Tag

2024

Browsing

El dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, aseguró que el reto que su partido tendrá para 2024 será el de corregir el rumbo del país, y no la selección de candidato pues dijo, el partido cuenta con perfiles competitivos y que podrían ganar la elección presidencial.

«Nuestro reto será corregir el rumbo de México en el 2024 y para eso, yo les dije a las y los consejeros, buscaremos piso parejo para todas y todos nuestros aspirantes a la Presidencia de la República, buscaremos posicionarlos, impulsarlos, y ya son varios que han levantado la mano y hay otros que personalmente yo les he dicho que levanten la mano, que no se descarten”, expresó el dirigente del blanquiazul.

Sobre la selección de su abanderado para la elección presidencial, dijo que el PAN tiene postulantes serios para competir y ganar, que tienen capacidad para salir a una campaña a convencer, y que cuentan con cartas credenciales de lo que han hecho, y de lo que han hecho por México.

Indicó que entre los perfiles que podrían ir a la contienda están: Ricardo Anaya Cortés, quien recordó hoy es perseguido político del gobierno de la 4T; aunque dijo que en la lista de presidenciables también se encuentran los gobernadores de Yucatán, Mauricio Vila; de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca; de Chihuahua, Maru Campos; de Guanajuato, Diego Sinhue; así como los diputados federales Juan Carlos Romero Hicks y Santiago Creel Miranda.

Marko Cortés indicó que algo que no podrá permitirse el partido es tener una «fisura» como la que tuvieron en 2018. En ese sentido dijo que trabajará por tener un PAN cohesionado, más no de unanimidades.

También adelantó que el siguiente reto será buscar generar una gran coalición con la sociedad civil como la que se hizo en 2021 con ‘Sí por México’ y que convirtió en la coalición ‘Va por México’, en donde estén todos los que ven que las cosas van de mal en peor, incluidos los “amlopentidos”.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, defendió este miércoles que Morena elija a su candidato presidencial para 2024 mediante una encuesta, tal como lo sugirió ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

«Es lo que establecen los estatutos del partido al que pertenecemos, es algo en lo que concuerdo y además el presidente siempre lo ha mantenido», dijo la mandataria capitalina al ser cuestionada en su conferencia de prensa diaria.

Sheinbaum consideró que elegir al candidato mediante una encuesta interna, método ya utilizado para definir los aspirantes a gobernadores en el pasado proceso electoral es «el más democrático» y «una representación de lo que opina el pueblo».

Y es que es Sheinbuam quien parte como favorita para ser la candidata presidencial de Morena en 2024, junto con el canciller, Marcelo Ebrard.

López Obrador dijo ayer que no tiene ningún perfil favorito para sucederlo en la presidencia, esto luego de que se le cuestionara sobre cómo le alzó la mano a la Jefa de Gobierno durante una mini gira que realizó el mandatario por la capital del país.

«No tengo ningún preferido, a ninguna preferida», respondió el mandatario al señalar que es partidario de que Morena haga una encuesta para definir a su candidato presidencial.

Sin embargo, las opiniones sobre el tema son variadas; el líder de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, quien también tiene la intención de abanderar a Morena en la elección presidencial,  dijo que la mejor opción es convocar a elecciones primarias y así «seguir democratizando» al partido.

Este miércoles, en entrevista con Grupo Fórmula, el canciller Marcelo Ebrard habló sobre sus aspiraciones políticas y confirmó que sí participará en el proceso interno de Morena para buscar la candidatura en 2024, y descartó que contemple otro escenario, esto respecto a versiones que lo apuntan como candidato de otro partido en la elección presidencial.

Y sobre la recomendación de López Obrador de definir al abanderado por medio de encuesta, el titular de la SRE dijo que debe de haber condiciones de competencia, y que «si estas pensando en una encuesta debe ser creíble y confiable. Yo voy por el proceso en Morena, no tengo pensado otro escenario; pero lo seguimos platicando en su momento».

Además de Sheinbaum y Ebrard, hay otros perfiles que distintas encuestas han incluido dado su posicionamiento, aunque ninguno alcanza los niveles que Sheinbaum o Ebrard. Aparecen el embajador ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente; al embajador en Estados Unidos, Esteban Moctezuma; a la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier; y a la secretaria de Energía, Rocío Nahle, entre otros.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionado este martes sobre si tenía una preferida para sucederlo en 2024, luego de que hace unos días, durante una gira por la Ciudad de México, le alzara la mano a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, lo que fue interpretado como que era ella quien tendría el respaldo presidencial.

«Miren, no en este caso, sino de tiempo atrás, yo siempre ha respetado la voluntad de la gente, los deseos de la gente, no he actuado de manera antidemocrática en toda mi vida pública», respondió AMLO.

Y antes de dar una respuesta clara, explicó que al fundar Morena hubo dos cosas que ayudaron mucho al movimiento para resolver conflictos entre quienes tenían aspiraciones políticas.

Entre dichas acciones, mencionó el hacer encuestas para elegir a los candidatos, que hoy en día se mantiene en los estatutos de Morena. López Obrador explicó que se propuso dicha medida para cuidar las elecciones de candidatos  y evitar que quienes estaban en contra del movimiento metieran las manos en los procesos internos del partido.

Recordó que en el 2011, cuando se definiría la candidatura de la izquierda para 2012, la cual estaba entre Marcelo Ebrard, entonces jefe de gobierno y él como dirigente, se optó por la encuesta  para definir, y el ahora canciller declinó pues él ganó. Reconoció que el declinar es difícil cuando se es «ambicioso vulgar, que ‘soy yo o hay conflicto, o me voy de candidato’.

Fue en ese punto donde respondió de manera directa. «Entonces me pides mi opinión, te digo: no tengo ningún preferido, a ninguna preferida, hablando en términos de pluralidad y de género».

Confió en que sea la ciudadanía quien defina quien sea el abanderado de Morena para 2024, pues dijo, «la gente está muy despierta».

Dijo que el método de las encuestas para definir candidaturas debería hacerse no sólo para Morena, sino para todos los partidos; llamó a que no haya imposición, «que le den la oportunidad al pueblo, el pueblo sabe quién es quién, que le pregunten al pueblo».

Explicó que para las encuestas, se tendrían que realizar ejercicios espejo, dos o tres, e ir casa por casa para medir el reconocimiento que se tiene de los distintos perfiles que pudiera abanderar el movimiento, pues sostuvo que no se puede ganar una elección con un desconocido como candidato.

Además, se tendría que medir la opinión que se tiene de esa persona y si a la ciudadanía le gustaría ver a esa persona como candidato o candidata.

En la mini gira que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ayer por la Ciudad de México, sucedió algo que muchos esperaban, y que muchos otros veían venir.

Lo que ha sido considerado por mucho como el inicio de la «cargada» del mandatario a favor de la Jefa de Gobierno, AMLO levantó triunfalmente la mano a Claudia Sheinbaum frente a asistentes y prensa, y la señaló que como «la elegida».

Eso bastó para que las redes sociales se llenaran de mensajes de apoyo y crítica a tal acción. Mientras algunos consideran que es la mejor carta de Morena para la elección presidencial en 2024, otros critican que Sheinbaum representa más de lo mismo.

En uno de los eventos de ayer, en donde inauguró una sucursal del Banco del Bienestar en Iztapalapa, el presidente declaró que no visitaba con mucha frecuencia las alcaldías de la Ciudad de México, pues «me siento bien representado por la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum».

El mandatario señaló que Claudia Sheinbaum le ayuda mucho y le quitan la carga en diversos asuntos. Caso que refirió también ocurre con Clara Brugada en la alcaldía. AMLO dijo que «vamos a seguir juntos, hacia adelante».

Sus palabras solo reforzaban lo que momentos antes fue captado por las cámaras.

Recordemos que desde julio pasado, López Obrador ha venido hablando sobre las «corcholatas» que lo podrían suceder en 2024. Ha sostenido que está muy tranquilo pues dentro del movimiento que encabeza hay diversos perfiles para lograr el relevo generacional.

Entre los perfiles que ha mencionado explícitamente, ha estado siempre en primer lugar la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum; aunque también ha mencionado a Marcelo Ebrard; al embajador de México ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente; al embajador en Estados Unidos, Esteban Moctezuma; a la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier; a la secretaria de Energía, Rocío Nahle, y posteriormente a figuras como Ricardo Monreal.

Fue Monreal quien entrevista con diversos medios ha declarado en los último días que con o sin Morena, estará en la boleta presidencial de 2024. El senador asegura que ganaría la elección interna del partido en primera instancia, así como la elección presidencial.

Ayer, en entrevista con El Universal, el zacatecano se refirió en concreto a las imágenes de ayer. Dijo que no podía negar que las imágenes son «contundentes», aunque insistió, eso no lo apartará de sus intenciones políticas.

«No me autoengaño, es una lucha difícil, pero nunca ha sido fácil para mí luchar contra la adversidad y entiendo muy bien lo que está pasando (…) y por eso me atrevo a participar, cualquier otro diría ‘¿Qué vas a hacer, criatura del señor frente a las evidencias?’, pero aun así soy un soñador», explicó a ‘Con los de Casa’.

Morena elegirá mediante una encuesta al candidato a suceder en 2024 al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), según declaró Mario Delgado, dirigente nacional del partido, prometiendo que será «imparcial» en la contienda interna.

«Lo que está claro es que quien va a tener la última palabra es la gente. En Morena la gente manda, el pueblo manda y en su momento tendremos una encuesta que decidirá quién continúa los trabajos de este proyecto de transformación», aseguró Delgado en entrevista con la agencia EFE.

Las declaraciones de Delgado llegan luego de que ayer, el canciller Marcelo Ebrard confirmara su deseo de postularse como candidato de Morena en las elecciones de 2024, puesto para el que también suena con fuerza el nombre de la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

Mario Delgado recordó que todavía «falta mucho», pues «estamos a mitad del gobierno», por lo que el sondeo será a finales de 2023 o inicios de 2024.

El dirigente del partido fundado por López Obrador explicó que podrá participar en la encuesta «quien esté interesado» y confió en que el ganador tendrá la «confianza de la gente».

«Mi labor es ser absolutamente imparcial y garantizar que haya equilibrio parejo para todos y que la gente decida», respondió el morenista sobre sus preferencias, al ser señalado como cercano al titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE)

Opinó que los que se postulen anticipadamente «estarán sujetos a un escrutinio mayor» y sostuvo que «difícilmente» algún aspirante pudiera siquiera hacerle un poco de sombra al presidente López Obrador.

Recordemos que el método de encuestas es el que utilizó el partido para elegir a su dirigente en 2020, cuando fue electo el propio Mario Delgado, y que causó diversas diferencias durante el proceso; además de que también se ocupó para definir a los y las candidatas de Morena en las elecciones a gobernador del pasado 6 de junio.

Dicho mecanismo ha sido criticado dentro del partido por quienes consideran que se trata de una metodología poco transparente y que favorece a los candidatos más afines a la dirigencia, aunque ha sido el «recomendado» por el AMLO.

López Obrador ha insistido en los ´últimos días que él no decidirá a su sucesor, tal y como ocurría en los gobiernos anteriores, con el famoso «dedazo» o «destape presidencial».

Sin embargo, la semana pasada señaló como posibles candidatos a Ebrard y a Sheinbaum, así como al embajador ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente, al embajador en Estados Unidos, Esteban Moctezuma, y a las secretarias de Economía y Energía, Tatiana Clouthier y Rocío Nahle, respectivamente.

Tras conocerse las declaraciones de Delgado, Ricardo Monreal, quien ha expresado su deseo de contender por la candidatura presidencial, aseguró que dicho método está muy «desgastado».

«“Lo que sí puedo decirles es que está muy desgastado el método de encuestas y ha sido un ejercicio que ha sido cuestionado y que sería bueno buscar métodos distintos», señaló Monreal en un breve encuentro con los medios.

Esta mañana, el canciller Marcelo Ebrard confirmó la reunión que sostuvo con simpatizantes y colaboradores días a atrás en un rancho del Estado de México, donde confirmó su aspiración por ser el abanderado de Morena a la Presidencia en 2024.

El funcionario confirmó que mantuvo una reunión el fin de semana en Toluca, Estado de México, con sus colaboradores más cercanos para preparar su candidatura. «Fue una reunión con amigos y colaboradores, en primer lugar les dije que hay que agradecer al presidente que nos tome en cuenta», expresó.

Y es que esta mañana, el periódico Reforma publicó en primera plana sobre dicha reunión en la que habría pedido a sus allegados «prudencia y paciencia» para participar en el proceso de selección para la candidatura presidencial, sobre todo ante los cuestionamientos recibidos por lo ocurrido en la línea 12 del Metro, donde se le señala como uno de los principales responsables de la tragedia.

«Me daban por muerto, pero aquí estamos; vamos a participar respetando las reglas del juego» dijo Ebrard según lo reportado por Reforma.

Al tomar el micrófono en la conferencia mañanera del presidente López Obrador, Ebrard Casaubón confirmó dicho encuentro y agradeció al mandatario «tomarlo en cuenta», esto el ser mencionado en las dos ocasiones en que se ha referido a la sucesión presidencia.

Sin embargo, Ebrard dijo que aún faltan dos años y medio para que comience la carrera presidencial, por lo que se dijo enfocado a trabajar y ser eficiente al frente de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Reiteró que siempre respetará a los compañeros que se espera sean sus contrincantes.

«Seamos consistentes, perseverantes y leales y por supuesto que cuando se den las normas y lleguen los tiempos, estamos a la mitad del Gobierno, cuando eso llegue, estemos preparados para participar de acuerdo a las reglas que en su momento se darán, y eso es en esencia lo que ahí se dijo, es verdad la información y por eso se dijo, para que no haya especulación», sostuvo Ebrard.

«No vamos a distraernos y vamos a seguir actuando con eficiencia», remató el canciller.

López Obrador reiteró este martes que ya no existe la vieja tradición del «tapado», por la cual los presidentes mexicanos elegían a su sucesor.

«No he hablado con él (Ebrard) ni con nadie. Eso ya no existe, ya ahora todos tienen la posibilidad. Tienen el derecho como establece la Constitución de votar y ser votados», dijo el presidente.

Además, agradeció que sus posibles ‘delfines’ están cumpliendo todos con su responsabilidad, que es lo principal. «Están trabajando en sus tareas, en sus funciones, lo están haciendo muy bien todos», dijo.

Este lunes, durante su conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reiteró que en septiembre de 2024 se retirará de la política y se irá a vivir a Palenque, Chiapas, no sin antes «aplicarse a fondo» para dejar bien cimentada la transformación que hasta ahora se ha logrado.

Reveló que ahora se encuentra revisando el borrador de un libro que publicará a finales de agosto, en el que habla de cómo se han sentando las bases de la transformación y que hay cosas que los opositores no podrían echar para atrás.

«No van a poder, por ejemplo, dejar de apoyar a los adultos mayores con las pensiones, porque ya se elevó a rango constitucional; y no solo es que esté en la Constitución como un derecho, sino ya la gente no va a permitir un retroceso», dijo AMLO añadiendo la pensión para niñas, niños con discapacidad, las becas para estudiantes, la atención médica universal, os medicamentos gratuitos, entre otras cosas. 

Fue en ese punto donde López Obrador aseguró que uno de los aspectos en que más se ha avanzado en esta Cuarta Transformación es la «mentalidad» ciudadana, lo cual es «verdaderamente irreversible» porque el pueblo de México ya cambió de mentalidad y con eso, cambia todo.

Resaltó que se ha avanzado bastante, pese a que gran parte de su gobierno ha sido en tiempos de pandemia; señaló que se está saliendo adelante de la difícil y triste situación porque la administración federal no se desvió de lo verdaderamente importante, a la par que se atendía la pandemia.

«Por eso también la gente no perdió la fe. A pesar del sufrimiento, la gente tiene fe en el porvenir y eso es muy importante, y ya lo que falta es consolidar lo que se ha avanzado, terminar obras y entregar la estafeta», sostuvo AMLO.

Sirvió esa reflexión para asegurar que algo que lo tiene muy «tranquilo» es que al interior del movimiento que encabeza hay muchas mujeres y hombres, para el relevo presidencial en 2024.

«Hay muchos. Todos, los que están en el gabinete, gobernadores, todos tienen posibilidad, dirigentes parlamentarios, todos, todos, tienen posibilidad, ahora sí que ya no hay tapados. Yo soy el destapador y mi corcholata favorita va a ser la del pueblo, esa es la regla, la gente va a decidir en su momento en forma libre, democrática, quién debe representarnos en lo que corresponde al movimiento progresista, liberal, con dimensión social, pero eso en su momento», enfatizó el mandatario.

Recordemos que ya la semana pasada había revelado nombres sobre quienes podrían ser los abanderados de Morena en la elección presidencial. En ese momento mencionó nombres como Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México; el canciller Marcelo Ebrard; el embajador ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente; el embajador en Estados Unidos, Esteban Moctezuma; la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, y la secretaria de Energía, Rocío Nahle.

En ese momento, López Obrador no mencionó otros de los nombres que suenan en las quinielas y quienes no han descartado su interés por ocupar la silla presidencial, como el líder de la mayoría en el Senado, Ricardo Monreal, quien indicó que el no haber sido mencionado por AMLO le impidiera buscar la candidatura.

El Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, aseguró que a pesar de un contexto adverso por la pandemia del COVID-19, la situación de violencia que impera en el país y un discurso contrario a las autoridades electorales, el pasado 6 de junio México tuvo elecciones exitosas.

Córdova Vianello destacó que la alta participación ciudadana que se registró, así como los sistemas electorales que dijo, funcionaron a la perfección, y la pluralidad política que se evidenció en las urnas, demostraron que el Sistema Electoral de México funciona.

En ese sentido, el Consejero Presidente hizo un llamado a defender la democracia, señalando que “la democracia y el sistema electoral siguen teniendo enemigos”.

Aprovechó para destacar que el Sistema Electoral del país funciona, por lo que no se requiere una reforma electoral. “¿Es indispensable una reforma electoral? Mi respuesta es clara y contundente, no. ¿Podríamos ir a 2024 con el sistema electoral que hoy tenemos?, la respuesta es clara, sí», sostuvo.

Precisó que una reforma electoral es pertinente si se cumplen tres condiciones: que tenga un diagnóstico serio y objetivo de lo que se quiere cambiar; que cuente con amplio consenso y que sea congruente con 30 años de evolución democrática. Resumió que una reforma en el futuro debe servir para mejorar la integridad de las elecciones, la calidad democrática de nuestro sistema, la representatividad y no que sea una contrarreforma.

Lorenzo Córdova resaltó los retos que tuvo el Instituto para organizar el proceso electoral más grande y complejo de la historia. En el caso de la pandemia, aseguró que gracias a los protocolos sanitarios implementados, la jornada electoral no provocó una alteración en la curva de contagios.

En cuanto a la violencia que impera en distintos puntos del país, señaló que no impidió la instalación de las 162 mil 500 casillas. También mencionó la intensidad de los ataques en contra de la autoridad electoral.

Sobre qué retos tiene el INE, Córdova Vianello mencionó la realización de la revocación de mandato, así como la Consulta Popular que se realizará el próximo 1 de agosto, que precisó, contará con 57 mil mesas de votación y costará 522 millones de pesos.

Finalizó recordando que en 2022 habrá elecciones en seis entidades; mientras que en abril de 2023 se renovará parcialmente el Consejo General del INE y habrá renovación en la gubernatura del Estado de México y Coahuila.

Ricardo Monreal, coordinador de Morena en la Cámara de Senadores, aseguró que aunque el presidente no lo haya nombrado el pasado lunes cuando se refirió a los perfiles que podrían sucederlo en la presidencia en 2024, no lo excluye de participar en el proceso interno del partido y hacerse de la candidatura presidencial.

«Por lo que a mí respecta, entiendo que la mención de las y los aspirantes a sucederlo alcanza en este momento a quienes forman parte del Ejecutivo federal, y no implica la exclusión o discriminación de otros simpatizantes de la 4T en el Poder Legislativo o en las gubernaturas. Mantengo mi legítima aspiración a participar, llegado el momento, en el proceso sucesorio presidencial», indicó el legislador, quien nunca ha negado su deseo de ocupar la silla presidencial.

Monreal Ávila dijo que el cambio de régimen político se está reflejando en la transformación de algunos de los rituales y prácticas que existían, uno de ellos es el de los modos y tiempos para referirse al posible sucesor del presidente en turno.

Afirmó que el famoso “tapado” pasó a la historia. Recordó que el propio López Obrador señaló, uno a uno, a quienes podrían sucederlo, mencionando nombres como Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard, Juan Ramón de la Fuente, Rocío Nahle, entre otros.

A diferencia de lo que pasaba antes, donde el revelar nombres podría debilitar al mandatario, ahora fortalecen al titular del Ejecutivo, pues «proyecta y transmite que tiene el control de todos los tramos de procedimiento de su sucesión».

El morenista dijo que todos los nombres mencionados el lunes pasado en su conferencia matutina tienen al menos tres características en común: son competitivos electoralmente, garantizan la continuidad y consolidación de la 4T y poseen identificación personal con la lucha histórica por alcanzar la presidencia de la República.

Sin embargo dijo, los mencionados debe tener ahora un gesto de madurez para no alterar, distraer o dispersar el trabajo que se ha hecho y el que falta en esta segunda parte del sexenio. Señaló que la tarea principal que tienen quienes simpatizan con la 4T es mantener la unidad, la cohesión y la consistencia del movimiento que condujo y llevó al poder al presidente López Obrador.

Monreal finalizó asegurando que se debe respetar el proceso y las reglas que Morena defina llegando el momento para el proceso de selección del abanderado presidencial.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) insistió este lunes que una vez que concluya su administración, se retirará de la política y celebró que al interior del movimiento que encabeza hay perfiles que ayudarán a lograr el relevo generacional que se necesita.

Mencionó a seis posibles sucesores para la elección presidencial de 2024; entre ellos nombró a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y al canciller, Marcelo Ebrard.

«¿Quién puede sustituirme? Primero tomar en cuenta que va a ser el pueblo el que va a decidir. Del flanco progresista liberal hay muchísimos», respondió cuestionado por el tema durante su rueda de prensa matutina en Palacio Nacional.

Mencionó explícitamente y en este orden a Sheinbaum; Ebrard; al embajador ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente; al embajador en Estados Unidos, Esteban Moctezuma; a la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier; y a la secretaria de Energía, Rocío Nahle.

López Obrador no mencionó en cambio otros nombres que suenan en las quinielas y quienes no han descartado su interés por buscar la silla presidencial, como el líder de la mayoría en el Senado, Ricardo Monreal, o el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado.

Y es que el pasado jueves, durante un acto de festejo por los tres años de victoria de López Obrador, convocado por la dirigencia nacional de Morena, Claudia Sheinbaum fue ovacionada con gritos de «presidenta, presidenta, presidenta, mientras que Delgado Carrillo fue abucheado.

Sheinbaum suena desde hace tiempo con fuerza para suceder a López Obrador junto a Marcelo Ebrard, aunque ambos se vieron involucrados en el accidente del Metro que dejó 26 muertos en mayo, por lo que su eventual candidatura podría verse afectada.

López Obrador dijo este lunes que la tradición del «tapado», por la cual el presidente en turno elegía a su sucesor, «ya es historia» y ahora es «el pueblo el que va a decidir».

El presidente volvió a desmentir que buscará su reelección en 2024, ya que además de recordar que la Constitución no lo permite, aseguró que ese año se jubilará y no volverá a «participar en política».

«Soy el presidente de más edad en la historia de México. Entonces no podría (reelegirme) además de que no me lo permitirían mis convicciones», sostuvo el mandatario.

Recordó que el próximo año se someterá a un referéndum de revocación de mandato para que los mexicanos decidan si debe renunciar o seguir al frente del gobierno hasta 2024, aunque se mostró confiado de que lo va a ganar.

«Voy a estar aquí si el pueblo lo decide. Voy a una consulta en marzo del año próximo. Eso no me preocupa mucho, sé que la gente va a mantener el apoyo. Me preocupa más la ciencia y el Creador», remató.

Pasada la elección intermedia, arrancó ya el proceso para la elección del 2024. Por ello el presidente ya se quiso adelantar y aumentar sus posibles candidatos ante los problemas para Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard después de la tragedia evitable de la Línea 12 del metro. Sin embargo, antes de las elecciones presidenciales hay dos paradas.

La primera es si se enjuicia a los políticos del pasado, el mal llamado juicio a los expresidentes. La segunda parada es la posibilidad de revocar el mandato del presidente.

El juicio a los políticos del pasado está programado para agosto de este año. Esto tendrá al presidente López Obrador muy ocupado en seguir en modo polarizador.

La revocación de mandato la quería AMLO junto con la intermedia, pero se evitó que así fuera y con ello no pudo estar en las boletas de las elecciones que acaban de llevarse a cabo. Pero es un hecho que el presidente quiere que en el 2022 se lleve a cabo la votación para revocarle o no el mandato. Y si la oposición cae en la trampa del presidente de apoyar este ejercicio le estará haciendo un enorme favor.

Esto viene a cuento ya que pasadas las elecciones está muy contenta una parte de la oposición por el resultado en las legislativas y en la CDMX, pero un grupo de empresarios siente que deben de ir más allá y entusiasmar a más ciudadanos a participar en la política para frenar a Morena.

Y ahí, según me comentan dentro de estos círculos de empresarios, ven que no pueden ignorar la revocación de mandato. Ojalá la ignoren. Para lograr que ésta avance, el presidente necesita que alguien presente la solicitud entre noviembre y diciembre de este año, que es el plazo de tres meses a partir de la mitad de su sexenio. El presidente no la puede solicitar, pero podemos anticipar que entre sus muchos habilitadores, alguno hará la solicitud para comenzar a juntar las poco más de 2 millones 800 mil firmas necesarias para que proceda la revocación.

Y ahí es en dónde los empresarios que quieren mayores contrapesos al gobierno deben ignorar la revocación de mandato. Una encuesta de El Financiero publicada después de las elecciones muestra que de haberse hecho la revocación el 6 de junio un 46% habría votado por remover a AMLO y un 49% por dejarlo como presidente. Esto puede poner nerviosos a quienes quisieran ver al presidente perder. Gran error harían si caen en la trampa de querer movilizar a la población para participar en el ejercicio. Hay que tomar en cuenta que al presidente le gusta estar en modo campaña y lo hace bastante bien. Prefiere que el tema sea la revocación de su mandato y apelar al pueblo como sabio en lugar de enfrentar preguntas sobre su desempeño como gobernante.

Para que el proceso de revocación sea válido debe participar cuando menos el 40 por ciento de los inscritos en la lista nominal. Con los números de este año, eso equivale a 37 millones 411 mil electores. Lo mejor que puede hacer la oposición es ignorar el proceso; no caer en la trampa de que con la revocación se puede premiar o castigar al presidente y no permitir que lo asuma como bandera de campaña para evitar la responsabilidad de gobernar.

Veremos si evitan o caen en esta trampa del presidente.

 

Columna completa en El Universal

De cara a la elección del próximo 6 de junio, y cuando ya comienzan a levantarse las manos rumbo al 2024 en otros partidos, este lunes se «destapó» al presidente nacional del PRI para ser el abanderado del tricolor en la elección presidencial.

Fue la diputada federal, Cynthia López Castro quien se encargó de destapar a ‘Alito’ Moreno, para tratar de arrebatarle junto a Ricardo Anaya, quien ya ha expresado sus aspiraciones políticas, la silla presidencial a Morena.

A través de sus redes sociales, la legisladora publicó un video donde afirma ser de la «generación AMC», en referencia a las iniciales de Alejandro Moreno Cárdenas, cuyo movimiento ya trabaja con las estructuras priístas para impulsar la posible candidatura del político.

En el video la diputada federal expone las razones por las que el actual dirigente nacional debe ser el candidato en 2024.

«Quiero que Alejandro Moreno sea nuestro Presidente de la República, quiero que sea nuestro candidato presidencial en 2024», dice la legisladora.

Afirma que ‘Alito’ sabe gobernar, y conoce las necesidades que hay en todo el país; además, señala que los mexicanos ya se cansaron de un gobierno que solo prometa y de un presidente que solo hable.

«Yo como priísta voy a apoyar y respaldar a Alejandro Moreno para que sea nuestro candidato presidencial en 20214, ¿me ayudas?», remata López Castro.

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump dijo este jueves que está «100% considerando» presentarse a las elecciones presidenciales de 2024 y contempla como su posible fórmula a Ron DeSantis, actual gobernador de Florida y uno de sus más férreos aliados.

Durante una entrevista con el canal Fox, el republicano dijo que la idea de una fórmula Trump-DeSantis parece que «encanta».

Trump, que terminó su mandato de cuatro años el pasado 20 de enero, tras ser derrotado en noviembre por el demócrata Joe Biden, ha señalado en varias ocasiones la posibilidad de emprender una campaña para la presidenciales de 2024.

«Estoy estudiando muy seriamente, más que seriamente, pero por razones legales no quiero realmente hablar de eso todavía. Es demasiado pronto», aseguró Trump.

El republicano, que se estableció en Palm Beach, Florida, desde enero pasado, ha recibido a un grupo de políticos en su club Mar-a-Lago en busca de su «bendición» para las elecciones legislativas de 2022, que son por ahora su prioridad, según analistas republicanos.

Trump, que fue el padrino político de DeSantis en las elecciones de 2018, ha sido muy cercano al gobernador. «Ha hecho un gran trabajo como gobernador», expresó este jueves Trump durante la entrevista al cana Fox.

DeSantis es «un amigo mío» y «un gran tipo», dijo Trump a la periodista Maria Bartiromo. «Apoyé a Ron y, después de que lo respaldara, despegó como un cohete», recordó.

DeSantis fue en febrero pasado el anfitrión de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), en Orlando, en la que fue el candidato republicano favorito para las elecciones de 2024 en una encuesta de ese foro.

Entre tanto, Trump y su vicepresidente Mike Pence, que no asistió a la CPAC, se alejaron después de que este se rehusara a ayudarlo en su empeño de revertir los resultados electorales de noviembre pasado, en los que ganó Biden.

En más de Trump, el magnate siguió atacando al líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, al decir que los republicanos harían bien en encontrar un nuevo líder si esperan recuperar el Senado en 2022.

«Necesitamos un buen liderazgo. Mitch McConnell no ha hecho un gran trabajo. Creo que deberían cambiar a Mitch McConnell», dijo el expresidente.

Y es que según analistas, la fractura entre Trump y McConnell podría complicar las cosas para los republicanos en su intento de recuperar la mayoría del Senado, ya que los votantes y los legisladores están divididos entre los leales a Trump y al partido tradicional.

McConnell atrajo la ira de Trump al reconocer que el presidente Joe Biden había ganado y al culpar a Trump del mortal ataque del 6 de enero en el Capitolio de Estados Unidos, después de que el Senado absolvió al expresidente de un cargo de incitación a la insurrección.

Hace menos de un mes, Trump llamó a McConnell «hijo de puta» en una cena para donantes del Comité Nacional Republicano en su club Mar-a-Lago, según un asistente. McConnell no ha respondido a los ataques de Trump y rara vez se refiere al expresidente en público.

Foto: Twitter @MiguelDiazOK1

El aspirante a la presidencia de la República, Ricardo Anaya, criticó este miércoles el manejo que el gobierno federal ha dado a la crisis sanitaria por la pandemia de Covid-19, asegurando que la autollamada Cuarta Transformación se ha caracterizado por mentir.

«Me da muchísimo coraje ver tanto dolor y tanto sufrimiento provocado por la pandemia; y me da coraje porque no tenía que ser así», dijo el panista, quien aunque reconoció que la pandemia a afectado a todos países, afirmó que los estragos en México son inadmisibles.

Indicó que solo hay dos países en los que ha muerto más gente que en nuestro país, en referencia a Estados Unidos y Brasil, mientras que el colapso económico en México es del triple que el promedio mundial.

Afirmó que el desastre en México tiene una explicación: la irresponsabilidad de López Obrador.

Recordó que en marzo del año pasado, el presidente dijo a la población «que no pasaba nada, que había que abrazarse; la mentira de qué el cubrebocas no servía; la mentira de que la pandemia estaba domada; la mentira de que a nadie le faltaría cama de hospital» cuando ahora ni oxígeno puede conseguirse en diversas partes del país. «Hay que decirlo claro: las mentiras de este gobierno matan».

Al referirse al tema de las vacunas, Anaya Cortés dijo que el gobierno sigue mintiendo, pues a la fecha no se han puesto ni la mitad de las vacunas que las autoridades prometieron en enero pasado. Acusó que México no llegará ni a 4 millones de personas vacunadas a inicios de marzo, lo que representaría únicamente el 3% de la población.

«Es mentira eso de que vamos bien, y es muy grave porque hace que la gente se confíe y se relajen las medidas de prevención. El gobierno no tiene una estrategia lo que hay es improvisación y caos. Muchísima gente está sufriendo; esto no tenía que ser así. El gobierno tiene que rectificar y el primer paso es dejar de mentir, el primer paso es empezar a hablar con la verdad», remató.

Ricardo Anaya se refirió al «alegre» video que AMLO compartió el viernes pasado, con el fin de callar los rumores que había sobre su estado de salud. Dijo que le da gusto que el presidente se esté recuperando y se le haya visto caminando por Palacio Nacional.

Ricardo Anaya, excandidato presidencial de la alianza «Por México al Frente», que integraron el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano en 2018, anunció este lunes que comenzó un recorrido por diversos municipios del país, toda vez que buscará participar en la elección presidencial de 2024.

En un video difundido en sus redes sociales, el panista indicó que rechazó la propuesta que el PAN, y su dirigente nacional Marko Cortés, le hicieran para buscar una diputación federal por la vía plurinominal, en la contienda del próximo 6 de junio, pues dijo, se concentrará desde ahora en sus aspiraciones de 2024.

«Quiero dedicarme de tiempo completo a volver a recorrer todo nuestro país; no a estar en una tribuna o en una oficina, si no en la calle, en la comunidad, con la gente. Y llegado el momento, si la vida y las circunstancias me lo permiten, volver a participar en la elección presidencial», indica Anaya en su video.

El panista indicó que su intención de participar en la próxima elección presidencial se debe a que cree que otros seis años con un gobierno de Morena, terminarían por destruir a México.

Llamó a no permitir que Morena se mantenga en el poder, pues de hacerlo, se estaría afectando irremediablemente la vida de millones de personas.

Anaya dijo que trabajará con mucha pasión, pero «sin ninguna obsesión», además de que dijo, estará abierto a hacer equipo con quienes tengan el mismo objetivo desde la oposición, esto en referencia a una posible alanza entre partidos, como el que abanderó en 2018.

Sobre la elección de este año, en el que se renovará la Cámara de Diputados, dijo que apoyará a todos los candidatos y candidatas que postulará el PAN, pues aseguró que urge un contrapeso real en el Congreso, que haga frente a la 4T, un gobierno «incapaz y mentiroso».

El excandidato presidencial indicó que en una primera etapa, visitará mil municipios en todo el país, en donde atenderá las recomendaciones sanitarias debido a la pandemia de Covid-19. Detalló que respetará la sana distancia, privilegiará las áreas ventiladas y usará cubrebocas siempre que esté indicado. Dijo que el principal objetivo del recorrido que ya comenzó, es escuchar los problemas y las necesidades que los mexicanos tienen.

La Secretaría de Agricultura (Sader) ha propuesto las reglas para eliminar gradualmente el uso de glifosato, el ingrediente activo del herbicida Roundup, para inicios del 2024.

Las reglas fueron reconocidas por ambientalistas y productores orgánicos que se han quejado de la contaminación con pesticidas, aunque también recibió críticas de algunos grupos de agricultores.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se ha opuesto al herbicida desde hace mucho, y a finales de 2019 México bloqueó el ingreso al país de un embarque de 1,000 toneladas, citando razones de salud y preocupaciones ambientales.

Pero cambios previos a las normas propuestos por la Secretaría de Agricultura habían indicado que había que realizar más estudios. La nueva propuesta es buscar remplazos. «Hasta el 31 de enero de 2024, se establece un periodo de transición para lograr la sustitución total del glifosato».

Este lunes, la Sociedad Mexicana de Producción Orgánica A.C. saludó la nueva propuesta, pero pidió que se establezca una etiqueta especial para certificar productos que no tienen glifosato.

«No utilizamos glifosato en nuestros cultivos, sin embargo hemos sido objeto de contaminaciones externas de esta sustancia», dijo Homero Blas Bustamante, presidente de la sociedad orgánica. «Eso ha hecho que ha causado pérdidas económicas a productores orgánico de café y miel orgánica principalmente».

Pero la página de comentarios para la propuesta estaba llena de mensajes de agricultores furiosos por el cambio, diciendo que dependían del herbicida.

La Unión Europea aprobó a finales de 2017 una extensión de cinco años que permite el uso de glifosato en sus países miembros. Los activistas ambientalistas han demandado una prohibición inmediata del uso de glifosato, por preocupaciones sobre la declinación de las poblaciones de abejas y otros insectos y de que pudiera ser dañino para las personas.

Bayer, que en 2018 adquirió a su rival Monsanto, ha enfrentado varias demandas por el Roundup en Estados Unidos.