Tag

2023

Browsing

En el tercer aniversario de la declaración de la pandemia por COVID-19, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró que «confían» en que este año deje de ser una «emergencia de salud pública internacional».

«Confío en que este año podamos decir que la COVID-19 ha terminado como emergencia de salud pública de importancia internacional», aseguró el experto, pese a que reconoció que se siguen produciendo muertes por la enfermedad.

«La semana pasada todavía se registraron más de 5,000 muertes por COVID-19. Son 5,000 de más para una patología que se puede prevenir y tratar», lamentó Tedros.

Por ello, volvió a llamar a la unión entre los países para ofrecer una respuesta conjunta «basada en un compromiso compartido de solidaridad y equidad», y ha reivindicado el ‘Pandemic Accord’, que los países están negociando ahora.

«Es un acuerdo entre naciones para trabajar en cooperación mutua, no en competencia, para prepararse y
responder a epidemias y pandemias», explicó Tedros.

Fue en ese punto, donde el director de la OMS enfatizo que «está siendo negociado por países, para países, y será adoptado e implementado por países, de acuerdo con sus propias leyes nacionales», insistiendo en que se respetarán las competencias de los mismos.

«La afirmación de algunos de que este ‘Pandemic Accord’ es una violación de la soberanía nacional es sencillamente errónea», remarcó, agregando que «los países, y solo los países, decidirán lo que contiene el acuerdo, no el personal de la OMS».

Según Tedros, este acuerdo sería «un instrumento de derecho internacional», similar a los muchos otros acuerdos y tratados que las naciones han acordado. Por ejemplo, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático no otorga a las Naciones Unidas poderes para dictar las políticas de los países sobre el clima o la energía, y el Convenio Marco para el Control del Tabaco no otorga a la OMS poderes para regular el tabaco en ningún país», aclaró.

En este sentido, dijo que el papel de la OMS consistiría en ayudar a aplicar el tratado que acuerden los países, que, en un principio, recogerá todos los retos a los que se ha enfrentado el mundo «para garantizar que no se repitan los errores que se cometieron en esta pandemia».

La OCDE revisó al alza sus previsiones de crecimiento mundial para 2023 y 2024, cambios impulsados a la caída de la inflación y a la reapertura de China, aunque advirtió del riesgo generado por las dificultades de algunos bancos.

«Las perspectivas tienden un poco más al optimismo (…), pero la economía mundial sigue siendo frágil», apuntó el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarollo Económicos (OCDE), Mathias Cormann.

El crecimiento de la economía mundial fue del 3.2% en 2022 y la organización, con sede en París, proyecta un 2.6% para este año y un 2.9% para el próximo, cuatro y dos décimas respectivamente más que en su estimación de noviembre.

La revisión al alza para 2023 incluyó a la mayoría de grandes economías del mundo, aunque rebajó sus previsiones de crecimiento para Japón, Corea del Sur, Brasil, Argentina y Turquía.

En el caso de Brasil, la organización espera este año un crecimiento del 1%, dos décimas menos que en noviembre. Para Argentina, la proyección es de +0.1%, cuatro décimas menos.

En el caso de México, el informe proyecta un crecimiento este año de 1.8%, dos décimas más que la previsión previa y mantuvo sin cambios la de 2024 en 2.1%.

En su informe intermedio de Perspectivas publicado este viernes, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) considera que México va a experimentar una ralentización este año y el próximo con respecto a 2022, cuando se creció 3%.

Los autores del informe anticipan, siguiendo también la tendencia general, una reducción de la inflación en México, que debería pasar del 7.9% en 2022 al 5.9% en 2023 y al 3.4% en 2024.

La guerra en Ucrania «continúa teniendo profundas repercusiones económicas y sociales», añadió Cormann en conferencia de prensa.

Las nuevas previsiones se conocen en medio de la tormenta que atraviesa el sector bancario. Para la OCDE, las alzas en las tasas de interés por parte de los bancos centrales «podrían seguir sacando a relucir las vulnerabilidades financieras vinculadas a un endeudamiento elevado y una valorización excesiva de ciertos activos», como demostró recientemente la quiebra de tres bancos norteamericanos, entre ellos el Silicon Valley Bank.

El informe incide en que se están haciendo notar los efectos del endurecimiento de la política monetaria «en ciertos segmentos del sector bancario, en particular entre los bancos regionales en Estados Unidos».

Sin embargo, el economista jefe interino de la organización, lvaro Pereira, descartó el riesgo de una «crisis sistémica» comparable a la de 2008, al estimar que la regulación bancaria es «más fuerte» que entonces.

Sobre la dificultades que enfrentó el banco Credit Suisse, el secretario general consideró que «las autoridades suizas reaccionaron rápidamente para limitar el riesgo de contagio».

En los países del G20, que representan el 85% del PIB mundial, el alza de los precios se suavizará, y pasará del 8.1% registrado en 2022 a 4.5% en 2024, prevé la OCDE.

El crecimiento mundial también se verá beneficiado por «la completa reapertura de China», que se espera repunte en 2023 después de tres años de política «cero COVID», que impactó notablemente en la actividad de la segunda economía mundial.

Luego de que la dirigencia nacional de Movimiento Ciudadano (MC) informara que no participará en las elecciones del Estado de México y Coahuila, el PRI aseguró que al partido naranja «no pudo con el reto de enfrentarse al poder».

Alejandro Moreno sostuvo que al hacerse «a un lado» en los procesos electorales de este año, Movimiento Ciudadano prefirió estar del lado incorrecto de la historia y darle la espalda al bloque opositor «Va por México».

El líder del PRI señaló que MC evidenció de nueva cuenta que no está a la altura de las crisis que vive el país, y «cobardemente dicen hacerse a un lado, pero lo que realmente hace, es repetir el discurso que le dictan desde Morena».

Y es que a menos de un mes de que inicien las campañas en el Estado de México y Coahuila, Movimiento Ciudadano anunció que no participará en el proceso electoral de este año, al calificar la contienda como una «farsa».

La dirigencia nacional del partido sostuvo que el resultado ya se tiene negociado: el PRI entregará el Estado de México a cambio de quedarse con Coahuila.

Advirtió que la estructura del PRI operará a favor de Morena en el Estado de México, moviendo especialmente recursos a favor de Delfina Gómez.

Aseguró que se volverá a ver al PRIMOR operando, tal como sucedió en las elecciones de Campeche, Hidalgo, Oaxaca y Sinaloa, estados que el tricolor entregó a Morena.

En el caso específico del Estado de México, Movimiento Ciudadano afirmó que las dos candidatas, Delfina Gómez y Alejandra del Moral, ha violado la ley por lo que dijo deberían de estar imposibilitadas para competir por hacer uso ilegal de recursos públicos y por actos anticipados de campaña.

Sobre Coahuila, Movimiento Ciudadano refirió que es evidente que el Partido Verde, el Partido del Trabajo y Morena van por separado en la contienda para permitir que el PRI retenga la gubernatura, que sería la única que le quedaría en solitario.

El partido naranja afirmó que ante los señalamientos del PRIAN, que los acusa de sus derrotas al tener una oposición dividida, y ante las acusaciones de Morena de ser una comparsa del PRIAN, al no participar en el proceso no tendrán ningún pretexto, y quedará demostrado que la única alianza es el PRIMOR.

En febrero pasado se crearon 175,874 empleos formales, con lo que suman 287,573 plazas generadas en el primer bimestre del año, según informó este martes el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Con estos datos, el IMSS registra un total de 21 millones 660 mil 469 empleos formales, lo que representa un avance mensual del 0.8% y uno anual de 3.4%.

El instituto afirmó que, mes contra mes, es «el segundo mayor aumento desde que se tenga registro considerando solo los meses de febrero».

Recordemos que el IMSS cerró 2022 con la creación de más de 750,000 empleos formales, el tercer mayor incremento anual desde que hay registro.

Las cifras muestran una recuperación del empleo en México tras la pandemia de COVID, pues tenía 20.6 millones de trabajadores formales registrados en el IMSS en febrero de 2020, pero perdió casi 1.19 millones de puestos entre marzo y julio de 2020 que no recuperó hasta noviembre de 2021.

Aunque el IMSS es el principal indicador del trabajo formal en México, analistas advierten que presenta un retrato parcial porque en el país casi 55% de la fuerza laboral es informal, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El IMSS destacó que los sectores económicos con el mayor crecimiento anual en puestos de trabajo formales son el de transportes y comunicaciones con 5.7%, la construcción con 5.6% y el de servicios para empresas con 4.4%.

Por estado, destacan Tabasco, Baja California Sur y Quintana Roo con aumentos anuales por arriba del 8.5%.

El instituto también resaltó un incremento anual nominal del 11.2% en el salario promedio, que alcanzó los 523.2 pesos diarios, el aumento más alto registrado de los últimos 20 años considerando cualquier mes.

Esto es el incremento «más alto registrado de los últimos veinte años considerando solo febreros y, desde enero de 2019, el salario base de cotización mantiene aumentos anuales nominales iguales o superiores al 6,0%», destacó el IMSS.

El organismo también reportó más de 1.06 millones de patrones, lo que representa un aumento anual de 1%.

El estado de ánimo y la satisfacción de los mexicanos con la vida aumentó al inicio de este 2023 en comparación con un año antes, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El balance anímico de la población ascendió en enero pasado a un promedio de 6.5 en una escala del 1 a 10, por encima del 6.2 de un año antes.

Este es el mejor ánimo desde el 6.5 que se reportó en enero de 2020, meses antes de la llegada de la pandemia de COVID-19 al país.

El INEGI reportó una brecha de género en el ánimo, con un 6.8 promedio en los hombres y un 6.2 en las mujeres.

Este indicador se construye al pedirle al entrevistado que determine, en una escala de 0 a 10, qué tanto predominaron, a lo largo del día anterior, una serie de estados de ánimo, tanto positivos como negativos, como su humor, vitalidad, estrés, tranquilidad y emoción.

En los Indicadores de Bienestar Autorreportado de la Población Urbana enero de 2023, el INEGI señala que la población calificó con un promedio de 8.4 su satisfacción con la vida en general, mismo dato que en el primer mes de 2022.

En este indicador la media fue de 8.5 en hombres y de 8.3 en mujeres.

Los rubros en los que la ciudadanía reportó mayor satisfacción fueron sus relaciones personales (8.8), la vivienda (8.7), su actividad u ocupación (8.7), logros en la vida (8.5), estado de salud (8.5) y perspectivas a futuro (8.5).

En cambio, los aspectos en los que hubo menor satisfacción fueron en la seguridad ciudadana (5.4), la situación del país (7.1) y su ciudad (7.5).

Por último, el INEGI midió aspectos de la eudemonía, que se refiere al bienestar espiritual. La población adulta se identificó más con «soy una persona afortunada», cuyo promedio fue 9.2.

El único enunciado con más valoraciones negativas, «cuando algo me hace sentir mal me cuesta volver a la normalidad», tuvo un promedio de identificación de 4.3, una décima más respecto al año anterior.

El INEGI expuso que el objetivo de esta medición «es complementar las cifras económicas de coyuntura con información generada desde el Marco del Bienestar de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que impulsó el debate sobre qué elementos considerar, más allá del producto interno bruto (PIB)».

Nuestro país tuvo en enero pasado un déficit comercial de 4,125 millones de dólares, dato menor a la cifra también negativa de 6,278 millones de dólares del mismo mes de 2022, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Aún así, el INEGI recordó que el déficit de enero se registró después del superávit de 984 millones de dólares de diciembre pasado.

El cambio mensual «se originó de una disminución en el saldo de la balanza de productos no petroleros, que pasó de un superávit de 3,225 millones de dólares en diciembre a un déficit de 1,287 millones de dólares en enero, y de una ampliación del déficit de la balanza de productos petroleros, que pasó de 2,241 millones de dólares a 2,838 millones de dólares», explicó.

Pese al incremento del déficit, las exportaciones totales sumaron en enero 42,590.6 millones de dólares, un monto superior en 25.6% al del mismo periodo del año pasado, precisó el organismo con base en cifras originales.

Las ventas petroleras subieron un 8.9% interanual y se situaron en 2,712.3 millones de dólares-; mientras que las no petroleras crecieron un 26.9% hasta los 39,878.3 millones de dólares.

«Al interior de las exportaciones no petroleras, las dirigidas a Estados Unidos avanzaron 26.6% a tasa anual y las canalizadas al resto del mundo, 28.5%», añadió el INEGI.

Las importaciones totalizaron 46,715.7 millones de dólares, un 16.3% más que la cantidad reportada en el mismo mes del pasado año.

Las compras petroleras crecieron un 20.6% año contra año, al ubicarse en 5,550.6 millones de dólares. Las no petroleras aumentaron un 15.7% al sumar 41,165.2 millones de dólares.

Recordemos que México tuvo en 2022 un déficit comercial de 26,241.1 millones de dólares, una cifra 141.5% mayor al dato también negativo de 10,939 millones de dólares de 2021.

La nueva presidenta de Perú, Dina Boluarte, pidió este viernes al Congreso que adelante las elecciones generales a diciembre de 2023, para salir del «atolladero» que sufre el país desde hace siete semanas tras la destitución del presidente Pedro Castillo.

«Pusimos a consideración de los ministros este proyecto de ley para adelantar a diciembre de 2023» los comicios en «fecha y hora que el Congreso diga», afirmó Boluarte en un acto de gobierno en el aeropuerto militar de Lima.

«Si (los partidos) Fuerza Popular y Alianza para el Progreso están pidiendo lo que ellos ya habían presentado (un adelanto de elecciones a 2023), que se retome en ese sentido esa propuesta que no tiene ningún condicionamiento y nos va a sacar del atolladero en el que estamos», agregó la mandataria.

La propuesta comenzará a ser debatida este mismo viernes en el Congreso.

El legislativo ya había aprobado en primera votación el adelanto de los comicios a abril de 2024, pero «las protestas continúan, hay más bloqueos y violencia», reconoció Boluarte.

Y es que desde hace siete semanas, Perú es escenario de manifestaciones que piden la dimisión de Boluarte, quien asumió en su calidad de vicepresidenta tras la destitución y detención del mandatario Pedro Castillo el 7 de diciembre por haber intentado disolver el Parlamento.

Las protestas y bloqueos de ruta en reclamo de la renuncia de Boluarte, adelanto de comicios y convocatoria de asamblea constitucional no dan tregua y generan escasez de combustible, alimentos e insumos médicos.

Tan pronto el Congreso fije el adelanto de los comicios «inmediatamente nosotros, desde el Ejecutivo, estaremos convocando a esas elecciones», dijo Boluarte.

«Nadie tiene ningún interés de aferrarse al poder, nadie tiene ese interés. Y yo, Dina Boluarte, no tengo ningún interés en quedarme en la Presidencia. Si estoy aquí es porque asumí mi responsabilidad constitucional y estaremos acá hasta que el Congreso (…) diga tal día las elecciones», sostuvo.

Los ministerios de Defensa y del Interior anunciaron ayer que la Policía y las Fuerzas Armadas desbloquearán las carreteras del país tomadas por los manifestantes.

«La Policía Nacional del Perú, con el apoyo de las Fuerzas Armadas, efectuará el desbloqueo de las carreteras de la Red Vial Nacional que se encuentran declaradas en estado de emergencia», dijo un comunicado de ambos ministerios.

Mientras tanto en el centro histórico de Lima, continúan convocándose manifestaciones pacíficas en plazas mientras grupos de encapuchados, armados con piedras y explosivos, enfrentan a la policía antimotines que responden con bombas lacrimógenas y perdigones.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) descartó nuevas medidas para controlar la inflación, ya que dijo, el indicador irá a la baja este año, pese al repunte que se registró en la primera quincena de enero.

Y es que el gobierno implementó el año pasado un paquete de medidas para contener el alza de precios, tales como la suspensión de aranceles a la importación de algunos productos.

Sin embargo, aunque la inflación había venido a la baja desde septiembre, en la primera quincena de enero volvió a acelerarse.

«Con lo que tenemos es suficiente», afirmó López Obrador en su conferencia al ser cuestionado sobre la posibilidad de que su administración anuncie nuevas medidas.

«Nuestro pronóstico es que va a bajar este año. No quiero equivocarme como se equivocan los ‘expertos’, pero va a bajar, eso sí lo aseguro», agregó el mandatario, sin ofrecer más detalles.

AMLO resaltó que el componente de energéticos en el porcentaje de inflación del país es de 0.3%, de modo que no han aumentado los precios de las gasolinas ni del diésel como resultado del subsidio que otorga el gobierno federal a partir de los excedentes obtenidos del aumento en el precio del barril de petróleo.

En mayo, se presentó un plan antiinflacionario con las mayores empresas de alimentos para reducir el precio de una canasta básica de 24 productos, que incluyó eximir a las compañías firmantes del pacto de realizar trámites y obtener permisos sanitarios para introducir mercancías al país.

La inflación anual en la primera quincena del mes alcanzó un 7.94%, según datos oficiales del INEGI, superando tanto el 7.77% registrado en diciembre como las previsiones de los economistas, aunque todavía se encuentra por debajo del 8.77% anotado en agosto, máximo en más de dos décadas.

Tras conocerse los datos, el subgobernador del Banco de México (Banxico), Jonathan Heath, señaló que la incertidumbre respecto a su comportamiento continúa. «Todavía tenemos mucho de qué preocuparnos», advirtió.

Además, opinó que las disminuciones «marginales» en algunos rubros «no son señales todavía claras de haber llegado a su pico, pero pudiera ser» y atribuyó el alza en los precios de los servicios a «presión interna, posiblemente derivado de aumentos en costos laborales».

En un esfuerzo por contener el aumento del indicador, Banxico ha incrementado su tasa de interés de referencia en 650 puntos base desde junio de 2021, hasta el nivel actual que es de 10.50%. Los analistas prevén que vuelva a subirla en su próxima reunión de política monetaria prevista para el próximo 9 de febrero.

El Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas pronostica un crecimiento mundial de sólo 1.9% este año, una de las tasas más bajas de las últimas décadas.

Latinoamérica y el Caribe crecerá en 2023 solo un 1.4%, según cálculos presentados por Naciones Unidas, que alerta de un rápido deterioro en la economía de la región y de las difíciles decisiones a las que se enfrentan las autoridades para hacer frente a la situación.

Tras crecer a un ritmo estimado del 3.8% en 2022, este año los países latinoamericanos y caribeños experimentarán una fuerte desaceleración como consecuencia de la compleja coyuntura a nivel global, una inflación que continuará siendo muy elevada, a lo que se unen el poco espacio fiscal y otros problemas estructurales.

Según la ONU, las mayores economías de la región verán un crecimiento muy limitado durante 2023, afectadas tanto por factores externos como internos y con importantes riesgos de que la situación empeore aún más.

En Brasil, se prevé que el PIB crezca un 0.9 % en medio de una fuerte inflación, tasas de interés más altas y un menor crecimiento de las exportaciones.

En el caso de Argentina, Naciones Unidas habla de una «crisis» marcada por niveles récord de inflación y un ajuste de la política monetaria que hará que el país crezca un 1%, aunque con altas posibilidades de que la cifra final sea peor.

Para México, la ONU proyecta que la economía crezca un 1.1% como consecuencia del freno económico en Estados Unidos, un menor acceso al crédito y problemas en la cadena de suministro que limitarán la actividad industrial.

Aunque se espera que comience a calmarse, la inflación seguirá siendo en 2023 un grave problema en toda la región, con una tasa prevista del 16.3% para este año, ligeramente por debajo de la de 2022, y disparada en el caso concreto de algunos países como Argentina y Venezuela.

En su informe de perspectivas para la economía global, la ONU subraya que Latinoamérica tiene que acelerar de forma urgente su crecimiento económico, que se mantiene en niveles insuficientes para mejorar los estándares de vida y las condiciones socioeconómicas.

De cara a 2024, Naciones Unidas espera que el crecimiento económico en Latinoamérica y el Caribe mejore algo, hasta el 2.5%, como consecuencia de unas condiciones globales menos negativas.

La región, sin embargo, seguiría progresando a un ritmo ligeramente inferior al del conjunto de la economía mundial y muy lejos de las cifras de otras regiones en vías de desarrollo.

Latinoamérica irrumpió con fuerza esta semana en las mesas de la edición 53 del Foro Económico Mundial (WEF) de Davos, que este viernes llegó a su fin, y donde presidentes, emprendedores, activistas y ONG’s aprovecharon la atención mundial que atrae el evento para hacer oír su voz.

El WEF, que en los últimos años ha ido acrecentando la presencia latinoamericana, tuvo este año una cifra récord de 137 participantes de la región, según datos de la organización, con 16 países representados, 11 gobiernos y tres presidentes a los que se sumaron activistas, expertos o emprendedores.

Entre las participaciones más destacadas estuvieron las de la ecuatoriana Helena Gualinga, que junto a Greta Thunberg y otras dos activistas de su generación, lanzaron una petición contra las energías fósiles que en pocos días ya está a punto de alcanzar el millón de firmas.

Marina Silva, la ministra del Medio Ambiente de Brasil, que asistió a Davos a defender el proyecto del recién llegado presidente Lula da Silva tras los años del ultraderechista Jair Bolsonaro, al que acusó de «desmantelar» la política medioambiental del gigante latinoamericano.

«Brasil está de vuelta al protagonismo de la escena ambiental multilateral y volvió con el compromiso de la deforestación cero, con toda su contribución para enfrentarse al cambio climático», afirmó en uno de los debates.

Otra de las voces que se hicieron notar fue la de José Manuel Salazar-Xirinachs, nuevo secretario ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), quien señaló el impacto que tendrán en la región en 2023 la inflación, el problema de la deuda o el cambio climático.

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, acudió a Davos con una importante delegación de su gobierno y una agenda principalmente medioambiental, en la que considera que el capitalismo es incapaz de enfrentar la crisis climática.

«Si ese capitalismo no es capaz, o la humanidad se extingue con el capitalismo o la humanidad supera el capitalismo para poder vivir en el planeta», sentenció el mandatario.

En Broojula, Ana Paula Ordorica relata sus impresiones sobre lo sucedido en el WEF, y lo que pudo escuchar en la cobertura especial que hico del evento anual.

En el episodio de este viernes, nos presenta charlas exclusivas con distintos expertos, participantes del WEF, como el historiador de la Universidad de Stanford, Niall Ferguson; Ian Bremmer, fundador y presidente de Eurasia Group; Bill Owens, el productor ejecutivo del programa estelar de CBS NEWS, 60 minutes; Ricardo Hausmann, profesor de la Kennedy School en la Universidad de Harvard; el Secretario Ejecutivo de la CEPAL, José Manuel Salazar-Xirianchs; el columnista del Financial Times, Gideon Rachman, y con el único representante de gobierno de México presente en Davos, el gobernador de Nuevo León, Samuel García.

 

La guerra en Ucrania, la apertura comercial de China y el futuro de Brasil, centraron este martes el arranque formal del Foro Económico Mundial (WEF) de Davos, que reúne cada año en Suiza a la élite económica y política mundial.

Casi un año después de la invasión rusa de Ucrania y pocos días después del bombardeo de un edificio residencial que dejó al menos 40 muertos, la guerra estará muy presente, con una importante delegación ucraniana y una intervención a distancia del presidente Volodimir Zelenski.

La primera dama de Ucrania, Olena Zelenska, entregó hoy cartas de su esposo, Volodímir Zelenski, dirigidas a varios líderes políticos, entre ellos el presidente de China, Xi Jinping; la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente de Suiza, Alain Berset.

Zelenska ha sido una de las principales oradoras de la primera jornada de sesiones del Foro, que confirmó su presencia sólo en las últimas horas por razones de seguridad.

En su intervención, la primera dama puso énfasis en la necesidad de actuar con unidad para poner fin a la agresión militar de Rusia contra su país y encontrar «una fórmula para la paz».

Suiza rompió su tradicional neutralidad ante la guerra en Ucrania y se sumó a las sanciones de la Unión Europea contra Rusia, pero mantiene su negativa a permitir que países a los que ha vendido armas las transfieran a Ucrania.

Ante un auditorio de líderes políticos, empresariales y de negocios repleto, Zelenska advirtió que Rusia no se limitará a Ucrania en la persecución de sus ambiciones y que el siguiente paso será «ir a por otros».

No obstante, enfatizó que «su influencia combinada es más grande que los desafíos» y que solo con unidad la paz podrá retornar.

En este sentido, les invitó a explicar cómo el mundo puede alcanzar objetivos comunes, como por ejemplo la neutralidad climática, si no es capaz de detener los ataques de artillería contra los civiles en Ucrania.

Aunque Rusia sigue totalmente ausente del foro, a la distancia, el vicepresidente de Consejo de Seguridad de Rusia, Dmitri Medvédev, calificó de «vergüenza» que el Foro de Davos debata el suministro de tanques a Ucrania.

