Tag

voto

Browsing

Atlanta, Georgia. – El número me parece impresionante. 71.5 millones de personas votaron por Trump. Casi 8.5 millones más de personas votaron por Trump este 2020 de los que votaron por él en el 2016. No hubo un rechazo al trumpismo, como muchos anticipaban. Por el contrario, Trump recibió más apoyo.

Pero lo fundamental es que si en 2016 votaron por una persona a la que realmente no conocían, ahora en el 2020 lo hicieron sabiendo que Trump es un racista; xenófobo; nativista; misógino; mentiroso; tramposo; cruel; cero empático; temerario.

Si todo esto no solo no generó repulsión, por el contrario, mayor apoyo, entonces ¿qué tiene que hacer un líder para que lo rechacen contundentemente? Lo pregunto observando a Estados Unidos pero pensando en México.

No se repudió al populismo con la intensidad que se esperaba ni con la enjundia que se merecía. 10 millones de contagios y en ruta a las 300 mil muertes y Trump logró convencer a 71.5 millones de personas que su manejo de la pandemia por la COVID-19 no era motivo para sacarlo de La Casa Blanca.

En la cobertura que he estado haciendo como parte del equipo de Noticieros Televisa he podido platicar con fervientes trumpistas que se creen absolutamente todo lo que les dice el presidente en los mítines y lo que leen en su cuenta de twitter.

Todo se lo creen: el virus no existe; es un complot. A Trump no le dio COVID, lo fingió para mostrar que es una mentira. El anuncio de Pfizer sobre 90% de efectividad en su fase 3 dado hasta pasada la elección comprueba el complot. Hay votos legales y votos ilegales. Los ilegales están solamente en los condados y estados en los que Trump no ganó, pero eso es un simple detalle. Trump ganó; Trump ganó; Trump ganó…me repitieron varios de sus votantes tanto en Florida como en Georgia.

Trump no va a quedarse más allá del 20 de enero en La Casa Blanca, pero durante los próximos cuatro años va a tener al partido republicano secuestrado con su proyecto de, ya sea reelegirse en el 2024 o que Don Jr. o Ivanka busquen esa candidatura. “Trump tendrá el potencial de ser más destructivo fuera de La Casa Blanca que dentro”, dijo Jennifer Horn, fundadora del Lincoln Project.

Desde el día después de la elección, el hijo del presidente, Don Jr., ha estado tuiteando a los republicanos más importantes, por nombre, exigiendo una postura clara de no reconocimiento a Biden y apoyo a la ola de juicios abiertos por su padre para intentar revertir la elección. Al llamado han respondido varios de ellos, incluyendo el líder del Senado, Mitch McConnell, quien logró reelegirse hace una semana y no ve la contradicción de reconocer ese resultado electoral pero de cuestionar el de la presidencia.

Vienen momentos complicados para Joe Biden. Arrancará con un montaña casi vertical de retos con los cuáles deberá lidiar con un ejército pro-Trump de millones de personas que rechazan su liderazgo.

Entre los comentarios y análisis leídos en estos días me quedo con el del periodista del New York Times, Frank Rich: en 2016 Donald Trump era un signo de interrogación; en el 2020 es un signo de exclamación. 71.5 millones de personas decidieron que era la mejor opción para su país.

Estados Unidos acaba de concluir cuatro años tumultuosos en los que dos se fueron en la campaña presidencial más concurrida (147 millones de personas) y más cara ($14 mil millones de dólares) de la historia. El resultado ha sido dejar al país en el mismo lugar: fuertemente dividido; sumamente polarizado.

71.5 millones de personas votaron por 4 años más de Trump. Sirva esto para que en México pongamos las barbas a remojar quienes creemos que los liderazgos caóticos son repudiados contundentemente en las urnas.

Columna completa en EL UNIVERSAL

El presidente Donald Trump se llevó los votos de ocho de cada 10 cristianos evangélicos blancos, en tanto los católicos se dividieron por igual entre él y el aspirante demócrata Joe Biden, según un informe de AP VoteCast.

La fuerza de Trump entre los evangélicos blancos revela el éxito perdurable del Partido Republicano en un bloque de conservadores religiosos que han sido un pilar de la base política del presidente desde su victoria en 2016.

AP VoteCast reveló que el 50% de los católicos respaldó a Trump y el 49% a Biden, lo que refleja que es un bloque arduamente disputado en las elecciones presidenciales, sobre todo en estados industriales como Michigan y Wisconsin.

Trump ganó ambos estados por menos de un punto porcentual en 2016, pero Biden se impuso en ambos en esta ocasión.

Las dos campañas apelaron a los católicos para que votaran de acuerdo con su fe. Los partidarios de Trump destacaron el apoyo de Biden al derecho de aborto, en tanto los de éste dijeron que el presidente no se ha ocupado de los problemas de justicia social que son parte del magisterio de su iglesia.

En caso de ganar, Biden sería el segundo presidente católico de la historia, después de John F. Kennedy. Los votantes católicos constituyeron el 22% del electorado, fuertemente divididos por raza y origen étnico.

El 57% de los católicos blancos votó por Trump y el 42% a Biden, según AP VoteCast. En 2016 la proporción fue de 64% por Trump y 31% por Hillary Clinton, según un análisis del Centro Pew Research Center. Entre los católicos hispanos, el 67% respaldó a Biden y el 32% a Trump, según VoteCast.

Entre los votantes sin filiación religiosa, Biden se llevó el 72% de los votos y Trump el 26%. Los judíos constituyeron el 3% del electorado y se volcaron abrumadoramente a favor de Biden, con el 68% contra el 31%. Entre los musulmanes, el 64% de los votos fueron para Biden, el 35% para Trump.

Trump obtuvo un gran resultado en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, los mormones. El 71% votó a favor de Trump, el 24% a favor de Biden.

En el marco de la jornada electoral que se vive hoy en Estados Unidos, un juez ordenó al Servicio Postal del país revisar las instalaciones de procesamiento de correo para detectar si hay retrasos en el despacho de los votos por correo y enviarlos inmediatamente en una docena de estados, incluyendo Pensilvania y Florida, que son decisivos.

Los datos del Servicio Postal de los Estados Unidos (USPS) presentados en el caso mostraron que cerca de 300,000 papeletas que se recibieron para el procesamiento del correo no tenían escaneos que confirmaran su entrega a las autoridades electorales.

Si bien las papeletas pueden ser entregadas sin escaneos de entrega, grupos de derechos de los votantes temen que los retrasos en el correo puedan causar que al menos algunas sean descalificadas.

Las afectaciones se dieron principalmente en Pensilvania, Carolina del Sur, Florida, Colorado, Arizona, Alabama y Wyoming.

La decisión se tomó en respuesta a las demandas presentadas por grupos como Vote Forward, una organización de derechos de voto, la NAACP y grupos comunitarios latinos. Muchos estados sólo contarán en sus resultados electorales las boletas enviadas por correo que se reciban antes del final del martes.

Por su parte la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) anunció esta tarde que investiga una serie de llamadas robotizadas («robocalls») en las que supuestamente se intentó desinformar a los votantes estadounidenses en plena jornada electoral, alentándoles a quedarse en casa y «obstaculizando» así su derecho al sufragio.

Según explicó a reporteros un funcionario de la Agencia de Ciberseguridad y Seguridad de Infraestructuras del país, se trata de una acción que supone «intimidación del votante» y «supresión del voto», aunque recordó que «las llamadas robotizadas de esta naturaleza suceden en todas las elecciones».

Se han informado de este tipo de llamadas robotizadas en los estados de Michigan, Kansas y Nebraska, donde los funcionarios urgieron a los ciudadanos a ignorarlas.

Según cifras del Washington Post, se han hecho unas 10 millones de llamadas de este tipo por todo Estados Unidos en los últimos días, aunque comenzaron semanas atrás.

El presidente y candidato republicano a La Casa Blanca, Donald Trump declaró sentirse «bien» a su llegada a la sede del Comité Nacional Republicano en Virginia, donde se ha reunido con su equipo de campaña, ha expresado que cree que «va muy bien en Florida y Arizona», dos de los considerados ‘estados bisagra’.

«También he oído que nos va muy bien en Texas. Creo que nos va bien en todas partes», ha destacado Trump antes de aventurar que cree que «tendrán una buena noche». Hizo un llamado a todo el país a «permanecer unido».

Sobre la posibilidad de tener preparado un discurso en caso de ganar o perder, el presidente ha aclarado que aún no cuenta con un discurso postelectoral. «No pienso todavía en un discurso de aceptación o de concesión (…) Con suerte hacemos uno de esos dos discursos y, ya saben, ganar es fácil. Perder nunca lo es. Para mí no», añadió el presidente.

Por otra parte, ha vuelto a criticar la decisión del Tribunal Supremo de permitir que Pensilvania siga recibiendo votos tres días después del día de las elecciones y ha alertado de que esta es una «decisión muy peligrosa para el país».

