Tag

Mattis

Browsing

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, planea retirar de Afganistán a unos 7,000 militares, la mitad de los 14 mil que tiene desplegados en ese país, según informaron hoy medios estadounidenses.

Trump tomó esta determinación al mismo tiempo que la anunciada este miércoles de retirarse de Siria, según fuentes del Pentágono.

La decisión se ventila poco después de que se supiera la dimisión del hasta ahora jefe del Pentágono, el general James Mattis, por desacuerdos con Trump.

Trump prometió en campaña replegar al máximo las tropas estadounidenses en el exterior, aunque hasta ahora Mattis y otros asesores le había convencido de mantener o incluso ampliar la presencia en algunos países. El repliegue de la mitad del contingente en Afganistán se ve como un primer paso en el cumplimiento de esa promesa de reducir al máximo la presencia militar estadounidense, aunque muchos alertan de que puede aumentar el caos en el país.

Las tropas estadounidenses en Afganistán dejaron de combatir en 2014 y están dedicadas actualmente a entrenar y orientar a las fuerzas afganas, así como a labores de contra el terrorismo de Al Qaeda y el Estado Islámico.

El presidente Donald Trump anunció este jueves que el secretario de Defensa Jim Mattis se retirará a finales de febrero; indicó que a la brevedad nombrará a su nuevo colaborador.

Luego de dos años en el cargo, Trump refirió que durante el mandato de Mattis, se dieron «enormes progresos», especialmente con respecto a la compra de nuevos equipos de combate».

También señaló que el General ayudó a que aliados y otros países pagaran sus obligaciones militares.

Mattis argumentó que renunciaba porque Trump necesitaba un secretario de Defensa «cuyos puntos de vista estén alineados con los suyos».

El anuncio llega luego de que Trump sorprendiera a los aliados de Estados Unidos y a diversos políticos, al anunciar el retiro de tropas de Siria.

En su carta de renuncia, Mattis refirió que la «fortaleza como nación» está asociada a la fortaleza de las alianzas y asociaciones. «Si bien los Estados Unidos siguen siendo la nación indispensable en el mundo libre, no podemos proteger nuestros intereses ni desempeñar ese papel de manera efectiva sin mantener alianzas sólidas y mostrar respeto hacia esos aliados».

Le recordó a Trump que Estados Unidos no debe ser la «policía del mundo», sino por el contrario, debe usar todas las herramientas para proporcionar la defensa común, incluido el liderazgo efectivo para nuestras alianzas.

Con esto, Mattis se une a una largar lista de funcionarios que presentaron su renuncia al presidente de los Estados Unidos o que han sido destituidos.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, insistió hoy en que su departamento está colaborando con otras agencias gubernamentales para evitar posibles injerencias extranjeras en las próximas elecciones, que dijo, podrían proceder de «más allá de Rusia».

«Prefiero no entrar en detalles porque de hacerlo nuestros adversarios estarían sobre aviso y nuestros adversarios pueden ser otros más allá de Rusia. No estamos centrados en un único país», declaró Mattis, poco antes de reunirse en el Pentágono con el ministro de Defensa del Reino Unido, Gavin Williamson.

El funcionario estadounidense subrayó que el Departamento de Defensa está prestando apoyo al de Seguridad Nacional con el objetivo de evitar que agentes externos puedan «corromper o violar» la integridad de los comicios legislativos del próximo mes de noviembre.

Mattis citó las pasadas elecciones presidenciales, celebradas en 2016, como un claro ejemplo, en el que países como Rusia, «y posiblemente otros», intentaron influir en los comicios y, de hecho, llegaron a «corromper parte del proceso».

Cuestionado sobre si ve la mano del Kremlin en aquella campaña que tenía por objetivo socavar la democracia estadounidense o bien considera que los ataques procedieron de agentes particulares movidos por intereses turbios, el secretario se mostró contundente.

«Creo que existió apoyo oficial ruso, sin embargo, no fue exclusivo. También se produjeron otras acciones que no necesariamente están directamente adscritas a funcionarios rusos. Pero hemos realizado un seguimiento y al menos parte de dichas acciones nos lleva al Gobierno ruso», aseguró el colaborador de Donald Trump.

 

El secretario de Defensa de los Estados Unidos, James Mattis, y el general Joseph Dunford, ofrecieron un mensaje a la nación luego del anuncio del Presidente Donald Trump sobre los ataques que ordenó en contra del territorio sirio.

 

Mattis indicó que el gobierno estadounidense realizó un trabajo de inteligencia para identificar específicamente el programa de armas químicas del régimen sirio. «También seleccionamos objetivos que minimizarían los riesgos para civiles inocentes», por lo que indicó que las bajas serían pocas.

 

Indicaron que dentro de los objetivos se identificaron un centro de investigación científica ubicado en Damasco, el cual dijo que era un centro sirio para la investigación, el desarrollo, la producción y las pruebas de tecnología de guerra química y biológica.

 

El segundo objetivo era una instalación de almacenamiento de armas químicas al oeste de Homs. «Evaluamos que esta era la ubicación principal del sarín sirio y el equipo de producción de precursores. El tercer objetivo, que estaba en las proximidades del segundo objetivo, contenía una instalación de almacenamiento de equipos de armas químicas y un importante puesto de mando».

 

El funcionario estadounidense aseguró que en esta ataque, se usaron el doble de arma que las utilizadas en abril de 2017.

 

Con información de CNN / Foto: Archivo APO

El secretario de Defensa de los Estados Unidos, James Mattis, afirmó que su departamento y el de Seguridad  Nacional han alcanzado un acuerdo para evitar la deportación de aquellos jóvenes indocumentados, dreamers, que actualmente formen parte de las Fuerzas Armadas.

El secretario informó a un grupo de periodistas presentes en el Pentágono de que sostuvo una plática con su homóloga en el Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, para confirmar que «ningún militar en activo corre peligro» de deportación.

«Cualquiera que se haya alistado, que esté en servicio activo, en la reserva o que se haya licenciado con honores no será objeto de ningún tipo de deportación», aclaró el general retirado, aunque no quiso entrar en detalles sobre cuál será la vía para que puedan permanecer en el país ya que, según dijo, no es «especialista» en temas migratorios.

Mattis hizo ese comentario después de que la portavoz del Departamento de Defensa, Dana White, declarara en una rueda de prensa que el Pentágono está valorando «distintas opciones», pero «es una decisión que está en manos del Departamento de Justicia».

De acuerdo con los últimos datos oficiales, cerca de 690.000 «soñadores» son actualmente beneficiarias del  programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, por sus siglas en inglés), de los cuales unos 900 sirven actualmente en las Fuerzas Armadas, según datos del Pentágono.

El secretario explicó que sólo existirán dos excepciones por las que un «soñador» de las Fuerzas Armadas podría ser expulsado del país: que pesen sobre él cargos criminales «serios» o que un juez federal dicte una orden de deportación, en cuyo caso, el Pentágono «respetará» la decisión judicial.

 

Con información de EFE / Foto: Archivo APO

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, reiteró los esfuerzos diplomáticos en lugar de medidas militares para resolver la crisis con Corea del Norte y aseguró que «nuestro objetivo no es la guerra», al visitar la fortificada zona fronteriza entre las dos Coreas.

 

«Tal como lo dejó en claro el secretario de Estado (estadounidense, Rex) Tillerson, nuestro objetivo no es la guerra, sino una desnuclearización total, verificable e irreversible de la Península Coreana», subrayó el funcionario estadounidense.

 

Sus declaraciones se producen antes de que el presidente estadounidense, Donald Trump, que ha amenazado con destruir Corea del Norte de ser necesario, inicie la próxima semana una gira por Asia. Su viaje incluirá una visita a Corea del Sur para reunirse con el presidente Moon Jae-in.

 

Moon, después de conversar con Mattis, dijo que el «despliegue agresivo» de activos estratégicos en la Península Coreana había sido efectivo para disuadir la amenaza de Corea del Norte.

 

Por separado, Corea del Norte dijo que liberará este viernes una embarcación pesquera surcoreana que fue encontrada ilegalmente en aguas norcoreanas, según los medios estatales, mientras el secretario de Defensa estadounidense visitaba la frontera que divide la península.

 

Las tensiones entre Corea del Norte y Estados Unidos se han estado incrementando luego de que Pyongyang realizó pruebas de varios misiles y tras los intercambios verbales hostiles entre Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un, que han elevado los temores a que un mal cálculo pueda desatar una confrontación armada.

 

«Las provocaciones norcoreanas continúan amenazando la seguridad global y regional a pesar a la condena unánime del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas», dijo Mattis.

 

Con información de Reuters / Foto: Archivo APO

El secretario de Defensa de los Estados Unidos, Jim Mattis, aseguró que su país tiene «muchas» opciones militares contra Corea del Norte, incluidas algunas que no ponen en riesgo a Seúl.

 

«Hay muchas opciones militares, en acuerdo con nuestros aliados, que tomaremos para defender a nuestros aliados y nuestros intereses», dijo Mattis a periodistas en el Pentágono, aunque no reveló detalles, pero si precisó que esas opciones no pondrían en grave riesgo a Seúl.

 

Mattis también confirmó que Washington y Seúl han discutido la posibilidad de enviar armas nucleares tácticas y de tamaño limitado a Corea del Sur.

 

El programa nuclear de Pyongyang se espera sea uno de los temas centrales de la intervención del presidente Donald Trump ante la Asamblea general de Naciones Unidas este martes. Al igual que sus reuniones con líderes de Corea del Sur y Japón en la semana.

 

 

 

 

Con información de AFP / Foto: Archivo APO

El secretario de Defensa de gobierno de los Estados Unidos planea convertirse esta semana en el primer jefe del Pentágono en viajar a México para los festejos del Día de la Independencia; así lo informó la dependencia estadounidense.

 

Las relaciones entre Estados Unidos y México se han mantenido tensas por las amenazas de Trump de restringir el comercio con la segunda economía de América Latina, y por su exigencia de que el vecino pague por un muro fronterizo para frenar la inmigración ilegal y el tráfico de drogas.

 

El viaje de Jimm Mattis el viernes será el quinto de un secretario de Defensa estadounidense a México, dijo el portavoz del Pentágono, el teniente coronel Jamie Davis. «La visita del secretario Mattis a México reafirma nuestro compromiso con la relación de defensa bilateral y con la comunidad de América del Norte».

 

El anuncio del gobierno estadoundiense coincide con lo informado por el Gobierno Federal sobre la cancelación de la cena que tradicionalmente se ofrece luego del grito de independencia, esto por la situación que el país vive por el sismo que sacudió al país el jueves pasado.

 

 

 

 

Con información de Reuters / Foto: Archivo APO

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, aseguró que todo indicaba que Siria escuchó la advertencia de Washington sobre no realizar otro ataque con armas químicas.  «Parece que se tomaron en serio la advertencia», sostuvo el funcionario.

 

Las declaraciones se produjeron durante el vuelo que Mattis realizó a Bruselas para participar en la reunión de ministros de Defensa de la OTAN, en donde fue cuestionado sobre si el posible ataque estaría cancelado por completo, a lo que indicó  «Creo que es mejor que le pregunten a Assad sobre eso».

 

A pesar de las declaraciones de «triunfo» vertidos por el funcionario estadounidense, Rusia, el principal aliado del Gobierno sirio, dijo que la advertencia que hizo el gobierno de Trump sobre que las fuerzas del presidente Bashar al-Assad podrían estar planeando un ataque químico,  complicaron las conversaciones de paz para poner fin a seis años de guerra civil en Siria.

 

Recordemos que la Casa Blanca dijo el pasado lunes que el Ejército sirio parecía estar preparándose para lanzar un ataque con armas químicas, por lo que sostuvieron que Assad y sus fuerzas pagarían «un alto precio» si lo llevaban a cabo.

 

Con información de Reuters / Foto: Archivo APO

De acuerdo a información presentada este lunes, el secretario de Defensa norteamericano, James Mattis, giró instrucciones al Pentágono para presentar un informe sobre el estado del programa nuclear de Estados Unidos, y presentarlo al presidente Donald Trump, esto antes de que termine este año.

 

Tal como lo dio a conocer la portavoz del departamento, Dana Whit, James Mattis, ha ordenado revisar las capacidades nucleares de su país para cumplir con el requerimiento que Donald Trump realizó a finales de enero.

 

Recordemos que Trump firmó una orden ejecutiva en la que se incluía un análisis del arsenal del país «con el fin de que sus capacidades de disuasión nuclear sean modernas, potentes y móviles». En la instrucción del mandatario también se pide revisar que el arsenal se encuentre en término «operativas» óptimos y así puedan responder a «las amenazas» de este siglo y sean capaces de «defender a nuestros aliados».

 

 

 

Con información de RT / Foto: Archivo APO