Tag

Presidencia

Browsing

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reafirmó este viernes su «simpatía» por Luiz Inácio Lula da Silva, exmandatario brasileño que busca volver a encabezar el gobierno de su país, enfrentándose el próximo 2 de octubre al actual gobernante, Jair Bolsonaro.

«Es público, notorio, nuestra simpatía en Brasil por Lula, pero no puedo decir más. No puedo», declaró en su rueda de prensa matutina cuestionado por el tema.

El mandatario ha manifestado con anterioridad sus coincidencias con Lula, a quien llamó una «bendición» y «alternativa» para Brasil apenas en julio pasado.

Además, recordemos que el expresidente brasileño visitó nuestro país en marzo, cuando se reunió con López Obrador, quien en 2021 celebró la anulación de las penas de cárcel que pesaban contra el exmandatario, quien recibió condenas que sumaban casi 26 años de cárcel por corrupción en 2017.

A pesar de ello, López Obrador aseguró que hay buenas relaciones con Bolsonaro, ultraderechista que busca la reelección tras dirigir el país desde 2019.

«Lo cierto es que el presidente Bolsonaro ha sido respetuoso de nosotros, nunca ha hecho un cuestionamiento a México ni nosotros hemos hecho un cuestionamiento a su gobierno», intentó matizar el mandatario mexicano.

López Obrador consideró que Brasil “es un país extraordinario con un pueblo bueno, trabajador, alegre, lleno de valores, creativo, excepcional, desde luego en la música, en el deporte, es un pueblo hermano”.

«Destacó que entre todos sus atributos, el pueblo de Brasil es «muy democrático, pues recordó, han padecido dictaduras y han salido adelante. «Yo deseo que el pueblo de Brasil decida libremente”, concluyó.

Las declaraciones de López Obrador se dan pese a que por mucho tiempo ha dicho que él ni su gobierno interferirían en asuntos internos de otros países, como lo son las elecciones.  Ha defendido la política exterior basada en el no intervencionismo y autodeterminación de los pueblos.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, dio a conocer la noche de ayer su decisión de presentarse como candidato a la reelección para un segundo mandato de cinco años.

El anuncio se produjo un año después de que los nuevos magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema, designados por sus aliados en la Asamblea Legislativa, lo habilitaran para poder buscar la reelección pese a que la ley salvadoreña no lo permita.

«Luego de conversarlo con mi esposa Gabriela y mi familia, anuncio al pueblo salvadoreño que he decidido correr como candidato a la presidencia de la República» en las elecciones de 2024, declaró el mandatario en un discurso transmitido en cadena nacional.

La Constitución prohíbe la reelección presidencial, pero Bukele podrá optar a ella debido a la resolución de septiembre de 2021 que interpretó que el artículo 152 del texto permite que el presidente participe en los comicios por segunda ocasión y que será el pueblo quien tome la decisión en las urnas.

Sin embargo, abogados constitucionalistas sostienen que esto viola al menos cuatro artículos de la Carta Magna, incluyendo el 154, que dice que «El periodo presidencial será de cinco años y comenzará y terminará el día primero de junio, sin que la persona que haya ejercido la Presidencia puede continuar en sus funciones un día más».

Bukele, que asumió el poder el 1 de junio de 2019 y mantiene un nivel de popularidad que no ha bajado del 80%, cuenta con apoyos para buscar la reelección, como el del partido Gran Alianza Por la Unidad Nacional (GANA), por el que se postuló al cargo.

Al anuncio de Bukele le siguieron los aplausos de sus seguidores presentes en un acto en la Casa Presidencial con motivo de la celebración del 201 aniversario de la independencia del país.

El presidente de la Corte Suprema, Oscar López Jerez, y el fiscal general, Rodolfo Delgado, estuvieron en el evento.

En su discurso, el mandatario dijo que el país ha demostrado que ahora es soberano e independiente y defendió sus decisiones para combatir la alarmante violencia de las pandillas. Además, señaló que el sistema funciona y que, pese a los cuestionamientos de la comunidad internacional por las supuestas violaciones de derechos humanos y abusos cometidos durante su mandato, no darán marcha atrás.

Bukele criticó también el papel de los «poderes extranjeros», especialmente de Estados Unidos, en la historia de El Salvador y señaló que todas las propuestas que han planteado al país fracasaron y «por primera, vez aplicamos la receta nuestra y ha funcionado gracias a que no obedecimos, gracias a que hicimos valer nuestra soberanía y nuestra independencia».

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, favorito rumbo a la elección presidencial de Brasil, manifestó su confianza en ser elegido jefe de Estado sin necesidad de disputar una segunda vuelta.

El candidato por el progresista Partido de los Trabajadores (PT) se refirió a la posibilidad de ser elegido presidente el próximo 2 de octubre sin necesidad de ir a una segunda vuelta el 30 de octubre, para lo que necesitaría obtener más de la mitad de los votos válidos en la primera jornada.

«No tengo por qué tener vergüenza de intentar ganar en la primera vuelta. ¿Si el que tiene el 5% (de la intención de voto en los sondeos) sueña en alcanzar el 40%, por qué quien tiene más del 40% no puede soñar en tener otro poquito y ganar en la primera vuelta?», dijo Lula en un mensaje en sus redes sociales.

El exlíder sindical lidera todas las encuestas de intención de voto con cerca del 44% y una ventaja de 12 puntos sobre su principal rival, el actual presidente Jair Bolsonaro, líder de la ultraderecha, que aspira a ser reelegido y al que los sondeos le atribuyen cerca del 32%.

El mensaje de Lula fue interpretado como un llamado a los seguidores de Ciro Gomes, el tercero en los sondeos (7%), tercer candidato más votado en las presidenciales de 2018, aspirante por el Partido Democrático Laborista (PDT) y cuya candidatura impidió que el expresidente obtuviera el apoyo de todas las fuerzas progresistas importantes en Brasil.

«Dicen que cuando soñamos juntos podemos hacer realidad los sueños. Estoy convencido de que si seguimos trabajando como lo venimos haciendo, podemos ganar en la primera vuelta», agregó el exmandatario.

Hasta hace dos semanas, las encuestas indicaban que el líder progresista tenía una intención de voto superior a la de todos los demás candidatos juntos, es decir, que tendría más de la mitad de los votos útiles (descontados blancos y nulos), lo que le garantizaría ser elegido sin necesidad de segunda vuelta.

Pero las encuestas divulgadas desde la semana pasada muestran que, con el crecimiento de los candidatos de la tercera vía, entre los cuales está Ciro Gomes, Lula ya no tiene una intención de voto superior a la de los demás candidatos y difícilmente conseguiría más de la mitad de los votos útiles.

Según un sondeo divulgado el lunes por el instituto Ipec, mientras que Lula tiene el 44% de la intención de voto, los demás candidatos juntos suman cerca del 46% .

Foto: Twitter @ricardostuckert vía @LulaOficial

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, tiene una muy ligera ventaja sobre el canciller Marcelo Ebrard, en la carrera por la candidatura de Morena a las elecciones presidenciales de 2024.

Sheinbaum, de 60 años, obtiene un 31% del respaldo ciudadano para ser postulada a la presidencia por el Morena y partidos aliados, mientras que Ebrard, de 62 años, se queda con el 29%, según un sondeo realizado por Buendía & Márquez y que pública este miércoles El Universal.

Ricardo Monreal, líder de Morena en el Senado, y quien también ha alzado la mano para abanderar a Morena en 2024, se queda rezagado con un 11% de apoyo, mientras que el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, reúne apenas un 7% de apoyos.

La alianza encabezada por Morena, que obtuvo una victoria aplastante al llegar a la presidencia Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en 2018, se posiciona muy por delante de la oposición para los comicios de 2024, donde también se renovarán ambas cámaras del Congreso y una decena de gobiernos locales.

Alrededor del 41% de los encuestados votaría por Morena en 2024, mientras que los principales partidos de oposición, PAN y PRI, obtuvieron cada uno un 14% de apoyo, según el estudio. El Partido Verde capta el 6% del apoyo, mientras que Movimientos Ciudadano el 5%. PRD y PT se quedan con el 2%.

Sin embargo, la opinión positiva que tienen los partidos varía y da muestra de las diferencias entre las principales fuerzas políticas. Morena obtiene un 60%, mientras que el PAN 31%; el PRI 22%; el PRD 26%.

Tanto Sheinbaum como Ebrard vencerían cómodamente a sus eventuales rivales en los llamados careos contra la coalición Va por México, además de una posible candidatura de Movimiento Ciudadano, con Luis Donaldo Colosio.

Recordemos que el presidente López Obrador ha insistido en que el o la candidata de Morena a la presidencia sea elegido por una encuesta, aunque desde meses atrás ha «destapado» a sus «corcholatas».

Aunque la dirigencia nacional de Morena no ha revelado o establecido los parámetros para la eventual encuesta, se espera que el ‘elegido’ sea anunciado, a más tardar, a fines de 2023.

En el marco de la reunión plenaria de los senadores del PAN Lilly Téllez relevó que respaldará la eventual candidatura del gobernador de Querétaro,Mauricio Kuri, a la presidencia de la República, aunque indicó que si el panista decide no ir, será ella quien buscará encabezar a la alianza opositora en 2024.

“Si Mauricio Kuri se lanza como candidato presidencial, él va a tener todo mi apoyo, y si yo me lanzo como candidata presidencial, espero también contar con el apoyo de Mauricio Kuri», dijo la senadora en el evento, donde estaba presente el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés.

Téllez indicó también que comenzará a recorrer el país, con el fin de fortalecer su aspiración política, aunque dijo que todo será definido por la dirigencia nacional del partido. «Nos estaremos viendo en el camino”, dijo Téllez.

La exsenadora de Morena aseguró que en un escenario hipotético enfrentamiento, ella podría vencer la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, quien es considerada como la favorita del presidente para la candidatura presencial.

“Estoy convencida que le puedo ganar a Claudia Sheinbaum, porque ella tiene todo el dinero del gobierno federal, el apoyo del hombre que tiene vocación de cantinero para destaparla y tiene un escaparate y un escenario en el que se promueve a diario. Yo no tengo una campaña, yo no pongo un cinco y aún así ya soy competitiva frente a Claudia Sheinbaum”, sostuvo Lilly Téllez.

Este fin de semana, la Jefa de Gobierno visitó Sonora, estado natal de la panista, lo que provocó que Téllez dijera que la morenista no era bienvenida en su estado.

Téllez se refirió a Sheinbaum Pardo como una mujer sumisa, complaciente y dependiente del presidente.

Incluso dijo que la labor de la Jefa de Gobierno es una lastima para las mujeres, pues hay más feminicidios, no hay guarderías ni escuelas de tiempo completo, medicamentos o dinero que alcance.

«México merece una mujer, pero una mujer de bien», dijo Téllez en referencia a la posible disputa que podría ocurrir en los próximo meses.

De cara a la discusión que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) tendrá en los próximos días, referente a la prisión preventiva oficiosa, el gobierno federal hizo un llamado a la Corte a mantener la medida tal y como está expresado en la Constitución.

La Presidencia de la República indicó que la Estrategia Nacional de Seguridad Publica y la política de cero impunidad buscan garantizar la paz y la tranquilidad de la población y conseguir que las investigaciones por los delitos impliquen no solo la detención de las personas que los cometen, sino también la obtención de autos de vinculación a los procesos penales y sentencias condenatorias.

En ese sentido, afirmó que es fundamental la existencia de la prisión preventiva oficiosa en ciertos delitos, para asegurar que los presuntos criminales a quienes se les detiene por delincuencia organizada, delitos graves del orden común o delitos de cuello blanco, no escapen de la acción de la justicia durante el proceso penal.

Explicó que, en muchas ocasiones, detenerlos implica un gran esfuerzo del Estado en recursos, inteligencia y despliegue de fuerzas, además de que con dicha medida se trata de evitar que, en represalia por su detención, atenten contra la integridad de las víctimas o amenacen o atenten contra testigos, o que sigan cometiendo delitos y dirigiendo actividades criminales que afectan a la sociedad.

Recordó que delitos de alta gravedad como abuso o violencia sexual contra menores, delincuencia organizada, homicidio doloso, feminicidio, violación, secuestro, trata de personas, robo a casa habitación, uso de programas sociales con fines electorales, corrupción, robo al transporte de carga en cualquiera de sus modalidades, delitos en materia de hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos, entre otros, implican que los presuntos culpables enfrenten el proceso en prisión.

«Dejar en manos de los jueces la decisión de aplicar prisión preventiva oficiosa, generaría una presión adicional sobre los impartidores de justicia, exponiéndolos a la corrupción y a la violencia por el tipo de delitos que implica esta figura», esgrimió la Presidencia.

En ese sentido, pidió a la Suprema Corte que al momento de discutir el juicio de amparo en revisión y las acciones de inconstitucionalidad sobre el tema, considere la seguridad pública del país, a las víctimas de los delitos, el combate a la impunidad y el esfuerzo que implica la persecución criminal.

Que «prevalezca la prisión preventiva oficiosa, tal como lo establece nuestra ley fundamental», remató la Presidencia.

Iniciaron las campañas presidenciales en Brasil, en la que ha sido considerada como una disputa de electoral de alto voltaje, con el ultraderechista Jair Bolsonaro y el izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva como protagonistas de la contienda más polarizada en décadas.

El presidente Bolsonaro encabezó un mitin en la misma esquina en la que fue apuñalado en la campaña de 2018, en Juiz de Fora, en el estado de Minas Gerais: «La ciudad donde renací», dijo al inicio de su discurso cargado de declaraciones patrióticas y alusiones a Dios y a la Biblia.

Bolsonaro reiteró su promesa de luchar contra la inflación de dos dígitos, el aborto, las drogas y defender la «propiedad privada», advirtiendo de una «amenaza comunista» en Brasil si pierde los comicios.

Su esposa, Michelle Bolsonaro, suscitó igual o incluso más entusiasmo. «Ella es la persona más importante aquí», dijo el mandatario sobre la primera dama, una ferviente evangélica que cobró protagonismo en la precampaña.

Por su parte, Lula encabezó un acto también cargado de simbolismo en una fábrica automotora en Sao Bernardo do Campo, región metropolitana de Sao Paulo donde se forjó como líder sindical en los años 1970.

El expresidente, de 76 años, líder de las encuestas, recuperó sus derechos políticos en 2021 tras la anulación de sus condenas en la trama anticorrupción «Lava Jato»-

La consultora IPEC indicó ayer que Lula reúne 44% de las intenciones de voto en la primera vuelta que está programada para el 2 de octubre, frente a un 32% de Bolsonaro, según su última encuesta. El Instituto Datafolha colocó el mes pasado a Lula con 47% y a Bolsonaro con 29%, lo que muestra que la ventaja del izquierdista se ha recortado.

Bolsonaro ha definido la campaña como una batalla entre el «bien y el mal», asegurando que la vuelta de Lula al poder podría significar la instalación del «comunismo» en Brasil.

Lula promete restaurar los logros sociales para las clases más vulnerables que caracterizaron su gobierno, a la vez que ataca duramente a Bolsonaro por las 680,000 muertes en Brasil durante la pandemia.

La principal preocupación de los brasileños, según las encuestas, es la situación económica, marcada en los últimos años por altos niveles de desempleo y una inflación que ha restado popularidad a Bolsonaro.

Además del pedido explícito de votos en actos públicos, a partir de este martes queda permitida la propaganda por internet, donde especialmente Bolsonaro cuenta con millones de seguidores en redes sociales.

Más de 156 millones de brasileños están habilitados para votar el 2 de octubre, primera vuelta de unas elecciones en las que también se disputan cargos de diputados, senadores y gobernadores de los 26 estados del país.

Enrique de la Madrid, exsecretario de Turismo en el gobierno de Peña Nieto, insistió este viernes en la necesidad de tener gobiernos de coalición en México, asegurando que para la oposición es uno de los cambios más importantes que se necesitan.

El exfuncionario, que ha manifestado su deseo de contender a la presidencia en 2024, reconoció que hoy en día a la oposición en México no le alcanza de manera individual para ganar la presidencia, por lo que llamó a ir en coalición desde la primera y única vuelta electoral.

De la Madrid expuso algunas de las razones por las cuales es necesario un gobierno de coalición.

Dijo que una candidatura de coalición les da a todos los partidos y todos los segmentos de la oposición un lugar en el gobierno, siempre en el entendido que se pondrá a las mejores personas, sean o no de un partido, para que estén suficientemente motivados para apoyar la campaña.

Añadió que otra ventaja de los gobiernos de coalición es que se tendría un gabinete integrado de gente de diferentes partidos y segmentos sociales, lo que permitiría generar contrapesos dentro del mismo poder ejecutivo, algo que calificó como muy sano para la democracia.

El hijo del expresidente Miguel de la Madrid sostuvo que la mayoría de la oposición considera que no se necesita un presidente que pretenda saberlo todo y que sólo puede resolverlo todo.

«Creemos más bien en un gobierno plural, donde todos podamos participar y donde entre todos nos hacemos más fuertes», precisó.

De acuerdo a la más reciente encuesta de El Financiero, Enrique de la Madrid se encuentra entre los perfiles mejor calificados para hacer frente a Morena en el 2024.

El exfuncionario se encuentra solo por detrás de Luis Donaldo Colosio Riojas y Margarita Zavala. Tiene una opinión favorable del 24% y una opinión negativa del 19%. Sin embargo, resalta ser uno de los personajes menos conocidos (43% no lo ubica).

En los ya famosos careos, siendo él el abanderado de la coalición PAN-PRI-PRD, y enfrentándose a los morenistas Claudia Sheinbaum o Marcelo Ebrard, así como Luis Donaldo Colosio por parte de Movimiento Ciudadano, De la Madrid perdería por más de 25 puntos.

El también director del Centro para el Futuro de las Ciudades del Instituto Tecnológico de Monterrey (ITESM), ha advertido en días recientes que México vive cinco severas crisis que ponen en riesgo la situación económica, política, diplomática, ambiental y social, mismas que de atenderse aún tendrían solución.

“Una crisis seria en la economía, donde se llevan 3 años y medio con crecimiento negativo, con el actual gobierno; otra sería de la inseguridad que está fuera de control, pues las cifras de homicidios están por alcanzar a las de toda la gestión anterior y ya superaron a la de Felipe Calderón; en la pobreza, donde hay ocho millones más de pobres; y en materia de salud, con 16 millones que se quedaron sin acceso a este servicio, y los conflictos diplomáticos y ambientales que parecen recrudecerse», sostuvo de visita por Coahuila.

Foto: Twitter @edelamadrid

En entrevista con NTN24, Ana Paula Ordorica aborda el tema de la sucesión presidencial anticipada para 2024.

En Morena, varios nombres suenan con fuerza, las llamadas ‘corcholatas’, aunque todos, incluidos el canciller, el titular de SEGOB, entre otros, esperan el visto bueno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Aquí te dejamos el link donde puedes consultar la entrevista.

NTN24 – ANA PAULA ORDORICA

 

After a successful showing in gubernatorial elections in June, Mexico’s ruling MORENA party is turning its attention to the 2024 presidential elections.

The question on everyone’s lips is who its nominee will be. A hint came one week after the June elections, when President Andrés Manuel López Obrador’s party held a huge rally in Mexico state, where the governorship is up for grabs next year. The presidential electoral cycle for 2024 hasn’t officially begun, per rules set by the electoral commission, but all three main contenders for the next presidential nomination were there. In the order in which the current president seems to prefer them, they are: Mexico City Mayor Claudia Sheinbaum; current Secretary of the Interior Adán Augusto López; and Secretary of State Marcelo Ebrard.

Ricardo Monreal, the highest-ranking senator from MORENA also has ambitions to be the party’s presidential candidate—but he wasn’t invited. Monreal has been the president’s ally for the past two decades. He told me in a recent interview that he believes he is being held responsible for the party’s 2021 loss in local elections in Mexico City.

AMLO is hoping for his successor to continue his political program—known as the “Fourth Transformation”—even though with two years left in his presidency, his hoped-for legacy on combating poverty and inequality seems thin.

MORENA’s nominee will be selected through a series of polls of party members, but the result is likely to be in line with AMLO’s wishes. Claudia Sheinbaum is currently perceived as the president’s closest ally, and his favorite choice of successor after she has worked hand in hand with him for the past three decades. She was elected mayor as a feminist with a progressive agenda, but in trying to please AMLO, Sheinbaum has changed her tune, initially dismissing feminist street protests (an attitude in line with the president’s approach to discontent with his government). She also lacks AMLO’s charisma, which may limit her broader appeal.

AMLO’s other potential choice is Adán Augusto López. Originally from Tabasco, AMLO’s home state, the relationship between the two goes beyond politics. They are practically family, a fact that represents a clear advantage for López’s possible candidacy. The problem is that even though Augusto López runs the country’s second most important office in AMLO’s cabinethe is little known at the national level.

Augusto López has demonstrated his loyalty to the president, even when it involves him in controversy. He was accused of violating an electoral tribunal prohibition on government officials campaigning for a recall vote in April by using a military plane to fly to the north of Mexico to speak about the vote. (AMLO maintained in a press conference that the visit was part of Augusto López’s official duties.)

Leading the polls is the highly capable Marcelo Ebrard. Ebrard has his own political profile that, contrary to Sheinbaum or Augusto López, wasn’t built around AMLO. But it is precisely this independence that hinders Ebrard’s chances of being selected by the president. He is perceived as a man that would favor his own agenda before that of the Fourth Transformation and will likely be chosen only if AMLO sees no other way for MORENA to keep the presidency.

What about Mexico?

The issue with this early dispute is that the government, which should be focused on attracting investment, combating organized crime and rebuilding a severely deprived public health sector after the pandemic, is instead laser-focused on the 2024 elections.

The public debate centers almost exclusively on who the MORENA candidate will be. There are signs AMLO will go to great lengths to have a successor elected. The president has launched attacks on the electoral institute (INE), which has guaranteed free and fair elections over the past 20 years, including the one AMLO himself won in 2018.

It’s also concerning to note that major opposition figures who have stated an interest in competing in 2024 are facing investigations and criticism from government figures and entities controlled by AMLO or his allies.

Such is the case with Ricardo Anaya of the Partido de Acción Nacional (PAN), who ended up in second place to AMLO in 2018. Anaya is living in exile as he faces a federal investigation that charges him with having received a bribe to vote in favor of an energy reform in 2014. (Anaya denies the charges and notes he was no longer in the Chamber of Deputies when the vote took place.) If he returns to Mexico, he could face prosecution.

Another contender facing pressure from AMLO’s allies is the president of the Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno. Alito, as he is known, is under investigation by the attorney general in his home state of Campeche. The state’s current MORENA-affiliated governor, Layda Sansores, has accused him of illicit enrichment during his 2015–2019 mandate and released incriminating recordings. Moreno alleges a campaign against him by MORENA and that the recordings are not authentic.

The mayor of Monterrey, Luis Donaldo Colosio Riojas, son of a prominent politician who was assassinated while running for the presidency in 1994, has been included in some polls, but has not said he is interested in running for the presidency.

As the next presidential elections draw nearer, the broader backdrop is discouraging. The economy has grown by a meager 1.8% in the first three months of 2022. As for public security, there are currently 26 homicides per 100,000 people in Mexico, the highest number since 2018. On corruption, Mexico is one of the lowest ranked on Transparency International’s corruption index.

The opposition, meanwhile, is struggling both to find an attractive message and to select someone who can compete against MORENA’s candidate, whoever AMLO ends up choosing. All of this leaves Mexico’s most urgent problems unattended.

Columna publicada en Americas Quarterly

Este lunes, durante su habitual conferencia de prensa, que sigue siendo a distancia dado el contagio que presenta de COVID-19, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, fue cuestionado sobre la carrera presidencia, donde se le recordó, es una de las mejor posicionadas para encabezar a Morena en el 2024.

Específicamente se le preguntó cómo tomaba que en distintos ejercicios apareciera ella por encima de compañeros como el canciller Marcelo Ebrard o el secretario de Gobernación, Adán Augusto López.

 «Bueno, es un reconocimiento, y lo agradezco enormemente; también creo, lo he dicho en otras ocasiones, hay un reconocimiento de que también es tiempo de las mujeres, y nosotros vamos a seguir, por el momento, en la ciudad, pero agradezco este reconocimiento que se hace y este resultado que está saliendo en las encuestas», respondió.

La prensa aprovechó para cuestionarle sobre las recientes declaraciones del canciller Marcelo Ebrard, quien de gira por Guadalajara se reconoció como una de las “corcholatas” favoritas, además de que anunciará una gira para sumar simpatías ante la eventual encuesta de Morena para definir la candidatura presidencial. «Si… bueno, él está en su derecho, ahí no voy a hacer ningún comentario en particular; yo creo que lo más importante para nosotros… el Presidente, agradecemos, además, cómo nos ha mencionado en diferentes ocasiones y, ya dependerá, en su momento, de lo que vaya a plantear la encuesta», indicó la mandataria capitalina. Sheinbaum salió al paso al asegurar que ella siempre velará por la continuidad de la Transformación así como por la unidad del movimiento que encabeza el presidente López Obrador, «por encima de todo».

La morenista también fue cuestionada por la encuesta que publica este lunes EL Financiero, en el que refiere que la coalición Va por México podría ganarle a Morena en la elección para renovar la Jefatura de Gobierno, con una figura como la hoy alcaldesa de Iztapalapa, Clara Brugada, o la titular de la SSPC, Rosa Icela Rodríguez, a quienes se coloca como favoritas para sucederla.

«Vale la pena comentar porque, yo creo que El Financiero debería de revisar quién le hace las encuestas. Fíjense, ahí, en la metodología establece que es una encuesta telefónica a 600 personas nada más. Primero, la muestra es muy baja para ser representativa; y, segundo, como viene establecida la encuesta… fíjense, dicen que, justamente en abril es cuando baja la intención del voto para MORENA –ahí está la metodología–, con 600 telefónicas no, no tendría… en fin, habría que… no es precisamente el mejor… la mejor metodología para realizar las encuestas», defendió Sheinbaum Pardo, minimizando lo que el ejercicio refleja. La Jefa de Gobierno finalizó indicando que ella no le creería mucho a esta encuesta.

Luego del evento de «unidad» que la dirigencia nacional de Morena llevó a cabo en Toluca, Estado de México, el canciller Marcelo Ebrard anunció el arranque de su campaña para ganar la encuesta que el partido realizará el próximo año para elegir candidato o candidata a la presidencia.

«A mí el presidente ya me destapó cinco veces en las mañaneras, entonces ya me pueden ustedes considerar que estoy destapado, entonces ya somos una corcholata (postulación) reconocida», sostuvo Ebrard en un evento en Guadalajara, donde dijo que comenzará a hacer recorridos por el país y conformará un equipo de campaña para ganar la encuesta interna.

«Vamos a ir a escuchar, a proponer, a organizarnos y mantener las ventajas en todas las encuestas», dijo el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), quien sostuvo que puntea como favorito para ser el abanderado a la carrera presidencia.

El anuncio del canciller coincidió con las declaraciones del domingo de López Obrador en un acto en Morelos, en el que exhortó a acelerar el paso a quienes aspiran a sucederlo.

«Yo llamo, convoco a que nos apuremos, porque ya me faltan dos años y tres meses y ya está tomada la decisión, porque es una cuestión de principios. Yo ya me voy a jubilar terminando mi mandato, ya cierro el ciclo y va a haber relevo generacional», dijo el mandatario.

A diferencia de la oposición, donde analistas han apuntado a que se vive una crisis tras las derrotas electorales que ha venido sufriendo desde las presidenciales de 2018 y que se reafirmaron en la jornada del pasado 5 de junio, no hay claridad sobre quiénes podrían ser los candidatos para 2024, en el oficialismo se han venido perfilando algunas precandidaturas en medio de los cuestionamientos de opositores que ha acusado a Morena de hacer campaña adelantada.

Además de Ebrard, hay otros tres posibles aspirantes: la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, quien parece ser el rival más fuerte del canciller, además del secretario de Gobernación, Adán Augusto López.

Sheinbaum ha admitido que ya está preparada para ser la candidata de Morena. «De los nombres que ha manejado el Presidente de la República yo soy la única que tiene un cargo de elección popular. Mira, hay nueve gobernadoras en el país, y siete son de nuestro movimiento. Antes esto era impensable para la historia de México», dijo Sheinbaum la semana pasada a La Jornada al asegurar que México está preparado para tener la primera presidente mujer.

Otro de los integrantes de Morena que no ha ocultado sus aspiraciones es el senador Ricardo Monreal, coordinador de la bancada oficialista en el Senado, quien a pesar de que no fue invitado al evento de Toluca ratificó la semana pasada que en competencia por la Presidencia aunque se ha manifestado contrario a participar en la encuesta alegando que no confía en este método, y «mucho menos en las que hace el partido».

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) insistió esta mañana en que los periodistas que pierden la vida en su mayoría tiene que ver con la delincuencia organizada, dejando de ser crímenes de Estado como solía ocurrir.

Afirmó que él y su gobierno siempre han respetamos a los periodistas, asegurando que cuando se habla de algún medio o periodista, son de aquellos que se dedican a ser voceros del poder económico y del poder político.

«Aquí el cuestionamiento es a los periodistas que se han dedicado a apoyar al régimen de corrupción y de injusticias, aquí cuestionamos a los periodistas que han actuado en contubernio con autoridades represivas o a periodistas que han ayudado a autoridades a justificar torturas», dijo López Obrador al ser cuestionado sobre el tema.

Insistió en que hay  periodistas que están al servicio del régimen, aunque reconoció que eso no es lo que sucede con la mayoría de los periodistas. Puso como ejemplo a Carlos Loret de Mola.

En contraste, dijo que recientemente se acaba de anunciar un programa para que los periodistas que trabajan honradamente y que actúan con apego a la verdad tengan lo básico, en referencia a seguridad social. Recordó que una parte del presupuesto que la presidencia destinaba a publicidad, el 25% se está utilizando para dar seguridad a los periodistas.

López Obrador sostuvo que a diferencia de lo que sucedía antes, ahora no hay impunidad en ningún caso, y enumeró los detenidos que hasta ahora van por los 9 asesinatos que el gobierno reconoce han sucedido en este 2022.

«No es como se difunde en el extranjero, no es lo que opinaron los del Parlamento Europeo, no, ni como lo opinó el jefe de Estado del gobierno estadounidense, el señor Blinken; o sea, están queriendo usar esto en contra de nosotros por razones políticas, pero nosotros tenemos suficiente autoridad moral y autoridad política porque nosotros no establecemos relaciones de complicidad con nadie», insistió.

Explicó que antes el principal violador de los derechos humanos era el Estado, algo que ya no sucede, pues desde que llegó al poder, no se permite o tolera la corrupción y la impunidad, lo que les ha permitido enfrentar a la mafia del poder.

Al recordarle que en distintas ocasiones se ha lanzado contra la prensa, al acusarlos de ser «fifís» o «conservadores», AMLO aseguró que lo hace en su derecho de réplica, aunque dijo, no se reprime a nadie. Afirmó también que no hay censura.

«Y que te quede claro también: desde Madero ningún presidente de México había sido tan atacado como el actual, por los medios, y a nadie se ha reprimido, se garantiza en México el derecho de expresión, de manifestación de las ideas, el derecho a disentir. Lo único que ejercemos es nuestro derecho de réplica, porque comunicación son mensajes de ida y vuelta, eso es todo», dijo.

Acusó que a diferencia de lo que ocurre en su administración con Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto había un control casi absoluto de los medios de información. Con Calderón dijo, acabaron con el programa de José Gutiérrez Vivó, mientras que con Peña Nieto, Carmen Aristegui fue censurada y le quitaron su programa.

«Imagínense lo ruin que es que una autoridad mande a eliminar a un periodista opositor, eso sólo el fascismo y nosotros somos antifascistas, así de claro, sí. Aquí no se respeta ni se venera a Hitler ni a Stalin, ni a Franco ni a Pinochet, eso tiene que ver con el conservadurismo, con lo que llaman derechas; nosotros no», remató AMLO.

Tal y como lo pronosticaron las últimas encuestas realizadas en Colombia,  el candidato de izquierda, Gustavo Petro, triunfó con el 40.32% de los votos emitidos en los comicios de ayer, equivalente a poco más de 8.5 millones de sufragios.

Sin embargo, la sorpresa de la jornada se dio cuando el candidato de la Liga de Gobernantes Anticorrupción, Rodolfo Hernández, a quien se le ha llamado el Trump tropical colombiano, se colocó en la segunda posición de las preferencias, desplazando a Federico Gutiérrez, quien según los sondeos de opinión se encontraba detrás de Petro.

Hernández, de 77 años de edad, consiguió 5,953,209 votos (28.15%) junto a su fórmula vicepresidencial, Marelen Castillo, y será el adversario de Petro en la segunda vuelta de la jornada electoral, que se realizará el próximo 19 de junio.

«Hoy sabemos que hay una voluntad ciudadana firme para acabar con la corrupción como sistema de gobierno. Hoy perdió el país de la politiquería y la corrupción. Hoy perdieron las gavillas que creían que serían Gobierno eternamente. Hoy ganó la ciudadanía», declaró Hernández tras conocerse los resultados.

Minutos después se pronunció Gutiérrez también para agradecer la participación a sus seguidores y para anunciar su apoyo y el de su fórmula vicepresidencial, Rodrigo Lara, a la campaña de Hernández, para evitar que Gustavo Petro llegue a la Casa de Nariño.

«No hemos hablado con Rodolfo y no necesito hacerlo, quiero expresar que no queremos perder al país y no vamos a poner en riesgo el futuro de Colombia. Por eso, Rodrigo y yo votaremos por Rodolfo Hernández y Marelen Castillo el próximo 19 de junio», advirtió Gutiérrez, quien era visto como el candidato del continuismo.

Por su parte, Petro pidió a sus electores que le ayuden a conseguir un millón de votos más en la segunda vuelta de las elecciones para poder conquistar la presidencia y comenzar a transformar al país, que atraviesa por una crisis social, de la mano de su fórmula vicepresidencial, Francia Márquez.

«Hoy se define qué clase de cambio queremos, si suicidarnos o avanzar», dijo Petro. «Ha llegado el momento de escoger», afirmó, invitando a sus militantes «a convencer con amor a la comunidad para lograr lo que esta generación puede darle a la historia de Colombia: el primer Gobierno popular y democrático, el primer Gobierno de un verdadero cambio pacífico, el primer Gobierno transparente y decente en estos tiempos», expresó.

Sergio Fajardo, quien ocupó el cuarto lugar en las votaciones y obtuvo 888,585 votos, señaló que los resultados de las elecciones reflejan la indignación de los colombianos y anunció que en los próximos días se reunirá con los miembros de la coalición Centro Esperanza para determinar su posición en la segunda vuelta de las elecciones.

Aunque la jornada de elecciones se desarrolló en relativa calma la mayor parte del día, en horas de la tarde, el ministro de Defensa, Diego Molano, informó que las disidencias de las FARC atacaron una caravana en la que se estaba movilizando material electoral por una zona rural de Meta.

Según el último boletín de la Registraduría (autoridad electoral), 21,418,631 personas ejercieron su derecho al voto este domingo, lo que representa el 54.91% de la población mayor de 18 años habilitada para votar en la elección del presidente que gobernará el próximo cuatrienio.

Foto: Twitter @jorgerojas2022

De acuerdo a la más reciente encuesta de Buendía&Márquez, que publica EL UNIVERSAL, Morena se perfila como el partido con mayor respaldo ciudadano de cara a la elección presidencial de 2024.

Morena registra 45% de las preferencias electorales, seguido, por más de 25 puntos detrás, del PAN, que obtiene 19% de las preferencias; el PRI, 17%, y Movimiento Ciudadano con un 8%.

Además de tener el mayor respaldo, Morena se coloca como el partido con mejor imagen entre el electorado: tiene un 61% de opiniones positivas, contra un 28% de malas, lo que le da un balance positivo de 33%. La oposición, liderada por el PAN y el PRI registran casos contrarios: el PAN tiene 46% de opiniones negativas, y 35% de positivas, un balance de -11%; el PRI por su parte tiene 58% de opiniones negativa y apenas 29% positivas, lo que da un balance de -29%.

En el ejercicio, se mida el reconocimiento que tienen los políticos a los que se ha candidateado. Marcelo Ebrard lidera la lista con 68%; le siguen Margarita Zavala con 64%; Luis Donald Colosio con 61%; Claudia Sheinbaum con 53%; Alfredo del Mazo con 52%, y Santiago Creel con 49%.

Sin embargo, al preguntar la opinión que se tiene de cada uno de ellos, las posiciones cambian. Luis Donaldo Colosio es el que mejor balance tiene con 28%; le sigue Sheinbaum con 15%; Ebrard con 12%; y Ricardo Monreal, Adán Augusto López y Mauricio Vila con 1% respectivamente. El resto tiene un balance negativo.

Sobre Luis Donaldo Colosio, se aclara que 62% de quienes reconocen su nombre no tienen noción de su trayectoria política, por lo que el diario señala que es factible que buena parte de su reconocimiento se deba a la homonimia de su nombre con el de su padre, el excandidato presidencial del PRI.

Al preguntar si votarían o no por él o ella, todos los perfiles obtienen una respuesta negativa. Sin embargo, entre quienes sí votarían por ellos, se coloca Ebrard como el que más simpatías genera con 40%: Colosio con 38%; Sheinbaum con 37%; Zavala con 31%, Creel con 22%; Monreal con 21% y Del Mazo con 20%. El resto de los perfiles reciben menos del 20% de menciones.

Al pasar a los careos, Morena mantiene la ventaja, pero esta se mueve en relación a sus posibles contrincantes. Por Morena se midió a Ebrard y Sheinbaum como candidatos; mientras que por la oposición se midió a Margarita Zavala, Santiago Creel y Alfredo del Mazo. En todos los casos, se midió a Luis Donaldo Colosio como una tercera opción, abanderando al MC.

  • ZAVALA 24%
    COLOSIO 19%
    SHEINBAUM 48%
  • ZAVALA 25%
    COLOSIO 17%
    EBRARD 47%
  • CREEL 18%
    COLOSIO 20%
    SHEINBAUM 52%
  • CREEL 17%
    COLOSIO 20%
    EBRARD 50%
  • DEL MAZO 19%
    COLOSIO 21%
    SHEINBAUM 49%
  • DEL MAZO 17%
    COLOSIO 22%
    EBRARD 51%

Con información de El Universal

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, fue reelegido este martes para un segundo mandato de 5 años, lo que ha sido tomado como una aprobación a su gestión contra la peor pandemia en los últimos 100 años, pese a las críticas recibidas y al rechazo de su propio país, Etiopía.

El político de 57 años, exministro etíope de Salud y de Asuntos Exteriores, fue reelegido en una votación a puerta cerrada celebrada hoy en la asamblea anual de la OMS, algo que no fue una sorpresa, pues desde octubre del año pasado se sabía que era el único candidato a director general.

Tras anunciarse su nombramiento, Tedros juró el cargo y en un mensaje posterior aseguró que interpreta la reelección como «un apoyo para todo el trabajo reciente de la OMS».

El experto etíope recordó principalmente la labor incansable de la organización desde que el 31 de diciembre de 2019 el gobierno chino les notificara la aparición de casos de una nueva enfermedad que más tarde sería bautizada como COVID-19.

«Cuando fui notificado ese día acababa de pasar dos semanas de vacaciones, las primeras desde mi nombramiento como director general, y también fueron las últimas que he tenido», recordó Tedros, quien aseguró que la prioridad para sus próximos cinco años al frente de la OMS «no será lidiar con las enfermedades, sino promover la salud».

La «financiación sostenible» de la organización, actualmente muy dependiente de donaciones y aportaciones no estatales, será otra de las prioridades, dijo Tedros.

El director general de la OMS recibió para su nombramiento el apoyo expreso de 27 países, pero no el de su propio país, Etiopía, donde las autoridades no aprueban las críticas que Tedros ha lanzado públicamente en varias ocasiones sobre la actual guerra del Tigray.

Tedros también ha mantenido en su primer mandato tensiones con Estados Unidos, específicamente durante la presidencia de Donald Trump, cuando Washington estuvo a punto de abandonar la organización; además de con China, por los obstáculos de ésta a la investigación de los orígenes del coronavirus causante de la COVID.

Recordemos que el cargo de director general de la OMS sólo puede ser renovado una vez, por lo que el periodo máximo al frente de la organización son 10 años, un tiempo que en las últimas dos décadas sólo ha completado la antecesora de Tedros, la hongkonesa Margaret Chan.