En tanto, Joe Biden regresó esta tarde a su cuartel general de Wilmington, en Delaware, donde esperará al cierre de los colegios electorales y los primeros resultados, después de pasar la mañana en diversos pequeños actos de campaña.

Biden llegó a Wilmington después de buscar el voto en el estado de Pensilvania, al que el demócrata trata como la piedra angular de su victoria electoral, que podría, si obtiene el margen suficiente, declarar esta misma noche.

En su primera parada en Scranton, ciudad de la que es oriundo, pero en la que no pasó su infancia, Biden visitó a varios líderes sindicales y se detuvo brevemente en la casa donde nació e inscribió en las paredes: «Desde esta casa a La Casa Blanca por la gracia de Dios. Joe Biden, 3 de noviembre de 2020».

Megáfono en mano, Biden se dirigió a un numeroso grupo al norte de Filadelfia y aseguró: «este año vamos a tener más gente votando que en toda la historia de Estados Unidos», y auguró más de 150 millones de votos, un número que sería un récord.

El expresidente Barack Obama ha alabado este martes la profesionalidad del candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, cuando era su ‘número dos’ y ha asegurado que hacía de él un «mejor presidente».

En un mensaje difundido a través de su cuenta de Twitter, Obama ha recordado que «durante ocho años», Biden era «el último en abandonar la sala cuando tenía que enfrentarse a una decisión difícil. Así ha transmitido su apoyo al exvicepresidente y ha pedido el voto para los demócratas en el marco de la jornada electoral de hoy.

«Me hizo un mejor presidente. Y hoy tenemos la oportunidad de elegir a Joe y Kamala (Harris) para hacer que nuestro país vuelva a ser mejor», señalado el exmandatario.

No obstante, ha admitido que no será una tarea sencilla, por lo que ha subrayado que es necesario el apoyo de cada estadounidense.

El equipo médico del presidente Donald Trump decidirá «durante la jornada» si da de alta al mandatario, ingresado el viernes pasado tras contagiarse de Covid-19, indicó un alto funcionario de La Casa Blanca.

El jefe de gabinete, Mark Meadows, indicó a la cadena Fox News que «todavía no se ha tomado una decisión», aunque aseguró que la salud del mandatario continúa mejorando.

«Los médicos van a efectuar una evaluación en algún momento hacia el final de la mañana y después el presidente, en consultas con sus doctores, van a tomar una decisión sobre si le dan el alta durante la jornada», agregó.

Sin embargo se confirmó el fin de semana que los médicos estaban controlando sus pulmones tras recibir oxígeno suplementario.

El Dr. Sean P. Conley reconoció que la condición del presidente había sido peor de lo admitido inicialmente, y explicó que los niveles de oxígeno en sangre de Trump habían bajado en los días previos y que había tenido fiebre alta el viernes por la mañana.

Cuando se le preguntó qué habían revelado las pruebas sobre la condición de los pulmones de Trump, Conley respondió: «Hay algunos hallazgos esperados, pero nada de gran preocupación clínica».

La respuesta de Conley sugirió que las radiografías revelaron algunos signos de neumonía, dijo el Dr. Amesh Adalja, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad Johns Hopkins.

Otros médicos que no participaron en el tratamiento de Trump dijeron que había evidencia de que su caso era grave.

El mandatario, de 74 años, está recibiendo dexametasona, un esteroide que se usa en casos graves de COVID, el medicamento antiviral intravenoso Remdesivir y un tratamiento de anticuerpos experimental de Regeneron Pharmaceuticals.

«Sería muy poco probable que él esté en campaña en menos de 14 días», dijo el Dr. David Battinelli, director médico de Northwell Health de Nueva York.

Los funcionarios del gobierno han realizado evaluaciones contradictorias sobre la salud de Trump. Conley y otros médicos dieron un pronóstico positivo el sábado, que fue desmentido rápidamente por el jefe de gabinete de Trump.

«Estaba tratando de reflejar la actitud optimista del equipo y del presidente sobre el curso que ha tenido su enfermedad», dijo Conley a periodistas el domingo al tratar de explicar la razón por la que no reveló la información real.

Y aunque desde el viernes pasado se encuentra hospitalizado, el presidente se despertó este lunes publicado una serie de mensajes en Twitter pidiendo el voto.

A partir de las 06:30 horas,  Trump empezó a tuitear mensajes cortos y todos en mayúsculas en los instaba a sus seguidores a votar por él mencionando lemas de su campaña y supuestos logros de su gestión.

«Paz a través de la fuerza (traer a nuestros soldados a casa)», «Proteger la segunda enmienda (que defiende el derecho a las armas)», «Combatir a los medios de comunicación corruptos y falsos», «Un cuidado sanitario mejor y más barato», escribió Trump, siempre seguido de la petición al voto.

«Provida, ¡votar!», «Reducción masiva de regulaciones, ¡votar!», «Fuerza espacial, ¡votar!», «El Ejército más fuerte, ¡votar!», «Mayor recorte de impuestos que nunca y otro por venir, ¡votar!», «Libertad religiosa, ¡votar!», «Ley y orden, ¡votar!», fueron algunos de los tuits de Trump.

El gobernante también aprovechó para atacar a su oponente en las elecciones del 3 de noviembre, el demócrata Joe Biden, y dijo a los votantes que si quieren «un aumento masivo de impuestos, el más grande en la historia de nuestro país (…), voten por los demócratas».

El presidente Donald Trump ha vuelto a intentar sembrar dudas sobre la legitimidad del sistema de voto por correo para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre al asegurar que se han enviado «80 millones de papeletas» que «ni siquiera» habían sido solicitadas por los electores.

«Enviar 80 millones de papeletas a personas que ni siquiera han pedido el voto es injusto y un fraude total en desarrollo. ¡Miren lo  que está pasando ahora mismo», dijo el mandatario estadounidense, en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

Trump ha arremetido en varias ocasiones contra el sistema de voto por correo en Estados Unidos, una opción que será previsiblemente utilizada por millones de electores teniendo en cuenta que el país sigue siendo el más afectado por la pandemia y así se evitan acudir al colegio electoral y exponerse a contagios.

En las últimas semanas, el mandatario estadounidense ha llegado a llamar a sus seguidores que opten por el voto por correo a que acudan también a sus centros electoral para depositar sus papeletas como una forma de asegurarse de que su voto cuenta.

En Estados Unidos el voto doble es una práctica que está prohibida y que está contemplada como delito por la legislación electoral federal.

Trump también ha criticado este jueves al periodista Bob Woodward por haber publicado ahora fragmentos de las entrevistas que le realizó hace meses y en las que el mandatario reconoció que ha restado importancia a la pandemia de coronavirus.

«Bob Woodward tenía mis declaraciones desde hace muchos meses. Si pensó que eran tan malas y peligrosas, ¿por qué no lo contó de inmediato en un esfuerzo por salvar vidas? ¿No tenía la obligación de hacerlo? No, porque sabía que eran respuestas buenas y adecuadas. ¡Tranquilo, sin panico!», ha asegurado.

Y es que ayer, el diario The Washington Post adelantó algunos puntos clave del libro de Bob Woodward, quien pose grabaciones de algunas de las conversaciones que mantuvo este año con el mandatario.

En ellas Trump admite que minimizó la gravedad de la pandemia de COVID-19 en sus discursos públicos de febrero y marzo a pesar de que sabía que la enfermedad era especialmente «mortal», y subrayó que lo hizo para contener el «pánico» y evitar la «histeria» en los mercados.

«Siempre he querido restarle importancia, todavía me gusta restarle importancia, porque no quiero crear pánico», dijo Trump el 19 de marzo a Woodward, según relata el periodista en su libro «Rage», que saldrá a la venta el próximo martes.

En «Rage», el periodista Bob Woodward, también revela 25 cartas entre el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, y su homólogo estadounidense. En los textos, Kim utiliza palabras exageradas para halagar a Trump mientras forjaban una amistad inusual.

Dirigiéndose a Trump como «Su Excelencia», las cartas de Kim están plagadas de un lenguaje adulador y comentarios personales, de acuerdo con transcripciones del libro publicadas por CNN.

El presidente Donald Trump intentó matizar esta mañana las polémicas declaraciones en las que había pedido a los vecinos de Carolina del Norte que pusieran a prueba la seguridad del sistema electoral y votaran dos veces en las elecciones de noviembre, una por correo y otra en persona.

Esas declaraciones forman parte de la ofensiva de Trump contra el voto por correo, que muchos estados están ampliando debido a la pandemia y que el mandatario considera que puede favorecer el fraude, a pesar de que numerosos estudios demuestran que eso es extremadamente improbable.

Hoy Trump aseguró en Twitter que, en realidad, sus declaraciones de este miércoles buscaban instar a los votantes a verificar que su voto ha sido contado.

«PARA ASEGURARTE DE QUE TU VOTO CUENTA, FIRMA Y ENVÍA tu papeleta TAN PRONTO como sea posible. El día de las elecciones o en las votaciones por anticipado ve a tu centro electoral para ver si tu voto ha sido contado o no. Si ha sido contado no podrás votar y entonces el sistema de voto por correo habrá funcionado correctamente», dijo Trump.

Explicó que si el voto no había sido contabilizado, «VOTA (que es el derecho de cualquier ciudadano)».

Y es que en sus declaraciones de ayer, el mandatario no hizo ninguna mención de verificar los votos, y específicamente pidió a los residentes de Carolina del Norte que votaran dos veces, algo que constituiría un delito grave bajo las leyes de ese estado y supondría fraude electoral.

En concreto, en declaraciones a la prensa durante una visita a Wilmington, Carolina del Norte, Trump dijo: «Déjenles que lo manden (el voto por correo) y déjenles que voten, y si su sistema es tan bueno como dicen que es, entonces obviamente no podrán votar. Si no está tabulado, sí podrán votar».

El mandatario también repitió esa idea directamente a algunos de sus simpatizantes que le esperaban cuando aterrizó en esa ciudad, al decirles: «Envíen (su voto por correo) temprano y después vayan y voten (en persona). No pueden dejarles que les quiten su voto, esta gente está jugando a política sucia».

Hoy, el director de la junta electoral estatal de Carolina del Norte, Brinson Bell, explicó que hay numerosas medidas se seguridad para evitar que una persona vote dos veces y, por ejemplo, los trabajadores en las urnas tienen acceso a registros que muestran si ese ciudadano ya ha ejercido su derecho por correo.

«Votar dos veces en unas elecciones o solicitar a alguien que lo haga es una violación de la ley de Carolina del Norte», advirtió Bell.

Carolina del Norte es uno de los estados donde las encuestas muestran una contienda más ajustada entre Trump y su rival en las elecciones de noviembre, el demócrata Joe Biden, que saca al presidente una ventaja de apenas 1.6 puntos porcentuales en ese territorio, dentro del margen de error, según la media de la web FiveThirtyEight.

La campaña del exvicepresidente estadounidense y virtual candidato demócrata Joe Biden anunció este viernes que ha conformado un comité de liderazgo latino, encabezado por los exsecretarios Hilda Solís y Ken Salazar, como parte de su esfuerzo por conquistar el voto hispano.

El comité reúne líderes estatales y locales de distintos puntos del país, entre ellos de Florida y Arizona, estados a donde la campaña de Biden llegará con anuncios en español y en inglés.

Solís, quien fue secretaria de trabajo del presidente Barack Obama (2009-2017), y Salazar, quien también colaboró en la pasada Administración como secretario del interior, estarán a la cabeza del comité, conformado además por congresistas como Raúl Grijalva, Rubén Gallego, Tony Cárdenas, Darren Soto, Debbie Murcasel-Powell y Verónica Escobar, entre otros líderes.

“Dado que la comunidad latina se ha visto afectada de manera desproporcionada por el COVID-19, tanto desde el punto de vista económico como de salud, será fundamental tener un aliado en La Casa Blanca. Ese aliado es Joe Biden», afirmó Solís, nacida en Los Ángeles, de madre nicaragüense y padre mexicano.

La exfuncionaria, que también fue congresista, consideró que Estados Unidos necesita un líder con «la experiencia, la fortaleza moral y la compasión, no solo para guiar a esta nación y salir de esta crisis, sino para ayudar a sanar al país”.

Salazar, quien se desempeñó igualmente como senador y fiscal general de Colorado, destacó que los latinos, con 32 millones de personas elegibles para participar en los comicios de noviembre, serán el bloque más grande de votantes no blancos en las próximas elecciones.

Al referirse al comité, Biden dijo sentirse «honrado de tener un grupo tan sólido de líderes», que, aseguró, encarnan la diversidad de la comunidad latina.

“Me estoy postulando para construir un Estados Unidos que funcione para todos, y darle a los latinos una oportunidad para lograr el sueño americano, es una parte fundamental de mi visión para esta nación”, apunto Biden.

El jueves, el equipo de campaña de Biden informó que en junio recaudaron 141 millones de dólares, superando así por segundo mes consecutivo a la de su rival, el presidente Donald Trump, que obtuvo 131 millones en el mismo lapso.

Tras haber comenzando a circular un video en el que se indicaba que se había arrepentido de haber votado por López Obrador, Damián Alcázar desmintió la autenticidad de dicho material, e incluso afirmó, AMLO es el mejor presidente de México de los últimos años.

En el video que circuló, además de la foto de Alcázar, se leía: «me siento tan decepcionado, traicionado, lamento haber dado mi apoyo a un hombre mentiroso y pusilánime; López no valía la pena”.

En respuesta, el actor difundió este martes un video dedicado a los «adultos pusilánimes, cobardes, resentidos, corruptibles, que crean las fake news», a quienes pidió «no meterlo en sus cosas».

En el videomensaje, Alcázar afirma que además de haber votado por Andrés Manuel López Obrador, sigue pensando que «ha sido el mejor presidente en muchísimos años». Afirmó que AMLO ha hecho lo que ningún otro ha hecho en beneficio del pueblo mexicano.

Resaltó que AMLO trabaja constantemente por el pueblo, «a pesar de todos ustedes”, los detractores del mandatario.

Pidió que si alguien se siente defraudado por haberle dado su voto a López Obrador, subieran una foto de ellos mismos con el mensaje pero que no ocuparan su imagen.

«Yo sigo apoyando a nuestro presidente que lo está haciendo como un verdadero hombre, sí señor”, remató el actor.

Al respecto, el presidente López Obrador publicó un mensaje en Twitter de agradecimiento al actor, quien dijo, se encuentra comprometido con la transformación del país.

AMLO lamentó que periodistas, artistas o escritores se refugiaran en la supuesta objetividad o independencia para no comprometerse con el país, lo que dijo, es una forma hipócrita de tomar partido.

En el caso de Alcázar, el tabasqueño dijo que «sin dejar de ser libre, te defines a favor de la transformación. Gracias».

Al respecto…

Por Alejandro Aguirre Guerrero

 

 

Dícese de aquellos mandatarios (de cualquier partido político) cuyas acciones distan, (groseramente), de aquello que prometieron durante su campaña para buscar el voto. Y aunque no hay gobernador que se salve, pues todos tienen “cola que les pisen”, existen algunos que se distinguen en esa categoría.

El de Veracruz afirmó que disminuirían los índices de inseguridad, pero bajo el reiterado argumento de haber recibido un estado “hecho pedazos”, pasan los meses y continúa punteando en las violentas comparativas nacionales.

Sin que exista ya un personaje “yunista” al que pueda culpar en automático por lo que no resuelve, el Gobernador Cuitláhuac García se ha quedado sin otra alternativa que buscar soluciones reales. El asunto es que no da “pie con bola”.

En Veracruz matan a muchas mujeres, tantas que el estado se encuentra en los primeros lugares nacionales; en Veracruz secuestran más que en cualquier otro punto del país, incluso por encima de Edomex; en Veracruz hay un grave problema de desaparición forzada, y no baja, por el contrario, sube.

Este fin de semana fue asesinado el diputado local Juan Carlos Molina, quien en mayo pasado solicitó en tribuna la comparecencia del Secretario de Seguridad, por los problemas que en el rubro vive Veracruz. Un grupo armado lo acribilló en las inmediaciones de su rancho.

En la zona centro de Veracruz se han registrado desapariciones forzadas consecutivas, mientras que en el sur, asesinan jovencitas, sin dejar de lado las masacres en Minatitlán, (donde murieron 13, incluyendo un menor de edad), y en Coatzacoalcos, en ese bar donde perecieron más de 30 personas por un incendio provocado.

En próximos días, el Gobernador García entregará su Primer Informe de Labores. ¿Arrancará, de nueva cuenta, meses después de haber tomado el poder, recordando que le entregaron un estado en pedazos?, ¿en qué momento lo que ocurre en Veracruz es su responsabilidad, para bien o para mal? Veremos.

 

[email protected]

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx

Al participar en la Cumbre de Negocios 2019, el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, afirmó que en México el sistema electoral funciona y encauza pacíficamente la política, lo que genera estabilidad al país.

Córdova Vianello destacó que el modelo electoral actual funciona y funciona bien, y muestra de ello es que el país presenta el nivel más alto de alternancias, del orden del 60%, en cinco años; la alternancia significa que en este régimen democrático existen condiciones reales y garantías de certeza, legalidad y confianza para que el voto se ejerza en libertad y sean las y los ciudadanos quienes elijan en las urnas a sus representantes.

El presidente del INE enfatizó que la actual democracia es tan poderosa en las manos de los ciudadanos que premia a los buenos gobiernos y castiga a aquellos que no hicieron bien las cosas.

Hoy en día se está discutiendo una posible renovación de la democracia, y pretenden hacerlo a partir de vender la idea de que empezó el 1 de julio de 2018; pero no fue el punto de partida, sino el punto de llegada a través de un proceso de décadas, de esfuerzo colectivos y compromisos conjuntos”, dijo Córdova Vianello.

En el contexto actual de una posible reforma electoral, reiteró que el INE se ha pronunciado en no estar en contra de cambios a las reglas, ni en contra de la austeridad como lo propone el partido gobernante, pero dichos cambios, aseguró, deben darse basados en el consenso político y con respeto pleno a la autonomía electoral.

De acuerdo a la más reciente encuesta de El Universal, si el día de hoy se realizara la consulta que definiría si el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) continúa en el poder, 74.1% de los encuestados respaldarían su permanencia.

19.3% optarían por que López Obrador dejara el cargo, mientras que 6.6% no sabrían cómo votar.

Al preguntar a los encuestados si a 9 meses del inicio del sexenio se arrepienten o no de haber votado por AMLO, 64.4% indicó que no, 21.8% indicó que no votó por él, 6.5% indicó que no votó en las pasadas elecciones y únicamente 5.9% señaló que sí se arrepiente de haberle dado su voto.

En una escala del uno al 10, donde uno es «muy insatisfecho» y 10 es «muy satisfecho», los encuestados dijeron que están 7.74 satisfechos con su calidad de vida.

En ese sentido, 43% indicaron que su calidad de vida es «mucho mejor/mejor» que antes, 40.1% señaló que está igual y 16.5% indicó que es «mucho peor/peor».

Recordemos que el día de ayer, El Universal reportó que AMLO llega a su primer informe de gobierno con un 69% de aprobación.

La diputada local de Morena, Roxana Montealegre, presentó en sesión ordinaria en el Congreso de Hidalgo, una iniciativa para reformar el código electoral del estado, con el fin de regular la obligatoriedad de votar.

La diputada dijo que la iniciativa nace luego de analizar que únicamente 6 de cada 10 mexicanos salieron a votar en las elecciones del 1 de julio de 2018.

Señaló que, de acuerdo a la Constitución del estado, en el artículo 18 de Obligaciones de los ciudadanos, en su fracción IV señala que es obligación «votar en las elecciones y consultas populares, en los términos que señale la Ley».

Indicó que el objetivo de su iniciativa es dar coherencia a la normatividad existente y un cambio en la cultura del comportamiento político electoral que asegure jurídicamente el cumplimiento de la obligación o del deber político de votar.

Adicional dijo que, con estos cambios, existirá un importante ingreso a las finanzas públicas por las sanciones monetarias.

Recordó que 20 países en el mundo sancionan a los ciudadanos por no ejercer el voto, ya sea con multas o con la eliminación del registro electoral.

De acuerdo a la propuesta, los artículos que se reformarían serían el 6, 304 y 312 del código electoral estatal. La sanción económica, expresada en Unidad de Medida y Actualización (UMA), quedó en 422.45 pesos.

La propuesta fue turnada a la comisión permanente de legislación y puntos constitucionales para su análisis.

El hombre, quien afirmó también poseer inmobiliarias y vivir “muy bien”, circulaba junto a otros en la denominada “Marcha del Silencio” con la que mexicanos inconformes con el gobierno del tabasqueño se manifestaron a lo largo de Paseo de la Reforma este domingo.

El presunto empresario y sus acompañantes llevaban consigo una manta con la leyenda: “Peje…los que tenemos cerebro no votamos por ti No te burles? Somos millones de mexicanos”, con todo y los errores ortográficos, el hombre aseguró tener un «cerebro más evolucionado».

A través de un video compartido en su cuenta de Twitter, el analista político y columnista de El Universal, Hernán Gómez Bruera, le pregunta al empresario si el mensaje implícito no era que los votantes de López Obrador no tenían cerebro, a lo cual el aludido contesta: “si tienen, pero lo tienen muy chiquito”.

“Lo tienen pero muy chiquito, no muy desarrollado; yo tengo un chingo de obreros, así son, así nacieron con una ‘mentecita’”, aseguró.

El hombre de 71 dijo que AMLO era “un desgraciado” que “abusa de todos, es un infeliz”, incluso se burló de los programas sociales impulsados por el tabasqueño, específicamente del Programa para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores y de Jóvenes Construyendo el Futuro.

Y es que de acuerdo con el empresario, a los pobres “les gustan que los mantengan”.

“El cerebro es como el músculo, si lo estás ejercitando se fortalece, esa gente no ejercita su cerebro, no tiene cerebro evolucionado, lo tiene huevonamente”, dijo.

Cuando Gómez Bruera le dice que él voto por AMLO, el empresario lo “justifica” afirmando que posiblemente el votó por el porque buscaba un cambio.

Los panameños acuden este domingo a las urnas para escoger a sus nuevas autoridades en los sextos comicios desde que en 1989 se restableció la democracia en el país.

Los 26,076 jurados de las 6,911 mesas distribuidas en todo Panamá, la mayoría en colegios, comenzaron a instalarse antes de las 06:00 hora local para recibir a los 2.7 millones de votantes a partir de las 07:00 locales en una jornada ininterrumpida hasta las 16:00 horas.

El magistrado del Tribunal Electoral Alfredo Juncá instó a la ciudadanía a que “salga a votar temprano” con la conciencia que “definen el futuro de Panamá”.

Desde antes de la apertura de los colegios electorales los candidatos presidenciales como Rómulo Roux, de Cambio Democrático; Laurentino Cortizo, del Partido Revolucionario Democrático; José Bandón, del gobernante Partido Panameñista; Saúl Méndez, del Frente Amplio por la Democracia (FAD) y los independientes Ana Matilde Gómez, Marco Ameglio y Roberto Lombana llamaron a votar.

En total se escogerán 861 funcionarios, incluido el presidente, 71 diputados a la Asamblea Nacional, 20 diputados al Parlamento Centroamericano, 81 alcaldes, 679 representantes de corregimiento y 9 concejales, con su respectivo suplente.

Al visitar el estado de Baja California, donde se elegirá gobernador el próximo 2 de junio, el presidente nacional del PAN, Marko Cortés, aseguró que Acción Nacional apuesta por un México productivo y no por uno de dádivas.

“Nosotros apostamos y creemos en un México productivo, no en un México de las dádivas, el regalo, sino en un México donde la gente se le da lo necesario para que pueda trabajar y por sí sola salir adelante, en un México que crece y genera oportunidades de trabajo”, señaló el partido.

Entrevistado en Ensenada donde acudió para apoyar a la candidata a presidenta municipal, Eloísa Talavera, el presidente del blanquiazul aseguró que hay un cierre de filas y esfuerzos de todas las expresiones del partido en Baja California para dar una buena batalla el 2 de junio.

Marko Cortés confió en la inteligencia de los bajacalifornianos para valorar y conservar lo que han logrado en muchos años que el PAN lleva en el poder. “Y por eso, mi llamado y mi reflexión son a que los bajacalifornianos piensen bien lo que tienen, porque nadie sabe lo que tienen hasta que lo pueden ver perdido”, comentó.

Marko Cortés aprovechó para demandar que se sancione al candidato de Morena a la gubernatura, Jaime Bonilla, a quien acusó de estar usando los programas sociales con fines electorales.

“Hemos denunciado con claridad que el Gobierno Federal está usando los programas, el Censo por el Bienestar donde tocan puertas y ofrecen de todo a la gente es para beneficiar a los candidatos de Morena, lo hemos denunciado una y otra vez, afortunadamente eso quedó atestiguado en una grabación y no tenían de otra. Lo que nosotros ahora exigimos es sanción para el funcionario, no basta la renuncia y sanción para el candidato”, dij el panista.

La diputada sin partido, Ana Lucía Riojas, fue la única legisladora que votó en contra de la minuta que se aprobó esta tarde en el recinto legislativo para crear la Guardia Nacional. Acusó a sus compañeros de haber «simulado» diálogo durante los meses en que se debatió el tema.

Sostuvo que se consiguió una «victoria amarga» que permitirá la militarización por cinco años. Recordó que cuando la minuta estuvo en Diputados por primera vez, la mayoría: la bancada de Morena, no movió ni una coma para atender las exigencias de la sociedad.

Los acusó de haber aplastado en la votación, sin lograr consensos ni diálogos con el resto de las fracciones parlamentarias.

Al abordar el proceso que se dio en la Cámara de Senadores, dijo que Morena tuvo que recurrir a otras negociaciones para volver a «aplastar en la votación».

«Se logró un dictamen que no eliminó los temores que se expresaron durante estos meses, pero, por lo menos, se dio revés al fuero militar, a la formación militar de la Guardia Nacional, y se puso una fecha de caducidad a los militares en las calles», dijo la legisladora sin partido.

Pidió a sus compañeros no colgarse medallas que no les corresponden, pues dijo que no fue un logro de los partidos sino de la  sociedad civil y de las víctimas de la guerra, que al alzar su voz avanzaron «los centímetros que el poder descuidaba».

Celebró que pese a los esfuerzo que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) hace día a día por ridiculizar a la sociedad civil, los contingentes actuaron como resistencia frente a lo que se quería imponer.

Remató acusando que la bancada de Morena simuló contrapesos, pues afirmó que ningún diputado se atrevió a desafiar lo que el presidente había ordenado.