Tag

seguridad

Browsing

El futuro dirigente del PAN, Marko Cortés, señaló que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) incumplió su promesa de campaña de regresar al Ejército a los cuarteles, pues dijo que en el plan de Paz y Seguridad que presentó  este miércoles contempla la militarización del país como salida contra la inseguridad.

Cortés señaló que la creación de una Guardia Nacional, conformada por miembros de las fuerzas armadas, es una contradicción más del presidente electo. Advirtió que dicha propuesta es muy riesgosa. “Hemos afirmado que la participación de nuestro Ejército y Marina en tareas de seguridad, es necesaria e indispensable, porque son las instituciones que gozan con el mayor prestigio social, sin embargo también pensamos que debe ser de manera subsidiaria y temporal”.

Expuso que la propuesta de seguridad del nuevo gobierno tiene tintes centralistas y autoritarios, porque subordina a las fuerzas estatales y municipales a un mando central intermedio como son las coordinaciones territoriales.

Añadió que México no está en guerra civil para justificar la llamada justicia transicional que propone el nuevo gobierno. Marko Cortés lamentó que el próximo gobierno prefiera utilizar a las fuerzas armadas de manera permanente en las tareas de seguridad pública.

Adelantó que Acción Nacional revisará con sus legisladores la constitucionalidad de la propuesta y analizará su viabilidad con los alcaldes y gobernadores panistas.

 

Durante la conferencia de prensa que ofreció esta tarde, el titular de la Secretaría de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, fue cuestionado sobre el Plan Nacional de Paz y Seguridad que presentó el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

El funcionario indicó que como gobierno, “vemos con absoluto respeto las propuestas que emanen del próximo gobierno que tomará las riendas del país a partir del primero de diciembre”.

Sin embargo prefirió limitarse a indicar que respetan la estrategia, y la apoyarán en la medida que se les requiera y se necesiten.

Al respecto, dijo que la posición del gobierno federal es ayudar en todo lo posible al gobierno electo a que asuman las tareas de conducir al país “en las mejores condiciones posibles”.

Por su parte Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), quien acompañó a Navarrete Prida en la conferencia, también se refirió al anuncio de AMLO. Indicó que para el sector empresarial es muy importante que exista un plan definido y que se fortalezca a través del Poder Legislativo y el Poder Judicial el Sistema Penal Acusatorio.

Indicó que al tener un plan, se generaran expectativas de que “lograremos avanzar en temas de seguridad y eso esperamos que podamos tener resultados durante el primer semestre del año (2019)”.

Finalizó señalando que como empresarios les interesa que se atienda el robo en ferrocarriles, el robo de autotransporte, y se coordinen para la protección de los trabajadores en el transporte de su casa a los lugares de trabajo.

 

El PRD dio su voto de confianza al Plan Nacional de Paz y Seguridad que presentó la tarde de ayer el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

El partido, en voz de su coordinador parlamentario en la Cámara de Diputados, Ricardo Gallardo, dijo que el voto de confianza es para que se organice y puedan observarse cambios a la brevedad, pues dijo que México clama por una pacificación.

“Creo que él necesita organizar la oficina, poner sus piezas y armar su modelo de seguridad que ocupa para dar resultados, nosotros vamos a dar el voto de confianza al presidente electo”, dijo el legislador.

Indicó que el respaldo a la estrategia de AMLO es porque coinciden en que se deben de acabar los baños de sangre que actualmente se viven en todo el país “Yo creo que es algo que todo mundo peleamos, por eso estamos ahorita dándole un voto de confianza”, añadió el perredista.

Gallardo Cardona confió en que López Obrador “no se equivoque y esto funcione por el bien de México. Esperamos que se den los resultados a corto plazo”.

 

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) reaccionó a la presentación que el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) hiciera sobre el Plan Nacional de Paz y Seguridad que se seguirá en el próximo gobierno.

Señaló que ven con agrado las propuestas que formuló el gobierno electo, que dijeron buscan una reorganización de las instituciones dedicadas a la seguridad, empezando por la conformación de la Secretaría de Seguridad, y sacando dichas tareas de la Secretaría de Gobernación.

“En ese sentido, celebramos que el nuevo gobierno cuente ya con un plan de enfoque integral y transversal cuyo objetivo final sea recuperar la paz social que hemos perdido en los últimos años”, indicó la Confederación a través de un comunicado.

Informó que en los próximos días la Comisión Nacional de Seguridad y Justicia de la Coparmex estará dando un seguimiento de análisis, retroalimentación y propuesta a las ocho líneas de acción que conforman el Plan de Seguridad y Paz.

Señaló que recuperar la paz es un tema prioritario y fundamental para el Estado que requiere de la participación de todos, incluido dijo, el gobierno en turno que hasta el último día de su administración.

Enfatizó que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto tiene la obligación y responsabilidad de atender el “gravísimo problema”.

La Coparmex finalizó afirmando que los mexicanos necesitan que los cambios en la estrategia de seguridad empiecen ya, pues de la batalla contra el crimen y la inseguridad dependerá la estabilidad de la economía y la seguridad de todos los mexicanos.

Este jueves, Alfonso Durazo, próximo titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), reconoció que en este momento es imposible enfrentar al crimen organizado sin la participación del ejército y la marina, pero las instituciones operarán con un nuevo enfoque de respeto a los derechos humanos y conociendo siempre el límite de la fuerza, en lo que entra en operación la Guardia Nacional.

En entrevista con Televisa, Durazo confirmó que las fuerzas armadas continuarán en las calles en los primeros años de la próxima administración: “preferimos tomar esta decisión y actuar sin simulación. No hay forma en este momento de sacar a las fuerzas militares de la calle; seria irresponsable. La Policía Federal no tiene capacidad, las policías municipales son francamente menores y no están preparadas y en muchos casos están infiltradas por el crimen”.

Sin embargo, acotó que el Ejército y Marina se incorporarán a estas tareas “regularizando constitucionalmente su participación y pasándolos por un proceso de formación académica que tiene que ver fundamentalmente con el respeto a los derechos humanos, el uso de la fuerza publica y el trato con la ciudadania”.

“No es reforzar la militarización: vamos a cambiar, nada más que no puede ser de un día para otro”, destacó Durazo.

Durante la presentación del Plan de Paz y Seguridad, se explicó cómo es que funcionará la Guardia Nacional, la  cual se dijo, actuará en forma semejante a corporaciones como la Gendarmería Nacional francesa o la Guardia Civil española.

Se detalló que los efectivos de dicho cuerpo provendrán de las policías Militar y Naval, así como de la actual Policía Federal, y adicionalmente se convocará a civiles y a elementos de tropa para que se integren a la formación de nuevos elementos, los cuales recibirán formación y adiestramiento en planteles militares, además de una formación académica y práctica en procedimientos policiales, derecho penal, derechos humanos, perspectiva de género, primeros auxilios, protección civil y otros conocimientos necesarios para su buen desempeño.

Alfonso Durazo explicó que la Guardia Nacional estará encargada de “prevenir y combatir el delito en todo el territorio nacional”, por lo que estará dotada de “disciplina, la jerarquía y el escalafón propios de las Fuerzas Armadas”.

Se detalló que los elementos de la Guardia Nacional contarán con prestaciones semejantes a los de las instituciones castrenses, por lo que una vez que la nueva corporación quede conformada, los efectivos procedentes de las Fuerzas Armadas conservarán su antigüedad, prestaciones y condiciones; además de que se desarrollará un programa integral para homologar los ingresos y las prestaciones sociales de policías, militares y marinos.

El colaborador de AMLO explicó que el país se dividirá en 266 regiones, aunque se iniciará con 150 en los puntos que se presente mayor incidencia delictiva. Se destinarán 500 elementos por coordinación territorial, por lo cual se requerirán entre 120 y 150 mil efectivos.

Se adelantó que para 2020 se pretende llegar a 200 coordinaciones y para 2021 se planea que las 266 funcionen en su totalidad. La designación del número de elementos, personal especializado y recursos de investigación e inteligencia a cada región, se realizará en función del número de habitantes y considerando la incidencia delictiva y las proyecciones de criminalidad.

En cada una de esas regiones la coordinación general recaerá en la autoridad civil de más alto rango que asista a la reunión, y se detalló que las coordinaciones estarán formadas por un representante del gobierno federal y uno de la Fiscalía General, el mando militar regional, autoridades locales y municipales un ministerio público y personal acreditado de la Fiscalía de Derechos Humanos.

Finalmente se especificó que el mando operativo de la Guardia Nacional estará a cargo de oficiales del Ejército Mexicano o, en las zonas costeras, de la Armada de México.

 

El futuro titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, describió el Plan de Paz y Seguridad que regirá al próximo gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Durazo indicó que el próximo gobierno recibirá una seguridad en ruinas y un país convertido en “panteón”, e insistió en que los índices de violencia y las cifras de asesinatos ubican a México en niveles históricos de criminalidad y entre los países más inseguros del mundo.

Además refirió que los altos niveles de violencia han generado costos enormes para la economía y la sociedad, pues millones de personas han modificado sus patrones de vida para protegerse, orillando que muchos mexicanos hayan tenido que emigrar de sus comunidades para salvaguardar su integridad.

El colaborador de AMLO dijo que el Plan presentado representaba “un paradigma de seguridad pública radicalmente distinto al que ha sido aplicado en los sexenios anteriores”. Sostuvo que “así como la inseguridad y la violencia hacen imposible la consecución del bienestar, la paz social no puede conseguirse sin bienestar y sin justicia”, razón por la que dijo que el próximo gobierno federal actuará basado en 8 directrices.

  • Erradicar la corrupción y reactivar la procuración de justicia

El narcotráfico a gran escala, la fuga de capos de los penales, el robo de gasolinas, el lavado de dinero, el tráfico de armas y varios otros ilícitos no se podrían perpetrar sin el contubernio estructurado de funcionarios públicos.

  • Garantizar empleo, educación, salud y bienestar

La reducción de la pobreza, la marginación y la desintegración familiar y social ofrecerá una base perdurable para disminuir la comisión de delitos de toda clase.

  • Pleno respeto y promoción de los derechos humanos

La infracción a los derechos de la población por parte del poder público genera cinismo social, impulsa las conductas delictivas que se pretendía combatir y siembra las semillas de la ingobernabilidad.

  • Regeneración ética de la sociedad

La crisis de valores y de convivencia que constituye uno de los componentes del estallido de violencia y criminalidad se origina a su vez, en buena medida, en el resentimiento social a causa de la pobreza, la marginación, la negación regular de derechos básicos y la falta de horizontes de realización que se deriva de la supresión de mecanismos de movilidad social.

  • Reformular el combate a las drogas

Desde una perspectiva estrictamente económica, el negocio principal del narcotráfico no reside en traficar con estupefacientes sino en burlar la prohibición correspondiente, pues ésta representa diversas oportunidades para agregar valor a sus productos

  • Emprender la construcción de la paz

Los grandes y publicitados golpes al narco –capturas o muertes de capos, decomisos, “aseguramientos” de bienes– se traducen en un recrudecimiento de la violencia, en violaciones a los derechos humanos y, a la postre, en procesos de fragmentación de las organizaciones criminales que multiplican la inseguridad y los padecimientos de las  poblaciones.

  • Recuperación y dignificación de las cárceles

El sistema penal del país enfrenta graves distorsiones que lo convierten con frecuencia en un mecanismo contraproducente y que pervierten el carácter disuasorio del castigo para transformarlo en un multiplicador de la criminalidad.

  • Seguridad pública, seguridad nacional y paz

Si el Ejército y la Marina han experimentado desgaste y pérdida de confianza entre algunos sectores de la población, ello se ha debido a órdenes del mando civil de participar en acciones represivas o en funciones policiales para las cuales estas instituciones no han sido facultadas ni capacitadas.

 

Durante su intervención en la presentación del Plan Nacional de Paz y Seguridad, el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmó que para lograr la paz y seguridad del país, se deben atender las necesidades de los mexicanos, pues dijo, la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia.

“Una y mil veces se ha repetido que no se puede enfrentar la violencia con la violencia, no se puede apagar el fuego con el fuego, y no se puede enfrentar el mal con el mal”, señaló el tabasqueño; reiteró que el mal se debe enfrentarse con el bien. Sostuvo que se debe atender las causas que originan la violencia.

López Obrador dijo que el propósito principal para garantizar la paz y la tranquilidad, será la de mejorar las condiciones de vida y de trabajo del pueblo de México; al respecto indicó que se buscará el bienestar material, pero también el bienestar del alma a través del fortalecimiento de los valores.

“Se requiere acabar con la corrupción, combatir la pobreza”, enfatizó AMLO. Explicó que en las zonas del país donde se rompe el tejido social, hay mas delincuencia, mientras que en lugares donde persisten las tradiciones, los valores, la solidaridad, es donde menos incidencia delictiva hay.

Refirió que uno de los principales pilares de la estrategia es la atención que se le dará a los jóvenes, pues dijo que se les ha estigmatizado como ‘ninis’, cuando no se les han brindado las oportunidades necesarias para su desarrollo. Indicó que todos los jóvenes tendrán derecho a la educación y al trabajo.

Explicó que la creación de la Guardia Nacional surgió a partir del deseo de unir todos los recursos que el Estado tiene, pues indicó que actualmente los cuerpos policiales que se tienen están dispersos en diversas tareas. Dijo que lo principal es lograr la unión de todos los cuerpos, para garantizar la seguridad de todos los mexicanos.

 

El asesor de seguridad del presidente electo, Alejandro Gertz Manero, rechazó que exista una animadversión con las Fuerzas Armadas, esto luego de que surgieran rumores de que se había retirado la invitación a los representantes de la Marina y del Ejército a la toma de protesta del presidente electo.

“No hay nada de eso, son las comunicaciones protocolarias, en general hay una situación de mala información, no me parece correcto”, dijo el ex Secretario de Seguridad Pública del entonces Gobierno del Distrito Federal.

Gertz Manero se reunió esta tarde con el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, con quien afina detalles en materia de seguridad para la ceremonia de toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) el próximo 1 de diciembre.

Aseguró que todo está listo para la ceremonia de toma de protesta, y pidió no “preocuparse” sobre la invitación a los militares, pues recordó que son miembros del gabinete y como tal están invitados.

 

Con información de Notimex / Foto: Archivo APO

La oficina de la primera dama de los Estados Unidos, Melania Trump, afirmó que la asesora de Seguridad Nacional de La Casa Blanca, Mira Ricardel, debía ser destituida de su cargo.

“Es la postura de la oficina de la primera dama que (Ricardel) ya no merece el honor de servir en esta Casa Blanca”, señaló en un comunicado Stephanie Grisham, directora de Comunicación de Melania Trump.

Varios medios de comunicación estadounidenses, incluyendo el diario The Wall Street Journal, informaron que Ricardel se ha enfrentado con el personal de la primera dama por una cuestión relacionada con el viaje de Melania a África, que ocurrió en octubre pasado.

El rotativo neoyorquino señaló que Melania sospecha, además, de que Ricardel ha filtrado historias negativas sobre ella y su equipo a los medios.

El diario también apuntó que la asesora ha tenido problemas con el secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, por “diferencias políticas”.

La inédita petición de la primera dama se produce en medio de los rumores que indican que Trump estaría considerando despedir a su jefe de Gabinete, John Kelly, y a la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, entre otros.

 

El presidente nacional del PRD, Ángel Ávila Romero, indicó que ante la violencia extrema que invadió el país gracias a una política de seguridad fallida del gobierno de Enrique Peña Nieto, el principal reto de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) será establecer una estrategia de seguridad eficaz y de precisión.

El dirigente del partido del Sol Azteca dijo que la estrategia de seguridad que siga el nuevo gobierno debe estar libre de “simples improvisaciones”, pues los mexicanos exigen que el país se pacifique y se enfrente de manera exitosa al crimen organizado.

“México se encuentra secuestrado por el crimen organizado, somos rehenes de los grupos criminales. El sexenio de Peña Nieto fue el más letal y el más sombrío, pues nos deja en manos de más de 40 organizaciones criminales”, indicó el dirigente partidista.

Ávila Romero dijo que el gobierno entrante deberá luchar contra una estructura criminal que ha permeado en los aparatos de seguridad y procuración de justicia, a través de la corrupción de grupos policíacos y de los vacíos institucionales. Sostuvo que “no se puede entender el crecimiento del crimen organizado si no existe una parte de colusión con autoridades políticas y civiles”.

Además abogó por trabajar en una ruta que permita el regreso paulatino de los militares y marinos a sus cuarteles a cumplir exclusivamente su función constitucional.

 

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dará una conferencia de prensa este viernes, la cual se prevé que sea alrededor de las 13:00 horas, en su casa de transición, ubicada en Chihuahua 216, esquina Monterrey, en la colonia Roma.

Aún no se sabe qué temas abordará el presidente electo. Sin embargo, previo a esta conferencia sostuvo una reunión privada con su futuro gabinete de seguridad.

Cabe recordar que AMLO está por presentar la estrategia de seguridad del nuevo gobierno, la cual será presentada hasta el 14 de noviembre, así lo confirmaron los futuros secretarios de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; y de Seguridad, Alfonso Durazo.

Además de ellos, en esta reunión estuvieron los próximos titulares de las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y Marina, Luis Crescencio Sandoval y Rafael Ojeda, respectivamente.

Como parte de su informe de actividades, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSP-CDMX), Raymundo Collins, fijó un planteamiento respecto al uso y legalización de la droga, esto en el marco de que se presentara una propuesta en el Senado para regular su consumo.

El Jefe de la Policía capitalina aseguró que sería un error legalizar la marihuana, pues dijo que desde su experiencia en ámbitos de seguridad, de ser aprobada los índices de violencia se incrementarían y habría mucha gente vendiendo la sustancia.

“Hoy tenemos dos o tres grupos que pelean por la venta, al rato se van a enfrentar los habitantes de las cuadras y por ende la violencia aumentará”, indicó el funcionario del gobierno capitalino.

“¿Creen que por ser legal la gente lo va a dejar de hacer? Al contrario, están equivocados, va a aumentar”, cuestionó Collins. Añadió que en caso de legalizarse el consumo, no se va a tranquilizar ni pacificar el país, y tampoco bajarán los índices de la violencia.

Indicó que la problemática pasara a que en las calles se venderán otras drogas de manera clandestina.