Tag

Presidencia

Browsing

La candidata presidencial de la coalición opositora, Xóchitl Gálvez, reiteró este viernes que ya está en empate técnico con Claudia Sheinbaum, esto a pesar de que la mayoría de las encuestas la pone a 20 puntos en promedio de su rival de Morena.

“Ya estamos en empate técnico, tenga la certeza, por eso la señora de las mentiras (Sheinbaum) está desesperada y hablando de fraude electoral, de cosas que no debe de hablar, porque le vamos a ganar, porque nos asiste la razón”, dijo Gálvez.

Las declaraciones llegan a dos días de que se celebre el tercer y último debate presidencial previo a la jornada electoral del 2 de junio.

Por otra parte, Gálvez ratificó que asistirá a la marcha del próximo domingo con la #MareaRosa, a la que organizaciones civiles convocaron en más de 90 ciudades mexicanas y del extranjero para “defender la democracia” y respaldar públicamente a Gálvez.

En la movilización, las 144 organizaciones que van a participar convocarán a la oposición a firmar el manifiesto ‘Por una nueva república’.

Además de la presencia de Xóchitl Gálvez, está confirmada la asistencia del candidato de la coalición opositora a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Santiago Taboada. Ambos serán dos de los cuatro oradores principales.

Esta será la cuarta manifestación de este tipo, después de la del 13 de noviembre de 2022 en defensa del Instituto Nacional Electoral (INE); la del 26 de febrero de 2023 con el lema ‘Mi voto no se toca’, y la más reciente del pasado 18 de febrero, cuando marcharon por la defensa del voto libre y la democracia.

“La marea rosa está con nosotros porque nosotros representamos sus causas (…) el domingo vamos a marchar con muchísima alegría en esta gran concentración en el Zócalo, es una concentración por la defensa de las libertades por la defensa de México como le he dicho: vida, verdad y libertad son los tres valores que estamos defendiendo y que nos van a llevar a tener un México próspero y en paz”, dijo Gálvez.

Pero, qué busca la sociedad civil en la concentración de este domingo? En Broojula, Ana Paula Ordorica platica con Fernando Belaunzarán, analista político­, y a Amado Avendaño, comunicador; integrantes del Frente Cívico Nacional, sobre el evento.

La candidata presidencial de la coalición Sigamos Haciendo Historia, Claudia Sheinbaum, anunció este miércoles que su cierre de campaña será el 29 de mayo en el Zócalo de la Ciudad de México.

“Faltan pocos días para nuestro cierre de campaña. De una vez les comunico: va a ser el último día, el 29 de mayo, en el Zócalo de la Ciudad de México”, señaló Sheinbaum en conferencia de prensa desde Nayarit.

Sin dar mayores detalles, la abanderada de Morena, PT, PVEM mencionó que terminará su campaña en el mismo lugar donde la inició el pasado 1 de marzo.

En aquel entonces, la candidata presidencial presentó su proyecto de nación ante miles de personas. Un plan conformado por 100 propuestas divididas en 14 ejes estratégicos basados, según ella, en los principios del ‘Humanismo Mexicano’, una filosofía del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Según cifras oficiales del Gobierno de la Ciudad de México, en su arranque de campaña Sheinbaum estuvo acompañada por unas 350,000 personas, aunque alrededor del evento hubo muchos señalamientos de acarreo.

La candidata optó por una plaza pública para su cierre de campaña, a diferencia de un lugar cerrado como lo hizo el presidente López Obrador en 2018, quien prefirió cerrar sus actividades proselitistas en el Estadio Azteca.

De acuerdo con el Instituto Nacional Electoral (INE), debe existir un periodo de veda de 72 horas antes de la elección para permitir que la ciudadanía reflexione su voto, por lo que el 29 de mayo será el último día en el que los candidatos puedan realizar actos de campaña.

Los candidatos de oposición, Xóchitl Gálvez del PAN, PRI, PRD; y Jorge Álvarez Máynez de Movimiento Ciudadano (MC), aún no han anunciado donde cerrarán campañas.

A 19 días de la jornada electoral del 2 de junio, y a cinco de que se lleva a cabo el tercer y último debate presidencial, Claudia Sheinbaum mantiene una holgada ventaja por más de 20 puntos sobre su más cercana rival, de acuerdo a la más reciente encuesta de Consulta Mitofsky para El Economista.

La abanderada de la coalición Sigamos Haciendo Historia registra un 56% de las preferencias efectivas; le sigue Xóchitl Gálvez  con el 32.2% de la intención del voto, y Jorge Álvarez Máynez  con 11.8%.

La morenista aventaja con casi 24 puntos a la candidata de la coalición Fuerza y Corazón por México, y por 44 puntos al emecista.

Pese a mantener la ventaja, la Encuesta mensual “Tendencias electorales Rumbo al 2 de junio 2024”, correspondiente a mayo, revela que tanto la morenista como la panista cayeron 2.8 y 1.7%, respectivamente, comparado con los resultados de abril. Álvarez Máynez en cambio presentó un crecimiento de 1.2 puntos.

El ejercicio revela que 89.2% de la población conoce a Claudia Sheinbaum; 85.5% a Xóchitl Gálvez y 72.3% a Álvarez Máynez.

En saldo de opinión (positivas vs negativas), la morenista obtiene la mejor evaluación con 37%, seguida del emecista con el 23.9%. La abanderada del PAN, PRI, PRD obtiene una cifra negativa, -12.1%.

Sheinbaum es percibida como la candidata con más experiencia, más inteligente y más cercana a la gente. Xóchitl Gálvez es percibida en cambio como la candidata a la que menos confianza le tienen los mexicanos.

La Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE) ordenó eliminar de sus plataformas las partes del segundo debate presidencial donde Xóchitl Gálvez, candidata de la coalición Fuerza y Corazón por México, llamó “narcocandidata” a Claudia Sheinbaum.

La comisión ordenó a la Secretaría Ejecutiva del INE suprimir las expresiones motivo de la denuncia alojadas en YouTube y en la página Central Electoral, del INE, así como de las versiones en lenguas náhuatl, maya, tsotsil y de Señas Mexicana.

Y es que Claudia Sheinbaum, candidata presidencial de la coalición Sigamos Haciendo Historia, denunció ante el INE a Gálvez “por calumnia, derivado de las expresiones emitidas por la denunciada durante el segundo debate presidencial”.

“La Comisión concluyó que es procedente la adopción de medidas cautelares, toda vez que, de un análisis preliminar al material, la frase ‘narcocandidata’, en principio, podría constituir la imputación de un hecho o delito falso con impacto en el actual proceso electoral y es susceptible de constituir calumnia en contra de la quejosa”, expuso la autoridad electoral.

El proyecto indicó que “existen elementos suficientes para considerar que las expresiones denunciadas son ilícitas concretamente al afirmar que Claudia Sheinbaum es narcocandidata, sin que se advierta de elementos mínimos de veracidad o base para realizar dicha aseveración”.

Recordemos que el pasado 28 de abril, en el segundo debate presidencial, Gálvez elevó sus ataques sobre Sheinbaum, quien lidera las encuestas, y la acusó de “mentirosa” y “narcocandidata”. Además, Gálvez afirmó que Morena “se ha convertido en un narcopartido”.

“El principal problema económico de los mexicanos es la extorsión y el cobro de piso. Los delincuentes ya tienen partido. Morena se ha convertido en un narcopartido”, dijo entonces la candidata de la coalición opositora.

Sheinbaum se defendió durante el encuentro al recordar que Gálvez representa a una coalición de partidos que gobernaron en el pasado bajo acusaciones de corrupción.

“El único narcogobierno que ha existido declarado es el de Felipe Calderón del PAN. A partir del 1 de diciembre de 2018 cambió el modelo económico en nuestro país. El viejo modelo, el neoliberalismo, que representa la candidata del PRIAN, significó privatizaciones con corrupción”, respondió la exjefa de Gobierno de la Ciudad de México.

La decisión de la Comisión del INE llega a unos días del tercer y último debate presidencial, que se realizará este domingo desde el centro cultural Tlatelolco, en punto de las 20 hr.

El candidato presidencial de Movimiento Ciudadano (MC), Jorge Álvarez Máynez, a quien la mayoría de las encuestas lo colocan en un lejano tercer lugar, reiteró que no declinará en favor de la candidata de la coalición Fuerza y Corazón por México, la también opositora Xóchitl Gálvez.

Al participar en el Foro Universitario de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Álvarez Máynez aseguró que no se bajará de la contienda electoral, al asegurar que está en segundo lugar de las preferencias electorales, a pesar de la campaña de desprestigio que afronta.

“Los mueve la desesperación, porque voy en segundo lugar en la contienda, pero México es mucho más grande que esos grupos de interés y no me bajaré ni uniré a nadie”, sostuvo el candidato de MC.

“Ese tema (la declinación) forma parte de una guerra sucia en mi contra porque los otros partidos políticos ya saben que estamos avanzando”, añadió.

A tres semanas de la elección, la candidata de Morena, PT, PVEM, Claudia Sheinbaum, lidera las encuestas y en promedio tiene una ventaja de 20 puntos por encima de la opositora Xóchitl Gálvez, y está muy por delante de Álvarez Máynez, tercero.

En su encuentro con estudiantes, Álvarez Máynez presentó diversos temas, entre ellos migración, política exterior, economía, seguridad, regulación de la mariguana y habló de una “revolución educativa”.

“Tendremos una ‘revolución educativa’, cuyo elemento central sería un México de igualdades que incluya a los pueblos originarios, que sea desde la primaria, secundaria, preparatoria y universidad”, indicó. Explicó que incluirá más becas para que los jóvenes “vayan a conciertos, espectáculos artísticos y compren libros”.

Con la UADY, ya son 40 universidades del país que Álvarez Máynez ha visitado durante su campaña y en los próximos días irá a la de Oaxaca: “el diálogo con los universitarios es la razón, el alma de la campaña, porque queremos cambiar la manera de llegar al poder”, señaló.

“A este país lo gobierna el dinero, el poder, pero con ustedes (los jóvenes) podremos hacer una política distinta”, sentenció.

Álvarez Máynez manifestó que el Gobierno de México debe tener una política exterior digna para volver a tener prestigio en el mundo.

“Hay que predicar con el ejemplo, porque ¿cómo vamos a plantear el tema de migración a Estados Unidos si convertimos en un muro la frontera sur?, tenemos que participar en foros multilaterales”, agregó.

En Estados Unidos, los votantes que detestan a ambos candidatos a la presidencia, a Joe Biden y a Donald Trump, les llaman los doble-odiantes. Estos doble-odiantes están creciendo entre el electorado estadounidense principalmente por la caída estrepitosa en la popularidad de Biden. Las mas recientes encuestas apuntan a que representan entre un 16 y un 20 por ciento del electorado. En ese sentido, la actual elección se parece más a la de 2016, cuando un 18 por ciento de los votantes odiaba tanto a Hillary Clinton como a Trump.

Trump sigue siendo hoy tan impopular como cuando terminó su mandato en el 2021. Pero Biden ha pasado de ser un presidente medianamente popular, a ser el más impopular, a pesar de que la economía está en un muy buen lugar y de que su oponente tiene abiertos expedientes legales en su contra que lo deberían tener en la lona.

Pero entre la guerra en Gaza, las preocupaciones con la inflación, el caos en la frontera con México y la evidente edad avanzada, Biden puede muy bien perder la elección de noviembre próximo. Sus posibilidades de ganar dependen en gran medida de qué hagan estos doble-odiantes, en especial los que están en estados como Michigan, Pensilvania y Wisconsin. Aunque también los de Arizona, Nevada y Georgia. Si estos ciudadanos salen a votar, aunque sea tapándose las narices, ¿a favor de quién se decantarán?

En el 2020, muchos republicanos decidieron votar por Biden ante el horror que les causaba Trump. En esa elección los doble-odiantes apenas eran el 3 por ciento del electorado ¿Ahora qué harán estos electores? Esa es la gran pregunta hacia noviembre en Estados Unidos.

En México también tenemos doble-odiantes. Son votantes que no están contentos con los partidos tradicionales y por ello, entre otras razones, no les gusta Xóchitl Gálvez. Entre las razones para cuestionar a Gálvez está la falta de experiencia. Pero tampoco aprueban cómo ha gobernado Morena y por ello no quieren que Claudia Sheinbaum, quien ha prometido ser el segundo piso de la autodenominada Cuarta Transformación, llegue a la presidencia.

¿Cuánto poder electoral tendrán en sus manos estos doble-odiantes? ¿Saldrán a votar? Si sí ¿por quién lo harán? ¿Quién será vista cómo la menos mala? ¿Qué papel jugará en este segmento Jorge Álvarez Maynez? Son preguntas cuya respuesta puede tener la clave de lo que ocurra en la elección de junio.

Apostilla: El cantante Frank Sinatra decía que no hay mejor venganza que ser exitoso. Andrés Manuel López Obrador no ha optado por ese camino. Ha preferido usar el poder aplastante del Estado, ahora en contra de una investigadora que le es incómoda, simplemente porque le ha puesto los puntos sobre la íes. Mi solidaridad con Ma Amparo Casar.

Columna completa en El Universal

La candidata presidencial de la coalición Fuerza y Corazón por México, Xóchitl Gálvez, aseguró este lunes que Morena, partido fundado por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), es el partido que representa a los criminales.

“Los delincuentes tienen partido y se llama Morena, un partido que venera a la Santa Muerte, un partido que decidió coludirse con los delincuentes en lugar de apoyar a los ciudadanos”, dijo Gálvez durante su visita por Guanajuato, estado con el mayor número de homicidios del país.

La abanderada de la coalición PAN, PRI y PRD encabezó un evento proselitista en el municipio de Celaya, donde hace poco más de un mes asesinaron a la candidata de Morena a la presidencia municipal, Gisela Gaytán.

Gálvez aseguró que ella, a diferencia de López Obrador, no dará pretextos para no dar resultados en materia de seguridad.

Además, sostuvo que los altos niveles de violencia en Celaya son originados por delitos del fuero federal: narcotráfico y robo de combustibles, mejor conocido como ‘huachicoleo’.

Xóchitl Gálvez aprovechó la visita para criticó la inacción del Gobierno federal ante la pandemia de COVIS-19.

Resaltó que, a nivel mundial, México fue el país con más médicos y enfermeros que murieron durante la contingencia sanitaria; aseguró que pudieron haberse evitado muchas de las muertes que provocó el coronavirus, con cerca de 335,000 reconocidas por el Gobierno.

También criticó a la candidata presidencial de la coalición Sigamos Haciendo Historia, Claudia Sheinbaum, por no apoyar a las madres que realizaron múltiples manifestaciones por la falta de medicamentos para sus hijos con cáncer y para exigir la búsqueda de sus familiares desaparecidos.

“Le dije que era una mujer fría y sin corazón porque vaya que hay que tener el corazón duro para no escuchar a las madres que claman por sus hijos desaparecidos, y por sus hijos enfermos con cáncer”, dijo.

Más tarde, en León, la aspirante presidencial afirmó que durante su eventual gobierno buscará aligerar la carga fiscal que hoy mantiene atrapadas a miles de micros, pequeñas y medianas empresas del país.

Ante empresarios, indicó que se enfocará en dar financiamiento barato a emprendedores y empresarios para que inviertan en innovación y tecnología que haga más eficientes sus negocios.

“Vamos a diseñar un esquema fiscal especial para las Mipymes, para que la carga fiscal y administrativa sea más ligera, es a lo que me refería, si queremos llegar a jornadas laborales menores, tenemos que platicarlo y tenemos que verlo cómo fiscalmente el gobierno ayuda y no solo pagas más salario mínimo, no sólo das las vacaciones y está bien, todos los hacemos felices, el problema es poner en riesgo las fuentes de empleo”, dijo la también senadora con licencia.

Reveló que entre sus planes se encuentra establecer un ombudsman, que defienda a los dueños de Mipymes y se comprometió a que todas las localidades de más de 100 habitantes tengan internet con satélites de banda baja para hacer realidad la banca digital.

México entró esta semana en la cuenta regresiva rumbo a las elecciones del próximo 2 de junio, donde la mayoría de las encuestas colocan a Claudia Sheinbaum como favorita, frente a la opositora Xóchitl Gálvez, y donde el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se ha empeñado en tener protagonismo.

De lo que hay pocas dudas es que México tendrá, por primera vez en su historia, a una mujer como presidenta.

“Nos viene el mes más complicado, más difícil. Ellos (el oficialismo) no van a querer soltar la plaza fácilmente y nosotros tenemos que redoblar el esfuerzo. Nosotros tenemos que luchar este mes”, aseguró Gálvez en un mitin político desde Hermosillo, Sonora.

En tanto, Claudia Sheinbaum ha declarado que ya prepara el evento de triunfo, pues confía en que los mexicanos la apoyarán en los comicios de junio próximo. Ha convocado a todos sus seguidores  festejar el 2 de junio en el Zócalo capitalino.

En el segundo debate presidencial del pasado fin de semana, los ataques entre las aspirantes se recrudecieron elevando ligeramente la temperatura de la campaña, marcada hasta ahora por una cierta apatía.

Gálvez acusó a Morena de haberse “convertido en un narcopartido” y de no controlar la ola de violencia que se vive en numerosas partes del país.

Sheinbaum replicó por su parte que la candidata de la oposición representa a una coalición de partidos que gobernaron en el pasado bajo acusaciones de corrupción, en referencia al PAN y al PRI.

