Tag

remesas

Browsing

Las remesas, una de las principales fuentes de divisas del país, descendieron en abril después de registrar cifras récord el mes previo, golpeadas por un menor número de envíos.

Los capitales recibidos durante el cuarto mes del año sumaron 2,861.38 millones de dólares, un 2.6% menos que en abril de 2019, de acuerdo con un reporte mensual divulgado este lunes por el Banco de México (México).

En marzo, las remesas crecieron sorpresivamente y alcanzaron un nivel récord a pesar del brote global de coronavirus, cuando alcanzaron los 4,007.01 millones de dólares.

Así, las remesas registraron una caída del 28.5% de un mes a otro.

Sin embargo, en cifras acumuladas del primer cuatrimestre del año, huno un incremento de 12.6% con respecto al mismo periodo del año anterior. El monto acumulado entre enero y abril de 2020 alcanzó 12 mil 158 millones de dólares, superior a los 10 mil 789 millones obtenidos en el mismo periodo de 2019.

De acuerdo con el informe, el número total de transacciones disminuyó en abril un 4.7% interanual, mientras que el monto promedio por envío se elevó un 2.2%.

El número de operaciones en abril pasado fue de 8.6 millones, mientras que en marzo fue de 10.6 millones de transacciones.

El monto promedio de las remesas también se redujo un 13%, equivalente a 49 dólares, al pasar de 377 dólares en marzo, a 328 dólares en abril.

Recordemos que la cifra registrada en marzo pasado, sirvió para que el presidente López Obrador asegurara que pese al golpe de la pandemia, la estabilidad económica del país se encontraba en buen estado.

De acuerdo a datos publicados este lunes por el Banco de México (Banxico), Las remesas en México tuvieron un aumento de 35.7% en marzo pasado, respecto al mismo periodo del año pasado, lo que significa la mayor alza desde septiembre del 2003.

El dinero enviado a México durante marzo ascendió a 4 mil 16 millones de dólares, mientras que el mismo mes de 2019 fue de 2 mil 957.9 millones de dólares.

Los envíos de los mexicanos en el exterior se dispararon 49% respecto al mes anterior, lo que equivale al mayor incremento mensual desde 1995.

Las cifras corresponden al mes en que la pandemia comenzó a golpear a diversos países en los que residen los mexicanos que envían dinero a sus familiares, principalmente en Estados Unidos.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) agradeció esta mañana la solidaridad de los connacionales que viven en el extranjero.

«Queremos agradecer a los migrantes mexicanos porque ayer se dio a conocer el dato de que aumentaron las remesas en el mes de marzo, llegaron a 4 mil millones de dólares. Esto llevaba casi 20 años que no sucedía, hubo un incremento de febrero a marzo de 35 por ciento».

AMLO destacó que los ‘paisanos’ enviaron casi 100 mil millones de pesos en marzo, con casi 10 millones de envíos.

López Obrador destacó que en promedio, los migrantes mexicanos enviaron 380 dólares, 9 mil pesos aproximadamente, a 10 millones de beneficiarios. «Les agrademos mucho a nuestros paisanos migrantes, héroes vivientes», expresó.

Esta acción, refirió, compromete al gobierno federal a seguir apoyando a los mexicanos más necesitados, por ello reiteró que cada mes se dispersarán 100 mil millones de pesos en apoyos a las empresas familiares, créditos personales, créditos a la vivienda y a programas sociales para reactivar la economía.

Si pensamos que la economía mexicana es una silla que se sostiene por cuatro patas, una representa los ingresos por turismo; otra las remesas; otra los ingresos petroleros y una última es el libre comercio, la pandemia del COVID19 ha venido a dejar dicha silla sin patas. Y el carpintero que tendría que estar viendo la forma de que éstas patas se refuercen para que la silla no se desplome está pensando en usar sus herramientas y recursos para fabricar una vajilla que pensaba que sería la manera de crecer el negocio. Pero luego vino el desplome de las patas. No es culpa del carpintero, pero aun así, vino el desplome.

Ese carpintero es el presidente Andrés Manuel López Obrador que, como el carpintero que se va a quedar sin silla, cree que, porque antes de que a ésta se le rompieran las patas, el plan de fabricar vajillas que se tenía para que creciera el negocio hace unas semanas no puede modificarse.

Si se quisieran reforzar las patas de la silla, la tarea no sería sencilla. El turismo estará muerto hasta que no se tenga o una vacuna o una medicina para lidiar con el COVID. Las remesas no volverán a llegar a los niveles de febrero del 2020 hasta que la economía de Estados Unidos se recupere. Los mejores estimados hablan de que el actual desempleo en nuestro vecino del norte tardará en recuperarse cuando menos una década porque apenas van tres semanas de cierre y ya hay más de 17 millones de desempleados.

Los ingresos petroleros también están en una situación complicada dada la contracción en la movilidad en general que lleva a una menor demanda. Y el libre comercio… pues ese TMEC que se firmó el último día del gobierno de Peña Nieto, con bombo y platillo, y que estaba por entrar en vigor el 1º de junio una vez que el parlamento canadiense lo aprobó, ahora ha vuelto a sufrir un revés.

Aun cuando ya sabemos que somos socios de Estados Unidos, el gobierno mexicano ha hecho todo por destruir la herramienta que ha representado el libre comercio con norteamérica. El mejor ejemplo ha sido la decisión de cancelar la construcción de la planta cervecera de Constelation Brands, una de las cerveceras más importantes del mundo que, bajo las reglas del TLCAN no debiera de haber recibido el revés que le ha dado el gobierno de López Obrador. Su justificación para cancelarla ha sido una consulta ciudadana de baja participación y cero cumplimiento con las reglas electorales. Pero, como el presidente insiste en hacerlo, le vuelve a dar un golpe al Tratado de Libre Comercio de Norteamérica. Aun cuando sienta que la baja participación ciudadana justifiquen su decisión arbitraria.

Pero dejando a un lado este desdén por el Estado de Derecho, en Estados Unidos hay un grupo de empresas y senadores que le están pidiendo a Trump que aplace la entrada en vigor del nuevo acuerdo comercial por los problemas económicos internos que enfrenta y enfrentará la economía estadounidense dada la pandemia de salud. Y allá, en EUA, el gobierno escucha. Y además, sabe que en México tienen a un socio seguro.

Si nos quieren apretar aplazando la entrada en vigor del TMEC, saben que lo pueden hacer. De entrada, en lugar del 1º de junio, la entrada en vigor se ha aplazado hasta julio. Pero además, entre que el presidente López Obrador se ha vuelto a poner en las manos de Trump para que absorba nuestra baja en la producción energética a cambio de no sabemos qué, y entre que los estadounidenses ya han tomado la medida al gobierno mexicano porque saben que en aras de que entre en vigor el tratado comercial estamos dispuestos a dar lo que sea, México sigue a la merced de que la silla de nuestra economía siga de pie gracias a las cuatro patas que sigue sosteniendo la economía estadounidense, que hoy se tambalea. Flaco sustento.

Columna completa en El Universal

México recibió 36,048 millones de dólares de los conacionales residentes en el extranjero en 2019, un aumento del 7.04% respecto a los 33,677 millones de dólares de 2018, lo que significa un nuevo máximo histórico, informó este lunes el Banco de México.

En el periodo enero-diciembre, la remesa promedio individual fue de 326 dólares, ligeramente superior a los 322 dólares del mismo lapso de 2018.  En diciembre pasado, México recibió 3,083,5 millones de dólares, cifra superior a los 2.898 millones de dólares de noviembre, aunque inferior a los 3,125 millones de octubre.

El dato del pasado diciembre supone un alza en el volumen de remesas del 3% si se compara con diciembre de 2018, cuando se recibieron 2,991 millones de dólares.

El país recibió en 2018 un total de 33,677 millones de dólares, y en 2017 las remesas sumaron 30,291 millones de dólares.

Las remesas, provenientes principalmente de los mexicanos que viven en Estados Unidos, representan la segunda fuente de divisas de México, después de las exportaciones automotrices, además de que constituyen un importante ingreso para millones de personas.

En 1995, el primer año del que ofrece resultados el Banco de México, las remesas fueron de 3,672 millones de dólares.

Desde que llegó al poder, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha destacado la importancia de las remesas para centenares de miles de familias en México. En varias ocasiones, el mandatario ha calificado a los migrantes mexicanos de «héroes vivientes» porque gracias a las remesas se ayuda a la economía popular.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) informó que en 2019 se recibieron 35 mil millones de pesos por concepto de remesas provenientes de Estados Unidos, que se distribuyeron entre cinco millones de familias.

Ricardo Sheffield, titular de Profeco, explicó que se ha dividido el territorio de Estados Unidos en tres zonas, la del Pacífico, zona centro y costa este, para determinar qué instituciones proporcionan el mejor precio para el envío de remeses a México.

Explicó que quien ofrece el mejor precio por el tipo cambiario es la institución Banorte, que paga en la costa del Pacífico cinco mil 625 pesos por 300 dólares, y no cobra comisiones; mientras que Western Union fue el que menos pagó, con cinco mil 326.81 pesos por cada 300 dólares y cobra ocho dólares de comisión.

Ese comportamiento se registró en el resto de las zonas del vecino país, con las mismas diferencias entre las dos instituciones mencionadas. “De esta manera, los paisanos pueden valorar por dónde enviarlo», expresó Sheffield.

Añadió que se está realizando un acercamiento a las familias que reciben estos envíos de dinero proveniente de sus familiares en Estados Unidos para que les indiquen qué otra información requieren.

La información expuesta esta mañana por el titular de la Profeco, responde a un compromiso que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) hizo semanas atrás, sobre que se presentaría un Quién es Quién en el envío de las remesas.

Ricardo Sheffield, aprovechó su participación en la mañanera del presidente, que a partir de febrero este organismo cobrará las multas que imponga y garantizó que el costo de las gasolinas y la energía eléctrica no registrarán aumentos de precio en 2020.

“Hay una estabilidad e incluso una baja en los precios. ¿Qué podemos esperar para el 2020? Con base a los promedios de Pemex (Petróleos Mexicanos), tomando en cuenta los puntos de distribución, excepto en la frontera, el promedio del precio de la gasolina regular será de 18.20 centavos, en la Magna 19.73 y en diésel 19.48; se continuará cumpliendo con la política de no incrementar los precios a los carburantes», explicó.

El Banco Santander no cobrará comisiones a las remesas enviadas por mexicanos desde Estados Unidos, esto respondiendo a un compromiso hecho con el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, se reunió este lunes con el mandatario en el Palacio Nacional, según un video difundido en las redes sociales de López Obrador, coincidiendo con una visita de la ejecutiva bancaria a México.

«Ana (Botín) hizo un compromiso con nosotros este año de que su banco no iba a cobrar comisiones a las remesas que envían nuestros paisanos desde Estados unidos a sus familiares. Que no se van a cobrar comisiones», indicó el presidente en el video, acompañado de Botín y otros funcionarios y ejecutivos.

El mandatario recordó que las remesas son «muy importantes» para la economía mexicana, y calificó una vez más de «héroes vivos» a los mexicanos residentes en Estados Unidos.

Recordemos que México recibió 26 mil 980 millones de dólares de los connacionales residentes en el extranjero en los primeros nueve meses del año, un aumento del 9.3% respecto al mismo periodo de 2018.

Las remesas, que proceden principalmente de los mexicanos que viven en Estados Unidos, representan la segunda fuente de divisas de México después de las exportaciones automotrices, y constituyen un importante ingreso para millones de personas.

Este año, estimó López Obrador, van a ingresar por remesas 35,000 millones de dólares, lo que marcaría un nuevo récord.

«Le pedí a Ana que se buscara la forma de que no pagaran comisiones porque se abusaba en el cobro de comisiones y hoy nos trae la noticia, la buena nueva, de que Santander ya va a iniciar un programa para no cobrar comisiones en los envíos de remesas de Estados Unidos a México. Muchas gracias», declaró el presidente.

A su vez, Botín recordó que en una reunión con el mandatario en marzo se comprometió a «implantar este programa» desde las sucursales de Santander en Estados Unidos y hacia «cualquier banco de México».

Dijo que será a partir de este martes que se dejarán de cobrar comisiones y con una tasa de cambio muy competitiva para que el envío se haga además de manera «casi instantánea». «Y esto es solo el primer paso. El objetivo que tenemos es que en el próximo año podamos extender esto para que sea no solo desde sucursales, sino con dispositivos móviles», y ya sea que la persona que envía la remesa es o no cliente de esta institución financiera de origen español, dijo Botín.

En julio de este año ingresaron al país tres mil 270 millones de dólares por concepto de remesas, un monto histórico para dicho mes y el segundo más alto desde 1995, cuando inició la medición de este indicador, con un incremento de 14.4 por ciento respecto a igual mes del año pasado.

El Banco de México (Banxico) informó que de enero a julio de este año las remesas a México sumaron 20 mil 524.86 millones de dólares, también un monto histórico para un mismo periodo desde que se tiene registro, con un aumento de 7.4% comparado con igual periodo de 2018.

De acuerdo con información del banco central, el aumento de las remesas en el séptimo mes de este año fue resultado de 9.6 millones de operaciones con un crecimiento anual de 9.1%, y un monto promedio por remesa de 340 dólares, con un alza de 4.9% anual.

De enero a julio de este año, expuso, se efectuaron 63.37 millones de operaciones, con un avance de 6.1% anual, por un monto promedio de 324 dólares, cifra superior en 1.26% respecto a igual periodo de 2018.

En comparación mensual, en julio de 2019 el monto de las remesas (tres mil 270 millones de dólares) fue superior en 2.72%  frente a junio pasado.

Dicho comportamiento se debió a que en ese mes las operaciones aumentaron 1.2% respecto las de junio pasado, y la remesa promedio creció 1.5% en el mismo periodo.

Al respecto, esta mañana en su conferencia, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) calificó como una «bendición» el envío de las remesas, pues refirió que a pesar de que los mexicanos se fueron a buscarse la vida a otro país, arriesgando todo, ahora ayudan  al país..

Esta mañana, se le pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) su opinión sobre la disminución de remesas que se registró durante junio en comparación con el mismo periodo del año pasado.

«¿A qué atribuye esto, presidente? ¿Se debe a la situación que está pasando con Estados Unidos de los migrantes?», se le preguntó al presiente.

«No pues fíjense. Me río, porque no cabe duda de que cada quien tiene su manera de ver las cosas», contestó el mandatario.

Indicó que a eso se refiere cuando ha dicho que él tiene otros datos, lo cual dijo, hasta ha servido para burlas.

Afirmó que la información que él tiene sobre las remesas es que la primera mitad del año es el semestre en que más remesas se han recibido desde que se mide dicho ingreso.

«Cada quien lo ve de acuerdo a su visión, y es legítimo (…) a lo mejor te refieres, por eso digo depende de cómo vea uno las cosas, a lo mejor te refieres de que bajo en un junio con relación a junio del año pasado», reconoció AMLO.

Afirmó que aunque hubo una disminución comparando 2018 con 2019, este es el semestre de mayor envío de dinero de los connacionales que viven en el extranjero, a quienes calificó como «héroes vivientes», a sus familiares.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionado este viernes sobre las acciones que su gobierno está implementando para ayudar a los mexicanos que viven en Estados Unidos.

Le recordaron que México recibió 7 mil 697 millones de dólares por concepto de remesas en el primer trimestre de este año, lo que representó un aumento de 7.1% respecto al mismo periodo del 2018

AMLO dijo que “primero, agradecerles mucho a nuestros paisanos, héroes vivientes, porque son los que más están ayudando al fortalecimiento de la economía nacional”, pues dijo que, al ser las remesas la principal fuente de ingresos que tiene el país, el dinero se distribuye a millones de mexicanos en diversas regiones, lo que permite la reactivación de la economía.

En ese sentido, volvió a insistir en que debido a la falta de oportunidades que dieron los gobiernos pasados y a la política económica que se impuso, es que millones de mexicanos se fueron “expulsados” de su propio país.

Resaltó que pese a la discriminación y malos tratos que sufren en Estados Unidos, salen adelante y ayudan al país.

Sobre qué está haciendo su gobierno, dijo que lo principalmente se trabaja en la protección de los connacionales. “Protegerlos ante discriminación y persecución del gobierno de Estados Unidos, siempre los vamos a apoyar, fortalecer los consulados, los 50 consulados, que tiene México en Estados Unidos”.

En el caso particular de las remesas, dijo que se trabaja en dos cosas: seguir exhortando a la banca que reduzca el cobro de comisiones en el envío de remesas, lo cual les planteó durante la pasada Convención Nacional Bancaria.

La otra acción que están haciendo es lo que tiene que ver con Bansefi que ya se convirtió en el Banco de Bienestar, pues ayudará a que dicho banco tenga sucursales en los pueblos más apartados, y con eso, quienes reciban sus remesas puedan hacerlo dentro de sus propias localidades.

Las remesas a México crecieron 6.6% durante 2017 al alcanzar los 31 mil millones de dólares, colocándose como el quinto mayor receptor de estos flujos en el mundo ese año, reveló hoy el Banco Mundial (BM).

El alza fue impulsada por el fuerte crecimiento en Estados Unidos, el principal punto de origen de estos flujos, así como al endurecimiento en la aplicación de las leyes de migración por parte de la administración del presidente Donald Trump.

De acuerdo con el reporte “Migración y Remesas dado a conocer este lunes, los migrantes mexicanos, como otros que envían remesas, están trasladando a sus países sus ahorros “en anticipación de una corta estadía en Estados Unidos.

Durante 2017 los inmigrantes mexicanos que viven en Estados Unidos hicieron envíos de remeses a su país por casi 11.6 mil millones de dólares, haciendo de este el principal punto de origen de las remesas recibidas el año pasado.

Otros países que generaron elevados montos de remesas con destino a México incluyeron a Canadá, España, Francia, Alemania e Italia. Aunque México se colocó a la cabeza de los países de Latinoamérica en términos de valor de remesas, otros registraron mayores alzas porcentuales y contribuyeron a que los envíos hacia la región alcanzaran los 80 mil millones de dólares en 2017, y crecieran 8.7 por ciento.

 

Con información de Notimex / Foto: Archivo APO

De acuerdo con datos del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos y el Fondo Multilateral de Inversiones, del Banco Interamericano de Desarrollo, México captará este año de 30,200 a 30,500 millones de dólares por concepto de remesas, lo que significaría un crecimiento anual de entre 5 y 6%, y representa casi 37% del total previsto para América Latina y el Caribe.

Dichos organismos estiman que los ingresos por remesas en la región latinoamericana se ubicarán en un rango de entre 81,800 y 82,600 millones de dólares este año.

Según un estudio conjunto titulado “El ingreso por remesas de América Latina y el Caribe en 2017-2018”, en 2017, las remesas que recibió el conjunto de países de la región alcanzaron 77, 020 millones de dólares, lo que se traduce en un crecimiento de 9% con relación al año previo.

El informe señala que el repunte en 2017 del ingreso por remesas de la región se originó por aumentos en los niveles de empleo, remuneraciones medias y consecuentemente de la masa salarial de los trabajadores emigrantes en sus principales países de destino y destaca que la incertidumbre sobre la política migratoria en Estados Unidos, incluyendo posibles deportaciones de migrantes, pudieron haber incentivado el envío de remesas o incluso que algunas personas mandaran parte de sus ahorros a sus países de origen.

Para 2018, se estima que las remesas que reciben los países de América Latina y el Caribe presenten de nuevo un importante crecimiento, aunque más moderado que el observado el año pasado.

De acuerdo a información revelada esta mañana por el Banco Mundial, México recibirá el mayor monto de remesas que cualquier otro país de América Latina en 2017, con una cifra récord estimada en 30.5 mil millones de dólares, un aumento de 6.5 por ciento en relación con 2016.

 

El organismo bancario internacional proyecto que el incremento colocará a México en el cuarto lugar como receptor de remesas a nivel internacional, detrás de India que recibirá 65.4 mil millones de dólares; China con 61 mil millones; y Filipinas con 32.8 mil millones de dólares, y por encima de países como Paquistán, Nigeria, Egipto, Bangladesh y Vietnam.

 

El Banco Mundial indicó que el incremento es explicable por el hecho de que los migrantes anticipan posibles cambios en las políticas migratorias y por lo tanto prefieren enviar sus ahorros a sus países de origen en caso que tengan que regresar en algún momento.

 

Entre los países de América Latina y el Caribe, el segundo mayor receptor será Guatemala con 8.7 mil millones de dólares; República Dominicana con 5.7 mil millones; Colombia con 5.5 mil millones; El Salvador con 5.1 mil millones; y Honduras con 4.0 mil millones de dólares.

 

 

Con información de Notimex / Foto: Archivo APO

A través del boletín de Migración y Desarrollo que se presentó en Washington, en el marco de la reunión anual de primavera, el Banco Mundial detalló que las remesas enviadas a México aumentaron 8.8% de 2015 a 2016, alcanzando 28.1 mil millones de dólares.

 

El organismo señaló que los principales receptores de remesas en el mundo fueron México y Filipinas y en el caso de nuestro país el aumento se vio impulsada por la continua mejoría en el mercado de trabajo de Estados Unidos y la depreciación de la moneda mexicana frente al dólar.

 

El Banco Mundial sostuvo que «las debilidades del peso parecieron apuntalar una considerable alza de remesas a corto plazo el año pasado, aumentando en enero, febrero, mayo, septiembre y noviembre, los meses en que el peso sufrió fuertes depreciaciones frente al dólar estadounidense».

 

Auguró que los flujos hacia México registrarán un «robusto crecimiento» en 2017, al proyectar que alcanzarán los 75 mil millones de dólares, equivalente a un aumento de 3.3%. “Las remesas son una fuente importante de ingresos para millones de familias en los países en desarrollo. Un debilitamiento de los flujos de remesas puede tener un serio impacto».

 

 

 

 

Con información de Excélsior / Foto: Archivo APO

El secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, aseguró esta tarde que el Gobierno de la República se mantendrá atento a cualquier medida que pudiera afectar el envío de remesas de Estados Unidos a México y señaló que nuestro país defenderá que estos recursos no sean gravados.

 

“Lo que se ha contemplado por parte de México es que debe de haber libre flujo sobre las remesas. Habremos de evitar que se graven esos recursos, es uno de los puntos que el presidente planteó en su decálogo y ese seguirá siendo el tenor de nuestra posición negociadora”, afirmó.

 

El responsable de las finanzas públicas del país dijo que en coordinación con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) se vigilará el despliegue de dichos recursos en las representaciones de México en ese país y que permanentemente, junto con la Cancillería, se revisará la suficiencia presupuestal.

 

“Estamos trabajando con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para que puedan encontrar espacios de facilidad para sus bienes que traigan consigo. Estamos diseñando productos específicos que le ayuden a los connacionales que en su caso regresen”, precisó.

 

 

 

 

Con información y foto de SHCP 

La Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados advirtió que si el legislador republicano, Mike Rogers, presenta una iniciativa para gravar con 2% las remesas de los mexicanos y con ello financiar el muro fronterizo, México responderá con la misma moneda.

 

«Esperamos con toda atención a que plantee esa iniciativa porque entonces, la Cámara de Diputados va a presentar una iniciativa para gravar en la misma proporción los 20 mil millones de dólares de toma de utilidades de las empresas americanas que se regresan anualmente a los Estados Unidos”, dijo el presidente de dicha comisión, Víctor Manuel Giorgana.

 

Durante su participación en el foro “Escenarios y Prospectivas de la Relación México-Estados Unidos”, calificó a Mike Rogers de «sordo» por no escuchar al pueblo de México que se niega a pagar el muro.

 

 

 

Con información de Excelsior / Foto: Archivo APO

Este martes se dio a conocer que el presidente del Subcomité de Seguridad del Transporte de la Cámara de Representantes, Mike Rogers, quien pertenece a la bancada republicana, presentará una iniciativa de ley para gravar las remesas con un impuesto de 2% para pagar el muro en la frontera con México.

 

Rogers, aseguró que el impuesto sería «uno de los métodos» para financiar el muro propuesto por el presidente Donald Trump. «Intento presentar legislación, la Ley de Financiamiento Fronterizo 2017 (Border Funding Act of 2017) que pondría un impuesto de dos por ciento a esas remesas como Western Unión y Moneygram. Eso generaría cerca de mil millones de dólares al año», indicó.

 

El representante del estado de Alabama, estimó que las remesas desde Estados Unidos hacia países latinoamericanos asciende anualmente a unos 30 mil millones de dólares «la mayoría para México». La propuesta fue hecha en el marco de una comparecencia del secretario de Seguridad Nacional, general John Kelly.

 

 

 

Con información de Notimex / Foto: BC Reporteros