Tag

Ackerman

Browsing

John Ackerman, miembro del Comité Técnico de Evaluación para los aspirantes al Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), quien la semana pasada acusó de que las quintetas presentadas a la Juopo, estaban amañadas, parece haber reculado e indicó que la elección de los nuevos consejeros del INE fue «imperfecta pero positiva».

A través de sus redes sociales, el también académico reiteró que su denuncia sobre la integración de las quintetas, fue para evidenciar las «graves irregularidades en el proceso de selección de los consejeros del INE».

Al referirse a la elección de los consejeros y consejeras la tarde de ayer por el Pleno de la Cámara de Diputados, dijo que sin su denuncia no se hubiera logrado el desenlace de ayer, «ciertamente imperfecto pero positivo», y por el contrario, hubieran entrado al INE cuatro «cuates de la burocracia electoral imperante».

Y es que recordemos que Ackerman acusó que se incluyeron en las quintetas a personas con trayectorias cuestionables y que incluso tenían conflictos de interés con los propios integrantes del Comité Técnico.

Entre los señalamientos que hizo fue a Javier Aparicio, de quien dijo, fue cómplice en el «fraude electoral» del Estado de México en 2017; Acusó a Jessica Rojas de ser una «operadora» electoral en el EdoMex, mientras que Carla Humphrey le cuestionó haber fue asesora de Alonso Lujambio y Arturo Sánchez en el entonces IFE. También señaló a Eunice Rendón de ser prima hermana de Ciro Murayama.

El esposo de la titular de la SFP, Irma Eréndira Sanoval, dijo que en caso de que no se hubieran cuidado los perfiles que fueron electos, «hubiera sido un desastre y preparado el camino para más fraudes electorales en el futuro».

Sobre los nuevos consejeros y consejeras del INE, dijo que nadie tiene un cheque en blanco, y añadió que ess responsabilidad de toda la ciudadana seguir exigiéndole a todos y cada uno de los consejeros electorales que no sólo hagan valer la ley sino que se conviertan en verdaderos guardianes de la democracia.

Aclaró que no «entró un solo representante de Morena», sino tres ciudadanos independientes y una representante del PRIAN (en alusión a Carla Humphrey) . «Un claro signo de los nuevos tiempos democráticos y también de que lo viejo no termina de desaparecer de todo».

Su llamado no quedó ahí, pidió poner en la mira «de una vez» el próximo proceso de selección de consejeros de 2023, año en que terminan sus mandatos Lorenzo Córdova, Ciro Murayama, Adriana Favela a quien señaló de ser una de las consejeras más cercanas al PRI, y José Roberto Ruiz, el único consejero independiente hasta la fecha según Ackerman.

Hoy se espera que vote la Cámara de Diputados a los cuatro nuevos Consejeros Electorales que hacen falta en el INE después de que concluyeran su periodo Benito Nacif, Pamela San Martín, Enrique Andrade y Marco Antonio Baños. No hace falta hacer un ejercicio de historia profunda para recordar que el INE existe para que en México tengamos elecciones confiables.

Pero como la mera existencia del INE no ha logrado generar confianza de todos los jugadores se han hecho múltiples modificaciones al edificio electoral tan abultado en México. Todas ellas ya elevadas a rango constitucional, para sumarle al empeño de blindar las elecciones.

En el intento más reciente para construir esta credibilidad se decidió que los nuevos consejeros electorales ya no sean nombrados solamente por la Cámara de Diputados y así evitar las cuotas de cuates que ha llevado en repetidas ocasiones a nombramientos de acuerdo con líneas partidistas.

Para ello, se decidió nombrar un Comité Técnico Evaluador cuyos siete integrantes serían nombrados tres por la Cámara de Diputados; tres por el Instituto Nacional de Acceso a la Información, el INAI; y dos por la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Este Comité se concibió como la solución para que, dado el perfil profesional e imparcial de sus integrantes, fueran los que escogieran, mediante un proceso de entrevistas y evaluación exhaustivo de los aspirantes, a cinco personas – una quinteta – por cada asiento vacante del Consejo Electoral.

En esta ocasión, como hay que reponer cuatro Consejeros, hablamos de 20 perfiles que fueron seleccionados de entre más de tres centenares de personas que levantaron la mano y fueron al INE a presentar sus documentos.

Todo este proceso se creía que sería a prueba de los escépticos y de los tramposos. Pero no. Resulta que uno de los integrantes del Comité Técnico Evaluador no cumplía con la premisa básica de ser imparcial. Me refiero a John Ackerman, el esposo de la Secretaria de la Función Pública que, entre otras cosas, ha atacado al INE por considerarlo “otro partido de oposición”.

Si alguna duda quedaba de que su nombramiento para formar parte de este Comité era fuera de lugar, ahora, con el berrinche que ha hecho, queda totalmente claro que no merecía estar incluido en el proceso.

Y es que después de que el Comité Técnico evaluó los perfiles de 390 personas para llegar a elegir a los integrantes de las quintetas, Ackerman decidió que el proceso era inválido en el último momento. Cuando él y el resto del Comité le habían dado el visto bueno a 19 personas, como en el la última votación, no quedó Diana Talavera, Ackerman hizo berrinche y pidió que se renueve TODO el proceso. Todo, incluyendo la selección de las 19 personas a las que el conductor de Canal Once ya había votado en favor junto con el resto del Comité Técnico.

Pero el cinismo de Ackerman es tal, que no le importó que fuera evidente que su empeño porque quedara Talavera en el INE tuviera que desnudar un conflicto de interés de ambos: de Ackerman porque no dijo que tiene un vínculo profesional y personal con la actual empleada del Instituto de Defensoría Pública que encabeza su cuñado, Netzaí Sandoval Ballesteros. Y de Talavera, porque el criterio número uno para poder ser Consejero Electoral es no tener vínculos partidistas y Diana Talavera los tiene con Morena.

Este berrinche de Ackerman deja en claro que no importa cuántos institutos; trámites y trancas legales pongamos para lograr tener elecciones creíbles en México. Mientras una sola persona, en este caso John Ackerman, esté dispuesto a dinamitar el proceso con el aval del presidente, en el país no tendremos elecciones a prueba de tramposos, ni de berrinchudos.

Columna completa en El Universal

Cuatro partidos políticos de oposición se unieron para impugnar la postulación de John Ackerman que presentó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), a quien consideraron el “granito en el arroz» en el Comité Técnico que elegirá a los cuatros consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE).

En conferencia de prensa en San Lázaro, los coordinadores de los Grupos Parlamentarios del Partido Revolucionario Institucional (PRI), de la Revolución Democrática (PRD), Movimiento Ciudadano y Acción Nacional (PAN), manifestaron su total rechazo al académico al considerar que “no pasa los filtros de imparcialidad y neutralidad que demanda la convocatoria».

Juan Romero Hicks, diputado del PAN, detalló que Ackerman forma parte de Morena; es esposo de Irma Eréndira Sandoval, Secretaria de la Función Pública; además de que anteriormente ha manifestado su desdén hacia el INE.

Verónica Juárez, coordinadora de la bancada del PRD, puntualizó que la elección de Ackerman es una violación a los estatutos de la convocatoria debido a que no cumple con el principio de imparcialidad, pues tiene proclividad hacia el gobierno, que representa el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Tonatiuh Bravo Padilla, legislador de MC, pidió a la CNDH que sustituya la designación de Ackerman, pues opinó que con su integración al comité técnico se entregaría la autonomía e independencia del órgano electoral rumbo a las elecciones 2021.

El dictamen será impugnado ante el área jurídica de la Cámara de Diputados. Mañana viernes 28 de cierra el plazo para la designación de los integrantes del Comité Técnico de Evaluación que designarán a los nuevos integrantes del Consejo Electoral del INE, así como su instalación.

En respuesta, el académico aseguró que no existe ningún impedimento legal para que forme parte del Comité Técnico que revisará perfiles que buscan ocupar una plaza de consejero en el INE, pues indicó que su labor en el Instituto Nacional de Formación Política de Morena es «estrictamente académica y no cuento con nombramiento alguno».

En ese sentido, acusó que hay otros integrantes del Comité Técnico que han sido altos funcionarios en gobiernos del PRI o el PAN, han trabajado en el IFE bajo la presidencia de Luis Carlos Ugalde, o se han pronunciado públicamente en contra del presidente López Obrador. Dijo que dicha pluralidad le parece «sano y respetable».

«Lo único que evidencia la oposición al lanzarse con todo en mi contra es evidenciar su enorme intolerancia a la pluralidad y su desesperada necesidad de silenciar las voces discrepantes. Perdón señores, pero ya llegó la democracia y tendrán que acostumbrarse a vivir con ella», finalizó el esposo de la titular de la SFP.