Aunque la campaña oficialmente arrancó en marzo, la carrera presidencial tuvo su inicio en septiembre pasado con la selección de los candidatos. En Morena se vivió el corcholatour, en tanto el Frente Amplio por México tuvo un proceso parecido para definir a su coordinador, que finalmente resultó decantándose por la senadora del PAN.

Las encuestas, que apenas se han movido en los dos primeros meses de campaña, apuntan a una cómoda ventaja de Sheinbaum.

La líder de la coalición Sigamos Haciendo Historia mantiene el liderazgo en la contienda presidencial con el 58% de los apoyos; mientras que Gálvez, aspirante del bloque opositor registra un 35%, según la encuesta de encuestas que publica el portal Oraculus. Una diferencia de 23 puntos.

En un distante tercer lugar se ubica Jorge Álvarez Máynez, candidato de Movimiento Ciudadano (MC), que cuenta con un 8% de la intención de voto.

Pese a que en México está prohibida en la Constitución la reelección presidencial, la figura de López Obrador, líder de la autollamada ‘Cuarta Transformación’, se mantiene omnipresente con sus mañaneras, en las que suele marcar la agenda política y comentar sobre diversos temas, entre ellos la contienda.

En este contexto, la campaña de Sheinbaum se ha basado en apostar por la continuidad en las políticas de López Obrador, quien mantiene una alta popularidad en el país, con niveles de aprobación de en torno al 60%.

“Es lo que digo todos los días en los mítines. La política del ‘Humanismo Mexicano’, de la ‘Cuarta Transformación’, ha dado resultados, particularmente, en un nuevo modelo económico”, subrayó Sheinbaum en un reciente mitin en San Luis Potosí, en referencia a la filosofía política y al movimiento de López Obrador.

La Corte Suprema de Justicia de Panamá declaró constitucional este viernes, la candidatura presidencial de José Raúl Mulino, sustituto del inhabilitado exmandatario Ricardo Martinelli y favorito para las elecciones del próximo domingo.

La Corte “declara que no es inconstitucional” la decisión del Tribunal Electoral que aceptó la postulación de Mulino, dijo ante periodistas María Eugenia López, presidenta del órgano judicial, que sesionaba a puerta cerrada desde el martes.

“Lo que ha movido” a la Corte “en el momento histórico en el que nos encontramos es defender nuestra patria y la democracia, la institucionalidad, la paz social, el derecho a elegir y ser elegido y el pluralismo político”, explicó la magistrada.

Mulino, abogado de 64 años, sustituyó a Martinelli como candidato del partido Realizando Metas (RM), luego de que éste fuera inhabilitado tras confirmarse su condena de casi 11 años de cárcel por lavado de dinero, y se asilara en la embajada de Nicaragua.

Por ello que se habla de que Mulino es el candidato ‘delfín’ de Martinelli.

Un grupo de abogados presentaron una demanda de inconstitucionalidad contra el Tribunal Electoral, argumentando que Mulino no pasó por elecciones primarias ni tiene candidato a vicepresidente, como indican la ley.

La decisión de la justicia en torno a la candidatura del puntero en las encuestas mantuvo en vilo al país esta semana en la recta final de las campañas, que finalizaron esta media noche, para a partir del primer minuto de hoy entrar al periodo de reflexión, o lo que en México conocemos como veda electoral

A los comicios del próximo domingo están llamados a votar tres de los 4.4 millones de panameños, en un proceso que no contempla segunda vuelta.

Mulino, exministro de Seguridad del gobierno de Martinelli entre 2009 y 2014, tiene un 37.6% de la intención de voto, según la última encuesta de la firma Mercadeo Planificado publicada ayer por el diario La Prensa.

Le siguen, con 16.4%, el expresidente socialdemócrata Martín Torrijos, hijo del líder Omar Torrijos, que negoció con Estados Unidos la entrega del canal de Panamá; y los abogados de centroderecha Rómulo Roux, con un 14.9%, y Ricardo Lombana, con un 12.7%.

Mulino heredó los apoyos del popular Martinelli, cuyos partidarios afirman que durante su gobierno se vivió una bonanza de la economía, impulsada por la ampliación del canal de Panamá y la construcción del primer metro en Centroamérica.

Pese a estar asilado, Martinelli hizo proselitismo electoral por Mulino. Y no sirvió de nada la protesta del gobierno panameño ante Nicaragua. El pasado domingo participó, a través de un video, en el cierre de campaña.

“Martinelli es Mulino y Mulino es Martinelli”, es el lema que utilizó la campaña del partido RM.

Mulino ha evitado decir lo que hará con el exgobernante, pero tendría la facultad de emitir un salvoconducto para que salga de la legación nicaragüense.

Según una encuesta de la firma Doxa, 65% de los panameños cree que de ganar Mulino será el expresidente quien gobierne en la sombra.

Mulino estuvo en prisión preventiva entre 2015 y 2016, por corrupción, pero fue liberado por errores procesales. Él asegura que en ese lapso fue un “preso político”.

Ha sido ministro de Justicia, y fue canciller durante el primer gobierno panameño tras la caída del exdictador Manuel Antonio Noriega en 1989.

Para Broojula con Ana Paula Ordorica, José Ignacio Piña, exembajador de México en Panamá y miembro de la Unidad de Estudio y Reflexión para América Latina y el Caribe del COMEXI, habla sobre la elección panameña. 

Claudia Sheinbaum ¿es o se hace la versión 2.0 de Andrés Manuel López Obrador? Esa es la gran pregunta que genera quien encabeza en este momento las preferencias electorales para convertirse en la próxima presidenta de México cuando ya solo falta un mes para que se lleven a cabo.

En la pregunta queda patente el enigma que representa quien ha estado en campaña extraoficialmente desde hace más de dos años, cuando el presidente comenzó a hablar de sus corcholatas y todos sabíamos que Claudia era la favorita de AMLO.

Y no hay claridad sobre quién es Claudia y qué es lo que quiere hacer realmente de llegar a la presidencia porque hasta ahora hemos visto tres diferentes versiones de ella misma.

La primera versión de Claudia Sheinbaum ha sido la leal escudera de Andrés Manuel López Obrador. La que ha puesto su cercanía y lealtad al hoy presidente por encima de cualquier cosa, incluso de su familia. La que ha enterrado su lado científico para darle prioridad a la ideóloga. Muestra de ello es su respaldo al Tren Maya que ha significado una devastación de la naturaleza y no rendirá beneficios económicos. La que recibió un bastón de mando que es simplemente un bastón, porque no es ella la que está realmente al mando. Basta ver las reformas que envió el presidente para que apruebe un Congreso que solamente coincidirá con López Obrador un mes para darnos cuenta de que él tiene una agenda que va más allá de su sexenio.

La segunda versión de Claudia ha sido la que de pronto levanta la mano para hacer las cosas como ella quiere, aun si esto no se alinea con los deseos o la visión del presidente. Han sido pocas las ocasiones, pero lo vimos primero con su gestión de la pandemia. Cuando López Obrador decía que no necesitaba usar cubrebocas y andaba en las calles besando niños, Claudia Sheinbaum hizo saber a los habitantes de la CDMX que el virus era cosa seria y utilizó cubrebocas. Fue la Claudia que incluso se confrontó con el encargado de gestionar (es un decir) la pandemia, Hugo López Gatell.

La vimos de nueva cuenta siendo la candidata que busca sus propios intereses y no necesariamente alabar a un gran elector, a Andrés Manuel López Obrador, cuando en el primer debate habló más de lo que ella considera sus logros que de lo hecho por el presidente. Esto, al parecer, enfureció a AMLO, pero a Sheinbaum le permitió no meterse en aguas movedizas para defender los indefendibles del actual sexenio ante las preguntas de los moderadores y de la propia Xóchitl. En el segundo debate esta Claudia desapareció y desde los primeros minutos fue rápida en decir que hablaría sobre los logros de López Obrador.

La tercera versión de Claudia ha sido la de la candidata que no pretende salir a ganar votos, más bien quiere administrar su ventaja. La candidata que no da muchas entrevistas y que acude a foros que su equipo se ha asegurado previamente que estén bien controlados. Nada de sorpresas. No quiere que se repita esa escena de morenistas abucheándola cuando estaba buscando ser la elegida en lo que se llamó el ‘corchola-tour’, pero ahora en la campaña general.

Y es precisamente por esta tercera versión de Claudia que no sabemos bien a bien quién es la persona que quiere gobernarnos. Siendo México el país tan presidencialista que es, llama la atención que no sepamos qué versión de Claudia será la que gobernará, si gana la presidencia. Con lo costosas que son las campañas políticas para los contribuyentes, con el tiempo y dinero que se invierte en armar debates, resulta casi insultante que a estas alturas tengamos que preguntarnos ¿Quién es Claudia?

Columna completa en El Universal

Los candidatos presidenciales, Claudia Sheinbaum y los opositores Xóchitl Gálvez y Jorge Álvarez Máynez, se enfrentaron este domingo en el segundo debate, en el que intercambiaron golpes directos y dejaron atrás la frialdad y rigidez del primer encuentro.

La candidata opositora Xóchitl Gálvez elevó sus ataques, en el que acusó de “mentirosa” y “narcocandidata” a su contrincante de Morena, quien esta ocasión sí defendió los resultados del Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Gálvez, de la coalición Fuerza y Corazón por México, afirmó en el primer bloque del encuentro, cuyo tema central era la economía, que Morena “se ha convertido en un narcopartido”.

“El principal problema económico de los mexicanos es la extorsión y el cobro de piso. Los delincuentes ya tienen partido. Morena se ha convertido en un narcopartido. A ti y a tu familia el dinero no le alcanza, la comida cada día es más cara y esto tiene una explicación: los criminales cobran piso a los productores”, dijo.

Sheinbaum se defendió al recordar que Gálvez representa a una coalición de partidos que gobernaron en el pasado bajo acusaciones de corrupción: PAN, PRI y PRD.

“El único narcogobierno que ha existido declarado es el de Felipe Calderón del PAN. A partir del 1 de diciembre de 2018 cambió el modelo económico en nuestro país. El viejo modelo, el neoliberalismo, que representa la candidata del PRIAN, significó privatizaciones con corrupción”, respondió.

Pero la senadora con licencia del PAN fue más allá. Mostró una imagen que Morena promovió en sus redes sociales en las últimas semanas de una camiseta con la figura de la Santa Muerte.

“Yo soy la candidata del PRI, del PAN y del PRD, y de millones de ciudadanos. Y tú eres la candidata de un narcopartido porque esta es la promoción que hace Morena en las redes sociales y, además, le rinden culto a la Santa Muerte”, insistió.

Luego de ese primer intercambio de señalamientos, la aspirante de Morena, quien lidera todas las encuestas, repitió su estrategia del primer debate, de referirse a Gálvez como “la candidata del PRIAN” y ahora la llamó “la candidata de la corrupción”.

Mientras que Gálvez, quien en el primer encuentro la llamó “dama de hielo” y “fría y sin corazón”, ahora de manera reiterada la tachó de “mentirosa” e, incluso, la acusó de ser una “narcocandidata”.

Con carteles, Gálvez recordó el escándalo de los maletines con dinero que recibió el ahora exesposo de Sheinbaum, Carlos Ímaz, cuando en 2004 era delegado de Tlalpan; mientras que Sheinbaum afirmó que la empresa de Gálvez obtuvo 17 contratos millonarios cuando era titular de la extinta Comisión Nacional de los Pueblos Indígenas en 2006.

Además, la aspirante del PRI, PAN y PRD recordó el colapso de la línea 12 del Metro y del Colegio Enrique Rébsamen.

“Señora de las mentiras, se te cayó un colegio porque no aplicaste protección civil, se te cayó el metro por falta de mantenimiento, se te cayó el tren interurbano porque contrataste a una empresa patito (apócrifa). Tú no vas a ser presidenta, se te caería el país”, enunció Gálvez.

