Tag

conagua

Browsing

En 27 de los 32 estados del país habrá temperaturas mayores a los 40 grados este miércoles, en medio de la tercera onda de calor del año que comenzó esta semana, según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En nueve de los estados habrá temperaturas superiores a los 45 grados: Campeche, Guerrero, Nuevo León, San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán, detalló el SMN.

En tanto, el organismo previó máximas de 40 a 45 grados en Aguascalientes, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Sonora y Zacatecas.

El SMN espera de 35 a 40 grados en Baja California, Baja California Sur y el Estado de México, y de 30 a 35 grados en Ciudad de México y Tlaxcala.

“Debido a las temperaturas mencionadas, se recomienda a la población tomar medidas preventivas como evitar la exposición prolongada a la radiación solar, hidratarse adecuadamente, poner especial atención a enfermos crónicos, niños y adultos mayores”, indicó el organismo que depende de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

La ola de calor llega apenas días después de la segunda, que ocurrió del 3 al 13 de mayo y dejó al menos 14 muertos, además de 10 ciudades con récords de temperaturas, incluyendo Ciudad de México, que registró un histórico 34.3 grados el 9 de mayo.

El Gobierno federal previó al menos cinco ondas de calor entre marzo y julio el 16 de abril pasado.

Al respecto, la Secretaría de Salud difundió una serie de recomendaciones sobre los cuidados que debe tener la población para prevenir daños a la salud ante las altas temperaturas.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud hizo un llamado a la población a evitar en lo posible la exposición al sol, mantener la hidratación y, si es necesario salir a la calle, usar ropa ligera y sombrero o sombrilla para reducir la exposición a los rayos ultravioleta.

Se indicó que en los centros de salud de cada entidad federativa se instalaron puestos de hidratación para las personas que lo necesiten, y recomendó solicitar valoración médica ante cualquier síntoma grave de deshidratación, golpe de calor o enfermedad diarreica.

Al menos 19 estados experimentarán temperaturas de más de 40 grados este lunes, como parte de la segunda onda de calor que atraviesa el país, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Según el organismo, que depende de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), serán ocho los estados que incluso alcancen temperaturas superiores a los 45 grados: Campeche, Chiapas, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, San Luis Potosí, Tabasco y Veracruz.

En tanto, para otros 11 estados: Coahuila, Colima, Hidalgo, Jalisco, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Puebla, Sinaloa, Tamaulipas y Yucatán, se esperan temperaturas de entre 40 y 45 grados.

Para Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Estado de México, Guanajuato, Querétaro, Quintana Roo, Sonora y Zacatecas, se esperan temperaturas de 35 a 40 grados, mientras que en Baja California, Ciudad de México y Tlaxcala serán de 30 a 35 grados.

“Ante las altas temperaturas, se recomienda a la población tomar medidas preventivas como evitar la exposición prolongada a la radiación solar, hidratarse adecuadamente, poner especial atención a enfermos crónicos, niños y adultos mayores, así como atender las indicaciones del sector salud y de Protección Civil”, advirtieron las autoridades.

En contraste, durante la mañana de hoy se registraron temperaturas entre -5 a 0 grados con heladas en sierras de Chihuahua y Durango, y de 0 a 5 grados Celsius en sierras de Baja California y Sonora.

Adicional a las altas temperaturas, el SMN previó lluvias en 12 estados y vientos de hasta 80 kilómetros por hora (km/h). Esto será generado por el frente frío número 49 que recorrerá lentamente el noroeste mexicano, la línea seca en el norte del país, el ingreso de humedad de ambos océanos y canales de baja presión sobre el noreste, este, centro y sureste del territorio nacional.

Indicó que se registrarán lluvias fuertes para Puebla y Tlaxcala; chubascos en Chiapas, Ciudad de México, Estado de México, Oaxaca y Veracruz. Además, lluvias aisladas en Coahuila, Hidalgo, Morelos, Nuevo León y Tamaulipas.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN), que depende de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), alertó que a partir de este viernes, una circulación anticiclónica en niveles medios de la atmósfera, propiciará la segunda onda de calor en México, con temperaturas superiores a 45 grados en algunos puntos del país.

En su más reciente reporte, el SMN indicó que se esperan temperaturas de hasta 45 grados en Chiapas, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Tabasco y Veracruz.

Se registraran temperaturas de 40 a 45 grados en Campeche, Colima, Jalisco, Morelos, San Luis Potosí, Tamaulipas y Yucatán; de 35 a 40 grados en Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Durango, el suroeste del Estado de México, Hidalgo, Guanajuato, Nayarit, Nuevo León, el norte y suroeste de Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora y Zacatecas, y de 30 a 35 grados en la Ciudad de México y Tlaxcala.

