Tag

clima

Browsing

México se comprometió acelerar sus metas climáticas tras la visita de John Kerry, enviado especial de Estados Unidos para el clima.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció esta mañana que presentará un informe con los compromisos ambientales actualizados en la próxima Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), que ocurrirá en Glasgow, Escocia, en noviembre próximo.

“Fue un buen encuentro, nos pusimos de acuerdo, Marcelo Ebrard tiene la encomienda de elaborar una propuesta con compromisos que formalmente va a presentar México en la cumbre del cambio climático», expresó el mandatario.

Kerry visitó ayer nuestro país, y se trasladó al estado de Chiapas, donde hizo un recorrido por distintos puntos atestiguar el programa ‘Sembrando Vida’.

Ni el canciller ni el presidente aclararon si Estados Unidos prometió apoyar la extensión del programa en Centroamérica, como propuso López Obrador con el argumento de mitigar la ola migratoria que afronta la región.

“¿Cuál es el punto al que se llegó? Tanto México como Estados Unidos vamos a trabajar juntos para acelerar las contribuciones que podamos hacer para reducir las emisiones de gas metano, para cumplir con todas las metas que nos hemos propuesto”, respondió Ebrard al ser cuestionado sobre el tema.

El secretario de Relaciones Exteriores indicó que uno de los compromiso de México es reducir en 22% la emisión de gases de efecto invernadero y en 51% las emisiones de carbono.

Aunque no precisó una fecha para alcanzar los objetivos, aseguró que López Obrador ha instruido que los compromisos se hagan a plazos muy largos porque solo «acaban en declaraciones políticas».

“El presidente acordó para 2022 el poder ampliar incluso las metas, sobre la base de la seriedad, insisto, no en plantear objetivos que le correspondan a otros gobiernos, sino empezar desde ahora”, sostuvo el canciller.

En la visita, Kerry aplaudió el plan de reforestación del gobierno de la Cuarta Transformación, aunque llamó a México a virar su economía hacia las «cero emisiones» de dióxido de carbono al apostar por la energía eólica y solar.

Ebrard expuso que México va a participar junto con Estados Unidos en la economía verde, pues el resultado del encuentro es una cercanía, un acuerdo, un compartir metas y objetivos, aunque «cada quien de acuerdo a sus posibilidades”.

“México y Estados Unidos van a ver también cómo podemos desarrollar juntos nuevas iniciativas y financiar también o encontrar el financiamiento adecuado para lo que va a ser la economía verde”, detalló.

El enviado especial del presidente Joe Biden para el Clima, John Kerry, llegó esta mañana a nuestro país para analizar y evaluar el programa del Bienestar, Sembrando Vida, que el presiente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) propone replicar en países de Centroamérica.

«El canciller Marcelo Ebrard dio la bienvenida a México a John Kerry, enviado presidencial especial para el Clima de Estados Unidos», informó en redes sociales la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) tras el aterrizaje del funcionario estadounidense en el aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Según la Cancillería, Kerry visita México «por invitación del presidente López Obrador para presentarle el programa Sembrando Vida», plan que entrega cerca de 5 mil pesos mensuales a los campesinos que siembren árboles frutales o maderables en sus tierras.

En el recibimiento a Kerry estuvieron el jefe de Unidad para América del Norte de la cancillería, Roberto Velasco; el embajador de México en Estados Unidos, Esteban Moctezuma; y el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar.

Según explicó esta mañana el mismo presidente, en compañía de Kerry visitarán un ejido ubicado en el municipio de Palenque, en Chiapas, donde se aplica el programa.

México propone replicar este programa en países de Centroamérica para desarrollar la región y frenar la migración forzada, por lo que ha pedido al gobierno de Estados Unidos que lo apoye.

El presidente Joe Biden agradeció días atrás en una carta a López Obrador por la «financiación e implementación» del programa en Centroamérica, y se comprometió a aumentar la «inversión» de Estados Unidos en la región.

El enviado especial para el clima llega a México en plena polémica por la propuesta de reforma eléctrica de López Obrador, que según empresarios y ambientalistas relega a las energías limpias.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se reunirá el próximo lunes con el enviado especial para el clima del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, John Kerry, con el fin de evaluar el programa Sembrando Vida.

«Vamos al municipio de Balancán, cerca de Guatemala, y viene de visita a esta cita John Kerry, enviado del presidente (Joe) Biden para cuestiones del cambio climático y viene para ver el programa Sembrando Vida», anunció López Obrador en su conferencia matutina.

El encuentro tendrá lugar en el estado de Tabasco, tierra natal de López Obrador.

Sembrando Vida es uno de los programas estrella del gobierno de López Obrador, que entrega apoyos de 4,500 pesos mensuales a los campesinos que siembren árboles en sus tierras.

Sin embargo, de acuerdo con una investigación realizada por GATOPARDO, lejos de mejorar la vida de los beneficiarios y las condiciones del medio ambiente, Sembrando Vida, está condenado al fracaso, ya que entre otras cosas, no están tomando en cuenta que las plantas que se siembran no están madurando. Además, para poder acceder al programa, en muchos casos los campesinos tuvieron que desmontar sus terrenos y quitar plantas y árboles que ya estaban en los terrenos.

La investigación a cargo de la periodista Nadia Sanders señala que algunos de los campesinos aseguran que muchos de los terrenos no son aptos para los planes que tiene el gobierno federal. Además el gobierno estaría haciendo poco para garantizar la durabilidad del proyecto, pue sno se les pide a los agricultores que firmen contratos.

Aun así, México está exportando este programa a países de Centroamérica para desarrollar la región y frenar la migración forzada, e incluso ha pedido al gobierno de Estados Unidos que lo apoye.

El presidente Biden agradeció días atrás en una carta a López Obrador por la «financiación e implementación» del programa en Centroamérica, y se comprometió a aumentar la «inversión» de Estados Unidos en la región.

Kerry llegará a México poco más de una semana después de que el secretario de Estado, Antony Blinken, y el de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, estuvieran en Ciudad de México para rediseñar la estrategia de seguridad entre Estados Unidos y México

‘Pamela’ tocó tierra este miércoles en Sinaloa ocasionando fuertes lluvias como huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), que depende de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

«Esta mañana, el centro del huracán Pamela tocó tierra en las inmediaciones del municipio de San Ignacio, en Sinaloa», detalló el organismo.

De acuerdo al último reporte, ‘Pamela’ se degradó a tormenta tropical, y se ubica en tierra sobre Durango, aproximadamente a 140 kilómetros al nor-noreste de Mazatlán, Sinaloa, y a 145 km al oeste-noroeste de Durango, Durango, con vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora (km/h) y rachas de 150 km/h y desplazamiento hacia el noreste a 37 km/h.

Las bandas nubosas de Pamela, en interacción con el Frente Frío Número 4, ocasionan lluvias puntuales intensas en Coahuila, Durango, Nayarit y Sinaloa; muy fuertes en Nuevo León y el occidente de Zacatecas, y fuertes en el sur de Chihuahua y Jalisco, indicó el SMN.

Las lluvias ocasionadas por ‘Pamela’ podrían ocasionar deslaves, aumento en los niveles de ríos y arroyos e inundaciones en zonas bajas.

Por ello, el SMN pidió a la población extremar precauciones y atender las recomendaciones emitidas por las autoridades de Protección Civil, en cada región.

‘Pamela’, que se formó durante el pasado fin de semana, ha tenido una evolución algo inusual, pues apenas ayer se debilitó de huracán a tormenta tropical, pero se fortaleció de nuevo en las últimas horas hasta tocar tierra. Según el pronóstico del Meteorológico, el ciclón se debilitará paulatinamente a lo largo del día mientras recorre parte del país dejando fuertes lluvias.

El ciclón Pamela se convirtió este martes en huracán de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson mientras se aproxima a las costas de Sinaloa, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En su reporte más reciente, el SMN indicó que el centro del huracán de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, se localiza al suroeste de Sinaloa.

Por la mañana, se localizó a 295 kilómetros al sur-sureste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, y a 405 km al suroeste de Mazatlán, Sinaloa, con vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora, rachas de 155 km/h y desplazamiento hacia el norte a 20 km/h

‘Pamela’ ocasionará lluvias puntuales intensas en Baja California Sur y Sinaloa; muy fuertes en el suroeste de Chihuahua, Durango, Jalisco, Nayarit y el sur de Sonora, así como fuertes en localidades de Colima. Además, se estiman vientos con rachas de 80 a 100 km/h y oleaje de 3 a 5 metros de altura en las costas de Baja California Sur, Nayarit y Sinaloa, y viento con rachas de 60 a 70 km/h y oleaje de 3 a 5 m de altura en las costas de Jalisco

El organismo advirtió que ‘Pamela’ podría ocasionar deslaves, incremento en los niveles de ríos y arroyos, y desbordamientos e inundaciones en zonas bajas, por lo que se exhortó a la población a atender los avisos y a seguir las indicaciones de las autoridades estatales, municipales y de Protección Civil.

A la navegación marítima en las inmediaciones del sistema los llamó a extremar precauciones por vientos y oleaje frente a las costas.

Según el pronóstico del Meteorológico, ‘Pamela’ se fortalecerá a huracán categoría 2 y tocará tierra en Sinaloa mañana, degradándose posteriormente sobre el territorio mientras ocasiona fuertes lluvias en el país.

Este año en el océano Pacífico se han formado los ciclones Andrés, Blanca, Carlos, Dolores, Enrique, Felicia, Guillermo, Hilda, Ignacio, Jimena, Kevin, Linda, Marty, Nora, Olaf y Pamela. Dolores tocó tierra a mediados de junio y dejó tres muertos por tormentas eléctricas.

A mediados de agosto, las lluvias generadas por Grace, creado en el Atlántico, que tocó tierra en el Golfo de México, provocaron la muerte de al menos once personas, ocho en el estado de Veracruz y tres en Puebla, además de severas inundaciones y daños. El ciclón había impactado días antes en la península de Yucatán, donde también dejó inundaciones y fallos eléctricos, aunque sin víctimas mortales.

En tanto que Nora, que tocó tierra el 28 de agosto, causó un muerto en el estado de Jalisco y siete desaparecidos, seis de ellos pescadores del estado de Guerrero.

El cambio climático, causado «indudablemente» por la actividad humana, ha llevado al mundo a su periodo más cálido en 2,000 años, y tendrá efectos irreversibles, advirtió un nuevo informe del Grupo Intergubernamental de Expertos para el Cambio Climático (IPCC).

El documento del IPCC, que desde 1988 analiza para Naciones Unidas los efectos del cambio climático en el planeta, indica por ejemplo que los glaciares de montaña y en los polos van a seguir derritiéndose durante décadas o incluso siglos, aun se reduzcan las emisiones.

«El informe es un baño de realidad. Ahora tenemos una visión mucho más clara del clima pasado, presente y futuro, algo esencial para entender adónde vamos, lo que podemos hacer, y cómo debemos prepararnos», destacó al presentar el informe la copresidenta del grupo de expertos que lo ha elaborado, Valérie Mason-Delmotte.

El documento prevé asimismo cambios irreversibles a escala de miles de años en la temperatura, acidificación y desoxigenización de los océanos.

Predice por otro lado que el nivel del mar seguirá aumentando irremediablemente, entre 28 y 55 centímetros a finales de siglo, respecto a los niveles actuales incluso logrando emisiones netas cero.

«Durante décadas el IPCC nos ha advertido de los peligros del calentamiento global, el mundo escuchó pero no actuó con la suficiente contundencia, y como resultado el problema está aquí y nadie está a salvo», subrayó la directora ejecutiva del Programa de la ONU para el Medio Ambiente, Inger Andersen.

El informe asegura que el ser humano ha tenido un papel «innegable» en el calentamiento de la atmósfera, el océano y el suelo, llevando al mundo a un aumento de temperaturas que no tiene comparación en los últimos 2,000 años.

El estudio, que aprovecha mejoras en la investigación paleoclimática, muestra que el aumento de temperaturas actual es comparable al que hasta ahora se considera el periodo más cálido de los últimos 100,000 años, ocurrido hace 6,500 años.

«Es indiscutible que las actividades del hombre han causado el cambio climático y provocan que los fenómenos meteorológicos extremos sean más frecuentes y graves, afectando a todas las regiones del planeta», destacó el presidente del IPCC, Hyesong Lee.

Según los expertos del IPCC, la actual concentración en la atmósfera de dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero, supera las 410 partículas por millón, la mayor de los últimos dos millones de años.

Los expertos calculan en el informe que si se mantiene el actual ritmo de emisiones de gases de efecto invernadero, la temperatura global aumentará 2.7 grados a finales de siglo con respecto a la media de la era preindustrial. Este aumento, que conllevaría también mayores eventos climáticos extremos tales como sequías, inundaciones y olas de calor, estaría lejos del objetivo de menos de 2 grados fijado por el Acuerdo de París, que incluso pedía limitar esa subida a 1.5 grados centígrados.

El nuevo informe de la principal institución que estudia el cambio climático, retrasado varios meses debido a la pandemia de COVID-19, considera cinco escenarios, dependiendo del nivel de emisiones que se alcance.

Mantener la actual situación, en la que la temperatura global es como media 1.1 grados más alta que en el periodo preindustrial, no sería suficiente: los científicos prevén que con ello se alcanzaría un alza de 1.5 grados en 2040, de 2 grados en 2060 y de 2.7 en 2100.

En el escenario más pesimista, donde las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero se doblaran a mediados de siglo, el aumento podía alcanzar niveles catastróficos de alrededor de 4 grados en 2100, alerta el informe.

Cada grado de aumento podría suponer un 7% más de precipitaciones en el mundo, lo que conllevaría un aumento de tormentas, inundaciones y otros desastres naturales.

Por el contrario, en la hipótesis más óptima considerada por el informe, aquella en la que se alcance neutralidad de carbono (emisiones netas cero) a mitad de siglo, el aumento de temperatura sería de 1.5 grados en 2040, 1.6 grados en 2060 e incluso bajaría a 1.4 grados a final de siglo.

«Estabilizar el clima requerirá reducciones fuertes, rápidas y sostenidas en las emisiones de gases de efecto invernadero, para llegar a unas emisiones netas cero», comentó otro copresidente del grupo de expertos, Panmao Zhai.

El estudio, elaborado por 234 autores de 66 países, reconoce que la reducción de emisiones no tendría efectos discernibles en la temperatura global hasta pasadas unas dos décadas, aunque los beneficios en la contaminación atmosférica se notarían antes, en cuestión de pocos años.

Este documento, centrado en la base científica del cambio climático, será complementado en 2022 por otros dos realizados por otros grupos de trabajo del IPCC (uno centrado en la adaptación de las sociedades y otro en las medidas de mitigación).

Al respecto, el secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió que el nuevo informe del IPCC, es un «código rojo para la humanidad» y subraya la necesidad de tomar medidas inmediatas y más ambiciosas para frenar el calentamiento global.

«La viabilidad de nuestras sociedades depende de que los líderes de gobiernos, negocios y la sociedad civil se unan en apoyo de políticas, acciones e inversiones que limiten la subida de las temperaturas a 1.5 grados centígrados», señaló Guterres en un comunicado.

El jefe de Naciones Unidas defendió que las «soluciones están claras» y que lo que hace falta es «solidaridad y valor» para actuar, en especial por parte de las naciones más ricas y los grandes emisores de gases de efecto invernadero.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) participó este jueves en la cumbre sobre cambio climático a la que convocó Joe Biden; y aunque La Casa Blanca ya había dicho que clima y migración serían temas que se atenderían por separado, AMLO decidió abordar el tema migratorio y su propuesta de visados.

López Obrador inició su intervención asegurando que nuestro país busca generar energía «limpia y barata» a través de hidroeléctricas, aunque a su vez defendió el uso del petróleo para el mercado interno.

«Aunque hemos descubierto tres grandes yacimientos de hidrocarburos, el petróleo que estamos descubriendo se destinará básicamente a cubrir la demanda de combustibles del mercado interno y se acabará con la práctica de exportar crudo», dijo el mandatario.

López Obrador justificó su planteamiento indicando que de esta «forma ayudaremos a evitar el uso excesivo de combustibles fósiles».

Aseguró que también se están «modernizado» las plantas hidroeléctricas del país para reducir el uso del combustóleo y el carbón para producir energía.

«La energía que se produce con agua es limpia y barata. Y de ahí que hemos decidido cambiar turbinas antiguas por equipos modernos, lo cual nos permitirá aprovechar el agua de los embalses para producir más energía sin construir nuevas presas y sin causar afectaciones», remarcó López Obrador.

Y aunque previamente dijo que se había pedido que las participaciones fueran de aproximadamente 3 minutos, su mensaje se prolongó por cerca de seis.

En su intervención, López Obrador se dirigió directamente a su homólogo estadounidense para invitarlo a cooperar en la implementación del programa ‘Sembrando Vida’ en Centroamérica para frenar la ola migratoria.

Calificó este programa como una «experiencia exitosa». «Posiblemente sea el esfuerzo más grande de reforestación en el mundo», dijo López Obrador.

De esta manera, apeló a Joe Biden para que le ayude a extender este programa a Centroamérica. «Que juntos ampliemos dicho programa en el sureste de México y en Centroamérica para sembrar 3,000 millones de árboles adicionales y así generar 1.2 millones de empleos», subrayó.

Dijo que México asumiría su parte económica y desde Estados Unidos se podría financiar dicho programa en Guatemala, Honduras y El Salvador.

«Agrego una propuesta complementaria, con todo respeto. El gobierno de Estados Unidos podría ofrecer a quienes participen en este programa que después de sembrar su tierras durante tres años consecutivos tendrían posibilidad de obtener una visa de trabajo temporal, y luego de otros tres o cuatros años podrían obtener hasta la residencia en Estados Unidos o su doble nacionalidad», dijo.

López Obrador defendió que el fenómeno migratorio no se resuelve con medidas coercitivas sino con justicia y bienestar, y concluyó diciendo que Biden es un hombre «sensible» que conoce la valía de los migrantes para hacer crecer las naciones.

Sobre el tema, México y Estados Unidos coincidieron en la prioridad de reducir las emisiones de gas metano y recuperar las selvas del sur mexicano y Centroamérica, tras una conversación telefónica la tarde de ayer entre el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, y John Kerry, enviado especial para el Cambio Climático de Estados Unidos.

Estados Unidos regresó este viernes, de manera oficial, al Acuerdo de París. El gobierno del presidente Joe Biden prometió hacer de la batalla ambiental una prioridad máxima de su administración.

Un mes después de asumir el gobierno, la principal economía del mundo y segundo mayor emisor de carbono regresó formalmente al acuerdo de 2015 que busca combatir el calentamiento climático.

El acuerdo tiene como objetivo limitar el aumento de la temperatura global a 2 ºC, por encima de los niveles preindustriales, y continuar el esfuerzo para bajarlo a 1.5 ºC.

El reingreso de Washington significa que el Acuerdo de París vuelve a incluir virtualmente a todas las naciones del mundo luego de que Donald Trump un aliado de la industria de los combustibles fósiles, retirara a Estados Unidos del pacto argumentado que era injusto con el país.

«El cambio climático y la diplomacia científica nunca podrán volver a ser ‘agregados’ en nuestras discusiones de política exterior», dijo el secretario de Estado, Antony Blinken, en un comunicado en el que saludó el regreso de Estados Unidos al acuerdo.

Indicó que abordar las amenazas reales del cambio climático y escuchar a los científicos está en el centro de sus prioridades de política nacional y exterior.

Tras elogiar el Acuerdo de París, negociado por el expresidente Barack Obama, Blinken dijo que la diplomacia climática será crucial.

Biden planea una cumbre climática para el 22 de abril, en coincidencia con el Día de la Tierra. John Kerry, exsecretario de Estado y ahora enviado climático de Estados Unidos, pidió al mundo que aumentara sus ambiciones en las conversaciones sobre el clima de la ONU que tuvieron lugar en Glasgow en noviembre pasado.

Biden se comprometió a que el sector energético estadounidense esté libre de polución para 2035 y que el país pase a ser una economía de emisiones cero para 2050.

Recordemos que en su primer día en funciones, Biden firmó un decreto para anular la salida ordenada por Trump. El gobierno de Trump había anunciado su retiro del Acuerdo de París en 2019, pero éste se hizo efectivo el 4 de noviembre de 2020, al día siguiente de la elección, debido a las disposiciones del pacto.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo ayer que el reingreso estadounidense «es de por sí muy importante», como lo es el anuncio de Biden de que Estados Unidos volverá a proveer ayuda climática a países pobres como prometió en 2009.

«Se trata del mensaje político que se emite», dijo Christiana Figueres, exjefa de la agencia climática de la ONU, una de las principales participantes en la elaboración del acuerdo de 2015.

El gobierno federal llamó este martes a la población y a los gobiernos locales a prepararse para enfrentar diferentes fenómenos meteorológicos, frío intenso en 19 entidades y lluvias en 13, en los próximos días.

Los fenómenos que se prevé ocurran son: lluvias, rachas de viento y descargas eléctricas en el noreste, oriente, centro, sur y sureste del país.

El primero será un evento de rachas de vientos helados en el litoral del Golfo de México, el Istmo y el Golfo de Tehuantepec y la Península de Yucatán; además de temperaturas mínimas por debajo de 5 grados Celsius y posibilidad de heladas en el norte, centro y oriente del país, debido al Frente Frío Número 4, clasificado como intenso. Adicional, una zona de inestabilidad que tiene el 50 % de probabilidades de convertirse en ciclón durante los próximos días.

El coordinador general del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Jorge Zavala, expuso que, para este martes, se pronostican lluvias torrenciales con puntuales extraordinarias en Chiapas, Tabasco y Veracruz e intensas con puntuales torrenciales en Oaxaca.

Además de muy fuertes con puntuales intensas en Campeche, Guerrero y Puebla; fuertes con puntuales muy fuertes en Michoacán, Quintana Roo y Yucatán, así como intervalos de chubascos con lluvias puntuales fuertes en Colima, Estado de México, Hidalgo, Jalisco, Morelos y Tlaxcala.

Informó que esta tarde se formó la Tormenta Tropical «MARIE» ubicada al sur de la Península de Baja California, su amplia circulación, favorece abundante entrada de humedad hacia los estados del occidente de México, originando lluvias fuertes en Jalisco, Colima y Michoacán, e intervalos de chubascos en Nayarit.

El funcionario dijo que se estiman temperaturas mínimas de 0 a 5 grados Celsius y posibles heladas en zonas altas de Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Durango, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas, Tlaxcala, Zacatecas y Veracruz.

Señaló que «esos efectos se mantendrán en los próximos días» y adelantó que se estima que el viernes el Frente Frío Número 5 ingrese en el norte de México, lo cual provocará, durante el fin de semana, más lluvias en el sureste de México y la permanencia del evento de Norte en el suroeste del Golfo de México.

La directora de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez, señaló que las lluvias pronosticadas «podrían generar un incremento en los caudales de ríos y arroyos, así como inundaciones en las zonas bajas de los estados mencionados, con posibilidad de deslizamientos de terreno y afectaciones en caminos y tramos carreteros».

El huracán Sally se acerca este martes a la costa de Estados Unidos en el Golfo de México, amenazando con inundaciones súbitas mortales a los estados Alabama y Misisipi.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) dijo que Sally se degradó a categoría 1 y que avanza con vientos máximos sostenidos de 140 kilómetros por hora.

«Es posible que Sally produzca inundaciones repentinas potencialmente mortales hasta el miércoles», advirtió el NHC con sede en Miami. Se prevé que el huracán toque tierra este martes por la noche o el miércoles de madrugada.

El presidente Donald Trump comparó, en declaraciones a la cadena Fox, a Sally con el huracán Laura, que azotó Texas y Luisiana, así como el Caribe, hace apenas unas semanas.

«Este es más pequeño pero es un poco más directo, pero tenemos todo bajo control», señaló. «Lo estamos vigilando muy rigurosamente». También dijo en Twitter que «mi equipo y yo estamos monitoreando al extremadamente peligroso huracán Sally».

Tate Reeves, gobernador de Misisipi, detalló que se espera que el huracán Sally toque tierra alrededor de Biloxi la madrugada del miércoles.

«Las proyecciones de marejadas ciclónicas continúan siendo preocupantes, con marejadas costeras de entre 1.5 a 2,4 metros», escribió Reeves. Se dijo preocupado por la cantidad de lluvia, detallando que algunas áreas podrían recibir hasta 50 centímetros.

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, cuyo estado aún no se recupera del azote de Laura, que impactó como huracán categoría 4, pidió a los residentes estar preparados. «Sean inteligentes y manténganse a salvo», tuiteó.

Pero el NHC pronostica que Sally hará un giro hacia el norte, alejándose del sureste de Luisiana, para tocar tierra a lo largo de la costa sur de los vecinos Misisipi y Alabama.

Ha habido tantas tormentas tropicales en el Atlántico este año que la Organización Meteorológica Mundial de la ONU, que las nombra, está a punto de quedarse sin nombres por segunda vez en la historia.

La última vez fue en 2005, el año en que el huracán Katrina devastó Nueva Orleans.

Sally, que se formó al sur de Florida, donde produjo intensas lluvias durante el fin de semana, es uno de los cinco ciclones actualmente activos en el Atlántico, un fenómeno que solo se registró una vez antes, en septiembre de 1971, según los meteorólogos.

Los otros son el huracán Paulette, las tormentas tropicales Teddy y Vicky y la depresión tropical Rene. Paulette azotó la isla de Bermudas el lunes con vientos de categoría 2 y fuertes lluvias, según el NHC. El centro espera asimismo que Teddy se convirtiera en huracán el martes.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que el ciclón ‘Hernan’ se degradó este viernes de tormenta tropical a depresión tropical, aunque advirtió que amenaza a Baja California Sur, donde se prevé que toque tierra en el municipio de La Paz.

Pese a su debilitamiento, la dependencia pidió «extremar precauciones» por las lluvias torrenciales, vientos fuertes y oleaje elevado que se presentará en Baja California Sur, Sinaloa, Nayarit y Jalisco.

‘Hernan’, que se formó el miércoles, está a 100 kilómetros al noreste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, y a 180 kilómetros al suroeste de Altata, Sinaloa, detalló el SMN.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) anticipó que la depresión ingresaría a la Península de Baja California en el pueblo de Los Barriles en las próximas horas.

El fenómeno, el octavo ciclón de la temporada, presenta vientos máximos sostenidos de 55 kilómetros por hora, rachas de 75 kilómetros por hora y un desplazamiento hacia el oeste-noroeste a 33 kilómetros por hora.

Desde ayer, ‘Hernan’ dejó lluvias y granizo en varios estados del país. Los gobiernos de Jalisco y Colima reportaron un total de 380 personas desalojadas y 40 viviendas afectadas.

Por otro lado, el SMN «se mantiene en vigilancia» porque la tormenta tropical Iselle se desplaza hacia el noroeste y se aproxima «lentamente» a la Península de Baja California.

En el último aviso, Iselle estaba a 760 kilómetros al suroeste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, con un desplazamiento de 7 kilómetros por hora, vientos sostenidos de 95 kilómetros por hora y rachas máximas de 110 kilómetros por hora.

Con Hernan e Iselle ya se han formado nueve ciclones, la mitad de los pronosticados, para la actual temporada del Pacífico que transcurre de mayo a noviembre.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó esta tarde que en las próximas horas, se pronostican lluvias extraordinarias para Colima y Jalisco, torrenciales para Nayarit, e intensas en Michoacán, las cuales son generadas por el paso de la tormenta tropical ‘Hernan’.

A las 13:00 horas, tiempo del centro de México, ‘Hernan’ se localizó a 140 kilómetros (km) al sur-suroeste de Cabo Corrientes, Jalisco, y a 230 km al oeste de Manzanillo, Colima.

Detalló que el fenómeno meteorológico se desplaza hacia el nor-noroeste con vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora (km/h) y rachas de 95 km/h. Asimismo, se prevén rachas fuertes de viento, de 50 a 60 km/h, y oleaje elevado, de 3 a 5 metros (m) de altura, en las costas de Colima, Jalisco y Nayarit.

Por otra parte, el centro de la tormenta tropical ‘Iselle’, también en el Pacífico mexicano, se localizó a 900 km al suroeste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, aunque el SMN detalló que no representa riesgos para México, por el momento.

En tanto, indicó que el ciclón tropical ‘Laura’ se degradó a tormenta tropical. Su centro se ubicó en tierra, sobre Estados Unidos, a 90 km al noroeste de Alexandria, Louisiana, y a 850 km al nor-noreste de Barra El Mezquital, Tamaulipas.

‘Laura’ no tiene efectos sobre el territorio mexicano, puntualizó el SMN, que depende de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

La Tormenta Tropical “Laura” se intensificó este martes a Huracán categoría 1 en la escala de Saffir-Simpson, y se localiza al norte de Quintana Roo, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Sus bandas nubosas provocan lluvias, vientos fuertes y oleaje elevado en Yucatán y Quintana Roo, dado que su centro se localiza a 235 km al norte de Cabo Catoche, Quintana Roo.

Se espera que ‘Laura’ se fortalezca antes de llegar el miércoles a las costas del suroeste de Luisiana y parte de Texas en territorio estadounidense. «Se pronostica un fortalecimiento significativo en las próximas 48 horas, y se espera que Laura sea un huracán mayor cuando toque tierra», agregó.

Al respecto, el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, dijo en Twitter que se espera que Laura «toque tierra al menos como un huracán de categoría 3».

El ciclón pasó el lunes por Cuba, donde dejó intensas lluvias y fuertes marejadas, y antes por la isla La Española, que comparten Haití y República Dominicana, dejando al menos 24 muertos.

El SMN indicó que Laura’ ocasionará lluvias muy fuertes en: Yucatán y Quintana Roo. Por ello, solicitó a la población que vive en la línea de costa de Yucatán y Quintana Roo tomar precauciones por efecto de lluvia, viento y oleaje.

Adicional pidió atender las recomendaciones emitidas por las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil, en cada entidad.

La temporada ciclónica del Atlántico, que se extiende desde el 1 de junio al 30 de noviembre, podría ser especialmente severa este año. El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos espera 25 depresiones, siendo ‘Laura’ la decimosegunda.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que esta mañana, a las 07:00 horas, ‘Genevieve’ evolucionó a huracán categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, presentando vientos máximos sostenidos de 210 kilómetros por hora (km/h), rachas de 255 km/h y desplazamiento hacia el noroeste a 26 km/h.

El organismo detalló que su centro se localizó a 435 km al oeste-suroeste de Manzanillo, Colima, y a 525 km al sur-sureste de Cabo San Lucas, en Baja California Sur, con desplazamiento hacia el noroeste, paralelo a las costas mexicanas

Ante el desplazamiento de ‘Genevieve’, se mantendrán lluvias puntuales intensas en Colima, Jalisco, Michoacán y Nayarit; muy fuertes en regiones de Durango y Sinaloa, y fuertes en localidades de Baja California Sur y Zacatecas.

Además de los efectos del huracán, un canal de baja presión, en interacción con inestabilidad en niveles altos de la atmósfera, propiciará lluvias puntuales muy fuertes en Guanajuato, Guerrero y Oaxaca, y fuertes en áreas de la Ciudad de México, Estado de México, Morelos, Puebla y Veracruz, e intervalos de chubascos en Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Coahuila, Hidalgo, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora, Tamaulipas y Tlaxcala.

Se indicó que la Onda Tropical Número 29, que se ubica al sur de la Península de Yucatán, avanzará hacia el sureste del país, por lo que ocasionará lluvias puntuales muy fuertes en Campeche y Chiapas, y fuertes en localidades de Quintana Roo, Tabasco y Yucatán.

Durante las tormentas podrían presentarse descargas eléctricas, granizadas y rachas fuertes de viento.

El gobierno federal pidió a la población extremar precauciones ante las lluvias, vientos y oleaje que se presentarán en diversos puntos del país, así como  atender las recomendaciones emitidas por las autoridades estatales.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que a las 10:00 horas, la tormenta tropical ‘Genevieve’ se intensificó a Huracán categoría 1, por lo que ocasionará lluvias intensas en diversos estados del país.

El centro  de ‘Genevieve’ se localizó a 405 kilómetros (km) al sur-suroeste de Zihuatanejo, Guerrero, y a 415 km al sur-suroeste de Lázaro Cárdenas, Michoacán. Presenta vientos máximos sostenidos de 120 km/h, rachas de 150 km/h y desplazamiento hacia el oeste-noroeste a 30 km/h.

El avance de ‘Genevieve’ generará lluvias puntuales intensas en Colima, Guerrero, Jalisco, Michoacán y Oaxaca; rachas de viento de 70 a 80 kilómetros por hora (km/h) y oleaje de 3 a 5 metros en el litoral de Colima, Guerrero, Michoacán y el occidente de Oaxaca.

Por otro lado, canales de baja presión, asociados con divergencia en niveles altos de la atmósfera, originarán lluvias puntuales intensas en Chiapas, Sinaloa y Veracruz; muy fuertes en regiones de Puebla; fuertes en localidades de Campeche, Ciudad de México, Durango, Estado de México, Morelos, Quintana Roo, Sonora, Tabasco y Yucatán; intervalos de chubascos en Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Guanajuato, Hidalgo, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas, Tlaxcala y Zacatecas, y lluvias aisladas en Baja California.

Durante las tormentas podrían presentarse descargas eléctricas, granizadas y rachas fuertes de viento.

Se pronostican temperaturas máximas de 45 a 50 grados en Baja California y Sonora; de 40 a 45 grados en Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Coahuila, Nayarit, Nuevo León, Sinaloa, Tamaulipas y Yucatán, y de 35 a 40 grados en Durango, Jalisco, Michoacán, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco y el norte de Veracruz.

En entrevista con FOROtv, Jorge Zavala Hidalgo, Coordinador general del SMN, advirtió que ‘Genevieve’ podría intensificarse a categoría 3 o 4 en las próxima 72 horas, por lo que pidió a la población a estar atento de las indicaciones que brinden las autoridades.

Y aunque dijo que hasta ahora no se prevé que ‘Genevieve’ impacte en territorio nacional, no se descarta que pueda modificar su trayecto y se actualice la alerta.

La tormenta tropical Cristóbal tocó tierra esta mañana, localizándose su centro a 30 kilómetros (km) al oeste de Ciudad del Carmen, Campeche, y a 65 km al este de Frontera, Tabasco, con vientos máximos sostenidos de 95 kilómetros por hora (km/h), rachas de 110 km/h y desplazamiento al sureste a 6 km/h.

De acuerdo al más reciente reporte del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) Cristóbal genera lluvias extraordinarias en Campeche y Tabasco, y lluvias de intensas a torrenciales en Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Veracruz y Yucatán, las cuales podrían ocasionar posibles deslaves, aumento en los caudales de ríos y arroyos e inundaciones en zonas bajas de dichos estados.

También, se pronosticaron rachas fuertes de viento y posible formación de trombas marinas en las costas de Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán; además se espera un incremento del nivel medio del mar de 50 a 70 centímetros (cm) en las costas de Campeche, Tabasco, Veracruz y Yucatán, así como oleaje elevado de 4 a 5 metros de altura en la Sonda de Campeche, y de 3 a 4 metros en la línea costera de Campeche, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

Por su parte el el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos informó que Cristóbal siga perdiendo fuerza antes de seguir hacia el norte en los próximos días, en los que podría cruzar el golfo de México, recuperar fuerza y llegar a la costa de Estados Unidos.

Cristóbal se formó a partir de restos de la tormenta tropical Amanda, en el Pacífico, que provocó inundaciones en diversos territorios de Centroamérica. Al menos 22 muertes en El Salvador y Guatemala fueron atribuidas a la tormenta.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se encuentra en Campeche, donde dará el banderazo para el inicio de las construcciones de un tramo más del Tren Maya.