Tag

gabriel boric

Browsing

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que «respeta» las declaraciones del mandatario chileno, Gabriel Boric, en el Senado, donde criticó el silencio ante la crisis de Nicaragua y la violencia machista en México.

“Nosotros respetamos mucho al presidente Boric, como respetamos a todos los presidentes, más en su caso, que viene de un movimiento de izquierda, y desde luego que es completamente libre para manifestarse, para expresarse”, respondió López Obrador.

Un periodista cuestionó al mandatario sobre las declaraciones que hiciera ayer Boric en la sesión solemne del Senado, donde manifestó que «Latinoamérica no se puede callar» ante las violaciones de derechos humanos en la región y denunció de manera expresa la situación de los «presos políticos» en Nicaragua.

«No podemos mirar para el lado ante la crisis que está viviendo Haití, no podemos mirar para el lado ante los presos políticos en Nicaragua», indicó el mandatario.

Los senadores de oposición presentes interpretaron las declaraciones como una crítica al gobierno de López Obrador, quien no ha condenado la crisis nicaragüense. En redes sociales también se señaló que a diferencia de AMLO, Boric no era ‘complice’ de gobiernos represores.

Por otro lado, Gabriel Boric calificó de «brutal» que en México asesinen a 11 mujeres al día.

Ante las declaraciones, López Obrador se limitó a decir que «respeta» las opiniones de Boric sin hacer mayor referencia a ellas.

Según diversos analistas, los comentarios de ayer de Boric en el Senado no fue lo primero que habría disgustado a López Obrador. El día de su encuentro, en la declaración conjunta que hicieron, AMLO optó por criticar a Brasil y Argentina sobre su papel el proceso de selección del nuevo presidente del BID.

Boric inmediatamente dijo que él preferia no opinar sobre temas internos de otros países.

También, entre risas, habló de la «energía» del presidente para contestar a la prensa, y sus respuestas que daban para elaborar una tesis. Dijo entender porqué duran tanto las conferencias presidenciales en México.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, llegó la noche de ayer a México, para cumplir con una visita de tres días, donde se contempla para hoy una reunión con su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en Palacio Nacional.

Desde su arribo a nuestro país llamó la atención, pues la llegada del mandatario chileno tuvo lugar en el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), inaugurado apenas el pasado 21 de marzo y una de las megaobras de infraestructura impulsadas por López Obrador.

El avión de Boric aterrizó en al AIFA pese a que dicha terminal aérea no cuenta con rutas internacionales a Chile.

El encargado de recibir al mandatario fue el subsecretario para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Maximiliano Reyes Zúñiga.

«Estamos muy contentos de estar en territorio mexicano y de poder realizar esta gira oficial con nuestra embajadora Beatriz Sánchez; el ministro de Economía, Nicolás Garu y la Ministra de Relaciones Exteriores, Antonia Urrejola», dijo Boric al bajar del avión de la Fuerza Aérea Chilena.

Además, compartió que viaja con una delegación de parlamentarios y con una comitiva de empresarios chilenos «venimos a profundizar la integración de Chile con México».

La agenda oficial de Boric comienza este miércoles, con una reunión con empresarios mexicanos y, posteriormente, con la reunión con López Obrador, cuyo encuentro se tiene programado para las 13:30 hrs.

Para mañana, Boric visitará la Escuela Primaria Maestra Gabriela Mistral de Coyoacán y estará en el Senado. Más tarde visitará el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, sede del Gobierno de la Ciudad de México, y se reunirá con la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

Boric, quien la semana pasada participó en la cumbre del foro APEC en Tailandia, volverá a Chile el 25 de noviembre, cuando estaba previsto que se celebrara la cumbre de la XVII Alianza del Pacífico, que fue suspendida ante la ausencia del presidente peruano, Pedro Castillo.

La Convención Constitucional chilena le entregó este lunes al presidente Gabriel Boric una propuesta de nueva constitución que será plebiscitada en septiembre y, si es aprobada, reemplazará a la impuesta por la dictadura militar hace 41 años.

La propuesta, con 388 artículos y 57 disposiciones transitorias, fue entregada al mandatario por la presidenta de la Convención, María Elisa Quinteros, en un acto formal en el ex Congreso de la capital chilena. En la misma ceremonia Boric firmó el decreto que convoca a un plebiscito de participación obligatoria el próximo 4 de septiembre.

«Me siento honrada de presidir este momento histórico», dijo Quinteros antes de entregarle a Boric una edición de la propuesta. Añadió que ésta «nos devuelve la esperanza al permitirnos hablar en la constitución de dignidad, inclusión, de igualdad».

«Más allá de las legítimas diferencias que puedan existir sobre el contenido del texto», todos deben estar orgullosos de que en la profunda crisis de 2019, con un estallido social y multitudinarias protestas, «los chilenos y chilenas optamos por más democracia, no por menos», enfatizó el mandatario tras recibir la propuesta.

Boric destacó que el plebiscito no es ni debe ser un juicio al gobierno, sino que es el debate sobre el futuro y el destino de Chile, en alusión a su desaprobación, que no deja de subir y se ubicó en un 61% frente a una aprobación de 34%, según la encuesta semanal Cadem, empujada especialmente por la inseguridad ciudadana ante un incrementó de la delincuencia armada y a una oleada inflacionaria que en doce meses acumula un 11.5%.

Concluido el pleno y a un año de su instalación, la Convención se disolvió. El martes comenzará la campaña electoral para el referendo.

La propuesta señala en su primer artículo que «Chile es un Estado social y democrático de derecho. Es plurinacional, intercultural y ecológico», con una democracia paritaria. Además, reconoce la existencia de 11 pueblos originarios que representan el 12,8% de los 19 millones de habitantes.

Los chilenos tendrán dos alternativas en el plebiscito de septiembre: votar «Apruebo» y aceptar la Ley Fundamental propuesta por la Convención, integrada mayoritariamente por izquierdistas, o votar «Rechazo» y quedarse con la constitución impuesta por la dictadura militar de 1973 a 1990 que, aunque ha sufrido decenas de reformas, sigue siendo ilegítima en su origen.

Hay incertidumbre sobré qué opción triunfará en el referendo. Sondeos públicos de comienzos de año daban un claro triunfo la aprobación, aunque desde abril a la fecha indican que ganaría el rechazo.

La nueva carta magna también incluye nuevos derechos, entre ellos «a una vivienda digna y adecuada» e igual remuneración por igual trabajo para hombres y mujeres.

El 4 de septiembre ganará la opción que obtenga la mitad más uno de las preferencias de los 15 millones de chilenos convocados a votar, en un país en el que la abstención bordea el 50%.