Ante las altas temperaturas que se prevén para este fin de semana, las autoridades hicieron una serie de recomendaciones a la población, con el fin de que tomen medidas preventivas como:

  • Hidratarse adecuadamente.
  • Evitar exponerse durante tiempos prolongados a la radiación solar.
  • Usar bloqueador solar.
  • Poner especial atención a enfermos crónicos, niños y adultos mayores.
  • Seguir las recomendaciones de las autoridades locales.

Pese a las temperaturas que se presentarán, el SMN también pronosticó lluvias intensas en regiones de Coahuila; muy fuertes en zonas de Nuevo León y Tamaulipas; fuertes en localidades de Oaxaca, Puebla, Tlaxcala y Veracruz; intervalos de chubascos en Chiapas e Hidalgo, y lluvias aisladas en la Ciudad de México, Estado de México, Querétaro, Quintana Roo y San Luis Potosí.

La Secretaría de Gestión Integral de Residuos y Protección Civil del Gobierno de la Ciudad de México, indicó que la ola de calor se extenderá hasta el próximo sábado 11 de mayo.

Alertó que se pronostica cielo despejado, baja probabilidad de lluvias; se espera al elevado índice de radiación ultravioleta, alta concentración de contaminantes y algunas rachas de viento con tolvaneras.

En la Ciudad de México se vivió ayer una intensa ola de calor cuando los termómetros registraron una temperatura récord de 34.2ºC en algunos puntos de la ciudad, lo que llevó a las autoridades a activar las alertas correspondientes.

Adicionalmente, reportó una temperatura de 32°c en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que en la tarde de ayer se alcanzó en la Ciudad de México un nuevo récord histórico de temperatura máxima, superando el registro de mayo de 1998, que fue de 33.9 grados.

El director del Sistema de Alertas Tempranas de la capital, Guillermo Ayala, dijo a la agencia The Associated Press (AP) que se activó en particular la alerta naranja porque se prevé que durante los próximos días se podrían alcanzar los 35ºC.

Ayala señaló que las autoridades han emitido recomendaciones a la población para que durante este período mantengan una buena hidratación, traten de permanecer en la sombra y cuando salgan a la calle utilicen bloqueador solar.

En medio de la ola de calor se desataron el lunes incendios forestales que afectaron cerca de dos hectáreas en las alcaldías de Tlalpan y Xochimilco, en el sur de la capital, informaron los Bomberos de la Ciudad de México.

Asimismo, en el municipio de Nezahualcóyotl del Estado de México, se registró un incendio forestal en la noche que afectó al menos ocho hectáreas.

Las altas temperaturas no sólo han afectado a la capital, sino también otras regiones del país, en las que se están enfrentando fuertes sequías.

En su reporte, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) indicó que el registró era un nuevo récord de efemérides mensual y anual.

El fin de semana pasado, el SMN informó que la circulación anticiclónica en niveles medios de la atmósfera provocaría la primera onda de calor y ambiente de caluroso a muy caluroso en la mayor parte de México, con temperaturas máximas de 40 a 45 grados.

Adicional dijo que se esperan temperaturas máximas de 30 a 35 grados en estados como Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Ciudad de México, Durango, Guanajuato, Hidalgo y Querétaro.

Resulta paradójico que en una ciudad en la que hay edificios que se desajustan por el suelo reblandecido y en el que uno de los retos para definir en dónde construir un nuevo aeropuerto fue encontrar un terreno que no se inundara, hoy exista el problema tan complejo de escasez de agua como el que atraviesa la Ciudad de México.

El problema, que es ya una crisis, es completamente evitable. Sí, hay menos agua y vivimos en un país que padece sequía y estiaje, pero la crisis del agua tiene que ver con ausencia de y/o malas políticas públicas. La crisis que se ha agravado y que explotará en cerca de 140 días dejando a 22 millones de personas con poca o nada de agua se debe a un gobierno que no le ha dado la atención requerida.

Tan solo hay que ver el presupuesto para darnos cuenta de que el gobierno no le da la prioridad que merece a la crisis de agua. Este año la disminución de recursos para la Comisión Nacional del Agua, la CONAGUA, fue de 12.5 por ciento y para la infraestructura hidráulica del 28.4 por ciento, si lo comparamos con el 2023.

En la primera quincena de este año, el porcentaje de áreas con sequía de moderada a excepcional fue de casi 62 por ciento, de acuerdo con datos del Monitor de Sequía en México.

Y según Manuel Perló, investigador de UNAM-Agua, estamos haciendo un desperdicio pavoroso del agua. Cada segundo que pasa, el sistema de distribución pierde, aproximadamente, unos 14 mil litros por segundo.

Si multiplicamos por 60 segundos, por 60 minutos, por 365 días del año, resulta que estamos tirando al drenaje o al subsuelo miles de millones de litros de agua. Perdemos en fugas el 40 por ciento de lo que entra a la red.

A ello hay que agregar la falta de infraestructura para aprovechar la cantidad de agua que sí existe en una ciudad en la que llueve tanto. Me refiero a plantas de tratamiento de aguas. Las ciudades importantes en países desarrollados tienen plantas de tratamiento de aguas residuales superior al 90 por ciento. En el Valle de México el tratamiento de aguas residuales es de apenas el 6 por ciento.

Con todos estos datos, no se entiende la decisión de reducir el presupuesto a CONAGUA y para la infraestructura hidráulica más que como una falta de voluntad política. Esa es la razón de nuestra crisis de agua.

Urge reparar tuberías para dejar de perder agua en fugas; construir plantas de tratamiento de aguas; hacer programas de limpieza de ríos y lagos; y la creación de un fondo para la gestión del agua en la CDMX.

Entiendo que la Red de Agua en el Valle tiene 60 años y que la negligencia no es nada más de este gobierno de la Ciudad.

En 21 años los gobiernos del PRD hicieron muy poco por atender los ret os para abastecer de agua a la CDMX.

Morena ha tenido cinco años para atender esta necesidad básica. Ambos partidos decidieron no hacerlo y por ello ahora hay esta crisis agravada de desabasto de agua.

Desde Versalles la reina María Antonieta dijo que si la gente tenía hambre, les dieran brioche. Ya solo falta que con la misma frivolidad, López Obrador diga desde su Palacio que si no tenemos agua, que nos den champagne.

Casi el 60% del territorio nacional padece algún grado de sequía, de moderada a excepcional, según datos del Monitor de Sequía en México (MSM) de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) disponibles este viernes.

La información del organismo recoge que en 2023 se reportaron altos niveles de sequía, con picos en enero, cuando se presentó en el 80% del territorio nacional, en marzo con 52%, en agosto con 61% y septiembre con 75%.

Esto significa que, en lo que va del año, las 32 entidades de México han enfrentado algún grado de escasez de agua.

Aunado a ello, de acuerdo con cifras del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (GIECC), en los últimos 50 años, en México la temperatura ha aumentado un aproximado de 0.85 grados.

Entre los estados más afectados por la falta de agua están Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Nuevo León, Zacatecas, San Luis Potosí, Jalisco, Guanajuato, Hidalgo, Michoacán, Oaxaca, Puebla, Tamaulipas, Veracruz y el Estado de México.

En estas entidades los efectos se han sentido en la agricultura, con pérdidas en cultivos de maíz, frijol y arroz, según el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

En tanto, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) reportó en septiembre que más de 500,000 hectáreas de cultivos habían sufrido daños por las sequías y algunos estados perdieron el ciclo agrícola primavera-verano.

Asimismo, datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) muestran que en los últimos 120 años ha disminuido en 88% la disponibilidad de agua por habitante, ya que mientras en 1910 era de 31,000 metros cúbicos por persona al año, en 2019 bajó a 3,586 metros cúbicos por cada mexicano

Por otro lado, la Red de Agua de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ha señalado que el 71% del país vive bajo estrés hídrico, resultado de que se extraiga más agua dulce de la disponible, además de que el 60% de los cuerpos de agua en México están contaminados.

En este panorama, el Instituto Belisario Domínguez (IBD) del Senado mexicano reportó en un estudio que el 53 % de los habitantes en el país están preocupados por la crisis del agua.

Recientemente, investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) alertaron de que, de no tomar medidas urgentes para mejorar la gestión, uso y distribución del agua, en 2028 México podría llegar el Día Cero, fecha en la que el suministro libre de agua termina y el acceso al agua comienza a ser racionado.

Otis tocó tierra esta madrugada como huracán categoría 5, en Acapulco, Guerrero, uno de los puntos turísticos más importantes del país, dejando a su paso destrozos materiales y, por el momento, sin víctimas humanas.

En menos de 24 horas, Otis pasó de ser una tormenta tropical a un huracán de categoría 5, la más alta de estos fenómenos naturales, afectando zonas densamente pobladas en Guerrero, lo cual generó que se activaran diversos programas de ayuda y atención por parte de autoridades municipales, estatales y federales.

Al amanecer, gran parte de Acapulco, con cerca de 800,000 habitantes, seguía sin energía eléctrica y las comunicaciones eran inestables.

Usuarios en redes sociales y medios locales difundieron videos del momento en que palmeras, árboles y mobiliario urbano sufría el embate del viento y la lluvia de Otis.

Algunos videos mostraron daños en comercios, ventanales destrozados por el viento y turistas que colocaron camas y colchones a manera de protección en ventanas de hoteles, mientras que otros se refugiaron en los baños.

El puerto registra una ocupación hotelera del 50%, dijeron representantes de ese sector, quienes pidieron a los turistas permanecer en sus hoteles. El gobierno habilitó más de 500 albergues para pobladores que viven en zona de riesgo.

Además de Acapulco, las principales zonas de riesgo por el paso del huracán son Coyuca de Benítez y San Marcos, según informó el Servicio Meteorológico de México.

La noche de ayer, previo al impacto del huracán, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), pidió a la población de la región que tomara precauciones por el huracán. Los invitó a trasladarse a refugios y a mantenerse en lugares seguros.

El mandatario adelantó que se activaron los Plan DN-III-E y el Plan Marina, en coordinación con el gobierno del Estado.

Cerca de las 3:00 de la mañana, el huracán Otis se debilitó a categoría 4 y más tarde a categoría 2 y luego a 1. De acuerdo a los datos más recientes, el centro del fenómeno se ubicó 50 kilómetros al sur-sureste de San Miguel Totolapan, y a 100 kilómetros al nor-noroeste de Acapulco.

Registra vientos máximos sostenidos de 175 kilómetros por hora, rachas de 195 kilómetro por hora y un desplazamiento hacia el nor-noroeste a 17 kilómetros por hora.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN), de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), en coordinación con el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, indicaron que mantenían una zona de prevención por efectos de huracán desde Punta Maldonado hasta el oeste de Zihuatanejo, Guerrero.

El gobierno local, que encabeza la gobernadora Evelyn Salgado, suspendió clases y pospuso la presentación de un informe anual de gestión para concentrarse en las labores de prevención, según informó en un comunicado.

El 9 de octubre de 1997, Acapulco fue golpeado por el huracán Paulina, que tocó tierra con categoría 4, dejando más de 200 muertos, uno de los más letales en la historia de México.

 

 

Al respecto, esta mañana el presidente López Obrador, advirtió que la comunicación “se perdió por completo” en la zona afectada por el huracán Otis.

“Sí pegó muy fuerte el huracán en Guerrero, en la Costa Grande, en Acapulco, en Tecpan, en todo ese tramo de Tecpan a Acapulco, de Coyuca de Benítez, de Juárez y otros municipios, Atoyac, los que están en esa franja y todavía está afectando el huracán, se han perdido las comunicaciones por completo”, expresó.

El mandatario dijo que se busca restablecer las comunicaciones con estas zonas, y añadió que hasta ahora “no tenemos datos sobre pérdida de vidas humanas, pero no hay comunicación, no sabemos”, reconoció.

El mandatario expuso que “pocas veces, según los registros, se desarrolla así un huracán tan pronto y con tanta fuerza”.

Confirmó que envió a la zona afectada a los titulares de la Secretaría de la Defensa Nacional, de Marina, de Seguridad y Protección Ciudadana, de Comunicaciones y Transportes, y de la Coordinación Nacional de Protección Civil.

López Obrador reconoció que por ahora “no hay posibilidades” de volar por las condiciones climáticas, por lo que no confirmó su asistencia a la zona.

Norma ha venido ganando fuerza en las últimas horas, hasta alcanzar la categoría 4, en su trayectoria por el Pacífico en dirección a Baja California Sur, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

A las 06:00 hora local, el centro de Norma se localizaba a 405 kilómetros (km) al suroeste de Playa Pérula, Jalisco, y a 685 km al sur-sureste de Cabo San Lucas, Baja California Sur. En ese reporte, el huracán era de categoría 3. Sin embargo, más tarde las autoridades actualizaron.

En el reporte de las 09:00, su centro avanzó a 355 kilómetros (km) al suroeste de Playa Pérula, Jalisco, y a 655 km al sur-sureste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, presentaba vientos sostenidos de 215 kilómetros por hora (km/h), con rachas de 260 km/h, desplazándose hacia el norte a 11 km/h.

El SMN, que depende de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), informó que en coordinación con el Centro Nacional de Huracanes (NHC) en Miami, Estados Unidos, mantiene zona de vigilancia por efectos de huracán, desde Todos Santos hasta Los Barriles, localidades de Baja California Sur.

Se espera que Norma toque tierra el fin de semana en el extremo sur de la Península de Baja California.

La amplia circulación y las bandas nubosas de Norma, en interacción con un canal de baja presión que se extenderá sobre el occidente y centro del país, así como por un segundo canal de baja presión en el sureste del territorio nacional, aunado a la entrada de humedad del Golfo de México, Mar Caribe y Océano Pacífico, ocasionarán lluvias en diversos estados.

Para hoy se pronostican se pronostican lluvias intensas en Jalisco y Colima; muy fuertes en Chiapas, Guerrero, Michoacán, Nayarit y Oaxaca; fuertes en Puebla y Veracruz; intervalos de chubascos en Baja California Sur, Estado de México, Guanajuato, Morelos, Sinaloa y Tabasco, y lluvias aisladas en Ciudad de México, Hidalgo, Tamaulipas, Tlaxcala y el sur de Zacatecas.

Norma llega tras el doble azote de Lidia y Max la semana pasada, cuando dejaron cinco muertos en total, uno en Nayarit, dos en Jalisco y dos en Guerrero.

Es el decimocuarto ciclón con nombre de esta temporada en el Pacífico, donde antes se formaron Adrian, Beatriz, Calvin, Dora, Eugene, Fernanda, Greg, Hilary, Irwin, Jova, Kenneth, Lidia y Max.

De ellos, el más dañino ha sido Hilary, que en agosto dejó cuatro muertos en los estados de Baja California, Baja California Sur y Sinaloa.

La tormenta tropical Norma se intensificó este miércoles a huracán categoría 1 en el Pacífico mexicano, donde causa lluvias “intensas” en los estados del oeste del país, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

El fenómeno, que surgió el martes como tormenta tropical, se encuentra a 535 kilómetros al suroeste de Playa Perula, Jalisco y a 545 kilómetros al suroeste de Manzanillo, Colima, según el más reciente aviso del SMN.

Además, se desplaza hacia el norte a 13 kilómetros por hora con vientos sostenidos de 130 kilómetros por hora y rachas de 155 kilómetros por hora.

Aunque se aleja de territorio mexicano, “sus extensas bandas nubosas ocasionarán lluvias puntuales intensas en Jalisco, Colima, Michoacán y Guerrero”, advirtió el Meteorológico.

Su avance provocará lluvias muy fuertes en Nayarit y reforzará la probabilidad de lluvias y chubascos dispersos en Baja California Sur, la Sierra Madre Occidental y el centro del país.

La institución también pronosticó viento con rachas de 60 a 80 kilómetros por hora, posible formación de trombas marinas y oleaje de 2 a 4 metros de altura en costas de Jalisco, Colima, Michoacán y Guerrero.

Por ello, el SMN pidió “extremar precauciones a la población en general en las zonas de los estados mencionados por lluvias, viento y oleaje, incluyendo la navegación marítima, y atender las recomendaciones emitidas por las autoridades de Protección Civil”.

El huracán Norma llega tras el doble azote de los ciclones Lidia y Max la semana pasada, cuando dejaron cinco muertos en total, uno en Nayarit, dos en Jalisco y dos en Guerrero.

Norma es el decimocuarto ciclón con nombre de esta temporada en el Pacífico, donde antes se formaron Adrian, Beatriz, Calvin, Dora, Eugene, Fernanda, Greg, Hilary, Irwin, Jova, Kenneth, Lidia y Max.

De ellos, el más dañino ha sido Hilary, que en agosto dejó cuatro muertos en los estados de Baja California, Baja California Sur y Sinaloa, todos en el norte de México.

El Gobierno de México pronosticó en mayo la formación de hasta 38 ciclones con nombre en la temporada de 2023, de los que cinco pueden azotar al país.

De esa cifra, entre 16 y 22 sistemas podrían presentarse por el océano Pacífico, y entre 10 y 16 por el Atlántico. EFE

La tormenta tropical Max tocó tierra este lunes en Guerrero, donde causará lluvias “intensas con puntuales torrenciales”, rachas de viento y oleaje en las costas, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Max, que entró a territorio nacional en el municipio de Petatlán a las 12:00 hora local, se ubicó en el último reporte del SMN en tierra sobre Guerrero, 50 kilómetros al sureste de Zihuatanejo, y a 65 kilómetros al oeste-noroeste de Técpan de Galeana.

El fenómeno presenta un desplazamiento hacia el nor-noreste a siete kilómetros por hora, según el organismo que depende de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

En ese sentido, el SMN en coordinación con el Centro Nacional de Huracanes en Miami, Estados Unidos, mantienen zona de prevención por efectos de tormenta tropical desde Acapulco, Guerrero, hasta Punta San Telmo, Michoacán.

El ciclón origina lluvias “puntuales torrenciales” en Michoacán y Guerrero, y lluvias “puntuales intensas” en Jalisco, Colima y Oaxaca, así como “lluvias fuertes a muy fuertes” en el Estado de México y Morelos.

Además, se mantienen condiciones para la formación de trombas marinas frente a las costas de Guerrero, Michoacán y Colima.

En este contexto, el SMN pidió “extremar precauciones a la población en general en las zonas de los estados mencionados por lluvias, viento y oleaje, incluyendo la navegación marítima, y atender las recomendaciones emitidas por las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil, en cada entidad”.

Max es el decimotercer ciclón con nombre de esta temporada en el Pacífico, donde también se han formado Adrian, Beatriz, Calvin, Dora, Eugene, Fernanda, Greg, Hilary, Irwin, Jova, Kenneth y Lidia, tormenta que permanece activa y se acerca al noroeste de México.

De ellos, el más dañino ha sido Hilary, que en agosto dejó cuatro muertos en los estados de Baja California, Baja California Sur y Sinaloa.

Recordemos que el Gobierno federal pronosticó en mayo la formación de hasta 38 ciclones con nombre en la temporada de 2023, de los que cinco pueden azotar al país.

En tanto, Lidia se localizó frente a las costas del noroeste del país, donde este lunes podría intensificarse a huracán categoría 1. Se encontraba a 525 kilómetros al sur-suroeste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, y a 675 kilómetros al oeste-suroeste de Cabo Corrientes, Jalisco.

“Su amplia circulación ocasionará lluvias puntuales intensas en Baja California Sur, además de reforzar la probabilidad de lluvias muy fuertes a puntuales intensas en Sinaloa y Nayarit”, detalló el SMN.

La tormenta tropical Lidia se intensificó este viernes en el Pacífico, ocasionando lluvias “muy fuertes” en los estados del noroeste y occidente del país, según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Lidia se localizó a 695km al oeste-suroeste de Manzanillo, Colima y a 710 kilómetros al sur de Cabo San Lucas, Baja California Sur, uno de los principales destinos turísticos del país.

Presenta vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora, rachas de 140 kilómetros por hora y un desplazamiento hacia el noroeste a 7 kilómetros por hora, según el informe del organismo que depende de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Aunado al frente número 4, que se extenderá sobre el noreste del país, un canal de baja presión sobre el sureste del país, la zona de baja presión con potencial ciclónico al sur de las costas de Chiapas y Oaxaca, Lidia provocará lluvias intensas en Chiapas, Coahuila, Hidalgo, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Tamaulipas y Veracruz.

Se esperan lluvias muy fuertes en Durango, Guerrero, Nayarit, Querétaro, Sinaloa, Tabasco y Zacatecas; lluvias fuertes en Aguascalientes, Campeche, Chihuahua, Colima, Estado de México, Jalisco y Michoacán; y chubascos en Baja California Sur, Ciudad de México, Guanajuato, Morelos, Quintana Roo, Sonora, Tlaxcala y Yucatán.

El pronóstico estima que Lidia se convertirá en huracán categoría 1 este viernes al medio día, y que vuelva a ser tormenta tropical el próximo lunes,

El SMN pidió “extremar precauciones a la población en general en las zonas de los estados mencionados por lluvias, viento y oleaje, incluyendo la navegación marítima, y atender las recomendaciones emitidas por las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil”.

Lidia es el duodécimo ciclón con nombre de esta temporada en el Pacífico, donde también se han formado Adrián, Beatriz, Calvin, Dora, Eugene, Fernanda, Greg, Hilary, Irwin, Jova y Kenneth.

De ellos, el más dañino ha sido Hilary, que en agosto pasado dejó cuatro muertos en los estados de Baja California, Baja California Sur y Sinaloa.

Recordemos que el Gobierno pronosticó en mayo la formación de hasta 38 ciclones con nombre en la temporada 2023, de los que cinco azotarían al país. De ellos, entre 16 y 22 sistemas podrían presentarse por el océano Pacífico, y entre 10 y 16 por el Atlántico.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que esta mañana, Jova se intensificó a huracán categoría 2 en la escala Saffir-Simpson, lo que junto a otros fenómenos meteorológicos, ocasionarán lluvias en buena parte del país.

El organismo, que depende de la Conagua, indicó que Jova se encuentra aproximadamente a 835 kilómetros al sureste de Playa Pérula en Jalisco y a 970 kilómetros al sur de Cabo San Lucas, Baja California Sur, con vientos máximos sostenidos de 140 km/h, rachas de 155 km/h y desplazamiento hacia el oeste-noroeste a 19 km/h.

Las lluvias y vientos, apuntó el SMN, serán generados por las ondas tropicales 26, que se desplazará sobre las costas de Guerrero y Oaxaca, y 27 la cual se aproximará a la Península de Yucatán; el monzón mexicano establecido en el noroeste del país, así como por canales de baja presión extendidos sobre diferentes regiones del país.

La entrada de humedad procedente de ambos litorales, y las extensas bandas nubosas del huracán Jova, reforzarán las lluvias de fuertes a muy fuertes que se prevén en el país.

Se pronostican lluvias puntuales intensas para regiones de Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Puebla y Veracruz; muy fuertes para zonas de Colima, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Sinaloa y Tabasco; fuertes en áreas de Campeche, Ciudad de México, Durango, Estado de México, Guanajuato, Morelos, Quintana Roo, Tlaxcala y Yucatán.

Habrá intervalos de chubascos en Baja California Sur, Chihuahua, Hidalgo, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas y Zacatecas, así como lluvias aisladas en Aguascalientes, Coahuila, Nuevo León y Sonora.

Se detalló que las precipitaciones de mayor intensidad podrían acompañarse de descargas eléctricas, rachas fuertes de viento y granizadas, y generar deslaves, incremento en niveles de ríos y arroyos, desbordamientos e inundaciones en zonas bajas de los estados mencionados.

Se estiman rachas de viento de 40 a 60 kilómetros por hora (km/h) y oleaje de 1 a 3 metros (m) de altura en costas de Colima, Jalisco y Michoacán, así como rachas de la misma intensidad con posibles tolvaneras en Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Guanajuato, Jalisco, Nuevo León, San Luis Potosí, Tamaulipas y Zacatecas.

Finalmente, el SMN indicó que en contraste, se mantendrá el ambiente vespertino muy caluroso en los estados del litoral del Pacífico y del Golfo de México, en el norte de la República Mexicana y la Península de Yucatán.

La tormenta tropical Idalia causará este lunes lluvias “muy fuertes” y posibles trombas marinas en el Caribe, la principal zona turística de nuestro país, según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

El ciclón, que surgió ayer y que se espera toque tierra en Florida como huracán el próximo miércoles, se localizaba a 185 kilómetros (km) al este-noreste de Cozumel y a 180 km al este de Cancún, entidades de Quintana Roo.

El fenómeno se desplaza hacia el norte a desplaza hacia el norte a 13 kilómetros por hora (km/h), con vientos sostenidos de 110 km/h y rachas de 140 km/h. .

“Se prevén vientos con rachas de 60 a 80 kilómetros por hora, oleaje de 2 a 4 metros de altura y posibles trombas marinas en la costa de Quintana Roo”, advirtió el organismo que depende de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Ante el paso del fenómeno, el SMN mantiene en coordinación con el Centro Nacional de Huracanes en Miami, Estados Unidos, una zona de prevención por efectos de tormenta tropical desde Río Lagartos, Yucatán, hasta Tulum y Cozumel, Quintana Roo.

Por ahora, el organismo previó lluvias “puntuales muy fuertes” en Quintana Roo, lluvias “fuertes” en Yucatán y chubascos en Campeche, estados de la península de Yucatán.

“Se exhorta a la población en general, incluyendo la navegación marítima, a extremar precauciones por las lluvias, viento y oleaje, así como atender las recomendaciones emitidas en cada entidad, por las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil”, indicó el Meteorológico.

Idalia es el noveno ciclón con nombre de la actual temporada del Atlántico.

Recordemos que el Gobierno federal pronosticó en mayo pasado la formación de hasta 38 ciclones con nombre en la temporada 2023, de los que 5 impactarían al país. De esa cifra, entre 16 y 22 sistemas podrían presentarse por el océano Pacífico, y entre 10 y 16 por el Atlántico.

El más dañino ha sido hasta ahora el huracán Hilary, que dejó cuatro muertos la semana pasada en el noroeste de México, en los estados de Baja California, Baja California Sur y Sinaloa.

La tormenta tropical Harold, formada en las últimas horas en el Golfo de México, tocará este martes tierra en la frontera de México con Estados Unidos, por lo que dejará lluvias torrenciales en los estados del norte del país.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) indicó que, de continuar con su dirección y velocidad de desplazamiento actual, Harold ingresaría en el sureste de Texas, Estados Unidos, ciudad fronteriza con Matamoros, Tamaulipas.

Harold es el octavo ciclón con nombre de la temporada del Atlántico, después del huracán Don y las tormentas Arlene, Bret, Cindy, Gert, Emily, y Franklin.

Su impacto en el noreste del territorio nacional ocurre apenas un día después del paso del huracán Hilary, que dejó al menos cuatro muertos en Baja California, Baja California Sur y Sinaloa.

El SMN aclaró que las precipitaciones serán ocasionadas por Harold, que se desarrolló esta madrugada a partir de la depresión tropical Nueve, en combinación con el monzón mexicano en el noroeste del país, un canal de baja presión en el oriente de México y la onda tropical número 24 que se desplazará sobre el sur del territorio nacional.

Por ello dijo, se pronostican lluvias torrenciales en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas; intensas en Guerrero y Oaxaca; muy fuertes en Chiapas, Michoacán, Sinaloa, Sonora, Tabasco y Veracruz; fuertes en Campeche, Chihuahua, Durango, Estado de México, Morelos, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí y Yucatán.

Adicional se esperan intervalos de chubascos en Ciudad de México, Colima, Hidalgo, Jalisco, Nayarit, Querétaro, Tlaxcala y Zacatecas, y lluvias aisladas en Aguascalientes, Baja California Sur y Guanajuato.

El Gobierno federal pronosticó en mayo pasado la formación de hasta 38 ciclones con nombre en la temporada 2023, de los que cinco impactarían al país.

De esa cifra, entre 16 y 22 sistemas podrían presentarse por el océano Pacífico, y entre 10 y 16 por el Atlántico.

El huracán Hilary se fortaleció este viernes a categoría 4, donde se prevé toque tierra este fin de semana en la península de Baja California y después ingrese a California, Estados Unidos, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En el último aviso del organismo, Hilary se encontraba a 640 kilómetros al sur de Cabo San Lucas, Baja California Sur.

El ciclón, que surgió el miércoles como tormenta tropical, se dirige hacia el oeste-noroeste con una velocidad de 20 kilómetros por hora, vientos sostenidos de 230 kilómetros por hora y rachas de hasta 280 kilómetros por hora, según el SMN.

El huracán dejaría lluvias intensas en Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Nayarit y Jalisco, además de lluvias muy fuertes en Durango, Zacatecas, Aguascalientes, Guanajuato, Colima y Michoacán. Asimismo, habría precipitaciones fuertes en Baja California, Querétaro, Estado de México, Ciudad de México y Morelos.

El organismo, que depende de la Conagua, señaló que Hilary podría tocar tierra como huracán categoría 1 el domingo en Baja California, según el mapa que proyectó, mientras que el lunes entraría a territorio estadounidense como tormenta tropical.

Por ello, el SMN recomendó “extremar precauciones a la población en general en las zonas de los estados mencionados por lluvias, viento y oleaje”.

Hasta la fecha se han formado siete ciclones con nombre en la actual temporada de huracanes del Pacífico: Adrián, Beatriz, Calvin, Dora, Eugene, Fernanda y Greg, ninguno con daños en México.

El Gobierno federal pronosticó en mayo pasado la formación de hasta 38 ciclones con nombre en la temporada 2023, de los que 5 impactarían al país. De esa cifra, entre 16 y 22 sistemas podrían presentarse por el océano Pacífico, y entre 10 y 16 por el Atlántico.

Esta mañana, ‘Hilary’ se intensificó a huracán de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Según el organismo, a las 06:00 horas, su centro se localizó aproximadamente a 515 kilómetros (km) al suroeste de Manzanillo, Colima, y a 520 km al suroeste de Punta San Telmo, Michoacán. Presenta vientos máximos sostenidos de 120 km/h, rachas de 150 km/h y desplazamiento hacia el oeste-noroeste a 20 km/h.

Las bandas nubosas de ‘Hilary’ ocasionarán lluvias muy fuertes en Colima, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Nayarit y Oaxaca; viento con rachas de 70 a 90 kilómetros por hora (km/h) y oleaje de 4 a 6 metros de altura en costas de Colima, Jalisco y Michoacán, así como rachas de 50 a 70 km/h con olas de 3 a 5 metros en costas de Guerrero.

Al respecto, el SMN, en coordinación con el Centro Nacional de Huracanes en Miami, Estados Unidos, mantiene una zona de vigilancia por efectos de tormenta tropical de Cabo San Lázaro en la costa este de Baja California Sur, hasta Cabo San Evaristo, en la costa oeste del estado.

El pronóstico estima que ‘Hilary’ tocará tierra el próximo lunes, cuando impactaría Baja California como tormenta tropical.

‘Hilary’ es el octavo ciclón con nombre de la actual temporada de huracanes del Pacífico. A principios de mayo, el Gobierno federal pronosticó la posible formación de hasta 38 ciclones con nombre en la temporada 2023, de los cuales 5 podrían afectar al país.

De esa cifra, entre 16 y 22 sistemas podrían presentarse por el océano Pacífico y entre 10 y 16 por el Atlántico.

Adicional al paso de ‘Hilary’, el monzón mexicano, una inestabilidad atmosférica superior y un canal de baja presión sobre el sur del Golfo de México originarán lluvias muy fuertes en Chiapas, Sonora y Veracruz y fuertes en Chihuahua, Ciudad de México, Durango, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Morelos, Puebla, Querétaro, Sinaloa, Tabasco, Tlaxcala y Zacatecas.

También se presentarán chubascos en Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Nuevo León, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tamaulipas y Yucatán, así como lluvias aisladas en Baja California. Es decir, se registrarán lluvias en los 32 estados del país.

El organismo, que depende de la Conagua, indicó que las precipitaciones podrían estar acompañadas de descargas eléctricas y condiciones para la caída de granizo.