Tag

Presidencia

Browsing

Esta mañana, en redes sociales comenzó a circular información sobre la renuncia de Jorge Alcocer, titular de la Secretaría de Salud, al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Los trascendidos, que incluso fueron apoyados por algunos periodistas, señalaban que Alcocer Varela habría presentado su renuncia derivado del «regaño» que López Obrador le hizo a él y al titular del Insabi, Juan Ferrer, por el desabasto de medicamentos que persiste.

Además, la información que circula en redes sociales señala que también influyó la edad del secretario de Salud y el tiempo del que carece al cumplir con sus responsabilidades para estar con su familia.

Hubo periodistas que afirmaron que el rumor de la supuesta renuncia de Alcocer Varela salió de alguien cercano al equipo de los Diputados de Morena. 

Sin embargo, ante las especulaciones que había, Jesús Ramírez Cuevas, el vocero de Presidencia, compartió la intervención que el secretario de Salud tuvo en el Congreso Internacional Salud Mental y Prevención de las Adicciones, añadiendo: «para quienes les preocupan los rumores falsos sobre su renuncia».

Al respecto, Jorge Alcocer aprovechó su participación en el Congreso que se realizó en Acapulco, Guerrero, para señalar que su plan es terminar el sexenio al frente de la dependencia, aunque dijo que si el presidente López Obrador le pide que deje el cargo, lo hará.

«Es necesaria la autorreflexión y desde luego buscar que después de esto haya no una catarsis sino una evaluación de qué pudimos y en qué pudimos hacerlo mejor. Cuando menos yo estaré hasta dentro de tres años, pero si el presidente me dice que mañana pues me voy hoy, me adelanto», dijo el titular de Salud.

Sin embargo, no es la primera vez que la Presidencia desmiente renunciar que más adelante se confirman. Lo mismo pasó cuando Julio Scherer dejó la Consejería Jurídica de la Presidencia.

“El pueblo se cansa de tanta pinche transa”, así respondió el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) al ser cuestionado sobre el ofrecimiento que Emilio Lozoya hiciera como reparación del daño por los delitos que se le acusan.

El mandatario fue cuestionado sobre si consideraba que los 5 millones de dólares que ofrece Lozoya Austin, tanto por el caso Odebrecht como por Agronitrogenados, eran suficientes para reparar el daño.

“¿Cuanto es?, cinco millones, no, no, no, estoy hablando de 200 millones de dólares en el caso de Pemex demanda que devuelvan ese dinero, que se recupere el dinero, fue de los negocios que hicieron entre todos los del Pacto por México, Pacto contra México”, añadió el presidente.

En tanto, el titular de Gobernación, Adán Augusto López negó que la Presidencia de la República tenga algún tipo de coordinación o acuerdo con Emilio Lozoya o su defensa, tal como lo declaró la defensa del exdirector de Pemex.

“No hay ningún convenio como asegura él (Lozoya) con la Presidencia de la República porque la Presidencia de la República no es parte en el litigio”, respondió el exgobernador de Tabasco.

Sobre si lo ofrecido por Lozoya es suficiente para reparar el daño, el secretario de Gobernación también se posicionó. Dijo que es Pemex la instancia que deberá decidir si acepta o no ese monto.

“La denuncia fue presentada por Petróleos Mexicanos previa autorización del Consejo de Administración y son ellos los que tienen que decir si conforme a su visión jurídica se satisface y procede la reparación de daño. No puede haber reparación de daño si la parte ofendida, en este caso Petróleos Mexicanos, no está conforme con el monto que se ofrece», enfatizó el secretario.

Al respecto, el exdirector de Pemex Carlos Treviño, rechazó las acusaciones de corrupción vertidas por su sucesor en el cargo, Emilio Lozoya, cuya fortuna, ha dicho, «por más alta que parezca», no cubre «ni siquiera una fracción del daño» que ha ocasionado al Estado mexicano.

Acusado de lavado de dinero y asociación para delinquir, Treviño envió una carta al Fiscal Alejandro Gertz, en la que se desliga de los «falsos señalamientos» de Lozoya y le acusa de haber cometido un perjuicio al Estado de unos 2,813 millones de pesos.

Treviño relató cómo Lozoya, a los pocos días de asumir la dirección de Pemex, eliminó una cláusula de inmunidad del contrato de suministro de etano que protegía al Estado de poder ser demandado por la compañía Braskem-Idesa ante tribunales internacionales, «traicionando» así la soberanía nacional y generando «incalculables perjuicios económicos» a la petrolera estatal.

«Si Lozoya ofrece algo de dinero o realizar más señalamientos contra otras personas, o bien la Fiscalía ofrece conceder el criterio de oportunidad desconociendo que el daño causado es económicamente incalculable, o alguna de las partes estará mintiendo», escribió Treviño, sobre quien la Interpol ha emitido una fija de orden de búsqueda y captura.

En prisión preventiva desde hace ahora una semana, Lozoya prometió cubrir los daños causados al Estado mexicano ofreciendo dos inmuebles con un valor de unos doce millones de pesos. Sin embargo, Treviño sostiene que el menoscabo va más allá de lo económico pues también ha afectado a «la credibilidad» de la Fiscalía, a la que ha cuestionado sus «tratos» con él.

«El daño que ha causado Emilio Lozoya tanto a quienes hemos sido objeto de sus falsos señalamientos, como al erario público por tener que renegociar contratos para no ser demandados ante tribunales internacionales, la afectación a la credibilidad de esta Fiscalía y la imposibilidad material de que repare el daño causado por los delitos que ha cometido, impide que se contemple siquiera como una posibilidad, volver a hacer tratos con él», dijo Treviño.

En la mini gira que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ayer por la Ciudad de México, sucedió algo que muchos esperaban, y que muchos otros veían venir.

Lo que ha sido considerado por mucho como el inicio de la «cargada» del mandatario a favor de la Jefa de Gobierno, AMLO levantó triunfalmente la mano a Claudia Sheinbaum frente a asistentes y prensa, y la señaló que como «la elegida».

Eso bastó para que las redes sociales se llenaran de mensajes de apoyo y crítica a tal acción. Mientras algunos consideran que es la mejor carta de Morena para la elección presidencial en 2024, otros critican que Sheinbaum representa más de lo mismo.

En uno de los eventos de ayer, en donde inauguró una sucursal del Banco del Bienestar en Iztapalapa, el presidente declaró que no visitaba con mucha frecuencia las alcaldías de la Ciudad de México, pues «me siento bien representado por la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum».

El mandatario señaló que Claudia Sheinbaum le ayuda mucho y le quitan la carga en diversos asuntos. Caso que refirió también ocurre con Clara Brugada en la alcaldía. AMLO dijo que «vamos a seguir juntos, hacia adelante».

Sus palabras solo reforzaban lo que momentos antes fue captado por las cámaras.

Recordemos que desde julio pasado, López Obrador ha venido hablando sobre las «corcholatas» que lo podrían suceder en 2024. Ha sostenido que está muy tranquilo pues dentro del movimiento que encabeza hay diversos perfiles para lograr el relevo generacional.

Entre los perfiles que ha mencionado explícitamente, ha estado siempre en primer lugar la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum; aunque también ha mencionado a Marcelo Ebrard; al embajador de México ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente; al embajador en Estados Unidos, Esteban Moctezuma; a la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier; a la secretaria de Energía, Rocío Nahle, y posteriormente a figuras como Ricardo Monreal.

Fue Monreal quien entrevista con diversos medios ha declarado en los último días que con o sin Morena, estará en la boleta presidencial de 2024. El senador asegura que ganaría la elección interna del partido en primera instancia, así como la elección presidencial.

Ayer, en entrevista con El Universal, el zacatecano se refirió en concreto a las imágenes de ayer. Dijo que no podía negar que las imágenes son «contundentes», aunque insistió, eso no lo apartará de sus intenciones políticas.

«No me autoengaño, es una lucha difícil, pero nunca ha sido fácil para mí luchar contra la adversidad y entiendo muy bien lo que está pasando (…) y por eso me atrevo a participar, cualquier otro diría ‘¿Qué vas a hacer, criatura del señor frente a las evidencias?’, pero aun así soy un soñador», explicó a ‘Con los de Casa’.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmó esta mañana que su consejero jurídico, Julio Scherer Ibarra, dejaría el cargo para dedicarse a asuntos y negocios personales, esto luego de que el martes pasada trascendiera su renuncia.

«El licenciado Julio Scherer Ibarra, consejero jurídico del Ejecutivo federal, ha decidido dejar el cargo y el encargo porque va a reincorporarse a sus actividades como abogado», informó AMLO en su conferencia de prensa.

López Obrador calificó a Scherer como su «hermano» y le agradeció que ha ayudado mucho al proceso de transformación que encabeza.

La confirmación de su salida del gabinete, rompe con lo que ayer dijo el vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez, quien indicó que la información de la renuncia de Scherer eran «rumores»; el vocero fue cuestionado ya que el consejero jurídico acompañó al presidente ayer durante su Tercer Informe de Gobierno.

AMLO reconoció a Scherer por ser el artífice de las reformas constitucionales importantes para su gobierno, como el blindar las pensiones para adultos mayores y las becas para estudiantes, convertir la corrupción en delito grave, prohibir la condonación de impuestos y crear la Guardia Nacional.

«Por todo eso, creo que dijo que ‘ya ayudé bastante’ y a otra cosa mariposa. Entonces le agradecemos mucho», dijo el presidente quien le dedicó un aplauso.

La imagen de Julio Scherer, quien fue uno de los coordinadores de campaña de López Obrador en las elecciones de 2018, para posteriormente pasar a ser el consejero jurídico de la Presidencia, se vio ensombrecida por su fallida iniciativa para alargar el mandato del presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar, y por la crisis interna del Tribunal Electoral que derivó en la renuncia del magistrado José Luis Vargas, figura cercana a Scherer.

López Obrador anunció que la abogada María Estela Ríos sustituirá a Julio Scherer. Detalló que fue su consejera jurídica cuando ejerció como jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, entre el 2000 y 2005. Se refirió a ella como «una profesional con principios, ideales, honesta y con toda la experiencia».

Finalmente, Scherer intervino en la mañanera y dijo que se va con «gratitud infinita» hacia el presidente, y reafirmó que que no deja ningún asunto pendiente, ya que los litigios que se están llevando a cabo no detienen «ninguna de las obras públicas importantes del Gobierno».

«Me gustó mucho trabajar en beneficio de las personas, creo que las iniciativas que se presentaron se llevaron a buen término», expresó.

La jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, es la favorita para suceder al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en las elecciones de 2024, según una encuesta publicada este miércoles por el periódico Reforma.

De acuerdo con el ejercicio, Sheinbaum tiene el apoyo del 26% de los encuestados, seguida del canciller, Marcelo Ebrard, quien tiene el respaldo del 23% de los consultados.

Tanto Sheinbaum como Ebrard se enfrentan para ser los candidatos de Morena en 2024, cuando concluirá el mandato de López Obrador, pese a que ambos se vieron afectados por el accidente ocurrido en la línea 12 del Metro que dejó 26 muertos en mayo pasado.

La encuesta sitúa en tercer puesto, con un apoyo del 17%, a Margarita Zavala, quien en la pasada elección buscó la presidencia por la vía independiente, aunque avanzada la contienda se bajó de la carrera presidencial

En cuarto lugar, con el 15%, estaría Ricardo Anaya, también excandidato presidencial del PAN-PRD-MC, quien en días recientes salió del país por la investigación que la Fiscalía tiene en su contra, y que podría valerle ir a prisión.

En el ejercicio también aparecen el senador Ricardo Monreal (Morena, 9%), el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo (PRI, 8%), el gobernador de Yucatán (PAN, 6%), el gobernador de Jalisco (Movimiento Ciudadano, 6%) y el exsecretario de Turismo Enrique de la Madrid (PRI, 5%).

También destaca que rumbo al 2024, Morena arranca con ventaja de 2 a 1 en las preferencias. El partido fundado por AMLO registra 43% de los apoyos; el PT 3% y el PVEM 4%; estos son partidos aliados de Morena.

Por el lado de la oposición, el PAN registra 20% de las preferencias, el PRI 19% y el PRD 3%. Movimiento Ciudadano, que no se ha sumado a ningún frente, reporta el 5% de las preferencias, mientras que una opción independiente el 3%

Ante eventuales alianzas, la que encabezaría Morena tendría el 45% del respaldo ciudadano; la de la oposición tendría el 30%.

57% de los encuestados optaría por un candidato que dé continuidad al proyecto de López Obrador, mientras que 31% señala que elegiría a quien detenga el proyecto de la 4T.

La encuesta se llevó a cabo presencialmente en viviendas del 24 al 29 de agosto a 1,000 adultos. Cuenta con un margen de error del 4.9% y un nivel de confianza del 95%.

Esta tarde ha trascendido que en Palacio Nacional se llevó a cabo una reunión en la que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) habría informado la salida de Julio Scherer Ibarra de la Consejería Jurídica de la Presidencia.

Y aunque el anuncio no se ha hecho oficial, ya que opacaría el Tercer Informe de Gobierno que AMLO presenta mañana, fuentes en la presidencia habrían confirmado la renuncia del Consejero Jurídico.

Se espera que el anuncio formal se esté realizando el próximo jueves, marcando el inicio de otros movimientos que se prevé ocurran en el gabinete en los próximos días. 

Cabe destacar que esta misma tarde, Alfonso Romo, extitular de la Oficina de Presidencia de la República, visitó Palacio Nacional. Llama la atención la visita del empresario, ya que diversas voces aseguraban que Scherer era uno de los obstáculos con los que Romo se enfrentó durante el tiempo que acompañó a AMLO en el gobierno.

También era sabida la rivalidad que existía entre Julio Scherer y la ahora senadora Olga Sánchez Cordero, quien la semana pasada dejó la titularidad de Gobernación.

Noticia en desarrollo…

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) insistió este martes en que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) debe tener una renovación completa, esto pese a las recientes renuncias de los magistrados Reyes Rodríguez y Vargas Valdez, y tras optar por una presidencia interina.

Cuestionado sobre si el nombramiento como presidente interino del magistrado Felipe Fuentes Barrera era suficiente para superar la crisis que desde hace tiempo se vivía en el Tribunal Electoral, el mandatario dijo que no.

«No, porque no está bien el Tribunal. No han demostrado actuar con rectitud y a mí me decepcionaron y tengo pruebas», dijo López Obrador.

Recordó que el Tribunal apoyó la cancelación de las candidaturas de Morena a las gubernaturas de Michoacán y Guerrero; y acusó que los magistrados actuando «bajo consigna» y «no como jueces»; incluso dijo que ahí hubo «mano negra».

«Ya no les tengo confianza. Lo mejor es una renovación porque la democracia debe de estar en manos de gente incorruptible», reiteró el presidente.

López Obrador dijo que en su reciente reunión con el presidente de la Suprema Corte de la Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, este le explicó que el Tribunal Electoral es hoy «completamente independiente» del Poder Judicial, pese a depender orgánicamente de él.

Por ello, acusó que el TEPJF es independiente del pueblo, más no de la mafia del poder. Consideró que en este organismo electoral hay mucha «hipocresía»; reiteró que se necesitan «ciudadanos honestos e íntegros» en todo el Poder Judicial.

El cuestionamiento al mandatario llegó luego de que esta mañana, Zaldívar considerara a través de su cuenta de Twitter que las dos renuncias en el Tribunal Electoral llevarán al «diálogo» en la institución, asegurando que la «crisis» en este órgano había sido superada.

«No coincido con él. Eso tiene que renovarse. No hay más que una renovación tajante, tanto en el INE como en el Tribunal Electoral», concluyó el mandatario, que insistió en que presentará una iniciativa de reforma constitucional al respecto.

Recordemos que la crisis se desató el pasado miércoles cuando la mayoría de los magistrados del Tribunal Electoral se revelaron en plena sesión contra Vargas Valdez, quien en ese momento ostentaba la presidencia, y quien acusó un «golpe de Estado» tras ser depuesto y sustituido por el magistrado Reyes Rodríguez.

Vargas es investigado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) por gastos equivalentes a 36.7 millones de pesos de 2013 a la fecha, pese a haber declarado en ese periodo un ingreso de 16.7 millones. También ha sido señalado por estar sesgado a favor del partido en el poder y tener un comportamiento errático al frente de la institución.

Luego de la renuncia voluntaria de los magistrados José Luis Vargas y Reyes Rodríguez, a la presidencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), la noche de ayer, los magistrados de la Sala Superior entraron en reunión privada, para definir quién ocuparía dicha posición, y así poder poner fin a la crisis interna.

En la reunión privada, que se prolongó hasta la madrugada de este martes, los magistrados y magistradas acordaron nombrar a Felipe Alfredo Fuentes Barrera como presidente, por ministerio de ley, de la Sala Superior del TEPJF, hasta el 1 de septiembre.

Dicho nombramiento tiene como fin garantizar la continuidad a los trabajos jurisdiccionales relacionados con las impugnaciones derivadas del proceso electoral 2020-2021.

Sin embargo, el 1 de septiembre se procederá a emitir una convocatoria para designar una nueva titularidad en la Presidencia de la Sala Superior del TEPJF.

La noche de ayer, el magistrado José Luis Vargas emitió un posicionamiento, en el que hizo pública su decisión de renunciar a la presidencia del TEPJF, que volvió a insistir, seguía ostentando él.

En su carta, dijo que asumió la presidencia del Tribunal en un momento inédito, en referencia a la contingencia sanitaria ocasionada por el COVID-19, que señaló, impidió que su presidencia desempeñará sus tareas en el entorno de normalidad que todos conocían.

Además, denunció que actores del entorno político buscaron intervenir indebidamente en la vida interna del Tribunal Electoral, y con ello deslegitimar la importante labor que realiza. «Lamento que estas intromisiones hayan obstaculizado la adecuada gestión de la presidencia a mi cargo; repruebo además cualquier ataque la autonomía e independencia del Tribunal electoral del Poder Judicial de la Federación y de cualquiera de sus miembros».

Reconoció que su presidencia no logró generar los consensos necesarios al interior del Pleno, por lo que en concordancia con sus principios y convicciones, decidió «ceder el paso para que asuma la presidencia quien, entre sus pares, cuente con las cualidades para impulsar los acuerdos y la unión que actualmente requiere la institución.

Aseguró que a quien resultara designada o designado, tendrá su respaldo y disposición para contribuir a favor de la institución.

Previo, el magistrado Reyes Rodríguez también anunció su renuncia a la presidencia, luego de que el pasado miércoles fuera elegido por cuatro de sus compañeros para presidir el Tribunal Electoral, tras ser removido de su puesto el magistrado José Luis Vargas.

Rodriguez Mondragón dijo que declinó a la presidencia del organismo, con el fin de contribuir a la reconciliación y la concordia interna que se necesita en el organismo.

«Voy a dar un paso a un lado para que el tribunal camine hacia adelante. Declinaré presidir este tribunal constitucional para que, en un proceso claro y transparente, entre todos y todas las integrantes de este órgano, podamos elegir a quien lo presida. Ello forma parte sustantiva de nuestra independencia judicial. Ello espero, deseo, que sirva para fortalecer a esta», dijo el magistrado en su carta pública.

Señaló que a pesar de que agradeció la distinción, y coincidió en la necesidad de fortalecer la independencia judicial, enfatizando la importancia de la colegialidad del Tribunal, la decisión de designarlo como presidente fue tomada en ausencia de dos magistraturas que integran el pleno del Tribunal, en referencia al magistrado Vargas Valdez y a la magistrada Mónica Soto.

El magistrado Reyes Rodríguez Mondragón, quien el pasado miércoles fue elegido por cuatro de sus compañeros para presidir el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), luego de que José Luis Vargas fuera removido de su puesto, anunció esta tarde que declinará a la presidencia del organismo, con el fin de contribuir a la la reconciliación y la concordia interna.

«Voy a dar un paso a un lado para que el tribunal camine hacia adelante. Declinaré presidir este tribunal constitucional para que, en un proceso claro y transparente, entre todos y todas las integrantes de este órgano, podamos elegir a quien lo presida. Ello forma parte sustantiva de nuestra independencia judicial. Ello espero, deseo, que sirva para fortalecer a esta», dijo el magistrado en una carta pública.

Indicó que a pesar de que agradeció la distinción, y coincidió en la necesidad de fortalecer la independencia judicial, enfatizando la importancia de la colegialidad del Tribunal, la decisión de designarlo como presidente fue tomada en ausencia de dos magistraturas que integran el pleno del Tribunal, en referencia al magistrado Vargas Valdez y a la magistrada Mónica Soto.

Señaló que un órgano jurisdiccional colegiado debe cuidar siempre que en sus decisión participen todos sus integrantes, por lo que era indispensable una elección de un nuevo presidente o presidenta del Tribunal Electoral.

Aseguró que la presidencia del TEPJF tiene que nacer del amplio consenso de quienes integran al tribunal, y de un proceso que incluya las voces de todas las y los magistrados que integran el pleno.

«La crisis en la sala superior del TEPJF es el resultado de una cadena de acontecimientos que han puesto a prueba la independencia e imparcialidad de este tribunal. Cuando en el debate entre jueces y juezas existe la menor sospecha de que existen injerencias de intereses externos, ese diálogo entre juzgadores para la construcción de mayorías y consensos se vuelve casi imposible», resaltó Reyes Rodríguez.

Hizo un llamado a sus compañeros para que trabajen de la mano por fortalecer el organismo; dijo que es la hora de reconciliarse a través del derecho y la impartición de justicia.

Invitó a abrir un debate para que el TEPJF pueda contar con un mejor andamiaje regulatorio para su toma de decisiones, pues dijo, parte de los conflictos internos que hoy tiene el Tribunal están asociados a la falta de reglas claras en la administración y toma de decisiones.

Así, propuso la creación de una comisión de reconstrucción institucional que tenga como objetivo una revisión de los procesos y, la emisión de reglas claras, respecto del gobierno interno del Tribunal, que fortalezca las reglas de colegialidad y que contribuya a fortalecer la independencia judicial, alineando los objetivos a la reciente reforma judicial.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) informó que no admitió a trámite la controversia que presentó José Luis Vargas, en relación a su destitución como presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

«Se requiere a la Sala Superior del TEPJF para que informe quién es la magistrada o el magistrado electoral que actualmente ejerce el cargo de presidenta o presidente de ese Tribunal. Se reserva el acuerdo de diversas solicitudes del magistrado promovente, hasta en tanto se cumpla con lo requerido», señala el acuerdo firmado por el presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar.

La información se conoce luego de la reunión entre Arturo Zaldívar y Vargas Valdez, esta mañana en la sede de la Suprema Corte.

El ministro presidente indicó a través de sus redes sociales que recibió al magistrado del TEPJF, a quien reconoció su disposición para lograr una «salida» a la situación que está viviendo el organismo. «Estoy seguro de que en breve estará superada esta crisis institucional», agregó.

Recordemos que el viernes pasado, en el marco de un mensaje a medios en relación a la reforma judicial, el ministro expresó que el mandato de José Luis Vargas al frente del Tribunal Electoral ya no era «viable», por lo que le pidió hacerse a un lado para resolver la crisis interna.

Horas después, Vargas Valdez emitió un mensaje, también en sus redes sociales, en el que indicó que tras la reunión con Zaldívar, propuso a sus pares reunirse esta tarde de forma urgente para definir una salida jurídica y política a la crisis que enfrenta el Tribunal.

Durante el mensaje que ofreció esta mañana el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, fue cuestionado sobre la crisis que se vive al interior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

El miércoles, cinco de los siete magistrados votaron para remover al presidente José Luis Vargas, debido a deficiencias e irregularidades bajo su gestión, y optaron por reemplazarlo por su homólogo Reyes Rodríguez Mondragón, quien tendría que terminar el encargo de cuatro años para el que fue elegido Vargas Valdez en el 2020.

Sin embargo, José Luis Vargas desconoció la sesión extraordinaria en la que sus pares decidieron removerlo del cargo, indicando que no participaron ni él ni la magistrada Mónica Soto. Previo había denunciado un «golpe de Estado» por parte de su compañeros, asegurando que su destitución no procedía.

En su mensaje de hoy, Zaldívar informó que ayer sostuvo una reunión con cinco magistrados del Tribunal Electoral que apoyaron la destitución de Vargas, quienes pidieron su intervención para mediar en este conflicto. Estimó que los magistrados «están en ánimo muy constructivo de superar este entorno».

Indicó que la reunión se efectuó a petición de los integrantes de la Sala Superior, y reconoció que él no tiene atribuciones constitucionales para intervenir en dicho conflicto.

Fue en ese punto donde hizo un llamado al magistrado José Luis Vargas a “dar un paso al lado” y abandonar la presidencia del Tribunal Electoral de manera voluntaria. Consideró que ya no hay condiciones para que se mantenga como presidente del TEPJF, principalmente ante el rechazo expreso que tiene de cinco de sus compañeros.

«Es momento de anteponer cualquier ambición personal al bien del país, al bien de la justicia electoral”, dijo Zaldívar.

Recordemos que Vargas Valdez enfrenta acusaciones de corrupción y está siendo investigado por las autoridades. En ese sentido, el ministro presidente señaló que al igual que cualquier otro funcionario, se le debe exigir rendir cuentas.

La polémica de lo que se vive en el Tribunal Electoral se agudizó debido a los ataques del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien este jueves habló de «descomposición» al interior del organismo, e incluso sugirió que todos los magistrados de la Sala Superior deberían de renunciar.

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, recibió la tarde de ayer a los cinco magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que se revelaron y destituyeron de su encargo al entonces presidente, José Luis Vargas.

Zaldívar se reunió con los magistrados Felipe de la Mata, Indalfer Infante, Janine Otálora, Felipe Fuentes Barrera e Reyes Rodríguez, este último quien fue elegido como nuevo presidente del organismo.

«Sostuvieron un diálogo constructivo con el objetivo de buscar consensos y alternativas para dar salida a la situación que hoy prevalece en el máximo tribunal electoral del país», informó la Suprema Corte en un comunicado.

Tras la sesión pública del pasado miércoles, en donde se le destituyó, Vargas emitió un mensaje en el que indicó que su destitución no procede.

«El ministro presidente de la SCJN y del Consejo de la Judicatura Federal, y la magistrada y los magistrados del TEPJF coinciden en que el diálogo y la conciliación es la vía para atender la coyuntura que atraviesa el TEPJF anteponiendo siempre el bien de México», añadió la Corte.

Ayer, más tarde de la reunión que sostuvieron los cinco magistrados con el ministro Zaldívar, Vargas Valdez emitió un mensaje a través de sus redes sociales en donde reiteró que convocó a sus pares a una reunión de trabajo para que, a través del diálogo y el consenso, se encontrara una solución a la problemática jurídica e institucional por la que atraviesa el Tribunal.

«Desafortunadamente no hubo respuesta a la convocatoria, con excepción de la Magistrada Mónica Soto Fregoso quien estaba dispuesta a participar en dicha reunión. Al no haber quórum, no fue posible llevarla a cabo. Reitero que la única posibilidad de solucionar las diferencias en un cuerpo colegiado es a través del diálogo. Mantendré siempre esa posibilidad y estaré atento a las posibilidades y los tiempos de mis pares», dijo José Luis Vargas.

Previo a ello, Vargas Valdez presentó ante la Suprema Corte una controversia dentro del Poder Judicial, relativo a la situación por la que atraviesa la Sala Superior, y en la que solicitó definir quién ostenta la presidencia del organismo.

Y es que aunque los problemas al interior del Tribunal viene de tiempo atrás, esta semana se agudizó, y más luego de las polémicas declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien pidió que todos los magistrados del TEPJF renunciaran «por dignidad».

«Hay una situación de crisis en el Tribunal Electoral, una descomposición, de ahí la necesidad de reformar tanto el INE (Instituto Nacional Electoral) como el Tribunal Electoral», comentó el presidente en su conferencia de prensa matutina de ayer.

Ricardo Monreal, coordinador de Morena en la Cámara de Senadores, aseguró que aunque el presidente no lo haya nombrado el pasado lunes cuando se refirió a los perfiles que podrían sucederlo en la presidencia en 2024, no lo excluye de participar en el proceso interno del partido y hacerse de la candidatura presidencial.

«Por lo que a mí respecta, entiendo que la mención de las y los aspirantes a sucederlo alcanza en este momento a quienes forman parte del Ejecutivo federal, y no implica la exclusión o discriminación de otros simpatizantes de la 4T en el Poder Legislativo o en las gubernaturas. Mantengo mi legítima aspiración a participar, llegado el momento, en el proceso sucesorio presidencial», indicó el legislador, quien nunca ha negado su deseo de ocupar la silla presidencial.

Monreal Ávila dijo que el cambio de régimen político se está reflejando en la transformación de algunos de los rituales y prácticas que existían, uno de ellos es el de los modos y tiempos para referirse al posible sucesor del presidente en turno.

Afirmó que el famoso “tapado” pasó a la historia. Recordó que el propio López Obrador señaló, uno a uno, a quienes podrían sucederlo, mencionando nombres como Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard, Juan Ramón de la Fuente, Rocío Nahle, entre otros.

A diferencia de lo que pasaba antes, donde el revelar nombres podría debilitar al mandatario, ahora fortalecen al titular del Ejecutivo, pues «proyecta y transmite que tiene el control de todos los tramos de procedimiento de su sucesión».

El morenista dijo que todos los nombres mencionados el lunes pasado en su conferencia matutina tienen al menos tres características en común: son competitivos electoralmente, garantizan la continuidad y consolidación de la 4T y poseen identificación personal con la lucha histórica por alcanzar la presidencia de la República.

Sin embargo dijo, los mencionados debe tener ahora un gesto de madurez para no alterar, distraer o dispersar el trabajo que se ha hecho y el que falta en esta segunda parte del sexenio. Señaló que la tarea principal que tienen quienes simpatizan con la 4T es mantener la unidad, la cohesión y la consistencia del movimiento que condujo y llevó al poder al presidente López Obrador.

Monreal finalizó asegurando que se debe respetar el proceso y las reglas que Morena defina llegando el momento para el proceso de selección del abanderado presidencial.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) insistió este lunes que una vez que concluya su administración, se retirará de la política y celebró que al interior del movimiento que encabeza hay perfiles que ayudarán a lograr el relevo generacional que se necesita.

Mencionó a seis posibles sucesores para la elección presidencial de 2024; entre ellos nombró a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y al canciller, Marcelo Ebrard.

«¿Quién puede sustituirme? Primero tomar en cuenta que va a ser el pueblo el que va a decidir. Del flanco progresista liberal hay muchísimos», respondió cuestionado por el tema durante su rueda de prensa matutina en Palacio Nacional.

Mencionó explícitamente y en este orden a Sheinbaum; Ebrard; al embajador ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente; al embajador en Estados Unidos, Esteban Moctezuma; a la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier; y a la secretaria de Energía, Rocío Nahle.

López Obrador no mencionó en cambio otros nombres que suenan en las quinielas y quienes no han descartado su interés por buscar la silla presidencial, como el líder de la mayoría en el Senado, Ricardo Monreal, o el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado.

Y es que el pasado jueves, durante un acto de festejo por los tres años de victoria de López Obrador, convocado por la dirigencia nacional de Morena, Claudia Sheinbaum fue ovacionada con gritos de «presidenta, presidenta, presidenta, mientras que Delgado Carrillo fue abucheado.

Sheinbaum suena desde hace tiempo con fuerza para suceder a López Obrador junto a Marcelo Ebrard, aunque ambos se vieron involucrados en el accidente del Metro que dejó 26 muertos en mayo, por lo que su eventual candidatura podría verse afectada.

López Obrador dijo este lunes que la tradición del «tapado», por la cual el presidente en turno elegía a su sucesor, «ya es historia» y ahora es «el pueblo el que va a decidir».

El presidente volvió a desmentir que buscará su reelección en 2024, ya que además de recordar que la Constitución no lo permite, aseguró que ese año se jubilará y no volverá a «participar en política».

«Soy el presidente de más edad en la historia de México. Entonces no podría (reelegirme) además de que no me lo permitirían mis convicciones», sostuvo el mandatario.

Recordó que el próximo año se someterá a un referéndum de revocación de mandato para que los mexicanos decidan si debe renunciar o seguir al frente del gobierno hasta 2024, aunque se mostró confiado de que lo va a ganar.

«Voy a estar aquí si el pueblo lo decide. Voy a una consulta en marzo del año próximo. Eso no me preocupa mucho, sé que la gente va a mantener el apoyo. Me preocupa más la ciencia y el Creador», remató.

La Oficina Nacional de Proceso Electorales (ONPE) avanza este jueves con el conteo final de los votos en la elección presidencial, con el socialista Pedro Castillo a punto de alzarse con el triunfo, mientras la derechista Keiko Fujimori busca anular miles de boletas argumentando supuestas irregularidades.

El partido de Castillo, Perú Libre, ha negado las imputaciones de Fujimori y los observadores internacionales han afirmado que la votación se llevó a cabo de forma transparente.

Castillo, hijo de campesinos y profesor en una escuela rural, mantiene una ventaja del 0.4% con el 99.19% de las actas contabilizadas, con una diferencia de 70,136 votos cuatro días después del proceso electoral.

De acuerdo a la oficina electoral ONPE, Castillo obtenía un 50.20% de votos, mientras que la hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori y que busca la presidencia por tercera vez, tenía un 49.80%

Fujimori afirmó la noche de ayer a periodistas que presentó la nulidad de medio millón de votos luego de cuestionar la legalidad de las actas de votación, y acusar la actuación de representantes del partido de Castillo en las mesas de votación, que supuestamente habrían manipulado los resultados.

El tribunal de ética del Jurado Nacional de Elecciones, elegido por los partidos que participan en las elecciones y encargado de velar la legalidad del proceso, calificó el jueves como «irresponsables» las acusaciones de fraude sin pruebas. «Alimentan un clima de polarización social y debilitan los organismos electorales», dijo en un comunicado.

La historia para la candidata se podría repetir, ya que fue derrotada en las anteriores elecciones del 2016 con una pequeña diferencia (0.24%) frente al banquero Pedro Pablo Kuczynski.

El conteo se alarga mientras el jurado electoral resolvía cientos de actas impugnadas, que podrían retrasar el anuncio de quien sería el próximo presidente que deberá reemplazar a fines de julio al mandatario interino Francisco Sagasti.

Las acusaciones de presunto fraude, que han venido de ambos lados, podrían desencadenar semanas de tensión con ciudadanos protestando desde el lunes en las inmediaciones de la sede de la oficina electoral en el centro de lima, reclamando celeridad y transparencia en el conteo de las boletas.

Según la ONPE, hasta la mañana del jueves había 751 actas de votación en revisión, entre impugnadas, observadas o con errores de material. Cada acta cuenta con entre 200 y 300 electores.

Castillo ha puesto nerviosos a inversionistas porque planea reescribir la Constitución para reforzar el papel del Estado y quedarse con una mayor parte de los beneficios de las mineras; aunque uno de sus asesores clave dijo que en un gobierno del izquierda se respetará la economía de mercado.

Por otro lado, el fiscal del equipo especial ‘Lava Jato’, José Domingo Pérez, ha solicitado este jueves la detención preventiva de Keiko Fujimori, al considerar que habría violado los términos de su libertad condicional, en el marco de la investigación en su contra por un supuesto delito de blanqueo de dinero.

Pérez ha explicado que Fujimori ha violado una de las restricciones que se le impuso a cambio de salir de prisión a principios de mayo de 2020, la de no comunicarse con otros testigos del caso por el que se le acusa de haber recibido financiación ilegal a través de la constructora Odebrecht para sus campañas presidenciales de 2011 y 2016.

«Se ha determinado nuevamente que la acusada Fujimori Higuchi incumple con la restricción de no comunicarse con los testigos; pues, se ha advertido como hecho público y notorio que se comunica con el testigo Miguel Torres Morales», se puede lee en el escrito presentado por Pérez al juez del caso, Víctor Zúñiga Urday.

Pérez presentó una imagen de encuentro público mantenido este ayer entre Fujimori y Torres Morales, en el que la líder conservadora anuncia acciones legales ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) y en las que él actuaría como abogado de Fuerza Popular.

Pedro Castillo, candidato del partido Perú Libre, mantiene una ventaja de cerca de 70 mil votos sobre su rival Keiko Fujimori, del derechista Fuerza Popular, en los comicios por la presidencia de Perú, cuando ya se ha contabilizado el 98.41% de los votos de la segunda vuelta del pasado domingo.

El último reporte de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) señaló este miércoles que Castillo ha recibido el 50.19% del sufragio (8,739,757 votos), mientras que Fujimori obtuvo el 49.80% (8,670,776 votos).

A la espera de que culmine el conteo, durante la madrugada de este miércoles un grupo de partidarios de Pedro Castillo permaneció en vigilia frente a la sede del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) con la intención de ser «vigilantes ante el voto popular».

«No nos pueden robar nuestros sueños. Soy sindicalista, como el maestro (Castillo), que acaba de ganar las elecciones. Voto a voto, él ya ganó», declaró a la emisora RPP una mujer que afirmó haber llegado desde la ciudad amazónica de Iquitos.

Por su parte, la congresista electa por Perú Libre Betsy Chávez remarcó que el proceso ya ha culminado y su partido solo está a la espera de que las autoridades electorales proclamen el resultado final para empezar a «tender puentes» con otros grupos políticos.

Chávez agregó en RPP que espera que el partido Fuerza Popular no mantenga una posición de cuestionamiento a los resultados de los comicios, como hizo en 2016, cuando demoró semanas en reconocer el triunfo del economista Pedro Pablo Kuczynski, que en esa ocasión derrotó a Fujimori por poco más de 40,000 votos de diferencia.

En ese sentido, Castillo pidió a los organismos del sistema electoral peruano que sean «respetuosos con la voluntad del pueblo» y anunció que ya ha se ha reunido con representantes del empresariado, que le mostraron su respaldo, y a quienes les aseguró que tendrá «un gobierno con estabilidad financiera y económica».

Castillo también dijo, sin dar mayores precisiones, que ya ha recibido el saludo de «algunas embajadas y gobiernos de América Latina» por el resultado favorable en las elecciones.

Fujimori, por su parte, permanece en silencio tras haber denunciado el lunes pasado un «fraude sistemático», por supuestas irregularidades para favorecer a Castillo, pero esta versión fue desestimada por los órganos electorales, que recibieron el respaldo de las misiones internacionales de observación electoral que supervisaron el sufragio.