Tag

OTAN

Browsing

La OTAN inicia mañana, miércoles, una reunión de ministros de Exteriores en Bruselas en la que celebrará el 75 aniversario de su fundación, tres cuartos de siglo en los que ha mantenido la unidad sobre la base de la defensa colectiva y la disuasión ante amenazas como la que actualmente supone Rusia con la invasión de Ucrania.

El jueves, los ministros participarán en una ceremonia para celebrar la firma del Tratado de Washington, el 4 de abril de 1949, por parte de los 12 miembros fundacionales de la Alianza, que actualmente ascienden a 32 con las recientes incorporaciones de Finlandia y Suecia a causa precisamente de la conducta agresiva de Rusia.

El artículo 5 del Tratado, que ha viajado por primera vez al otro lado del Atlántico desde Washington para ser expuesto durante la reunión ministerial, establece que un ataque cometido contra cualquier estado miembro, en Europa o América del Norte, se considerará como un ataque contra todos, que podrán responder como uno solo.

“La OTAN llega a su 75 aniversario con el principio de defensa colectiva y disuasión intactos y reforzados”, indicaron este martes fuentes diplomáticas aliadas.

Incluso durante el mandato del presidente estadounidense Donald Trump y pese a todas sus dudas sobre la Alianza, no salió debilitado el vínculo transatlántico, que en todo caso se ha reforzado con su sucesor, el demócrata Joe Biden, agregaron.

Para la embajadora estadounidense ante la Alianza, Julianne Smith, “es muy inspirador ver cómo se ha modernizado la OTAN, cómo sigue adaptándose y cómo sigue acogiendo a nuevos miembros, todo ello en beneficio de los más de mil millones de ciudadanos que viven en los países de la OTAN”.

En esta reunión que tiene como tema principal el aniversario de la organización, los titulares de Exteriores abordarán en primer lugar la que consideran actualmente la mayor amenaza para su seguridad: la guerra de Rusia en Ucrania.

Los ministros continuarán analizando en esta ocasión qué más pueden hacer para apoyar a Kiev y, el jueves, participarán en un Consejo OTAN-Ucrania con su homólogo ucraniano, Dmitro Kuleba.

Los aliados están preparando ya los resultados que esperan de la cumbre de la OTAN que se celebrará en julio en Washington y también el lenguaje con el que el comunicado final se referirá a Ucrania.

Según diversas fuertes diplomáticas, el objetivo es dejar claro que mantendrán el apoyo a Ucrania el tiempo necesario sin incluir un plazo o una invitación concreta para su adhesión.

En cambio, se espera que la cumbre sea un momento clave para dar a conocer más compromisos de seguridad a largo plazo con Kiev.

Otro asunto del que hablarán los ministros, pero en los márgenes de la reunión, será sobre el sucesor del noruego Jens Stoltenberg como secretario general aliado a partir del 1 de octubre.

Pese a que hay gran consenso, también de EUA, en torno al actual primer ministro neerlandés en funciones, Mark Rutte, la candidatura del presidente de Rumanía, Klaus Iohannis, y el respaldo que le dan algunos aliados como Hungría, está demorando una decisión que se espera llegue en todo caso antes de la cumbre de Washington.

Suecia se convirtió este jueves de manera oficial en el estado 32 miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), en pleno conflicto en Ucrania y poniendo fin a dos siglos de no alineamiento oficial.

El primer ministro sueco, Ulf Kristersson, de visita en Washington, entregó en una ceremonia oficial al secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, los documentos de ratificación, tras una dura batalla para conseguir la aprobación de los otros 31 miembros de la alianza militar.

“Las cosas buenas ocurren a aquellos que esperan”, dijo Blinken al aceptar los certificados y calificar la adhesión sueca como una muestra de la “debacle histórica” de Rusia.

Kristersson calificó el ingreso de su país a la OTAN, formada en la Guerra Fría para hacer frente a la por entonces Unión Soviética, como “una victoria para la libertad”.

Recordemos que Suecia lanzó su postulación para integrarse a la alianza en mayo de 2022, después de la invasión rusa de Ucrania. Lo hizo al mismo tiempo que Finlandia, que fue admitida en abril de 2023. Así, después de dos años de estira y afloje, el país se integra a la Organización.

La adhesión fue saludada por el presidente estadounidense Joe Biden. “Cuando Putin lanzó su brutal guerra de agresión contra el pueblo de Ucrania, pensó que podría debilitar a Europa y dividir a la OTAN. Con el ingreso hoy de Suecia, la OTAN se vuelve más unida, más dinámica y más fuerte que nunca”, dijo en un comunicado.

Las fuerzas armadas suecas cuentan con 50,000 soldados, de los cuales cerca de la mitad son reservistas. Kristersson declaró en enero que su país está dispuesto proveer tropas a las fuerzas de la OTAN en Letonia.

Rusia ha prometido “contramedidas” por el ingreso de Suecia en el organismo, especialmente si efectivos militares y equipos de la OTAN se despliegan en ese país.

La entrada de Suecia implica para Moscú que el mar Báltico está ahora rodeado de países miembros de la alianza, y algunos analistas lo describen como un “lago de la OTAN”.

El primer ministro sueco asiste esta noche al discurso sobre el Estado de la Unión del presidente Biden, que lucha para convencer al rival Partido Republicano de que apruebe nuevas ayudas a Kiev.

“Suecia ocupará ahora el lugar que le corresponde en la mesa de la OTAN, con voz y voto en igualdad de condiciones a la hora de dar forma a las políticas y decisiones”, dijo este jueves en un comunicado el secretario general de la alianza, Jens Stoltenberg.

“Tras más de 200 años de no alineamiento, Suecia disfruta ahora de la protección que le otorga el Artículo 5, la máxima garantía de libertad y seguridad de los aliados”, añadió.

Se espera que la bandera azul y amarillo dorado de Suecia sea izada el lunes en la sede de la OTAN en Bruselas. La candidatura sueca se había estancado debido a la firme presión de Turquía, que exigió que Estocolmo, conocida por sus políticas liberales de asilo, actuara contra los militantes kurdos que han hecho campaña contra Ankara.

Una encuesta reciente de la emisora sueca SR afirmó que la mayoría de los ciudadanos de Suecia cree que su país ha hecho demasiados sacrificios para entrar en la OTAN, aunque más de tres cuartas partes esperan que la alianza reforzará la seguridad.

El presidente ruso, Vladímir Putin, advirtió hoy a la OTAN que las consecuencias del despliegue de tropas aliadas en Ucrania serían “trágicas”, mientras que tachó de “disparate” las acusaciones de que Moscú se plantee atacar Europa.

“Han empezado a hablar sobre la posibilidad de enviar a Ucrania contingentes militares de la OTAN, pero recordamos la suerte de aquellos que en su momento enviaron tropas al territorio de nuestro país, pero ahora las consecuencias para los posibles intervencionistas serán mucho más trágicas”, dijo Putin durante el discurso sobre el estado de la nación ante ambas cámaras del Parlamento ruso.

Putin subrayó que las potencias occidentales deben entender que Rusia “también tiene armas que pueden alcanzar objetivos en sus territorios”.

“Todo lo que se les ocurre ahora, con lo que asustan al mundo entero, todo esto amenaza con un conflicto con el empleo de armas nucleares y, por lo tanto, la destrucción de la civilización”, afirmó.

El líder ruso acusó a Occidente de olvidar lo que es la guerra y de provocar “los conflictos en Ucrania, Oriente Medio y otras regiones del mundo”.

“Y siguen mintiendo. Ahora, sin ningún pudor, aseguran que Rusia supuestamente se propone atacar Europa. Pero nosotros sabemos bien que se trata de simples disparates”, sostuvo Putin.

Aseguró que Occidente intenta que la Federación Rusa cometa el mismo error que la Unión Soviética de verse involucrada en una carrera armamentista, a la que la URSS dedicó el 13% de su PIB, cuando Moscú asignará a defensa un 6% en 2024.

Al respecto, subrayó que ese “truco” no prosperará, ya que Moscú se propone desarrollar el complejo técnico-militar con el fin de reforzar el potencial industrial, tecnológico y científico del país.

Putin también calificó de “infundadas” las acusaciones de Estados Unidos de que Rusia se disponga a desplegar armamento nuclear en el cosmos; aunque destacó que las fuerzas estratégicas nucleares rusas se encuentran “en plena disposición de combate”.

“Sin una Rusia soberana y fuerte, no será posible un orden mundial sólido”, remató.

Foto: X @sandro_pozzi

El Parlamento de Hungría votó a favor de ratificar la solicitud de Suecia de unirse a la OTAN, poniendo fin a más de 18 meses de retrasos que habían frustrado a la alianza mientras busca expandirse en respuesta a la guerra de Rusia en Ucrania.

La votación, que fue aprobada con 188 votos a favor y seis en contra, fue la culminación de meses de disputas por parte de los aliados de Hungría para convencer a su gobierno nacionalista de que levantara su bloqueo a la membresía de Suecia.

El gobierno del primer ministro Viktor Orbán presentó los protocolos para aprobar el ingreso de Suecia a la OTAN en julio de 2022, pero el asunto se había estancado en el Parlamento debido a la oposición de los legisladores del partido gobernante.

La decisión de Hungría de aprobar la incorporación de Estocolmo allanó el camino para la segunda ampliación de las filas de la OTAN en un año, luego que tanto Suecia como Finlandia solicitaran unirse a la alianza en mayo de 2022 tras la invasión a gran escala de Ucrania por parte de Rusia, un asalto que supuestamente pretendía impedir una mayor expansión de la OTAN.

Recordemos que se requiere el apoyo unánime de todos los miembros de la OTAN para admitir nuevos países, y Hungría es el último de los 31 miembros de la alianza en dar su respaldo desde que Turquía ratificó la solicitud el mes pasado.

El primer ministro sueco, Ulf Kristersson, señaló que era un día histórico. “Estamos dispuestos a asumir nuestra parte de responsabilidad en la seguridad de la OTAN”, escribió Kristersson en X.

Orbán, un populista de derecha que ha forjado estrechos lazos con Rusia, ha dicho que las críticas a la democracia húngara por parte de políticos suecos enfriaron las relaciones entre ambos países y provocaron reticencias entre los legisladores de su partido Fidesz.

Pero Orbán se dirigió a los legisladores antes de la votación: “La cooperación militar entre Suecia y Hungría y la adhesión de Suecia a la OTAN refuerzan la seguridad de Hungría”.

El pasado fin de semana, un grupo bipartidista de senadores estadounidenses visitó Hungría y anunció que presentaría una resolución conjunta al Congreso condenando el supuesto retroceso democrático de Hungría e instando al gobierno de Orbán a levantar inmediatamente su bloqueo a la integración de Suecia en la OTAN.

Kristersson, primer ministro sueco, se reunió la semana pasada con Orbán en la capital húngara, donde parecieron alcanzar una reconciliación decisiva tras meses de tensiones diplomáticas.

Sobre la OTAN, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, aseguró que una confrontación directa entre Rusia y la Organización será inevitable si las naciones occidentales deciden enviar tropas a Ucrania.

Los comentarios de Peskov se producen entre declaraciones realizadas por el presidente francés, Emmanuel Macron, durante una conferencia ayer en París, donde un grupo de líderes europeos discutieron formas de reforzar el respaldo occidental a Ucrania.

Macron señaló que, si bien no había consenso oficial entre los líderes europeos, la posibilidad de enviar tropas occidentales a Ucrania “no debe ser descartada”, añadiendo que Occidente hará todo lo posible para garantizar que Rusia no gane el actual conflicto.

“En este caso, tendríamos que hablar no sobre la probabilidad, sino de la inevitabilidad (de un enfrentamiento con la OTAN)”, señaló Peskov, en respuesta a una pregunta sobre el potencial despliegue en Ucrania de tropas de la OTAN.

Donald Trump reiteró que los países miembros de la OTAN deben contribuir más a la Alianza, caso contrario Estados Unidos nos los debería proteger ante una agresión.

Durante un mitin que ofreció en Carolina del Sur, el favorito en las primarias republicanas para elegir al candidato de ese partido en las próximas elecciones presidenciales, insistió en que Estados Unidos no debe proteger a los países que no paguen su cuota.

En la ciudad de North Charleston, Trump incluso opinó que la cuota del 2% del PIB que cada país miembro de la OTAN hace en Defensa debería subir al 4%.

Y es que el pasado sábado, en otro mitin electoral también en Carolina del Sur, el expresidente arremetió contra la OTAN y dijo que permitiría que Rusia hiciera lo que quisiera, incluso atacar a los miembros de la Alianza que no realicen el pago del 2% de su PIB, objetivo establecido por la organización transatlántica y que una veintena de miembros no cumplen.

El rechazo de varios líderes europeos no se hizo esperar, al igual que el del actual presidente de EUA, el demócrata Joe Biden, quien calificó el comentario de “estúpido” y “vergonzoso”.

Durante el acto de campaña de ayer por la noche, y como lo ha manifestado en otras ocasiones, Trump señaló que una administración suya resolvería de manera rápida la guerra entre Ucrania y Rusia.

En esta ocasión, saludó que no tenga posibilidad de prosperar en la Cámara de Representantes, de mayoría republicana, el proyecto aprobado por el Senado con un paquete de ayudas por 95,300 millones de dólares, de las cuales 60,000 millones son para Ucrania.

Trump volvió a calificar los procesos legales que afronta como casos de “interferencia electoral”, debido a que concurre a las elecciones generales del próximo noviembre y, agregó que algunas encuestas le dan un triunfo sobre Biden.

“Quieren silenciarme”, señaló Trump al tiempo que llamó a sus simpatizantes a votar en las primarias republicanas de Carolina del Sur, previstas para el próximo 24 de febrero, a las que llega como claro favorito frente a la otra aspirante a la nominación, la exembajadora de EUA ante la ONU, Nikki Haley.

Trump está muy cerca de hacerse con la nominación de su partido después de sus éxitos rotundos en Iowa, Nuevo Hampshire, Nevada e Islas Vírgenes.

El expresidente también aprovechó para arremeter contra Biden, a quien criticó en varios momentos del mitin por la “trágica” gestión de la frontera con México.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, anunció este miércoles un fuerte aumento del gasto militar, tras las amenazas de Donald Trump a los países con pendientes en sus contribuciones en caso de volver a la presidencia de Estados Unidos.

“Este año, espero que 18 aliados gasten el 2% del PIB en defensa. Se trata de otra cifra récord y es seis veces más que en 2014, cuando sólo tres aliados cumplieron el objetivo”, dijo.

El anuncio de Stoltenberg sobre al número de países de la OTAN que alcanzarían la meta en gastos militares es una respuesta a la amenaza de Donald Trump de no defender a los países en mora caso resulte reelecto presidente.

Y es que el pasado fin de semana, durante un mitin de campaña, el expresidente estadounidense, otra vez aspirante a la Casa Blanca, sugirió ademas que impulsará a Rusia a “hacer lo que le dé la gana” con ellos.

De acuerdo con Stoltenberg, “estamos logrando avances reales” porque los países de la alianza “están gastando más. Sin embargo, algunos países todavía tienen un camino por recorrer”.

La lista de los 18 países que cumplirían este año con la meta de gastos militares no fue divulgada. En 2023, eran 11 los países que alcanzaron el objetivo.

Para el ministro de Defensa de Alemania, Boris Pistorius, los miembros de la OTAN no deberían perder tiempo en especular sobre quién será el candidato presidencial de los Republicanos en Estados Unidos, sino en “hacer nuestra tarea”.

En 2023, los países de la OTAN decidieron convertir el 2% en un piso mínimo, y no un objetivo máximo.

Las declaraciones de Trump generaron una verdadera conmoción a nivel global, e importantes líderes criticaron públicamente esa postura. Durante su gestión como presidente, Trump criticó abiertamente a los aliados de la OTAN por resistirse a aumentar el gasto en materia de Defensa.

En el escenario de la guerra en Ucrania, varios países del bloque hay aumentado sus inversiones militares, pero Estados Unidos aún carga con la mayor parte del gasto combinado de defensa.

Más allá de las amenazas a los países en mora, lo que más preocupó a los aliados es la sugerencia de que, desde la Casa Blanca, Trump permitiría que Rusia haga “lo que le de la gana” con los países deudores.

En un mensaje inusualmente duro en X, Stoltenberg afirmó que la sugerencia de que los países de la OTAN no se defenderían entre sí “socava la seguridad” de todos, incluyendo la de estados Unidos.

La controversia pone de relieve la dependencia de la OTAN de los gastos militares estadounidenses, y sugiere la discusión sobre si los países europeos: 29 de los 31 integrantes de la alianza militar, tienen realmente una alternativa.

Los países de la OTAN decidieron este martes que invitarán a Ucrania a adherirse a la alianza “cuando se cumplan las condiciones”, pese a la presión del mandatario ucraniano, Volodimir Zelenski, para obtener una vía más clara a la membresía.

“Presentaremos una invitación para que Ucrania se una a la OTAN cuando los aliados estén de acuerdo y se cumplan las condiciones”, dijo el secretario general de la alianza transatlántica, Jens Stoltenberg.

El anuncio fue formulado al fin de la primera jornada de una cumbre de la OTAN en Vilna, la capital de Lituania.

Al ser consultado sobre las “condiciones” que deberían cumplirse, Stoltenberg mencionó la modernización de las instituciones de defensa y seguridad de Ucrania, el combate a la corrupción y la interoperabilidad logística con el resto de la alianza.

En la actualidad, añadió, hay una guerra “y, por lo tanto, creo que los aliados están de acuerdo en que mientras la guerra continúe, no es momento para hacer de Ucrania un miembro de pleno derecho de la alianza”.

Como gesto de buena voluntad, sin embargo, los países de la OTAN también acordaron remover la exigencia del Plan de Acción de Membresía (Membership Action Plan, MAP en inglés) ucraniano para acceder a la alianza.

El MAP, exigido a aspirantes a la adhesión, incluye asistencia técnica y política de la alianza y soporte práctico específico en áreas como defensa, economía, seguridad y normativa legal.

Zelenski volvió a defender su causa en un mitin público en Vilna, donde mañana participará como invitado de la cumbre.

“La OTAN dará seguridad a Ucrania, Ucrania fortalecerá a la OTAN”, proclamó junto al presidente lituano, Gitanas Nauseda, antes de que se izara una bandera ucraniana traída desde Bajmut, principal teatro de batalla durante meses entre las fuerzas rusas y ucranianas.

Antes de viajar a Vilna, Zelenski criticó amargamente la “incertidumbre” y la “debilidad” de la OTAN sobe definir el camino de Ucrania a la membresía e indicó que esa actitud estimula el “terror” ruso.

Rusia indicó que sigue “muy de cerca” la cumbre de Vilna, en la que ve “un fuerte carácter antirruso”.

Recordemos que cuando el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció la intervención militar en Ucrania, el 24 de febrero de 2022, exigió entre otros puntos que la exrepública soviética tuviese un “estatus neutral” y garantías de que nunca entraría a la OTAN.

Finalmente, y como expresión de apoyo, varios países de la OTAN anunciaron más entregas de armas a Ucrania.

Turquía levantó este lunes su veto al ingreso de Suecia en la OTAN, según indicó el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg.

El político noruego realizó el anuncio después de mantener una reunión con el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y el primer ministro sueco, Ulf Kristersson, en Vilna, un día antes de la cumbre de líderes de la OTAN que se celebra en la capital lituana.

“Este es un día histórico porque tenemos un compromiso claro de Turquía para enviar los documentos de ratificación (para el ingreso de Suecia en la OTAN) a la Gran Asamblea Nacional (parlamento turco) y de trabajar de manera estrecha con la asamblea para garantizar la ratificación”, declaró Stoltenberg.

No obstante, recalcó que no conoce los plazos exactos en los que Turquía ratificará el ingreso sueco en la Alianza.

Sobre Hungría, que tampoco ha ratificado aún la entrada de Suecia, recordó que Budapest había asegurado en el pasado que no sería el último país en dar luz verde a la entrada de Estocolmo.

Oficialmente, Turquía había bloqueado hasta ahora la adhesión de Suecia a la OTAN por considerar que el país nórdico tiene una postura demasiado laxa con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), una guerrilla que inició en 1984 una lucha armada contra el Estado turco y que está considerada como un grupo terrorista por Turquía, Suecia, la Unión Europea y Estados Unidos.

A raíz de esas quejas turcas, Suecia ha reformado su legislación contra el terrorismo y ha tipificado como delito la sola pertenencia o el apoyo financiero o de otro tipo a una organización terrorista.

Suecia y Finlandia cambiaron la posición de neutralidad que habían mantenido durante tres décadas y, tras la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero de 2022, solicitaron su ingreso en la OTAN. Finlandia se convirtió en el miembro número 31 de la Alianza en abril de 2023.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, admitió este jueves que su país necesita más tiempo para lanzar una contraofensiva contra las fuerzas rusas, mientras que el Kremlin reconocía grandes dificultades en el frente.

“Con (lo que ya tenemos) podemos seguir adelante y, creo, tener éxito, pero perderíamos a mucha gente. Creo que eso es inaceptable. Así que tenemos que esperar. Todavía necesitamos un poco más de tiempo”, afirmó el mandatario ucraniano en una entrevista.

Zelenski resaltó que las fuerzas ucranianas, parte de las cuales fueron entrenadas por la OTAN, están “listas”, pero aún necesitan “algunas cosas”, incluidos blindados, ya que Rusia ha fortalecido sus defensas desde las regiones orientales de Lugansk y Donetsk, hasta Zaporiyia y Jersón, en el sur.

En relación a esto, Reino Unido anunció hoy el suministro a Ucrania de misiles de crucero “Storm Shadow”, que, con un alcance de más de 250 kilómetros, permitirán a las fueras ucranianas llevar ataques a mayor distancia e incluso alcanzar el territorio ruso.

Este mismo jueves el portavoz de las Fuerzas Armadas de EUA para Europa y África, Martin O’Donnell, afirmó además al medio ucraniano RBC que “la comunidad internacional entregó a Ucrania alrededor de 600 tipos de armas y municiones, desde tanques Abrams y Leopard hasta sistemas antiaéreos Patriot”.

“Eso es mucho, es más de lo que tiene cualquier ejército en el mundo, especialmente un Ejército en guerra”, dijo.

En tanto, el jefe del grupo de mercenarios rusos Wagner, Yevgueni Prigozhin, calificó hoy de una “artimaña” las declaraciones de Zelenski, y afirmó que la contraofensiva ucraniana “ya va a toda marcha”.

“Se trata de una artimaña de Zelenski. La contraofensiva ya va a toda marcha”, afirmó el empresario en un audio publicado en su canal de Telegram. Aseguró que todas las unidades ucranianas entrenadas en Occidente ya han recibido todo lo necesario, “y de hecho, ya participan en la contraofensiva”.

Mientras tanto, el Kremlin reconoció que su campaña militar es “muy difícil” y dista de haber conseguido todos los objetivos fijados por el presidente Vladímir Putin.

“La operación militar especial continúa. Es una operación muy difícil y, por supuesto, ciertos objetivos se han logrado en un año”, dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov a una televisora de Bosnia.

El representante del Kremlin recordó que Putin dio la orden de garantizar la “seguridad” de los residentes del Donbás en primer lugar, algo que solo se ha logrado “en parte”.

Sin embargo, sostuvo que se han “liberado importantes territorios en el Donbás”, donde Rusia se anexionó en septiembre pasado las regiones ucranianas de Lugansk, Donetsk, Jersón y Zaporiyia tras unos referéndums celebrados sin garantías y en medio de una guerra.

Además, expresó su seguridad de que las fuerzas rusas tomarán finalmente la ciudad oriental de Bajmut, escenario de los más largos y cruentos combates de la contienda.

Finlandia se convirtió este martes en el trigésimo primer miembro de pleno de derecho de la OTAN, tras culminar el proceso de ingreso solicitado a raíz de la invasión rusa de Ucrania.

La adhesión de Finlandia a la OTAN implica que el país quedará cubierto por el artículo 5 de defensa colectiva de la Alianza.

“Con la recepción de este instrumento de ratificación, declaro que Finlandia es el trigésimo primer miembro del Tratado del Atlántico Norte”, afirmó el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, durante una ceremonia en la sede de la OTAN.

En ese acto, el ministro finlandés de Exteriores, Pekka Haavisto, entregó el último documento que faltaba para completar el proceso de adhesión de su país.

Previamente, Blinken confirmó que había recibido el mismo documento de la parte de Turquía, el último aliado en ratificar la entrada de Finlandia.

Tradicionalmente el acceso de un país a la OTAN se produce al depositar todos los instrumentos de ratificación en el Departamento de Estado de Estados Unidos, que custodia el Tratado de Washington, fundacional de la Alianza, pero en esta ocasión los aliados han decidido que esa entrega se realizara en manos de su máximo representante, Blinken.

De ese modo, el ingreso formal de Finlandia en la OTAN ha coincidido con el día en que la Alianza cumple 74 años y en el que, además, los ministros de Exteriores aliados inician una reunión de dos días en Bruselas.

La entrada de Finlandia en la Alianza ha sido la más rápida en la historia moderna de la organización, recordó Jens Stoltenberg, secretario general de la Organización.

“No queremos que otros nos digan lo que podemos y no podemos hacer”, indicó por su parte el presidente finlandés, Sauli Niinistö, en un mensaje conjunto con el secretario general de la OTAN.

Recordemos que Finlandia y Suecia solicitaron el ingreso a la OTAN a raíz de la invasión rusa de Ucrania, pero por el momento Hungría y Turquía no han ratificado la adhesión sueca.

“Ahora que somos miembros de la OTAN, tenemos un tarea muy importante: entregarle el instrumento de ratificación de Suecia”, dijo Haavisto a Blinken.

El jefe de la diplomacia estadounidense aprovechó para urgir a Turquía y Hungría a aprobar “sin demoras” la adhesión de Suecia a la OTAN.

“Instamos a Turquía y a Hungría a ratificar los protocolos de adhesión de Suecia sin demoras, para que podamos acoger a ese país en la alianza lo antes posible”, expresó el secretario estadounidense de Estado.

Rusia no tardó en reaccionar a la adhesión. Advirtió hoy de que el ingreso de Finlandia como miembro de pleno derecho de la OTAN no fortalecerá la seguridad del bloque aliado, al tiempo que aseguró que se equivocan “profundamente” los que piensan que Moscú no reaccionará a dicha adhesión.

“Todo será calibrado en consonancia con la coyuntura cambiante, su seguridad no se reforzará, la seguridad de la Alianza Atlántica en general no se fortalecerá”, aseguró el viceministro de Exteriores Serguéi Riabkov en declaraciones a la televisión pública rusa.

Finlandia se convertirá este  martes en el 31er miembro de la OTAN, anunció hoy el secretario general de la alianza militar, provocando advertencias por parte de Rusia en el sentido de que intensificará su presencia militar en la frontera si la organización despliega tropas allí.

“Esta es una semana histórica”, declaró el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, a reporteros antes de una reunión de cancilleres de la alianza en Bruselas. “Desde mañana, Finlandia será un miembro pleno de la alianza”. Añadió que tiene esperanzas de que Suecia hará lo mismo en pocos meses.

“Podremos izar la bandera finlandesa por primera vez aquí en la sede de la OTAN”, añadió Stoltenberg. “Será un buen día para la seguridad finlandesa, para la seguridad nórdica, y para toda la OTAN”.

Turquía, el último país en ratificar el ingreso de Finlandia, entregará mañana martes sus documentos oficiales al secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, en la reunión de ministros de Exteriores en Bruselas, explicó Stoltenberg.

El secretario general dijo que entonces él invitará a Finlandia a hacer lo mismo.

La ceremonia contará con la presencia del presidente finlandés, Sauli Niinistö, el ministro de Defensa Antti Kaikkonen y el ministro de Exteriores, Pekka Haavisto.

“Es un momento histórico para nosotros. Para Finlandia, el objetivo más importante en esta reunión será enfatizar el apoyo de la OTAN a Ucrania mientras Rusia continúa su agresión ilegal”, expresó Haavisto en un comunicado. “Buscamos promover la estabilidad y la seguridad en toda la región euro-atlántica”.

En respuesta al anuncio, el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Alexander Grushko, advirtió que Moscú responderá fortaleciendo su presencia militar en la zona fronteriza.

“Fortaleceremos nuestro potencial militar en el oeste y en el noroeste”, declaró Grushko según la agencia noticiosa RIA Novosti. “En caso de un despliegue de fuerzas de otros miembros de la OTAN en el territorio de Finlandia, tomaremos medidas adicionales para afianzar la seguridad militar de Rusia”.

El anuncio surgió poco después de que los partidos conservadores recibieron un impulso en las elecciones finlandesas, privando a la primera ministra izquierdista Sanna Marin de otro período. Marin había promovido el ingreso de su país a la OTAN.

El presidente Recep Tayyip Erdogan pidió este viernes la aprobación del Parlamento turco a la solicitud de adhesión de Finlandia a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), una decisión aplaudida de inmediato por la Alianza transatlántica.

“Hemos decidido iniciar en nuestro Parlamento el proceso de adhesión de Finlandia a la OTAN”, informó Erdogan tras recibir en Ankara al presidente finlandés, Sauli Niinistö.

De los 30 miembros de la Alianza transatlántica, 28 ya aprobaron el pedido de integración del país nórdico. Solo faltan Turquía y Hungría, que indicó ayer que someterá la cuestión al voto legislativo el próximo 27 de marzo.

La OTAN aceptó en junio las candidaturas de Finlandia y Suecia, que pusieron así fin a décadas de no alineamiento militar, como consecuencia de la invasión rusa de Ucrania.

Turquía había subordinado su aprobación a que los dos candidatos dieran garantías de que dejarían de ofrecer protección a militantes kurdos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), a los que acusa de “terroristas”.

Sin embargo, Erdogan sigue bloqueando la adhesión de Suecia, aunque reconoció que Finlandia adoptó “medidas concretas” en los últimos meses para satisfacer sus exigencias.

“Espero que (la ratificación) ocurrirá antes de las elecciones”, afirmó Erdogan en una conferencia de prensa con su homólogo finlandés. Y es que las elecciones presidenciales y legislativas turcas están previstas para el 14 de mayo, aunque el Parlamento turco debe interrumpir sus trabajos un mes antes los comicios.

Finlandia, sometida a una neutralidad forzada por Moscú tras su enfrentamiento con la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial, comparte 1,340 km de frontera con Rusia.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, quien celebró el anuncio de Erdogan, consideró que “lo más importante es que Finlandia y Suecia se conviertan rápidamente en miembros completos de la OTAN”, aunque no que se adhieran exactamente al mismo tiempo.

La situación es más delicada para Suecia, que se enfrenta aun a las objeciones turcas. “No hubo ninguna medida positiva tomada por Suecia en lo que respecta la lista de terroristas”, señaló Erdogan, aludiendo a las más de 120 extradiciones solicitadas oficialmente por Turquía.

El ministro sueco de Relaciones Exteriores, Tobias Billström, lamentó poco después que su país siga esperando la autorización de Turquía, y afirmó que Suecia era consciente de la posibilidad de que Finlandia la obtuviera antes.

Sin embargo, Billstrom dijo que  la decisión de Turquía de ratificar el protocolo de adhesión de Finlandia a la OTAN sin esperar a Estocolmo no era la opción deseada.

“Es un hecho que no queríamos pero para el que estábamos preparados”, afirmó en conferencia de prensa, agregando que “no hay ningún peligro” a “corto plazo” de que Helsinki inicie su adhesión a la Alianza Atlántica antes que Estocolmo.

Respecto a las palabras que ha pronunciado el presidente de Turquía sobre el supuesto “incumplimiento” de las demandas de Ankara, Billstrom ha asegurado que Suecia ha seguido el acuerdo y no tenía intención de hacer “ni más ni menos” de lo que se establece en sus pautas.

“Suecia ha hecho lo que se esperaba que hiciéramos y lo que asumimos en relación con la firma del memorándum trilateral”, sostuvo ante las palabras de Erdogan.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, pidió este viernes a sus aliados “acelerar” el apoyo a Ucrania, a casi un año de la invasión rusa, en un discurso por video ante la Conferencia de Seguridad de Múnich.

“Necesitamos acelerar. Velocidad para concluir nuestros acuerdos, velocidad de entregas para reforzar nuestra lucha, velocidad de decisiones para limitar el potencial ruso. No hay alternativa a la velocidad, porque de ella depende la vida”, afirmó el líder ucraniano.

Tras un año de guerra, no hay señales de que los combates vayan a terminar pronto y las posibilidades de una resolución diplomática del conflicto son casi nulas.

Desde el comienzo de la ofensiva, el número de muertos se ha elevado a decenas de miles y la OTAN teme una nueva ofensiva rusa.

En este contexto, Zelenski estimó además que “no hay alternativa a la victoria ucraniana” y denunció que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, “intenta ganar tiempo para su agresión”.

“Está claro que Ucrania no será su última etapa. Va a continuar su ofensiva hacia otros Estados del antiguo bloque soviético”, afirmó.

Por su parte el jefe del gobierno alemán, Olaf Scholz, presente en esta conferencia anual de tres días sobre cuestiones de seguridad internacional, aseguró a Ucrania el apoyo de Alemania, tanto financiero como humanitario y militar. Dijo que Berlín y sus aliados apoyarán a los ucranianos “todo el tiempo que sea necesario”.

El canciller pidió a los países occidentales que puedan enviar tanques a Kiev “que lo hagan realmente ahora”.

Recordemos que después de que todas las partes le instaran a entregar tanques Leopard 2 de fabricación alemana, el sucesor de Angela Merkel dio luz verde a finales de enero. Pero las conversaciones posteriores con los socios de la OTAN aún no han permitido completar un batallón de unos 30 tanques Leopard 2A6, más modernos.

Estados Unidos y sus aliados están preparando “un nuevo gran paquete de sanciones”,programado para el 24 de febrero, declaró Victoria Nuland, secretaria de Estado adjunta.

Las drásticas sanciones ya en vigor contra Rusia desde su invasión de Ucrania afectan a los más altos niveles del Estado ruso, así como a su industria, a sus bancos y a su sector petrolero.

Los países europeos, sobre todo Alemania y Francia, siguen esperando convencer a China, aliada de Moscú, de que presione al presidente Vladimir Putin para poner fin a la guerra.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, informó este miércoles que las investigaciones preliminares apuntan a que es “probable” que la muerte de dos personas en Polonia por el impacto de misiles en una localidad fronteriza cerca de Ucrania fuera provocado por las defensas antiaéreas ucranianas, descartando así que se haya tratado de un ataque directo por parte de Rusia.

“El análisis preliminar sugiere que es probable que el incidente fuera provocado por un misil de las defensas antiaéreas ucranianas para defender el territorio de un ataque ruso”, afirmó el líder europeo en conferencia de prensa.

Las declaraciones de Stoltenberg se dan luego de la reunión de emergencia de embajadores aliados convocada para examinar el incidente registrado en la localidad de Przewodow, en el este de Polonia, que encendieron todas las alarmas por las implicaciones de un posible ataque contra un miembro de la OTAN.

Stoltenberg descartó que se esté ante un ataque ruso contra un miembro de la Alianza Atlántica.

“No hay indicaciones de que haya sido el resultado de un ataque deliberado y no tenemos indicaciones de que Rusia esté preparando acciones militares ofensivas contra la OTAN”, declaró.

Sin embargo, insistió que Moscú es el responsable final de este episodio. Dijo que para la OTAN este incidente es “resultado directo” de la guerra de agresión contra Ucrania y se produjo en plena oleada de ataques rusos contra ciudades ucranianas.

“Esto no es culpa de Ucrania”, ha insistido el ex primer ministro noruego, para subrayar que las fuerzas ucranianas ejercen su derecho a defenderse de la ofensiva rusa.

Desde los cuarteles generales de la OTAN, se ha hecho hincapié en que el episodio registrado en Przewodow demuestra “los peligros que conlleva la guerra en Ucrania” y justifica el aumento de la presencia de la organización militar en el flanco oriental, aunque Stoltenberg ha insistido en que no cambia la evaluación fundamental de la amenaza contra los aliados de la OTAN.

“Seguiremos manteniendo consultas y vigilando la situación muy de cerca. La OTAN permanece unida y siempre haremos lo necesario para proteger y defender a todos los aliados”, insistió.

Al respecto, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, se manifestó en el mismo sentido al decir que Rusia es responsable en última instancia de la explosión ocurrida en Polonia, que se produjo, según afirmó, cuando las fuerzas de Moscú atacaron a civiles e infraestructura en Ucrania.

Informes iniciales culparon a misiles rusos por la explosión, que mató a dos personas y generó temores de una gran escalada del conflicto de Ucrania, pero Polonia dijo más tarde que probablemente fue causada por un misil tierra-aire perdido disparado por las fuerzas de Kiev.

“Seguiremos trabajando en estrecha colaboración con nuestro aliado Polonia y otros para recopilar más información, y continuaremos consultando de cerca con nuestros aliados de la OTAN y nuestros valiosos socios”, dijo Austin al inaugurar una reunión virtual del Grupo de Contacto de Defensa de Ucrania, compuesto por decenas de países que respaldan a Kiev.

“Lo que sí sabemos es el contexto en el que esto se está desarrollando. Rusia se enfrenta a un revés tras otro en el campo de batalla, y está colocando a los civiles ucranianos y la infraestructura civil en la mira”, agregó.

Representantes de los gobiernos de Finlandia, Suecia y Turquía sostuvieron este viernes una reunión en la que los dos países nórdicos reafirmaron los compromisos suscritos en junio para destrabar su ingreso a la OTAN, que incluyen garantías de que combatirán “toda forma de terrorismo”.

Ankara ha señalado históricamente a Helsinki y Estocolmo su supuesta falta de colaboración para perseguir a personas vinculadas a los grupos kurdos Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y las Unidades de Protección Popular (YPG), así como a la organización encabezada por el clérigo Fethulá Gulen.

Estos señalamientos se tradujeron en un veto público a las aspiraciones de Suecia y Finlandia de entrar en la OTAN, pero a finales de junio, en el marco de la cumbre de líderes de la Alianza Atlántica celebrada en Madrid, los tres gobiernos suscribieron un memorándum al que este viernes han dado seguimiento.

El Ministerio de Exteriores sueco explicó en un comunicado que los asistentes a la reunión examinaron medidas “concretas” con las que poner en práctica este acuerdo. Según una portavoz del gobierno finlandés citada por la cadena YLE, Turquía no puso nuevos requisitos sobre la mesa.

La Presidencia turca ha destacado que sus interlocutores mostraron “plena solidaridad” con Turquía en cuanto a que están dispuestos a no apoyar en ningún caso a organizaciones “terroristas”, según declaraciones recogidas por los medios locales.

Sin embargo, los principales dirigentes turcos, incluido el presidente Recep Tayyip Erdogan, han dejado claro en los últimos dos meses que no hay nada definitivo. Turquía aún no ha ratificado el ingreso de Suecia y Finlandia a la OTAN, avalado ya por dos tercios de los Estados miembro.

El ministro de Relaciones Exteriores turco pidió hoy a Finlandia y Suecia tomar “medidas concretas” en relación con los compromisos que deben cumplir antes de su ingreso a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

“Aún no han cumplido los compromisos asumidos en los documentos (para ingresar a la OTAN)” , dijo el canciller Mevlut Cavusoglu en la conferencia anual de embajadores realizada en la capital, Ankara, para discutir la política exterior turca.

Recordemos que Finlandia y Suecia decidieron unirse a la OTAN después del comienzo del conflicto Rusia-Ucrania a fines de febrero.

Sin embargo, su intento de ingreso fue inicialmente bloqueado por Turquía, que acusó a los dos países de apoyar a organizaciones terroristas contrarias a Turquía, luego de que rechazaron las solicitudes de extradición presentadas por Ankara relacionadas con sospechosos afiliados al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y al movimiento de Gulen.

El 28 de junio, los tres países firmaron un memorándum de entendimiento que abordó las preocupaciones de Turquía durante la cumbre de la OTAN en Madrid, cuando Finlandia y Suecia prometieron apoyar el combate de Turquía al terrorismo y acordaron abordar “sin demora y a fondo sus solicitudes de deportación o extradición pendientes relacionadas con presuntos terroristas”.

Los Estados miembros de la OTAN, incluyendo a Turquía, firmaron a inicios de julio los protocolos de ingreso de Suecia y Finlandia, lo que dio inicio al procedimiento para admitir a los dos países en la alianza militar.

El siguiente paso es que los Parlamentos de todos los miembros de la OTAN ratifiquen el ingreso de ambos a la alianza.

El mes pasado, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo que Turquía suspendería el proceso de ingreso de Finlandia y Suecia a la OTAN si incumplían sus promesas de combate al terrorismo.

Y es que el PKK, clasificado como organización terrorista por Turquía, Estados Unidos y la Unión Europea, se ha estado rebelando contra el gobierno turco durante más de tres décadas. El movimiento de Gulen recibe ese nombre por su líder, el clérigo musulmán Fethullah Gulen radicado en Estados Unidos, considerado por sus seguidores como un líder espiritual. El gobierno turco acusa al movimiento de orquestar el intento golpista de 2016 que dejó al menos 250 muertos.