Tras permanecer varios años alejando de la vida pública, el obispo en retiro Onésimo Cepeda Silva, aceptó la invitación de ser diputado plurinominal por el distrito 21 local con cabecera en Ecatepec, Estado de México, por el partido Fuerza por México..

En conferencia de prensa, Gerardo Islas, presidente del partido de reciente creación, indicó que el obispo en retiro no ha sido registrado como candidato, pues en esto momento se encuentran en un análisis de la situación legal sobre si puede o no contender por un cargo público, ya que aunque se retiró en 2012, sigue apareciendo su registro como ministro de culto ante la Secretaría de Gobernación.

Recordemos que en 2012, al cumplir la edad de jubilación obligatoria, el entonces Obispo de la Diócesis de Ecatepec presentó su renuncia, la cual fue aceptada por el Papa Benedicto XVI, aunque no renunció a su ministerio de culto, lo cual podría provocar que esté impedido para competir en la elección del próximo 6 de junio.

En conferencia de prensa en un hotel de la capital, Cepeda dijo sentirse “a toda madre”, y expuso que las razones que lo llevaron a aceptar la invitación del partido fue porque «quiero un México mejor, la segunda porque no pienso cobrar y la tercera porque ya estoy harto de tanto pendejo, México merece algo mejor”. Ventiló que el Papa Francisco está al tanto de sus aspiraciones políticas.

En caso de que se concrete su registro como candidato, será por la vía plurinominal, pues dijo, expresó al dirigente del partido que no pretendía hacer campaña.

La posible candidatura del obispo en retiro ha generado diversas reacciones, pues antes de dejar su cargo dentro de la Iglesia Católica, era sabida la relación y simpatía que tenía con el PRI. Al ser consultado sobre dicha cercanía, Cepeda dijo que dicha relación había terminado cuando ayudó a Enrique Peña Nieto a llegar a la Presidencia de la República y éste no tuvo palabra hacia con él.

“Con Peña se acabó mi relación priista, me dijo adiós, fuimos amigos, lo ayudé a llegar, no me volvió a ver, no tuvo palabra”, relató.

Al respecto, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), emitió una tarjeta informativa en la que indicó que Onésimo Cepeda Silva sí es uno de sus miembros actuales, como obispo emérito de la Diócesis de Ecatepec, sin oficio eclesiástico actual.

Por ello dijo, está sujeto al Derecho Canónico vigente aplicable a los clérigos, especialmente a obispos y sacerdotes. Confirmó que «no consta que Mons. Cepeda haya pedido ni recibido el permiso prescrito por las leyes canónicas».

¿Qué dice la ley al respecto? El artículo 55, fracción VI de la Constitución establece como requisito para ser diputado “no ser ministro de algún culto religioso”; mientras que el artículo 130, incido D dice que “los ministros de cultos no podrán desempeñar cargos públicos. Como ciudadanos tendrán derecho a votar, pero no a ser votados”.

El artículo 14 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público dice: “los ciudadanos mexicanos que ejerzan el ministerio de cualquier culto (…) no podrán ser votados para puestos de elección popular, ni podrán desempeñar cargos públicos superiores, a menos que se separen formal, material y definitivamente de su ministerio cuando menos cinco años en el primero de los casos, y tres en el segundo, antes del día de la elección de que se trate o de la aceptación del cargo respectivo”.

Foto: Twitter

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario