Tag

Claudia Sheinbaum

Browsing

La candidata a la presidencia de la coalición Sigamos Haciendo Historia, Claudia Sheinbaum, reaccionó a la encuesta que Massive Caller publicó ayer, en la que reporta una remontada de la candidata del PAN, PRI, PRD, Xóchitl Gálvez.

“Todas las encuestas siguen dándonos 20 a 30 puntos de diferencia, con excepción de ‘Massive Lie’ que le dio en 2018, el triunfo al candidato del PAN (Ricardo Anaya) y que ya sabemos que no tienen metodología, sino que solamente una orientación política”, dijo la aspirante presidencial.

Ayer, la firma publicó su más reciente medición, en la que coloca a Xóchitl Gálvez a la cabeza con el 38.9% de las preferencias, contra el 38.7% que reporta Claudia Sheinbaum. El candidato de Movimiento Ciudadano, Jorge Álvarez Máynez se ubica en un tercer lugar con el 7.5% de los apoyos.

La firma señala que las encuestas fueron levantadas mediante la técnica d “robot” en grabaciones enviadas a los hogares que son contestadas por el propio entrevistado, realizando las llamadas en forma aleatoria a fin de que sean representativas. Aclara que la frecuencia de no respuesta fue de 0%, mientras que la tasa de rechazo fue del 95%.

Al respecto, Claudia Sheinbaum acusó que “esta encuesta no es creíble, no tiene ninguna metodología que pueda decir que hay un cambio en la tendencia”.

La morenista destacó que las encuesta reconocidas, que son aquellas domiciliaria de empresas demoscópicas reconocidas, son las que han dado resultados creíbles desde hace muchos meses.

Sheinbaum Pardo incluso relató que la casa encuestadora se acercó a su equipo en 2018 “solicitando recursos” para orientar los ejercicios que levanta. “Pero nosotros no hacemos eso. Las encuestas son las encuestas”.

Finalmente, la morenista afirmó que por esta y otras situaciones, es que ella le llama a la empresa como “Massive Lie”, que quiere decir ‘mentira masiva’.

En entrevista con Latinus, Carlos Campos, director de Massive Caller, indicó que pese a las descalificaciones que sus encuestas ha recibido, tanto de colegas como de políticos, tienen una “historia de responsabilidad en cuanto a lo que hacemos”.

Campos negó que en la firma tengan un sesgo pro panista, esto al señalar que han pronosticado el triunfo de candidatos que no son de este partido. “Somos profesionales y acertamos independientemente del candidato”.

Sobre las declaraciones de Claudia Sheinbaum, que la buscaron para venderle “encuestas a modo”, el director de Massive Caller dijo que es absolutamente falso.

“No ha pasado eso, hay una persona, Iván, que dice que yo hablé con él. Seguramente sí, nosotros vendemos encuestas y le vendemos encuestas a todos los partidos y a todas las campañas. Seguramente; hablamos con todos todos de todos los partidos. No dudo que haya tenido una conversación con este señor Iván, que dice que hablé con él, si, si hablé con él seguramente, pero en absoluto ofrecemos eso no lo hacemos. No estaríamos en el mercado si nos equivocáramos mucho (…) De hecho acertamos, porque no vendemos las encuestas”, sostuvo.

Carlos Campos fue claro en señalar que no está trabajando para la campaña de Xóchitl Gálvez, y aseguro que no recibe dinero ni de la campaña de la candidata ni de ninguno de los partidos que integran la coalición Fuerza y Corazón por México. En ese sentido, reveló que tiene diversos clientes de Morena.

Claudia Sheinbaum ¿es o se hace la versión 2.0 de Andrés Manuel López Obrador? Esa es la gran pregunta que genera quien encabeza en este momento las preferencias electorales para convertirse en la próxima presidenta de México cuando ya solo falta un mes para que se lleven a cabo.

En la pregunta queda patente el enigma que representa quien ha estado en campaña extraoficialmente desde hace más de dos años, cuando el presidente comenzó a hablar de sus corcholatas y todos sabíamos que Claudia era la favorita de AMLO.

Y no hay claridad sobre quién es Claudia y qué es lo que quiere hacer realmente de llegar a la presidencia porque hasta ahora hemos visto tres diferentes versiones de ella misma.

La primera versión de Claudia Sheinbaum ha sido la leal escudera de Andrés Manuel López Obrador. La que ha puesto su cercanía y lealtad al hoy presidente por encima de cualquier cosa, incluso de su familia. La que ha enterrado su lado científico para darle prioridad a la ideóloga. Muestra de ello es su respaldo al Tren Maya que ha significado una devastación de la naturaleza y no rendirá beneficios económicos. La que recibió un bastón de mando que es simplemente un bastón, porque no es ella la que está realmente al mando. Basta ver las reformas que envió el presidente para que apruebe un Congreso que solamente coincidirá con López Obrador un mes para darnos cuenta de que él tiene una agenda que va más allá de su sexenio.

La segunda versión de Claudia ha sido la que de pronto levanta la mano para hacer las cosas como ella quiere, aun si esto no se alinea con los deseos o la visión del presidente. Han sido pocas las ocasiones, pero lo vimos primero con su gestión de la pandemia. Cuando López Obrador decía que no necesitaba usar cubrebocas y andaba en las calles besando niños, Claudia Sheinbaum hizo saber a los habitantes de la CDMX que el virus era cosa seria y utilizó cubrebocas. Fue la Claudia que incluso se confrontó con el encargado de gestionar (es un decir) la pandemia, Hugo López Gatell.

La vimos de nueva cuenta siendo la candidata que busca sus propios intereses y no necesariamente alabar a un gran elector, a Andrés Manuel López Obrador, cuando en el primer debate habló más de lo que ella considera sus logros que de lo hecho por el presidente. Esto, al parecer, enfureció a AMLO, pero a Sheinbaum le permitió no meterse en aguas movedizas para defender los indefendibles del actual sexenio ante las preguntas de los moderadores y de la propia Xóchitl. En el segundo debate esta Claudia desapareció y desde los primeros minutos fue rápida en decir que hablaría sobre los logros de López Obrador.

La tercera versión de Claudia ha sido la de la candidata que no pretende salir a ganar votos, más bien quiere administrar su ventaja. La candidata que no da muchas entrevistas y que acude a foros que su equipo se ha asegurado previamente que estén bien controlados. Nada de sorpresas. No quiere que se repita esa escena de morenistas abucheándola cuando estaba buscando ser la elegida en lo que se llamó el ‘corchola-tour’, pero ahora en la campaña general.

Y es precisamente por esta tercera versión de Claudia que no sabemos bien a bien quién es la persona que quiere gobernarnos. Siendo México el país tan presidencialista que es, llama la atención que no sepamos qué versión de Claudia será la que gobernará, si gana la presidencia. Con lo costosas que son las campañas políticas para los contribuyentes, con el tiempo y dinero que se invierte en armar debates, resulta casi insultante que a estas alturas tengamos que preguntarnos ¿Quién es Claudia?

Columna completa en El Universal

Una de las preguntas que escucho seguido ante las próximas elecciones es que, con tanta destrucción, ineptitud y agravios a distintas comunidades ¿cómo puede Andrés Manuel López Obrador gozar de la popularidad que demuestran las encuestas y que de alguna forma parece heredar Claudia Sheinbaum?

Esto me ha llevado a revisar el libro de Leon Festinger, Cuando la profecía falló. Festinger era un sociólogo que se infiltró entre los seguidores de una mujer, ama de casa, que vivía en Chicago en los años 50. Se llamaba Marian Keech.

Keech convenció a un grupo de personas que el 21 de diciembre de 1954 caería un gran diluvio que llevaría al fin del mundo. Solamente ella y sus seguidores se salvarían. Así, este grupo decidió renunciar a sus trabajos; vender sus pertenencias y alistarse para esa fecha fatal. Festinger quería ver cuál sería la reacción de los seguidores de Keech una vez que se dieran cuenta que esa profecía no se cumplía. ¿Se enojarían con Keech? ¿La querrían reportar a las autoridades por ser un fraude? ¿Se deprimirían por haber creído una mentira de ese tamaño?

El 21 de diciembre, Keech y sus seguidores escalaron una montaña cerca de Chicago a la cual llegarían, según la profeta, unos platillos voladores a salvar a los creyentes. Solo a ellos. El día se convirtió en noche y llegó el 22 de diciembre. No hubo diluvio. No llegaron los platillos voladores.

Y ¿qué hicieron los seguidores de Marian Keech? No se enojaron. No se deprimieron. Justificaron la falla de la profecía diciendo que ellos habían sido creyentes tan fervientes que sus plegarias salvaron al planeta del diluvio y por lo tanto ya no fue necesario el rescate de los platillos voladores.

Festinger llamó a esto disonancia cognitiva que es cuando ajustamos nuestras creencias para que éstas o las ideas que nos formamos en nuestra mente se adapten a la realidad. No es un desdén por la realidad. Es un acomodo. Al ver esta disonancia cognitiva en acción entre los seguidores de Keech, Festinger concluyó que pretender cambiar la visión de los fieles es una tarea prácticamente imposible.

De alguna forma, esta conclusión sociológica me lleva a pensar en una explicación alterna al perdón y al teflón que goza el presidente. López Obrador pudo haber hecho de México un mucho mejor país con el bono de seguidores con el que llegó a gobernar y con la cantidad de problemas que había por resolver. Termina el sexenio como un presidente que destruyó mucho y que lo que construyó (Tren Maya; Dos Bocas; AIFA; Mexicana de Aviación) serán elefantes blancos que desde ya están siendo costosísimos para el erario.

En un país con tantas necesidades, la destrucción del actual sexenio es aún más indignante. Esa es la realidad que vivimos millones de mexicanos cuando no gozamos de seguridad; infraestructura ni servicios de educación y salud de calidad.

Pero existe esto de la disonancia cognitiva y entonces, el presidente puede seguir diciendo que su gobierno ha sido la Cuarta Transformación. El 2 de junio sabremos qué tan potente es su base de fieles seguidores.

Columna completa en El Universal

El pasado fin de semana, un grupo de encapuchados detuvieron la caravana en la que viajaba la candidata presidencial de Morena, PT, PVEM, Claudia Sheinbaum, durante su visita a Chiapas, donde encabezó diversos actos de campaña.

Las personas que detuvieron a la morenista se identificaron como pobladores; iban con el rostro cubierto y en todo momento grabaron a la candidata. Le exigieron ponga fin a la violencia que se vive en la región, que se ha visto envuelta en una disputa territorial entre cárteles del narcotráfico.

Y es que principalmente, el Cártel de Sinaloa y el de Jalisco Nueva Generación se han enfrentado por el control de la zona, debido a las rutas que por ahí pasan para el tráfico de migrantes, drogas y armas.

Aunque en el video difundido se observaba a Sheinbaum escuchando atenta a lo que los encapuchados le exponían, horas después, en un breve encuentro con los medios, la aspirante presidencial restó importancia al incidente e incluso cuestionó la veracidad del diálogo. 

Sin embargo, lo que puso la cereza al pastel fue la reacción del presidente López Obrador. Fiel a su estilo, denunció que lo sucedido no fue más que un montaje de la oposición.

Cuestionó el hecho de que haya estado presente el micrófono de Latinus, plataforma a la que ha atacado constantemente y que comanda el periodista Carlos Loret de Mola.

Aunque el periódico Reforma indicó que los encapuchados estaban armados, con camisetas negras, capuchas militares y gorras con la imagen del capo Ismael ‘El Mayo’ Zambada, López Obrador lo negó.

Recordemos que Claudia Sheinbaum, al igual que Xóchitl Gálvez y Jorge Álvarez Máynez, cuentan con un cuerpo de seguridad que se les asignó para garantizar sus recorridos por el país.

Al respecto, la candidata de la coalición Fuerza y Corazón por México, indicó que aunque la candidata y el presidente han restado importancia a lo sucedido, lo que vivió Claudia “es lo viven los habitantes de esa región todos los días”.

“Si ella no sabe lo que está pasando en Chiapas está muy mal informada. Hay grupos armados, hay cárteles de la droga, hay tráfico de personas en esa región, es una zona de paso. Se habla de que hay dos cárteles enfrentándose y por eso la violencia en la que está Chiapas.”.

Sobre si eran o no delincuentes los encapuchados que abordaron a su rival, dijo que eso es algo que debe saber el Ejército, aunque enfatizó, ahora el Ejército está muy “entretenido en el Tren Maya” y no está dándose cuenta de lo que está pasando en las regiones.

Xóchitl Gálvez también aprovechó para llamar al Presidente a investigar lo sucedido, pues recordó que los pobladores hablan de que esas personas son integrantes de los grupos del narcotráfico; también le pidió no estar culpando a los medios, en especial a Latinus.

Sobre el cuerpo de seguridad que los acompaña, Xóchitl Gálvez cuestionó cómo se llegó a un retén como ese, o si nadie la acompañaba.

“Habría que preguntarle a su seguridad, pues cómo, ¿Cómo no pudieron prever que este grupo andaba por ahí?  ¿Qué está haciendo la seguridad de Claudia? Al menos la mía creo que ha sido bastante buena y no me ha tocado ningún incidente de ese tipo. Creo que sí está bien que se investigue”, sostuvo.

En tanto, el candidato de Movimiento Ciudadano (MC), Jorge Álvarez Máynez también aseguró que es preocupante que una candidata sea interceptada por hombres encapuchados, por lo que pidió sean investigados los hechos.

Aseguró que el fin del video es incierto, debido a que se desconoce por qué fue publicado, si fue real o un montaje; mencionó que lo realmente preocupa es que se den están prácticas en las carreteras de los estados.

“Vi el video, me preocupa cualquiera de los escenarios, haya sido o no un montaje, que una candidata a la presidencia pueda ser interceptada de esa forma, pueda ser retenida prácticamente de esa forma es preocupante lo haya hecho, quien lo haya hecho, aunque sea con los fines de los que sea y ojalá se investigue”, dijo.

De visita por Puebla, Máynez enfatizó que se tiene que conocer quiénes son capaces de realizar estas actividades, al tiempo de llamar a evitar señalamientos inoportunos a la prensa por cuestionar o criticar las acciones que realiza el presidente López Obrador.

“Puedo tener coincidencias en materia de política social con el presidente, Andrés Manuel López Obrador, así como tener con incidencias, pero no comparto su actitud frente a la crítica, frente a la crítica del periodismo que lo cuestiona y los señalamientos que hizo al medio de comunicación Latinus”, dijo.

Negó que los candidatos necesitan mayor seguridad antes los hechos de violencia que se han presentado en todo el país. “No, no creo que necesitemos más seguridad, yo me siento muy cuidado por las personas de este país, no tengo miedo, porque no he hecho nada indebido”, afirmó.

El emecista aseguró que uno de los males en México es la subordinación que se da en los niveles de poder al crimen organizado.

“Mientras el crimen organizado pague campañas, elija candidatos, ponga presidentes municipales, no hay manera de ser independientes, autónomos y de tener una salida, hay que romper tajantemente con todas las formas de financiamiento, resolver el tráfico de armas con los Estados Unidos y regular con una perspectiva científica de reducción de daños”, comentó.

Durante el primer debate presidencial, en un intento por atacar a su rival del frente opositor, Claudia Sheinbaum dijo que hoy en día vive en una casa rentada.

Esa afirmación hizo que la candidata presidencial de Morena, PT, PVEM atrajera la atención de diversos medios y reportajes, pues de dos casas y dos departamentos que reportó en su declaración cuando asumió la jefatura de Gobierno de la CDMX, ahora afirma no tener nada.

La organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) revisó escrituras y documentos de los inmuebles que estaban a nombre de la candidata presidencial, y encontró que la casa que ocupó por 30 años en Tlalpan fue escriturada a nombre de su hija, Mariana Ímaz Sheinbaum.

La casa de Tlalpan que ocupó Sheinbaum está construida en un terreno de 486 metros cuadrados en un fraccionamiento privado perteneciente al poblado de San Andrés Totoltepec. Y aunque ha declarado que dejó esa casa desde 2018, su domicilio oficial ante el INE lo mantenía todavía en 2022.

El predio donde se construyó la casa estaba originalmente a nombre de un fideicomiso constituido por unos inmigrantes uruguayos, pero mediante un juicio iniciado en 2012 y resuelto en 2018, pasó a ser patrimonio de la familia de la candidata presidencial.

Esa casa fue reportada desde el 2000 en distintas declaraciones patrimoniales que presentó Sheinbaum como funcionaria pública.

En diciembre de ese año, cuando asumió el cargo de Secretaria del Medio Ambiente del entonces Distrito Federal, Sheinbaum detalló que la casa estaba valuada en 500 mil pesos, mientras que reportó que tenía otro departamento valuado en 400 mil pesos. Además, tenía dos vehículos y 100 mil pesos en cuentas bancarias.

Quince años después, cuando entró en funciones como jefa delegacional en Tlalpan, reportó que a sus bienes se había sumado una casa en Morelos. En 2015 reportó además ingresos por 1.7 millones de pesos entre ella y su pareja, dos vehículos y una cuenta bancaria por menos de 500 mil pesos.

En diciembre de 2018, tras asumir la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, informó que poseía dos departamentos en Coyoacán, uno de 90 metros cuadrados comprado a crédito en 1999, y otro de 80 metros cuadrados valuado en 1 millón 800 mil pesos, adquirido en 2011 mediante una herencia y un préstamo.

Además, reportó una casa en Cuernavaca que estaba a nombre de su hijo y que había sido construida entre 2002 y 2005. En esa declaración informó que la casa de Tlalpan había sido adquirida de contado y que la construcción se había realizado entre 1985 y 1988.

Seis años después, Sheinbaum refirió que ya no tenía ese patrimonio. En en el apartado de inmuebles de la declaración patrimonial que presentó en 2023 anotó la palabra “Ninguno”.

En la revisión realizada por MCCI se constató que la casa en Tlalpan y uno de los departamentos en Coyoacán ahora están a nombre de su Mariana Ímaz Sheinbaum.

De los bienes que Sheinbaum declaró en 2018, MCCI corroboró que una casa en Morelos quedó a nombre de su hijo Rodrigo. En cuanto a un segundo departamento en Coyoacán, que Sheinbaum había declarado desde el año 2000 y que todavía reportó como propio en 2018, MCCI no localizó antecedentes registrales, por lo que no fue posible determinar a nombre de quién está inscrito actualmente en el Registro de la Propiedad.

Investigación completa en MCCI

Ayer durante un mitin en el Estado de México, la candidata a la Presidencia de la coalición Fuerza y Corazón por México, Xóchitl Gálvez Ruiz, causó revuelo pues en un intento por responder y criticar a su contrincante de Morena, acusó que quien a los 60 años no formó un patrimonio es “bien güey”.

De visita por Atizapán, municipio del Estado de México,la candidata respondió a lo que Sheinbaum expuso en el pasado debate presidencial.

Explicó que en el pasado debate, la candidata del oficialismo, Claudia Sheinbaum, le criticó por tener una vivienda propia y en cambio ello, vivir en un departamento rentado.

Aunque sus palabras generaron aplausos entre los políticos que la acompañaban, en redes sociales se viralizó rápidamente la declaración, ayudado de la difusión que le dieron cuentas afines a Morena, donde la acusaban de “mostrar la verdadera cara de la derecha” sobre los mexicanos y la difícil tarea que es formar un patrimonio.

Según lo expuesto en redes sociales, luego de sus polémicas palabras, su equipo comunicó a la candidata la reacción que habían generado; por ello, retomó el tema para aclarar sus dichos.

Cuestionó que después de trabajar como catedrática de tiempo completo, secretaria de medio ambiente, jefa delegacional y Jefa de Gobierno, lo que queda claro es que Claudia Sheinbaum no es buena administradora o esconde su patrimonio.

“Si ella los 60 años no ha sabido administrar los recursos que ha ganado como funcionario pública es su problema, pero la referencia la referencia fue clara y contundente hacia la señora Sheinbaum. No saquen de contexto la declaración”, aclaró rápidamente la candidata de la coalición que integran PAN, PRI, PRD.

Derivado de la polémica que se generó, Xóchitl Gálvez publicó un video en redes sociales, donde defendió que tener un patrimonio no es un privilegio, sino un derecho para todos los mexicanos.

Aprovechó el tema para acusar que este Gobierno abandonó la construcción de vivienda, lo que ha ocasionado que muchos jóvenes y muchos mexicanos no puedan acceder a un patrimonio.

Compartió la declaración patrimonial de 2018 de la candidata presidencial de la coalición Sigamos Haciendo Historia, donde dijo que Sheinbaum aseguró que tenía dos departamentos en Coyoacán, una casa en Tlalpan y una casa en Cuernavaca.

“Está raro que Claudia Sheinbaum, habiendo puestos bien pagados diga que no tiene casa propia. Está bien raro no (…) la pregunta que te hago Claudia es donde quedaron tus propiedades, deja de mentir y di la verdad”, expuso Xóchitl.

Es conocido que la candidata presidencial de la coalición Sigamos Haciendo Historia, Claudia Sheinbaum, ha rechazado participar en distintos eventos a los que ha sido invitada por empresarios, estudiantes u organizaciones de la sociedad civil.

Su argumento: que no coinciden las invitaciones con la agenda que ha establecido para visitar en este periodo de campañas, los 300 distritos electorales.

Sin embargo, la candidata aceptó acudir ayer al Instituto Politécnico Nacional (IPN)  pues además de que sabía que el estudiantado le era afín y la respaldaría, en el evento se accedió a no tener sesión de preguntas y respuestas.

El auditorio a modo fue evidente. A la candidata la recibieron entre gritos de presidenta, presidenta, y una que otra porra a la candidata de Morena a la Ciudad de México, Clara Brugada, quien la acompañó al evento.

La morenista reiteró que, con el segundo piso de la cuarta transformación, como suele referirse a su proyecto, la educación media superior será gratuita y se dejará de ver como una mercancía o privilegio, para ser un derecho.

Además de comprometerse a ayudar al Poli en el tema presupuestario, la candidata presidencial ofreció al Instituto trabajar en conjunto para lanzar un satélite mexicano a órbita, tal como lo describió en sus 100 puntos de trabajo.

“Vamos a enviar al espacio un satélite cuando llegue, porque el 2027 es el último tiempo para que se pueda enviar, y le voy a pedir apoyo al Politécnico para que lo hagamos”, señaló la aspirante presidencial.

No es extraño que la primera y única visita que Sheinbaum a aceptado a un centro educativo, fuera al Poli. Recordemos la cercanía que existe entre el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y el director del IPN, Arturo Reyes Sandoval, a quien el mandatario ratificó en el cargo a finales del año pasado.

Y mientras Sheinbaum se reunía con un auditorio afín, la candidata de la coalición opositora Fuerza y Corazón por México, Xóchitl Gálvez, fue a la Universidad Iberoamericana, para sostener un encuentro con la comunidad estudiantil.

La aspirante se enfrentó a manifestaciones de algunos estudiantes que critican su candidatura por el simple hecho de haber sido postulada por el PAN o el PRI. Mientras la candidata hablaba, se colocó una manta en la que se leía “LA IBERO TIENE MEMORIA”en referencia a casos como la guardería ABC o los normalistas de Ayotzinapa, a lo que los organizadores y personas afines tuvieron que intervenir.

Xóchitl Gálvez también defendió su participación en el debate del pasado domingo, donde reclamó que el formato no se prestó para que presentara sus propuestas. Dijo que al ser puras preguntas, los moderadores la orillaban a estar respondiendo y no a hacer planteamientos sobre los temas que se discutieron.

La abanderada presidencial del PRI, PAN, PRD fue cuestionada por su relación con los líderes de los partidos que integran la coalición, y si los consideraba buenos políticos. “Yo no tengo un elemento, lo que no comparto lo he dicho públicamente, como el pacto de Marko con Coahuila, las cosas que no comparto las digo abiertamente”.

Y aunque fue duramente cuestionada por algunos alumnos, al final, la mayoría de los presentes la despidieron entre gritos y porras de ¡Presidenta, Presidenta!

La visita de las dos candidatas a las universidad y sus encuentros con la comunidad estudiantil, es una muestra clara de que mientras una de ellas es capaz de enfrentar la crítica, otra solo acude cuando sabe que el auditorio estará con ella.

La candidata presidencial de Morena, Claudia Sheinbaum, cuestionó la selección de preguntas para el primer debate organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE) el próximo domingo.

Sheinbaum criticó que los moderadores, los periodistas Denise Maerker y Manuel López San Martín, elijan 30 preguntas de las 108 seleccionadas por el laboratorio Signa Lab del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (Iteso), que recopiló las propuestas de la ciudadanía.

“Hicimos un cuestionamiento por la característica, no necesariamente del Iteso, sino de una asociación asociada al Iteso, que fue a la que se seleccionó, tenemos elementos que vamos a plantear para el segundo debate”, declaró la candidata desde Guadalajara.

El primer debate oficial organizado por el INE se llevará a cabo el próximo domingo en la Ciudad de México a las 20:00 hora local, y tendrá una duración de 120 minutos.

Recordemos que Morena acusó la semana pasada a López San Martín, uno de los moderadores, por estar sesgado en contra del movimiento de la Cuarta Transformación.

La candidata pidió que, para el siguiente debate del 28 de abril, “sea el propio INE quien debe seleccionar las preguntas” y “no necesariamente deberían participar quienes son los conductores o quienes van a participar como moderadores del debate”.

Claudia Sheinbaum aprovechó su encuentro con los medios desde Jalisco para confirmar su asistencia a los tres debates, algo que aún estaba en duda dados los señalamientos que se le han hecho sobre rechazar eventos que no le son cómodos. “Vamos ir al debate y vamos a ganar el debate”, dijo Claudia Sheinbaum.

Aseguró tener el mejor proyecto, que cuenta con la participación de académicos, expertos y políticos con amplia experiencia.

“En nuestro caso hay ciencia, conciencia, y en el otro caso es ocurrencia. Yo he decidido que voy a participar en los tres debates, así como en otros lugares donde nos inviten como universidades y cámaras, pero considero importante visitar en tierra”, remató.

El combate a la corrupción fue el problema número uno que prometió abatir Andrés Manuel López Obrador. Y el fracaso ha sido tan grande, que esta semana, en la presentación de su plan anticorrupción, hasta su fiel escudera, Claudia Sheinbaum, se vio obligada a reconocerlo.

“La corrupción no es un asunto cultural, como se decía antes. Es un asunto que se generó durante años en gobiernos corruptos donde hubo impunidad. Hoy tenemos un presidente honesto, pero tenemos que avanzar todavía más en que se erradique la corrupción en cualquier lugar donde se encuentre”, dijo la candidata de Morena.

Así que seguimos con corrupción y seguimos con impunidad.

Enrique Peña Nieto fue el que dijo que la corrupción en México podía considerarse hasta un tema cultural. Ya estará en los sociólogos definir si esto es cierto o no. Lo que es evidente es que la fórmula mágica que vendió López Obrador para que México fuera otro país, uno mejor, simplemente no funcionó.

AMLO prometió que con acabar con la corrupción se tendría dinero suficiente para cubrir las necesidades del país para hacerlo uno mucho mejor. Y que para acabar con la corrupción simplemente había que barrer las escaleras de arriba para abajo. Es decir, que con que el presidente no fuera corrupto, se acabaría con la corrupción.

Cinco años después, la lista de corruptelas en este gobierno es larga, como también la cifra de lo defraudado a los mexicanos. La impunidad ha permanecido aunque se le ha agregado el componente de disfrazar de justicia lo que es meramente venganza.

Por ejemplo, lejos de haber señalado y procedido contra la corrupción que se dijo que había en el proyecto del NAIM (el aeropuerto en Texcoco) como razón para su cancelación, se prefirió encarcelar a una enemiga política del presidente, a Rosario Robles, y se hizo utilizando una licencia falsa. Nada se ha hecho en el mayor desfalco del sexenio, el ocurrido en Segalmex, bajo la batuta del amigo del presidente, Ignacio Ovalle.

Cuando habla Sheinbaum de gobiernos corruptos del pasado ¿con qué autoridad moral lo dice? Si, es vergonzoso pensar en los negocios de los hijos de Martha Sahagún, pero más lamentable es ver que seguimos igual, veinte años después, solo que ahora viendo los negocios y las frivolidades de los hijos del actual presidente.

En su plan habla de reforzar la política de contrataciones gubernamentales mediante licitación pública. Esto es un viraje 180o de lo que hemos visto en el gobierno de López Obrador. Primero, porque han sido reacios (por usar una palabra amable) a la transparencia que exige el INAI. Tan es así que buscan desaparecerlo. Y segundo, en lo que va del sexenio, la opacidad en la entrega de contratos gubernamentales ha llegado al extremo de declarar obras de seguridad nacional El Tren Maya, El corredor del Itsmo y el aeropuerto de Tulum, entre otros. Así, AMLO ha evitado transparencia en los contratos y gastos de estas obras. Lo mismo que hizo cuando fue Jefe de Gobierno y clasificó los documentos sobre los costos de la construcción de los segundos pisos en la CDMX.

Cuando se le ha cuestionado sobre esta opacidad, López Obrador se justifica con el clásico de que “nosotros somos distintos; somos honestos”. Esa honestidad de la que presume el presidente ha sido insuficiente para combatir la corrupción. Su receta de que barriendo las escaleras de arriba abajo se acaba con la corrupción no ha funcionado. Tan es así que la aspirante a sucederlo ha tenido que admitir que en materia de corrupción hay una tarea pendiente, si es que ella llega a ganar en junio.

Columna completa en El Universal

La candidata presidencial de Morena, PT, PVEM, Claudia Sheinbaum, mantiene una ventaja de 17 puntos, cuando se cumple un mes de las campañas rumbo a la jornada electoral del próximo 2 de junio, según la más reciente encuesta de El Financiero.

En la medición, publicada este lunes y realizada en marzo, las preferencias de Sheinbaum, de la coalición Sigamos Haciendo Historia, aumentaron un punto porcentual en el último mes, hasta alcanzar un 51%.

En tanto, la intención de voto de su principal rival, Xóchitl Gálvez de la alianza opositora Fuerza y Corazón Por México, también aumentó un punto hasta registrar un 34% de la intención de voto.

Mientras las dos candidatas aumentaron su preferencia electoral en marzo, el aspirante de Movimiento Ciudadano (MC), Jorge Álvarez Máynez, cayó en las preferencias a un 7%. En enero, cuando ya se midió al emecista, el diputado con licencia tenía un 10% de la intención de voto.

Un 8% de los encuestados no declararon alguna preferencia. Es decir, es ese segmento que podría inclinar la balanza el día de la jornada electoral.

El estudio de opinión se publica a dos meses de las elecciones presidenciales de México, el 2 de junio, cuando 97 millones de mexicanos están llamados a votar por 20,708 cargos federales, incluyendo la presidencia, los 500 escaños de la Cámara de Diputados y los 128 del Senado, así como nueve gobiernos estatales.

Las campañas electorales  concluirán el próximo 29 de mayo.

El sondeo de El Financiero encontró que Sheinbaum, exjefa de Gobierno de Ciudad de México, cuenta con un 55% de opinión favorable y un 30% desfavorable. Mientras que Gálvez alcanzó un 39% de opinión positiva y un 43% negativa.

En contraste, Álvarez Máynez obtuvo 17% de opiniones a favor, 43% en contra y un 40% no expresó ninguna opinión.

El sondeo también encontró que el 41% de los votantes consideran como el “asunto más urgente” el crimen e inseguridad, el 31% la economía y empleos, y el 13% la corrupción y transparencia.

Respecto a las campañas, 55% de los consultados consideraron que la de Claudia Sheinbaum ha sido muy buena o buena. 40% cree lo mismo con la de Xóchitl Gálvez, solo un punto más que los que consideran que ha sido mala (38%).

En el caso de MC, la campaña de Álvarez Máynez es vista como mala muy mala por el 45% de los encuestados. Solo un 16% la califica de buena.

La campaña de Claudia Sheinbaum es vista como un campaña de propuestas (68%), mientras que el 46% ve de la misma forma la de Xóchitl Gálvez, solo cuatro puntos encima de quienes consideran que la campaña de la senadora con licencia se ha centrado en críticas y ataques (42%).

A una semana de que se cumpla el primer mes de campañas presidenciales, el Economista publicó este lunes las “Tendencias electorales rumbo al 2 de junio 2024”, en ejercicio levantado por Consulta Mitofsky en viviendas con urna y boleta electoral simulada.

La encuesta reporta una preferencia bruta (conservando el 15.9% que no declaró su voto) de 50.5%  para Claudia Sheinbaum, candidata de Morena, PT y PVEM , mientras que 28.8% se decanta por  la abanderada de la coalición PAN, PRI y PRD. 4.8% respondió que optaría por Jorge Álvarez Máynez.

Aunque la morenista conserva una considerable ventaja sobre Gálvez (21.7 puntos), Sheinbaum presentó una ligera baja respecto a lo reportado en los últimos dos meses. En enero, la exjefa de Gobierno de la Ciudad de México reportaba una preferencia de 50.8% y en febrero de 51.6%. Ahora, reporta 1.1 puntos menos que el mes pasado.

En contraste, la candidata de la coalición Fuerza y Corazón por México registra una preferencia del 28.8%. En enero reportaba un apoyo del 26.9% y en febrero 27.8%; esto muestra un crecimiento de 1.9 puntos en los últimos dos meses

Por su parte el emecista registra una tendencia a la baja, pues en enero pasado reportaba un apoyo de 5.4% y ahora de 4.8%.

Claudia Sheinbaum es conocida por el 84.5% de los consultados; Xóchitl Gálvez es conocida por el 78.7%, mientras que Álvarez Máynez es conocido por el 34.4%. Sheinbaum tiene un saldo de opinión de 41.8 puntos. La abanderada de la oposición es del 7.4, incluso por debajo del 9.2 del candidato de Movimiento Ciudadano.

Llama la atención la pregunta que Consulta Mitofsky realizó sobre qué consideran es mejor para el país. Que Morena continúe en el poder o que haya un cambio de partido en el Gobierno.

51.5% indicaron que Morena debería seguir, mientras que un 41.7 señala que debería cambiar el partido en el poder. Esto es apenas una diferencia de poco menos de 10 puntos.

En un análisis sociodemográfico en la intención del voto, 49.8% de los hombres votarían por Claudia Sheinbaum, 31.1% por Xóchitl Gálvez. Entre las mujeres, 51.2% votaría por la morenista y 26.9% por la abanderada de la oposición.

La candidata presidencial de Morena, PT, PVEM, Claudia Sheinbaum, aseguró que mantendrá el rescate de Pemex y dela CFE, en caso de ganar las próximas elecciones del próximo 2 de junio.

“Vamos a seguir recuperando Pemex y CFE”, dijo la morenista en su visita por el municipio de Guadalupe, en Nuevo León.

Defendió que Pemex “es una empresa del pueblo de México, no de un gobernante”. Y añadió que “se acabó la época de las privatizaciones”, recordando el discurso que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha manejado a lo largo de su sexenio.

Para matizar su postura en materia energética, la candidata de la coalición Sigamos Haciendo Historia afirmó que no dejará de lado a las energías limpias, que dijo, será un eje de su Gobierno y sello de la continuidad que caracterizará su eventual mandato.

“Vamos a tener más energías limpias, pero tenemos que defender las empresas que tanto le han costado al pueblo de México”, apuntó.

Y es que recordemos que tan solo en 2024, el Gobierno federal etiquetó en su presupuesto un apoyo a Pemex para pagar sus deudas de corto plazo en este año por 8,500 millones de dólares.

Entre otras medidas, se ha reducido la carga fiscal a Pemex por cada barril que extrae de 65%, en 2019, hasta un 30%, en 2024, así como condonaciones fiscales por sus actividades comerciales y extractivas en el país durante algunos meses.

Sheinbaum también manifestó que dará continuidad a los mega proyectos impulsados por el Gobierno de López Obrador de resultar electa en jornada electoral de junio próximo.

La exjefa de Gobierno de la Ciudad de México señaló que, contrario a lo que señala sus contrincantes opositores, su alianza electoral no está en contra de la inversión pública.

“Estamos en contra de la corrupción, pero no estamos en contra de la propiedad privada, tampoco estamos en contra de que haya inversiones, ahora hay más inversiones que antes. Claro que queremos que haya inversiones, que vengan inversionistas extranjeros, nacionales a invertir en México, pero no solo es la inversión y el empleo, son buenos salarios y unas condiciones de vida’’, comentó.}

En medio de sus giras, ha surgido una incógnita alrededor de la candidata. ¿Se está escondiendo Claudia Sheinbaum? Esa es la pregunta que ha generado su ausencia en eventos públicos, ya sea para reunirse con empresarios; con estudiantes o ante cualquier público que no le es completamente cómodo. 

Aparentemente, Claudia Sheinbaum está tratando de evitar lugares y situaciones donde podría ser cuestionada libremente. ¿Estrategia de campaña? En Broojula, Ana Paula Ordorica conversa con Jorge Suárez-Vélez, economista, sobre el tema.

En los 15 días de campañas, en redes sociales se han viralizado momentos en que, durante eventos privados, han abuchean a la candidata de Morena a la Presidencia, Claudia Sheinbaum, por no atender la invitación a participar.

El más reciente caso fue ayer, en un evento organizado por la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), en donde se informó que a pesar de que se le invitó “oportunamente”, la morenista decidió no asistir pero que había enviado un video.  Eso generó rechiflas y abucheos entre los asistentes.

La semana pasada, durante la Plenaria del Consejo Consultivo de Citibanamex, Enrique Castillo Sánchez Mejorada, presidente del Consejo de Administración de Banamex, indicó que la candidata de Morena había cancelado su participación a pesar de que inicialmente confirmó.

Eso también generó que los presentes a la reunión abucheara a la morenista. Ante la polémica que generó y la reacción del equipo de Sheinbaum, Citibanamex salió a aclarar que la cancelación la recibió con días de anticipación y no sin previo aviso como se dijo en redes sociales.

Ante este tipo de casos, ayer, durante su gira por Yucatán, la aspirante de la coalición Sigamos Haciendo Historia, se defendió de las críticas que ha recibido

“Yo tomé una decisión de cómo desarrollar la campaña. Mi objetivo es visitar al mayor número de personas posibles, y por eso estamos una campaña muy territorial, con tres eventos al día, en 300 distritos electorales”, defendió.

Sheinbaum Pardo explicó que los eventos a los que la invitan “no necesariamente coinciden con el lugar donde estoy”. Puso como ejemplo lo sucedido ayer: donde la CMIC la invitó a un evento en la Ciudad de México, que coincidió en que ella visitaba Yucatán.

“Ya lo teníamos programado. Si yo me regreso a la Ciudad de México y ya no sigo con la gira en el sureste de México, entonces ya no visito una serie de distritos. Entonces tomamos esa decisión”.

Indicó que hay algunas reuniones a las que sí asistirá, pues coinciden con la agenda que ya tiene programada.

Dijo que lo que se está haciendo, para que se conozca su proyecto, es que se propone que la invitación recibida la pueda atender otra persona del equipo.

“Somos un equipo, no solamente soy. Yo somos un equipo. Ahí les proponemos que vaya otra persona de nuestra representación para hablar”, defendió.

Finalizó señalando que son decisiones que se toman para visitar el mayor número de territorio posibles, y ver a las personas que van a votar por ella; que dijo, es lo que más le interesa.

“Entonces ahora sí que nos disculpen todos aquellos que nos están invitando, pero uno no puede estar en dos lugares al mismo tiempo. Es una decisión que uno toma sobre cómo quiere desarrollar su campaña”, remató.

La candidata presidencial de la coalición Fuerza y Corazón por México, Xóchitl Gálvez, visitó ayer Tijuana, desde donde aseguró que no le “da miedo” ni el aspirante republicano Donald Trump ni el actual presidente, Joe Biden.

“A mí no me da miedo ni Trump ni Biden, lo digo sinceramente. A mí con el que me pongan va a haber una relación franca, directa y clara, pues para sus amenazas de aranceles aquí tengo al mejor negociador. Lo que sí es que no vamos a aceptar una agenda que violente los derechos humanos”, dijo Gálvez.

La abanderada del PAN, PRI, PRD participó en el foro organizado por la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) y la Asociación de Industriales de la Mesa de Otay (AIMO), donde refirió que la migración hacia Estados Unidos es un tema que generalmente se ha visto como “un problema”, sin embargo, resaltó que ella lo ve “como una oportunidad”.

Explicó que esa oportunidad surge cuando México puede tener “una negociación más clara” con el gobierno estadounidense, cosa que asegura no hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Gálvez acusó a AMLO de haber aceptado ser “de facto un tercer país seguro” para los migrantes sin haber obtenido nada a cambio.

“Fue un error garrafal del gobierno federal, porque de entrada debimos haber peleado el que pusieran en regla los documentos de muchos millones de mexicanos que están dentro de Estados Unidos y no dijeron nada”, aseguró.

En tanto, en el otro extremo del país, la candidata presidencial de la coalición Sigamos Haciendo Historia, Claudia Sheinbaum, dijo visitó ayer Cancún, Quintana Roo, donde anunció que impulsará la desprivatización del agua.

“Yo no creo que deba estar privatizada el agua, también cuando fui jefa de Gobierno había una concesión para la comercialización del agua, se acabó la concesión y yo ya no la renové”, señaló la morenista.

La aspirante presidencial dijo que se pueden incrementar los ingresos fiscales sin que se aumente el precio por el líquido.

“Cuando quitamos la concesión (en Ciudad de México) aumentó la recaudación del cobro del agua sin aumentar el precio del agua, sencillamente porque las cosas se hacen bien y de manera honesta. Hay que quitar la concesión del agua”, aseveró.

Sheinbaum Pardo afirmó hace casi una semana en cuando visitó Querétaro que mantendrá el apoyo a los proyectos hídricos para hacer frente a la sequía que atraviesa el país de resultar electa en los próximos comicios del 2 de junio. Y es que el tema de la falta de agua es uno de los que más se han comentado en estos tiempos electorales.

La aspirante presidencial, dijo que la sequía se debe en gran medida al fenómeno del niño y al cambio climático, así como que ha puesto en jaque a diversos productores del país durante ya cinco años.

Desde Playa del Carmen, un municipio gobernado por Acción Nacional, Sheinbaum habló de la regulación de predios y de la necesidad de tener esquemas de vivienda con los que se pueda atender la creciente demanda en varios destinos turísticos del país para evitar la proliferación de asentamientos irregulares.

Para no variar y por si quedaban dudas, la candidata oficialista insistió en que dará continuidad a los proyectos creados por el presidente, como la pensión para adultos mayores, becas de estudios para los jóvenes estudiantes sin que las buenas calificaciones sean una condición para mantenerlas.

Claudia Sheinbaum, candidata de Morena, PT, Partido Verde a la Presidencia, parece seguir los pasos del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) al pedir al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, que no opine sobre las elecciones en México.

“El presidente de España dijo públicamente que está muy preocupado por las elecciones en México, que porque no van a ser elecciones libres, democráticas, que está muy preocupado por la violencia en el país. ¿Qué le decimos desde aquí? Pues el principio juarista entre las personas, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”, dijo la morenista.

Las aspirante presidencial ha señalado que antes de pronunciarse públicamente, Sánchez habló con el dirigente nacional del PRI, que acudió a España a un encuentro de partidos.

La organización Internacional Socialista, de la que es presidente Sánchez, publicó un comunicado en el que reafirmaba su preocupación por la creciente participación del crimen organizado en la política, tras los actos de violencia que se han cobrado la vida de varios políticos.

“Es imperativo abordar el nexo entre el crimen organizado, la violencia política y la erosión institucional para salvaguardar el futuro democrático de México. La falta de acción podría socavar aún más la confianza en los procesos democráticos y provocar un retroceso”, señaló la organización internacional de partidos de socialdemócratas.

En este sentido, consideró “esencial actuar de manera concertada para contrarrestar las amenazas del crimen organizado y preservar las aspiraciones democráticas de México”.

En respuesta, Sheinbaum Pardo sostuvo que las elecciones del próximo 2 de junio, sucederán de forma masiva, pacifica y que será una fiesta para la democracia.

“Nosotros somos los que hemos luchado históricamente por la democracia (…) México es un país libre y soberano”, dijo Sheinbaum ayer durante su visita a Morelos.
Esto llega luego de que el presidente López Obrador ha tensado las relaciones de México con España, a quien ha pedido dejar de ver al país como “tierra de conquista”. Incluso declaró que las relaciones con el país europeo han sido pausadas.

La campaña para la Presidencia iniciaron el primer minuto de hoy con Claudia Sheinbaum, candidata del oficialismo, liderando las preferencias.

La contienda ha generado gran interés pues todo indica que México tendrá a su primera mujer presidenta, además de que definirá si Morena se mantiene en el poder otros seis años o si la ciudadanía apoyará un proyecto nuevo.

Claudia Sheinbaum mantiene una ventaja de 17 puntos porcentuales sobre Xóchitl Gálvez, candidata de una alianza de partidos de oposición, según la más reciente encuesta de El Financiero, ejercicio que se publica a la par del arranque de las campañas.

La encuesta muestra que la abanderada de la coalición Morena, PT, PVEM tendría al día de hoy un apoyo del 50%. Xóchitl Gálvez el respaldo del 33% de los electores y en un muy lejano tercer lugar Jorge Álvarez Máynez, de Movimiento Cidadano, con el 8% de las simpatías.

Llama la atención que desde octubre pasado, cuando el diario comenzó con la medición, la morenista ha crecido 4 puntos, mientras que la senadora con licencia ha logrado un crecimiento de 5 puntos.

En tanto, el diario Crónica también publicó este viernes su encuesta, en la que da una ventaja de 27 puntos a Claudia Sheinbaum en la intención de voto bruta. En su ejercicio, la morenista obtiene una preferencia del 52% contra el 25% que obtiene Xóchitl Gálvez. Jorge Álvarez Máynez se rezaga con sólo el 3% de las simpatías.

De mantenerse la tendencia, Sheinbaum y Xóchitl, las dos mujeres en la contienda, podrían convertirse en la próxima presidenta. En el caso de la exjefa de Gobierno de la CDMX, las encuestas apuntan a una mayor probabilidad.

Sheinbaum, cercana y protegida del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), se ha comprometido a continuar su legado enfocada en mantener la disciplina fiscal y fortalecer los programas sociales, y dar seguimiento a los proyectos que el tabasqueño ha iniciado.

Analistas aseguran que Morena centrará la campaña en conseguir la mayoría calificada en ambas cámaras del Congreso, para poder aprobar una serie de reformas constitucionales encaminadas a consolidar lo que AMLO ha calificado como la “cuarta transformación” del país.

Xóchitl Gálvez ha dicho que de ganar, buscará unir al país que asegura está dividido por el discurso del presidente, combatir la violencia y atender los problemas de la migración. Fue Gálvez quien primero arrancó con sus actividades de campaña, al encabezar su primer acto en Fresnillo, Zacatecas. Más tarde, a las 17 hr, tendrá su primer evento multitudinario, en Irapuato, Guanajuato.

Jorge Álvarez Máynez, quien se presenta a la contienda como Jorge Máynez, iniciará actividades esta tarde, a las 18:30 hr, en Lagos de Moreno, Jalisco; uno de los estados gobernados por Movimiento Ciudadano. En tanto, Claudia Sheinbaum arranca en estos momentos su evento en el Zócalo capitalino.