Tag

CONTINENTE

Browsing

Arrancó la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), en Buenos Aires, Argentina, en la que destaca la reincorporación de Brasil al foro.

Bajo el llamado a una mayor integración regional y a defender la democracia de la extrema derecha, los representantes de 33 países se dieron cita en un hotel de la capital argentina, donde el presidente Alberto Fernández afirmó que «ha llegado la hora de hacer de América Latina y el Caribe una sola región que defienda los mismos intereses».

Fernández celebró el regreso de Brasil al foro político de la mano de su tres veces presidente Luiz Inacio Lula Da Silva, luego de que su antecesor, el derechista Jair Bolsonaro, sacó al país hace tres años alegando que se había convertido en un escenario que daba protagonismo a los gobiernos izquierdistas y «autoritarios» de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

«Una CELAC sin Brasil es una CELAC mucho más vacía», sostuvo Fernández en su mensaje.

Recordemos que el foro nació en 2011 por iniciativa del entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez, para diferenciarse de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuestionada por ese y otros dirigentes izquierdistas por su «alineamiento» con Estados Unidos.

Alberto Fernández advirtió que la democracia de la región está en riesgo, luego de que sectores de la ultraderecha «se han puesto de pie» en algunos países; instó a no permitir que «la derecha recalcitrante y fascista ponga en riesgo la institucionalidad».

«Lo vimos hace pocos días cuando la locura llegó a las calles de Brasilia… y aquí en Argentina también cuando alguien intentó matar a nuestra vicepresidenta (Cristina Fernández de Kirchner)», señaló Fernández en alusión al ataque a la dirigente peronista el pasado 1 de septiembre por el que tres jóvenes están detenidos y procesados.

La cita de CELAC se produce en momentos convulsos en Sudamérica a raíz también de las protestas de disidentes políticos en Perú y Bolivia, a las cuales Fernández no se refirió.

Fernández instó a «respetarnos en la diversidad» en alusión a las críticas que despierta la participación de los gobiernos de Venezuela, Nicaragua y Cuba en la cita entre la oposición argentina. «Todos los que están aquí han sido elegidos por sus pueblos», afirmó el mandatario.

También exhortó a «levantar la voz» en contra de los bloqueos económicos que Estados Unidos aplica a Cuba y Venezuela por ser «un método perverso» contra los pueblos.

Tal como es su costumbre en cada foro regional, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, reclamó dejar a un lado las discusiones ideológicas y avanzar en acuerdos comerciales que mejoren la calidad de vida de los países de la región.

«¿No será momento de sincerar estas relaciones y que desde CELAC se impulse una zona de libre comercio entre nuestros países? Desde México hasta el sur de América del Sur. ¿No podremos avanzar en ese sentido?», planteó el mandatario uruguayo. «Muchas de nuestras economías son complementarias. Estoy seguro que podríamos avanzar en ese sentido».

Por su parte, el presidente de Chile, Gabriel Boric, convocó a sus pares «a establecer responsabilidades compartidas frente a los flujos migratorios».

«No podemos responder de manera individual. Tenemos que abordarlo en conjunto, regionalmente», insistió. Y propuso «reactivar durante el primer semestre de este año las reuniones sobre migraciones de la CELAC, que han estado paralizadas varios años».

En tanto que el presidente colombiano Gustavo Petro exhortó a fortalecer el Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos. «¿Por qué presidentes elegidos popularmente hoy están presos en vez de estar en esta mesa?», reclamó.

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, desistió en medio de las peticiones de opositores argentinos para que fuera detenido por la orden de arresto que pesa sobre él en Estados Unidos por presunto narcotráfico y envió a su canciller. El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, tampoco acudió y envió a representantes de su gobierno.

En ese grupo se incrustó Andrés Manuel López Obrador, (AMLO), que como ya se ha hecho costumbre, no asistió la cumbre alegando que tiene compromisos en el país, aunque envió un mensaje.

López Obrador afirmó que trabaja para la «unidad» de un continente americano «sin hegemonías» y en el que se «respete la independencia» de los países.

«Nosotros buscamos la unidad, la integración. No solo en América Latina y el Caribe, sino en todo el continente. Vamos preparando las condiciones para toda la unidad», afirmó López Obrador, que se disculpó por no haber viajado a la cita, aunque señaló que México está representada por el canciller Marcelo Ebrard.

El mandatario reconoció, no obstante, que este objetivo «demanda de mucho esfuerzo», especialmente en lo que se refiere a la integración económica y comercial, y apuntó que la unidad debe implicar también a Estados Unidos y Canadá.

«Sobre todo que nos ayudemos mutuamente. Y que nos respetemos (…) que no haya hegemonías, que se respete la independencia de los países», recalcó.

López Obrador también pidió no dejar solo «al pueblo hermano del Perú» y acusó que «fue una infamia lo que hicieron con Pedro Castillo y la forma en que están reprimiendo al pueblo». Dijo que «hay que suscribir conjuntamente un comunicado para exigir que cese la represión, que se abra el diálogo, que sea el pueblo el que decida en democracia, es decir, en elecciones limpias, libres, sobre el destino del Perú».

«No al autoritarismo y la libertad a Pedro Castillo, porque está injustamente encarcelado», concluyó el mandatario.

La ausencia de un liderazgo político efectivo ha dificultado los esfuerzos para detener la pandemia del COVID-19 en América Latina, donde las infecciones están peligrosamente al alza, dijo este miércoles la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Si bien Estados Unidos, Canadá y México están reportando disminuciones en general de casos y muertes por coronavirus, las infecciones nuevas se están incrementando en el resto de América, subrayó la directora de la OPS, Carissa Etienne.

Colombia está registrando la mayor tasa de infecciones en Sudamérica, donde los nuevos casos se han triplicado en algunas regiones, y Brasil está sufriendo un aumento en nuevas infecciones y hospitalizaciones.

No obstante, sin un liderazgo eficiente, las naciones de Latinoamérica están ofreciendo una respuesta débil a la enfermedad. «Lamentablemente, en toda nuestra región hemos visto información errónea sobre el COVID-19 sembrando dudas sobre medidas de salud probadas, a menudo en el contexto de disputas políticas», dijo Etienne en un rueda de prensa virtual.

Añadió que los líderes de la región están enviando mensajes contradictorios a la población relacionado con la pandemia, y obstaculizando la adopción de medidas efectivas para controlar el virus», destacó.

La mayor preocupación ahora es Haití, donde a pesar del fuerte aumento de casos, hospitalizaciones y muertes, la población ignora en gran medida los protocolos de salud pública necesarios para detener la transmisión, dijo Etienne.

Recordemos que América Latina y el Caribe tienen la cifra más alta de muertes por COVID-19 en proporción a su población. Brasil lidera la región con mayor cantidad de casos nuevos y muertes. Argentina y Colombia le siguen en infecciones y fallecimientos.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) revisó a la baja las proyecciones de crecimiento de la actividad económica de la región para 2019, año en que se espera una expansión promedio de 0,1% en América Latina y el Caribe.

El organismo estimó que en 2020 se continuará con un camino de bajo crecimiento, con una expansión proyectada del PIB de 1.4%, lo que conducirá a la región a cumplir siete años de permanecer con bajo avance.

Ello, dijo, se ha traducido en un deterioro de los niveles de ingreso per cápita promedio, el cual estaría reducido en 4.0% entre 2014 y 2019 y, por tanto, implica una caída promedio anual de 0.8%.

La CEPAL indicó que la desaceleración del ritmo de crecimiento se extiende para la mayoría de las economías de América Latina; para las economías de América del Sur, caerían un 0.2%, la primera caída desde 2016. En 2020 se espera que el crecimiento en esta subregión sea de 1.3% en promedio.

Para las economías de Centroamérica y México, se prevé una tasa de expansión de 0.7% para 2019 y de 1.6% para 2020, valores que implican una reducción respecto de la tasa media de crecimiento observada desde 2014 en esta subregión.

México, específicamente, crecerá 0.2% en 2019, mientras que en 2020 su crecimiento será de 1.3%

Para el Caribe de habla inglesa u holandesa se estima un crecimiento promedio de 1.5% para 2019, y la tasa esperada para 2020 es de 5.7%.

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar

Al participar hoy en la Sesión Plenaria de la VIII Cumbre de las Américas, el Presidente de la República Enrique Peña Nieto, aseguró que los grandes retos que existen en la región tales como el narcotráfico, la violencia y la migración, no se pueden resolver de manera aislada, lo que pareció ser un mensaje al Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

 

 

El mexicano indicó que la historia ha mostrado que es el trabajo conjunto el medio por el que se vencen los males que aquejan como región, además de que se debe partir de una base de respeto mutuo entre países, respeto hacia  los ciudadanos, y al hecho de que país tiene el deber de defender sus propios intereses.

 

Peña Nieto dijo que a lo largo de décadas se ha trabajado en foros como la Cumbre de manera conjunta para fortalecer las democracias, impulsar los intercambios comerciales y elevar las condiciones de bienestar de las sociedades.

 

Con respecto a los acontecimientos ocurridos ayer por la noche en Siria, el Presidente Peña Nieto enfatizó: “México reitera su más amplia condena al uso de las armas químicas. Hacemos votos para que sea, a través del Derecho Internacional y los instrumentos multilaterales, como se ponga fin al uso de este tipo de armamento de tan crueles consecuencias”.

 

Señaló que en prácticamente todo el continente hay gobiernos democráticos que respetan los derechos humanos y permiten la libre expresión por medio de elecciones libres y transparentes, y con observación y estándares internacionales, por lo que dijo, preocupa la grave situación en Venezuela, que motivó la no participación de dicho país en el evento.

Al participar en el Foro Empresarial que se produjo en el marco de la Cumbre de las Américas, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, afirmó que son los puentes y no las barreas lo que permitirá el progreso de la región en lo político, comercial y social.

 

Trudeau afirmó que los países del continente tienen que trabajar juntos y afrontar así los retos comunes que se viven, pues dijo, la división no ayudará en las soluciones.

 

«Esta idea de construir puentes es un idea importante porque esa es la forma como logramos el progreso (…)  tenemos que evitar levantar barreras de comercio, integrar cadenas de suministro e invertir unos en otros, las Américas están limitadas por la geografía, pero los lazos que nos unen son mucho mayores», sostuvo el líder canadiense.

 

Reiteró que todas las naciones deberían tratarse como amigos, como socios, pues está comprobado que el éxito es mejor cuando se comparte, razón por la que dijo, Canadá se abre cada vez más a más países latinoamericanos, y como ejemplo puso la renegociación de que se lleva a cabo del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y los esfuerzos que se siguen para reafirmar la cooperación con la Alianza del Pacífico.

 

Con información de Reforma / Foto: Archivo APO