Sheinbaum tachó las acusaciones de Gálvez de “calumnias” al concluir el evento con una defensa de las políticas económicas del Gobierno de López Obrador, como el aumento del salario mínimo, la expansión de los programas sociales, y la inversión extranjera por el fenómeno de relocalización de cadenas o ‘nearshoring’.

Xóchitl Gálvez también aprovechó la actual polémica por la mala calidad del agua en Ciudad de México y sacó un frasco del líquido con el que desafió a Sheinbaum a que tomase un trago.

“Yo le pediría que se tome esta agua”, afirmó Gálvez ante lo que Sheinbaum optó por el silencio y evitar la confrontación.

La exjefa de Gobierno de Ciudad de México insistió en los logros del presidente López Obrador y prometió continuar en la agenda del actual mandatario. “Antes se apoyaba a los de arriba. Ahora se apoya a los de abajo (…) El neoliberalismo fracasó”, agregó.

Aunque los candidatos son tres, el cara a cara acabó siendo una confrontación casi exclusiva entre Sheinbaum y Gálvez, ya que el tercer aspirante, Álvarez Máynez, de Movimiento Ciudadano, pasó casi desapercibido.

Apenas logró incluir referencias a un país multicultural en el que “el español no es la única lengua” y donde las energías renovables deberían ser claves para el desarrollo económico del país. Defendió a las infancias en la lucha contra la pobreza.

Acabó su intervención leyendo una lista de deseos y peticiones políticas de su hijo de cinco años.

Pero, ¿cómo les fue a los candidatos? ¿Cuál es el balance de este segundo encuentro? En Broojula, Ana Paula Ordorica presenta el análisis de Sofía Ramírez, economista. Directora de México ¿cómo vamos?; de Federico Berrueto, analista político; de Carlos Bravo Regidor, analista político; de Roy Campos, analista político y director de Consulta Mitofsky; de Vianey Esquinca, analista política y socia directora de Cuadrante Comunicación; de Paola Rojas, periodista, y de José Antonio Crespo, analista político.

El próximo domingo, en punto de las 20 horas, se llevará a cabo el segundo debate presidencial, donde los tres aspirantes: Claudia Sheinbaum, Xóchitl Gálvez y Jorge Álvarez Máynez, se encontraran y confrontarán ideas.

El eje central del encuentro será: la ruta hacia el desarrollo de México, en el cual se abordarán temas como: crecimiento económico, empleo e inflación, infraestructura y desarrollo, pobreza y desigualdad, y cambio climático y desarrollo sustentable.

El encuentro tendrá lugar en las instalaciones de los Estudios Churubusco, en la Ciudad de México, y contará con la moderación de Adriana Pérez Cañedo y Alejandro Cacho.

En esta ocasión habrá participación ciudadana mediante preguntas que se recabaron en distintas plazas públicas dl país.

El formato contempla una breve introducción al debate, y a diferencia del encuentro pasado, una presentación de cada candidato de hasta 30 segundos. Posteriormente habrá 4 segmentos que a su vez se subdividen en 2 bloques cada uno. También se contempla un mensaje final de los tres aspirantes.

Sobre la participación ciudadana, la autoridad electoral informó que se obtuvieron 400 preguntas, las cuales fueron videograbadas, una de las principales diferencias con las que se plantearon en el primer debate.

De las 400 preguntas, 75 fueron seleccionadas por el INE mediante un sorteo, de las cuales, 8 serán elegidas por los moderadores, definiendo dos por cada una de las 4 regiones del país.

Pero, ¿cómo llegan los candidatos al segundo debate? ¿Cómo se encuentra la preferencia?

Según el poll of polls de Oráculus, Claudia Sheinbaum de Morena, PT, PVEM encabeza las preferencias con 58%. Le sigue Xóchitl Gálvez con 34%, es decir, una diferencia de 24 puntos.

En tercer sitio se encuentra el candidato de Movimiento Ciudadano, con 8% del respaldo ciudadano. 50 puntos respecto a la puntera, y a 26 puntos del segundo lugar.

Tan solo esta semana se dieron a conocer cuatro encuestas: El Financiero, GEA-ISA, Mitofsky y Enkoll, en las cuales, la morenista ocupa el primer lugar con ventajas de 17, 17, 29 y 27 puntos respectivamente.

La Consejera electoral, Carla Humphrey, presidenta de la Comisión Temporal de Debates, informó que tras reunirse con los representantes de los diferentes partidos políticos, acordaron hacer ajustes al formato del segundo encuentro entre los candidatos presidenciales.

Humphrey Jordan indicó que entre los cambios destacan que las candidatas y el candidato tendrán oportunidad de presentarse a sí mismo, algo que en el pasado debate no se tuvo, lo que fue duramente criticado.

Otro cambio es que al inicio de los bloques se tendrá un minuto de introducción al tema para que los aspirantes planteen sus propuestas.

Después de las preguntas que planteará la ciudadanía, habrá una bolsa de cinco minutos con el objetivo de que los participantes puedan contrastar ideas y cuestionarse entre ellos.

Adicional, de cara al último encuentro, en sesión extraordinaria, el Consejo General del INE designó ayer a las tres personas que moderarán el tercer debate presidencial.

La consejera Carla Humphrey señaló que el encuentro se distinguirá por contar con tres moderaciones y garantizará el principio de paridad de género al contar con las y el periodista Luisa Cantú, Elena Arcila y Javier Solórzano.

En la sesión extraordinaria se abordaron otros temas. Al presentar el informe de monitoreo de los programas que difunden noticias en radio y televisión, el consejero Martín Faz indicó que, en el periodo del 1 de marzo al 7 de abril, se realizó una cobertura a las campañas presidenciales de más de 55 mil piezas de monitoreo con un total de mil 96 horas con 8 minutos.

También fueron aprobados los criterios científicos, logísticos y operativos para la realización de los Conteos Rápidos del próximo 2 de junio.

