Tag

pemex

Browsing

Andrés Manuel López Obrador es un genio de prometer…e incumplir. No ha cumplido los tiempos para que Dos Bocas refine. Tampoco para que la Mega Farmacia surta medicinas. Mexicana no logra volar. La vacuna Patria nunca estuvo lista. Pero ahora, con los apagones, el presidente López Obrador nos dice que no nos preocupemos. Que en unos meses más vamos a llegar al 60 por ciento de generación de energía eléctrica porque se compraron once plantas a Iberdrola. Y remata con la consigan de que el actual modelo de generación de energía, que ha buscado darle preferencia a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), se mantendrá.

Andrés Manuel López Obrador es un estatista. Eso es claro. Prometió desde antes de llegar a la presidencia que su gobierno haría de Pemex y la CFE dos empresas productivas y eficientes. Cierra con apagones que denotan el enorme fracaso que ha generado en este sector y en cumplir su promesa.

Podrá decir que es el calor, pero el problema no es que tengamos mayor demanda, sino el déficit en la oferta de energía eléctrica, incluyendo las reservas. Déficit que podría haberse cubierto si no se hubieran privilegiado la ideología de darle a la empresa del Estado prevalencia sobre lo que era mejor en una lógica económica para el país y para los mexicanos.

Primero se decidió cancelar proyectos fundamentales como los de interconexión entre Oaxaca-Centro y Baja California-Sonora. Después se optó por modificar el orden de despacho para producir energía. Contraviniendo la ley, se le dio prioridad al combustóleo y al carbón sobre las energías limpias y renovables como la eólica o la solar. Se pensó que la generación por hidroeléctricas sería una opción limpia y confiable, pero ¡oh sorpresa! entre la sequía y el mal manejos de nuestras presas, esta vía no ha podido dar los megavatios necesarios.

Y en dos áreas en donde CFE tiene monopolio, en transmisión y distribución, simplemente no se ha invertido lo suficiente. Vaya, se ha invertido lo mínimo. En 2019 había en México 110 mil 117 kilómetros en líneas de transmisión. En el 2023 cerramos con 110 mil 559 kilómetros. Esto ha significado un paupérrimo aumento de tan solo el 0.4 por ciento.

Otra falla enorme en la política energética del actual gobierno ha sido el bajo margen de reserva en el Sistema Eléctrico Nacional. En 2019 era del 9 por ciento. El presidente prometió que en su sexenio llegaría al 13 por ciento. Hoy es de tan solo un 3 por ciento. Así que lejos de aumentar este margen de reserva nos fuimos a menos de la mitad de lo que teníamos. Una promesa incumplida más. Una razón adicional para explicar los recientes apagones.

Ahora que el futuro nos alcanzó y que la Comisión Reguladora de Energía ha entrado en crisis, el presidente tiene el descaro de decir que no nos preocupemos. Que en unos meses estará resuelto el problema. La bomba se la está dejando a la próxima presidenta de México.

En un reporte de Bank of America que es bastante amable con el actual gobierno, con una visión optimista a futuro en sectores como el automotriz y de bienes raíces, la piedra en el zapato para nuestro desarrollo la ubica claramente en la política energética. La razón es la incertidumbre en el sector.

Prometió un sector energético moderno y de calidad y nos deja con apagones…y la promesa de que son solo transitorios. Si seguimos con la política energética actual, los apagones llegaron para quedarse, aunque López Obrador prometa lo contrario.

Columna completa en El Universal

La Fiscalía General de la República (FGR) confirmó que Petróleos Mexicanos (Pemex) presentó una denuncia en contra de diversos servidores públicos de la paraestatal, y de tres particulares, entre ellos María Amparo Casar.

La denuncia es por el presunto ilícito en el otorgamiento de una pensión a particulares por el fallecimiento de Carlos Márquez, esposo de la analista política y padre de sus hijos Carlos y Fernanda, ocurrido en octubre de 2004.

“Por las autorizaciones de contenido económico que concedieron los servidores públicos para ese efecto”, se lee en la denuncia.

Mediante un comunicado, la FGR señaló que la denuncia se presentó el pasado 5 de abril de 2024, mientras que el 12 de abril de 2024, “se citó a la denunciante para que precisara circunstancias de modo, tiempo y lugar de los hechos referidos, lo que ocurrió el 15 de abril, abriéndose carpeta de investigación”.

Además, la Fiscalía indicó que de conformidad con la normatividad, se procedió a formular el plan de investigación, solicitando información que es indispensable en el caso, la cual se está recabando.

Recordemos que a inicios de la semana pasada, durante la conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), Y el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, hicieron públicos los señalamientos, por presunta corrupción, en contra de Casar, directora de la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Señalaron que recibió de manera indebida la pensión de su esposo, Carlos Márquez, extrabajador de la empresa, luego de su fallecimiento.

Romero Oropeza expuso que la muerte de Márquez no fue un homicidio ni falleció por accidente, sino que Márquez, entonces empleado de Pemex, se quitó la vida.

De acuerdo con el funcionario, se alteró la causa de la muerte de Márquez y al omitir que fue un suicidio se tuvo acceso al pago de una pensión de 125,000 pesos mensuales, además del pago de un seguro que ha dado un ingreso a la familia Casar por 48 millones de pesos.

Ayer, el presidente López Obrador señaló que Casar presentó una solicitud de amparo, y lamentó que en 24 horas el juez se lo otorgó y puso un ultimátum a Pemex.

“El abogado de la señora sostiene entre sus argumentos que, si le quitan la pensión, los 125,000 pesos, se queda sin recursos, se afecta su subsistencia”, acusó el presidente.

MCCI ha sido un duro criticó de distintos gobiernos, y en los últimos años, de la gestión de López Obrador.

En enero de 2022 reveló que José Ramón López Beltrán y su pareja, Carolyn Adams, ocuparon en 2019 y 2020 una residencia en Houston, Texas, que pertenecía a Keith L. Schilling, ejecutivo de Baker Hughes, que ese año obtuvo un contrato de Petróleos Mexicanos (Pemex), un escándalo llamado ‘La casa gris’.

El Gobierno de presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha transferido 952,000 millones de pesos de forma directa a Petróleos Mexicanos (Pemex) de 2019 a 2024, según informó este viernes el director de la petrolera, Octavio Romero Oropeza.

La mayor parte de ese monto, 561,000 millones de pesos, se ha destinado al pago de deuda, detalló el directivo, mientras que 391,000 millones de pesos han sido para infraestructura.

Las cifras se revelan en medio de las alertas de entes financieros internacionales por la carga que representa Pemex para el Gobierno, como lo hizo Moody’s en febrero pasado, cuando rebajó a ‘Ca’ desde ‘Caa3’ la calificación crediticia de la petrolera, lo que le hizo perder su grado de inversión en esta calificadora.

Pese a esto, Romero Oropeza aseguró que la empresa estatal ha aportado 4,021 billones de pesos al Gobierno, por lo que, al considerar las transferencias, ha hecho una contribución neta al Estado de 3,069 billones.

“Todo mundo dice ‘¿para qué le metes dinero a Pemex? Es un barril sin fondo, bla bla bla’. Entonces quisimos presentar esta lámina porque es importante. Esto es lo que Pemex ha entregado a la Hacienda Pública en este periodo, hasta abril de 2024″, resaltó el directivo.

De acuerdo con Romero, del dinero entregado por el Gobierno, 320,000 millones de pesos fueron para construir la refinería Olmeca en Dos Bocas, y 48,000 millones de pesos para la producción de fertilizantes y el existente sistema de refinación nacional de seis plantas.

Por último, 23,000 millones de pesos se usaron para comprar la refinería Deer Park en Houston, Texas a la empresa Shell.

“No fue un dinero que se le entregó a Pemex ‘para ver en qué te lo gastas’, fue para infraestructura. Hoy Pemex vale más que cuando empezó, fue un dinero que se invirtió para la empresa y para darle valor”, defendió.

Asimismo, aseveró que la deuda de Pemex, considerada la petrolera más endeudada del mundo, ha caído 30,000 millones de dólares durante la gestión de López Obrador hasta los 101,500 millones de dólares.

También resaltó que el Gobierno ha reducido a un 30% el pago del impuesto de derecho de utilidad compartida (DUC) que hace Pemex, lo que equivale a un 60% de impuesto sobre la renta (ISR), mientras que en 2019 el DUC era de un 65%, equiparable a un 128% de ISR.

Finalmente, el director de Pemex indicó que la petrolera prevé procesar unos 1,452 millones de barriles de petróleo al día (bpd) este 2024.

El funcionario dijo que al cierre del gobierno, el último día de septiembre, la empresa estará importando solo 85,000 bpd de petrolíferos frente a los 927,000 bpd que México importaba al inicio del mandato del gobernante, a finales del 2018.

Y es que recordemos que López Obrador ha buscado durante su gobierno lograr lo que llama la “autosuficiencia energética” y terminar con las importaciones de combustibles, así como producir en el país todas las gasolinas que se requieren y dejar de exportar crudo.

El Gobierno federal ordenó la expropiación y la ocupación definitiva de una planta de hidrógeno de la empresa francesa Air Liquide en una refinería de Pemex, según un decreto publicado este jueves en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

En diciembre, el Gobierno anunció la ocupación temporal, por causa de utilidad pública, de la Planta Productora de Hidrógeno denominada U-3400, ubicada en la refinería de Tula, Hidalgo, a favor de Pemex Transformación Industrial (PMI).

“Se ordena la ejecución inmediata del presente decreto expropiatorio y, en consecuencia, la ocupación definitiva de la planta productora de hidrógeno U-3400”, dice el nuevo decreto.

Tras anunciar la ocupación temporal a finales del año pasado, el Gobierno emitió en febrero una declaratoria de utilidad en la que ordenaba a PMI, el brazo comercial de Pemex, solicitar a la Secretaría de Energía (SENER) el inicio del procedimiento de expropiación de la planta.

El nuevo decreto señala que la interposición de cualquier medio de defensa por parte de la compañía “no suspende la ejecución inmediata” de las medidas y que PMI debe cubrir un monto de indemnización en términos de la Ley de Expropiación, pero no detalla la cuantía de la compensación.

“Dentro de los diez días hábiles siguientes a la notificación de este decreto, los interesados pueden acudir al procedimiento judicial a que se refiere el artículo 11 de la Ley de Expropiación, con el único objeto de controvertir el monto de la indemnización”, agrega.

Todo esto sucede cuando el gobierno del presidente López Obrador ha buscado la autosuficiencia del país en combustibles con millonarias obras en el sector de la refinación.

Para justificar las medidas sobre la planta U-3400, la SENER ha dicho que la dependencia que tenía la refinería de Tula del hidrógeno provisto por un tercero ponía “en riesgo” la producción de gasolinas y diésel en la instalación.

Foto: X @Airliquide_Mx

Un incendio en una plataforma de Pemex dejó como saldo un trabajador muerto y nueve con lesiones de distinta gravedad, informaron este lunes voceros de la empresa.

El percance se registró el sábado en una instalación localizada en el sureste del país, en la llamada Sonda de Campeche, en el Golfo de México y uno de los complejos petroleros más importantes del país.

Hay “lamentablemente un trabajador fallecido” de la firma COTER, contratista de la empresa, detalló Pemex en un comunicado.

Cuatro empleados más de esa compañía se encontraban hospitalizados, uno de ellos reportado como grave.

Otros cinco trabajadores de Pemex también estaban en recibiendo atención en un centro hospitalario, añadió el reporte, al detallar que la mayoría de las víctimas sufrieron quemaduras de primer y segundo grado.

Recordemos que en los últimos años se registraron varios accidentes en instalaciones de Pemex, en algunos casos con víctimas fatales.

El 7 de julio pasado una explosión en un complejo de gas en el Golfo de México dejó dos trabajadores muertos. Luego, el 24 de febrero de 2023, una decena de obreros sufrieron quemaduras en dos incendios registrados en instalaciones del estado de Veracruz.

Además, la infraestructura de la petrolera estatal se ha visto afectada por las acciones de ladrones de combustible, el llamado huachicol.

En el hecho más grave, en enero de 2019, el incendio y posterior explosión de un ducto que era saqueado dejó 137 muertos en la localidad de Tlahuelilpan, Hidalgo.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) que asumió en 2018 y concluye en octubre próximo, desplegó una estrategia que procura aliviar las finanzas de la principal empresa estatal mexicana, a la que considera un baluarte de la soberanía nacional y descartó privatizar.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) negó este jueves que Pemex planee reducir en un 46% la exportación de crudo este año para destinarlo a la refinación nacional tras filtrarse un presunto documento de la petrolera a los medios.

“No es real, Petróleos Mexicanos tiene su plan, tiene una producción de 1 millón 850,000 barriles diarios, la mitad de esa producción de crudo la está dedicando a las refinerías y la otra mitad la está exportando, tiene una proyección de exportación como de 900,000 barriles diarios”, indicó este jueves el presidente.

El mandatario desmintió reportes que circularon en la prensa sobre un supuesto plan de Pemex para reducir a partir de ahora su exportación de crudo casi a la mitad para destinar el combustible a la refinería de Dos Bocas, obra insignia de su administración.

Sin embargo, AMLO reconoció que, una vez que opere en su totalidad la refinería inaugurada en julio de 2022 en el estado de Tabasco, Pemex podría dejar de exportar hasta 340,000 barriles diarios, que equivale a su capacidad de refinación.

“Va irse ajustando o recortando en la medida que tengamos toda la capacidad para refinar la materia prima, el petróleo crudo en el país”, indicó.

El presidente proyectó que, para este 2024, de los 1.85 millones de barriles diarios de crudo que Pemex planea producir, México generará 1,046 millones de gasolina, diésel y turbosina.

De ellos, detalló, 208,000 se procesarán en la refinería de Dos Bocas, 597,000 en el actual Sistema Nacional de Refinación compuesto por seis plantas y 242,000 serán de la planta de Deer Park que Pemex compró en 2022 en la ciudad estadounidense de Houston.

López Obrador argumentó que cerca del 75% de los ingresos de la petrolera del Estado no provienen de exportar petróleo crudo, sino del mercado interno.

“El cambio que se aplicó en política petrolera es dejar de exportar crudo, materia prima, que es lo que yo he cuestionado siempre, es como vender naranja para comprar jugo de naranja. ¿Por qué no aquí en México refinamos nuestro petróleo y le damos valor agregado y generamos empleo? Esa es la nueva política”, sostuvo.

Ante las críticas que ha enfrentado a lo largo de los poco más de cinco años que lleva al frente del Gobierno, el mandatario defendió su política petrolera al aseverar que “que todavía la transición energética va a llevar de 30 a 40 años”.

Pemex)reportó este martes una ganancia neta de 109,945 millones de pesos, lo que implica un aumento de 9.9% frente a 2022, además de que representa el segundo año consecutivo de beneficios.

Al presentar su informe financiero, el director general de la petrolera, Octavio Romero Oropeza, destacó que la firma “ha contado con apoyos sin precedentes por parte del Gobierno” del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) incluyendo aportaciones directas al patrimonio, beneficios fiscales y regulatorios.

Y es que López Obrador emitió un decreto en el que se eximió a la petrolera de pagar los impuestos por el derecho de utilidad compartida (DUC) y la extracción de hidrocarburos de octubre de 2023 a enero pasado.

Sin embargo, en el reporte se señala que los ingresos totales por ventas y servicios descendieron un 27.8% hasta casi 1.72 billones de pesos. Dentro de este rubro, sobresale un decremento de 28.5% de las exportaciones hasta los 767,552 millones de pesos.

En tanto, las ventas nacionales cayeron un 20.5% hasta los 948,667 millones de pesos.

Romero Oropeza presumió un aumento anual del 5.1% en la producción total de crudo, que alcanzó un total de 1.87 millones de barriles diarios (Mdb), frente a 1.76 millones de 2022.  La producción de gas natural de Pemex creció un 4.4% a 4,899 millones de pies cúbicos diarios (MMpcd).

Con estas cifras, tras deducir el costo de las ventas, el rendimiento o beneficio bruto se ubicó en 349,142 millones de pesos, lo que representa una caída anual del 41.9%, mientras que el rendimiento de operación bajó un 63.3%, al situarse en 163,646 millones de pesos.

La petrolera precisó que el rendimiento antes de impuestos y derechos, conocido como ebitda, decreció en 35.9% hasta los 269,331 millones de pesos.

Asimismo, la petrolera afirmó que su deuda financiera neta total descendió un 14.2% comparada con el cierre de 2022 para situarse en 106,056 millones de dólares.

Aunque las ganancias habían caído en los primeros nueve meses, el cuarto trimestre de 2023 mostró un beneficio de 106,920 millones de pesos, que se compara con las pérdidas de 95,617 millones de pesos del mismo lapso de 2022.

Este beneficio ocurrió pese a un decremento interanual de 17.4% en las ventas totales, hasta los 425,532 millones de pesos.

En medio de los crecientes apoyos del Gobierno a Pemex, Moody’s rebajó este mes a ‘Ca’ desde ‘Caa3’ la calificación crediticia de la petrolera, lo que le hizo perder su grado de inversión en esta calificadora.

En ese sentido, el director de Pemex acusó a Moody’s de rebajar el grado con “una metodología propia” y “escenarios inventados” porque “no hay razones para asumir menor voluntad del Gobierno federal para seguir respaldando a la empresa”.

Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, abandonó la noche de ayer el reclusorio norte de la Ciudad de México, luego de que un juez de amparo le otorgara el cambio de sus medidas cautelares, para poder llevar su proceso en libertad por el caso Odebrecht.

Lozoya salió del reclusorio a las 19:30 horas en un vehículo de lujo y sin que pudiera ser visto por los medios de comunicación, debido a una estrategia para ocultarlo.

Lozoya, quien dirigió la petrolera durante la administración de Enrique Peña Nieto estaba preso desde hace poco más de dos años, desde noviembre de 2021.

Ayer se supo que un juez otorgó la libertad condicional a Lozoya, principal implicado en el país en el escándalo de sobornos de la brasileña Odebrecht, por lo que quedaría en prisión domiciliaria, según la Fiscalía General de la República (FGR).

Así, el exfuncionario podrá moverse por toda la Ciudad de México, pues se le ordenó el uso de un brazalete con GPS, lo que le permitirá salir de su domicilio, pero no de la ciudad ni fuera del país, además de que deberá acudir cada 15 días a firmar el libro de procesados.

“El día de hoy, el juez de amparo Juan Pedro Contreras Navarro, lo deja (a Lozoya) en libertad procesal para que así continúe su juicio, porque considera que no existe riesgo de que se sustraiga de la acción de la justicia, haciendo caso omiso de que dicho individuo fue aprehendido en España, después de haberse dado a la fuga”, reaccionó la FGR en un comunicado.

En su posicionamiento, la FGR dejó en claro que Lozoya “no ha ganado ningún juicio al que el Ministerio Público de la Federación lo ha sometido” y recalcó que el exdirectivo solo ha obtenido de jueces y magistrados “privilegios procesales totalmente injustos y desproporcionados”.

Señaló que dichas resoluciones se dictaron de forma “parcial e ilegal” por jueces y magistrados, a quienes acusó de excluir pruebas obtenidas de forma lícita.

Lozoya, arrestado en España a comienzos de 2020 y extraditado a México a mediados de ese año, tiene dos procesos diferentes ante la Justicia, uno por la compra a sobreprecio de Agronitrogenados al empresario Alonso Ancira, y el segundo, el que lo mantenía en prisión, por haber recibido presuntamente 10.5 millones de dólares en sobornos de la brasileña Odebrecht durante la campaña y posterior Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Lozoya era el exfuncionario en prisión de mayor perfil del Gobierno anterior, lo que se enmarcaba dentro de la lucha anticorrupción del actual presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Petróleos Mexicanos (Pemex) es el principal riesgo fiscal que enfrentará el Gobierno federal en los próximos años, advirtió este martes Carlos Capistrán, economista en jefe para México y Canadá en Bank of America (BofA).

“Efectivamente, Pemex es un riesgo y probablemente el riesgo fiscal número uno que tiene la presente Administración y que va a enfrentar la siguiente Administración”, explicó Capistrán en una conferencia virtual.

Capistrán consideró que el Gobierno federal corre el riesgo de que su déficit sea aún mayor con el esfuerzo que realiza por rescatar a la petrolera, que recordemos, es la más endeudada del mundo. Recordó que el presupuesto aprobado por el Congreso para 2024 muestra un deterioro fiscal significativo, con el mayor déficit fiscal que ha tenido el país en 30 años.

En este sentido, el economista de BofA insistió en que el riesgo se agrava con los apoyos fiscales a Pemex, que van desde la reducción de los impuestos hasta los apoyos directos contemplados en el presupuesto.

Capistrán mencionó que antes Pemex y el Gobierno contaban con el mismo grado de inversión de las calificadoras globales y ahora Pemex ha perdido este nivel, por lo que los estímulos fiscales a la petrolera estatal vulneran las finanzas públicas de México y su calificación crediticia.

En ese sentido, la agencia calificadora Moody’s rebajó la nota de riesgo crediticio Pemex a B3 desde B1, lo que coloca a la petrolera a un solo nivel de caer en lo que se denomina especulación de alto riesgo.

La semana pasada, Moody’s redujo la Evaluación Crediticia Base a ca desde caa3, lo que indica que sería muy probable que la empresa caiga en default sin el respaldo del Estado mexicano.

De acuerdo a lo señalado por la agencia en su más reciente decisión, la nueva evaluación se deriva de la falta de liquidez que enfrenta la empresa, a un mayor costo del capital y a los vencimientos de deuda en el corto plazo.

Moody’s apuntó que Pemex enfrentará mayores riesgos de negocio al continuar ampliando su capacidad de refinación y al tratar de incrementar su producción. Y es que la petrolera ha venido registrando fuertes pérdidas por la baja en los precios del crudo, así como por los distintos accidentes en sus instalaciones y plataformas.

Para darnos una idea de la crisis, Moody’s recordó que la producción de crudo ha caído en los últimos años, al pasar de un promedio de 3.4 millones de barriles diarios en 2004 a 1.9 millones al cierre de 2023.

El director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, acudió esta mañana a Palacio Nacional, donde afirmó que se ha duplicado la producción de gasolinas en lo que va de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), por lo que reiteró la promesa de que México será autosuficiente en combustible en 2025.

El funcionario recapituló que Pemex producía 300,000 barriles diarios de gasolina, diésel y turbosina en noviembre de 2018, previo a la llegada de AMLO al poder, y apuntó que para 2023 cerró en 655,000.

“Los niveles de producción de gasolina se van a ir arriba del millón 300 mil barriles a partir del 2025, alcanzándose ya, prácticamente, la autosuficencia en gasolinas”, sostuvo Romero Oropeza. “Es decir, todo el aceite que producimos en nuestro país se va a refinar y ya no va a haber necesidad de comprar gasolinas al extranjero a partir del término de esta Administración”, añadió.

El directivo de Pemex atribuyó las cifras a la inversión de 574,000 millones de pesos hecha por el Gobierno de López Obrador. Esto incluye la rehabilitación de las seis refinerías existentes, la adquisición de Deer Park en Estados Unidos y la construcción de la nueva de Dos Bocas.

En este contexto, destacó que México procesaba 519,000 barriles diarios en noviembre de 2018, y adelantó que en 2024 cerrará en más de 1.5 millones.

“Pemex hoy, el país hoy, procesa más del doble de lo que recibimos. Estamos procesando por arriba del millón de barriles diarios. Ahora bien, ¿qué estamos pensando para el 2024? Llegar a 1 millón 512.000”, sostuvo Romero Oropeza.

El funcionario también reafirmó la meta de la administración de dejar de exportar crudo, al señalar que en 2024 las ventas internas representarán ahora el 83.3% de los ingresos de Pemex, por encima de la proporción de 66.1% de 2021.

Los buenos pronósticos del directivo se dan pese a que Pemex es considerada la petrolera más endeudada del mundo. Al respecto, Romero Oropeza señaló que la deuda ha bajado un 17.4% en esta administración hasta los 106,800 millones de dólares, una reducción de 22,500 millones de dólares.

Y es que recordemos que el “rescate” de Pemex ha sido una prioridad para López Obrador, quien ha sido señalado por la oposición y el sector privado de implementar una política que crea una ventaja injusta para Pemex.

López Obrador también aseguró que si no hubiera llegado al poder, y si no se hubiese aplicado la política que se está llevando a cabo para rescatar a Pemex, “entonces sí, el litro de gasolina costaría 35 pesos el litro y, sin duda, estaríamos importando petróleo crudo”.

Su declaración llega luego de que ayer reclamara por reportes de la prensa que señalaban que el precio de la gasolina se había disparado tan pronto inició el nuevo año. Dicha información se viralizó en redes sociales.

“Estaba viendo ayer en las redes ‘Empieza el año la gasolina en 28 pesos el litro’. No saben del nado sincronizado, cuánto repitieron eso. Yo les invito a que hagan una revisión de todas las gasolineras de Tabasco o de su estado en dónde está a 28 pesos el litro”, retó.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) negó que existan reacciones adversas de Estados Unidos y prestamistas por la venta de crudo de Petróleos Mexicanos (Pemex) a Cuba, y dijo que ayudarán a Cuba con lo que sea necesario porque la isla sufre un bloqueo inhumano e injusto.

“No (hay afectaciones), al contrario, en todo lo que nosotros podamos ayudar al pueblo de Cuba lo vamos a hacer, para que no les quede ya ninguna duda, incluido petróleo, porque es un pueblo que está padeciendo un bloqueo inhumano, injusto, y nosotros no podemos darle la espalda al pueblo de Cuba”, declaró el mandatario.

El gobernante mexicano justificó el suministro de combustible a la isla, que depende prácticamente de las importaciones de países aliados como Rusia y Venezuela para echar a andar su sistema energético, por su política de “fraternidad universal”.

Y es que México inició exportaciones regulares de crudo y otros productos a Cuba a finales del primer trimestre de este año. Desde entonces, ha despachado cerca de 2.8 millones de barriles a la isla, que esta sufriendo cortes eléctricos y escasez de combustibles de motor, según datos y análisis independientes.

“En todo lo que podamos ayudar. Si nos dicen: ‘véndannos petróleo, porque no tenemos como adquirirlo’, claro que sí. Cuando les pedimos nosotros: ‘ayúdennos porque no tenemos médicos especialistas’, incluso cuando la pandemia, vinieron médicos, y están trabajando médicos cubanos”, añadió en su rueda de prensa matutina.

Según cálculos del Instituto de Energía de la Universidad de Texas, México ha enviado a Cuba unos 200 millones de dólares de petróleo este año.

El director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, negó la semana pasada que la petrolera, la más endeudada del mundo, hubiese donado el petróleo a Cuba.

“Petróleos Mexicanos, no ha realizado ningún donativo de combustibles a ningún gobierno extranjero”, aseveró en una comparecencia en el Congreso.

Mientras que el Banco de Exportaciones e Importaciones de Estados Unidos (EXIM) desmintió en la prensa internacional que hubiese cancelado un financiamiento a Pemex por enviar petróleo a Cuba.

“Es que no es cierto, no había ningún préstamo, nada, eso lo inventaron”, remarcó ahora López Obrador.

AMLO negó que Washington hubiese criticado a México por este envío de crudo durante la visita del 5 de octubre de una delegación de Estados Unidos encabezada por el secretario de Estado, Antony Blinken, por el Diálogo de Alto Nivel en Seguridad.

“No, son muy respetuosos de nosotros, el Gobierno de Estados Unidos, el presidente (Joe) Biden, no nos tratan estos temas”, sostuvo, e incluso agregó que México no necesita el permiso de ningún otro gobierno para definir los apoyos que brinda en el mercado internacional.

“No tenemos que pedirle permiso a ningún gobierno extranjero porque nos somos un país libre”, remarcó el presidente en su conferencia de prensa matutina.

Una nueva investigación de la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) reveló que la Secretaría de Marina (SEMAR) otorgó un contrato por 223 millones de pesos para la construcción de la unidad habitacional naval en Dos Bocas, Tabasco, a una empresa ligada a un directivo de Pemex.MCCI precisó que desde 2010, José Fernando Montes de Oca Siliceo, dueño de Idisa Ingeniería SA de CV, se ha desempeñado como coordinador especialista B en la Subdirección de Capital Humano de PEMEX.

En dicho cargo, Montes de Oca Siliceo percibe un sueldo mensual bruto de 150 mil pesos y encabeza las labores de reclutamiento de nuevos funcionarios.

SEMAR otorgó el contrato millonario a Idisa Ingeniería SA de CV por adjudicación directa, para la construcción de la unidad habitacional donde vivirán las familias de los elementos de la Marina, y que forma parte de las nuevas obras que se realizan tras la creación en septiembre de 2019 del Sector Naval de Dos Bocas, con el que se busca dar seguridad a la refinería y la aduana marítima del mismo nombre.

El contrato fue firmado el 27 de mayo de 2022 por el Oficial Mayor de la Marina, el almirante César Carlos Preciado Velázquez, lo que según MCCI contraviene el artículo 50 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, que establece que las dependencias deberán abstenerse de adjudicar contratos a sociedades de las que formen parte servidores públicos. La organización obtuvo vía transparencia la opinión de cumplimiento de obligaciones en materia de seguridad social de Idisa Ingeniería, donde se muestra que el 16 de mayo, 11 días antes de firmar el contrato con la Secretaría de Marina, la empresa únicamente contaba con un trabajador registrado ante el IMSS.

Investigación completa en MCCI

Petróleos Mexicanos y la australiana Woodside Energy desarrollarán un campo petrolero en el Golfo de México, con una inversión de 7,200 millones de dólares, según informó la petrolera.

Woodside Energy estima que el proyecto en aguas ultraprofundas Trión producirá un pico de 110,000 barriles por día (bpd) de crudo en 2028.

Y es que Pemex dio a conocer este martes que la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) aprobó el plan de desarrollo para explotar el campo Trión frente a las costas de Tamaulipas.

“Con este proyecto se explotarán las reservas probadas y probables (de) 478.7 millones de barriles de petróleo crudo equivalente con una inversión de 7,200 millones de dólares”, indicó Pemex.

El plan de desarrollo aprobado estima iniciar la producción de hidrocarburos a partir de 2028.

Recordemos que Woodside se adjudicó el desarrollo de este campo durante las rondas que llevó a cabo el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Trión, descubierto en 2012, prevé la perforación de 12 pozos productores y que el petróleo que se extraiga sea ligero, de entre 24 y 26 grados API

La explotación del campo se enmarca en la política energética del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien ha prometido que la producción de petróleo alcanzará los 2 millones de barriles diarios en 2024, por encima de los 1.71 millones que había al inicio de su administración.

La CNH indicó que el volumen de hidrocarburos para el periodo que dura el contrato, que es de 2023 a 2052, ronda los 434 millones de barriles de aceite y 790 mil millones de pies cúbicos de gas.

López Obrador ha afirmado que “rescatará” a Pemex, la petrolera más endeudada del mundo.

Recordemos que las ganancias de la petrolera cayeron un 66.8% interanual en el primer semestre de 2023, cuando reportó un beneficio neto de 4,813 millones de dólares.

Fitch Ratings estimó que el Gobierno federal apoyará con 15,000 millones de dólares anuales a Pemex, aunque indicó que la necesidad de más recursos es un riesgo que podría convertir a la petrolera en un pasivo para la Administración.

“Pemex podría convertirse en un pasivo neto para el Gobierno, si el apoyo del Gobierno a Pemex supera los ingresos relacionados con el petróleo, en ausencia de una mejora de la posición financiera de Pemex, con una disciplina financiera más estricta en medio de precios más bajos del petróleo”, indicó en un reporte.

En su documento “Cómo impacta Pemex la calificación soberana de México”, Fitch Ratings sostuvo un escenario base de apoyo gubernamental por 15,000 millones de dólares al año, lo que ayudaría a la petrolera, considerada la más endeudada del mundo, a cubrir como mínimo amortizaciones de duda de bonos internacionales.

Pemex tiene amortizaciones de deuda por vencimiento de bonos por 4,100 millones de dólares en 2023, mientras que para 2024 esta cantidad asciende a los 11,200 millones de dólares, en tanto que el Gobierno ha paliado su deuda con más de 17,200 millones de dólares entre 2018 y 2022.

Sin embargo, la calificadora describió un contexto de condiciones financieras globales más estrictas, acceso restringido a financiamiento y precios más bajos del petróleo, que podrían generar mayores desafíos de financiamiento para Pemex en el futuro y con ello, aumentar la necesidad de apoyo gubernamental.

Fitch describió que los ingresos relacionados con el petróleo han caído en las últimas dos décadas, al pasar de una representación de 44% de los ingresos totales de México en 2008 a un promedio de solo el 10% en los últimos cinco años.

“Esto ha resultado en un beneficio neto aún menor para el Gobierno federal a partir de los ingresos del petróleo, aunque las entradas siguen siendo netamente positivas”, agregó.

En contraste, Fitch consideró que más apoyo no sería “necesariamente negativo” para la calificación crediticia del soberano mexicano, pues indicó que el impacto dependería de cómo el Gobierno acomoda fiscalmente el recurso adicional.

No obstante, tampoco previó que se avecine una reforma fiscal con la que el Gobierno mexicano pueda hacerse de más recursos públicos porque en las próximas elecciones de 2024 “hay una visibilidad limitada en la agenda política de los candidatos presidenciales en el sector energético y Pemex”.

Fitch resaltó que esta posible reforma fiscal mejoraría la capacidad del Gobierno mexicano para mantener un déficit fiscal consistente con una deuda con relación al PIB estable, mientras continúa apoyando financieramente a Pemex.

“Suponemos una alta disposición del Gobierno para apoyar a Pemex independientemente del resultado de las elecciones. Sin embargo, un menor apoyo popular y político puede limitar la capacidad de la próxima administración para impulsar políticas para expandir la recaudación de impuestos”, concluyó.

Pemex otorgó 27 contratos por 150 millones de pesos a la división de Baker Hughes en Houston en los primeros cuatro meses en que José Ramón López Beltrán, hijo del presidente López Obrador, habitó “La Casa Gris”.

Según documentos que permanecían ocultos y que la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) logró desclasificar, desmienten la versión de Baker Huges, quien tras la publicación del reportaje de “La Casa Gris” en enero de 2022, negó conflicto de intereses al argumentar que su división en Estados Unidos no tenía relaciones de negocios con Pemex.

Sin embargo, el dueño de “La Casa Gris” era Keith Schilling, quien se desempeñaba como presidente de la compañía en Canadá y a la par como director comercial y de ventas en el área de Houston.

“Durante su tiempo en Baker Hugues, él (Schilling) trabajó bajo nuestro grupo de Norteamérica y, dentro de Baker Hughes, México no está bajo el grupo de Norteamérica”, dijo Bob Pérez, presidente de la compañía en nuestro país.

El deslinde fue ratificado por la empresa de servicios petroleros a través de un comunicado en el que enfatizó: “México no está incluido en la región de Norteamérica para Baker Hughes. Internamente, las ventas y operaciones en México están organizados dentro de la entidad separada denominada Latinoamérica”.

No obstante, MCCI tuvo acceso a expedientes que sacan a la luz nuevos contratos que tanto Pemex como la compañía habían negado al descartar un posible conflicto de interés.

Estos contratos fueron adjudicados entre agosto y diciembre del 2019 por Pemex Procurement International (PPI), la filial en Texas de la petrolera mexicana.

Los documentos fueron obtenidos por MCCI tras un proceso que duró 14 meses, aunque Pemex censuró las firmas, por lo que no se puede conocer quién fue el ejecutivo de Baker Hughes que suscribió los contratos.

Investigación completa en MCCI

Foto: MCCI

El Gobierno aumentó a 30 millones de dólares el pago que exige al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, para que salga de prisión, incremento que el exfuncionario calificó de intento de extorsión.

Lozoya, arrestado en España a comienzos de 2020 y extraditado a México a mediados de ese mismo año, tiene dos casos abiertos ante la Justicia, uno por la compra a sobreprecio de la planta de Agronitrogenados al empresario Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México (Ahmsa), a cambio de sobornos.

Y el segundo por haber recibido presuntamente 10.5 millones de dólares en sobornos de la brasileña Odebrecht durante la campaña y el posterior gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto.

El aumento del pago provocó la inconformidad de la defensa, que acusó que el nuevo monto “raya en la extorsión”, aplazando de nueva cuenta el juicio por su presunta participación en la compra a sobreprecio de la planta fertilizantes Agronitrogenados.

“Nosotros hemos dicho, primero, que no queremos juicio, que queremos acuerdo, pero un acuerdo legal, proporcional, basado en derechos humanos”, señaló su abogado Miguel Ontiveros al salir de la audiencia en el Reclusorio Norte.

Por su parte, el juez de control, Genaro Alarcón, detuvo la audiencia luego de casi cinco horas y aplazó su continuación hasta el próximo 31 de agosto al mediodía.

En el juicio, la defensa de Lozoya también pidió que se justificara el nuevo monto pues insistió que el incremento de 200% era “pedir más de lo justo y lo correcto”.

“Acepté pagar el 100% de lo que ustedes fabricaron como supuesto daño. ¿Por qué la exageración? ¿Por qué la cuasiextorsión? Estoy sentado aquí por una farsa. Parece que la política le gana a la justicia”, comentó Lozoya en su audiencia.

Añadió que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y Pemex pidieron, en enero del año pasado, “una cifra, ahora lo que piden es 200% más. Me parece que es inmoral e ilegal”, sostuvo el exdirector de Pemex.

En 2022, tanto la UIF como Pemex habían acordado una segunda suma de 10.7 millones de dólares como reparación del daño, luego de que el propio presidente Andrés Manuel López Obrador rechazara la primera cantidad de 3.4 millones de dólares ofertados como reparación del daño por los casos de corrupción en su contra.

Aunque el propio juez Alarcón cuestionó el aumento en el monto, los representantes de Pemex y la UIF alegaron que no se llegó a un acuerdo en meses pasados y que recibieron nuevas instrucciones de instancias superiores.

Además, mencionaron que se sentirían coaccionados si se les obligaba a fundamentar los motivos del alza en el monto reparatorio en el momento.

Es por ello que el juez concluyó que Lozoya está en su derecho de buscar la oportunidad para concretar un acuerdo, mientras que dijo no comprender por qué la FGR no participó en los diálogos.

Además, se le negó a Lozoya anular el delito de lavado de dinero que se le imputó por el caso Agronitrogenados, como solicitó su defensa.

En enero, López Obrador se mostró abierto a la reparación del daño para que Lozoya lleve su proceso en libertad, pero estimó que la compra de Agronitrogenados costó 200 millones de dólares al erario, de los que Ancira ya ha devuelto 100 millones.