Luego de la firma de un convenio de seguridad entre los estados de Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila, los gobernadoresde estas entidades señalaron que tienen problemáticas diferentes respecto al tema migratorio, y aseguraron que a la fecha no cuentan con el apoyo de la Federación.

De acuerdo con los gobernadores Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila no cuentan con los recursos financieros ni la infraestructura suficiente para atender la gran cantidad de migrantes que el Gobierno Federal pretende se reciban en dichas entidades, por lo que rechazaron recibir más caravanas de extranjeros.

El gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís aseguró que “Los números de los que habla el Gobierno federal son imposibles de atender por cualquier frontera”

Mientras que en el caso de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, señaló “Que la policía estatal pueda también coadyuvar con las autoridades federales y poner a disposición del INM a estos migrantes, evitando a toda costa que lleguen a la frontera norte, que es nuestra última línea para evitar mayores problemas a municipios como Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros”

Por otro lado el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez «El Bronco» indicó que la entidad se ha convertido en un estado atractivo, pero se requiere de un control de los migrantes que se han quedado a vivir.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario