La cerveza con alcohol no se venderá en los estadios de la Copa del Mundo de Qatar, informó este viernes la FIFA, un cambio de última hora que suscitó dudas entre algunos aficionados sobre la capacidad del país anfitrión para cumplir las promesas hechas a los asistentes.

El anuncio se produce dos días antes del inicio del Mundial el próximo domingo, el primero que se celebra en un país musulmán conservador con estrictos controles sobre el alcohol, cuyo consumo está prohibido en público.

«Tras las discusiones entre las autoridades del país anfitrión y la FIFA, se ha tomado la decisión de centrar la venta de bebidas alcohólicas en el Festival de Aficionados de la FIFA, en otros destinos para los aficionados y en los locales con licencia, eliminando los puntos de venta de cerveza del perímetro de los estadios de la Copa Mundial de la FIFA 2022», dijo el ente rector del fútbol mundial en un comunicado.

La Asociación de Aficionados al Fútbol de Inglaterra dijo que la decisión suscita dudas sobre la capacidad de Qatar para cumplir sus promesas a los aficionados visitantes en materia de «alojamiento, transporte o cuestiones culturales».

Durante años, los organizadores del torneo de Qatar han dicho que el alcohol sería ampliamente accesible para los aficionados durante el evento.

Qatar, el país más pequeño en albergar un Mundial, se prepara para la llegada de 1.2 millones de aficionados durante el mes que durará el torneo, más de un tercio de los 3 millones de habitantes del estado árabe del Golfo Pérsico.

Budweiser, uno de los principales patrocinadores del Mundial, propiedad del fabricante de cerveza AB InBev, iba a vender cerveza con alcohol exclusivamente dentro del perímetro que rodea cada uno de los ocho estadios, al que sólo se podrá acceder con entradas, tres horas antes y una hora después de cada partido.

«Algunas de las actividades previstas en los estadios no podrán seguir adelante debido a circunstancias que escapan a nuestro control», dijo AB InBev en un comunicado.

Budweiser es patrocinador del Mundial desde 1985, el año anterior a la celebración del evento en México. Para 2022, ha lanzado la mayor campaña de su historia, con actividades para Budweiser y otras marcas en más de 70 mercados y en 1.2 millones de bares, restaurantes y puntos de venta.

«Los organizadores del torneo agradecen la comprensión y el continuo apoyo de AB InBev a nuestro compromiso conjunto de atender a todo el mundo durante la Copa Mundial de la FIFA», añadió el comunicado.

El cambio de última hora se produjo tras largas negociaciones entre el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, Budweiser y los ejecutivos del Comité Supremo para la Organización y el Legado (SC) de Qatar, que organiza la Copa del Mundo.

El alcohol estará disponible dentro de las suites VIP de los estadios, que el sitio web de la FIFA anuncia que ofrecen una selección de cervezas, champán, vinos seleccionados por sommeliers y licores de primera calidad. Además, Budweiser venderá su cerveza sin alcohol en todo el estadio a 8.25 dólares el medio litro, según el comunicado.

Y es que el mundial encierra otros aspectos más allá del deportivo. El torneo ha sido descrito como una ‘Qatarsis’ por los múltiples señalamientos de violaciones a derechos humanos en el país anfitrión.

Federaciones de fútbol han manifestado su inconformidad. ¿Cómo podía ser Qatar el anfitrión de una Copa del Mundo? En Broojula, Ana Paula Ordorica platica con Pablo Carrillo, comentarista deportivo de Grupo Imagen Multimedia, sobre lo que hay detrás de Qatar 2022, a horas de que inicie el torneo.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario