Tag

Presidencia

Browsing

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró esta mañana que «no confía» en los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), quienes apenas el pasado 2 de enero eligieron como su primera mujer presidenta a Norma Piña.

“No (confío), quizás en alguno, uno, dos o tres. La mayoría vienen del antiguo régimen y no se atreven a llevar a cabo una reforma de fondo del Poder Judicial», dijo el mandatario en su conferencia matutina.

El mandatario hizo estas declaraciones al ser cuestionado sobre si confía o no en la Corte después de que el Instituto Nacional Electoral (INE) anunciara que impugnará el llamado ‘Plan B’ de la reforma electoral que impulsó su gobierno, al señalar que «dinamita» la democracia y afectará la organización de las elecciones.

El presidente López Obrador insistió, como lo ha venido haciendo, que la Corte «tiene que limpiar de corrupción el Poder Judicial».

«Ayer me hablaban de que la presidenta de la Suprema Corte hablaba de que había que reactivar todo el sistema anticorrupción, pues que empiece por el Poder Judicial, tiene bastante trabajo”, dijo en torno de burla y reclamo.

López Obrador recordó la «campaña» en contra de Yasmín Esquivel, ministra que él propuso en 2019 y que está acusada de haber plagiado su tesis de licenciatura, tema que se destapó en momentos en que buscaba ser presidenta de la Suprema Corte.

AMLO ha reconocido «diferencias» con la ministra Piña, a quien ha señalado de votar «en contra de las iniciativas» que ha impulsado su gobierno.

En este sentido, admitió que no se ha reunido con ella porque no hay «ninguna necesidad, no hay ningún acuerdo a tratar».

Esto llamó la atención pues eran conocidos sus encuentros con el expresidente de la SCJN, el ministro Arturo Zaldívar, cuyo mandato al frente de la Corte finalizó el 31 de diciembre, mismo que el presidente intento prolongar.

López Obrador ha criticado los votos de la Corte en contra de sus iniciativas, como la reforma eléctrica, y que los jueces liberen a delincuentes con el argumento del debido proceso.

«Hay comunicación (del gobierno con Piña) porque independientemente de las diferencias que podamos tener sobre esto de los jueces y este comportamiento, que vamos a seguir señalando, hay trabajo conjunto porque es del interés general, del interés del pueblo», remató AMLO.

El Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (INAI) ordenó este miércoles a la Presidencia de la República revelar el expediente que compartió la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Los comisionados del INAI determinaron que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) debe publicar los documentos que él dijo haber recibido en mayo de 2021, tras una reunión virtual con Harris, sobre los jóvenes desaparecidos en septiembre de 2014.

«En el INAI impulsamos siempre el principio a la máxima publicidad, ya que el acceso a la justicia, a la verdad y a la memoria histórica es parte de una verdadera reparación del daño”, argumentó la comisionada Norma Julieta del Río.

López Obrador pidió el expediente a Harris como parte de la investigación de la Comisión de la Verdad de se creó en su gobierno, y que en agosto pasado determinó que el caso de Ayotzinapa fue «un crimen de Estado» que involucró a autoridades de todos los niveles, incluyendo militares.

Dicho expediente, entregado por el gobierno de Estados Unidos, incluyen intervenciones telefónicas realizadas en ese país a Guerreros Unidos, que está relacionado con la desaparición de los 43 normalistas.

El INAI justificó su decisión porque el caso «es emblemático de la crisis en materia de violaciones graves a derechos humanos que ha sufrido» México.

“Quienes integramos este pleno hemos impulsado en todas y cada una de nuestras ponencias la apertura de toda la información relacionada con el caso Ayotzinapa”, añadió la comisionada Del Río.

La polémica sobre la desaparición de los 43 normalistas se reavivó el año pasado, en su octavo aniversario, por el reporte de la Comisión de la Verdad, que los da por muertos.

Pero, después, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) señaló inconsistencias en dicho reporte.

A esto se suma que el encargado de la Comisión de la Verdad, Alejandro Encinas, reconoció «que mucho de lo que se presentó como evidencia nueva y crucial no pudo verificarse como real», según indicó el diario estadounidense, The New York Times.

Recordemos que según la versión del gobierno de Enrique Peña Nieto, la llamada «verdad histórica», policías corruptos detuvieron a los 43 estudiantes y los entregaron al cártel Guerreros Unidos, que los asesinó e incineró en el basurero de Cocula y tiró los restos en el río San Juan.

La Administración de López Obrador ha desmentido esa «verdad», al coincidir con familiares y con el GIEI, que los cuerpos no pudieron ser quemados en ese lugar.

El coordinador del Grupo Parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados, Jorge Romero Herrera, aseguró que los señalamientos en contra de la coalición electoral y legislativa «Va por México», obedecen a la preocupación en Palacio Nacional de perder la Presidencia de la República en 2021.

El líder panista sostuvo que, al igual que en el 2021, cuando la ciudadanía se manifestó en contra de seguir padeciendo el mal gobierno de la 4T, los procesos electorales de 2023 y 2024 reflejarán el hartazgo de una sociedad cada vez más harta de la autocracia del Presidente.

“La sociedad fue muy clara el año pasado cuando se renovaron miles de alcaldías y la composición de la Cámara de Diputados. Exigió un alto a la destrucción del país y que en la oposición nos pusiéramos de acuerdo frente al mal gobierno morenista”, sostuvo Romero Herrera.

El líder parlamentario reiteró que, pese a tener posturas políticas distintas, el PAN, PRI y PRD tienen como fin último defender a México y a sus instituciones.

“Nuestras diferencias nos hacen más fuertes y demuestran con hechos, no con palabras, que nuestro principal objetivo es continuar con la defensa de nuestro país e instituciones que durante tanto tiempo nos ha costado construir. Esta pluralidad y fortaleza nos dará el triunfo en las próximas elecciones de 2023 y 2024”, expresó.

Insistió en que las «injurias y señalamientos» contra la coalición obedecen a la preocupación en Palacio Nacional de perder la Presidencia de la República y por no poder instaurar la dictadura morenista en el país.

“No nos cansaremos de afirmar que quienes realmente se frotan las manos porque esta coalición no se afiance, son los mismos que pretenden la destrucción de México, ante su temor y preocupación por perder la Presidencia de la República y no poder instaurar su dictadura, recurren a denostarnos e insultarnos”, acusó.

Romero Herrera afirmó que el PAN asumirá con responsabilidad el proceso de definición de las o los candidatos para la Jefatura de Gobierno y la Presidencia de la República en 2024, garantizando en todo momento un proceso democrático e incluyente.

Subrayó que es necesario corregir el rumbo en que el país se encuentra, buscando «gobiernos de hechos y no de palabras».

Ante la aparente ruptura que hay con el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), al saber que sus posibilidades para ser candidato a la presidencia de la República por Morena son pocas, el senador Ricardo Monreal aseguró que nunca ha sido ingrato.

«Quizá mi osadía sea haber dicho que quiero suceder al Presidente de la República, porque he luchado 42 años para estar en este lugar, y luché 26 años para que Morena, como movimiento social, ganara la Presidencia», dijo el legislador en un video publicado en redes sociales.

El zacatecano indicó que lo único que ha hecho es respetar los principios del movimiento, aunque también defendió que tiene «voz propia, opinión autónoma y criterio basado en la racionalidad».

«No soy coro de incondicionalidad, eso no debe de ser; ni tampoco partidario del pensamiento universal único, porque esa fue nuestra lucha y no le faltó el respeto a nadie por pensar de esa manera», argumentó Monreal.

Al señalar que está luchando, pidió a la militancia no hacer caso del «clima de hostilidad» en su contra. Reconoció que en política, uno de los pecados más graves es la ingratitud, algo que dijo no es.

«Yo no he sido otra cosa que  fundador, defensor y constructor de este movimiento que ahora ha ganado la Presidencia de la República, 22 estados, los Congresos locales y es una fuerza política poderosa».

Y es que a inicios de semana, en una de sus conferencias matutinas, el presidente López Obrador fue cuestionado sobre cómo darle continuidad al proyecto que encabeza después de que acabe su administración.

AMLO afirmó que de los que tienen posibilidades de ser candidatos de Morena en el 2024, las llamadas ‘corcholatas’, cualquiera garantiza la continuidad con cambio, lo cual aseguró que lo tiene muy contento. «No es la persona, no es el candidato, la candidata, es el proyecto», precisó el mandatario.

Fue en ese punto donde pareció lanzar un mensaje al senador, pues indicó que quien apuesta a la división, no tiene convicciones.

«Quien asumiera una postura de que ‘no salí, pero entonces utilizando cualquier argucia, cualquier pretexto, digo: no hay democracia en Morena, es lo mismo, yo no puedo soportar eso’, y se va, pues yo conociendo a la gente, yo creo que la gente le diría: ‘Que te vaya bien, sí, sigue tu camino’, porque la gente no está sólo por los candidatos, la gente está por el proyecto», sostuvo el presidente.

AMLO remató señalando que por es necesario tener reglas claras como en Morena, donde se sabe que es el pueblo el que decide. Insistió en que una vez que se haga la encuesta y salga el que esté mejor posicionado o posicionado, se debe apoyar al elegido.

«Y espero que los que no salgan actúen de manera responsable y digan: ‘Vamos adelante’. Y el que salga o la que salga que no sienta que no va a necesitar a nadie, porque de una vez también les digo, por experiencia: Se requiere del apoyo de muchos», remató.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo esta mañana que se explorarán «otras posibilidades» sobre dónde podría desempeñarse Gerardo Esquivel, esto al ser cuestionado sobre si lo ratificaría como subgobernador de Banxico, luego de que no prosperara su nominación para la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Y es que ayer, la junta de gobernadores del BID confirmó la elección del brasileño Ilan Goldfajn como presidente del organismo, después de que Mauricio Claver-Carone, el primer estadounidense en dirigirlo, fuera destituido por violaciones de ética.

«No sabemos, vamos a explorar otras posibilidades, las hay (…) en el propio gobierno o en representaciones en el extranjero», respondió López Obrador a la pregunta reiterada de si Esquivel volvería al Banco de México.

«Estamos viendo eso, lo vamos a postular para que nos siga ayudando, hay varias opciones, alternativas, seguramente el secretario de Hacienda va a hablar con él con ese propósito», añadió.

En ese sentido, respaldó las declaraciones de la Secretaría de Hacienda, quien lamentó la elección de Goldfajn como nuevo presidente del BID, denunciando que se mantiene una política «de más de lo mismo».

«Lamentamos que en las elecciones del BID continúe la política de más de lo mismo», sostuvó la dependencia en un comunicado.

Hacienda detalló que la propuesta de Brasil fue apoyada por Estados Unidos, mientras agradeció a dos países de Latinoamérica, sin detallar cuales, el apoyo al candidato de nuestro país.

El brasileño no solo compitió contra Esquivel, sino también con el candidato de Chile, Nicolás Eyzaguirre Guzmán, y de Trinidad y Tobago, Gerard Johnson. La candidata de Argentiva, Cecilia Todesca Bocco, se bajó de la contienda para apoyar la propuesta de Brasil.

Al respecto, Esquivel utilizó sus redes sociales para desear mucho éxito a Goldfajn, a quien dijo, conoce desde sus tiempos de estudiantes de posgrado en Cambridge.

«Sé que es una excelente persona, con un gran bagaje técnico y una amplia experiencia, lo que le permitirá tener un buen desempeño al frente de BID», indicó.

Agradeció al gobierno federal por haberlo honrado al proponerle como candidato a la Presidencia del BID. Reconoció el apoyo de los funcionarios de Hacienda, de la SRE y de distintas representaciones de México en Washington.

Durante los próximos cinco años, Goldfajn se desempeñará como el séptimo presidente del BID, detrás de Reina Irene Mejía Chacón (2022); Mauricio Claver-Carone (2020-2022); Luis Alberto Moreno (2005-2020); Enrique V. Iglesias (1988-2005); Antonio Ortiz Mena (1971-1988); y Felipe Herrera (1960-1971).

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) eligió como presidente al brasileño Ilan Goldfajn, quien ha señalado que su gestión se centrará en combatir la pobreza y la desigualdad, así como el cambio climático y la inversión en infraestructura física y digital.

«Por primera vez en la historia, el BID será presidido por un brasileño», elegido con el 80% de los votos, informó el ministerio de Economía de Brasil.

«Seré el presidente del BID en toda su diversidad, seré el presidente de los países de altos, medios y bajos ingresos», de los regionales y no regionales, del Sur, de Centroamérica, de Norteamérica y del Caribe, afirmó Goldfajn tras su elección.

El poder de voto de cada país varía en función del número de acciones. Los tres principales contribuyentes del BID son Estados Unidos (30% del capital), Brasil y Argentina (11.4% cada uno).

Para ser elegido necesitaba la mayoría absoluta de los votos de los 48 países miembros y el respaldo de al menos 15 de los 28 Estados americanos (26 de América Latina y el Caribe junto con Canadá y Estados Unidos).

Llamó la atención que Argentina retiró a su candidata Cecilia Todesca Bocco y apoyó al de Brasil.

«Acordamos y sumamos al consenso mayoritario y Argentina logra dos puestos claves, la vicepresidencia y la gerencia de infraestructura más el instituto de género», informaron fuentes oficiales argentinas a la agencia AFP.

De modo que solo quedaban, aparte del brasileño, el de México, Gerardo Esquivel, que obtuvo el 8.21% de los votos; el de Chile, Nicolás Eyzaguirre (9.93%); y el de Trinidad y Tobago, Gerard Johnson (1.61%)..

En un comunicado, el BID anunció la elección de Goldfajn durante una reunión extraordinaria de la asamblea de gobernadores en la sede del banco en Washington, con delegaciones que participaron en persona y de manera virtual.

«Como presidente, Goldfajn supervisará las operaciones y administración del banco, que trabaja con el sector público de América Latina y el Caribe», señala.

Además presidirá los directorios ejecutivos del BID y de BID Invest (que trabaja con el sector privado de la región) y liderará el comité de donantes de BID Lab, el laboratorio del Banco para proyectos de desarrollo innovadores, detalla.

El gobierno de Joe Biden felicitó al brasileño, con quien espera trabajar «para implementar el conjunto de reformas que los accionistas han establecido para impulsar el desarrollo sostenible, inclusivo y resiliente, crecimiento liderado por el sector privado, ambición climática y mejorar la eficacia institucional del BID», informó el Departamento del Tesoro en un comunicado.

Recordemos que Goldfajn sustituye en el cargo al estadounidense Mauricio Claver-Carone, destituido en septiembre por violar las normas favoreciendo a una empleada con la que mantenía una relación sentimental y cuyo mandato estuvo envuelto en polémica.

Goldfajn, de 56 años, quiere convertir al BID en la «institución multilateral más importante de la región» y considera esencial que el presidente sea «independiente, no partidario».

Aunque su nombre sonaba como favorito desde que se presentó al puesto, se desconocía si contaba con el visto bueno del presidente electo brasileño Luiz Inácio Lula da Silva ya que fue designado por el ultraderechista Jair Bolsonaro, quien perdió las elecciones.

Mientras en Morena hay 2 perfiles claros de quienes podrían abanderar la coalición a la presidencia de la República en 2024, la oposición enfrenta un problema al no tener definido quién podría ser su candidato o candidata, debido a las manos que se han alzado en todos los partidos.

De acuerdo a la más reciente encuesta de Enkoll, el diario EL PAÍS y W Radio, si las elecciones presidenciales fueran hoy, Morena estaría 35 puntos arriba de su más cercano competidor, el PAN, quien obtiene el 20% de las preferencias efectivas.

El PRI obtendría 13% y el PRD 4%. Aún sumando a los tres partidos, en un eventual frente opositor, PAN-PRI-PRD obtendrían 37% de las preferencias, contra el 55% que tiene Morena y que podría subir hasta 60% con lo que registra el PVEM y el PT.

El ejercicio considera a un total de 23 posibles candidatos, de los cuales 5 son de Morena y aliados (sumando a Ricardo Monreal, Adán Augusto López y Geraro Fernández Noroña). 4 más son de Movimiento Ciudadano, lo que deja 14 perfiles de la oposición, entre el PAN y el PRI principalmente. Sin embargo, hay otras figuras que también han manifestado su deseo de competir en 2024.

Considerando los 14 perfiles que mide la encuesta de Enkoll-ELPAÍS-W Radio, los más conocidos son Ricardo Anaya, Margarita Zavala, Beatríz Paredes, Santiago Creel y Alfredo del Mazo. Los cinco menos conocidos con Mauricio Vila, Maru Campos, Juan Carlos Romero Hicks y José Ángel Gurria (a quien se incluyó en la encuesta).

Más allá de si son conocidos o no, los mejor evaluados son Claudia Ruiz Massieu, Beatríz Paredes, Juan Carlos Romero Hicks, Mauricio Vila y Maru Campos. Los que peor saldo de opinión registran son Ricardo Anaya, Alfredo del Mazo, Miguel Ángel Osorio Chong y Lilly Tellez.

Al pasar a definir a los posibles abanderados por partidos, del PAN, Ricardo Anaya obtendría el 30% de las preferencias efectivas, seguido de Margarita Zavala con el 28%. Hay que considerar que ambos ya han contendido por la Presidencia de la República. Dos panistas más aparecen como punteros en la encuesta. Lilly Téllez con el 23% y Santiago Creel con el 19%.

Por el lado del PRI, también son cuatro los que más posibilidades de ser candidatos tendrían. Beatríz Paredes con el 38%, Enrique de la Madrid con el 28%, Claudia Ruiz Massieu con el 24% y Alejandro Murat con el 10% de las preferencias efectivas.

Movimiento Ciudadano, quien ha reiterado que no buscaría sumarse a la coalición opositora, tendría a Luis Donaldo Colosio Riojas como el mejor posicionado con un 58% de las preferencias, aunque el político ya ha dejado en claro que no pretende ser candidato presidencial. A lo lejos, le seguiría Samuel García con el 16%, Enrique Alfaro con el 14% y Dante Delgado con el 11%.

Sin embargo, Morena ganaría a cualquier candidato con el que se enfrente. Estos son los careos que la encuesta realizó:

CAREO 1                                                                            CAREO 2

Claudia Sheinbaum (Morena) – 55%                                      Marcelo Ebrard (Morena) – 45%

Luis Donaldo Colosio (MC) – 25%                                           Luis Donaldo Colosio (MC) – 32%

Ricardo Anaya (PAN-PRI-PRD) – 20%                                      Ricardo Anaya (PAN-PRI-PRD) – 22%

CAREO 3                                                                            CAREO 4

Claudia Sheinbaum (Morena) – 54%                           Marcelo Ebrard (Morena) – 48%

Luis Donaldo Colosio (MC) – 29%                                Luis Donaldo Colosio (MC) – 33%

Lilly Téllez (PAN-PRI-PRD) – 17%                                   Lilly Téllez (PAN-PRI-PRD) – 19%

Ivanka Trump, hija y exasesora del expresidente estadounidense Donald Trump, descartó involucrase de nuevo en la política, esto en el marco del anuncio que hiciera su padre la noche de ayer, donde confirmó su campaña para buscar la nominación presidencial republicana en 2024.

«Quiero mucho a mi padre, pero esta vez elijo priorizar a mis hijos pequeños y la vida privada que estamos creando como familia. No planeo involucrarme en política», dijo Ivanka en entrevista con Fox News.

Sin embargo, la segunda hija mayor de Trump ha insistido en que siempre estará del lado de su padre, aunque ahora le defenderá desde «fuera de la escena política». «Siempre amaré y apoyaré a mi padre».

Durante su periodo como asesora presidencial, Ivanka se centró en «la educación y el empoderamiento económicos de las mujeres y sus familias, así como la creación de empleo y el crecimiento económico a través de desarrollo de la fuerza laboral, la capacitación y el emprendimiento», según informó en su momento La Casa Blanca.

Al igual que Ivanka, su esposo, Jared Kushner, fue asesor de La Casa Blanca durante la Presidencia de Trump, aunque aún no se sabe si Kushner se volverá a sumar a la carrera presidencial.

Según los medios, Ivanka no asistió al acto en la mansión Mar-a-Lago en el que Trump anunció anunció anoche su tercera candidatura a la nominación presidencial.

Ivanka tuvo que declarar como testigo ante el comité del Congreso que investiga el asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021 por partidarios del entonces presidente republicano que intentaron impedir que se certificara la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones de 2020.

Está además investigada por la Justicia, al igual que sus hermanos Eric y Donald Jr., en un caso por presuntas irregularidades financieras en el grupo empresarial familiar.

En su momento, mucho se habló que Trump veía a Ivanka como su sucesora, pues tomó mucha notoriedad durante la administración del republicano.

Además de Ivanka, quien no respaldará a Trump será el fundador del grupo Blackstone, Stephen Schwarzman, quien fue uno de los mayores contribuyentes de Wall Street a la campaña de reelección del 2020.

Schwarzman dijo que no respaldará al exmandatario en 2024, según reportes  del portal Axios. El presidente y director ejecutivo del grupo de capital privado, dijo que era hora de un nuevo liderazgo del partido y que respaldaría a un republicano diferente en la contienda presidencial.

«Es hora de que el Partido Republicano recurra a una nueva generación de líderes y tengo la intención de apoyar a uno de ellos en las primarias presidenciales», dijo.

Schwarzman fue uno de los principales donantes antes de las elecciones legislativas de mitad de término de la semana pasada y desembolsó 35.5 millones de dólares para apoyar a los republicanos.

«A Estados Unidos le va mejor cuando sus líderes están arraigados en el hoy y el mañana, no en el hoy y el ayer», escribió Schwarzman, según Axios.

Donald Trump dio el banderazo la noche de ayer, a su tercera carrera presidencial, esto al anunciar su nueva campaña por la nominación republicana rumbo al 2024, prometiendo ser «implacable» y evitar que los demócratas se mantengan en La Casa Blanca.

Estados Unidos está «de regreso» ahora mismo, dijo el expresidente a cientos de simpatizantes que se dieron cita en en un salón de su residencia de Mar-a-Lago en Florida.

«Para hacer que Estados Unidos vuelva a ser grande y glorioso anuncio esta noche mi candidatura a la presidencia de Estados Unidos», dijo Trump, minutos después de entregar el documento oficial ante la autoridad electoral estadounidense.

El anuncio del magnate, que muchos considerada muy temprana, es visto como un intento de adelantarse a otros republicanos y con eso atraer simpatías, reflectores y donantes a su movimiento, además de que busca, apunta expertos, evitar posibles cargos penales por investigaciones de las que es objeto.

En su mensaje de poco más de una hora, Trump defendió sus logros como el presidente de Estados Unidos, incluso exagerando algunas de sus acciones. Además, se lanzó frontalmente contra el actual presidente, Joe Biden, contra quien perdió la elección del 2020.

«Tenemos un presidente que se queda dormido en las conferencias globales, que es considerado irrespetuoso por el Parlamento Británico (…) nos tiene al borde de una guerra nuclear, algo inimaginable hace algunos años», dijo el republicano.

«Bajo nuestro liderazgo, éramos una nación grande y gloriosa. Pero ahora somos una nación en declive», dijo. «Esta no es solo una campaña, es una cruzada para salvar a nuestro país», añadió.

Acusó que en dos años, la administración de Joe Biden ha destruido la economía estadounidense, poniendo como ejemplo la inflación y los altos costos de los energéticos. «Con una victoria volveremos a construir la mejor economía de la historia», prometió.

Pese a asegurar que él cumplió todas las promesas que hizo en campaña, y que dejó un país líder, «en la cima», Trump lanza ahora su candidatura con varios frentes abiertos. Uno de ellos las investigaciones de las que es objeto.

Le investigan por presuntos fraudes en sus negocios, por su papel en el ataque el año pasado al Capitolio, por ocultar documentos clasificados en Mar-a-Lago, entre otros casos.

Además, a una semana de las elecciones de medio término, son muchas las voces dentro del Partido Republicano que lo señalan que que no se concretara la ‘ola roja’ que preveían. Es, aseguran, la razón del fracaso de ciertos candidatos con lo que Trump hizo campaña.

Tiene varios rivales que verían afectadas las aspiraciones políticas y que podrían cerrarle el paso en las primarias de 2024, principalmente el gobernador de Florida, Ron DeSantis, quien obtuvo una contundente victoria en la reelección el pasado 8 de noviembre.

Otra cosa que le juega en contra, es que el poderoso imperio mediático de Rupert Murdoch, antiguo aliado, parece haberle dado la espalda al etiquetarlo de «perdedor» después de las elecciones de medio término.

También sigue teniendo prohibido el acceso a Facebook y Twitter, que fueron fundamentales en su impresionante ascenso político y en captar votos en 2016.

Ahora, Donald Trump forma parte de un reducido grupo de seis expresidentes de Estados Unidos que tras tener que dejar La Casa Blanca intenta nuevamente volver a ella, y en caso de lograrlo hará historia y será el segundo que lo conseguirá desde Stephen Grover Cleveland a finales del siglo XIX.

La economista y funcionaria Cecilia Todesca fue nominada por el gobierno argentino como candidata a la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), un puesto que disputará con postulantes Brasil, Chile y México, pese a la relación cercana que hay entre ambos gobiernos.

Todesca, de 51 años y actual Secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, es la nominada de Argentina a la presidencia del mayor prestamista de la región, tras la destitución de Mauricio Claver-Carone luego de una investigación por una relación íntima con una subordinada.

La decisión del anuncio se hizo en París, donde la funcionaria forma parte de la comitiva que acompaña al presidente Alberto Fernández en una gira oficial a Francia para buscar posibilidades de inversión y exportaciones.

Ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmó que México propuso a Gerardo Esquivel, actual subgobernador del Banco de México (Banxico), como candidato para presidir el Banco Interamericano de Desarrollo.

«Estamos proponiendo a Gerardo Esquivel porque es un buen economista, doctor en economía, graduado en Harvard, subgobernador del Banco de México, una gente honesta», dijo el mandatario.

La candidatura de Esquivel se anunció después de que Alicia Bárcena, exsecretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), retirara sus postulación por temas personales.

López Obrador confió en la nominación, al argumentar que México «tiene una de las mejores economías de América, con más estabilidad, con más potencial de crecimiento, con más cercanía con Canadá y con Estados Unidos, y también con muy buenas relaciones con los países de América Latina y el Caribe».

«Tenemos posibilidad de que esa candidatura prospere y triunfe Gerardo. Nosotros lo apoyamos, el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, es el encargado de ayudar en la promoción de esta candidatura», sostuvo.

Así, Esquivel afrontará ahora a Cecilia Todesca de Argetina, al brasileño Ilan Goldfajn, actual director del departamento del hemisferio occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), y al chileno Nicolás Eyzaguirre, exfuncionario del FMI.

Recordemos que para la elección a la presidencia del BID, el candidato debe obtener una mayoría del poder de voto de los países miembros, que varía según la cantidad de acciones que posee cada integrante del capital ordinario del banco.

El Banco tiene 26 países miembros prestatarios en América Latina y el Caribe, además de Canadá y Estados Unidos.

Estados Unidos tiene la mayor capacidad de voto, un 30%, seguido de Argentina y Brasil con un 11.3%, respectivamente, y México, con el 7.2%. Ante este panorama, se anticipaba que Argentina apoyara la nominación de México. Sin embargo, con una propuesta propia, queda en duda la viabilidad de la nominación de Esquivel.

El exgobernador de Hidalgo, Omar Fayad, quien fue acusado por la actual dirigencia del PRI de operar para entregar la gubernatura a Morena en el pasado proceso electoral, confirmó que sí buscará la dirigencia nacional del tricolor, así como la candidatura presidencial en 2024.

«Me voy a meter con todo, debido a que voy a ser el próximo dirigente del PRI y también he de anotarme como aspirante a la Presidencia de México», dijo en entrevista con Azucena Uresti en Radio Fórmula.

Fayad Meneses aseguró que a pesar de ser de corrientes políticas distintas, la relación que tuvo con el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue muy buena, pues hubo buena comunicación y una excelente coordinación.

«Construí una relación muy afectuosa, muy respetuosa, muy institucional con el señor Presidente y me da mucho gusto porque le tengo aprecio y afecto», señaló.

Fayad Meneses negó que el gobierno «premie» a priistas con alguna embajada o posición dentro de la administración federal, y en su caso, dijo que siempre, y sobre todo en su gestión como gobernador, ha sido leal y honesto con la ciudadanía y con el partido.

Omar Fayad ya había adelantado semanas atrás, cuando se registró en las planillas de aspirantes a las candidaturas a consejeros nacionales para el periodo 2022-2025, que sí tenía la intención de buscar la dirigencia del partido y en su momento, la candidatura presidencial.

«No me voy a descartar para el cargo de dirigente nacional del PRI y tampoco me voy a descartar para competir por la candidatura presidencial del PRI para el próximo proceso electoral federal», declaró en su momento Omar Fayad.

Recordemos que en las filas del PRI diversas figuras como Beatriz Rangel, Ildefonso Guajardo, Claudia Ruiz Massieu, Enrique de la Madrid, entre otros, han alzado la mano para abanderar al partido en la elección del 2024, aunque todos han insistido en que el partido debe llegar en alianza con el resto de la oposición.

El todavía vicepresidente de Jair Bolsonaro, Hamilton Mourao, aseguró este miércoles que si bien no comparte los señalamientos de quienes afirman que hubo fraude en las elecciones, sí considera que «uno de los jugadores», en clara alusión a Luiz Inácio Lula da Silva, no debió de haber participado.

«Nosotros estuvimos de acuerdo en participar en un juego con otro jugador que no debería de haber jugado. Si estuvimos de acuerdo no hay nada que reclamar. A partir de ahí no tiene sentido llorar más, perdimos el juego», dijo Mourao en una entrevista para el diario ‘O Globo’.

Mourao, quien fue elegido senador en este proceso electoral, se refirió a las protestas y bloqueos que desde el domingo pasado afectan las principales carreteras del país. Dijo que las protestas tendrían que haberse producido cuando «el jugador que no debería haber jugado» fue autorizado.

«Ahí deberían haber salido a las calles, pero no lo hicieron. Hay 58 millones de inconformes, pero aceptaron participar en el juego, así que tienen que calmarse», pidió.

Los aliados y los electores de Bolsonaro, que han salido a protestar por los resultados de las elecciones e incluso piden una intervención militar, sostienen que Lula da Silva no debería haber participado en las elecciones debido a unas sentencias por corrupción que después se declararon improcedentes.

El Tribunal Supremo de Brasil decidió ponerle en libertad y anular sus condenas en marzo de 2021, recuperando así sus derechos políticos, después de que considerara que el tribunal que le juzgó carecía de competencias y posteriormente evidenciar que existió parcialidad durante un proceso en el que el juez Sergio Moro, posterior ministro de Justicia de Bolsonaro, ejerció como una suerte de fiscal.

Mourao ha hecho balance de estos tres años como vicepresidente de Brasil, un cargo, ha dicho, que le ha ocasionado cierta «frustración» debido a las pocas competencias de las que dispone, a diferencia de otros regímenes presidencialistas.

«Lo que he aprendido es que hay que saber cuál es el papel del vicepresidente. La Constitución dice que el Ejecutivo es ejercido por el presidente y sus ministros, el vicepresidente es solo un apéndice», lamentó Mourao, quien durante estos años ha protagonizado varias disputas con Bolsonaro.

Sin embargo, ha negado discusiones con el mandatario tal y como se ha acusado en redes y medios. «Nunca me estresé con él, ni me quitó el sueño. Tomo whisky todos los días antes de dormir, así que no pierdo el sueño», relató en la entrevista con el diario.

En lo que respecta al tiempo que ha tardado Bolsonaro en salir a dar la cara tras su derrota, Mourao ha defendido que «cada uno actúa a su manera» y que si se demoró casi dos días es porque buscaba la mejor manera de actuar «sin incurrir en ofensas ni ilegalidades».

Camioneros que apoyan al presidente brasileño Jair Bolsonaro bloquean cientos de carreteras en Brasil en protesta por los resultados de las elecciones del pasado domingo, en las que el mandatario fue derrotado por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Desde la victoria de Lula el domingo por la noche, muchos camioneros han afectado el tráfico en zonas de todo el país, alegando que no reconocerán la derrota de Bolsonaro.

Los bloqueos se producen ya que el mandatario no ha hablado públicamente desde que se difundieron los resultados oficiales hace más de 36 horas.

La carretera hacia y desde el aeropuerto internacional de Sao Paulo, el estado más poblado y con la economía más grande de Brasil, fue bloqueada y se cancelaron decenas de vuelos. Las redes sociales difundieron videos que mostraban a los viajeros caminando con sus maletas por la noche a lo largo de la carretera hacia el aeropuerto.

En 2018, una huelga de camioneros de 11 días paralizó Brasil, provocó un aumento en los precios de los alimentos y dejó los estantes de los supermercados sin productos mientras las gasolineras se quedaron sin combustible. La protesta causó pérdidas multimillonarias y reveló el gran poder que poseen los conductores de camiones, particularmente cuando se organizan a través de las redes sociales.

Bolsonaro, legislador en ese momento y meses antes de ganar las elecciones presidenciales de ese año, era un partidario abierto de los camioneros, que se convirtieron en su base electoral. Este año, su gobierno limitó los impuestos interestatales al combustible a fin de ayudar a bajar los precios y lanzó un programa de ayuda financiera para los camioneros justo antes de la campaña electoral presidencial.

La mayoría de los jueces del Supremo Tribunal Federal votó este martes para ordenar a la policía federal de caminos que despeje de inmediato las carreteras bloqueadas.

Hasta las 8 de la mañana de hoy, la policía de caminos había retirado casi 200 bloqueos, según el Ministerio de Justicia.  Los fiscales federales en los estados de Sao Paulo y Goiás dijeron que habían abierto investigaciones sobre los bloqueos.

Bolsonaro perdió la contienda por un margen muy estrecho, al obtener el 49.1% de los votos frente al 50.9% de Lula, por lo que es considerada la elección presidencial más reñida desde el regreso de Brasil a la democracia hace más de tres décadas.

Al igual que el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, Bolsonaro cuestionó repetidamente la confiabilidad del sistema electoral del país, alegando que las máquinas de votación electrónica son propensas al fraude. Nunca aportó ninguna prueba, ni siquiera cuando se lo ordenó el tribunal electoral. El presidente de extrema derecha admira abiertamente a Trump.

Se espera que sea este martes cuando Bolsonaro emita su primera declaración sobre la contienda electoral y su futuro político. El ministro de comunicaciones adelantó ayer que hoy habría un posicionamiento oficial.

Tal como se anticipada y vaticinaban las encuestas, Luiz Inácio Lula da Silva se impuso por un escaso margen al presidente Jair Bolsonaro en la segunda vuelta de la elección presidencial de Brasil, con lo que marca el regreso de la izquiersa al país.

Bolsonaro se convirtió en el primer presidente en ejercicio que pierde una elección, mientras Lula ha prometido revocar su legado, incluidas las políticas a favor de las armas y la débil protección de la selva amazónica.

Lula, que presentó la contienda como una batalla por la democracia después de que su rival hizo afirmaciones infundadas de que el sistema electoral se prestaba al fraude, dijo que las elecciones eran una señal de que los brasileños «quieren más y no menos democracia», en un discurso de victoria en el que celebró lo que llamó su «resurrección».

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) declaró a Lula como próximo presidente, con el 50.9% de los votos frente al 49.1% de Bolsonaro.

La toma de posesión de Lula está prevista para el 1 de enero, mientras ha prometido que en esta periodo de transición, unirá a un país profundamente dividido.

El resultado en la nación más grande de América Latina significa que la izquierda gobernará todas las economías importantes de la región después de una serie de éxitos electorales desde México hasta Argentina en los últimos años.

Recordemos que Lula formó parte de la llamada ‘marea rosa’, con la que llegaron al poder líderes como Evo Morales en Bolivia, Michelle Bachelet en Chile, Rafael Correa en Ecuador y Hugo Chávez en Venezuela.
Luego llegó la crisis financiera mundial que azotó a América Latina, región dependiente de las exportaciones, lo que desencadenó en un cambio reactivo hacia la derecha.
Pero esos gobiernos no afrontaron eficientemente la situación, agravada por una pandemia que puso de manifiesto la desigualdad en el acceso a la salud y la educación.

Pese a que el presidente Bolsonaro se ha mantenido en completo silencio, las felicitaciones a Lula llegaron de diversos líderes extranjeros, como el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, su par de Rusia, Vladimir Putin, el canciller alemán, Olaf Scholz, y el presidente francés, Emmanuel Macron.

De la región, los presidentes Andrés Manuel López Obrador (México), Nicolás Maduro (Venezuela), Alberto Fernández (Argentina), Miguel Díaz-Canel (Cuba), Gabriel Boric (Chile), Xiomara Castro (Honduras), Mario Abdo (Paraguay), Luis Abinader (República Dominicana), Alejandro Giammattei (Guatemala), Luis Lacalle Pou (Uruguay), Pedro Castillo (Perú), Guillermo Lasso (Ecuador), entre otros, se sumaron a las felicitaciones.

Analistas anticipan que los mercados financieros podrían vivir una semana volátil, con los inversores calibrando las especulaciones sobre la conformación del  gabinete de Lula y el riesgo de que Bolsonaro no reconozca los resultados e incluso los impugne.

Los observadores electorales internacionales dijeron que las elecciones del domingo se llevaron a cabo de forma eficiente. Una delegación de México, encabezada por el INE, acompañó la contienda.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), aseguró esta mañana que el Ejército no tiene aspiraciones de poder, luego de que el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, afirmara que los miembros de las Fuerzas Armadas tienen derecho a buscar puestos políticos.

«Nuestro Ejército no tiene esas aspiraciones de poder, nuestro Ejército no pertenece a la oligarquía, no se deja dominar por los grupos de poder económico o poder político, no es como otros Ejércitos, con todo respeto», apuntó el mandatario al ser cuestionado sobre el tema en su conferencia matutina.

La consulta a AMLO se dio luego de que el secretario de Gobernación afirmara el fin de semana pasado que los miembros de las Fuerzas Armadas tienen derecho a aspirar a puestos políticos, incluso a la presidencia del país en 2024.

«Desde luego que un militar puede participar en tareas políticas y puede tener aspiraciones políticas y puede incluso ser presidente», dijo el funcionario durante un evento en Hidalgo el pasado 22 de octubre.

Sin embargo, López Obrador descartó esa posibilidad. «No, no están pensando en eso los militares, están pensando en seguir sirviendo al pueblo y con un añadido: con respeto profundo a los derechos humanos, que eso es muy importante», afirmó.

López Obrador defendió su concepción de que el Ejército es “pueblo uniformado”, una planteamiento que ha venido haciendo en los últimos meses, mientras asigna  más tareas y con ello más poder a las Fuerzas Armadas.

«Se están consolidando por su mayor vinculación al pueblo, a su origen, porque el Ejército mexicano es parte del México profundo y ¿por qué se están vinculando más? Porque de las 5 misiones del Ejército hay una que prácticamente no se realizaba que era la de contribuir al desarrollo del país», sostuvo.

El mandatario destacó que las Fuerzas Armadas trabajan en la defensa nacional, la procuración de la paz interior y el apoyo a la población, como el Plan DN-III enfocado a desastres naturales y la pandemia por COVID-19.

«Imaginen lo que nos han ayudado los médicos militares, enfermeras en la pandemia, bueno, la Fuerza Aérea, cómo distribuimos las vacunas por todo el país, 250 millones de dosis por todo el país para vacunar a nuestro pueblo», añadió.

Además, resaltó que esta ayuda al pueblo se ha dado con «respeto profundo» a los derechos humanos y aseguró que son sus adversarios los que no quieren que el Ejército ayude en tareas de seguridad.

“Cuánta hipocresía de los legisladores del conservadurismo que no quieren que el Ejército nos ayude en tareas de seguridad cuando ellos usaron al Ejército para reprimir al pueblo, para cometer masacres”, criticó.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reiteró esta mañana su felicitación a Luis Inácio Lula Da Silva por su triunfo en la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil que se llevaron a cabo ayer domingo.

“Felicitar a todos los brasileños, nuestros hermanos, porque fue una jornada democrática, ejemplar. Ya quedó atrás el tiempo aciago de los golpes de Estado, de tomar el poder por la fuerza, ya en Brasil y toda América es la vía democrática la que predomina”, expresó el mandatario.

López Obrador mencionó que Brasil fue un ejemplo de cómo se deben llevar a cabo las elecciones, sin que haya quejas o acusaciones de fraude como, dijo, ocurrió en México durante muchos años.-

“En ese sentido fue un ejemplo la elección en Brasil, en el terreno de lo democrático. Ustedes no escuchan ninguna queja, no se menciona la palabra fraude, se van dando los resultados apenas van cerrando las mesas todo es transparente”, destacó AMLO.

Lula da Silva, candidato del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), deberá enfrentar al actual presidente, el ultraderechista Jair Bolsonaro, en una segunda vuelta electoral el próximo 30 de octubre, al no alcanzar superar el 50% de los votos.

Y es que con el 99.99% de los votos contabilizados, Lula da Silva se impuso con el 48.43% (57.25 millones de votos) frente al 43.2% (51.07 millones de votos) de Bolsonaro.

“Felicité ayer a quien ganó la primera vuelta, Lula obtuvo alrededor del 48% de los votos, el presidente Bolsonaro el 43%”, recordó López Obrador.

Sus declaraciones llegan a pesar de que López Obrador ha señala que en distintas ocasiones que no le gusta opinar sobre asuntos internos de otros países. Sin embargo, desde la semana pasada ha dejado en claro «su sintonía» con Lula, por quien reafirmó su simpatía y a quien llamó una «bendición» y «alternativa» para Brasil.

Ayer, López Obrador, felicitó a Lula da Silva a través de sus redes sociales.

«Felicidades, hermano y compañero Lula. El pueblo de Brasil demostró una vez más su vocación democrática y, en especial, su inclinación por la igualdad y la justicia», escribió López Obrador en sus redes sociales.

Recordemos que el expresidente brasileño visitó México apenas en marzo pasado, cuando se reunió con López Obrador, quien en 2021 celebró la anulación de las penas de cárcel que pesaban contra él, tras haber recibido condenas que sumaban casi 26 años de cárcel por corrupción en 2017.