Tag

pemex

Browsing

Este lunes, Rocío Nahle, secretaria de Energía, anunció el inicio del proceso de licitación de la refinería en Dos Bocas, Tabasco, la cual será por invitación restringida a cuatro empresas.

“Se buscaron empresas, hubo entrevistas con muchas de todo el mundo, con las mejores prácticas de transparencia y de ética y con amplio conocimiento técnico en este tipo de refinerías”.

Además, indicó que Pemex cumplió en tiempo y forma con la solicitud del permiso de refinación.

“Antes no era necesario el permiso de refinación, la última se hizo hace 40 años, de acuerdo con la Reforma Energética se planteó en la Ley de Hidrocarburos lo que se necesita para el permiso de refinación y Pemex cumplió con todo y se le otorgó el permiso de esta refinería”, señaló.

La séptima refinería de la empresa, que estará ubicada en el estado de Tabasco, forma parte de un plan del gobierno para reducir las crecientes importaciones de gasolinas, una promesa de campaña del presidente Andrés Manuel López Obrador, aunque expertos aseguran que la endeudada petrolera debería enfocarse más en exploración y producción que en refinación.

Por otra parte, el presidente López Obrador dijo que estas empresas tendrán dimensión ética y serán de países que no toleren la corrupción, ni la promuevan. «Vamos a moralizar todo lo relacionado con la contratación».

Nahle sostuvo que los nombres de las empresas seleccionadas para participar en la licitación se darán a conocer hoy durante el evento para conmemorar el aniversario de la nacionalización de la industria petrolera mexicana en 1938 y el nacimiento de Pemex.

Nahle dijo que el Gobierno eligió hacer la licitación restringida argumentando que en el pasado hubo mucha corrupción en la selección de empresas para reconfigurar algunas de las otras seis refinerías de Pemex, que en su conjunto procesan alrededor del 30 por ciento de la capacidad total de los 1.6 millones de barriles por día.

La nueva refinería ubicada en Dos Bocas tendrá un costo de entre 6 mil y 8 mil millones de dólares.

El subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, dijo que se retrasará la construcción de la refinería en Dos Bocas, Tabasco, para dar apoyos a Petróleos Mexicanos (Pemex).

En entrevista con el diario Financial Times, Herrera detalló que se destinarán aproximadamente 2 mil 500 millones de dólares de la obra para incrementar la producción de la empresa estatal.

«No autorizaremos (la construcción) hasta que tengamos una cifra final que no sea muy diferente de los 8 mil millones de dólares originales», mencionó y agregó que la inversión prevista en la refinería para este año «puede ir a la exploración y producción» de Pemex.

Herrera realizó estos comentarios durante un viaje a Londres, donde se reunirá con inversionistas.

Además, el subsecretario de Hacienda mencionó que el Gobierno sostiene pláticas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otras organizaciones sobre una nueva inyección de capital para Pemex, pero precisó que las discusiones solo fueron técnicas y no hubo prestamos.

Sin embargo, esta mañana, el Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que la licitación para la construcción de la refinería está planeada para iniciar el 18 de marzo.

Durante la conferencia de prensa matutina de hoy, el presidente fue cuestionado sobre las declaraciones de Arturo Herrera, mismas que negó argumentando que la “inversión en Pemex crece en 40 por ciento”, además de que la petrolera “cuenta con 50 mil millones de pesos para la refinería”.

“Entonces sí tenemos presupuesto y es muy probable que se haga el anuncio sobre la licitación el 18 de marzo”, argumentó y negó retrasos en la construcción.

Coincidió con las declaraciones de la Secretaria de Energía, Rocío Nahle, hechas ayer, en las que confirmó que la construcción de Dos Bocas se realizará en tres años y tendrá un costo de 6 a 8 mil millones de dólares.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, habló este martes de la reducción en la calificación crediticia de Standard & Poor’s a Petróleos Mexicanos (Pemex) y dijo que se está castigando al país por la política neoliberal que se aplicó en los últimos 36 años.

El mandatario federal señaló que durante el periodo neoliberal, Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) fueron las empresas más saqueadas no solo de México, sino del mundo.

«Se está castigando al país por la política neoliberal de los últimos años y nos toca pagar los platos rotos, fue una política económica ineficiente, caracterizada por el saqueo y la corrupción”, aseguró AMLO.

El presidente López Obrador acusó que en el tiempo del neoliberalismo las calificadoras permanecieron calladas.

«Durante ese tiempo en el que imperó la corrupción en Pemex y en la CFE permanecieron calladas y calificaban con diez, con excelencia”, dijo.

Andrés Manuel López Obrador destacó que se respetan las decisiones de las calificadoras y reiteró que se va a rescatar a Pemex y a la CFE.

«Basamos nuestro optimismo en un elemento, en una variable importantísima, que no se tomaba en cuenta, y sigue sin tomarse en cuenta, no va a haber corrupción, no se tolera la corrupción en Pemex, ni en la CFE ni en el gobierno y eso hace la diferencia”, aseguró el mandatario.

Este lunes, S&P bajó la perspectiva de Petróleos Mexicanos (Pemex) a negativa desde estable.

«La perspectiva negativa de la calificación en escala global de Pemex refleja la del soberano y nuestra opinión de que la estrecha relación entre la empresa y el Gobierno federal se mantendrá sin cambio durante los siguientes años», dijo S&P en un comunicado.

La semana pasada, la calificadora bajó la perspectiva de la calificación de México de estable a negativa, citando menores previsiones de crecimiento económico.

La agencia mantuvo en ‘BBB+’ y ‘A-‘ las calificaciones de la petrolera en moneda extranjera y local.

Esto, indicó, derivado de «la expectativa de una probabilidad casi cierta de apoyo extraordinario de parte del Gobierno a la empresa, ante un escenario de estrés financiero».

El presidente Andrés Manuel López Obrador expresó a mediados de febrero que Pemex tiene el apoyo federal y que la empresa cumplirá en tiempo y forma con todas sus obligaciones financieras

Tras la modificación que hiciera la calificadora Standard and Poor’s (S&P) este viernes a la nota crediticia de México, modificándola de estable a negativa, diversas han sido las reacciones, y una que ha llamado la atención es la del Senador Ricardo Monreal, quien salió a cuestionar el papel de las agencias calificadoras.

A través de sus redes sociales, el legislador cuestionó el actuar de las agencias, pues preguntó «¿Quién califica a las calificadoras?», y recordó que en 2011, después del crack inmobiliario de 2009 que ninguna calificadora vio venir, la Comisión de Valores de EUA (SEC) realizó una evaluación a 10 agencias de calificación crediticia.

Dijo que la SEC reportó casos de “errores evidentes” en el seguimiento de procedimientos y metodologías de ratings, publicación oportuna y precisa de análisis, y estructuras internas de control; laxitud en procesos de análisis y descuidos en gestión de conflictos de interés.

«En otras palabras: los ejercicios de calificación de las agencias crediticias pueden ser útiles, pero no infalibles. Los pronósticos de las calificadoras también reportan márgenes de error (a propósito de la calificación negativa que algunas de ellas le han otorgado a México)», señaló el legislador.

Criticó que los gobiernos llevaban décadas sin que se invirtiera en Pemex, y ahora que se le inyectarán recursos, las agencias calificadoras bajan su calificación crediticia. Lamentó que cuando desmantelaban a Petróleos Mexicanos, por ineficacia y corrupción, sus calificaciones eran buenas; y hoy que se rescata y se exhiben fallas en la reforma energética, bajan.

Finalizó cuestionando si en estas semanas donde se han dado a conocer diversos análisis y calificaciones, está detrás ¿la mano invisible del mercado o la mano negra de los intereses en juego?

 

La petrolera estatal mexicana Pemex reportó una pérdida neta de 125 mil 544 millones de pesos en el cuarto trimestre del 2018, cifra 58 por ciento menor frente a los 299 mil 759 millones de pesos del mismo lapso del año previo.

De acuerdo con el reporte financiero de la empresa enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), de octubre a diciembre del 2018 Pemex logró ingresos superiores a los 407 mil 126 millones de pesos, 10 mil millones de pesos más que el mismo trimestre de 2017, empujados por la venta de exportación de crudo que aumentó 5 por ciento, a 167 mil 867 millones de pesos.

La petrolera más endeudada del mundo dijo que la pérdida neta de todo el año pasado fue de 148 mil 634 millones de pesos, dicha cifra fue 47 por ciento menor con respecto al 2017.

En este mismo periodo, los ingresos de Pemex ascendieron a 1.67 billones de pesos, cuando un año atrás, fueron de 1.39 billones.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho que Pemex fue saqueada por los gobiernos que le precedieron y recientemente anunció un apoyo por 3 mil 900 millones de dólares para tratar de sanear a la empresa y apuntalar su caída producción, un plan que fue visto como insuficiente por analistas y calificadoras.

Este martes, la agencia de calificación crediticia Moody’s advirtió que si la administración de Andrés Manuel López Obrador continúa dando apoyo financiero a Petróleos Mexicanos (Pemex), la deuda del gobierno se elevaría más de 5 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB) en los próximos años.

La calificadora explicó que, dado que los pagos anuales de amortización aumentarán a más de 9 mil millones de dólares en 2020 y 2021 desde los 6.6 mil millones de dólares en 2019, Pemex requerirá apoyo adicional si la confianza del mercado no mejora sustancialmente.

“Independientemente de si el apoyo soberano toma la forma de alivio fiscal o inyecciones de liquidez, la necesidad de proporcionar asistencia financiera a Pemex presionaría las finanzas del gobierno, complicando el compromiso de las autoridades de mantener bajos déficits”, dijo Jaime Reusche, analista soberano de México por parte de Moody’s.

Además, señaló que el impacto inicial en el balance del Gobierno federal de cubrir completamente las futuras necesidades de financiamiento de Pemex sería relativamente moderado, del orden de 1 a 2 por ciento del PIB anual.

Sin embargo, advirtió que como la necesidad de apoyo soberano puede ser recurrente, la deuda gubernamental podría moverse significativamente por encima de su nivel actual del 35 por ciento del PIB, superando la marca del 40 por ciento y pesando en el perfil crediticio del país.

“Nuestro análisis nos sugiere que si Pemex requiere apoyo del soberano durante los próximos 3 o 4 años, solo por ese apoyo la deuda del soberano subiría por encima del 40 por ciento, ahí se pone más complicada la situación de mantener la calificación de ‘A3’. La presión está sobre ambas calificaciones, pero más sobre el soberano si es que el apoyo es forzoso”, agregó Reusche.

 

 

Con información de El Financiero

Este jueves, el Gobierno federal presentó los resultados de los primeros dos meses del combate al robo de combustible iniciado en diciembre pasado que, hasta el momento ha significado ahorros por 7 mil 800 millones de pesos.

Octavio Romero Oropeza, director de Pemex, señaló en conferencia de prensa que si se continúa con este promedio de ahorro, se podrán alcanzar a finales de este año entre 48 mil y 50 mil millones de pesos.

En promedio, desde el inicio del plan contra el ‘huachicoleo’, el pasado 21 de diciembre, se roban alrededor de 15 mil 600 barriles de combustible al día, señaló Oropeza, en comparación con los 81 mil barriles diarios que se robaban al día en noviembre y los 56 mil de diciembre.

La administración del presidente Andrés Manuel López Obrador inició el 21 de diciembre el plan contra el ‘huachicoleo’ que involucró la vigilancia de 58 instalaciones estratégicas de Petróleos Mexicanos (Pemex), así como la vigilancia de los ductos utilizados para enviar gasolina y la compra de 671 pipas para distribuir los combustibles.

Luego de Fitch Ratings y Citibanamex aseguraran que las medidas anunciadas para Pemex por parte del gobierno federal eran insuficientes para el rescate de la misma, el coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, les contestó.

Monreal afirmó que el plan anunciado por el presidente López Obrador para fortalecer Pemex era relevante, pues ningún otro gobierno antes lo hizo.

«A juicio de calificadoras, es decepcionante: ¿por qué no se decepcionaron cuando ocurría el saqueo, la corrupción y la destrucción de la empresa?», cuestionó el ex funcionario capitalino.

Y es que recordemos que Fitch Ratings indicó que lo anunciado por el presidente López Obrador era insuficiente para modificar la calificación crediticia de Petróleos Mexicanos. De la misma forma, Citibanamex indicó que las medidas se quedaban cortas para mejorar el rumbo de la petrolera.

 

Luego de que el gobierno presentara su plan de apoyo a Pemex por un total de 107 mil millones de pesos (mmdp), Citibanamex aseguró que en su gran mayoría, se refiere a recursos previamente anunciados.

Reconoció que se trató de una inyección de capital por 25 mmdp, el pago adelantado de 35 mmdp asociados al apoyo federal para cumplir las obligaciones de pensiones de la empresa y 32 mmdp de ahorro por el combate al robo de combustible. Adicional, cada año, la carga fiscal de Pemex se reducirá en 15 mmdp, aproximadamente.

Recalcó que de todos los montos anunciados, solamente hay ‘dinero nuevo’ en lo que se refiere a la carga fiscal, la cual se amplió a 15 mmdp desde 11 mmdp por año, anunciadas previamente.

«Desde nuestro punto de vista, este apoyo se queda corto frente a los 60-100 mmdp de apoyo adicional que anticipaba el mercado. Igualmente, no vemos en estos anuncios un plan de mediano o largo plazo que pueda mejorar los problemas estructurales de la empresa».

En su boletín de perspectiva semanal,  Citibanamex dijo que la buena noticia es que Pemex no contratará nueva deuda este año, pues según los anuncios del gobierno, la empresa únicamente hará operaciones de refinanciamiento para cumplir obligaciones que este año acumulan 6.6 mil millones de dólares (mmdd) en amortización de deuda y que para 2020 aumentan a 9.6 mmdd.

 

Tras el anuncio que se hiciera esta mañana el gobierno federal sobre diversas medidas para reducir la carga fiscal de Pemex, la calificadora Fitch Ratings anunció que son insuficientes para modificar la calificación crediticia asignada.

“Las medidas de apoyo entorno a la reducción de la carga fiscal de Petróleos Mexicanos (Pemex) ya había sido incorporado en la última acción de calificación y no será suficiente para prevenir el deterioro de la calidad crediticia de la compañía”, indicó a través de un comunicado.

Reconoció que las medidas anunciadas para 2019, que sumarán aproximadamente 5.2 mil millones de dólares ayudarán a registrar un flujo de fondos libre neutral y no incremente el nivel de deuda.

Sin embargo dijo que las inversiones en exploración y producción se mantendrán presionadas, lo que no ayudará a mejorar la producción y la disminución en las reservas.

La firma destacó que la reducción de la carga fiscal es improbable que mejore el perfil crediticio individual en escala internacional de Pemex de ‘CCC’, y que probablemente no cambiará  la evaluación como “moderado” sobre el historial de soporte.

Recordemos que el pasado 29 de enero, Fitch rebajó la calificación de Pemex en escala nacional a ‘AA’ de ‘AAA’ y en escala internacional en moneda extranjera y en moneda local a ‘BBB-‘ desde ‘BBB+’ con Perspectiva negativa.

 

Luego del anuncio de este viernes de la implementación de mayores incentivos fiscales para Petróleos Mexicanos, el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, señaló que el Gobierno de México apoyará «de manera absoluta a Pemex».

«Llegado el caso, el Gobierno federal, a través de la Secretaría de Hacienda, hará lo que sea para mantener las finanzas de Pemex sanas», dijo Urzúa en la conferencia de este viernes del presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional.

«Eso es básicamente lo que queremos informar para que se tenga presente la decisión de fortalecer a Pemex como empresa estratégica de la nación».

Con la inyección de capital promovida por la administración federal, Urzúa resaltó que la empresa podrá invertir 36 por ciento más en términos reales comparado con 2018.

«Es un brinco sustantivo que va a permitir a Pemex poner en orden sus finanzas», señaló.

Urzúa agregó que la empresa no contraerá una nueva deuda, que será refinanciada este año, aunque no precisó montos ni detalle, y criticó el endeudamiento hecho por la administración pasada que alcanzó los 842 mil millones de pesos.

Por otra parte, López Obrador lanzó un mensaje similar a los inversionistas: Si se requiere más, va a haber más apoyo a Pemex.

«Pemex tiene el respaldo de la Secretaría de Hacienda y el respaldo del Gobierno de la República», dijo.

La mañana de este viernes, el Gobierno de López Obrador anunció un mayor incentivo fiscal para la empresa del Estado por 15 mil millones de pesos en 2019.

El presidente Andrés Manuel López Obrador presentó la estrategia para fortalecer a Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Son empresas que fueron maltratadas, a veces da la impresión que lo hicieron de manera deliberada para maltratarlas, para destruirlas”, dijo durante su conferencia de prensa matutina.

El director corporativo de Finanzas de Pemex, Alberto Velázquez, anunció que el gobierno federal incrementará el incentivo fiscal, lo que que significa una reducción de impuestos por 15 mil millones de pesos. Explicó que la empresa tendrá un monto de capitalización de 25 mil millones de pesos y la monetización será de 35 mil millones de pesos.

«Este es el anuncio más importante, el gobierno incrementa el monto del apoyo fiscal, es una reducción de la carga fiscal en el entero de impuestos a la empresarial que representa 15 mil millones de pesos, esto nos da 75 mil millones de pesos adicionalmente», explicó.

El funcionario afirmó que después de diez años y a partir de las políticas de austeridad implementadas por el Presidente, la petrolera mexicana no contratará nueva deuda. En tanto, el Presidente destacó que éste es el plan inicial y de ser necesario, se destinarán más fondos a Pemex.