Tag

MEXICO

Browsing

Eliminar los aranceles aduaneros al acero y al aluminio beneficiaría a Estados Unidos, México y Canadá, dijo este jueves el secretario de Agricultura estadounidense, Sonny Perdue, quien se mostró optimista de que eso ocurra “más temprano que tarde”.

Pese a no estar a cargo del tema, Perdue dijo que la expectativa del sector es que los aranceles sean resueltos en el nuevo acuerdo del tratado de libre comercio entre los tres países norteamericanos, el T-MEC. “Estamos trabajando para ese fin”, afirmó.

Y es que recordemos que el presidente Donald Trump impuso aranceles a las importaciones de acero y aluminio el año pasado, con la justificación de que era importante para la seguridad nacional proteger a la industria local de la competencia extranjera que considera injusta.

Con ello provocó represalias inmediatas de muchos países, incluidos Canadá y México, que afectaron duramente al sector agrícola estadounidense.

Perdue reconoció sus diferencias con Trump, al decir a periodistas que el presidente “escucha”, pero “tiene una opinión diferente en relación al beneficio de los aranceles”.

El secretario agregó que esperaba que el nuevo tratado que reemplazará al TLCAN se completara con la eliminación de esas tarifas. “No estamos a cargo, (pero) reconocemos que es de nuestro mayor interés que eso suceda”, indicó.

En un foro de agricultura, Perdue coincidió con sus pares de Canadá y México, Lawrence MacAulay y Víctor Villalobos Arámbula. Al respecto el ministro canadiense dejó clara su postura: “Necesitamos que se eliminen los aranceles sobre acero y aluminio”.

 

Ante una epidemia de violencia homicida y corrupción implacable, los gobiernos recién elegidos en América Latina han presentado ambiciosos planes de reducción de la delincuencia. A pesar de provenir de gobiernos tanto de izquierda como de derecha, estos planes tienen un sorprendente denominador común: prescriben una intensificación del enfoque de la mano dura en la seguridad pública que implica una postura cada vez más dura sobre la aplicación de la ley y una fuerte dependencia de los militares.

En Brasil, el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Sérgio Moro, lanzó una nueva estrategia contra la delincuencia a principios de febrero, apenas cuatro semanas después de la toma de posesión del presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro. El paquete es un extenso conjunto de medidas diseñadas desde la perspectiva de un juez. Las estrategias van desde la criminalización de fondos no declarados utilizados para campañas electorales (una práctica comúnmente conocida en Brasil como caixa dois) y el permiso legal para desplegar policías en investigaciones relacionadas con el lavado de dinero, el tráfico de drogas y el contrabando de armas ilegal.

Las reacciones al plan por parte de expertos en seguridad han variado de un elogio cauteloso a una preocupación abierta, aunque algunos aspectos del paquete se han ganado los elogios de las asociaciones profesionales de seguridad pública y justicia penal. Algunos de los otros jueces de Moro, por ejemplo, han elogiado los cambios propuestos a los procedimientos de sentencia en prisión y ciertas medidas contra la corrupción. Otros han notado mejoras en la recopilación y análisis de datos que son cruciales para las investigaciones criminales, como la expansión de las bases de datos nacionales de medicina forense y balística.

Andrés Manuel López Obrador, o AMLO como se conoce al presidente de México, fue elegido en parte para revertir el enfoque militarizado de sus antecesores para combatir el crimen. Y no sin una buena razón. Doce años han pasado desde que el entonces presidente Felipe Calderón desplegó por primera vez las fuerzas armadas en el estado de Michoacán para enfrentar a las organizaciones de narcotraficantes. El sucesor de Calderón, Enrique Peña Nieto, tampoco logró contener niveles sin precedentes de delitos violentos y corrupción generados por poderosos cárteles de la droga, además de ejecuciones extrajudiciales y otros abusos cometidos por los militares.

Pero el nuevo plan de seguridad de AMLO ha sido rápidamente cuestionado por los críticos del enfoque de mano dura. Existe la preocupación de que sea similar, en muchos aspectos, a medidas anteriores que han dejado más de 200,000 mexicanos muertos y otros 37,000 desaparecidos. Los críticos acusan a AMLO de sostener, en lugar de revertir, la militarización de la seguridad pública, de no abordar el problema de la impunidad rampante del país (más del 90 por ciento de los crímenes en México quedan impunes), y de no invertir lo suficiente en la profesionalización de las numerosas fuerzas policiales del país. La propuesta de AMLO de ofrecer amnistía a los acusados ​​de corrupción no ha sido bien recibida entre los mexicanos que están frustrados con la supuesta colusión entre el gobierno y los cárteles de la droga.

¿Por qué los líderes latinoamericanos de izquierda y derecha continúan insistiendo en un enfoque de línea dura que no solo no se ha cumplido sino que en realidad ha aumentado la delincuencia y la corrupción? En todo el hemisferio, incluso en Brasil y México, los políticos a menudo explican la espiral de violencia argumentando que el enfoque de línea dura no ha funcionado correctamente, precisamente porque la mano no es lo suficientemente dura. Señalan los aumentos en homicidios, desapariciones y otros abusos al defender el asalto en lugar de intentar enfoques menos desencadenantes que impliquen una implementación efectiva y enfoques alternativos a la política de drogas. Incluso AMLO, que ha propuesto legalizar la posesión y el uso recreativo de pequeñas cantidades de marihuana, está presentando medidas de mano dura.

Parte del problema es que el legado de los gobiernos militares todavía tiene una gran importancia en el enfoque de las jóvenes democracias de América Latina para combatir el crimen. La fuerte influencia de las fuerzas armadas, más evidente ahora en el caso de Brasil, cuyo nuevo gobierno está encabezado por dos ex militares e incluye a otros ocho como ministros, también favorece las prácticas de seguridad militarizadas. En ambos casos, independientemente de la orientación política de estos gobiernos, los paquetes propuestos muestran que el pensamiento innovador en seguridad pública sigue siendo muy necesario para enfrentar la epidemia de violencia en América Latina.

 

 

Con información de americasquarterly.org

Jorge Suárez-Vélez

A pesar de no comulgar con sus ideas, creí que quien llevaba tantos años buscando llegar, sería más pragmático que ideológico cuando lo lograra. Lo imaginaba formando un equipo de gente intachable, con experiencia y capacidades evidentes; tratando de invitar a los escépticos a darle el beneficio de la duda. Me equivoqué.

Jamás esperé tal destrucción en menos de cien días de Presidencia. En mi peor pesadilla no aparecía la militarización permanente de la seguridad, o la “compra” del Ejército poniéndolo al frente de grandes obras públicas, y a cargo de desarrollos inmobiliarios y de infraestructura para actividades civiles.

Nunca esperé su frontal ataque a contrapesos que emanan de órganos autónomos, ni que los denostara al llenar vacantes con incondicionales flagrantemente ineptos. No lo pensé capaz de usar a la Secretaría de la Función Pública y a la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda para linchar a Guillermo García Alcocer, presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), sólo porque osó cuestionarlo.

Jamás pensé que cancelaría la obra pública en construcción más grande de América Latina, cuando ésta tenía ya un tercio de avance. Máxime cuando cancelar el aeropuerto costará, literalmente, más que terminarlo, y cuando es evidente que está tan corto de recursos para consumar su proyecto clientelar.

No lo veía cancelando estancias infantiles y menos articulando una narrativa misógina que casi propone que las mujeres se queden en casa, en vez de salir a trabajar. Jamás pensé que usaría el poderoso púlpito presidencial para, desde éste, dividir, insultar, atacar y denigrar cada mañana a quien no comulgue con sus exiguas ideas.

Sabía de la peligrosa ignorancia con respecto a lo que ocurre en un mercado energético en el que la enorme producción estadounidense lo ha cambiado todo. Sé que no entiende que el acceso a petróleo es hoy abundante y que lo escaso es el capital para sacarlo. Tampoco entiende la premura, pues habló de “cuidar el petróleo para nuestros nietos”, un negro presagio de que no concibe que la demanda por hidrocarburos desaparecerá conforme las fuentes alternativas de energía se abaratan exponencialmente. Creí que era a prueba de demagogos entender que Pemex no tiene ni tecnología ni dinero para extraer en aguas profundas (donde está el grueso de sus reservas que no son “shale”), y que las condiciones que nos pagan las multinacionales petroleras son más que favorables. Alfonso Romo me dijo que lo entendían. Pensé que verían que, dada la precaria situación financiera de Pemex, tienen poco tiempo para darle la vuelta. Creí que aprovecharían su enorme bono democrático para proponer cambios estructurales profundos a una situación laboral que ahoga a la empresa. En vez de eso, sin cambios, tirarán miles de millones de dólares cuando no tiene sentido ni refinar, ni hacerlo en Tabasco. Creí que cuidaría los pocos recursos que tiene, pero entre NAIM, Dos Bocas y el fútil Tren Maya, he perdido toda esperanza.

Pero más que todo, me sorprende el silencio. No entiendo por qué tantos permanecen inmóviles ante la evidencia de que AMLO va a destrozar a México. Lo que ha hecho, y lo que propone, garantiza atraso, creará estructuras que garantizan pobreza perenne, y permanente dependencia del Estado. Su autoritarismo y la devastación de contrapesos nos alejarán en forma definitiva del Estado de Derecho que tanto nos urge. Los abusos de derechos humanos se volverán aún más cotidianos. La opacidad será norma. México perderá lo mucho que se ganó con décadas de disciplina fiscal, y nos aislaremos cuando estamos en medio de globalización irreversible y de la mayor Revolución Tecnológica desde la invención de la máquina de vapor.

Imperdonablemente toleramos exclusión social que explica cabalmente la arrolladora victoria de AMLO, pero ésta no se resuelve cambiando una élite por otra. En este país sin contrapesos, el contrapeso eres tú que lees esto. No hay tiempo que perder para que nos movilicemos. No hay pretexto. Si no lo crees posible, quizá entonces mereces el México que AMLO está construyendo.

Este lunes, Juan Ramón de la Fuente entregó al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, las cartas credenciales que lo acreditan como representante permanente de México ante la organización.

De acuerdo a información de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), De la Fuente fue recibido por Peter Van Laere, jefe de Protocolo de las Naciones Unidas, quien posteriormente lo trasladó a la oficina del secretario general donde se llevó a cabo la ceremonia de entrega de credenciales y una reunión bilateral.

La dependencia resaltó que Juan Ramón de la Fuente, ex secretario de salud y ex rector de la UNAM, es actualmente profesor emérito de la máxima casa de estudios y uno de los intelectuales más “reconocidos” dentro y fuera de México.

Destacó que el universitario ha estado vinculado a la Organización de las Naciones Unidas desde 1985, como consultor de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en temas de salud mental, adicciones y violencia, además de que en 1995 fue vicepresidente de la Asamblea Mundial de la Salud en Ginebra y en 1998 presidió el Consejo de las Naciones Unidas contra el SIDA (ONUSIDA) en París, entre otras encomiendas que lo llevaron a trabajar con el organismo.

En un breve encuentro con los medios de comunicación, el ahora Embajador ante la ONU señaló que México desea construir una relación renovada y de mayor coordinación con el organismo.

Reconoció que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y el canciller Marcelo Ebrard le han instruido colaborar arduamente con la Agenda 2030 y otros temas relevantes para nuestro país y para la propia organización.

El expresidente Enrique Peña Nieto rechazó haber adquirido una propiedad en Madrid, España, y aclaró que mantendrá su residencia en México.

El exmandatario publicó en su cuenta de Twitter una aclaración en la que precisó que no compró ni rentó propiedades en la capital española, particularmente en referencia al fraccionamiento de La Finca, ubicado en Pozuelo de Alarcón.

De acuerdo con medios, dicho fraccionamiento es uno de los más caros de Madrid, donde residen futbolistas de la talla de Cristiano Ronaldo; y en donde Roberto Miranda, último jefe del Estado Mayor Presidencial, también cuenta con una residencia.

El priista puntualizó que su lugar de residencia sigue siendo el Estado de México.

“Ante las versiones que circulan sobre mi país de residencia, aclaro: es absolutamente falso que yo haya comprado o rentado una propiedad en Madrid. Mi familia y yo vivimos en México. No tengo contemplado mudarme a España ni a ningún otro país”, precisó el exmandatario.

Luego de la polémica que se desató esta semana por los comentarios que hiciera el actor Sergio Goyri en contra de Yalitza Aparicio, protagonista de la película ROMA, el diseñador Kris Goyri, sobrino del actor, utilizó sus redes sociales para mandar un mensaje a favor de la oaxaqueña.

“Estoy tan feliz y orgulloso de poder haber tenido la oportunidad que esta gran mujer eligiera uno de mis vestidos, en el que es sin duda, uno de los mejores momentos de su vida, me inspira y me mueve tanto lo que significa este gran logro para Yalitza y que pone a la mujer mexicana en un estandarte tan alto, de belleza, de talento, de seguridad, de gran amor y felicidad”, indicó el diseñador.

Ver esta publicación en Instagram

 

Estoy tan feliz y orgulloso de poder haber tenido la oportunidad que esta gran mujer eligiera uno de mis vestidos, en el que es sin duda, uno de los mejores momentos de su vida, me inspira y me mueve tanto lo que significa este gran logro para Yalitza y que pone a la mujer mexicana en un estandarte tan alto, de belleza, de talento, de seguridad, de gran amor y felicidad. @romacuaron es no solo una película bellísima, para mi fue remover tantas memorias de mi infancia, Yalitza en su personaje de Cleo me recuerda tanto a Simona, la mujer que cuido de mi familia, de mi casa y que me dió tanto amor, ella para mi era mi mejor amiga y mi segunda madre la confidente de mi mamá, tengo tantos recuerdos tan especiales, siempre nos enseñaba palabras en náhuatl, me ayudaba con mis tareas, en las noches me escapaba a su cuarto a ver la televisión con ella y me enseñaba a hacerle trenzas hasta quedarme dormido con ella, nos traía las tortillas de maíz mas espectaculares de su pueblo, tenía la risa más contagiosa del mundo y así siempre la recuerdo, siempre feliz. Cuando vi Roma, me quedo más claro que Simona dedicó muchos años de su vida a mi y a mi familia y fueron tan contadas las veces que yo recuerdo a Simona triste o enojada, Simona se tuvo que ir de mi casa después de que mis padres se divorciaron, recuerdo a mi mamá diciéndonos a mi hermana y a mi que el dinero ya no era suficiente y que ya Simona no podría seguir con nosotros, se me rompió el corazón y se que a ella también por que su amor a nosotros era tan genuino, hoy como quisiera poder tenerla cerca y agradecerle tanto. Así que Felicidades @yalitzaapariciomtz @mardetavira por ser tan espectaculares y @alfonsocuaron y toda la gente involucrada en este gran proyecto, esto que lograron es Histórico y es de las cosas que se quedan en la memoria de todos, las críticas, y todo lo negativo se olvida rápido, esto se queda en el corazón de todos los mexicanos y del universo, así que aplaudamos por todo lo increíble que se hace con corazón mexicano. 💙 Styling @sophielopez

Una publicación compartida de K R I S G O Y R I (@krisgoyri) el

Goyri explicó que la película de Alfonso Cuarón además de ser bellísima, representó para él una historia conmovedora, que removió memorias de su infancia. Recordó que Yalitza en su personaje de Cleo le recordó tanto a Simona, la mujer que cuido de su familia, de su casa y que le dio tanto amor.

“Ella para mi era mi mejor amiga y mi segunda madre la confidente de mi mamá, tengo tantos recuerdos tan especiales, siempre nos enseñaba palabras en náhuatl, me ayudaba con mis tareas, en las noches me escapaba a su cuarto a ver la televisión con ella y me enseñaba a hacerle trenzas hasta quedarme dormido con ella, nos traía las tortillas de maíz mas espectaculares de su pueblo, tenía la risa más contagiosa del mundo y así siempre la recuerdo, siempre feliz”, contó el diseñador.

Goyri finalizó mandando felicitaciones a Aparicio, Marina de Tavira, Alfonso Cuarón y a toda la gente involucrada en ROMA, pues dijo que lo que lograron fue “histórico”.

“Las críticas, y todo lo negativo se olvida rápido, esto se queda en el corazón de todos los mexicanos y del universo, así que aplaudamos por todo lo increíble que se hace con corazón mexicano”, remató el diseñador.

 

A propuesta de la bancada de Morena, la Cámara de Diputados expresó su apoyo a la conducta de “neutralidad y puente de comunicación” asumida por el gobierno de México frente al conflicto diplomático que se vive en Venezuela.

Aplaudió la disposición del gobierno de México para abordar la crisis en Venezuela, a través del diálogo para la negociación.

Lo anterior, se logró a través de un punto de acuerdo de urgente resolución promovido por el grupo parlamentario del partido de AMLO, que terminó siendo avalado en votación económica por el Pleno cameral.

Al fundamentar el acuerdo, el diputado de Morena Rubén Cayetano García indicó que existe “una crisis” de carácter diplomático, entre los estados que reconocen como primer mandatario de Venezuela a Juan Guaidó, y los que manifiestan su apoyo a quien tiene a su cargo la administración pública y la jefatura de las fuerzas armadas de ese país, Nicolás Maduro.

Sostuvo que el gobierno mexicano “no reconoce ni desconoce gobierno alguno, mantiene o no relaciones diplomáticas con otros estados, pero sin pretender tener injerencia en las decisiones soberanas de otros países”.

 

La secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, afirmó que el gobierno federal trabaja en que México sea el primer país en ratificar el nuevo tratado comercial, mismo que firmó con Estados Unidos y Canadá, el T-MEC.

Aclaró que aunque la intención es firmarlo cuanto antes, se hará sólo cuando se tenga la seguridad de que los otros países también lo firmarán; así lo expuso ante Senadores de Morena.

La funcionaria destacó que el T-MEC es un acuerdo comercial de suma importancia, no sólo porque renueva el que ya se tiene, sino porque agrega capítulos como el laboral, que exigirá diversos ajustes y la parte medio ambiental que es relevante.

La funcionaria federal refirió que aunque para México es muy importante ser el primer país en ratificarlo,  en la estrategia económica de México también se contempla la diversificación de mercados.

Graciela Márquez detalló que México tiene una oportunidad importante para renegociar con Gran Bretaña su relación comercial, una vez que salga de la Unión Europea, producto del Brexit.

Explicó que lo anterior puede ocurrir de dos maneras: que Gran Bretaña no abandone del todo los acuerdos comerciales con Europa o bien que salga definitivamente. En todo caso, México deberá renegociar su relación aunque aclaró que “no parte de cero”.

Durante su discurso sobre el Estado de la Unión, el presidente Donald Trump acusó a varias ciudades de México de enviar en autobuses a la frontera en Estados Unidos a grupos de migrantes centroamericanos.

Trump insistió en construir el muro en la frontera con México e indicó que su Administración ha enviado al Congreso una propuesta “de sentido común” para poner fin a la “crisis” en esa zona.

“En el pasado, la mayoría de las personas en esta sala votaron por un muro, pero el muro adecuado nunca se construyó. Lo haré construir”, sostuvo Trump en su segundo discurso sobre el Estado de la Unión desde su llegada al poder, en enero de 2017.

La disputa en el Congreso por los recursos para el muro fronterizo desencadenó el cierre parcial de la Administración gubernamental, que duró 35 días y que obligó a retrasar una semana el discurso del gobernante.

Trump aseguró que, mientras hablaban, “grandes caravanas” de inmigrantes marchaban hacia Estados Unidos y advirtió que ningún tema ilustra mejor la división entre la clase trabajadora y la clase política estadounidense que la “inmigración ilegal”.

Según detalló, su propuesta al Congreso incluye asistencia humanitaria, más agentes de la ley, fortalecer los mecanismos para la detección de drogas y prevención del tráfico de niños.

Pero además Trump volvió a arremeter contra los inmigrantes ilegales y advirtió de que “año tras año innumerables estadounidenses son asesinados por extranjeros ilegales criminales”.

“La tolerancia para la inmigración ilegal no es compasiva, es cruel”, subrayó, al tiempo que tildó de “salvaje” a la pandilla salvadoreña MS-13, de la que dijo que opera en 20 estados “y casi todos llegan” a Estados Unidos a través de la frontera sur.

Estados Unidos comenzó a aplicar oficialmente una política de “tolerancia cero” hacia la inmigración ilegal en abril pasado, cuando las autoridades comenzaron a procesar criminalmente a los adultos que llegaban irregularmente al país, lo que originó la separación de cerca de 3 mil menores de sus padres indocumentados.

Además, en diciembre pasado, Estados Unidos anunció que devolvería a México a todos los migrantes que accediesen irregularmente por la frontera común, incluidos los solicitantes de asilo, a la espera de que se resuelvan sus casos; una medida que ha sido calificada de “unilateral” por parte de las autoridades mexicanas.

De cara al discurso que ofrecerá esta noche el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en donde se esperan una serie de ataques en contra de México, Andrés Manuel López Obradro (AMLO) fue cuestionado sobre cuál sería su postura a las declaraciones de su homólogo.

“Nosotros somos respetuosos. Vamos a mantener la misma política de cooperación para el desarrollo (…) de ninguna manera vamos nosotros a entrometernos en la política interna de Estados Unidos”, dijo a la prensa.

Señaló que su administración ha recibido un trato respetuoso por parte del presidente Donald Trump, por lo que el gobierno de México mantendrá una actitud de respeto hacia el republicano y su gobierno.

Refirió que las declaraciones que ha hecho Trump se dan en el marco del proceso electoral por la reelección que se vive ya en Estados Unidos.

Al respecto dijo que se tiene que revisar, no sólo en Estados Unidos, sino en otros países, la duración de las administraciones. “Política es tiempo. Yo considero que un periodo de cuatro años, aunque se permita una reelección, no es lo mejor. Porque se gana en el primer periodo y como viene pronto la reelección, no hay estabilidad suficiente; no deja de mezclarse la política, los asuntos públicos, la administración de los asuntos públicos con lo electoral”.

Fue en ese punto cuando dijo que comulga con la idea de la no reelección, tal como lo ha dicho en los últimos meses.

Afirmó que los ataques en contra de México, habría que entenderlos como lo que son: acciones de política de un proceso electoral.  “Si por razones electorales se nos quiere involucrar, desde ahora lo anticipo, no vamos nosotros a responder ningún cuestionamiento que se dé en el marco de la política interna con fines electorales en Estados Unidos”.

 

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, dijo que México usará su peso,  reconocimiento moral y político para buscar una mediación que conduzca a un entendimiento y evite una crisis mayor en Venezuela.

“México es una democracia con mucho peso y su convocatoria es porque tiene autoridad moral y política como país, tenemos una de las democracias más vigorosas del continente y por supuesto que lo que decimos tiene un peso, no sólo por su tamaño, sino por su autoridad política”, sostuvo.

Previo a su viaje a Montevideo, Uruguay, donde se reunirá con representantes de ese país y de la Unión Europea para analizar la problemática en la nación sudamericana, el canciller afirmó que “vamos a usar ese peso y reconocimiento para procurar evitar un enfrentamiento, es lo que México puede hacer y es lo que estamos haciendo”.

“Lo que pedimos es convocar a ambas partes a un diálogo que pueda conducir a un entendimiento, es lo mejor. Caso contrario, se corren riesgos muy grandes de que haya enfrentamiento o se agrave la situación”, reiteró el canciller.

En entrevista con Televisa, Ebrard destacó la importancia que para México tiene la neutralidad como punto básico en el llamado al diálogo entre las partes en conflicto en Venezuela, porque “puede desembocar en violencia y en más sufrimiento del pueblo venezolano”.

Enfatizó que se deben respetar y ser respetados los derechos y libertades de las personas y apuntó: “no defendemos a Maduro ni a su régimen ni tenemos ninguna posición política, queremos que haya un diálogo inteligente y creo que es lo que va a ocurrir”.

“Nosotros lo que pedimos es que sienten a dialogar, no podemos imponer condiciones, pues para eso nos sumaríamos a lo que hizo el Grupo de Lima, pero consideramos que no está en nosotros imponer condiciones a las partes, sino buscar que se encuentren, se comuniquen y se evite violencia en Venezuela”, insistió el Canciller.

Ebrard puntualizó que México está en el lado correcto de lo que debe ser la posición política como país y confió en que los actores principales de este conflicto se den cuenta de que “lo que planteamos es lo más sensato”.