Tag

CALOR

Browsing

El estrés hídrico y las sequías severas están afectando incluso a países tradicionalmente frescos, que han impuesto restricciones de consumo de agua para asegurar el abastecimiento por un fenómeno que empieza a tener carácter global.

En Europa, países como Alemania o el Reino Unido, más allá de los del sur del Mediterráneo y de las regiones más cálidas de América, Oriente Medio y la castigada África, están padeciendo temperaturas mucho más altas de lo normal, con efectos en sus reservas de agua y el suministro hídrico y también en la actividad económica y social, entre otras.

Además, proliferan los megaincendios, avivados por las altas temperaturas, que este verano se repiten en el mundo, y que contrastan con las lluvias torrenciales en otros puntos.

«Las sucesivas olas de calor este verano pueden considerarse excepcionales, sin duda. Es bastante extraordinario que coincidan valores tan altos en los tres parámetros con las que medimos la gravedad de una ola de calor: la intensidad, la extensión y la duración», explicó la catedrática española de Geografía Humana de la Universidad y responsable del Observatorio Humano de la Sequía, Pilar Paneque, en entrevista con la agencia Efe.

En Europa meridional, tras tres olas de calor desde que empezó el verano, España ha visto ya mermado el volumen de agua en sus pantanos hasta alrededor del 40% de su capacitad total y son varias las comunidades autónomas con restricciones al consumo del agua, no solo en la tórrida Andalucía.

En Portugal, casi la mitad del territorio padece sequía extrema, y el actual año hidrológico es, hasta la fecha, el segundo más seco desde 1931. En Italia, la ribera del Po sufre la peor sequía de los últimos setenta años y se acaba de aprobar el estado de emergencia en cinco regiones, con 36 millones de euros destinados sobre todo a los agricultores.

En Francia, el territorio metropolitano se encuentra oficialmente en estado de sequía, con 57 de los 96 departamentos del mismo en alerta roja y 32 en naranja. En Alemania la sequía complica la navegación por el Rin, cuyo caudal es menor del habitual aunque sin llegar al mínimo histórico de 2018.

En Polonia cientos de municipios tienen restricciones a ciertos usos del agua y su río más largo, el Vístula, se aproxima a niveles mínimos históricos de caudal. En Reino Unido, según la agencia meteorológica Met Office, el pasado mes fue el julio más seco en Inglaterra desde 1935.

Pero no solo es Europa, en Estados Unidos la sequía sigue haciendo estragos, aunque existen grandes diferencias en cuanto a estrés hídrico. En uno de los estados más afectados, California, varios territorios del sur han establecido límites al consumo de agua este verano.

En nuestro país, el mes pasado se declaró la emergencia por sequía, y como un claro ejemplo de la situación, Nuevo León, más específicamente en Monterrey, más de 5 millones de habitantes carecen de suministro de agua potable gran parte del día porque las presas se han secado.

Según el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), no se harán más concesiones de explotación de agua a empresas privadas en los estados con sequía.

En Broojula, Ana Paula Ordorica platica con Mario Campa, economista y politólogo, especialista en temas de justicia social, fiscal y ambiental, sobre las altas temperaturas en Europa y Estados Unidos y si tienen relación con el calentamiento global.

Olas de calor como la que actualmente vive Europa y otras tendencias negativas en el clima serán habituales al menos «hasta 2060», advirtió hoy el secretario general de la Organización Meteorológica Mundial de las Naciones Unidas (OMM), Petteri Taalas.

«La mayor frecuencia de estas negativas tendencias continuará al menos hasta 2060, independientemente del éxito o no a la hora de mitigar el cambio climático», subrayó el experto en una rueda de prensa para analizar la actual ola de calor, celebrada conjuntamente con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«Las olas de calor se están haciendo más comunes a causa del cambio climático», añadió Taalas, señalando temperatura de más de 40 grados en Reino Unido mientras que en Portugal se han alcanzado los 47 grados, y ese y otros países del sur europeo han sido azotados por los incendios.

«Hemos ‘dopado’ a la atmósfera al ‘inyectarle’ más gases de efecto invernadero, en especial dióxido de carbono», destacó el experto, quien señaló que en olas de calor como las de 2003 en el centro de Europa o la de 2010 en Rusia ya hubo decenas de miles de fallecidos, y las cifras podrían repetirse en esta ocasión.

«Los más vulnerables son, como en el caso de la covid, las personas con condiciones previas y los adultos mayores», indicó Taalas, quien también advirtió de los efectos de estos fenómenos climáticos extremos en la agricultura, ya golpeada por la guerra en Ucrania, y en el turismo.

El informe se da mientras la Policía de Reino Unido informó este martes que se registró por primera vez en la historia 40.2 grados en el Aeropuerto de Heathrow de Londres, la temperatura más alta de la historia.

La cifra se ha alcanzado a las 12.50 a medida que Reino Unido atraviesa una fuerte ola de calor que ha llevado a algunas zonas de Gales a emitir la alerta roja por calor extremo, según informa el diario ‘The Guardian’.

El país registró ayer su noche más caliente con temperaturas que giran en torno a los 25 grados. No obstante, Scotland Yard ha alertado de que las altas temperaturas seguirán subiendo a lo largo de este martes.

El anterior récord, de 38.7 grados, se registró en 2019, aunque ha sido superado esta mañana tras detectarse 39.1 grados en Charlwood, en el condado de Surrey, al sur de Londres

El viernes, las autoridades británicas ya declararon por vez primera el estado de emergencia nacional de cara a las temperaturas récord que esperaban registrar esta semana.

Así, la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) decidió incrementar la alerta de «advertencia de calor y salud» al nivel 4, el más alto posible.

La directora ejecutiva de la organización, Penny Endersby, ha descrito el pronóstico de calor extremo como «absolutamente sin precedentes» y ha instado a la ciudadanía a tomar en serio las advertencias.

Julio de 2021 se ha convertido en el mes más caluroso «jamás registrado» hasta ahora en la Tierra, reveló este viernes la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA).

Según un informe de la NOAA, la temperatura combinada de la superficie terrestre y oceánica durante el pasado mes fue 0.93 grados centígrados, mayor al promedio del siglo XX, que se situó en 15.8 grados. Esto supera los registros que esa agencia empezó a llevar desde hace 142 años.

El administrador de la NOAA, Rick Spinrad, aseguró en un comunicado que julio «es típicamente el mes más cálido del año», pero el de 2021 «se superó a sí mismo como el julio y el mes más caluroso jamás registrados».

Spinrad advirtió que este nuevo récord se suma «a la inquietante y perturbadora trayectoria que el cambio climático ha marcado en el planeta».

De acuerdo con los registros de la NOAA, julio superó en 0.01 grados centígrados el récord anterior, establecido en julio de 2016.

Solo en el hemisferio norte, la temperatura terrestre superó en 1.54 grados la media, y quebró el récord anterior de 2012.

En Asia, el calor en julio superó la temperatura máxima alcanzada en 2010; mientras que en Europa fue el segundo mes más caluroso, al igualar el registro de 2010 y sin superar el del mismo mes de 2018.

Para América del Norte, América del Sur, África y Oceanía el julio pasado estuvo entre los «diez más calurosos», según la NOAA.

Alertó igualmente que es «muy probable» que 2021 se ubique entre los diez años más calurosos que se han registrado en el mundo, de acuerdo con la perspectiva de la clasificación mundial de temperaturas contenidas en el informe sobre el clima mundial de julio de 2021.

Además, destacó la NOAA, la cobertura del hielo marino del Ártico fue en julio «la cuarta más pequeña» marcada para ese mes en el registro de 43 años recopilado por el Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo (NSIDC).

Decenas de incendios en la costa oeste de Estados Unidos, en los estados de California, Oregón y Washington, han crecido durante las últimas horas debido a la intensa ola de calor que azota esa región del país, en la que se han llegado a registrar temperaturas cercanas a los 50 grados.

Según datos de este martes del Departamento de Protección contra Incendios de California, conocido como Cal Fire, los bomberos en el estado se encuentran luchando contra las llamas de tres «grandes incendios» y otra decena de fuegos menores, que han quemado en conjunto más de 6,300 hectáreas.

El más grande en California en estos momentos, que ha quemado unas 5,400 hectáreas hasta el momento, se encuentra en el condado de Siskiyou, cerca de la frontera con Oregón.

Las llamas del «Incendio de Lava», como lo han bautizado las autoridades, han provocado la evacuación de más de 10,000 residentes por miedo a que lleguen a las zonas residenciales cercanas y, hasta ahora, las tareas de contención han logrado retener el 20% de este incendio.

Y es que una ola de calor sin precedentes azota el noroeste de Estados Unidos y el suroeste de Canadá, causando temperaturas récord en ciudades como Seattle y Portland, Oregón. Las autoridades han advertido que dicha ola de calor se movió tierra adentro este martes.

Una compañía de electricidad en Spokane, Washington, advirtió que habrá más apagones intencionales en medio de la fuerte demanda de energía para los sistemas de aire acondicionado. Esas temperaturas son extraordinarias en una región más conocida por la lluvia y donde en junio la temperatura promedio no llega a 25 grados.

El calor obligó a cerrar escuelas y negocios desde ayer, incluso lugares como piscinas al aire libre y tiendas de helados donde la gente usualmente se refugia del calor. Los sitios de vacunación para el COVID-19 tampoco abrieron.

Se esperaba que el calor, que trajo a Seattle y Portland dos días consecutivos de temperaturas superiores a los 37.7 grados, amaine en esas ciudades, pero en Spokane, lejos de la costa, el calor casi seguramente será mayor que el lunes, cuando la ciudad empató su récord de 40.6 grados. Las temperaturas en otras comunidades del oriente de Washington y Oregón pudieran llegar a 45.6 grados.

Seattle llegó a 42 grados ayer por la tarde, muy por encima del récord histórico registrado el domingo, de 40 grados. Portland, Oregón, registró 46.6 grados.

El 2020 será uno de los tres años más calurosos en más de siglo y medio de medición científica de las temperaturas, advirtió hoy la Organización Meteorológica Mundial (OMM), que también alertó sobre un aumento sin precedentes del deshielo en el Ártico.

La temperatura media mundial, según cálculos del organismo, será en 2020 de hasta 1.2 grados centígrados superior a la de los niveles preindustriales (1850-1900), una cifra similar a la de 2019 y sólo superada por 2016, el año más caluroso de la historia, en el que el fenómeno del Niño contribuyó a una subida de temperaturas.

Los datos confirman además a la década 2011-2020 como la más cálida de la que se tiene registro.

Las cifras se publican en el informe preliminar de la OMM sobre el estado del clima en 2020, aunque los resultados definitivos se conocerán en marzo próximo, cuando se confirmará si este año fue el segundo o el tercero más caluroso de la historia moderna, ya que actualmente está prácticamente empatado con 2019.

La alta temperatura media en 2020 se registró pese a que durante este año se dio el fenómeno de la Niña, que suele conllevar un enfriamiento de las temperaturas, y pese a que la pandemia de Covid-19 tuvo entre sus consecuencias una fuerte reducción del tráfico aéreo, un sector con alta emisión de gases de efecto invernadero.

La región donde el calentamiento global fue más notable en 2020 fue el norte de Asia, en particular el Ártico siberiano, donde las temperaturas medias superaron en más de cinco grados la media registrada entre 1981 y 2010.

Ejemplo de ello fue que el 20 de junio se registró en la localidad rusa de Verkhoyansk, uno de los lugares más fríos del mundo, la temperatura más alta de la historia en el Círculo Polar Ártico, de 38 grados, una situación que contribuyó a que Siberia sufriera los peores incendios forestales en 18 años.

La OMM también advirtió que, si bien el hielo antártico se mantuvo estable, el del Ártico alcanzó su segundo valor más bajo en 42 años, y sólo en Groenlandia se perdió una masa helada de 152,000 millones de toneladas.

El servicio europeo Copernicus sobre el cambio climático infirmó este lunes que julio de 2019 fue el mes más caluroso en el mundo desde que se miden las temperaturas, superando lo registrado en el mismo mes de 2016.

«Julio es generalmente el mes más caliente del año en el mundo, pero según nuestros datos (el de este año) fue el más caluroso desde que se hacen las mediciones», declaró el jefe del servicio, Jean-Noël Thépaut.

Thépaut afirmó que al continuar con las emisión de gases de efecto invernadero, y el impacto en el aumento mundial de las temperaturas, se seguirá batiendo el récords.

Según los datos de Copernicus, el mes de julio de 2019 fue un 0.04 ºC más caluroso que el mes de julio de 2016, año del récord precedente, marcado por la influencia del fenómeno climático de El Niño.

La temperatura del mes de julio de 2019 fue un 0.56 ºC más elevada que el promedio del período 1981-2010, indicó Copernicus.

Representa casi un 1.2 °C por encima del nivel preindustrial, base de referencia de los expertos de la ONU sobre el clima.

La diferencia entre julio de 2019 y julio de 2016 es tan leve que otros organismos que recaban y analizan los datos de forma diferente podrían llegar a otra conclusión, advirtió el organismo europeo.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos todavía no publicó sus conclusiones sobre el mes de julio de este año.

El mes de julio estuvo principalmente marcado por una canícula corta pero muy intensa en Europa, donde varios países como Alemania, Bélgica, Holanda y Francia batieron sus récords de calor.

Según Copernicus, las temperaturas estuvieron por encima de las normales en Alaska, Groenlandia y partes de Siberia, así como en Asia central y en algunas regiones de la Antártida.

Recordemos que la semana pasada se informó que Groenlandia perdió aproximadamente el 60% de su superficie de hielo debido a las altas temperaturas. Se perdieron 12,500 millones de toneladas de hielo es un solo día.

Nuevos datos revelaron que el mes pasado fue el junio más caluroso del que se tenga registro en el continente europeo.

Las mediciones recabadas por el sistema satelital Copérnico de la Unión Europea revelaron que la temperatura promedio en el continente el mes pasado fue más de 2 grados Celsius superior que durante el periodo de referencia que abarca de 1981 a 2010.

El calor intenso hacia finales de junio también rompió por 1° C el récord continental para el mes, impuesto en 1999. Francia, Suiza, Austria, Alemania, República Checa y España impusieron nuevas marcas nacionales para el mes de junio y la localidad de Gallargues-le-Montueux, en el sur de Francia, alcanzó el viernes los 45.9 grados Celsius.

En un estudio por separado publicado el martes, un grupo internacional de expertos que examinaron las posibles conexiones entre los eventos climáticos extremos y el calentamiento global advirtieron que Europa enfrentará olas de calor cada vez más frecuentes e intensas.

Después de analizar las temperaturas de la ciudad francesa de Tolosa entre el 26 y el 28 de junio, el grupo World Weather Attribution concluyó que cada ola de calor que se registra actualmente en Europa “se ha vuelto más probable e intensa debido al cambio climático inducido por el ser humano”.

Revelaron que las condiciones extremas registradas en ese periodo de tres días, cuando se presentó una ola de aire caliente proveniente del Desierto del Sahara, son al menos cinco veces más factibles en la actualidad de lo que eran a principios del siglo pasado, antes de que las emisiones de gases de efecto invernadero tuvieran un impacto mayor en la atmósfera.

Geert Jan van Oldenborgh, investigador del instituto meteorológico holandés KNMI y uno de los autores del reporte, dijo que otros factores además del cambio climático podrían afectar aún más la frecuencia y el alcance de los eventos climáticos extremos.

El estudio de World Weather Attribution aún no ha sido revisado por expertos, pero el grupo utiliza métodos que son considerados válidos por la comunidad científica en general.

El gobierno de la Ciudad de México activó la alerta amarilla en 11 alcaldías de la capital, ya que se esperan temperaturas para esta tarde entre 28 y 31 grados.

La Alerta Amarilla se activó para las alcaldías de Azcapotzalco, Benito Juárez, Coyoacán, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Iztapalapa, Miguel Hidalgo, Tláhuac, Venustiano Carranza y Xochimilco.

La Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC) informó que el ambiente caluroso se presentó desde las 12:00 y se sentirá hasta las 17:00 horas.

«Autoridades capitalinas exhortan a la población a prevenirse antes de realizar actividades al aire libre y así evitar afectaciones a la salud por las altas temperaturas», indicó el gobierno capitalino.

Recomendaron a la población a mantener abundante hidratación; vestir con ropa fresca, ligera y de colores claros; ponerse bloqueador solar y usar gorra, sombrero o sombrilla. Además pidieron no tener contacto directo con el sol, ya que puede ocasionar lesiones y quemaduras en la piel.

Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), dependiente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para hoy se pronostican tormentas puntuales intensas en Guerrero, Puebla, Veracruz, Oaxaca y Chiapas;

Adicional se esperan tormentas muy fuertes en regiones de Nayarit, Jalisco, Michoacán, Sonora, Tamaulipas y Tabasco, y tormentas locales fuertes en Sinaloa, Colima, Estado de México, Ciudad de México, Morelos y Tlaxcala, informó .

Asimismo, se prevén lluvias con intervalos de chubascos en zonas de Chihuahua, Durango, San Luis Potosí, Querétaro, Hidalgo, Campeche, Yucatán y Quintana Roo y lluvias aisladas en Guanajuato, las cuales también podrían ser acompañadas de actividad eléctrica y posibles granizadas.

El SMN señaló que las condiciones serán causadas por un canal de baja presión que se extenderá sobre el noroeste y occidente de México, inestabilidad en la parte superior de la atmósfera, la Onda Tropical Número 24, la cual se desplazará sobre el sur y el occidente del país, además de la Onda Tropical Número 25 que durante la tarde se aproximará a la Península de Yucatán.

En contraste, una intensa onda de calor provocará temperaturas superiores a 45 grados en sitios de Baja California y Sonora; de 40 a 45 grados en regiones de Baja California Sur, Sinaloa, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, y de 35 a 40 grados en zonas de Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Chihuahua, Durango, Zacatecas, San Luis Potosí, Morelos, Veracruz, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

 

La fuerte ola de calor ya cobró la vida de siete personas en Baja California: seis por golpe de calor en Mexicali y una por agotamiento en Tecate, informó el jefe de Departamento de Epidemiología estatal, Néstor Saúl Hernández.

Hernández explicó que los ahora fallecidos tuvieron una sobre exposición a las altas temperaturas en donde se ha registrado una mínima de 38 grados.

“Tenemos un total de 15 golpes por calor, 13 agotamientos por calor y una quemadura solar, de estos, tenemos un total de siete defunciones hasta el momento”, dijo el funcionario local.

Esta cifra ya superó la del año pasado, pues en toda la temporada de calor hubo seis muertos; mientras que este año está pronosticada del 25 de marzo al 6 de octubre y ya fallecieron siete personas.

Entre las recomendaciones que emite Protección Civil para evitar problemas de salud están: el no exponerse al sol, usar ropa adecuada, usar protector solar y tomar muchos líquidos.

Tres pelícanos también fueron víctimas del clima extremo y murieron cuando emigraban hacia el Mar de Cortés.

Este martes, el Servicio Meteorológico Nacional pronosticó temperaturas de hasta 45 grados centígrados para Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Michoacán, Oaxaca, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

De acuerdo con su reporte más reciente, el termómetro marcará de 35 a 40 grados en Nayarit, Jalisco, Colima, Guerrero, Chiapas, Durango, Zacatecas, San Luis Potosí, Hidalgo, Morelos, Veracruz, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

El SMN indicó que esas condiciones son generadas por una intensa onda de calor, fenómeno climático que suele durar de unos días a una semana.

Ante el pronóstico de calor extremo, el organismo recomendó a la población mantenerse hidratada, no exponerse durante largos periodos a los rayos del sol, vestir ropa de color claro y utilizar gorras o sombrillas para evitar la exposición directa a la luz solar.

De igual manera, pidió brindar especial atención a niños, personas de la tercera edad e indigentes, y seguir las recomendaciones del personal de la Secretaría de Salud para prevenir enfermedades ante las altas temperaturas.

En algunas zonas muy calurosas sugieren colocar recipientes con agua en las banquetas para que los animales domésticos como perros y gatos puedan beber.

Una onda de calor originará temperaturas superiores a 35 grados en la mayor parte del territorio nacional, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Los valores de 45 a 50 grados se estiman en zonas de Chihuahua, Sinaloa, Nayarit, Guerrero y Oaxaca; de 40 a 45 grados en puntos de Baja California Sur, Sonora, Jalisco, Michoacán, Durango, Zacatecas, Hidalgo y Morelos, y de 35 a 40 grados en regiones de Colima, Chiapas, Coahuila, Nuevo León, Aguascalientes, San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro, Puebla, Tamaulipas, Veracruz y Tabasco.

Vientos con rachas que pueden superar los 50 kilómetros por hora (km/h) y posible formación de tolvaneras, se prevén en Chihuahua y Coahuila.

Adicional se pronostican lluvias fuertes en Oaxaca y Chiapas; lluvias con intervalos de chubascos en zonas de Guerrero, Puebla, Veracruz, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, y lluvias aisladas en Durango, Michoacán y Tabasco. Al respecto se indicó que la tormenta tropical Alberto, se localizó por la mañana a 705 kilómetros al nor-noreste de Cancún, Quintana Roo y a 210 kmal oeste-suroeste de Tampa, Florida.

Para el Valle de México se prevé cielo despejado con bruma la mayor parte del día y viento de componente norte de 10 a 25 km/h con rachas de 40 km/h. En la Ciudad de México se prevé temperatura máxima de 28 a 30 grados y mínima de 12 a 14 grados y en el Estado de México, temperatura máxima de 26 a 28 grados y mínima de 4 a 6 grados.