Tag

inactivar

Browsing

Investigadores mexicanos crearon un novedoso cubrebocas con nanocapas de plata y cobre que, aseguran, es capaz de inactivar el SARS-CoV-2, virus causante del COVID-19.

El proyecto se desarrolló en colaboración con la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México.

El equipo de científicos, que trabaja en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), bautizó el cubrebocas como SakCu, un acrónimo del vocablo maya Sak, que significa plata, y Cu, que es el símbolo químico del cobre.

SakCu está hecho de tres capas. La externa y la interna son de algodón y la intermedia está formada por nanocapas de plata-cobre depositadas en polipropileno.

Para probar la mascarilla, los investigadores tomaron gotas con el virus de pacientes positivos y las colocaron sobre la película de plata y cobre, explicó la Máxima Casa de Estudios.

Añadió que se utilizaron esos metales por sus comprobadas propiedades antivirales, antibacteriales e incluso antifúngicas. Recordó que como se publicó en The New England Journal of Medicine, las superficies de cobre son las que más rápidamente reducen al virus que causa la infección por la COVID-19.

Especificaron que en colaboración con el Hospital Juárez de México, el equipo de la UNAM demostró que la nanocapa de plata y cobre inactiva al SARS-CoV-2, y que al usar una mezcla de plata-cobre formando una nanocapa de espesor entre 30 y 40 nanómetros, se ofrece una doble protección contra el virus y bacterias.

La institución agregó que, si la concentración viral era alta, el virus desaparecía en más del 80% en unas ocho horas y, si la carga viral era baja, en dos horas no se detectaba ningún ARN del virus.

«Al contacto con la nanocapa de plata-cobre, la membrana del SARS-CoV-2 se rompe y se daña su ARN», agregaron los desarrolladores. «Así, aunque el SakCu se deseche de manera inadecuada, no será un problema al no permanecer contaminado, como muchos de los cubrebocas que se tiran a la basura».

La mascarilla antimicrobiana es reutilizable y puede ser lavada hasta 10 veces sin que pierda sus propiedades. La UNAM dijo que actualmente tiene capacidad para producir 200 piezas por día.