Tag

clima

Browsing

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que la Tormenta Tropical ‘Alberto’ tocó tierra esta madrugada, en punto de las 04:30 horas (tiempo del centro), en las inmediaciones de Ciudad Madero, Tamaulipas.

Lo hizo presentando viendo máximos sostenidos de 85km/h, rachas de 100 km/h y desplazamientos hacia el oeste a una velocidad de 20 km/h.

De acuerdo al último reporte del organismo, el centro de la Tormenta Tropical mantuvo su desplazamiento y se localiza en tierra, a 25 kilómetros al norte de Panuco, Veracruz y a 45 kilómetros al oeste de Tampico, Tamaulipas.

Actualmente presenta vientos máximos sostenidos de 75km/h, rachas de 95 km/h y desplazamientos hacia el oeste a 20 km/h.

Según los meteorólogos, es probable que la tormenta pierda fuerza en su avance sobre México, degradándose esta misma tarde.

Por lo pronto, se informó que un adolescente y dos menores perdieron la vida en Nuevo León, como consecuencia de la Tormenta Tropical.

Se trata de un adolescente de 16 años que murió ahogado, quien se encontraba jugando fútbol en un parque aledaño al Río La Silla, en Monterrey.

En hechos distintos, dos menores de 12 años murieron electrocutados en el municipio de Allende, en la zona sur de la entidad. Los niños fallecieron en la colonia Los Álamos cuando estaban cruzando por un encharcamiento donde estaba colgando un cable.

La recién creada tormenta tropical ‘Alberto’, primer ciclón de la temporada del Atlántico, podría tocar tierra este miércoles o en los primeros minutos de mañana en el noreste del país, alertó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

“Esta mañana se formó la tormenta tropical Alberto a partir del potencial Ciclón Tropical Uno sobre el Golfo de México. Se prevé su ingreso a tierra durante la noche de este miércoles o primeras horas del jueves”, indicó el organismo.

Durante su creación, el fenómeno se localizó a 250 kilómetros al este-noreste de Cabo Rojo, en el estado de Veracruz, y a 300 kilómetros al este de Tampico, Tamaulipas, uno de los principales puertos del país.

El ciclón presenta vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora, rachas de 85 kilómetros por hora y un desplazamiento hacia el oeste a 15 kilómetros por hora.

“Su amplia circulación generará lluvias puntuales torrenciales en Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Veracruz, Hidalgo y Puebla”, alertó el SMN.

El pronóstico señaló que el fenómeno tocaría tierra en el sur de Tamaulipas, para desplazarse sobre tierra como tormenta tropical hasta el jueves a las 18:00 hora local, cuando sería una baja remanente entre las entidades de San Luis Potosí y Zacatecas.

Ante el fenómeno, el Gobierno estatal de Nuevo León declaró este martes una “alerta máxima” porque el ciclón dejaría inundaciones en Monterrey. El Ejército, la Marina y la Guardia Nacional activaron el plan DN-III-E, el principal mecanismo de emergencia de las Fuerzas Armadas para atender desastres naturales.

Recordemos que las autoridades pronosticaron en mayo hasta 41 ciclones con nombre en el océano Atlántico y el Pacífico, de los que al menos cinco impactarían al país.

Añadieron que la temporada de ciclones comienza el 15 de mayo en el Pacífico, que tendría hasta 10% más fenómenos que el promedio anual, y el 1 de junio en el Atlántico, con hasta 50% más tormentas.

Los especialistas en riesgos consideran que la desinformación y las condiciones meteorológicas extremas, son los factores con más probabilidades de desencadenar una crisis mundial en los próximos dos años, según una encuesta del Foro Económico Mundial (WEF) publicada este miércoles.

Mientras que el clima extremo se identificó como el mayor riesgo en 2024, la información engañosa y la desinformación resultaron ser el riesgo global más grave en los próximos dos años.

Esto podría suponer una amenaza especial cuando miles de millones de personas acudirán a las urnas en el mayor año electoral de la historia. En Broojula, Ana Paula Ordorica presenta una edición especial sobre el Tsunami electoral que se vivirá en el 2024.

Las principales economías, desde Estados Unidos hasta la India y desde luego México, celebrarán elecciones este año, por lo que los líderes políticos y de la industria dependen de las encuestas y las previsiones para evaluar cómo será el entorno político en 2025.

“El uso generalizado de la información engañosa y la desinformación, así como de las herramientas para difundirlas, puede socavar la legitimidad de los gobiernos recién elegidos”, advierte el informe del WEF. “Los disturbios resultantes podrían ir desde protestas violentas y delitos de odio hasta enfrentamientos civiles y terrorismo”, añade.

El informe, elaborado en colaboración con Zurich Insurance Group y Marsh McLennan, se conoce antes de la reunión anual del WEF que arranca la próxima semana.

En un horizonte de 10 años, los riesgos medioambientales, incluida la pérdida de biodiversidad y los cambios críticos en los sistemas de la Tierra, encabezan la clasificación, seguidos de cerca por la información engañosa, la desinformación y los resultados adversos de la inteligencia artificial (IA).

En tanto, dos tercios de los expertos en riesgos encuestados esperan que en la próxima década surja un orden mundial multipolar o fragmentado, “en el que las potencias medias y grandes se disputen, establezcan y hagan cumplir reglas y normas regionales”, según la encuesta.

El presidente del WEF, Borge Brende, aseguró que la 54ª reunión anual del WEF en Davos se celebraría en el contexto geopolítico más complicado hasta la fecha, desde las guerras en Gaza y Ucrania hasta el aumento de la deuda y del costo de la vida.

La Cumbre del Clima de Dubái (COP28) cerró con un acuerdo “histórico” en el que, por primera vez, se reconoce la necesidad de dejar atrás los combustibles fósiles tal y como los conocemos hoy para garantizar la seguridad climática, aunque dejando la puerta abierta a carbón, petróleo y gas de bajas o cero emisiones.

En dicho acuerdo también se reconoce que esa transición debe hacerse teniendo en cuenta los distintos puntos de partida y las distintas circunstancias de cada país, uno de los principales reclamos de los países en vías de desarrollo.

Tras dos semanas de intensas negociaciones, con los combustibles fósiles en la mesa de debate, la COP28 finalizó con un texto de Balance Global que señala que limitar el calentamiento global a 1.5°C (límite señalado por la ciencia para garantizar la seguridad climática del planeta) requiere de una rápida reducción de las emisiones.

Esa reducción debe ser de un 43% en 2030 y un 60% en 2035 respecto a 2019 antes de lograr un mundo neutro en emisiones en 2050, según el texto, en el que se insta a las partes a contribuir a ese objetivo global teniendo en cuenta el Acuerdo de París, así como sus diferentes circunstancias, vías y enfoques nacionales.

Entre esas vías, el artículo 28 insta a triplicar la capacidad instalada renovable y duplicar la tasa anual de mejora de la eficiencia energética para 2030, así como acelerar los esfuerzos para reducir progresivamente el uso de energía basada en carbón sin sistemas de mitigación (CCS).

También llama a acelerar los esfuerzos hacia sistemas energéticos cero emisiones netas mediante el uso de combustibles cero o bajas emisiones de CO2 “mucho antes o alrededor de mediados de siglo”.

Pide “transicionar” para dejar atrás los combustibles fósiles en los sistemas energéticos de manera “justa, ordenada y equitativa”, acelerando la acción en “esta década crítica” a fin de lograr ser neutros en carbono para 2050, de acuerdo con la ciencia.

Para impulsar la transición, el documento insta a las partes (198 países) a eliminar gradualmente y lo antes posible los subsidios a los combustibles fósiles “ineficientes” que no abordan la pobreza energética ni las transiciones justas.

El texto reconoce el papel de los combustibles de transición para contribuir a facilitar la transición energética garantizando al mismo tiempo la seguridad energética.

Por un lado, en el texto se hace eco de una de las principales peticiones del bloque liderado por la Unión Europea de enviar señales de mercado para que el mundo deje de invertir en combustibles fósiles para hacerlo en el desarrollo de tecnologías “limpias” que permitan su sustitución.

Por otro, da entrada al “principio de neutralidad tecnológica” reclamado por petroleras y países productores de crudo y gas, que llevan años pidiendo que se les deje competir con la electrificación mediante el desarrollo de combustibles fósiles de bajas o cero emisiones.

La tormenta tropical Idalia causará este lunes lluvias “muy fuertes” y posibles trombas marinas en el Caribe, la principal zona turística de nuestro país, según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

El ciclón, que surgió ayer y que se espera toque tierra en Florida como huracán el próximo miércoles, se localizaba a 185 kilómetros (km) al este-noreste de Cozumel y a 180 km al este de Cancún, entidades de Quintana Roo.

