El aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio va a generar «costos muy importantes», admitieron este jueves los organizadores, anunciando la creación de un grupo de trabajo encargado de administrar las consecuencias de esta decisión histórica.

El aplazamiento de los Juegos de 2020 a 2021 representa un desafío logístico mayor para los organizadores, cuando las nuevas fechas del mayor evento deportivo del planeta no han sido fijadas todavía.

«Debemos asegurarnos que los problemas a los que nos enfrentamos pueden ser solucionados, uno por uno», explicó el director general del comité de organización de Tokio-2020, Toshiro Muto, prometiendo decisiones «tan pronto como sea posible».

Indicó que los costos adicionales generados por el aplazamiento) van a ser muy importantes, aunque prefirió omitir cifras de lo que se ha calculado hasta ahora.

Según el diario económico japonés Nikkei, el aplazamiento podría costar 300,000 millones de yenes (unos 2,700 millones de dólares), incluyendo los gastos de renta de los sitios, la modificación de las reservas hoteleras y el empleo prolongado del personal de la organización y de agentes de seguridad, entre otros.

Estos costos extraordinarios podrían evolucionar en función de las negociaciones entre los diferentes actores del evento, en particular el comité de organización japonés, la ciudad de Tokio, el Estado japonés y el Comité Olímpico Internacional (COI), precisó el Nikkei, citando fuentes conocedoras del caso.

En diciembre de 2019, los organizadores habían evaluado el costo total de los Juegos de Tokio en 12,450 millones de dólares para la parte japonesa. «Pienso que debemos revisar ciertas ambiciones a la baja», previno este jueves Muto. «A veces hay que aceptar revisar los planes».

El presidente del comité de organización, Yoshiro Mori, recordó por su parte que nunca hasta ahora los Juegos Olímpicos habían sido aplazados en tiempos de paz.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario


WordPress Lightbox Plugin