Tras 12 años de investigación y desarrollo, la farmacéutica mexicana Laboratorios Silanes lanzó Reclusmyn, un faboterápico recombinante que neutraliza el veneno de la araña violinista.

Este antiveneno ya se encuentra disponible en México y fue desarrollado por la empresa sin la necesidad de extraer la toxina del animal.

Cabe señalar que la mordida de esta araña provoca daños irreversibles a nivel tejido, úlceras en la piel y puede provocar necrosis (muerte de la piel).

En la actualidad, el género de arácnidos Loxosceles (violinista) está conformado por 133 especies a nivel mundial. México tiene la mayor diversidad de estas arañas con 39 especies, que se caracterizan por tener tres pares de ojos, en la parte dorsal cuentan con un dibujo en forma de violín y llegan a medir de uno a cinco centímetros, con las patas extendidas, con base en datos de la Asociación Mexicana de Sistemática de Artrópodos.

El veneno de esta araña causa una grave intoxicación y podría causar fallo renal agudo, desorientación, lesión pulmonar, destrucción de glóbulos rojos y la muerte.

El veneno de la araña violinista es considerado uno de los venenos más potentes que deben atenderse de inmediato, su mordedura suele confundirse con un piquete de abeja u hormiga.

Bajo dicho panorama, desde hace casi 20 años, Silanes trabaja en conjunto con la organización comunitaria sin fines de lucro, Red Internacional de Información de las Intoxicaciones por Animales Ponzoñosos (Redtox) para brindar información científica sobre la biología de las especies venenosas, así como diagnósticos y tratamiento de las intoxicaciones causadas por las mismas.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario


WordPress Lightbox Plugin