El fenómeno se desplaza hacia el norte a desplaza hacia el norte a 13 kilómetros por hora (km/h), con vientos sostenidos de 110 km/h y rachas de 140 km/h. .

“Se prevén vientos con rachas de 60 a 80 kilómetros por hora, oleaje de 2 a 4 metros de altura y posibles trombas marinas en la costa de Quintana Roo”, advirtió el organismo que depende de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Ante el paso del fenómeno, el SMN mantiene en coordinación con el Centro Nacional de Huracanes en Miami, Estados Unidos, una zona de prevención por efectos de tormenta tropical desde Río Lagartos, Yucatán, hasta Tulum y Cozumel, Quintana Roo.

Por ahora, el organismo previó lluvias “puntuales muy fuertes” en Quintana Roo, lluvias “fuertes” en Yucatán y chubascos en Campeche, estados de la península de Yucatán.

“Se exhorta a la población en general, incluyendo la navegación marítima, a extremar precauciones por las lluvias, viento y oleaje, así como atender las recomendaciones emitidas en cada entidad, por las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil”, indicó el Meteorológico.

Idalia es el noveno ciclón con nombre de la actual temporada del Atlántico.

Recordemos que el Gobierno federal pronosticó en mayo pasado la formación de hasta 38 ciclones con nombre en la temporada 2023, de los que 5 impactarían al país. De esa cifra, entre 16 y 22 sistemas podrían presentarse por el océano Pacífico, y entre 10 y 16 por el Atlántico.

El más dañino ha sido hasta ahora el huracán Hilary, que dejó cuatro muertos la semana pasada en el noroeste de México, en los estados de Baja California, Baja California Sur y Sinaloa.

El huracán Hilary se fortaleció este viernes a categoría 4, donde se prevé toque tierra este fin de semana en la península de Baja California y después ingrese a California, Estados Unidos, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En el último aviso del organismo, Hilary se encontraba a 640 kilómetros al sur de Cabo San Lucas, Baja California Sur.

El ciclón, que surgió el miércoles como tormenta tropical, se dirige hacia el oeste-noroeste con una velocidad de 20 kilómetros por hora, vientos sostenidos de 230 kilómetros por hora y rachas de hasta 280 kilómetros por hora, según el SMN.

El huracán dejaría lluvias intensas en Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Nayarit y Jalisco, además de lluvias muy fuertes en Durango, Zacatecas, Aguascalientes, Guanajuato, Colima y Michoacán. Asimismo, habría precipitaciones fuertes en Baja California, Querétaro, Estado de México, Ciudad de México y Morelos.

El organismo, que depende de la Conagua, señaló que Hilary podría tocar tierra como huracán categoría 1 el domingo en Baja California, según el mapa que proyectó, mientras que el lunes entraría a territorio estadounidense como tormenta tropical.

Por ello, el SMN recomendó “extremar precauciones a la población en general en las zonas de los estados mencionados por lluvias, viento y oleaje”.

Hasta la fecha se han formado siete ciclones con nombre en la actual temporada de huracanes del Pacífico: Adrián, Beatriz, Calvin, Dora, Eugene, Fernanda y Greg, ninguno con daños en México.

El Gobierno federal pronosticó en mayo pasado la formación de hasta 38 ciclones con nombre en la temporada 2023, de los que 5 impactarían al país. De esa cifra, entre 16 y 22 sistemas podrían presentarse por el océano Pacífico, y entre 10 y 16 por el Atlántico.

Durante la madrugada de hoy, la depresión tropical Cinco-E se intensificó a tormenta tropical con el nombre Dora, localizándose aproximadamente a 485 kilómetros al suroeste de Manzanillo, Colima, según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

El organismo detalló que Dora presenta vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora (km/h), rachas de 85 km/h y desplazamiento hacia el oeste-noroeste a 26 km/h.

Añadió que sus amplias bandas nubosas generarán lluvias muy fuertes en Michoacán y Nayarit, así como fuertes en Colima y Jalisco.

Sin embargo, el SMN indicó que de prevé que Dora, en el transcurso de este martes, se aleje gradualmente del territorio nacional.

Adicional, se informó que un canal de baja presión sobre el suroeste del Golfo de México, el paso de la onda tropical número 18 por la Península de Yucatán y el sureste del país, así como el ingreso de aire húmedo de ambos litorales ocasionarán lluvias intensas en Chiapas, Guerrero y Oaxaca; muy fuertes en Tabasco y Veracruz.

Se esperan lluvias fuertes en Campeche, Estado de México, Morelos, Puebla y Yucatán; chubascos en la Ciudad de México, Hidalgo, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tamaulipas, Tlaxcala y Zacatecas, y lluvias aisladas en Aguascalientes, Coahuila, Guanajuato y Nuevo León.

Finalmente, la permanencia del monzón mexicano originará lluvias muy fuertes en Chihuahua, Durango y Sinaloa; fuertes en Sonora; chubascos en Baja California y lluvias aisladas en Baja California Sur.

Pese a las lluvias que se registrarán, el SMN indicó que en el transcurso del día, se espera ambiente muy caluroso en los estados del noroeste, norte y noreste del país, con temperaturas máximas de 40 a 45 grados en Baja California, Coahuila, Nuevo León, Sinaloa, Sonora y Tamaulipas, así como de 35 a 40 grados en Baja California Sur, Chihuahua, Durango y San Luis Potosí.

Se prevén temperaturas de 35 a 40 grados para Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán, y de 30 a 35 grados para Aguascalientes, Colima, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, el norte y suroeste de Puebla, Querétaro y Zacatecas.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) alertó que para este jueves se pronostican lluvias, de muy fuertes a aisladas, en 30 de los 32 estados del país.

En su último reporte, el SMN indicó que se esperan lluvias puntuales muy fuertes en Chihuahua, Chiapas, Durango, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, Sinaloa y Sonora. Habrá lluvias fuertes en Colima, Estado de México y Jalisco.

También se registrarán intervalos de chubascos en la Ciudad de México, Coahuila, Hidalgo, Morelos, Nuevo León, Puebla, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas, así como lluvias aisladas en Baja California Sur, Campeche, Guanajuato, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tamaulipas y Yucatán.

“Se prevé que las precipitaciones de mayor intensidad estén acompañadas de descargas eléctricas, rachas fuertes de viento y granizadas, por lo que podría haber deslaves, incremento en niveles de ríos y arroyos, desbordamientos e inundaciones en zonas bajas de los estados mencionados”, indicó el organismo que depende de la Conagua.

Además de las lluvias, se prevén rachas de viento de 60 a 70 kilómetros por hora (km/h) y tolvaneras en Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas; viento con rachas de 40 a 60 km/h en Campeche, Tabasco y Yucatán, y rachas de la misma intensidad con posibles tolvaneras en Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Durango, Guanajuato, San Luis Potosí, Sonora y Zacatecas.

Las previsiones meteorológicas mencionadas serán generadas por el monzón mexicano que prevalecerá sobre el noroeste del país, la onda tropical número 12, que recorrerá el sureste y sur del territorio nacional, canales de baja presión extendidos sobre el noreste, occidente y centro del país, el ingreso de humedad de ambos litorales e inestabilidad en niveles altos de la atmósfera.

En tanto, un sistema de alta presión posicionado en niveles medios de la atmósfera, propiciará ambiente vespertino de caluroso a extremadamente caluroso en los estados del noroeste, norte y noreste, así como en la Península de Yucatán.

Finalmente el SMN indicó que la tormenta tropical Calvin localizada en el Océano Pacífico, se ubicó la madrugada de hoy aproximadamente a mil 335 kilómetros al sur-suroeste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, y se desplaza hacia el oeste a 24 km/h, mientras se aleja gradualmente de las costas nacionales, sin generar efectos.

El huracán Adrián, el primer ciclón con nombre de la temporada del Pacífico, ocasionará lluvias “muy fuertes” en el occidente del país, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Aunque no se prevé que toque tierra, las bandas nubosas de Adrian ocasionarán lluvias muy fuertes (de 50 a 75 milímetros [mm]) en Colima, Guerrero, Jalisco y Michoacán, fuertes (de 25 a 50 mm) en Nayarit y rachas de viento de 40 a 50 km/h con oleaje de 1 a 3 metros de altura en los litorales de Colima, Jalisco, Michoacán y el occidente de Guerrero.

Adrián, que se formó ayer martes, se localizó  aproximadamente a 575 kilómetros (km) al suroeste de Manzanillo, Colima, con vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora (km/h), rachas de 150 km/h y desplazamiento hacia el oeste a 13 km/h.

Durante la mañana de hoy, Adrian, hasta entonces la tormenta tropical, se intensificó a huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson.

“Se prevé que se intensifique a huracán de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, mientras se aleja paulatinamente de costas mexicanas en el transcurso del día”, añadió el SMN, que depende de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Pese a su lejanía, el pronóstico advirtió de que las precipitaciones pronosticadas para este miércoles podrían acompañarse de descargas eléctricas y caída de granizo.

“Las lluvias de fuertes a torrenciales podrían ocasionar incremento en niveles de ríos y arroyos, desbordamientos, deslaves e inundaciones en zonas bajas de los estados afectados, por lo que se recomienda a la población atender las indicaciones de Protección Civil de su localidad”, alertó el SMN.

A principios de mayo, el Gobierno Federal pronosticó la posible formación de hasta 38 ciclones con nombre en la temporada 2023, de los que cinco podrían impactar al país. De esa cifra, entre 16 y 22 sistemas podrían presentarse por el océano Pacífico y entre 10 y 16 por el Atlántico.

El SMN detalló que en el caso del Pacífico “se esperan de 16 a 22 ciclones tropicales, entre ellos, de 9 a 11 tormentas tropicales, de 4 a 6 huracanes categoría 1 y 2, y de 3 a 5 huracanes categoría 3, 4 y 5”.

El Sistema Meteorológico Nacional (SMN) informó que la tercera onda de calor mantendrá altas temperaturas en gran parte del país, mientras que la Onda Tropical Número 5 afectará a un par de estados.

El organismo indicó que habrá un ambiente de caluroso a muy caluroso en el territorio nacional, con temperaturas superiores a 45 grados en Campeche, Coahuila, Nuevo León, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán.

Estos estados se sumarán a los que registrarán temperaturas de 40 a 45 como Baja California Sur, Colima, Chiapas, Chihuahua, Durango, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla y Sinaloa.

Aguascalientes, Baja California, el suroeste del Estado de México, Guanajuato, Querétaro, Quintana Roo y Zacatecas enfrentarán temperaturas de 35 a 40 grados, mientras que de 30 a 35 grados se encuentran la Ciudad de México y Tlaxcala.

En el caso de la capital del país, el reporte meteorológico de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC) señaló que la temperatura máxima será de 32 grados, y aunque habrá un ambiente caluroso, se presentará cielo medio nublado y alta radiación UV.Adelantó que la Alerta Amarilla por temperaturas altas se activará en Cuajimalpa, Magdalena Contreras, Milpa Alta, Tlalpan y Xochimilco entre las 12:00 y 19:00 horas. En tanto se activará la Alerta Naranja en las Alcaldías Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Coyoacán, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Iztapalapa, Miguel Hidalgo, Tláhuac y Venustiano Carranza, entre las 13:00 y 18:00 horas.

Debido a las altas temperaturas, las autoridades recomendaron a la población evitar exponerse a la radiación solar por tiempos prolongados, hidratarse adecuadamente, poner especial atención en enfermos crónicos, niños y adultos mayores, así como atender las indicaciones del sector salud y de Protección Civil.

El SMN, que depende de la Conagua, añadió que la Onda Tropical Número 5 por el sur de Guerrero y canales de baja presión sobre el noroeste, oriente y sureste de México podrían ocasionar lluvias intensas en Chiapas; muy fuertes en Oaxaca; fuertes en Chihuahua, Durango y Guerrero; chubascos en Campeche, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Quintana Roo, Tabasco, Yucatán y el sur de Veracruz, y lluvias aisladas en Colima, Morelos, Puebla y Sinaloa.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) alertó que este lunes, 24 estados del país arrancarán la semana con temperaturas superiores a los 40 grados, debido a la tercera onda de calor que se presenta en todo el país.

El SMN indicó que se pronostica ambiente de caluroso a muy caluroso en los 32 estados del país, sin embargo, será estados como Campeche, Coahuila, Nuevo León, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán donde se superen los 45 grados.

Algunos estados registrarán temperaturas entre 40 y 45 grados, tales como en Baja California, Baja California Sur, Chiapas, Chihuahua, Colima, Durango, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Sinaloa y Sonora.

Las entidades en donde se esperan temperaturas entre 35 y 40 grados en Aguascalientes, el suroeste del Estado de México, Guanajuato, Querétaro, Quintana Roo y Zacatecas; habrá temperaturas entre 30 y 35 grados en la Ciudad de México y Tlaxcala.

En el caso de la Ciudad de México, el reporte meteorológico de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC) informó que para este lunes, la temperatura máxima en la capital será de 33 grados.En ese sentido, adelantó que se activará la Alerta Amarilla en Cuajimalpa, Magdalena Contreras, Milpa Alta, Tlalpan y Xochimilco entre las 13:00 y las 20:00 horas; se activa la Alerta Naranja en las alcaldías Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Coyoacán, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Iztapalapa, Miguel Hidalgo, Tláhuac y Venustiano Carranza entre las 14:00 y las 19:00 horas.El SMN, que depende de la Conagua, indicó que además, dos frentes fríos (fuera de temporada) uno sobre la frontera norte y otro en el noroeste del país, y el paso de la corriente en chorro subtropical, originarán rachas de viento de 60 a 80 km/h y tolvaneras en Baja California, Sonora, Chihuahua y Coahuila.

Adicional, un canal de baja presión en el occidente del país y la entrada de humedad del Océano Pacífico, generarán lluvias y chubascos con descargas eléctricas en Durango, Jalisco y Michoacán. Finalmente, las ondas tropicales Núm. 4 y 5 al sur de Guerrero y Chiapas, respectivamente, producirán lluvias fuertes a muy fuertes en dichos estados, además de Oaxaca.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) alertó que este miércoles se registrarán temperaturas superiores a los 40 grados en 22 estados, debido a que la tercera onda de calor que se extiende en gran parte del país.

El organismo señaló que habrá ambiente caluroso a muy caluroso con temperaturas máximas superiores a 45 grados en Coahuila, Nuevo León, Sinaloa y Tamaulipas.

En tanto, se registrarán temperaturas de 40 a 45 grados en Campeche, Chiapas, Chihuahua, Colima, Durango, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

Con temperaturas entre 35 y 40 grados se encuentran Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, el suroeste del Estado de México, Guanajuato, Puebla, Querétaro y Quintana Roo.

El SMN indicó que debido a las altas temperaturas registradas, se recomienda a la población evitar exponerse a la radiación solar por tiempos prolongados, hidratarse adecuadamente, poner especial atención en enfermos crónicos, niños y adultos mayores, así como atender las indicaciones del sector salud y de Protección Civil.

Para el Valle de México, el organismo que depende de Conagua, indicó que se prevé cielo con nubosidad dispersa y ambiente caluroso esta tarde, además de viento del noreste de 10 a 25 km/h con rachas de 40 a 60 km/h y tolvaneras en la Ciudad de México.

En el caso específico de la Ciudad de México, se estima temperatura mínima de 16 a 18 grados, y una máxima de 32 a 34 grados. Para Toluca, Estado de México, la mínima será de 8 a 10 grados y la máxima de 27 a 29 grados Celsius.

Las autoridades prevén la posible formación de hasta 38 ciclones con nombre en la temporada 2023, de los cuales cinco podrían impactar al país.

De esa cifra, entre 16 y 22 sistemas podrían presentarse por el océano Pacífico y entre 10 y 16 por el Atlántico, detallaron.

Durante la inauguración de los trabajos de la reunión nacional de Protección Civil, por el inicio de la temporada de lluvias y ciclones tropicales 2023, se informó que la temporada iniciará el 15 de mayo en el océano Pacífico y el 1 de junio en el Atlántico.

“Se pronostica una temporada más activa de lo habitual en el Pacífico (hasta un 30 % por arriba del promedio, que corresponde a 15 sistemas), mientras que en el Atlántico, podrían ubicarse dentro del promedio (14 sistemas, pudiendo ser hasta un 10 % por debajo del mismo)”, explicaron autoridades.

Sin embargo, aclararon que eso no significa que todos esos ciclones impacten en territorio mexicano, ya que según los pronósticos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), del total de ciclones tropicales generados, tanto en el Atlántico como en el Pacífico, al menos 5 podrían impactar al país.

Lo anterior fue informado por los titulares de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Germán Martínez Santoyo, y del SMN, Alejandra Méndez Girón.

La titular del SMN explicó que en el caso del Pacífico se esperan de 16 a 22 ciclones tropicales, entre ellos, de 9 a 11 tormentas tropicales, de 4 a 6 huracanes categorías 1 y 2, y de 3 a 5 huracanes 3, 4 y 5.

En tanto, para el Atlántico se esperan de 10 a 16 sistemas, entre ellos, de 7 a 9 tormentas tropicales, de 1 a 3 huracanes categorías 1 y 2, y de 2 a 4 categorías 3, 4 y 5.

Méndez Girón informó que a partir de este mes de mayo “podría presentarse el fenómeno climatológico de “El Niño”, el cual se espera que predomine durante todo el 2023 prolongándose las lluvias hasta diciembre.

Martínez Santoyo recordó que en 2022, se generaron 36 ciclones tropicales, 19 en el Pacífico y 17 en el Atlántico y, de estos, sistemas “10 afectaron al país, 8 impactaron y las bandas de los otros 2 causaron inundaciones y lluvias considerables”.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) alertó que existen altas posibilidades de que el fenómeno El Niño, tradicionalmente asociado a un aumento de las temperaturas, se registre en los próximos meses, adelantándose respecto al periodo en que normalmente se presenta.

La llegada anticipada de este fenómeno implicaría que se produzcan al menos dos años de mayor calor, después de haber sufrido el planeta ya entre 2015 y 2022 los ocho años más cálidos desde que se tiene registro.

“Esperamos un grave aumento de la temperatura global en los próximos dos años”, dijo el director del departamento de servicios de predicción de la OMM, Wilfran Mufuma, quien no obstante subrayó que hay que esperar nuevos estudios para cuantificar este mayor calentamiento.

Según el informe presentado hoy desde Ginebra, el fenómeno El Niño, que en unas regiones del planeta suele acompañarse de inundaciones y en otras de sequías, tiene un 60% de posibilidades de desencadenarse antes de julio, y la probabilidad aumenta al 80% hacia septiembre.

El fenómeno de El Niño y su variante inversa, La Niña, ligada en principio a un enfriamiento del clima, son máximos y mínimos de oscilación térmica en las aguas del Pacífico Sur, actualmente en situación “neutral” tras tres años en los que rigió La Niña.

Mediciones del agua en superficie ya han mostrado que la temperatura del Pacífico nuevamente aumenta, lo que ha llevado a los expertos a anticipar la llegada de El Niño, que podría ir asociado a más lluvias en el sur de Ecuador, el noroeste de Perú, el sur de Brasil, el noreste de Argentina, el sureste de Paraguay, Uruguay, el centro de Chile y el norte de México, según los gráficos de la OMM.

Sin embargo, “en grandes extensiones de la Amazonía, El Niño en otras ocasiones ha ido asociado a sequías”, subrayó Mufuma, mientras la OMM también suele vincular este fenómeno a escasez de precipitaciones en Indonesia, Australia, el sur de África y el subcontinente indio.

La duración y la intensidad de este periodo de El Niño aún no se pueden pronosticar, aunque habitualmente suele extenderse entre nueve meses y un año.

El anterior ciclo de El Niño, entre 2014 y 2015, contribuyó a que un año después, en 2016, las temperaturas del planeta fuesen las más elevadas desde que se tienen registros, por lo que en esta ocasión también podría causar sus peores efectos con cierto retraso, por lo que la OMM prevé que lleguen en 2024.

La OMM ofrecerá a mediados de este mes un nuevo informe con previsiones de aumento de temperaturas para los próximos cinco años, según anticipó la portavoz de la organización, Clare Nullis.

El pasado 21 de abril, el último informe sobre el estado del clima de la OMM confirmó que 2022 fue el quinto o sexto año más cálido desde que se tienen registros, con una temperatura 1.15 grados por encima de la media de los niveles preindustriales.

El presidente Joe Biden aseguró este viernes en su participación en la COP27 que Estados Unidos cumplirá su objetivo de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y pidió a los demás países “mejorar” sus ambiciones frente a un cambio climático que amenaza “la vida del planeta”.

“Nos estamos esforzando en hacer lo que nos toca para evitar un infierno climático”, dijo Biden ante representantes de casi 200 países reunidos en Egipto.

Recordemos que Estados Unidos es el segundo mayor emisor mundial de gases de efecto invernadero, sólo por detrás de China, y también el mayor productor mundial de petróleo y gas, cuya combustión genera CO2 y metano, los dos principales gases causantes del calentamiento.

Ante esto, Washington se ha comprometido a recortar entre un 50% y un 52% sus emisiones en 2030 respecto a los niveles de 2005. Un objetivo que cumplirá, aseguró Biden y aprovechó para lanzar un llamado de atención generalizado. “Todos los países deben hacer más”, dijo el mandatario.

Biden permaneció apenas tres horas en Sharm el Sheij, de donde partió hacia Camboya para asistir a una cumbre del sudeste asiático.

En su corta visita a Egipto, Biden mantuvo una reunión con su homólogo Abdel Fatah al Sisi, en la cual, según la Casa Blanca, planteó la cuestión de los derechos humanos, en momentos en que el encarcelado disidente Alaa Abdel Fatah realiza una prolongada huelga de hambre.

Biden realiza su gira luego de las elecciones legislativas del martes pasado en Estados Unidos.

A falta de resultados definitivos, el Congreso se dirige a una ajustada mayoría republicana que será insuficiente para desmantelar la histórica ley de transición energética aprobada en agosto y que prevé medidas climáticas por 370,000 millones de dólares.

Biden afirmó que la invasión rusa de Ucrania, que cortó la llegada de hidrocarburos rusos a los países occidentales, refuerza la “urgencia” de una transición que deje atrás la dependencia de las energías fósiles, y advirtió que la crisis climática pone en riesgo la propia “vida del planeta”.

Biden no hizo referencia alguna en cambio a una cuestión candente en esta COP27: la exigencia de los países en desarrollo de que las naciones más industrializadas, históricamente responsables del grueso de las emisiones, alimenten un fondo para compensarlos por las pérdidas y daños del cambio climático.

El debate sobre la creación de ese fondo figura en la agenda de la COP27, aunque oficialmente hay un plazo de dos años para llegar a un acuerdo.

Paralelamente, se ha abierto otra delicada discusión: cómo actualizar la cifra de 100,000 millones de dólares anuales que los países ricos se habían comprometido a entregar a los pobres, para mitigar sus emisiones de gases y adaptarse a la nueva realidad.

Esa cifra fue prometida en 2009 para 2020, pero actualmente faltan unos 17,000 millones de dólares para alcanzar ese monto.

Fuentes diplomáticas apuntan a que Estados Unidos no está contribuyendo a la altura de su capacidad económica. En ese sentido, Biden anunció que su país contribuirá en 11,400 millones al año, frente a los 7,600 millones aportados en 2020 según la plataforma especializada Carbon Brief.

El gobierno de México prometió este martes incrementar a 30% su objetivo de reducción de gases de efecto invernadero para 2030 y a 40% su meta condicionada durante su participación virtual en la actual Cumbre del Clima COP27 en Egipto.

La secretaria de Medio Ambiente de México, María Luisa Albores, destacó el incremento de las metas, que antes eran de un 22 % para la reducción incondicionada de emisiones de gases y de 36 % para la condicionada.

La funcionaria ratificó también el objetivo de disminuir las emisiones de carbono negro en un 51% de forma no condicionada y en 70% de manera condicionada.

Albores expuso que la Semarnat tiene “identificadas más de 40 medidas en todos los sectores económicos a través de soluciones basadas en la naturaleza, en el transporte bajo en carbono y en la regulación y fomento industrial”.

En conjunto, dijo, esto permitirá una reducción total anual estimada para 2030 de 88.9 millones de toneladas de bióxido de carbono equivalente (MtCO2e).

La secretaria del Medio Ambiente dio un mensaje virtual en la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de la ONU frente al Cambio Climático (COP27) ante la ausencia del presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien una vez más decidió no asistir al foro.

La funcionaria señalo que Sembrando Vida, un programa estrella del presidente López Obrador, el incremento de Áreas Naturales Protegidas (ANP) y la Estrategia Nacional de Carbono Azul, representan una reducción de 27 millones de toneladas de bióxido de carbono.

Puntualizó que en la actual administración totalizarán 190 ANP, lo que contribuiría con una mitigación de 8 millones de toneladas de bióxido de carbono.

También destacó el Pacto de Glasgow por la Electromovilidad, que pretende que el 50% de vehículos ligeros nuevos vendidos en 2030 sean de cero emisiones, lo que, sumado al trabajo remoto y al fomento transporte ferroviario, disminuirá las emisiones en 31.4 millones de toneladas.

Por otro lado, calculó un decremento anual de 3.5 millones de toneladas de emisiones para 2030 con una “Estrategia nacional de economía circular”, así como una mitigación de 27 millones con regulación industrial.

Recordemos que México fue responsable del 1% de las emisiones globales de dióxido de carbono y aunque el gobierno asegura que es “uno de los países que menos emisiones de gases de efecto invernadero genera en el mundo” al ocupar el lugar 66 de 105 en emisiones per cápita.

Pese a esto, el gobierno de la auto llamada Cuarta Transformación ha sido blanco de críticas de ambientalistas por su apuesta a incrementar la producción de combustibles fósiles en Pemex y megaproyectos como el Tren Maya.