«¡Qué vergüenza!, por no decirlo más fuerte. En ruso hay una palabra mucho más contundente… en el Foro de Davos debaten el suministro de tanques a Ucrania», escribió Medévedev, presidente de Rusia entre 2008 y 2012, en su cuenta de Telegram.

«Allí ese Duda polaco (por el presidente de Polonia, Andrzej Duda) dijo que reúne una coalición de países occidentales para suministrar tanques a Kiev», señaló el exmandatario, que añadió que «antes en Davos se hablaba de otras cosas».

Médvédev indicó que por lo visto en Davos «confían en que la ‘coalición de tanques’ acercará la esperada partición de Ucrania por los ‘psheki'», palabra rusa despectiva para referirse a los polacos.

Paralelamente, hay una importante presencia china en Davos tras el fin de las estrictas restricciones sanitarias de Pekín por el COVID.

Era muy esperado el discurso del viceprimer ministro Liu He, que dirigió las negociaciones durante la guerra comercial con Estados Unidos, y podría ahora relanzar la apertura comercial del gigante asiático al mundo.

El funcionario chino, el de más alto rango en asistir a una edición del WEF, pidió poner fin a la «mentalidad de Guerra Fría» y reiteró la oposición de Pekín al «unilateralismo y el proteccionismo».

El viceprimer ministro también expresó su preocupación por los «efectos secundarios» para los países emergentes y en desarrollo de las subidas de tasas de interés de los principales bancos centrales.

«Pedimos que los grandes gobiernos presten más atención a los efectos secundarios de sus aumentos de tasas en los países emergentes y en desarrollo, para no cargarlos con más deuda o riesgos financieros», declaró el funcionario chino.

Añadió que China estaba «dispuesta a trabajar con todas las partes para encontrar soluciones a los problemas de deuda de algunos países en desarrollo».

También enfatizó que China ha logrado mantener la estabilidad financiera general, y adelantó que se está elaborando la Ley de Estabilidad Financiera.

Otro de los países que tomó notoriedad este martes en el WEF, fue el nuevo gobierno en Brasil, que está representado en Davos por dos ministros, que prometieron reforzar la democracia, tras el asalto del 8 de enero que puso en jaque sus instituciones, y equilibrar las cuentas públicas tras la presidencia de ultraderechista Jair Bolsonaro.

«No es confortable para ningún gobierno tener una oposición extremista» reconoció el ministro de Hacienda, Fernando Haddad, que participó junto a la ministra de Medio Ambiente, Marina Silva, en una sesión dedicada a la «nueva hoja de ruta» del gigante latinoamericano.

Ambos están en Davos para representar al gobierno del izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva y buscar inversiones, en un contexto delicado para el gigante latinoamericano.

Latinoamérica vuelve a tener protagonismo en Davos con la presencia de los presidentes de Colombia, Ecuador y Costa Rica, además de representantes de Perú y República Dominicana, entre otros países de la región.

El foro mundial, que se celebra desde 1971 y simboliza para muchos los excesos del capitalismo globalizado. Pero, ¿Qué hay detrás del Foro Económico Mundial y qué oportunidades representa para el avance mundial? Ana Paula Ordorica platica con el periodista Carlos Mota sobre la edición 53 del Foro.

Las dirigencias nacionales del PAN, PRI y PRD confirmaron este jueves que se presentarán en coalición en las elecciones, las de este año en Estado de México y Coahuila, y en las de 2024, que incluye la sucesión presidencia.

La coalición dijo que la unidad pactada no será solo en material electoral, sino que se daría un relanzamiento a la coalición legislativa.

«Vamos a redignificar la investidura presidencial, hablándole con la verdad a la gente, evitando división y polarización, regresando la paz y la tranquilidad a las familias, combatiendo la violencia sin pactos con el crimen, aplicando y respetando el Estado de derecho», declaró el dirigente nacional del PAN.

En un primer momento, Marko Cortés reveló que será el PAN será quien «encabece y defina» las candidaturas a la presidencia de la República y a la jefatura de Gobierno de Ciudad de México, esto al acordar con el PRI que sea él quien defina las candidaturas en el Estado de México y Coahuila.

Acción Nacional «será el responsable de determinar estas candidaturas, bajo sus reglas democráticas estatutarias y garantizando la posibilidad de que participen todos los interesados, con independencia de que tengan o no alguna filiación partidista», con lo que abrió la puerta a que participe alguien independiente o de la sociedad civil en dicha contienda.

En tanto, el dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, defendió el air en coalición, pues dijo, es un acto de congruencia de su partido, que desde sus orígenes ha estado abierto a procesos democráticos y unitarios.

«Aplicamos encuestas para medir e ir con quien tenga las mejores condiciones para ganar el Estado de México y Coahuila de la mano de la gente que no quiere la consolidación del proyecto autoritario que representa Morena. No importa de qué partido provengan las candidaturas de la alianza, lo importante es que sean, estoy seguro que lo son, los mejores perfiles para alzarnos con el triunfo con una plataforma democrática y progresista que atienda los problemas y necesidades de la gente», sostuvo el líder perredista.

De cara al 2024, Zambrano dijo que en el PRD proponen conformar un Comité de expertas y de expertos para que diseñen un sistema innovador con el que se establezca cómo sería el proceso de selección, las reglas de participación, garantizando la transparencia, contar con un manifiesto de principios y postulados básicos, elaborados de manera conjunta con todas y todos los que conforman la coalición Va por México.

Finalmente, el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, dijo que

El frente opositor no contempla a Movimiento Ciudadano (MC), partido que se promueve a sí mismo como una «tercera vía», y que según algunos expertos, podría ser decisivo en los resultados electorales.

«Va por México» afronta retos como la popularidad del presidente López Obrador, que se mantiene por encima del 60% según diversas encuestas, y el hecho que ahora Morena tiene gobernadores en cerca de dos tercios de los estados.

Después de Europa, América Latina es la región que menos crecerá en todo el mundo en 2023, de acuerdo con las nuevas previsiones del Banco Mundial (BM).

En su más reciente informe «Perspectivas económicas mundiales» difundido este martes, el BM prevé que la economía mundial crecerá un 1.7% este año y un 2.7% en 2024. Sin embargo, para Latinoamérica estima que el crecimiento se desacelere marcadamente a un 1.3% en 2023, menos de la mitad del 3.6% de 2022, para recuperarse al 2.4% el año próximo.

«La crisis que enfrenta el desarrollo se está intensificando a medida que las perspectivas de crecimiento mundial se deterioran», dijo David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial. «Los países emergentes y en desarrollo se enfrentarán a varios años de crecimiento lento», manifestó en un comunicado de prensa.

El Banco Mundial indicó que el crecimiento en Europa en 2023 y 2024 se verá lastrado por una contracción de la economía rusa y la importante recesión que ha sufrido Ucrania este año como consecuencia de la invasión.

Excluyendo a Rusia y a Ucrania, la región crecerá un 2.1%, según las nuevas perspectivas de crecimiento del banco.

Según los analistas, Rusia se contraerá un 3.3% en 2023, aunque volverá a crecer ligeramente en 2024, un 1.6%. En el caso de Ucrania, el organismo dijo que de mantenerse las cosas como hasta ahora, el país crecería un 3.3% este año.

Las previsiones se revelaron en momentos en que existe una elevada inflación, aumento de las tasas de interés, reducción de inversiones y un impacto por la invasión rusa en Ucrania.

En 2020, por el impacto de la pandemia de coronavirus, la economía latinoamericana retrocedió a niveles no vistos en más de un siglo, con una contracción de -6.2%. Para 2021, se recuperó y alcanzó un crecimiento de 6.8% que se redujo casi a la mitad en 2022.

En Oriente Medio y Norte de África el crecimiento retrocedería a 3.5% este año; en África subsahariana se desaceleraría a 3.6% en 2023; en Asia Oriental y el Pacífico caería a 4.3% y en Asia meridional a 5.5%.

El Banco Mundial espera que Brasil crezca un 0.8% en 2023, Argentina un 2%, Colombia un 1.3% y Perú un 2.6%. La economía de Chile, en tanto, se contraería un -0.9%. En el caso de México, el organismo vislumbra un crecimiento de 0.9%.

En América Central, por otra parte, se prevé que el crecimiento caerá a 3.2% en 2023 por el impacto de la desaceleración de la economía de Estados Unidos en las exportaciones y el ingreso de remesas.

La inflación ha impactado al mundo y aumentó de manera significativa en muchos países de la región en 2022, alcanzando niveles no vistos en décadas. El BM indicó que si bien parece haber llegado a su punto máximo en gran parte de los países, sigue siendo superior a las metas de los bancos centrales.

El Foro Económico Mundial (WEF), que celebra la próxima semana la 53 edición de su reunión anual, anunció hoy una asistencia récord de líderes políticos, de la economía y de los negocios, que se reunirán en Davos, Suiza.

El título «Cooperación en un mundo fragmentado» elegido para la reunión de este año, busca ofrecer las bases para buscar soluciones a las crisis económica, energética y de alimentos que se están dando simultáneamente, según los organizadores.

«Para resolver las causas profundas de la pérdida de confianza, necesitamos reforzar la cooperación entre gobiernos y el sector privado, creando las condiciones para una recuperación fuerte y durable», dijo el fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab.

El WEF indicó que este año contará con la participación presencial de 2,700 líderes de todos los países, entre los que destacó la presencia de los presidentes de Colombia, Gustavo Petro; de España, Pedro Sánchez; de Filipinas, Ferninand Marcos; de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, además del canciller alemán Olaf Scholz, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

También asisten la primera ministra de Finlandia; el presidente de Corea del Sur; el primer ministro de Grecia; el primer ministro de Bélgica; el presidente de Costa Rica; el presidente de Nigeria; el presidente de Ecuador; el primer ministro de Croacia, entre otros.

Por el momento, de México, se desconoce quién integrará la comitiva, aunque se espera que pueda estar encabezada por el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O.

En total, la organización indicó que tendrá medio centenar de jefes de Estado y de gobierno, de los cuales una treintena serán europeos, lo que refleja las tensiones que afronta el continente por situaciones como la guerra en Ucrania y la inflación.

La economía centrará gran parte de los debates, lo que explica una presencia masiva de ministros de economía, finanzas o comercio, y de una veintena de gobernadores de bancos centrales.

El WEF dijo que también habrá una presencia significativa de Asia y, en particular, una «delegación de alto nivel» de China, sin precisar aún su composición.

«Hay mucho que está en juego en la economía global, sobre todo la forma de evitar una recesión global», explicó Schwab en una conferencia de prensa para presentar el programa de la reunión anual, que cada año marca el inicio de la agenda política y de negocios internacional.

La economista y miembro de la directiva del Foro, Saadia Zahidi, dijo que una de las discusiones centrales girarán en torno a la prosperidad y la forma correcta de repensar el crecimiento y las inversiones, «y que no tiene que ser cómo los hemos visto en el pasado, que dañan el medio ambiente y afectan negativamente a la gente».

El Foro aseguró que pondrá un énfasis especial en la igualdad de género, en la equidad racial y en la diversidad geográfica a lo largo de la semana de discusiones.

De acuerdo a la más reciente encuesta de El Financiero, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) cerró 2022 con un nivel de aprobación de 56%, mientras que su desaprobación se ubicó en 43%.

El ejercicio, realizado en diciembre pasado, da al mandatario una aprobación en línea con lo obtenido en prácticamente todo 2022.

Su nivel más alto durante el año pasado lo tuvo en enero, cuando registró un 60% de aprobación, mientras que si punto más bajo fue en febrero y agosto con 54% respectivamente.

En cuanto a los atributos que la ciudadanía ve en el presidente, su honestidad fue el que mayor cambio tuvo, al pasar de 53% a 57%. Su liderazgo se mantuvo prácticamente estable al pasar de 51% a 52%, mientras que su capacidad para dar resultados mejoró de 42% a 45%.

El desempeño que el gobierno federal ha tenido en temas especificos, la mayor mejoría la obtiene en matería económica, pues de septiembre, cuando registró una aprobación del 26%, en diciembre pasó a 41%, cuando dicho numero sigue siendo más bajo que su desaprobación, que es del 46%.

En materia de seguridad, la labor del presidente López Obrador es aprobada por el 36% de la población, contra un 52% que la desaprueba.

En corrupción, una de sus principales banderas, 43% de los mexicanos aprueba su desempeño, por encima del 39% que lo desaprueba. Este rubro tuvo un cambio de tendencia en el último mes del año, pues en noviembre los dígitos eran contrarios (38% aprobación vs 43% de desaprobación).

El ejercicio de El Financiero preguntó a los mexicanos cuál es el principal problema en el país, donde 43% de los encuestados mencionó la inseguridad pública, seguido de la economía/desempleo y coronavirus/salud.

Finalmente, sobre el rumbo que tiene el país, el 39% de los entrevistados mencionó que va por buen camino, mientras que 28% indicó que va por mal camino. Este también es un cambio de tendencia, pues en noviembre 34% aseguraba que el rumbo era malo y sólo el 31% indicaba que iba por buen camino.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, advirtió que «un tercio de la economía mundial» estará en recesión este 2023, incluida «la mitad de la Unión Europea».

En una entrevista en la cadena estadounidense de televisión CBS, Georgieva asegura que «para la mayoría del mundo (2023) va a ser un año duro, más duro que el que dejamos atrás», ya que las tres grandes economías (Estados Unidos, Unión Europea y China) «se están ralentizando simultáneamente».

El FMI prevé que la mitad de los países de la Unión Europea, cuya economía está «severamente impactada» por la guerra en Ucrania, entre en recesión en 2023.

En cambio, ve la economía estadounidense más «resiliente» y confía en que la fortaleza de su mercado laboral le ayude a «evitar la recesión» e incluso a «sostener al mundo en un año muy difícil».

Recordemos que en octubre pasado, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, admitió la posibilidad de una «ligera» recesión tras las previsiones económicas que dio a conocer el FMI, en medio del aumento de la inflación y la incertidumbre tras la invasión rusa de Ucrania.

«No creo que haya una recesión», dijo Biden en entrevista con CNN. «Si la hay, será una recesión muy ligera. Es decir, bajaremos ligeramente».

Por lo que respecta a China, los efectos de su política de COVID Cero llevarán a su crecimiento económico a situarse «igual o por debajo» del mundial, lo que tendrá un impacto negativo en su economía, la de la región y la mundial, adelantó Kristalina Georgieva.

Fue en su proyección de octubre, cuando el FMI ya alertaba sobre que más de un tercio de la economía mundial se contraería, además de que habló sobre un 25% de posibilidades de que el Producto Interno Bruto (PIB) global creciera menos del 2% este año, lo que significaría recesión global.

De acuerdo a las expectativas del FMI, después de haberse registrado un crecimiento del PIB de 3.2% en 2022, para este año habría una desaceleración de 2.7%, el crecimiento más débil desde 2001, sin contar lo sucedido con las crisis financieras mundiales y por la pandemia de COVID-19.