Este lunes, S&P bajó la perspectiva de Petróleos Mexicanos (Pemex) a negativa desde estable.

«La perspectiva negativa de la calificación en escala global de Pemex refleja la del soberano y nuestra opinión de que la estrecha relación entre la empresa y el Gobierno federal se mantendrá sin cambio durante los siguientes años», dijo S&P en un comunicado.

La semana pasada, la calificadora bajó la perspectiva de la calificación de México de estable a negativa, citando menores previsiones de crecimiento económico.

La agencia mantuvo en ‘BBB+’ y ‘A-‘ las calificaciones de la petrolera en moneda extranjera y local.

Esto, indicó, derivado de «la expectativa de una probabilidad casi cierta de apoyo extraordinario de parte del Gobierno a la empresa, ante un escenario de estrés financiero».

El presidente Andrés Manuel López Obrador expresó a mediados de febrero que Pemex tiene el apoyo federal y que la empresa cumplirá en tiempo y forma con todas sus obligaciones financieras

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario