Tag

pemex

Browsing

JORGE SUÁREZ-VÉLEZ

REFORMA

Antes de 2018 muchos decíamos que López Obrador era una amenaza para México. Pero cabía la posibilidad de logros, que resolvería algún complejo problema histórico para el que su evidente mandato era imprescindible. Das años más tarde, asombra su capacidad para destruir nuestras pocas fortalezas y profundizar nuestras muchas debilidades. Necesitaría muchas veces el espacio que tengo para enumerar sus errores.

Mucho del daño es irreversible. Mucho será imposible de medir. Pero el deterioro económico y el empobrecimiento son cuantificables. Este gobierno se ha quemado en gasto corriente y clientelar todos las guardaditos que administraciones previas dejaron, ha priorizado tirar una fortuna en obras absurdas en vez de proteger a cientos de miles de empresas y pequeños negocios que emplean a millones de mexicanos, y que cerrarán permanentemente por la pandemia; ha abonado al lacerante crecimiento de la informalidad justo cuando más nos urge productividad y recaudación; ha creado un ambiente hostil para la inversión privada cuando el gobierno invierte menos que nunca y, como consecuencia, ha dinamitado el potencial de crecimiento de la economía mexicana que será, por primera vez, más pequeña al final de un sexenio que a su inicio. Más de diez millones de mexicanos de clase media engrosarán las filas de pobreza y más de 33 millones están desempleados o subempleados.

El endeudamiento de este gobierno, que justificó su austericidio precisamente para no endeudarse, ha crecido 12 puntos del PIB en sólo dos años; llegarnos a un nivel que hace 30 años no veíamos. Seguirá aumentando como consecuencia de un déficit esperado de un par de puntos del PIB en los Requerimientos Fiscal del Sector Público cada año. Según análisis de Bank of America, el Grado de Inversión de la deuda mexicana empezará a estar en riesgo a fines de 2021.

Mantener a Pemex es un propósito cuestionable que le costará a este gobierno dos puntos del PIB al año, tres por inversiones inaplazables. Pero es suicida no condicionar el rescate a cambios de fondo para una empresa con tecnología obsoleta, corrupta, ineficiente y con una estructura laboral insostenible. Empresas que extraen petróleo a una fracción del costo de Pemex van en la dirección opuesta Mientras Pemex «invierte» en refinerías, Aramco, saudiárabe, la petrolera estatal más poderosa del mundo, y BP, una de las más eficientes empresas privadas, multiplican exponencialmente su inversión en energías limpias ante la expectativa de que la demanda por combustibles fósiles desaparezca en un par de décadas. Al paso que ramos, con orgullo tendremos la empresa productora de la gasolina más cara y más contaminante del mundo, justo cuando la demanda por gasolina desaparezca. Y nos costara cientos de miles de millones de pesos -que no tenemos- lograr esa “honra».

El gobierno de López Obrador pone a México en un camino hacia el endeudamiento cuando quizá empecemos a ver un entorno más inflacionario. Un gobierno tanto más endeudado competirá por recursos con nuestras empresa, privadas, a las que les hará más difícil financiarse a costos competitivos.

Como dijo Martin Wolf (https://on.ft.com/317KBeo), es posible que estemos por revertir el cambio que ocurrió en los 80 cuando China se incorporó a la economía mundial y empezó la globalización. Una era en la que al haber tanta más gente produciendo que consumiendo, y al incorporarse al mercado laboral global tantos trabajadores de países poblados, la inflación y las tasas de interés se redujeron como nunca antes. Vienen cambios demográficos definitivos y delicados procesos de desglobalización y proteccionismo. Estar endeudado hoy es infinitamente más fácil de lo que será en unos años. Estarlo, cuando nuestra deuda no merece Grado de Inversión, provocará que su costo sea asfixiante. Emprendemos una sesada de empobrecimiento y pauperización excruciante y sin retorno.

Sera difícil medir mucho del daño que este terrible gobierno provocará. Pero en lo económico la devastación ya tiene muchos ceros.

Esta mañana, durante su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) insistió en que la política energética de su gobierno no viola el Tratado de Libre Comercio que se firmó con Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Sobre la carta que legisladores enviaron al presidente Donald Trump para denunciar lo que ocurre en México en materia energética, AMLO señaló que los firmantes lo hicieron pues están apoyando a las empresas particulares.

López Obrador reconoció que se está apostando por fortalecer a CFE y a la Pemex, pues «ni modo que vamos a fortalecer a Iberdrola cómo era antes».

«El sábado dije que a mí me pagaba el pueblo de México no Iberdrola, pero estaba muy mal acostumbrados (…) nosotros tenemos que defender el interés público y siempre lo he dicho,  los únicos negocios que deben importarnos son los negocios públicos; tenemos que defender a la Comisión Federal de Electricidad, tenemos que defender a Pemex, no a las empresas particulares», sostuvo el presidente.

En un intento por matizar su discurso, dijo que las empresas particulares sí pueden participar en el sector, pero no abusar, no monopolizar como lo hicieron durante el periodo neoliberal, en donde volvió a acusar, recibieron contratos ‘leoninos’, además de que afirmó, mediante sobornos y  cooptación de funcionarios, mandaban en México.

Indicó que lo único que se está haciendo ahora, es llevar a cabo lo que establece la Constitución.

Sobre el T-MEC, AMLO dijo que desde que se firmó, aclaró de que el capítulo de energía se limito a dos párrafos que tienen que ver con el dominio de México sobre sus recursos naturales, tal cual lo que establece la Constitución.

«Entonces les aclare esto, porque el capítulo original del Tratado era, pues muy entreguista, comprometida al sector energético».

Dicha idea la sostuvo el pasado fin de semana en su gira, donde dijo que Jen el T-MEC. “en el capítulo de energía, solo quedó establecido en dos párrafos el derecho absoluto y soberano de México para decidir en materia de política energética en conformidad con la letra y el espíritu del Artículo 27 de la Constitución”.

AMLO reiteró que no se dará marcha atrás al rescate de Pemex y la CFE y sostuvo que el tema de las energías limpias son solamente un «sofisma».

«Utilizaron otro sofisma, lo de las energías limpias, el que estas plantas de la Comisión Federal de Electricidad ya son viejas y contaminan, y que por lo mismo era mejor la producción de energía con gas, las termoeléctricas, las eólicas o energía solar, energías que, en efecto, no contaminan, pero están subsidiadas; produzcan o no produzcan, la Comisión Federal, con presupuesto público, que es dinero de todo el pueblo- les tiene que comprar la energía eléctrica», sostuvo.

En México tenemos a un presidente que dice que está transformando al país y una de sus palancas para hacerlo es inyectando miles de millones de pesos a Pemex para intentar lograr autonomía energética.

Varios conocedores de la industria han dicho que esto es un sueño guajiro, pero aún así, AMLO persiste. Qué maravilla sería que en lugar de querer importar el penacho de Moctezuma de Austria, el presidente quisiera imitar lo que está haciendo el CEO de una de las petroleras más grandes del mundo, British Petroleum (BP), Bernard Looney.

Looney encabeza hoy en día la mayor transformación de la industria energética en sus 160 años de historia. En septiembre dio a conocer el plan de transformación de BP de una industria de petróleo y gas a una de energías renovables. Es el plan más agresivo que se ha visto en la industria. Lo que pretende BP es, para 2030 recortar en un 40 por ciento su producción de petróleo y gas y aumentar el gasto en energías renovables de $500 millones de dólares anuales actualmente a 5 mil millones de dólares. Y para el año 2050 la petrolera británica buscará que todas sus operaciones emitan cero emisiones.

Además, los cien millones de dólares al año que gasta BP en mantener su reputación como empresa de petróleo y gas se irán reduciendo y ese dinero se invertirá para apoyar políticas en favor del medio ambiente alrededor del mundo. La empresa ya está invirtiendo $6.5 millones de dólares en Estados Unidos para iniciativas en favor de las energías limpias en este 2020, a pesar del durísimo golpe económico que ha sufrido por la caída en la demanda de energías fósiles por la pandemia. Han anunciado su apoyo a la política climática de la Unión Europea y al plan de Reino Unido de prohibir para el año 2035 autos con motores de combustión interna.

Nótese la diferencia entre este propósito y el que acaba de presentar el gobierno de la Cuarta Transformación, que pretende incrementar la producción de petróleo en 101 mil 700 barriles diarios para un total de un millón 944 mil 400 barriles diarios en el 2021. Vamos en sentido contrario de lo que el mercado mundial de energéticos nos está diciendo y lo estamos haciendo cuando no tenemos ni siquiera la liquidez suficiente para estarla desperdiciando. ¡Qué frustrante!

En entrevista para el portal político Axios, Looney dijo dos cosas que me llamaron la atención. La primera fue entender que la transformación de la empresa se hace en el interés de ésta. No están tratando de proteger un negocio – el del petróleo y gas – que ya va de salida porque saben que esto significaría su quiebra. “Estamos haciendo que BP pase de ser la compañía petrolera internacional que hemos sido durante 111 años a convertirnos en una compañía de energía integrada”.

Lo segundo fue que ante la pregunta sobre el pasado de la empresa en el que defendió a quienes dudaban del cambio climático, Looney dijo algo clave: “no sirve de nada envolvernos en lo que ocurrió en el pasado ante los enormes retos que tenemos frente a nosotros.” Esta frase suena como música a los oídos ante un presidente en México que se empeña en justificar lo injustificable de hoy con base en el pasado, en lo que ha ocurrido antes de él y su fallida transformación.

Columna completa en El Universal

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo este jueves que buscará revertir la reforma energética realizada por el gobierno anterior si no logra fortalecer y «rescatar» a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con el marco legal actual.

El mandatario, quien asegura que la reforma energética del 2013 sólo debilitó a las dos firmas estatales, reconoció que pidió a entes reguladores esta semana que lo ayuden a apuntalar a las compañías, altamente endeudadas, y que en caso de no lograrlo iría por los cambios constitucionales en el 2021.

«No quiero que se privatice el sector energético, porque si no tenemos independencia económica, si no tenemos independencia en nuestros energéticos, no podemos garantizar nuestra soberanía como país independiente, libre», dijo López Obrador.

Recordemos que la reforma constitucional impulsada por el ex presidente Enrique Peña Nieto abrió toda la cadena de hidrocarburos al capital privado y extranjero y terminó con el monopolio de Pemex en la producción de crudo.

Antes de la llegada de López Obrador al poder se otorgaron en licitaciones más de 100 contratos petroleros producto de las nuevas reglas.

En el sector eléctrico, la reforma abrió la puerta para mayor participación de particulares en la generación e impulsó las fuentes renovables, pero mantuvo la transmisión en manos del Estado.

Legisladores de Morena han presentado al menos dos iniciativas de reformas a la Constitución para apuntalar el papel de las estatales. En el 2021, será renovada la Cámara de Diputados y podría reajustarse la correlación de fuerzas en ella, donde ahora Morena tiene mayoría.

«Estoy convencido de que ha sido un fracaso rotundo las privatizaciones, negocios jugosos robo, saqueo de los bienes de México, los bienes de la nación, solo en beneficio de particulares», añadió el presidente.

López Obrador dijo que Pemex solo extraerá petróleo para consumo interno y que su propuesta de reforma energética no dejaría, sin embargo, de lado a los privados, y les reiteró que no se cometerán injusticias, además de que se respetan los contratos.

«La política que había anteriormente era de destruir a Pemex y destruir a la Comisión Federal de Electricidad. Ese era el plan, privatizar completamente el sector energético», señaló.

 

En medio del escándalo que ha desatado la filtración de la denuncia de Emilio Lozoya, la dirigencia nacional del PRI afirmó que es inaceptable cualquier tipo de corrupción, por lo que dijo, el exdirector de Pemex debe pagar por sus delitos.

El tricolor informó que presentará una denuncia contra Lozoya Austin, pues dijo «somos víctimas y queremos que devuelva todo lo que indebidamente recibió”.

Lamentó que la entonces Procuraduría General de la República (PGR) haya abierto el caso de Odebrecht y no haya consignado a nadie.

Alejandro Moreno, dirigente del PRI, sostuvo que no hay un solo documento que evidencie que en las cuentas del partido entró dinero adicional como lo establece la ley.

Le corresponderá, dijo, a los que son señalados de recibir sobornos aclarar lo pertinente. Pidió que lo que se tenga que investigar sea haga de manera clara y puntual.

Por su parte el Partido Acción Nacional (PAN), a quien pertenecen la mayoría de los involucrados en la denuncia de Lozoya, también reaccionó y emitió una postura.

Acusó que el «delincuente confeso», Emilio Lozoya, hoy es un aliado estratégico del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), para denigrar a Acción Nacional, pues es la alternativa frente al fracaso del gobierno morenista.

Dijo que todo se trata de un tema político, ya que es el PAN quien le puede ganar a Morena en el 2021. Señaló que Lozoya está dispuesto a declarar cualquier cosa con tal de no ir a la cárcel.

El blanquiazul pidió a AMLO y la Fiscalía General de la Repúlica (FGR) que Emilio Lozoya vaya a la cárcel por todo el desfalco que provocó en Pemex, para que pague por sus hechos.

También solicitó que se inicie un proceso penal contra Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray; solicitó que se abran expedientes de investigación contra todos los casos de corrupción del actual gobierno federal.

«Que el Presidente se concentre en atender la profunda crisis sanitaria y económica y desista de su burdo intento por dañar a la oposición en México», remató el PAN.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) confirmó que uno de los exfuncionarios del Senado que aparecen en el video filtrado a inicios de semana, recibiendo fajos de billetes atribuidos a supuestos sobornos por parte de personal de Pemex, es contratista del actual gobierno federal.

El IMSS informó que del 2018 al 2019, las delegaciones de Campeche, Yucatán y Quintana Roo han signado 56 contratos con la empresa Comercializadora Integral Rayfour S.A. de C.V., en la cual Rafael Jesús Caraveo Opengo es el socio mayoritario.

Los 56 contratos que se tienen con la empresa de Caraveo Opengo son para la compra de material de curación y de aseo.

53 de los contraros fueron para la delegación de Campeche; dos en Yucatán y uno en Quintana Roo; en total, los contratos equivalen a un monto de 1.8 millones de pesos. El monto en promedio de cada compra es por 33 mil pesos.

Sin embargo, el Instituto aclaró que de manera centralizada, no ha hecho compras con dicha empresa.

Tras conocerse el video en que aparece el excolaborador de los senadores del PAN, el IMSS señaló que iniciará una investigación a los contratos que se firmaron en 2019, para que en caso de encontrarse alguna observación se de aviso a los órganos de fiscalización.

Detalló que 49 de los contratos se concentraron en el primer semestre del 2019, es decir, el 89; seis se concentraron en el segundo semestre, el 11%.

El IMSS enfatizó que todos los contratos que ha suscrito están publicados en el portal Compranet, y reiteró que las licitaciones y contrataciones se realizan conforme a la legislación aplicable, «con base en la transparencia, publicidad y legalidad y por ningún motivo se dará pie a actos de corrupción».

Rafael Caraveo Opengo fue secretario técnico de la Comisión de Administración del Senado de la República encabezada por el exsenador panista Jorge Luis Lavalle, a quien según las declaraciones de Lozoya Austin, se le entregaron sobornos por ordenes de Luis Videgaray con el fin de apoyar la aprobación de la reforma energética.

El presidente, qué duda cabe, es un animal político. Con la transmisión en la mañanera del video en el que aparecen dos colaboradores de figuras prominentes del PAN validó lo ahí expuesto y golpeó a los dos partidos de oposición que podrían robarle algo en las elecciones del 2021.

Golpeó al PRI, vía la extradición de Lozoya y las filtraciones que llegan hasta el expresidente Enrique Peña Nieto y su hombre fuerte, Secretario de Hacienda y de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray. Golpea al PAN, en un país en donde la presunción de inocencia es tan escasa como la honradez de la clase gobernante. El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, y el ex Senador, Jorge Luis Lavalle, ya son culpables ante la opinión pública.

Esto porque uno de los hombres que revisa los paquetes con fajos de billetes es Rafael Jesús Caraveo, secretario técnico del entonces senador Lavalle. El otro es Guillermo Gutiérrez Badillo, quien guarda el dinero en una maleta negra. Gutiérrez Badillo trabajaba con el entonces senador, Francisco Domínguez Servién. Hasta hace dos días Gutiérrez Badillo era su Secretario Particular en el gobierno de Querétaro. Al despedirlo de su gobierno después de darse a conocer los videos en una supuesta cuenta del hermano de Emilio Lozoya, Domínguez Servién mostró que si algo se aprendió desde los video escándalos de René Bejarano hace 16 años es que si vas a recibir fajos de billetes, mejor mandas a alguien más a hacerlo.

Y ahora ¿cuál va a ser la estrategia del PAN? ¿Cómo va a responder el partido ante estos nuevos video escándalos? ¿Cómo van a querer recuperar credibilidad para pedir el voto ciudadano?

El PAN es el partido que mejor posicionado está para enfrentar a Morena y al presidente en las elecciones intermedias del 2021. La figura del panista Ricardo Anaya es, según la encuesta publicada esta semana en Reforma, la que mayor contrapeso le podría hacer al presidente López Obrador. Y el PAN permanece como el partido más fuerte para ganar escaños en la Cámara de Diputados en las legislativas del año próximo. El sondeo de Massive Caller le adjudica al PAN 128 escaños, seguido en un lejano tercer lugar por el PRI con 27 escaños. Morena aparece en este sondeo con posibilidad de ganar 301 escaños.

Por lo que hemos visto, el PAN piensa utilizar la misma estrategia de todos los políticos. Van a acusar que todo esto es un acto de desesperación del presidente y de Morena por tumbarlos a la mala para que no tengan un buen desempeño en las elecciones intermedias del 2021, en donde por cierto, está también en disputa la gubernatura de Querétaro.

El presidente del PAN, Marko Cortés, ha dicho que, de ser culpables de los aludidos, serán expulsado del partido. Esto es algo que ya hizo el PRI con Humberto Moreira y con Javier y Cesar Duarte, con los resultados que están a la vista. A los ciudadanos les importa un comino que los partidos expulsen a sus militantes. Lo que se quiere es que deje de haber corrupción.

Si el PAN quiere salir fortalecido de este golpe de cara a las elecciones intermedias y hacia adelante, hacia el 2024, más le vale ir pensando en una buena estrategia para responderle a los ciudadanos. Los mexicanos están desencantados con la corrupción rampante de la clase política que, ya sea con ligas o con maletas, no se ha cansado de saquear al país.

 

Columna completa en El Universal

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) proyectó esta mañana durante su conferencia de prensa el video que salió a la luz la tarde de ayer, en el que se muestra a de dos exfuncionarios del Senado recibiendo presuntos sobornos relacionados a la red de corrupción revelada por el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya.

En el video se observa a dos exfuncionarios del Senado vinculados a legisladores de oposición, específicamente del PAN, recibiendo fajos de billetes para después introducirlos en maletas negras.

El material se viralizó en internet después de que López Obrador pidiera que se difundieran detalles de las acusaciones que hizo Lozoya contra el expresidente Enrique Peña Nieto y el exsecretario Luis Videgaray, sobre sobornos entregados a legisladores para la aprobación de la reforma energética.

López Obrador pidió que se difundiera el video durante su habitual conferencia de prensa matutina al señalar que los medios de comunicación «no le están dando la importancia que tiene».

«Muchos se informan por televisión abierta, ahora por el canal 11, por el 22, por el 14, ¿por qué no buscas el video? Vamos a pasarlo aquí, ayudamos a que se difunda para que se vea cuánto dinero recibían», dijo.

El mandatario agregó que la fiscalía general dirá si se trata de un video que entregó Lozoya como sustento de sus acusaciones. «Desde luego que no lo había yo visto, no lo conocía. Hay que ver si es el video que entregó el señor Lozoya a la fiscalía, si tiene cambios o es otro», dijo el presidente.

Sin embargo, fuentes de la FGR han asegurado que dicho material no ha sido presentado como prueba ante la fiscalía.

AMLO aseguró que el video filtrado muestra la «inmundicia del régimen de corrupción» que imperaba, pues todo este dinero se utilizaba para comprar voluntades y para comprar votos. Indicó que aunque es bastante lo que se ventiló, es «apenas una mirruña» de lo que se robaron.

Sobre las presuntas declaraciones que Emilio Lozoya vertió en su denuncia ante la FGR, y que difundiera el periodista Ciro Gómez Leyva, en las que se ventilan los nombres de los legisladores que presuntamente recibieron sobornos por instrucciones de Luis Videgaray, algunos de los implicados han salido a posicionarse.

Uno de los nombres que se mencionan es el de Ernesto Cordero, quien esta mañana aseguró en sus redes sociales que nunca participó en algún acto de corrupción. «JAMAS formé parte de una negociación que implicara recibir dinero a cambio de mi voto en el Senado».

Jorge Luis Lavalle no ha emitido un posicionamiento sobre las nueva filtraciones; sin embargo, el pasado 24 de julio rechazó los señalamientos que Lozoya hiciera en su contra, de acuerdo a lo que se conocía hasta ese momento.

«Es absolutamente falso que haya recibido algo a cambio de mi voto y trabajo para lograr la aprobación de la iniciativa panista que se transformó en la Reforma Energética».

Otro de los exlegisladores involucrados que han reaccionado, es el ahora gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, quien fungía como coordinador de la bancada del PRD cuando se aprobó la reforma energética.

A través de sus redes sociales, aseguró que nunca ha tuvo ningún contacto con Emilio Lozoya cuando era director de Pemex, ni telefónicamente ni en persona.

«Nunca solicité, ni recibí dinero alguno por mi participación en la reforma energética o en otra actividad legislativa», indicó Barbosa, añadiendo que demandará por daño moral a Emilio Lozoya. «Soy honesto, actúo de buena fe y estoy limpio», remató.

Quienes no han hecho ninguna declaración al respecto, son el priísta David Penchyna y el panista Salvador Vega Casillas.

Un video que presuntamente exhibe a un empleado de Petróleos Mexicanos entregando paquetes de dinero a asesores de senadores de oposición reavivó este lunes la polémica sobre Emilio Lozoya, exdirector de Pemex acusado de recibir y repartir sobornos de Odebrecht.

El material, subido a una cuenta no oficial de YouTube a nombre de Juan Jesús Lozoya, supuesto hermano del exfuncionario federal, muestra a Rafael Caraveo y a Guillermo Gutiérrez, quienes trabajaban para senadores del opositor Partido Acción Nacional (PAN) cuando se aprobó la reforma energética en 2013.

«¿Son doce en total?», pregunta Caraveo mientras él y Gutiérrez guardan las bolsas con billetes en maletas, aunque la voz de la persona que graba las imágenes está alterada con un programa de edición.

El video se difunde justo cuando se cumple un mes de la extradición desde España de Lozoya, quien el 17 de julio llegó a México, donde está acusado de recibir sobornos por 10.5 millones de dólares de la brasileña Odebrecht en la campaña presidencial de 2012 y como director de Pemex (2012-2016).

Lozoya denunció la semana pasada que el expresidente Enrique Peña Nieto y el exsecretario de Hacienda Luis Videgaray le ordenaron usar 120 millones de pesos para que cinco senadores y un diputado avalaran la reforma energética, que abrió el sector a la iniciativa privada.

La Fiscalía General de la República (FGR) informó que, para la denuncia formal, Lozoya Austin señaló cuatro testigos, entregó recibos y un video, que según se ha especulado en redes sociales, podría ser el difundido esta tarde.

Sin embargo, según la agencia EFE, fuente de la FGR indicaron que no es el mismo que Lozoya presentó como evidencia.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) exigió este lunes «transparentar todo el caso» de Lozoya, al que considera símbolo de la corrupción del «periodo neoliberal» y del proceso para aprobar la reforma energética.

«Que se pueda ver en redes sociales, en la televisión convencional, el video que se asegura entregó el señor Lozoya a la fiscalía», dijo López Obrador en la mañanera.

En el material filtrado este lunes aparece Rafael Caraveo, secretario técnico del exsenador Jorge Luis Lavalle, exlegislador del PAN que fue presidente de la Comisión de Administración del Senado.

También aparece Guillermo Gutiérrez, colaborador del exsenador del PAN Francisco Domínguez, quien ahora es gobernador de Querétaro,donde Gutiérrez ahora funge como su secretario privado.

«¿Entonces? ¿Visita próxima?», expresa Caraveo al final del video, a lo que el supuesto empleado de Pemex responde «no sé».

Aunque aún no se han pronunciado sobre este video en específico, los legisladores del PAN se han venido deslindando de las acusaciones, e incluso han acusado al gobierno federal de montar un espectáculo con el caso de Lozoya.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) considera que los órganos reguladores del sector energético deben participar en la «nueva política» económica y del sector, y sumar esfuerzos con su gobierno para «recuperar el pleno dominio público» de las industrias petrolera y eléctrica nacionales.

En un memorándum enviado a los titulares de los reguladores, tales como la Comisión Reguladora de Energía (CRE), el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), entre otros, con fecha del 22 de julio, el mandatario señala que «todavía es tiempo de corregir el rumbo de la política entreguista que se ha venido imponiendo en el sector energético».

El presidente ha impulsado y apostado para que Pemex y CFE recobren un papel preponderante en el sector, pues asegura que quedaron debilitadas tras la profunda reforma energética llevada a cabo en el anterior gobierno.

Hace unos días, AMLO dijo que no se descartaba el proponer, a mediados de su mandato, una nueva reforma energética si considera que es necesaria para fortalecer a Pemex y la CFE.

En el documento, el mandatario reiteró que se respetarán los más de 100 contratos de exploración y extracción de hidrocarburos asignados tras la reforma energética, pero confirmó que no se licitarán más.

«El potencial que quedó fuera de tales concesiones sólo podrá ser explotado por Pemex», dice en el documento en el que sin embargo dijo que no descarta asociaciones con inversores privados en extracción de crudo y refinación siempre y cuando se trate de acciones «complementarias».

Recientes cambios en la política de electricidad, que han llevado a ajustes en tarifas por la transmisión de energía, ha enfrentado a los empresarios con el gobierno.

López Obrador dijo en el documento que se debe acabar con los subsidios a empresas particulares del sector energético.

Finalmente, dijo que México debería alcanzar una producción petrolera de 2.2 millones de barriles diarios (bpd) de petróleo al 2024, desde unos 1.8 millones en 2020, y un procesamiento en sus refinerías de 1.2 millones de bpd al 2022.

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) abrió la posibilidad de presentar una nueva iniciativa de reforma en materia energética, que busque fortalecer a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

En su conferencia matutinaJ López Obrador explicó que no se buscará por el momento revertir la reforma energética que se aprobó en la pasada administración, y que abrió la puerta a los privados, ni cancelar los contratos existentes, que son más de 100.

«Vamos a mantener el compromiso de no hacer ninguna modificación al marco legal del sector energético hasta que podamos demostrar que es posible fortalecer a Pemex y a la CFE» y así «hacer valer el interés nacional, sin modificación a la ley», dijo el mandatario.

No obstante, agregó que si no se lograra rescatar a Pemex y CFE en primera instancia, se evaluará presentar una «iniciativa de reforma constitucional».

Aunque al momento no se está contemplando dicha reforma, «sería regresar a lo que había con ajustes y con la nueva circunstancia al dominio de la nación sobre los recursos naturales y a considerar como empresas estratégicas a Pemex y la CFE».

El mandatario remarcó que el propósito de la anterior reforma era «destruir» a estas dos compañías estatales.

Aclaró que que con el actual marco jurídico se puede rescatar a estas dos empresas y revisar contratos de energía
con «subsidios» y sobrecostos.

«Pero es probable que no se modifique la Constitución. Ahora, si necesitamos hacerlo para consolidar a Pemex y la CFE no descartamos la posibilidad de que enviemos una iniciativa de reforma a la Constitución», añadió.

Precisó que en caso de que se decida presentar la iniciativa, sería después del 2021, cuando se cumplan tres años de gobierno.

«No lo haríamos ahora, hasta el tercer año, que es mi compromiso. Yo dije, vamos a trabajar con el marco jurídico actual tres años, y si hace falta hacer la reforma constitucional la emprendemos en lasegunda mitad del Gobierno», subrayó.

Además, recordó que el próximo año hay elecciones intermedias y en 2022 una consulta sobre la revocación del presidente.

Petróleos Mexicanos (Pemex) reportó este martes una pérdida neta en el primer semestre de 2020 de 26,406 millones de dólares, un aumento de 585.3% o casi seis veces más que el resultado también negativo de 3,853 millones de dólares del mismo periodo de 2019.

En específico para el segundo trimestre del año, la pérdida neta fue de 1,930 millones de dólares (equivalente a 44,300 millones de pesos), lo que contrasta con los 2,400 millones de dólares (52,790 millones de pesos) registrada en el mismo lapso del año pasado.

La petrolera dijo que el precio promedio de la mezcla de exportación fue de 23.84 dólares por barril, un 60.1% menor que el mismo periodo del año anterior.

La empresa informó que sus ventas en el trimestre cayeron un 51.8% a 7,900 millones de dólares (81,693 millones de pesos), ante una disminución del 54.4% de las ventas en el mercado interno y del 48% en las exportaciones.

Al presentar su informe financiero, Pemex atribuyó los resultados a la «parálisis» de la actividad económica global por la crisis de coronavirus y la pérdida cambiaria por la depreciación del peso.

La compañía registró ingresos por un total de 20,277 millones de dólares en el primer semestre del año, lo que representa una caída de 36.4% frente a la primera mitad del 2019.

Adicional, la deuda financiera de Pemex se elevó a 107,200 millones de dólares, desde los 104,796 millones de dólares en que se había ubicado hasta el primer trimestre del año, un aumentó del 24.1%

Las ventas nacionales cayeron 38.3% hasta los 11,187 millones de dólares, mientras que las exportaciones disminuyeron 33.7% al totalizar 8,985 millones de dólares.

En cambio, la producción de crudo promedió los 1,7 millones de barriles diarios durante la primera mitad del año, un incremento del 1.9% frente a ese periodo de 2019. Asimismo, la producción de gas natural creció en 0.2% al situarse en 3,659 millones de pies cúbicos diarios (MMpcd) sin contar el nitrógeno ni la producción de socios.

El rendimiento bruto decreció 58 % hasta los 3.375 millones de dólares, mientras que el rendimiento de operación fue de apenas 27 millones de dólares, 99,5 % menos.

La petrolera precisó que el rendimiento antes de impuestos y derechos (ebitda) tuvo una pérdida 22,744 millones de dólares.

Por otro lado, los pasivos de Pemex, que incluyen deudas de corto y largo plazo, impuestos y derechos, así como pasivos laborales, ascienden a 191,537 millones de dólares, un 12.4% más respecto al cierre de 2019.

El exdiretor de Pemex, quien llegó a nuestro país el pasado 17 de julio, Emilio Lozoya, enfrenta esta mañana su primera audiencia ante un juez de control del Reclusorio Norte.

La audiencia la sostendrá vía retoma, pues permanece hospitalizado desde el día que arribó a México. Se precisó que el formato será de videoconferencia debido al estado de salud del acusado, además de las restricciones que hay por la contingencia sanitaria por la pandemia de Covid-19.

Según informes del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), la audiencia de Lozoya dio inicio a las 9:00 horas, y es relación al caso de la compra de la planta de Agro Nitrogenados.

Sobre este caso, Lozoya Austin es acusado del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, pues según se señala en el expediente, la compra de la planta a Altos Hornos de México S.A. (AHMSA) se realizó de manera irregular.

En la audiencia, se hará la formulación de imputación en contra de Emilio Lozoya.

Se precisó que el resto de las partes, podrían acudir de forma presencial al Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, o bien sumarse al sistema de videoconferencia.

Adicional, la Fiscalía General de la República (FGR) confirmó que mañana, miércoles 29 de julio, se llevará a cabo la segunda audiencia de Lozoya, a las 09:30 horas, esta vez por el caso de Odebrecht.

La Fiscalía General de la República (FGR) informó esta tarde que inició el operativo de traslado del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, quien se encuentra detenido en Madrid, España.

A través de un comunicado, la FGR informó que la aeronave que trasladará a Lozoya despegó de la capital mexicana con rumbo a Madrid.

El vuelo tendrá una duración de 13 horas y media, al considerar que se hará una escala técnica en Canadá, en espera de que se cumplan los trámites administrativos y migratorios respectivos.

Una vez en Madrid, se procederá a hacer la entrega/recepción del exfuncionario por parte de las autoridades españolas a las mexicanas. En el vuelo de regreso, el agregado de la Fiscalía en España y Europa, Luis Alejandro Cervantes Vázquez, viajará junto a Lozoya.

La Fiscalía precisó que una vez que hayan culminado los trámites y Lozoya esté saliendo de España, el Ministerio Público Federal (MPF) le informará a los jueces de control de nuestro país la hora aproximada de su llegada a la Ciudad de México, que se prevé sea la madrugada del jueves.

Señaló que ya en México, se aplicarán a Lozoya Austin los protocolos de derechos humanos como parte de sus prerrogativas, y será revisado por un médico de la FGR para acreditar su integridad física.

Al cumplir con dichos protocolos, nuevamente se les dará aviso a los jueces de control para que señalen fecha y hora de las audiencias iniciales.

Recordemos que Emilio Lozoya aceptó su extradición a México la semana pasada, luego de haber sido detenido en España en febrero pasado.

Para aceptar su extradición, se informó que Lozoya alcanzó un acuerdo de cooperación con la Fiscalía, con lo que se busca saber lo que realmente pasó y cómo se tejieron las redes de corrupción al interior de Pemex durante la administración de Enrique Peña Nieto.

La Comisión Federal de Competencia Económica (Coefece) señaló que las nuevas políticas petroleras del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) están dirigidas a por favorecer a Pemex, lo que conduce a que en México no se observe competencia en el mercado mayorista.

La Cofece pidió al gobierno federal «incrementar la competencia en el mercado de gasolinas».

El organismo envió una recomendación a la secretaria de Energía, Rocío Nahle, a quien pidió que la normativa que regula la obtención de permisos para importación y venta de gasolina «se aplique de manera expedita y no  discriminatoria».

Y es que se ha venido denunciando las trabas que el gobierno ha puesto, como parte de la nueva Política de Almacenamiento Mínimo.

De acuerdo con un trabajo de investigación que realizó la Cofece, Pemex domina el mercado petrolero en el país al suministrar el 87% de la gasolina que se consume en el país, debido en parte a la «insuficiente infraestructura de almacenamiento y transporte» en el país.

Resaltó que el otorgamiento de permisos de importación no debe limitarse u obstaculizarse innecesariamente. Recordó que desde noviembre de 2018, la SENER solo ha concedido permisos de un año y no ha otorgado nuevos permisos de importación de 20 años.

Añadió que los tiempos de resolución a las solicitudes de permisos para la venta al público se han duplicado, y existen más de 200 casos sin resolución. Precisó que anteriormente, el tiempo promedio de expedición de un permiso era prácticamente el mismo para todos los solicitantes, de 21 días hábiles. Sin embargo, dados los cambios implementados, el número de días que se toma la resolución de un permiso es en promedio de 75 días, y diferenciado entre las marcas de gasolina que se vendan. 

La Cofece acusó que hoy en día existen por lo menos 229 solicitudes de marcas distintas a PEMEX, admitidas entre marzo de 2019 y abril de 2020, que no han sido resueltas y se desconocen las causas de ello. Acusó también que las autorizaciones de cesión de permiso no se resuelven expeditamente, lo que dificulta la entrada de más marcas al mercado mexicano.

«Existen obstáculos regulatorios para la instalación y operación de gasolineras en la normativa estatal y municipal, lo que limita la competencia entre ellas para reducir sus márgenes», precisó la Cofece.

Para propiciar precios más competitivo en la venta de combustibles, el organismo recomendó al gobierno eliminar el requisito de comprobación de medios de transporte y almacenamiento para los permisos de importación de un año, y asegurar que el otorgamiento de permisos de importación por 20 años se realice de manera expedita.

También recomendó asegurar que la normativa asociada con la tramitación y la resolución de solicitudes para nuevos permisos de expendio, cesiones o actualizaciones sea aplicada de manera neutral y expedita; y que en ningún momento la autoridad discrimine en función de marcas asociadas o fuentes de proveeduría.

Al respecto, recordemos que el American Petroleum Institute (API) denunció el mes pasado «crecientes dificultades» para obtener o renovar permisos de operación de gasolineras en México.

Una vez más las alertas se encendieron en Tlahuelilpan, Hidalgo. Una fuga de combustible derivada de una toma clandestina en un ducto de Pemex se registró esta madrugada en la colonia San Primitivo.


«El Gobierno municipal de Tlahuelilpan informa a la población general que derivado de una fuga de combustible de una toma clandestina situada en la colonia San primitivo, se percibirá el olor a combustible durante unas horas», informó el gobierno municipal a través de un comunicado.

La Coordinación Nacional de Protección Civil informó en sus redes sociales, que a las 00:00 horas se tuvo reporte de una fuga de hidrocarburo por toma clandestina en la comunidad de San Primitivo, por lo que de manera preventiva se evacuó a 10 personas.

Sin embargo, medios locales indican que la evacuación fue necesaria para decenas de personas más de la colonia afectada.

Se indicó que la fuga fue controlada cerca de las 02:15 horas, con ayuda de personal de Protección Civil municipal y de Pemex, quien además inició los trabajos de sellado.

El gobierno local indicó que el olor a combustible se percibió durante unas horas , por lo cual pidió a la población que si presentaba mareos o nauseas acudiera al Centro Cultural Regional Tlahuelilpan para su atención.

«Recuerda no acercarte al lugar por tu seguridad y la de todos», dijo el gobierno municipal.

La fuga se presentó a unos metros del lugar del lugar donde se produjo la explosión del 18 de enero de 2019, que dejó 137 personas sin vida.

La explosión se produjo cuando centenares de vecinos aprovechaban una fuga en ducto de Pemex para sustraer gasolina, práctica conocida como huachicol.

En 2018, los huachicoleros robaron lo equivalente a 20 millones de barriles de petróleo, mientras que en 2019 el número se redujo a poco más de 1.8 millones, según cifras oficiales. De acuerdo con el gobierno, el robo de combustible provocaba pérdidas de 65,000 millones de pesos anuales en todo el país.