La autoridad electoral subrayó que “uno de los principales mecanismos que contribuyen a dar certidumbre, confianza y transparencia en los procesos electorales” es la realización de los Conteos Rápidos, la misma noche de la Jornada Electoral.

Serán 12 los Conteos Rápidos que ejecutará el INE: tres elecciones federales, ocho gubernaturas y la Jefatura de la Ciudad de México.

Tras acudir a un encuentro con la comunidad de la Universidad de Guadalajara, la candidata a la Presidencia de la coalición Fuerza y Corazón por México, Xóchitl Gálvez Ruiz, afirmó que de ganar el próximo 2 de junio, su Gobierno escuchará todas las voces y siempre será bienvenida la crítica.

Xóchitl Gálvez aseguró que respeta a los mexicanos que no coinciden con su proyecto; y es que el encuentro con la comunidad estudiantil, la candidata fue cuestionada por los jóvenes sobre sus propuestas.

La aspirante presidencial expresó que en su gobierno implementará un nuevo modelo educativo, enfocado en la ciencia, las matemáticas, la tecnología y no en la ideología; dijo que más allá de inventar modelos educativos que terminan siendo un fraude para los estudiantes, en referencia a las Universidades del Bienestar, buscará fortalecer a las instituciones que ya existen.

La senadora con licencia dijo que es una mujer que cree en la educación pública. “Yo estoy convencida de que la educación pública es clave, yo soy producto de la educación pública desde la primaria, secundaria, preparatoria y obviamente la UNAM han sido clave en mi desarrollo profesional como ingeniera”.

Indicó que como Presidenta de la República mejorará el presupuesto de las universidades públicas y trabajará para regresar las becas que el Gobierno Federal quitó del Consejo Nacional de Humanidades, Ciencias y Tecnologías (Conacyt).

Tal como lo adelantó en el debate pasado, expuso que su plan es que todos los niños tengan una tableta con acceso a internet, aprendan inglés, programación, inteligencia artificial y robótica, pues recordemos ha insistido en que son herramientas que ayudarán a tener mejores profesionales.

Xóchitl relató que a su llegada al encuentro, un joven le cuestionó sobre que su candidatura sea través de partidos como el PAN, PRI o PRD.

“Yo quiero ser franca, honesta, sincera y decir, efectivamente yo no he militado en ningún partido político, le agradezco a estos tres partidos su disposición de abrir una candidatura a una ciudadana que en buena medida hubo un millón de firmas que le exigieron a los partidos que estuviera aquí. Y creo que eso va a pasar en el futuro en muchos países. Muchos países van a tener que los partidos políticos abrir las candidaturas a ciudadanos”, indicó.

El Instituto Nacional Electoral (INE) celebró la realización del Primer Debate Presidencial que dijo, se llevó a cabo por primera vez en sus instalaciones, y en donde participaron, dos mujeres candidatas: Claudia Sheinbaum Pardo, y Xóchitl Gálvez Ruiz, además del candidato Jorge Álvarez Máynez.

Entre los hechos históricos e innovadores destacó que, por primera ocasión, la ciudadanía (incluso las personas mayores de 13 años) participó proporcionando sus preguntas por medio de las redes sociodigitales y plataformas digitales, para ser formuladas por las personas moderadoras en el Primer Debate Presidencial.

Recordemos que previamente la autoridad electoral indicó que se recibieron más de 24 mil preguntas ciudadanas.

El INE también resaltó que se implementó, por primera vez, la interpretación simultánea del debate presidencial en maya, náhuatl y tsotsil.

En un reporte preliminar, se informó que el debate alcanzó en Facebook más de 7.4 millones de reproducciones; en X, antes Twitter, 536 mil 191 vistas, con 344 mil 214 espectadores.

En YouTube 823 mil visualizaciones en español; nueve mil 800 en maya; 15 mil 800 en náhuatl; 34 mil 700 en tsotsil y 164 mil 300 en Lengua de Señas Mexicana.

Con corte a las 22:00 horas de ayer, el hashtag #DebateINE se retomó 470 mil 982 veces. Lo anterior, consideró posteos originales y reposteos. El hashtag #Elecciones2024MX tuvo 24 mil 406 menciones, mientras que el hashtag #ElINEestálisto, 348 menciones.

El Instituto Nacional Electoral reconoció que durante el desarrollo de los bloques iniciales del debate, se detectaron algunas eventualidades:

La primera, relacionada con la operación de los relojes, la cual se corrigió y se regresó el tiempo a la candidatura, lo que no resultó en una afectación sustancial en los tiempos de intervención de cada una. Ello ocurrió en la primera bolsa de tiempo del debate, en la cual Claudia Sheinbaum tuvo el uso de la voz durante 5 minutos 6 segundos, la candidata Xóchitl Gálvez 5 minutos con 1 segundo y el candidato Jorge Máynez 4 minutos 59 segundos.

La segunda “eventualidad”, término que el INE empleó para referirse a las fallas, fue los cronómetros de la bolsa de tiempo que se visualizaron en las pantallas de la sala y que las candidaturas tuvieran la referencia del tiempo que ocupaban.

“Si bien, esta situación afectó la visualización del tiempo para las candidaturas, el cronometraje de los tiempos fue correcto. La Oficialía Electoral del INE dio fe pública de cada una de las etapas del proceso y organización”, sostuvo la autoridad electoral.

Precisó que ambas situaciones se corrigieron durante el desarrollo del debate y se respetó en todo momento el tiempo asignado a cada candidatura.

Respecto al tiempo que cada una de las candidaturas intervino en el debate, en una medición preliminar, los resultados son los siguientes:

  • Claudia Sheinbaum: 25 minutos, 8 segundos.
  • Xóchitl Gálvez: 25 minutos, 4 segundos.
  • Jorge Álvarez Máynez: 25 minutos, 3 segundos.

Ayer se celebró el primer debate presidencial entre la candidata del oficialismo Claudia Sheinbaum, quien lidera las encuestas; de la coalición opositora, PAN, PRI y PRD, Xóchitl Gálvez, y el aspirante de Movimiento Ciudadano (MC), Jorge Álvarez Máynez.

Las instalaciones del Instituto Nacional Electoral (INE) recibieron a las tres candidaturas con un ambiente festivo y expectante.

Sheinbaum se encontró con una manifestación de apoyo en la calle y, dentro, con gritos de “presidenta” por parte de sus compañeros de candidatura. “Vengo lista, contenta y vamos a dar un muy buen debate”, explicó a su llegada al INE, donde pronosticó su victoria en el debate.

La líder del frente opositor Fuerza y Corazón por México llegó al INE en su bicicleta y sin sus habituales vestidos de origen indígena, un elemento característico que la ha caracterizado en este primer mes de campaña. Dispuesta a confrontar con su principal rival, advirtió: “Salí lista desde chiquita”.

El último en llegar a la sede del debate presidencial fue el abanderado de MC, que pronosticó “mejores tiempos” para México rodeado de su familia. Aunque, en un primer momento, no quería ofrecer declaraciones a la prensa, acusó a sus adversarias de ir acompañadas de “rufianes”.

Los tres candidatos se codearon con los principales liderazgos de sus formaciones, quienes se encargaron de calentar el ambiente desde primera hora de la tarde.

Sheinbaum, candidata del partido gobernante Morena, abrió el debate con una felicitación a los diplomáticos mexicanos que regresaron al país, “por su valentía” ante los momentos de tensión vividos en Ecuador, tras la irrupción a la fuerza de la policía en la embajada mexicana en el país sudamericano.

De inmediato, aprovechó para atacar a su adversaria asegurando que durante el debate se contrastarían dos proyectos: “El de regresar al pasado de la corrupción y el que significa avanzar con la transformación”.

El candidato Jorge Álvarez Máynez, el segundo en participar, comenzó presentándose. Precisamente, los analistas apuntaban a que el debate sería su oportunidad para darse a conocer, ante la ventaja que le llevan las otras dos aspirantes.

El tercer turno para hablar fue para Xóchitl Gálvez, que dirigió un primer ataque a Sheinbaum, a la que identificó como “una mujer fría y sin corazón” por no prestar atención a las familias que se quejan del desabastecimiento de medicinas. Dijo, además, que solo “viene a ofrecer que sigan los abrazos a los delincuentes, que siga la falta de medicamentos”.

Xóchitl fue la que más ataques utilizó. Le recordó a Sheinbaum el colapso en una línea elevada de la línea 12 del Metro; aseguró que el accidente se dio por falta de mantenimiento. “Era tu responsabilidad”, reclamó a Sheinbaum, señalándola de negligencia.

La oficialista respondió a los señalamientos de Gálvez acusándola de mentir y de haber incurrido en corrupción cuando fue alcaldesa en la alcaldía Miguel Hidalgo al otorgar de manera irregular algunos permisos de construcción.

Incluso en el conteo del tiempo que correspondía a cada candidato hubo cierta polémica por imprecisiones. “Hasta la bolsa de tiempo se quiere llevar”, reprochó la morenista en referencia a que la moderadora asignó a Gálvez en uno de los turnos de palabra un minuto y medio, cuando luego fue corregido y eran 53 segundos.

La opositora fue también objeto de señalamientos por incongruencias en su declaración patrimonial, según aludió Sheinbaum, y por los contratos que recibieron algunas de sus empresas, un argumento que el mandatario López Obrador llevó en numerosas ocasiones meses atrás en sus conferencias matutinas.

Gálvez respondió que es empresaria y “eso no es delito”. La senadora con licencia le increpó a Sheinbaum si su familia tiene empresas en paraísos fiscales como, según aseguró, consta en la revelación de los Papeles de Panamá. La oficialista dijo que todo es falso y tachó a su rival de “mentirosa”.

El primer debate entre los candidatos se dio a menos de dos meses de los comicios del 2 de junio en los que Sheinbaum se perfila como favorita. Se mantiene arriba en las preferencias electorales superando por más de veinte puntos a Gálvez.

Según la encuesta de Enkoll para W Radio y El País, independientemente de por quien fueran a votar, el 46% de los mexicanos consultados consideraron que Claudia Sheinbaum ganó el debate; 25% consideró el triunfo de Xóchitl Gálvez y solo el 10% dijo lo mismo de Jorge Álvarez Máynez.

Durante el debate presidencial, se colocaron algunas frases clave con las que los tres candidatos se enfrascaron en una guerra de acusaciones:

Claudia Sheinbaum:

  • “De los tres que estamos aquí, la única que tiene resultados en transparencia y en combate a la corrupción soy yo”.
  • “Tiene que haber colaboración, pero no es invertir lo público en lo privado porque eso ya se demostró que tiene una enorme corrupción”.
  • “Ahora, en este Gobierno, ya no hay colusión entre el poder económico y el poder político”.
  • “Hoy tenemos un presidente honesto, nunca podrán decir lo mismo de los presidentes del PRIAN que representa la candidata”.

Xóchitl Gálvez:

  • “Eres una mujer fría y sin corazón y esto te define completamente. (…) Yo le llamaría la dama de hielo, porque es lo que eres”.
  • “Tú te defines como científica, pero te olvidaste de la pandemia. Le diste un medicamento para piojos a los pacientes de COVID cuando no había ni sustento científico ni médico”.
  • “Vamos a tener que echar mano del sector privado en lo que recuperamos el sistema público (de salud) pagado por el erario”.
  • “Claudia, el presidente te puso ahí, te dijo corcholata, pero lo que quiere es que seas tapadera de los sobres amarillos”.

Jorge Álvarez Máynez:

  • “Hay que investigar al actual Gobierno y a cualquier responsable, por supuesto. (…) No hay que ser selectivos en el combate a la corrupción”.
  • “Estoy con todos los derechos de la comunidad LGBT”.

En Broojula, Ana Paula Ordorica platica con Federico Berrueto, analista político, sobre el debate presidencial y el desempeño de los tres candidatos: