Al cerrar el mensaje que ofreció este domingo en Palacio Nacional en el marco de su Primer Informe de Gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmó que se logrará sacar al país adelante trabajando coordinadamente en todo el gobierno, cerrando filas por el bien de México.

Señaló que la transformación del país se logrará no permitiendo el contubernio entre la delincuencia y la autoridad.

«Cero impunidad, separando muy bien, marcando la línea, la frontera, por un lado la delincuencia y por otro lado la autoridad, nada de mezclar delincuencia con autoridad. Eso se termina. El que se meta a proteger a delincuentes va a ir a la cárcel sin derecho a fianza. Ya no hay influyentismo», dijo AMLO.

López Obrador enfatizó que es mucho lo alcanzado en los primeros nueve meses de su gobierno, basado todo en los ideales de honestidad, justicia, legalidad y democracia.

Indicó que con lo conseguido hasta ahora bastaría para demostrar que no se está viviendo un mero cambio de gobierno, sino un cambio de régimen, y que el país no no ha sido ni será más lo que fue en el pasado: «está en marcha una auténtica regeneración de la vida pública de México».

AMLO sostuvo que su gobierno ha contado con suerte, pues la transformación que se ha estado haciendo ha enfrentado poca confrontación y no ha habido violencia política.

En ese sentido, López Obrado reconoció que no ha dejado de existir, ni quiere que desaparezcan, las protestas legítimas de los ciudadanos, ni los reclamos de sus adversarios, quienes dijo, se oponen a cualquier cambio verdadero.

«Están nerviosos o incluso fuera de quicio; sin embargo, no han podido constituir, y esto lo celebramos y toco madera, para que no se pueda crear un grupo o una facción con la fuerza de los reaccionarios de otros tiempos. Además, lo digo con respeto, no quiero que se entienda como un acto de prepotencia o una burla, es lo que estoy percibiendo: están moralmente derrotados», dijo AMLO seguido de aplausos de los presentes.

El mandatario insistió en que sus adversarios están moralmente derrotados porque no han tenido la oportunidad de establecer un paralelo entre la nueva realidad y el último periodo neoliberal, caracterizado por la prostitución y el oprobio.

Indicó que mientras los que se oponen al cambio viven aturdidos y desconcertados, la mayoría de los mexicanos apoya la transformación, y están contentos. Bromeó recordando su polémica declaración: feliz, feliz, feliz. Incluso dijo, los empresarios están cooperando con mayor compromiso social, invierten, crean empleos, aceptan utilidades razonables y pagan sus contribuciones.

AMLO finalizó diciendo que todo el cambio que se vive en el país lo mantiene optimista, aunque no aflojará el paso, pues insistió en que el poder es humildad y deber, y él no tiene derecho a fallar.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario



WordPress Lightbox Plugin