El astro argentino Leo Messi inauguró este martes su quinto Mundial de manera agridulce con la derrota 2-1 contra Arabia Saudí en el estadio de Lusail, en el primer encuentro de la Albiceleste en Qatar 2022.

El capitán de Argentina abrió el marcador al transformar un penal realizado sobre Leandro Paredes, sólo unos pocos minutos después de poner en aprietos al guardameta Mohamed Allowais con un potente disparo.

Messi anotaba de esa manera su séptimo gol en un Mundial, todos marcados en las fases de grupos de los torneos mundialistas, aunque todavía está lejos del récord de 16 tantos en Mundiales que tiene Miroslav Klose con 16 anotaciones.

Y aunque Argentina había tomado la ventaja, analistas señalan que fue un discreto primer tiempo de Argentina. Apuntan que le faltó fluidez y precisión en el ataque para aprovechar el adelantamiento de la última línea de los Halcones Verdes, en parte porque Paredes y Rodrigo De Paul no pudieron marcar el pulso del mediocampo.

El equipo de Scaloni incurrió en casi una decena de posiciones adelantadas, con tres goles que fueron anulados debido a ello.

Sin embargo, los saudíes, que en la primera parte no tuvieron remates al arco, tomaron desprevenida a la defensa albiceleste tras el inicio del segundo tiempo.

Saleh Alshehri le ganó el mano a mano al zaguero debutante Cristian Romero y logró el empate a los 49 minutos. Apenas unos minutos después, el capitán saudí Aldawsari clavó un derechazo en el ángulo ante la pasividad de De Paul y Paredes para bloquearle el remate.

Mientras sus hinchas, que acabaron imponiendo mayoría en las tribunas del estadio Lusail, deliraban, en el campo de juego varios jugadores saudíes se tiraron al piso en posición de rezo.

«Es un golpe muy duro para todos, no esperábamos empezar de esta manera», dijo Messi, capitán de la selección albiceleste. Argentina nunca había caído ante un equipo asiático en una Copa del Mundo.

Rápidamente, los medios argentinos coincidieron en definir como «duro golpe», «golpe mundial» o «golpazo» la «inesperada» derrota de su selección en su estreno en el Mundial, y advirtieron de que «el derrumbe» vivido hoy «complica su futuro» en el torneo.

La Televisión Pública que transmite el partido relató «el golpazo» de un «resultado completamente inesperado» y «muy poco imaginable» de un «partido que parecía resuelto» y añadió que «Argentina no está acostumbrada a estar en desventaja» y que una selección de Arabia Saudí «ambiciosa» se estaba «llevando un premio enorme».

El portal del diario de mayor circulación, el Clarín, destacó el «duro golpe para Argentina» porque Arabia Saudí ganó el partido «con una ráfaga y sorprendió al mundo».

«Un golpe Mundial», titula el portal deportivo Olé que señala cómo le dieron vuelta el partido a Argentina tras el penal de Messi y que a la selección le anularan tres goles: «Increíble».

El portal del diario La Nación titula «derrumbe en Qatar» por la derrota de la selección argentina que «complicó su destino en el Mundial», en tanto en otro titular señala los dos goles de los árabes «congelaron a la selección» y la «pusieron de rodillas».

«Un partido muy incómodo», señalaba la página web Infobae, cuando Argentina buscaba el empate en el segundo tiempo, y al finalizar el partido, resumió que sufrió «una derrota impensada en su debut y se quedó sin margen de error en la Copa del Mundo».

Las consecuencias del este duro golpe dependerán de los próximos dos encuentros de Argentina en el Mundial, de si será capaz de ganar o no a México y Polonia. El siguiente paso para Argentina es enfrentar el próximo sábado a la selección de nuestro país.

Al respecto, la empresa de datos Nielsen Gracenote considera que la victoria de Arabia Saudí sobre Argentina es la mayor sorpresa de la historia de los mundiales, superando a la victoria de Estados Unidos sobre Inglaterra en 1950.

Utilizando un sistema propio y una compleja fórmula que tiene en cuenta la fuerza de los equipos, la ubicación y la historia, Gracenote dijo que la probabilidad de que Arabia Saudí, que ocupa el puesto 51 del ranking, superara a un equipo argentino invicto en 36 partidos internacionales era de un 8.7%.

Algunas de las sorpresas más famosas, como la victoria de Corea del Norte sobre Italia en 1966 y la de Camerún sobre la entonces campeona Argentina en el primer partido de 1990, no entraron en el top 10 de Gracenote. Ambos llegaron a cuartos de final, lo que indica que eran mejores equipos de lo que se pensaba en ese momento.

Las 10 mayores sorpresas en la Copa Mundial según Gracenote:

  1. Arabia Saudí 2 Argentina 1 (8.7% posibilidades) 2022.
  2. Estados Unidos 1 Inglaterra 0 (9.5%) 1950.
  3. Suiza 1 España 0 (10.3%) 2010.
  4. Argelia 2 Alemania Occidental 1 (13.2%) 1982.
  5. Ghana 2 República Checa 0 (13.9%) 2006.
  6. Uruguay 2 Brasil 1 (14.2%) 1950.
  7. Corea del Sur 2 Alemania 0 (14.4%) 2018.
  8. Gales 2 Hungría 1 (16.2%) 1958.
  9. Irlanda del Norte 1 España 0 (16.5%) 1982.
  10. Senegal 1 Francia 0 (17.3%) 2002.

Foto: Twitter @fifaworldcup_es

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario