula 1 y el festival de música Corona Capital.

Con el cártel divulgado este lunes, y con entradas a la venta a partir de esta semana, se confirma que este importante festival regresará a la Ciudad de México.

Tendrá lugar en el Autódromo Hermanos Rodríguez, en la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca, ubicada en el oriente de la capital.

Pese a la tercera ola de COVID que todavía azota buena parte del país, el gobierno de la CDMX informó que 54% de la población adulta capitalina cuenta con el esquema completo de vacunación y 90% con al menos una dosis.

De los poco más de 3.5 millones de contagios y casi 268,000 defunciones en todo el país, la Ciudad de México, foco rojo de la pandemia, acumula más de 900,000 contagios y 49,386 fallecimientos oficiales.

En la capital tuvo lugar el festival Vive Latino a mediados de marzo de 2020, cuando buena parte del mundo ya vivía restricciones sociales o estaba confinada, lo que causó una gran controversia.

Foto: Twitter @CoronaCapital

Un total de 227 defensores del medio ambiente fueron asesinados en 2020 en todo el mundo, con Colombia al frente de la lista al ser el país con el mayor número de homicidios, según un informe divulgado este lunes por la organización Global Witness.

Esta organización no gubernamental señala que, a medida que se intensifica la crisis climática, con incendios forestales, sequías que destruyen tierras agrícolas o inundaciones, la situación de las comunidades y los defensores de la tierra empeora.

Según la ONG, con sede en el Reino Unido, un promedio de cuatro defensores del medio ambiente han sido asesinados cada semana desde que se firmara el Acuerdo de París sobre cambio climático en 2015, aunque puntualiza que es probable que haya más.

Según el documento, al menos el 30% de los ataques registrados estaban relacionados con la explotación de recursos, como talado, represas hidroeléctricas, minería y agroindustria a gran escala.

La tala, de acuerdo con la ONG, fue la industria vinculada a la mayor cantidad de asesinatos en 2020, con 23 casos, en países como Brasil, Nicaragua, Perú y Filipinas.

El responsable de las campañas de Global Witness, Chris Madden, dijo que le gustaría «algún día» informar del fin de la violencia contra quienes defienden el planeta, pero que continuarán denunciándolo si los gobiernos siguen sin tomarse en serio la protección de los ecologistas.

El informe subraya que Colombia volvió a ser el país con mayor número de ataques registrados, con 65 defensores asesinados en 2020, y resalta que un tercio de estos ataques fueron contra indígenas.

Después de Colombia le sigue nuestro país, con 30 asesinatos. Además de ser el segundo país con más asesinatos, México vivió un aumento del 67% de estos crímenes respecto a 2019.

El tercer puesto mundial lo ocupa Filipinas con 29, seguido en su mayoría por países latinoamericanos: Brasil con 20 asesinatos, Honduras (17), República Democrática del Congo (15), Guatemala (13), Nicaragua (12), Perú (6), India (4), Indonesia (3), Suráfrica (2) y Tailandia (2).

En 2020 hubo también numerosos ataques contra defensores indígenas en México, América Central y del Sur, Filipinas e Indonesia. Nicaragua fue testigo de 12 asesinatos, en comparación con 5 en 2019, lo que lo convierte en el país más peligroso per cápita para los defensores de la tierra y el medio ambiente en 2020.

En Brasil y Perú, casi las tres cuartas partes de los ataques registrados tuvieron lugar en la región amazónica de estos países. También se documentaron 18 asesinatos en África en 2020, en comparación con 7 en 2019.

El informe resalta que la pandemia, en lugar de reducir los crímenes, hizo de los defensores un blanco más fácil al estar encerrados en sus casas. La organización alerta además de un aumento en el tipo de amenazas, con más arrestos, campañas de desprestigio y criminalización bajo una retórica antiterrorista.

América Latina sigue siendo la región más peligrosa del mundo para los defensores del medioambiente: 3 de cada 4 ataques registrados en el 2020 sucedieron en la región y 7 de los 10 países más afectados son latinoamericanos.

Foto: Global Witness

De acuerdo al más reciente corte del monitoreo epidemiológico que realizan las autoridades sanitarias del país, al día de hoy se tienen tres millones 511 mil 882 casos confirmados de COVID-19, de los cuales se estima 92 mil 485 sean los casos activos, también cifra récord de toda la pandemia.

Se da seguimiento a 501 mil 634 casos sospechosos en total, mismos que incluyen los casos sospechosos sin muestra, los casos sospechosos sin posibilidad de resultado y los sospechosos con posibilidad de resultado. Se han descartado seis millones 179 mil 289 casos de COVID-19.

En las últimas 24 horas se reportaron 5 mil 139 nuevos casos de coronavirus, así como 224 nuevas muertes.

El número de muertes totales asociadas al virus es de 267 mil 748 . Adicional hay 13 mil 249 defunciones clasificadas como sospechosas, es decir, se encuentran en espera de un resultado de laboratorio o que están en proceso de asociación-dictaminación clínico–epidemiológica.

México se mantiene en el cuarto sitio de los países del mundo con más muertes por COVID-19, por detrás de Brasil, India y Estados Unidos, y en el decimoquinto en número de contagios confirmados, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

De acuerdo al último informe disponible, 60 millones 759 mil 845 personas han sido inmunizadas; 39 millones 070 mil 943 personas tienen esquema completo de vacunación, equivalente al 31.01% de la población, mientras que 21 millones 688 mil 902 personas solo tienen una dosis de la vacuna, es decir, el 17.21% de los mexicanos.

México ha recibido un total 106 millones 576 mil 715 vacunas vacunas contra el COVID-19, de la cuales han sido aplicadas 91 millones 720 mil 391, por lo que hay en tránsito o detenidas 14 millones 856 mil 324 vacunas.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que al 31 de agosto de 2021, se tienen registrados 20 millones 420 mil 823 puestos de trabajo.

De estos, en agosto se crearon 128 mil 900 plazas nuevas, equivalente a una tasa mensual de 0.6%. El IMSS destacó que este incremento es el más alto para un mes de agosto desde que se tiene registro.

Del lo más de 20 millones de empleos registrados ante el IMSS que hay, el 87.2% son permanentes y el 12.8% son eventuales. La participación del empleo permanente es la más alta de los últimos 11 años.

El IMSS añadió que la creación de empleo de enero a agosto del presente año es de 647 mil 091 puestos. En este lapso, se incrementó en 804 mil 519 el empleo permanente y se redujo en 157 mil 428 el empleo eventual.

Adicional, en los últimos doce meses se habría registrado un aumento de 832 mil 481 puestos, equivalente a una tasa anual de 4.2%.

Los sectores económicos con el mayor crecimiento anual en puestos de trabajo son el de transportes y comunicaciones con 9.3%, extractivo con 7.0% y transformación con 7.0%. Por entidad federativa, destacan Quintana Roo, Tabasco y Nayarit con crecimientos anuales por arriba del 10.0%.

Los estado que se encuentra por debajo del 3% de crecimiento anual son: Morelos, Guerrero, Puebla, Tamaulipas, EdoMex, Oaxaca, Michoacán, y Veracruz.

Llama la atención que la Ciudad de México se encuentra por debajo del 1% con 0.3 por ciento.

De igual forma, al 31 de agosto de 2021, el salario base de cotización promedio de los puestos de trabajo afiliados al IMSS alcanzó un monto de $434.2. Este salario representa un incremento anual nominal de 7.4%, que es el aumento más alto registrado para un mes de agosto de los últimos diez años.

El gobierno de la Ciudad de México informó este viernes de que la capital del país registró la última semana una reducción del 45% en los casos activos de COVID-19, respecto a las cifras de agosto, cuando se identificó el pico máximo de la tercera ola.

«Esto es resultado de una reducción, desde hace ya un mes, un poco más de un mes, de hecho, desde los primeros días de agosto, en el número de casos activos por COVID-19 registrados en nuestra ciudad, nuestro máximo llegó el 3 de agosto, con cerca de 65 mil casos activos; hoy estamos con los datos confiables más recientes, de hace siete días, en 35 mil casos activos por inicio de síntomas; lo que representa, pues ya una reducción de casi 45 por ciento con el número de activos en lo que lleva… desde la reducción de los inicios de agosto», detallaron.

Además, se indicó que hasta el momento no se registra afectaciones en los contagios por la reapertura de escuelas a raíz del reinicio de actividades presenciales en este ciclo escolar, así como de la primera semana en que reabrieron bares, antros, cantinas y demás giros relacionados con la venta de alcohol.

«No ha habido impacto realmente ni de la entrada a clases ni de la apertura de las actividades esta semana, y vamos a evaluar la próxima semana ya para ampliar los horarios y que pueda retomarse la actividad nocturna», declaró la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

La mandataria reveló que ha sostenido reuniones con organizadores de eventos masivos, en particular de la Fórmula 1 y el festival de música Corona Capital, para una próxima reactivación en línea con el avance que se tiene en los indicadores de la pandemia.

Eduardo Clark, director general de Gobierno Digital de la Agencia Digital de Innovación Pública de la Ciudad de México (ADIP), afirmó que la ciudad está ya «bastante por debajo» del «umbral» de hospitalizaciones que se mantuvo en todo 2020, con «una trayectoria muy claramente a la baja».

En cuanto a las hospitalizaciones, se indicó que en la Ciudad de México hay 2 mil 168 personas internadas, de los cuales, mil 504 están en camas generales y 664 en camas con ventilador. Esta cifra representa 460 personas menos que los 2 mil 628 hospitalizados que se tenían hace una semana.

Señaló que la capital se mantendrá la próxima semana en color amarillo del semáforo epidémico, lo que indica riesgo medio de contagios.

También destacaron que el 54% de la población cuenta con el esquema completo de vacunación contra el COVID-19, mientras que el  90% de las personas mayores de 18 años tiene al menos una dosis. Apuntaron que están por superar las 10 millones de vacunas aplicadas en la capital.

Adelantaron que la próxima semana se continuará con la vacunación a personas de 18 a 29 años, ahora en la alcaldía Cuajimalpa. Indicaron que el calendario de la aplicación, así como los detalles, serán dados a conocer este fin de semana.

México recibió en julio un 143.7% más de turistas internacionales que en el mismo mes de 2020, cuando buena parte del mundo seguía todavía confinada por la pandemia del COVID-19, según informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Durante julio de 2021 ingresaron al país 5 millones 330 mil 415 visitantes, de los cuales 3 millones 384 mil 599 fueron turistas internacionales.

Julio Santaella, director del INEGI, señaló que mientras en julio 2021 ingresaron 5.3 millones de visitantes internacionales, es 87% superior a los 2.9 millones que ingresaron en julio 2020, aunque 35% menos que los 8.2 millones de visitantes que entraron en julio de 2019.

México pasó de recibir 1.39 millones de turistas extranjeros en julio de 2020 a más de 3.38 millones en julio pasado.

No obstante, si la cifra se compara con los 4.16 millones del séptimo mes de 2019 se observa todavía una sustancial caída del 18.75%.

El principal repunte se dio en los turistas llegados por vía aérea, que en julio del año anterior representaron apenas 529,467 personas y en el mismo mes de 2021 fueron cerca de 1.63 millones de viajeros, un 405.9% más.

Los turistas fronterizos subieron un 58.7% interanual en julio hasta llegar a los 1.36 millones de viajeros.

En julio de 2021, el ingreso de divisas se disparó un 349,8% interanual al pasar de 494.7 millones de dólares a 2,225 millones de dólares de gasto total.

Además, si se compara el dato de julio pasado con el del mismo mes de 2019, el dato actual es ligeramente superior. El gasto medio de cada turista subió interanualmente al pasar de 173.37 dólares en julio de 2020 a 417.48 dólares en el séptimo mes del presente año, un 140.8% más.

Significativamente, el gasto medio del turista en 2021 es incluso mayor en 58.5% frente a los datos de 2019, cuando fue de 263.3 dólares.

Recordemos que la industria turística, que aporta el 8.7% del PIB, no se recuperará por completo hasta 2023, según las estimaciones de Miguel Torruco, secretario de Turismo.

De acuerdo al más reciente corte del monitoreo epidemiológico que realizan las autoridades sanitarias del país, al día de hoy se tienen tres millones 479 mil 999 casos confirmados de COVID-19, de los cuales se estima 99 mil 630 sean los casos activos, también cifra récord de toda la pandemia.

Se da seguimiento a 502 mil 070 casos sospechosos en total, mismos que incluyen los casos sospechosos sin muestra, los casos sospechosos sin posibilidad de resultado y los sospechosos con posibilidad de resultado. Se han descartado seis millones 122 mil 265 casos de COVID-19.

En las últimas 24 horas se reportaron 14 mil 828 nuevos casos de coronavirus, así como 730 nuevas muertes.

El número de muertes totales asociadas al virus es de 266 mil 150 . Adicional hay 13 mil 182 defunciones clasificadas como sospechosas, es decir, se encuentran en espera de un resultado de laboratorio o que están en proceso de asociación-dictaminación clínico–epidemiológica.

México se mantiene en el cuarto sitio de los países del mundo con más muertes por COVID-19, por detrás de Brasil, India y Estados Unidos, y en el decimoquinto en número de contagios confirmados, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

De acuerdo al último informe disponible, 59 millones 925 mil 105 personas han sido inmunizadas; 37 millones 513 mil 58 personas tienen esquema completo de vacunación, equivalente al 29.77% de la población, mientras que 22 millones 411 mil 524 personas solo tienen una dosis de la vacuna, es decir, el 17.78% de los mexicanos.

México ha recibido un total 106 millones 376 mil 715  vacunas vacunas contra el COVID-19, de la cuales han sido aplicadas 89 millones 500 mil 945, por lo que hay en tránsito o detenidas 16 millones 290 mil 770 vacunas.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se mostró «frustrado» con las 80 millones de personas que no se han vacunado contra el COVID-19, advirtiendo que su paciencia «se está agotando».

Biden se pronunció así durante un discurso en La Casa Blanca, en el que anunció la vacunación obligatoria a todos los empleados del gobierno federal, un total de 2.1 millones de personas, entre otras medidas para contener el repunte de contagios en su país.

«Muchos de nosotros estamos frustrados con los casi 80 millones de estadounidenses que todavía no se han vacunado», afirmó el mandatario.

Añadió que, aunque los no vacunados equivalen a aproximadamente el 25% de los estadounidenses que cumplen los requisitos para inocularse contra el COVID-19, en un país «tan grande» como Estados Unidos, una minoría como esa «puede causar mucho daño», y lo está haciendo.

Biden preguntó directamente a quienes se niegan a vacunarse «qué más necesitan ver» para confiar en que las vacunas son seguras, y lamentó que su reticencia esté multiplicando las hospitalizaciones y muertes por la variante delta del coronavirus en el país.

«Hemos sido pacientes, pero nuestra paciencia se está agotando, y su negativa (a vacunarse) ha tenido costes para todos», sentenció.

El mandatario firmó un decreto que establece un mandato de vacunación para los empleados federales y los contratistas del Gobierno, que hasta ahora tenían la opción no ser vacunados si se sometían a pruebas de COVID-19 de manera regular.

Además, anunció que el Departamento de Trabajo publicará una norma de emergencia que obligará a todas las compañías que tengan 100 o más empleados a asegurar que están vacunados con la pauta completa o muestran un resultado de una prueba negativa al menos una vez a la semana.

Aseguró que sus nuevos mandatos afectarán a 100 millones de trabajadores, dos tercios de la fuerza laboral del país.

Y es que la expansión de la variante Delta ha devuelto un panorama sombrío a Estados Unidos, el país con más muertes por COVID-19 del mundo, cuya media diaria de casos volvió a superar los 150,000 la semana pasada por primera vez desde enero, lo que ha saturado los hospitales y provoca más de mil fallecimientos cada día.

En otro anuncio, el Departamento de Justicia del gobierno federal informó sobre una demanda contra Texas para bloquear la polémica ley que entró en vigor el pasado 1 de septiembre en dicho estado y, que prohíbe prácticamente todos los abortos, sin excepciones para los casos de incesto o violación.

«La ley de Texas es claramente inconstitucional bajo un prolongado precedente del Tribunal Supremo», dijo el fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, en una rueda prensa.

La demanda, presentada ante una corte federal de Austin, solicita bloquear esta ley y «proteger los derechos que Texas ha violado».

La nueva ley, firmada ya por el gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, prohíbe el aborto desde las seis semanas de gestación, cuando puede detectarse el latido del corazón del feto, aunque en muchos casos muchas mujeres ni siquiera saben que están embarazadas. Además, permite a particulares presentar demandas civiles contra cualquier persona que ayude a una embarazada a abortar si creen que infringen la prohibición, y ofrece indemnizaciones de hasta 10.000 dólares al demandante si gana el juicio.

Garland remarcó que el Gobierno federal tiene la «obligación de asegurar que ningún estado pueda privar a las personas de sus derechos constitucionales».