Tag

Colombia

Browsing

El gobierno venezolano anunció este viernes que presentará evidencias ante la Fiscalía General para que emprenda una investigación sobre el supuesto vínculo del líder opositor Juan Guaidó con narcotraficantes colombianos tras la polémica desatada por la difusión de fotografías en las que aparece junto a dos miembros de uno de esos grupos.

Guaidó rompió el viernes el silencio que había mantenido tras la difusión de las fotografías junto a los jefes del grupo delictivo Los Rastrojos, Albeiro Lobo Quintero, alias Brother, y Jhon Jairo Durán, alias Menor, y dijo en una entrevista con la emisora colombiana Blu Radio que «era difícil saber quién me pedía fotos».

El jefe de la Asamblea Nacional expresó que durante la travesía que realizó de Venezuela a Colombia, en la que debió sortear varios bloqueos de vías de las autoridades para acudir al concierto benéfico que se realizó el 22 de febrero en Cúcuta, se tomó muchas fotos y sostuvo que era «difícil discriminar quién pide una foto».

Pero el ministro de Relaciones Interiores, mayor general Néstor Reverol, lo acusó de tener «vinculación directa» con los líderes de Los Rastrojos, señalados de participar en actividades de narcotráfico, contrabando de combustible, asesinatos y reclutamiento de menores, y dijo que el gobierno consignaría las evidencias en la Fiscalía General para que se inicie una investigación y se «haga justicia».

Desde el palacio presidencial Reverol afirmó que Guaidó «fue custodiado por estas organizaciones narco paramilitares colombianas» en febrero en su paso por la frontera y mostró algunas fotografías del opositor junto a supuestos paramilitares.

Guaidó atribuyó esas acusaciones a una acción que busca «distraer la atención» y retó Reverol, y al fiscal general Tarek William Saab a que detengan a los «narcoterroristas» y miembros de grupos guerrilleros colombianos que están en Venezuela.

El gobierno de Colombia anunció la muerte de nueve guerrilleros que se marginaron del pacto de paz, al día siguiente de ordenar una ofensiva contra el levantamiento armado de un grupo de exjefes de las FARC.

Los rebeldes pertenecían a las disidencias de esa organización y fueron abatidos en una operación ordenada por el presidente Iván Duque.

Según el ministro de Defensa, Guillermo Botero, el ataque se produjo en una zona rural de San Vicente del Caguán, un municipio del sur de Colombia. «Los delincuentes están advertidos: se entregan o serán vencidos», tuiteó el funcionario.

Entre los muertos está ‘Gildardo Cucho’, cabecilla de la estructura atacada, precisó por su parte Duque. «Autoricé (…) adelantar una operación ofensiva contra esta cuadrilla de delincuentes narcoterroristas que son residuales de lo que se conocía como las FARC, y que hacen parte de las estructuras criminales que pretenden desafiar a Colombia», indicó.

Duque agregó que el golpe militar es un «mensaje clarito» a los líderes de la antigua guerrilla que anunciaron su regreso a las armas, alegando «la traición» de los acuerdos de paz suscritos en 2016 que condujeron al desarme del grueso de las FARC y su ingreso a la política como partido.

Gildardo Cucho era «un criminal dedicado al narcotráfico, al secuestro, a la intimidación de líderes sociales y que pretendía hacer parte de esa estructura amenazante que ayer se presentaba al país como una nueva guerrilla, cosa que no es», agregó el presidente.

El presidente de Colombia, Iván Duque, aseguró que el regreso a las armas de exjefes disidentes de las FARC no supone el surgimiento de una nueva guerrilla sino de una banda narcoterrorista apoyada por el mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

«Los colombianos debemos tener claridad de que no estamos ante el nacimiento de una nueva guerrilla, sino frente a las amenazas criminales de una banda de narcoterroristas que cuenta con el albergue y el apoyo de la dictadura de Nicolás Maduro», manifestó Duque en una declaración al país.

Duque aprovechó su mensaje para anunciar una ofensiva contra los exjefes de las FARC. «He ordenado la conformación de una unidad especial para la persecución de estos criminales con capacidades reforzadas de inteligencia, investigación y movilidad en todo el territorio colombiano».

Al señalar que no permitirán que el grupo de delincuentes liderados por Iván Márquez se burlen del pueblo colombiano, indicó que solicitó a la Fiscalía General emitir órdenes de captura contra los exjefes de las FARC, pues dijo, en el video publicado se evidenciaron diversos delitos. Indicó que s urgente tener claridad sobre armas, rutas del narcotráfico, bienes y dineros de este grupo armado.

Detalló que por cada integrante del nuevo grupo se fijará una recompensa de $3 mil millones por información que conduzca a su captura.

Duque hizo un llamado a la comunidad internacional para que se una al pueblo colombiano en el rechazo a las amenazas criminales, y recordó que ningún país puede albergar terroristas, según resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Iván Márquez, ex número dos de la disuelta guerrilla de las FARC cuyo paradero era desconocido desde hace más de un año, reapareció este jueves en un video que circula en internet anunciando que retomó las armas junto con otros jefes rebeldes que se apartaron del acuerdo de paz en Colombia.

«Anunciamos al mundo que ha comenzado la segunda Marquetalia (cuna histórica de la rebelión armada) bajo el amparo del derecho universal que asiste a todos los pueblos del mundo de levantarse en armas contra la opresión», señala Márquez acompañado de Jesús Santrich, prófugo de la justicia.

Desde las selvas del sureste de Colombia, el también exjefe negociador de paz agregó que su anuncio supone la «continuación de la lucha guerrillera en respuesta a la traición del Estado a los acuerdos de paz de La Habana», que condujeron al desarme de unos 7,000 hombres y mujeres en 2017.

Márquez, Santrich y Hernán Darío Velásquez, alias El Paisa, quien también aparece en el video con fusil y en camuflado, se separaron del acuerdo de paz que pretendía acabar con más de medio siglo de conflicto armado y que dio origen al ahora partido FARC.

Los tres reaparecieron en la selva flanqueados de 17 hombres y mujeres con fusiles y una pancarta al fondo en la que puede leerse «Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC-EP».

En el video de 32 minutos, Márquez denuncia «la trampa, la traición y la perfidia, la modificación unilateral del texto del acuerdo, el incumplimiento de los compromisos por parte del Estado, los montajes judiciales y la inseguridad jurídica».

Según él, eso fue lo que los obligó a «regresar al monte».

Hace más de un año que Márquez decidió apartarse del pacto de paz alegando los mismos incumplimientos del Estado que ahora invoca para retomar las armas en un país donde el tráfico de drogas sigue alimentando varios focos de violencia.

En el video,  Márquez sostiene que el nuevo grupo armado buscará coordinar «esfuerzos con la guerrilla del ELN y con aquellos compañeros y compañeras que no han plegado sus banderas».

Aunque el grueso de las FARC se desmovilizó, unos 2,300 combatientes distribuidos en varios grupos conforman las llamadas disidencias y se dedican mayoritariamente al narcotráfico y la minería ilegal, según inteligencia militar.

De momento, el gobierno de Iván Duque, que intentó sin éxito modificar lo pactado en desacuerdo con lo que considera concesiones a la antigua guerrilla, no ha fijado una posición sobre el explosivo anuncio de Márquez.

De acuerdo con el diario británico, The Guardian ante la ola de inseguridad, el tráfico de drogas y la pobreza que asolan a la ciudad colombiana de Buenaventura. Rubén Darío Jaramillo Montoya obisto de ese lugar quiere practicar un exorcismo a la ciudad entera lanzando agua bendita desde un helicóptero.

Luego de que una niña de 10 años fue torturada y asesinada, este religioso comenzó a planificar el exorcismo colectivo de toda la población, que a su juicio está endemoniada.

“Tenemos que echar al demonio de Buenaventura para ver si podemos restaurar la paz y la tranquilidad en nuestra ciudad”, Rubén Darío Jaramillo Montoya, obispo de Buenaventura, Colombia.

Tras dar a conocer su plan, El ejército colombiano ya le ha ofrecido un helicóptero para poder hacerlo. El obispo lo utilizará para arrojar agua bendita durante las festividades del patrón de la ciudad.

El exorcismo que pretende llevar a cabo Jaramillo Montoya es inusual, ya que lo normal es que se practicara a un solo individuo. No obstante, exorcismos como este están permitidos por la Iglesia desde que en el siglo XIX el Papa León XIII reconociera los “exorcismos contra Satán y los ángeles caídos” para acabar hacer frente a una posible “infestación demoniaca”.

Los expresidentes colombianos Álvaro Uribe y Andrés Pastrana fueron citados por la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes para declarar en medio de una investigacion preliminar que indaga el presunto ingreso de dinero de la constructora brasileña Odebrecht a la campaña presidencial del exmandatario Juan Manuel Santos.

El presidente de esa comisión del Congreso, Ricardo Ferro, dijo a The Associated Press que citó a ambos el 23 y 24 de julio “para escucharlos bajo la gravedad de juramento” sobre el tema.

“Los colombianos deben entender que en esta etapa de investigación debemos reunir todo el material probatorio que nos permita, en derecho, definir si se abre o no una investigación formal”, agregó el también congresista del partido Centro Democrático.

La comisión está integrada por 16 miembros de diferentes partidos y es la encargada de investigar causas constitucionales a presidentes, magistrados de la Corte Constitucional, de la Corte Suprema y del Consejo de Estado, entre otros.

La comisión inició desde junio una investigación preliminar contra Santos, quien gobernó entre 2010 y 2018, para establecer su presunta vinculación con el caso de corrupción de Odebrecht y de una supuesta financiación irregular de su campaña en 2014.

Las autoridades colombianas capturaron este miércoles a nueve personas que formaban parte de una estructura criminal señalada de ingresar al país más de 11,000 millones de pesos en los últimos dos años desde nuestro país, producto del narcotráfico.

La Fiscalía y la Policía colombianas indicaron en un comunicado que la banda implementó una nueva modalidad de blanqueo de dinero denominada «lavado hormiga», en la que enviaban a colombianos a México para que retornaran masivamente al país con fuertes sumas de dinero.

Entre octubre de 2017 y marzo de 2019, al menos 27 colombianos provenientes de México llegaron a los aeropuertos del país con cantidades de entre 20 y 80 mil dólares.

Según la investigación, la organización contactaba personas de estratos medios para ofrecerles la posibilidad de viajar en calidad de turistas a México con todos los gastos pagos. Una vez que el viajero aceptaba la propuesta, le entregaban los pasajes aéreos para una permanencia de cinco días, además de dinero en efectivo.

«Cada colombiano viajaba al extranjero con el compromiso de retornar a Colombia con 25,000 dólares. Sin embargo, se constató que en el lugar de la entrega eran convencidos de transportar sumas que iban desde 50,000 dólares hasta 80,000 dólares», precisó la Fiscalía.

Una vez en Colombia, los turistas evadían el control de las autoridades asegurando que el dinero era producto de la venta de inmuebles en México o un préstamo adquirido en ese país para hacer inversiones.

El ingreso del dinero era posible gracias a la participación de un funcionario de la Policía, quien cobraba para permitir el paso de los «correos humanos» por el aeropuerto internacional José María Córdova, cerca de Medellín.

La Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes de Colombia abrió una investigación contra el expresidente Juan Manuel Santos, por supuestos vínculos con el caso Odebrecht.

El presidente de la Comisión, Ricardo Ferro, explicó que decidieron iniciar la pesquisa luego de que en una entrevista publicada por la revista local Semana, el exlegislador Bernardo Miguel Elías, conocido como ‘El Ñoño’ y quien fue condenado por el caso Odebrecht, vinculó al exmandatario.

En dicha entrevista, Elías aseguró que él tuvo contacto con una persona que «fungía como directivo de la campaña de Juan Manuel Santos, el cual sabía perfectamente que se estaban dando unos recursos que venían de (la empresa brasileña) Odebrecht».

Ferro explicó que tras las declaraciones de Elías, una persona presentó una denuncia ante la Comisión de Investigación, por lo que decidieron darle trámite e iniciar una pesquisa preliminar contra Santos «para entrar a determinar si hay o no lugar a proceder en una investigación formal”, de acuerdo con la prensa local.

El legislador, quien participará en la investigación preliminar a Santos, precisó que Elías, quien se encuentra preso en la cárcel de La Picota, deberá comparecer el próximo 17 de junio para determinar si hay elementos para avanzar en la pesquisa.

En febrero de 2017, la Fiscalía General de Colombia reveló que investigaba si uno de los pagos que recibió el cabildero de Odebrecht y exsenador Otto Bula ingresó a la campaña de Santos por la reelección en 2014.

Estados Unidos continuará utilizando todas las herramientas económicas y políticas a su disposición en contra del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y de los responsables por la crisis en esa nación, dijo el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

El funcionario hizo los comentarios en la ciudad colombiana de Cúcuta, fronteriza con Venezuela, en la última parada de una gira de tres días a Chile, Paraguay y Perú,

«Estados Unidos continuará utilizando toda vía económica y política a nuestra disposición para ayudar a los venezolanos a través de sanciones, cancelaciones de visa y otros medios. Nos comprometemos a que el régimen y aquellos que lo mantienen en pie se hagan responsables por la corrupción y la represión de la democracia», dijo Pompeo en una declaración.

Maduro acusa a las sanciones impuestas por Estados Unidos de los problemas económicos del país sudamericano y se niega a reconocer al líder opositor Juan Guaidó, quien en enero invocó la Constitución para asumir una presidencia interina, argumentando que la reelección del líder socialista en 2018 fue ilegítima.

Más de tres millones de venezolanos han huido de la hiperinflación, la escasez de alimentos y medicamentos, además de la crisis política. Colombia se convirtió en el principal destino de los inmigrantes venezolanos y actualmente más de 1.2 millones de encuentran en diferentes ciudades del país cafetero.

«Maduro debe saber que estamos vigilando y nuestro apoyo no va a flaquear», dijo Pompeo acompañado del presidente colombiano Iván Duque, tras visitar inmigrantes venezolanos en un refugio en Cúcuta, recorrer los puentes fronterizos y una bodega en donde se almacena ayuda humanitaria, a pocos metros de la frontera.

Aunque la mayoría de las naciones occidentales han reconocido a Guaidó como jefe de Estado, Rusia, China y Cuba continúan apoyando a Maduro.

Washington ha impuesto una serie de sanciones contra el gobierno de Maduro en un intento por expulsarlo del poder. El viernes agregó cuatro compañías y nueve barcos a su lista negra, pero los críticos han advertido que esas acciones podrían perjudicar a los venezolanos comunes.

El presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó este miércoles que «el negocio de las drogas ha crecido un 50%» en Colombia desde que Iván Duque llegó al poder en 2018.

Acusó a ese país, junto a Honduras, Guatemala y El Salvador, de enviar a propósito a sus criminales a Estados Unidos.

«No tengo dudas de que Honduras, Guatemala, El Salvador y Colombia (…) los están mandando a Estados Unidos porque no los quieren, porque creen que la gente de Estados Unidos es estúpida y los reciben», dijo Trump en un acto de recaudación de fondos para su campaña electoral en San Antonio, Texas.

Y es que Trump ha centrado sus discursos y acusaciones en los últimos días a la supuesta emergencia nacional que se vive en la frontera sur de su país. Este mismo miércoles Trump aseguró que tendrá que movilizar a más militares en la frontera con México.

Sostuvo que en su país hay una sola persona a cargo de la política de inmigración: él. Y es que cuando salía de La Casa Blanca, fue cuestionado sobre si había considerado nombrar a Stephen Miller para dirigir el Departamento de Seguridad Nacional tras la renuncia de Kirstjen Nielsen.

Miller «es un tipo excelente» y un «hombre brillante», pero agregó que «francamente, solamente hay una persona a cargo: ¿saben quién?, yo». Trump escogió al comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza Kevin McAleenan como secretario interino.

Un sismo de magnitud 6.0 se sintió la tarde de este sábado en varias ciudades de Colombia, sin que de momento se hayan reportado víctimas o daños materiales.

«Reportamos evento sísmico, a las 14.21 hora local. Magnitud 6.0″, indicó el Servicio Geológico Colombiano (SGC) en su cuenta de Twitter.

El epicentro del movimiento telúrico, que tuvo una profundidad de 124 kilómetros, fue la localidad de Versalles, en el departamento del Valle del Cauca, ubicado en el suroeste del país.

Sin embargo, hay reportes de que el temblor se sintió también en departamentos como Tolima, Caldas, Boyacá y Cundinamarca, en el centro de Colombia, así como en Antioquia, Chocó y Santander.

En ciudades como Bogotá, Ibagué, Medellín y Cali algunos habitantes salieron a la calle por temor a posibles réplicas.

Los organismos de socorro colombianos evalúan posibles daños estructurales, aunque por el momento no hay reporte de afectaciones.

El líder opositor Juan Guaidó dijo que tiene planeado volver a Venezuela el próximo lunes, pese a las amenazas contra su persona y su familia.

Y aunque Guaidó había afirmado que regresaría a Venezuela esta misma semana, se informó que visitará Paraguay el viernes.

Recordemos que Guaidó salió de su país para presenciar el concierto “Venezuela Aid Live”, que se llevó a cabo el pasado 22 de febrero en la ciudad colombiana de Cúcuta,

Al salir del país, el gobierno de Nicolás Maduro lo consideró como un «prófugo de la justicia», ya que el Tribual Supremo de Justicia ordenó una prohibición para que no abandonara el país.

Según declaraciones del propio Guaidó, buscará entrar a su país a través del aeropuerto internacional Simón Bolivar, principal terminal aérea del país.

Este sábado, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció la ruptura total de relaciones con Colombia, y ordenó la salida del embajador y los cónsules de ese país en 24 horas.

“La paciencia se agotó”, dijo Maduro durante un encuentro con seguidores en la capital. “No podemos seguir soportando que se preste el territorio de Colombia para una agresión contra Venezuela”, agregó.

El anuncio ocurrió mientras la oposición venezolana, encabezada por Juan Guaidó, ponía en marcha una operación para intentar meter ayuda humanitaria al país sudamericano por varios puntos, incluida la frontera con Colombia.

Debido a las tumultuosas relaciones políticas entre Caracas y Bogotá en los últimos años, ya en la capital venezolana no hay embajador del vecino país desde hace al menos un año.

Además el paso de personas en algunos puentes entre los dos países fue cerrado la noche del viernes, según anunció el viernes por la noche la vicepresidenta Delcy Rodríguez.


WordPress Lightbox Plugin