Tag

remesas

Browsing

Entre enero y noviembre del año pasado sumaron 46,833 millones de dólares en remesas, un aumento del 26.73% respecto al mismo periodo de 2020 después de que en noviembre se recibieran 4,665.2 millones de dólares.

El monto de remesas entre enero y noviembre pasado fue superior a los 36,954 millones de dólares del mismo lapso de un año atrás, precisó este lunes el Banco de México (Banxico) en su reporte mensual.

Además, estos 46,833.6 millones de dólares ya supera el total de remesas de 2020 de 40,605 millones de dólares, por lo que este 2021 será un nuevo año récord.

La remesa promedio entre enero y noviembre fue de 378 dólares, un 11% mayor que en el mismo lapso de 2020, cuando fue de 340 dólares, y el número de operaciones pasó de 108.6 a 123.9 millones de transferencias. La gran mayoría de ellas fueron por transferencia electrónica.

En su comparación anual, noviembre reportó remesas por 4,665.2 millones de dólares, un 37.7% superior a los 3,387 millones de dólares de noviembre de 2020.

Recordemos que nuestro país lleva varios meses registrando cantidades superiores a los 4,000 millones de dólares por mes. En marzo de 2020, al comienzo de la pandemia del coronavirus en la región, México superó también los 4,000 millones de dólares, marcando entonces un primer récord.

Este aumento sustancial de las remesas en los primeros once meses de 2021 sigue con la tendencia al alza marcada desde marzo del pasado año.

En plena pandemia del coronavirus, 2020 fue un año récord de remesas para México con 40.605 millones de dólares, un aumento del 11.4% respecto a los 36,438 millones de dólares de 2019.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha agradecido en varias ocasiones a los 38 millones de mexicanos que hay en Estados Unidos, a los que califica de «héroes», al estimar que sus remesas benefician a cerca de 10 millones de familias pobres, y es que el dinero proveniente de las remesas representa la segunda fuente de divisas de México, después de las exportaciones automotrices.

Benditas remesas. Así presume el presidente López Obrador la enorme cantidad de dinero que los paisanos envían a México. Este año vamos a recibir más de 50 mil millones de dólares y las estimaciones para 2022 son que llegarán a 56 mil 700 millones. Estamos hablando de cantidades enormes, pero ¿es algo que el presidente deba presumir? Por supuesto que no.

El presidente Andrés Manuel López Obrador no entiende que presumir las cantidades históricas de remesas que recibe México es una muestra del enorme fracaso que somos como país para generar oportunidades para los mexicanos.

Con tanto mexicano que se va a Estados Unidos, lo que tenemos es una fuga de talentos que regresan al país migajas a cambio de lo que significa su salida de México. Para muestra, un ejemplo.

Jorge estudió primaria, secundaria y preparatoria en México. Después hizo la carrera de medicina en la UNAM. Hoy está haciendo su residencia en Miami, Florida. ¿Por qué? Porque si la hace en México, le pagan 6 mil pesos al mes. En Florida le pagan 10 mil dólares al mes. A partir de esta residencia, Jorge espera hacer su especialidad en oftalmología y ser un gran médico dedicado al cuidado de los ojos en Estados Unidos. Jorge quiere ganar en dólares porque sabe que si se queda en México será difícil tener un sueldo digno.

Así, toda la inversión en Jorge para que estudiara en México la van a capitalizar en Estados Unidos. Si al mes Jorge envía algo de dinero a sus papás en México, la cantidad palidece frente a la inversión que ya se hizo en él en nuestro país. Lejos de presumir que los paisanos mandan mucho dinero a México habría que preocuparse por nuestra enorme fuga de talentos. Actualmente lo que estamos haciendo es subsidiar a Estados Unidos a través de estos mexicanos.

Para acabarla de amolar, si de menos existieran planes para el aprovechamiento o para incentivar inversiones con esas remesas, algo podría capitalizar México con ese dineral. Sin embargo, los datos muestran que las remesas no están volviendo más dinámica la inversión en México y en cambio se destinan a consumo de bienes muy básicos.

En este año el aumento de las remesas se comenzó a notar desde mayo, cuando entraron 4 mil 526 millones de dólares. En julio fueron 4 mil 545 mdd; en agosto 4 mil 749 mdd y en octubre 4 mil 819 mdd. Sin embargo, si revisamos el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) de esos mismos meses e incluso al cierre del año, no se ve mayor dinamismo. Por el contrario, se registró una desaceleración.

Esto es así incluso si se observan las zonas del país que más reciben remesas, como Michoacán. Ahí no hay registro de que con las remesas se destinen a proyectos de infraestructura o en inversión en proyectos de emprendimiento o nuevos negocios. Si el presidente López Obrador quiere estar presumiendo, mejor que genere las condiciones para que se den este tipo de inversiones que acabarían impulsando la economía del país. Ahí sí, que se ponga a presumir todo lo que quiera.

Pero en las remesas ocurre lo que en tantos otros rubros en México ahora: hay una enorme oportunidad que se está desperdiciando.

Apostilla: En estos días en mi podcast Broojula podrán escuchar episodios dedicados exclusivamente a explicar y entender la reforma energética que impulsa el presidente López Obrador. Son entrevistas con expertos en la materia con el ánimo de despolitizar un tema tan complejo. Los pueden escuchar todos los días en www.eluniversal.com.mx o consultar todos los episodios en https://spoti.fi/315xjLC

Columna completa en El Universal

México sumó entre enero y septiembre 37,334 millones de dólares en remesas, un aumento del 24.6% respecto al mismo periodo de 2020, luego de que en el noveno mes del año se recibieran 4,403 millones de dólares.

El monto de remesas entre enero y septiembre pasado fue superior a los 29,965 millones de dólares del mismo lapso de un año atrás, precisó este lunes el Banco de México (Banxico).

La remesa promedio entre enero y septiembre fue de 374 dólares, un 10.3% mayor que en el mismo lapso de 2020, cuando fue de 339 dólares, y el número de operaciones pasó de 88.34 millones a 99.76 millones. La mayoría de ellas fueron por transferencia electrónica.

Este septiembre, México reportó remesas por 4,403 millones de dólares, un 23.3% más que en el mismo mes de hace un año.

Sin embargo, dicha cifra es menor un 7.18% a lo captado en agosto. La contracción mensual es la mayor para un mes igual desde el 2019. Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco BASE, indicó que a pesar de que las remesas suelen caer en septiembre, este año cayeron más que el promedio de los últimos 10 años. «Lo anterior, podría estar relacionado con el fin de los beneficios adicionales por desempleo en EUA, que en septiembre concluyeron», añadió.

México lleva varios meses registrando cantidades superiores a los 4.000 millones de dólares por mes. En marzo de 2020, al comienzo de la pandemia del coronavirus en la región, superó también los 4,000 millones de dólares, marcando entonces un primer récord.

Este aumento sustancial de las remesas en los primeros nueve meses de 2021 sigue con la tendencia al alza marcada desde marzo del pasado año.

En plena pandemia del coronavirus, 2020 fue un año récord de remesas para nuestro país con 40,606 millones de dólares, un aumento del 11.4% respecto a los 36,438 millones de dólares de 2019.

Recordemos que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha agradecido en varias ocasiones a los cerca de 38 millones de mexicanos que hay en Estados Unidos, a los que califica de «héroes», al estimar que sus remesas benefician a cerca de 10 millones de familias pobres.

Este dinero, que procede principalmente de migrantes mexicanos que viven en Estados Unidos, representa la segunda fuente de divisas de México, después de las exportaciones automotrices.

Analistas del sector privados estiman que la economía crecerá un 6.20% en 2021, una leve mejora frente al 6.18% proyectado el mes previo, según la encuesta sobre las expectativas de los especialistas elaborado por el Banco de México (Banxico) correspondiente a septiembre.

Para el 2022, los analistas elevaron de 2.90% a 3.0% el pronóstico de crecimiento del PIB, según la media de la consulta realizada entre 34 grupos de análisis económico.

Recordemos que la economía nacional se contrajo un 8.3% en 2020, el peor desempeño desde la década de 1930, como consecuencia de las afectaciones derivadas de la pandemia de COVID-19.

Por su parte la Secretaría de Hacienda calcula para el crecimiento económico sea de hasta 6%, en la medida en la que se normalizan las actividades productivas mientras avanza la estrategia nacional de vacunación contra el COVID-19, que inició en diciembre pasado.

Por lo que respecta a la inflación, el sondeo del Banxico mostró una aceleración entre las expectativas de los analistas de un 6.28% para el cierre de año, desde el 6.05% previo. Para el cierre de 2022, los expertos estiman una inflación del 3.80%, por encima del 3.75% estimado en agosto.

El año pasado, la inflación cerró en 3.15%, en línea con el objetivo de Banxico que es del 3% +/- un punto porcentual.

Respecto al peso mexicano, los expertos consultados por el Banxico proyectan una paridad cambiaria de 20.30 unidades por dólar a finales de año, ligeramente por abajo de los 20.36 pesos estimados en la consulta del mes pasado.

Los analistas también fueron consultado por Banxico en relación a los factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico de México en los próximos seis meses. Los especialistas consideran que, a nivel general, los principales factores se asocian con la gobernanza (42%) y las condiciones económicas internas (26%). A nivel particular, los principales factores son: los problemas de inseguridad pública (14% de las respuestas); la incertidumbre política interna (13% de las respuestas); la incertidumbre sobre la situación económica interna (11% de las respuestas); la política de gasto público (10% de las respuestas); la debilidad en el mercado interno (8% de las respuestas); y las presiones inflacionarias en el país (8% de las respuestas).

El Banco de México también reportó este viernes que entre enero y agosto sumaron 32,930.9 millones de dólares en remesas, un aumento del 24.76% respecto al mismo periodo de 2020 luego de que en el octavo mes del año se llegara a un récord de 4,743.6 millones de dólares.

La remesa promedio entre enero y agosto fue de 373 dólares, un 10.4% mayor que en el mismo lapso de 2020, cuando fue de 338 dólares, mientras que el número de operaciones pasó de 78.04 millones a 88.21 millones, la mayoría de ellas fueron por transferencia electrónica.

Nuestro país sumó entre enero y junio 23 mil 618.33 millones de dólares en remesas, un aumento del 22.44% respecto al mismo periodo de 2020 luego de que en el sexto mes del año se llegara a un monto de casi 4,440 millones de dólares.

El monto de remesas entre enero y junio pasado fue superior a los 19 mil 289.66 millones de dólares del mismo lapso de 2020, precisó este lunes el Banco de México en su reporte mensual.

La remesa promedio entre enero y junio fue de 368 dólares, un 9.52% mayor que en el mismo lapso de 2020, cuando fue de 336 dólares, y el número de operaciones pasó de 56.88 millones a 63.91 millones.

En el sexto mes del año, se reportaron remesas por 4 mil 440 millones de dólares, cerca del récord de mayo cuando se registraron 4 mil 514.6 millones de dólares.

Este aumento sustancial de las remesas en los primeros seis meses de 2021 sigue con la tendencia al alza marcada desde marzo del pasado año.

En plena pandemia de coronavirus, 2020 fue un año récord de remesas para nuestro país con 40 mil 606.7 millones de dólares, un aumento del 11.4% respecto a los 36,438 millones de dólares de 2019.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha agradecido en varias ocasiones a los más de 38 millones de mexicanos que radican en el extranjero, principalmente en Estados Unidos, a los que califica de «héroes», al estimar que sus remesas benefician a cerca de 10 millones de familias pobres.

Este dinero representa la segunda fuente de divisas del país, después de las exportaciones automotrices.

Por ello, el gobierno federal confía en que las remesas ayuden a levantar la economía del país, que presentó una contracción del 8.2% en 2020, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Las autoridades mexicanas esperan este año un repunte de la economía de alrededor del 6.5%.

El Salvador se convirtió en el primer país del mundo en adoptar al bitcóin como moneda de circulación legal luego de que el Congreso aprobara una propuesta del presidente Nayib Bukele para hacerlo.

Con 62 de 84 votos posibles, los legisladores dieron luz verde entrada la madrugada de este miércoles para crear la ley y para usar el bitcóin, a pesar de la preocupación por el impacto potencial en el programa de El Salvador con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Bukele ha promocionado el uso de la criptomoneda por su potencial para ayudar a los salvadoreños que viven en el extranjero a enviar remesas a su país, al tiempo que asegura que el dólar estadounidense también continuará como moneda de circulación legal.

El presidente, quien envió la iniciativa a los legisladores, dijo que esta ley ayudará a generar empleos en el corto plazo y favorecerá a la inclusión financiera de miles de personas que están fuera de la economía formal.

La norma aprobada establece que todos los precios podrán ser expresados en bitcóin y que todas las contribuciones tributarias podrán ser pagadas en la criptomoneda, pero que para fines contables, se mantendrá el dólar como moneda de referencia.

«La #LeyBitcoin es ambiciosa, pero sencilla, además está bien estructurada para que tenga riesgo cero (…) El Gobierno garantizará la convertibilidad al valor exacto en dólares al momento de cada transacción», afirmó Bukele el martes por la noche en su cuenta de Twitter.

El uso como moneda de curso legal en El Salvador del bitcóin , que cotizaba en 35,216.77 dólares, de acuerdo con datos de Refinitiv Eikon, entrará en vigor en 90 días, con el tipo de cambio bitcóin-dólar fijado por el mercado.

Analistas han dicho que la medida podría complicar las conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), donde la nación centroamericana busca un programa de más de 1,000 millones de dólares. Se ha advertido que el uso de monedas digitales puede representar riesgos para economías dolarizadas, como la salvadoreña, en materia de estabilidad macroeconómica y financiera, así como para la posible alza del costo de vida, agregó el banco.

La criptomoneda ofrece, en teoría, una forma rápida y económica de enviar dinero a través de las fronteras sin depender de las empresas de remesas. Bukele dice que alrededor del 70% de las personas en El Salvador carecen de acceso a los servicios financieros tradicionales.

Aún así, el uso de la criptomoneda para las remesas a nivel mundial es irregular. La conversión de monedas locales hacia y desde bitcóin a menudo depende de corredores informales. Los precios son volátiles y la compraventa es un proceso complejo que exige conocimientos técnicos.

El Salvador «promoverá la capacitación y los mecanismos necesarios para que la población pueda acceder a las transacciones de bitcoines», de acuerdo con la ley.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER), el Banco de México (Banxico), la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el Banco del Bienestar y la Asociación de Bancos de México (ABM) anunciaron este lunes la implementación de un programa de bancarización en apoyo a migrantes y familias.

Las autoridades financieras del país se comprometieron a reforzar y ampliar la cobertura de servicios financieros, en los mejores términos y condiciones, a fin de que los envíos de remesas de las mexicanos que se encuentran en el extranjero hacia sus familias en México se realicen de manera sencilla, segura y económica.

En el marco de este programa, el gobierno federal dio a conocer una estrategia para mejorar el tipo de cambio que reciben las personas migrantes y sus familias por el envío de remesas, así como para reducir los costos en tiempo y los riesgos por transacciones que hoy realizan en efectivo.

La estrategia consiste en bancarizar a las personas migrantes mexicanos en Estados Unidos y a sus familias en México a través del Banco del Bienestar, mediante la apertura de cuentas por migrantes y sus familias para transferencias bancarias Estados Unidos-México; el envío de recursos a través de remesadoras y liquidadas por Banco del Bienestar; la compra de dólares en efectivo a migrantes y sus familias con cuenta en dicho banco.

Adicional, las cuentas en el Banco del Bienestar se podrán abrir de manera remota desde Estados Unidos, con la matrícula consular o el pasaporte expedidos por la SRE.

Las personas migrantes y sus familias tendrán acceso a la recepción de remesas en México a través de 2,393 puntos de atención, entre sucursales del Banco del Bienestar, sociedades financieras populares y cooperativas de ahorro y préstamo que integran la llamada ‘Red de la Gente’, así como corresponsales de Telecomm.

Adicionalmente, las autoridades financieras facilitarán la apertura de cuentas en pesos para personas migrantes de manera remota, a través de instituciones de crédito y de fondos de pago electrónico, con el objetivo de recibir remesas electrónicas al mismo tipo de cambio que el aplicable para cargos a tarjetas de crédito y débito.

Entre las acciones también está la creación de un sitio web y un aplicativo (app), desarrollados por el Banco de México, que permitirá a los migrantes conocer los productos financieros a su alcance y realizar la búsqueda de centros de canje de divisas y la ubicación geográfica de las sucursales más cercanas.

Adicional, se ofrecerán operaciones cambiarias en las sucursales bancarias ubicadas en los módulos de trámite a personas migrantes para la internación temporal de vehículos particulares, donde se podrán canjear divisas en efectivo al entrar al país; habrá atención especial a personas migrantes por parte de las unidades especializadas de atención a usuarios de las instituciones financieras; venta de tarjetas prepagadas denominadas en pesos, emitidas por bancos, para personas que ingresen a territorio nacional, para pago de bienes y servicios.

Destaca que el Banco de México brindará facilidades a las instituciones de crédito que tengan dificultad para repatriar dólares en efectivo, a través de financiamiento contingente garantizado.

También se agilizará el procedimiento para incorporar los recursos de divisas en efectivo incautados a favor del Estado Mexicano; para ello, el Banxoico establecerá un procedimiento claro en disposiciones de carácter general para que las instituciones financieras puedan recibir los billetes y monedas extranjeros del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (INDEP).

«La ABM se compromete a que las instituciones de crédito adopten e impulsen estas medidas, de tal forma que las personas migrantes y sus familias puedan tener acceso al mejor tipo de cambio que les ofrezca su banco, donde sea que requieran disponer de los recursos de sus remesas dentro del territorio nacional. Esto permitirá disminuir la disparidad en los tipos de cambio que pueden obtener las personas migrantes y sus familias en diversas regiones del país», apuntaron las autoridades en un comunicado conjunto.

Foto: Twitter @RaulRodriguezC

México recibió 40,606 millones de dólares en remesas durante 2020, un aumento del 11.4% respecto a los 36,438 millones de dólares que llegaron en 2019, informó este martes el Banco de México (Banxico).

Con esta cifra, México registra un nuevo máximo histórico en la captación de remesas, pese a crisis económica que atraviesa México y el mundo derivado de la pandemia de Covid-19.

De enero a diciembre, la remesa promedio individual fue de 340 dólares, ligeramente superior a los 326 dólares del mismo lapso de 2019, mientras que el número de operaciones pasó de 111.74 a 119.43 millones, la mayoría de ellas transferencias electrónicas.

En diciembre pasado, México recibió 3,661 millones de dólares, una cifra superior respecto a los 3,381 millones de dólares de noviembre y a los 3,598 millones de octubre.

Recordemos que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha agradecido en varias ocasiones a los poco más de 38 millones de mexicanos que hay en Estados Unidos, a los que califica de «héroes», al estimar que sus remesas benefician a cerca de 10 millones de familias pobres.

El dinero, que procede principalmente de migrantes mexicanos que viven en Estados Unidos, representa la segunda fuente de divisas de México, después de las exportaciones automotrices.

El gobierno federal confía en que las remesas ayuden a la recuperación económica del país, que presentó una contracción de 8.3% en 2020, según datos preliminares divulgados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Los mexicanos recibieron un récord de 40,574 millones de dólares en remesas en 2020, un aumento del 11.3 % frente a 2019, informó este miércoles el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), con base en datos preliminares.

«El año pasado fue un año excepcional en cuanto a envíos de recursos de nuestros paisanos migrantes, fue un récord, lo que nunca había sucedido y en los momentos más difíciles», aseguró el mandatario durante su conferencia matutina.

El reporte del presidente ocurre dos días después del informe oficial del Banco de México (Banxico), que reportó un récord de 36,945 millones de dólares en remesas entre enero y noviembre de 2020, un aumento anual del 10.88%.

Con estas cifras México ya rompió el récord en remesas recibidas en cualquier año, alcanzado en 2019 por un monto entonces histórico de 36,048 millones de dólares en todo el año.

En ese sentido, el banco BBVA indicó en un reporte reciente que las remesas de mexicanos residentes en el extranjero llegarán a un máximo histórico de 3.8% del PIB.

Aunque Banxico aún no revela la cifra oficial de diciembre, el gobierno federal estima que dicho mes llegaron 3,628 millones de dólares, equivalente a un crecimiento anual de 16.3%.

López Obrador reconoció el aumento histórico de remesas en medio de la pandemia de Covid-19, que ha dejado más de 1.46 millones de casos y casi 129.000 muertes en México.

El mandatario destacó que el récord mensual de más de 4,000 millones de dólares ocurrió en marzo pasado, el primer mes de la pandemia en México. Por ello, ha llamado «héroes y heroínas» a los 38 millones de mexicanos que viven en Estados Unidos.

“El equivalente a los médicos y a las enfermeras que están salvando vidas, ellos en el terreno de lo económico porque estamos ya en una cifra récord», argumentó.

El presidente precisó que las remesas benefician a 10 millones de familias, quienes reciben un promedio de 350 dólares mensuales. «Significa una derrama económica importantísima, por eso no se nos cayó el consumo, a pesar de la pandemia y la crisis económica”, sostuvo.

Aunque organismos internacionales advierten de un crecimiento lento de la economía mundial, López Obrador defendió su pronóstico de un repunte rápido. “A pesar de la pandemia, ya se ha iniciado el crecimiento de la economía, se cumplió nuestro pronóstico”, manifestó.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que la economía mexicana cayó por debajo del 8.9% en 2020, pese a las proyecciones de diversos analistas, y anticipó que habrá una recuperación en los primeros tres meses de 2021.

“Los analistas calculaban que se iba a caer la economía en el año de 12% a 15% y no fue así, hasta ahora (fue) 8.9%, y yo calculo que va a ser menos porque en el último trimestre ya hubo más crecimiento de la economía”, sostuvo AMLO.

Además de los más de 1.44 millones de casos y cerca de 127,000 muertes, la pandemia causó una contracción de 9.6% del PIB en los primeros nueve meses de 2020 y la pérdida de casi 1.1 millones de empleos formales. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) estima una contracción del 8% del PIB en 2020, y pronostica un repunte del 4.6% para 2021.

«Acaba de dar a conocer el gobernador del Banco de México que hay signos de recuperación de la economía mexicana y coincidimos con eso, tenemos elementos para poder afirmar que en estos tres meses, en este primer trimestre, va a crecer la economía», añadió López Obrador.

El mandatario reiteró lo expresado en su mensaje de Año Nuevo en el que dijo que México había recuperado cerca de 600,000 empleos formales de agosto a septiembre, aunque reconoció que en diciembre perdió casi 277,000 por «culpa» del «outsourcing», esquema de subcontratación laboral.

Aún así, insistió en que a finales de marzo el país ya tendrá registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a 20.5 millones de trabajadores formales, cifra que se tenía antes de la pandemia. «En enero ya vamos a empezar a recuperarlos porque empieza una recontratación de estos mismos empleos y a esto hay que añadir el crecimiento de la economía, que se está dando y se va a dar para este año», comentó.

Como indicadores positivos, el mandatario destacó el aumento del salario mínimo del 15% para este año y la estabilización del tipo de cambio, en cerca de 20 pesos por dólar.

En el marco de lo expresado por AMLO, se informó que las remesas aceleraron su ritmo de crecimiento en noviembre y ligaron siete meses al alza, impulsadas tanto por un mayor número de envíos como por un aumento en el monto promedio de operaciones.

Los capitales recibidos durante el penúltimo mes de 2020 sumaron 3,381 millones de dólares, un 15.6% más que en noviembre del año anterior, según cifras divulgadas este lunes por el Banco de México (Banxico), lo que representó su mayor incremento anual desde marzo.

El número de transacciones, principalmente desde Estados Unidos, se elevó un 9.2% interanual, mientras que el monto promedio por operación creció un 6.1%.

En cifras acumuladas, las remesas aumentaron un 10.9% interanual entre enero y noviembre a 33,946 millones de dólares, dijo el banco central.

México recibió 33 mil 564 millones de dólares en remesas entre enero y octubre de este año, un aumento del 10.4% respecto al mismo periodo de 2019, pese a la crisis de la pandemia del Covid-19, informó este martes el Banco de México (Banxico).

El total de remesas superaron los 30 mil 394 millones de dólares de los primeros diez meses del año pasado, precisó el Banco Central en su reporte mensual.

El monto del dinero enviado por transacción también se incrementó, pues la remesa promedio de enero a octubre fue de 339 dólares, 4.17% más que en el mismo lapso de 2019, cuando fue de 326 dólares.

El número de operaciones pasó de 93.3 millones en los primeros diez meses de 2019 a 98.9 millones en el mismo lapso de 2020, un incremento del 6%.

Tan solo en octubre, las remesas representaron 3 mil 598 millones de dólares de ingresos para México, una cifra superior a los 3 mil 570 millones de dólares de septiembre.

Recordemos que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha agradecido en varias ocasiones a los cerca de 38 millones de mexicanos que hay en Estados Unidos, al estimar que este año enviarán 40,000 millones de dólares en remesas que beneficiarán a 10 millones de familias.

Según los pronósticos del presidente, este año se superarían las remesas enviadas a México en 2019, cuando alcanzaron un máximo histórico de 36 mil 048 millones de dólares, con un incremento de 7.04% respecto a la cifra registrada en 2018.

El Banco de México (Banxico) informó este martes que las remesas registraron un aumento del 10% entre enero y septiembre de este año, respecto al mismo periodo de 2019, al sumar 29 mil 964 millones de dólares, pese a la crisis por la pandemia de Covid-19.

El total de remesas superaron los 27 mil 239 millones de dólares de los primeros nueve meses del año pasado, precisó Banxico.

El monto del dinero enviado por transacción también se incrementó, pues la remesa promedio de enero a septiembre fue de 339 dólares, 3.95% más que en el mismo lapso de 2019, que fue de 326 dólares.

Asimismo, el número de operaciones pasó de 83.4 millones en los primeros nueve meses de 2019 a 88.3 millones en el mismo periodo de 2020, un incremento del 5.82%.

Tan solo en septiembre, las remesas representaron 3 mil 568 millones de dólares de ingresos para el país, una cifra prácticamente idéntica a la de agosto.

Estos datos contrastan con las de marzo, cuando se recibió un monto histórico de más de 4,000 millones de dólares, una cifra casi 49% superior a los 2,694 millones de dólares en febrero.

Las remesas, casi en su totalidad de Estados Unidos, rompen récords pese a la crisis sanitaria. El presidente López Obrador ha agradecido en varias ocasiones a los 38 millones de mexicanos que hay en Estados Unidos, al estimar que este año enviarán 40,000 millones de dólares en remesas para cerca de 10 millones de familias pobres.

Este martes, durante su conferencia matutina y antes de la publicación del dato por parte del Banco de México, López Obrador había destacado que las remesas seguían estando «arriba».

Los mexicanos recibieron 26,395,72 millones de dólares en remesas entre enero y agosto de este año, un aumento de 9.35% respecto al mismo periodo de 2019, pese a la crisis de COVID-19, informó este jueves el Banco de México (Banxico).

El total de remesas superaron los 24,138,41 millones de dólares de los primeros ocho meses del año pasado.

El monto del dinero enviado por transacción también incrementó, pues la remesa promedio de enero a agosto fue de 338 dólares, 3.72% más que en el mismo lapso de 2019, cuando fue de 326 dólares.

Asimismo, el número de operaciones pasó de 74.02 millones en los primeros ocho meses de 2019 a 78.04 millones en el mismo lapso de 2020, un incremento del 5.43%.

Tan solo en agosto, las remesas rebasaron los 3,574 millones de dólares, un aumento mensual de 1.2% frente a los 3,531.8 millones de dólares de julio.

Pese a los datos de crecimiento, contrastan con lo reportado en marzo, cuando México recibió un monto histórico de más de 4,000 millones de dólares, una cifra casi 49% superior a los 2,694 millones de dólares en febrero.

El presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha agradecido en varias ocasiones a los 38 millones de mexicanos que hay en Estados Unidos, al estimar que este año enviarán 40,000 millones de dólares en remesas para cerca de 10 millones de familias pobres.

«Con las remesas estamos fortaleciendo el consumo y, a pesar de la pandemia y de la crisis, no hay hambre en nuestro país, se está garantizando el consumo básico», dijo AMLO la semana pasada en su discurso ante la Asamblea General de la ONU.

Los pronósticos del presidente superarían las remesas enviadas a México en 2019, cuando alcanzaron un máximo histórico de 36,048 millones de dólares, con un incremento de 7,04 % respecto a la cifra registrada en 2018.

Las remesas que envían los mexicanos que residen en el exterior, principalmente en Estados Unidos, aumentaron 7.2% en julio pasado, en comparación con el mismo mes de 2019.

Según informó este martes el Banco de México (Banxico), el monto de los envíos sumó en julio 3,531 millones de dólares.

Sin embargo, las transferencias de dinero tuvieron un ligero retroceso en comparación con el mes previo cuando se reportaron 3.536 millones de dólares.

El monto promedio de las remesas en julio fue de 343 dólares por remitente, tres dólares más que en junio.

La remesa promedio en el lapso de enero a julio fue de 337 dólares, 4.33% mayor que en el mismo lapso de 2019, cuando fue de 323 dólares, mientras que el número de operaciones pasó de 64.14 a 67.64 millones.

En cifras acumuladas, las remesas, que representan uno de los principales ingresos en el país, aumentaron un 10.01% interanual entre enero y julio, al sumar 22,822 millones de dólares.

Las remesas recibidas entre enero y julio del año pasado fue de 20,744 millones de dólares.

En Estados Unidos viven 12 millones de personas nacidas en México y 26 millones de segunda o tercera generación.

Al respecto, esta mañana durante su mensaje en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) agradeció a los migrantes, pues dijo que «ahora que más se les ha necesitado, es cuando más han ayudado a sus familiares en México», en referencia al envío de las remesas.

Pronosticó que la cifra ingresada en remesas este año supondrá un nuevo récord y alcanzará los 40,000 millones de dólares.

Las remesas, una de las principales fuentes de divisas del país, descendieron en abril después de registrar cifras récord el mes previo, golpeadas por un menor número de envíos.

Los capitales recibidos durante el cuarto mes del año sumaron 2,861.38 millones de dólares, un 2.6% menos que en abril de 2019, de acuerdo con un reporte mensual divulgado este lunes por el Banco de México (México).

En marzo, las remesas crecieron sorpresivamente y alcanzaron un nivel récord a pesar del brote global de coronavirus, cuando alcanzaron los 4,007.01 millones de dólares.

Así, las remesas registraron una caída del 28.5% de un mes a otro.

Sin embargo, en cifras acumuladas del primer cuatrimestre del año, huno un incremento de 12.6% con respecto al mismo periodo del año anterior. El monto acumulado entre enero y abril de 2020 alcanzó 12 mil 158 millones de dólares, superior a los 10 mil 789 millones obtenidos en el mismo periodo de 2019.

De acuerdo con el informe, el número total de transacciones disminuyó en abril un 4.7% interanual, mientras que el monto promedio por envío se elevó un 2.2%.

El número de operaciones en abril pasado fue de 8.6 millones, mientras que en marzo fue de 10.6 millones de transacciones.

El monto promedio de las remesas también se redujo un 13%, equivalente a 49 dólares, al pasar de 377 dólares en marzo, a 328 dólares en abril.

Recordemos que la cifra registrada en marzo pasado, sirvió para que el presidente López Obrador asegurara que pese al golpe de la pandemia, la estabilidad económica del país se encontraba en buen estado.

De acuerdo a datos publicados este lunes por el Banco de México (Banxico), Las remesas en México tuvieron un aumento de 35.7% en marzo pasado, respecto al mismo periodo del año pasado, lo que significa la mayor alza desde septiembre del 2003.

El dinero enviado a México durante marzo ascendió a 4 mil 16 millones de dólares, mientras que el mismo mes de 2019 fue de 2 mil 957.9 millones de dólares.

Los envíos de los mexicanos en el exterior se dispararon 49% respecto al mes anterior, lo que equivale al mayor incremento mensual desde 1995.

Las cifras corresponden al mes en que la pandemia comenzó a golpear a diversos países en los que residen los mexicanos que envían dinero a sus familiares, principalmente en Estados Unidos.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) agradeció esta mañana la solidaridad de los connacionales que viven en el extranjero.

«Queremos agradecer a los migrantes mexicanos porque ayer se dio a conocer el dato de que aumentaron las remesas en el mes de marzo, llegaron a 4 mil millones de dólares. Esto llevaba casi 20 años que no sucedía, hubo un incremento de febrero a marzo de 35 por ciento».

AMLO destacó que los ‘paisanos’ enviaron casi 100 mil millones de pesos en marzo, con casi 10 millones de envíos.

López Obrador destacó que en promedio, los migrantes mexicanos enviaron 380 dólares, 9 mil pesos aproximadamente, a 10 millones de beneficiarios. «Les agrademos mucho a nuestros paisanos migrantes, héroes vivientes», expresó.

Esta acción, refirió, compromete al gobierno federal a seguir apoyando a los mexicanos más necesitados, por ello reiteró que cada mes se dispersarán 100 mil millones de pesos en apoyos a las empresas familiares, créditos personales, créditos a la vivienda y a programas sociales para reactivar la economía.